La mujer en la Segunda República Española

abril 13, 2021

El autor recopila en este artículo todos los derechos y libertades que la II República otorgó a las mujeres y que fueron cercenados durante la dictadura franquista.

2021041303262760161

María Telo

Teresa Galeote, Nueva Tribuna, 13 de abril de 2021

¡República, República siempre! Me parece la forma de gobierno
más conforme con la evolución natural de los pueblos”

Clara Campoamor

Antecedentes

El corto reinando de Amadeo de Saboya (1871/73), y la posterior dimisión del rey italiano desembocó en la proclamación de la Primera República, (1873-74). Con solo 11 meses de recorrido, no logró asentarse en una España desgarrada por guerras dinásticas.

El golpe de estado del general Martínez Campos, en Sagunto, puso fin a la Primera República y restauró la monarquía, en 1875. El reinado de Alfonso XIII de Borbón prosiguió de forma convulsa hasta la llegada de la Segunda República, no sin antes caminar por la dictadura del General, Miguel Primo de Rivera (1923), con el beneplácito del rey.  Dicha dictadura otorgó a la Iglesia Católica, la gestión de educación, hospitales, asilos, cárceles, cementerios y demás asuntos sociales.

Precursoras republicanas feministas y laicistas:

Los cambios se preparan y las mujeres bien lo sabían, ya que habían sufrido la represión con mayor escarnio que los hombres. Teresa Claramut, Ángeles López de Ayala, Amalia Domingo Soler, formaron la Sociedad Autónoma de Mujeres, en 1892, Carmen de Burgos, Belén de Sárraga, entre otras, prosiguieron la tarea de sus antecesoras. A finales del siglo XIX y comienzos del XX, denunciaron la opresión que para las mujeres suponía la práctica religiosa. Fueron capaces de crear un discurso propio republicano y laico en un momento en que el acceso de las mujeres a la educación era muy difícil. Estas mujeres se enfrentaron con valentía al poder político y religioso.

Lee el resto de esta entrada »

Moras como Dios manda

abril 10, 2021

Hay una reislamización en la cuestión de los derechos de las mujeres que está contando con el beneplácito, entre otros, de académicos, feministas relativistas y ciertos sectores de la izquierda

W4DO6GP3EJBAPBD5SHGD4DDINQ

Original de Cinta Arribas

NAJAT EL HACHMI, El País, 10 de abril de 2021

¿Acaso no soy yo una mujer? Llevo días con la conocida frase de la abolicionista Sojourner Truth cruzándome el pensamiento de forma reiterada. ¿Somos mujeres las mujeres que hemos nacido en familias musulmanas? ¿Somos seres humanos? ¿Podemos aspirar a la igualdad como cualquier otra mujer? ¿Es posible para nosotras una libertad plena, sin más condicionantes que los establecidos por ley para el conjunto de ciudadanos?

Estas preguntas pueden parecer absurdas, pero no lo son a la luz de algunos fenómenos sorprendentes que estamos viendo en los últimos tiempos. Poco me habría podido imaginar hace un cuarto de siglo, cuando descubrí la rabia feroz de Nawal El Saadawi, que a día de hoy me encontraría con voces supuestamente expertas, en medios, academia y administraciones varias, defendiendo la misoginia de la que nos ha costado tanto escapar. O que la promoción de nuestro machismo contaría con el silencio cómplice de algunas feministas muy beligerantes contra las injerencias de la Iglesia, pero sospechosamente calladas ante los embates del islamismo. Aquí es donde cabe repetirse la pregunta: ¿acaso no somos nosotras mujeres?

Hay hombres, españoles de nacimiento, alguno sin confesión religiosa conocida, otros conversos voluntarios al islam, que se dedican a pregonar las virtudes igualitarias de las doctrinas difundidas por Mahoma. En lo que es un sorprendente triple salto de mansplaining se permiten el lujo de: 1) contarnos lo que es ser mujer musulmana y en qué consiste el machismo que sufrimos; 2) explicarnos muy pacientemente cómo tenemos que ser feministas, y 3) describirnos, para que lo entendamos, el racismo que sufrimos. Es una lástima que Rebecca Solnit no haya tenido el gusto de encontrarse con estos hombres que nos cuentan cosas. Es de agradecer su muestra de tanta paciencia y generosidad para instruir a estas pobres e ignorantes moritas.

