Carta abierta al (nuevo) Gobierno y al poder legislativo

junio 26, 2019

Esta reflexión, a modo de carta abierta, va dirigida al (nuevo) Gobierno, cuando se configure, a los partidos y coaliciones que están negociando para la investidura de la presidencia, al poder legislativo, emanado de las elecciones del mes de abril y a las gobernanzas municipales y autonómicas.

Francisco Delgado, Nueva Tribuna, 26 de junio de 2019

En las campañas electorales de 2019 apenas se ha hablado o debatido sobre “laicidad de las instituciones y de sus representantes”. Ello preocupa a una gran parte de la sociedad. También en los programas y documentos electorales apenas aparece la cuestión de los Derechos Humanos en lo que afecta a la libertad de conciencia o la obligada laicidad de las instituciones públicas y de los poderes del Estado, como principio constitucional.

Existe una enorme deuda con la historia y con una gran parte de la ciudadanía de los diversos pueblos que constituyen el Estado español. Durante décadas y siglos, salvo en muy cortos espacios de tiempo, el catolicismo, como religión de Estado, ha sido impuesto, incluso -durante siglos- se prohibía cualquier otra religión o convicción no religiosa, pagando con hasta la muerte quienes no se declaraban católicos. No debemos olvidar que la última incruenta dictadura fue nacional católica y fascista. Muriendo decenas de miles de personas por defender la democracia y, junto a ello, principios republicanos y el derecho a la libertad de conciencia.

La Constitución vigente proclama, con más o menos claridad, la laicidad del Estado. No hay lugar a dudas: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias”. Es cierto que no se proclama estrictamente el Estado laico y que se contempla que los poderes públicos mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones. Esa posiblemente fue la coartada para la firma del Concordato y otros Acuerdos. Pero ello, en ningún caso, debería de significar una tutela católica de las instituciones del Estado.

La realidad ha sido muy otra: Los diferentes gobiernos y los poderes legislativo y judicial se han ido “echando en brazos de los obispos” en multitud de temas y ocasiones: educación, servicios sociales, fiscalidad, patrimonio, folclore religioso y han ido retrasando ciertos derechos civiles.

Mantener relaciones de cooperación con cualquier entidad privada, sea religiosa, empresarial, sindical, fundación, etc., no significa que esa cooperación tenga que romper el principio constitucional de laicidad o el principio del artículo 14, de que todos y todas somos iguales ante la ley o el artículo 10 en cuanto al cumplimiento de la DUDH o el 27, al pleno desarrollo de la personalidad humana. Como así está siendo. Lee el resto de esta entrada »


Moderados y progresistas en la España del Siglo XXI

junio 19, 2019

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Antonio Gómez Movellán, Público, 19 de junio de 2019

En toda España, en menos de cinco años, se han instalado miles de oficinas de juego donde jóvenes realizan apuestas deportivas esperando ganar dinero fácil; tras este negocio de apuestas deportivas se encuentran empresas como CODERE, convirtiendo las esquinas más transitadas de los barrios pobres en timbas; algunos sociólogos han comparado este negocio con el tráfico de heroína de los años ochenta.

Hemos sabido, en este mes, que una red de futbolistas, entrenadores y directivos del futbol habían organizado un entramado para amañar los partidos