Lee el resto de esta entrada »

Respuesta al Arzobispo de Oviedo de una feminista

marzo 18, 2021
jesus_sanz_montes_arzobispo_de_toledo

Jesús Sanz Montes, arzobispo de Ovciedo /Fuente imagen

Maria José Capellín, El Comercio, 18 de marzo de 2021

Don Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo ha publicado el pasado domingo un artículo, «Hombre y mujer los creó» en que, como es habitual en él, condena al feminismo. Pero lo hace, también como de costumbre, malinterpretándolo, yo diría que deliberadamente, para poder rechazarlo pues no creo que un hombre de sus conocimientos y cargo pueda desconocer de esa manera una de las grandes corrientes del pensamiento de nuestro tiempo.

Reconoce que «durante demasiados siglos se ha impuesto una visión del mundo desde la óptica masculina. Esta concepción monocolor y excluyente, de índole «machista» ha sido pobre y empobrecedora e injusta». Según él la visión feminista cometería el error contrario.

Empecemos aclarando que durante milenios se ha desarrollado un sistema de relaciones de opresión basadas en el sexo que somete y discrimina a las mujeres y desarrolla un conjunto de roles, expectativas y conductas culturalmente determinadas: lo femenino y lo masculino, para que cada uno de los sexos adquiera un comportamiento que contribuya a mantener el sistema y en el que la mujer lleva siempre las de perder. A eso se le llama patriarcado, un sistema que va cambiando pero que tiene una gran resistencia. No es lo mismo el patriarcado en Arabia Saudí que en Asturias, en el siglo XVIII que hoy, como no es lo mismo el cristianismo de las Cruzadas que el del Papa Francisco.

Nos referimos con el «machismo» a aquellas conductas despreciativas o vejatorias hacia las mujeres. Así todos vivimos en un sistema patriarcal pero no todas las personas son machistas.

La cita que hace de Guitton «la mujer posee la llave de nuestros abismos, es capaz de perderlo todo o de salvarlo todo» nos lleva a la inmediata asociación de ese par, tan querido al pensamiento conservador, de Eva que induce al pecado frente a María que lo redime.

Lee el resto de esta entrada »

Los propagandistas y el arzobispo de Oviedo, entre los ‘negacionistas católicos’ del 8-M

marzo 8, 2021

Los nuevos publicistas de los propagandistas repiten campaña polémica, tras la de la calavera sobre la eutanasia o “el bulo” de que Dios no existe en Navidad, al más puro estilo Yunque

Jesús Bastante, Religión Digital,
Danilo Albin, Público
8 de marzo de 2021

“Servicial, Esposa, Madre, Reina: la mujer más importante de nuestra vida, la Virgen María“. En pleno Día Internacional de la Mujer, la Asociación Católica de Propagandistas ha lanzado una nueva campaña en las redes, y en las marquesinas de media España, en las que quiere reivindicar el papel tradicional que la doctrina católica ha dado a la mujer, con el ejemplo de la Madre de Dios.

Con el hastag #lamejormujer, los propagandistas continúan así la dinámica iniciada con la campaña en contra de la ley de la eutanasia, con la que llenaron de calaveras el centro de Madrid (incluyendo una inmensa lona junto al Bernabéu). O, en Navidad, cuando colocaban carteles diciendo: “¿Sabes cuál es el bulo más repetido en los últimos 2.000 años? Dios no existe. Feliz Navidad”.

Ahora, con una cuando menos curiosa iniciativa, contratando marquesinas en una veintena de ciudades con la oración del Ave María en morado, y las palabras ‘Mujeres’ y ‘Madre’ marcadas en blanco.

“Lenguaje de confrontación”

¿Por qué esta utilización de la Virgen para el 8-m? Ellos mismos lo explican, en una nota de prensa. “Durante los próximos días se van a producir diversas manifestaciones, muchas de ellas promovidas desde los poderes públicos, en las que se va a mostrar una reivindicación por la igualdad de la mujer mediante un lenguaje de confrontación”. Lee el resto de esta entrada »


Feminismo y laicismo, derechos humanos

marzo 3, 2021

Una de las necesidades del feminismo es conseguir que la sociedad avance hacia la laicidad, ya que las religiones, como pensamiento alejado de la razón y la ciencia sigue afectando a las mujeres convirtiendo su rol de género, en virtud moral

Nélida Otín, vicepresidenta de MHUEL

Nélida Otín Zamora, AraInfo, 3 de marzo de 2021

A lo largo de los dos últimos siglos de nuestra historia reciente hemos observado como los Derechos Humanos han ido ampliando su abanico de objetivos, obviamente porque no es la misma situación política y social en el siglo XIX que en el siglo XXI.

Algunas personas creen que los Derechos Humanos tienen un tope o techo, pero sabemos que son ampliables y se adaptan a las circunstancias y necesidades de cada momento histórico.

Como ejemplo traigo a la reflexión el feminismo y el laicismo como impulsores de una mejor y más libre sociedad igualitaria. Ambos necesarios y complementarios dado que el androcentrismo de la mayoría de las políticas y la misoginia de la teología de cualquier religión, son la crítica feminista. Las mujeres rara vez aparecen en la teología patriarcal como representantes de la humanidad. Significa que los hombres tanto en la política como en las religiones defienden el derecho masculino a definir y controlar la presencia femenina, lo que hacemos las feministas es poner en tela de juicio la autoridad de esta teología y de sus políticas.

Comprobado está, que las religiones son manifestaciones de poder, se nutren de las interpretaciones que les favorecen y asientan con ellas su legitimidad y control social, especialmente subyugan a las mujeres.

Una de las necesidades del feminismo es conseguir que la sociedad avance hacia la laicidad, ya que las religiones, como pensamiento alejado de la razón y la ciencia sigue afectando a las mujeres convirtiendo su rol de género, en virtud moral. Los hombres desde su posición de poder, deben dejar a un lado los mitos y la irracionalidad misógina, y hacer autocrítica respecto a sus privilegios, que tienen solo por nacer varones y que los sitúan cómo categoría superior a las mujeres. Lee el resto de esta entrada »


Las alianzas entre los neocón, la iglesia y Vox para agitar los consensos que consiguió el feminismo

noviembre 25, 2020

Un informe de la Fundación Rosa Luxemburgo analiza las relaciones entre los grupos ultraderechistas que forman el movimiento antifeminista en España y los discursos que utilizan

Una pancarta, durante la manifestación del 8M en Plaza de España, Madrid.- JAIRO VARGAS

Una pancarta, durante la manifestación del 8M en Plaza de España, Madrid.- JAIRO VARGAS

Beatriz Asuar Gallego, Público, 25 de noviembre de 2020

El feminismo se alzó como un dique de contención ante el avance de la extrema derecha en España. Se apeló a esto porque tiene un potencial transformador no sólo para las condiciones de vida de las mujeres, sino sobre toda sociedad. Las últimas manifestaciones del 8-M y del 25-N llenaron las calles de ciudades de todo el país de mujeres y hombres contra las desigualdades y la violencia de género. Luchando contra el patriarcado, pero también defendiendo consensos y reclamando más avances y derechos. Pero este impulso generó una reacción que se ha ido haciendo más fuerte gracias a alianzas de los grupos más conservadores y neoliberales.

Las guerras de género: la extrema derecha contra el feminismo es un capítulo del informe elaborado por la Fundación Rosa Luxemburgo sobre la extrema derecha en España que aborda estas alianzas y la estrategia de la ultraderecha. El informe se publicará a principios de 2021 y lo ha coordinado el periodista Miquel Ramos. La periodista y doctora en Antropología Nuria Alabao ha sido la encargada de la parte de la que trata este artículo. “A veces el género se trata como si fuera algo accesorio a la ideología o se dice que se utiliza como cortina de humo para ocultar cuestiones más importantes como las materiales o económicas, pero no es así. Las cuestiones de género son profundamente materiales, tienen consecuencias directas en la vida de las personas y son centrales para la ultraderecha“, comenta la autora a Público sobre el trabajo realizado.

En el último período electoral en España, desde las elecciones andaluzas hasta las pasadas generales, Vox estuvo en el foco mediático. En diciembre de 2018 el partido de extrema derecha entraba por primera vez en un parlamento y, con ello, todo el movimiento reaccionario comenzaba a ganar terreno. La victoria de Vox no fue de Santiago Abascal. Había lazos tejidos desde hace muchos años que favorecieron un marco en el que destacó especialmente la guerra al feminismo. El gran logro fue que consiguieron ponerse en primera línea, alineándose con las extremas derechas más reaccionarias del planeta y con fundamentalismos religiosos, agitando consensos y lanzando propuestas que suponen un retroceso respecto a los derechos de las mujeres y personas LGTBI. Lee el resto de esta entrada »


“Los hombres que no amaban a las mujeres”, un ensayo de Teresa Galeote

octubre 9, 2020

Teresa Galeote, 53 Feria del Libro de Valladolid, 2020

9 de octubre de 2020

Con el accesit al VI Premio Internacional Rara Avis de Ensayo obtenido por  “Los hombres que no amaban a las mujeres”, Teresa Galeote añade un nuevo reconocimiento a los varios recibidos a lo largo de su carrera: ganadora del II Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica con Más allá de las ruinas, finalista del VII Premio de novela Ciudad Ducal de Loeches con El eco de las palabras, o el Premio Carta Puebla por Los días largos. Algunas de sus obras Daños colaterales, Hasta que la muerte nos separe,  Las orillas del tiempo, la obra teatral El vuelo de Osiris, el libro de relatos Los sueños…

Teresa Galeote, escritora y ensayista, “Los hombres que no amaban a las mujeres” está publicado por Ediciones Irreverentes.

En la introducción nos adelanta su autora objetivo y línea del ensayo:

Este ensayo pretende mostrar la importancia que el pensamiento que algunos hombres, muy considerados para la historia de humanidad, tenían sobre las mujeres. El menosprecio que sintieron hacia nosotras ha sido el soporte básico para entender la persistencia de la cultura patriarcal hasta nuestros días. Los hombres aquí mencionados marcaron profundamente los usos y costumbres de la sociedad; hombres que tuvieron gran influencia en la historia, contribuyendo con ello a su trasmisión a través del tiempo. El pensamiento patriarcal sigue siendo el soporte en el que se asienta la desigualdad, la marginación y cosificación de la mujer, cuando no la violencia hasta su máximo grado como son los asesinatos. Y es esa cultura de menosprecio, en maridaje con el brutal neoliberalismo que padecemos, la que promueve la explotación del cuerpo de la mujer en la industria globalizada de la prostitución, vientres de alquiler, pornografía, además de las desiguales en las relaciones laborales. (…)

Lee el resto de esta entrada »


Trabas a la Apostasía Feminista

marzo 7, 2020

¿Cómo es posible que una organización no esté obligada a tramitar algo tan sencillo como una solicitud de baja? Las paradojas de nuestro supuesto Estado laico sin, sin lugar a dudas, inescrutables…

Asturias

Lo que somos, 7 de marzo de 2020

Este viernes 6 de marzo —el laborable más cercano al 8M—, varios grupos de mujeres feministas intentaron presentar su solicitud de apostasía en distintas diócesis: Madrid, Getafe, Oviedo, Jerez de la Frontera. También se presentaron solicitudes el 25 de noviembre pasado, día de la erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas, en las diócesis de Alcalá de Henares y Madrid.

En cada lugar, las artimañas de la Iglesia para demorar algo que no debería ser más que un mero trámite fueron diferentes.

Las diócesis de Madrid y Getafe recibieron ayer la extensa documentación que solicitan y acusaron recibo sellando los papeles. Pero eso tampoco quiere decir nada, teniendo en cuenta que parte de las mujeres ya habían presentado la documentación el 25 de noviembre, y recibieron un mes más tarde una carta del arzobispado con un formulario más a presentar, cosa que hicieron ayer. Veremos si esta vez la tramitan.

La diócesis de Jerez de la Frontera se negó a recibir la documentación que aportaban las feministas, que se habían desplazado hasta allí desde San Lúcar de Barrameda. Como excusa, el notario eclesiástico estaba “indispuesto”, sin embargo la persona que las atendió les indicó que tramitaría documentación para bodas, bautizos y demás, pero que no podía coger ninguna documentación para apostatar. Curiosa indisposición selectiva.

La diócesis de Oviedo decidió optar por una estrategia más drástica: conocedores de la convocatoria, pues era pública y abierta a quienes quisieran sumarse, decidieron cerrar sus puertas a cal y canto, pese a ser laborable y horario habitual de atención, de modo que las solicitantes se quedaron en la calle. Pero volverán. Lee el resto de esta entrada »


Laicismo y Feminismo

marzo 3, 2020

Ponencia presentada por Teresa Galeote en el III Congreso del Partido Feminista de España

Apertura del III Congreso del Partido Feminista de España (en la mesa, en el centro de la imagen,, Teresa Galeote)

Fuente Laicismo.org, 3 de marzo de 2020

La cultura patriarcal está implantada y asumida desde milenios y en todos los ámbitos geográficos, con alguna excepción en territorios muy reducidos. Dicha cultura se ha reproducido a través del tiempo, de forma consciente por las instituciones gubernativas y eclesiásticas y de forma inconsciente, en la mayoría de los casos, por las sociedades. Al asumir y reproducir los mismos esquemas de conducta, la sociedad es víctima y victimario al mismo tiempo. Las religiones monoteístas son los principales soportes de la cultura patriarcal y es por ello que la igualdad en derechos y libertades no puede dejarse en manos del poder religioso. El Laicismo y el Feminismo deben ir de la mano para conseguir los derechos que han sido y siguen siendo negados a las mujeres.

Precursoras feministas republicanas y laicistas, como Teresa Claramut, Ángeles Lopez de Ayala o Belén Sárraga, nos abrieron el camino para seguir luchando por la igualdad y la justicia social. Teresa Claramunt, (Sabadell/1862 Barcelona/1931), proclamaba la emancipación de las mujeres a través de la reflexión, desdeñando el dogma que la religión imponía. “En el orden moral, la fuerza se mide por el desarrollo intelectual, no por la fuerza de los puños. (…) En el taller se nos explota más que al hombre, en el hogar doméstico hemos de vivir sometidas a capricho del marido, el cual, por el solo hecho de pertenecer al sexo fuerte, se cree con derecho de convertirse en reyezuelo de la familia (…) Partidos, lo más avanzado en política, no faltan; pero ni los hombres por sí, ni los partidos políticos avanzados se preocupan lo más mínimo por la dignidad de la mujer”.

Ángeles Lopez de Ayala (Sevilla, 21 de septiembre de 1858-Barcelona, 29 de enero de 1926), en 1910, organizó una multitudinaria manifestación de mujeres, en Barcelona, para reclamar la Escuela Laica. Frente a 20.000 manifestantes proclamará: “¡Adelante mujeres!» ¡A sustituir el fanatismo por la Razón!

Belén Sárraga, gran luchadora feminista, (Valladolid, 1872/ Méjico, 1950) afirmaba que “Feminismo y Laicismo debían confluir porque las religiones habían convertido a las mujeres en seres dependientes y si derechos”. Estaba considerada como obrera del laicismo, del feminismo y del panamericanismo en el mundo ibérico. La líder republicana pronunció en 1899 un discurso multitudinario, en Mieres, en el que arremetió sin piedad contra los privilegios de la Iglesia Católica. Lee el resto de esta entrada »


Homenaje en Gijón a Rosario Fernández Hevia

diciembre 1, 2019

Miércoles 4 de diciembre, Salón de Actos de la Antigua Escuela de Comercio

1 de diciembre de 2019

Diversas entidades, entre ellas Asturias Laica, organizan un acto de homenaje a la magistrada asturiana Charo Hevia fallecida recientemente.

Rosario Fernández Hevia había nacido en Mieres -1959-. Delegada de Jueces para la Democracia, durante 23 años ejerció en el Juzgado de lo Penal en Gijón y en 2015 entró a formar parte de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia, ciudad en la que fallecería el 23 de mayo de este año.

Fue Comadre de Oro en el año 2001, siendo entonces Decana de los Jueces de Gijón.

Se definía a sí misma como mujer feminista, progresista y republicana, y era una voz crítica en el seno de la Judicatura y un baluarte en la lucha contra las violencias machistas.

“Me siento orgullosa de haber sido un vehículo para la lucha contra la violencia de género” diría en una entrevista concedida a La Nueva España  a C. Alonso antes de su marcha a Valencia. “Nunca he sido una militante de primera fila, pero al estar en la función pública sorprendió que me declarase feminista. Y es que el Derecho no es nada feminista, la ley la dicta el poder, y éste nunca ha estado del lado de las mujeres. Yo creo que mi postura emana de mis primeras experiencias; cosas que se me negaban por ser mujer y méritos que no se me reconocían por ser mujer. Es un sentimiento.

Lee el resto de esta entrada »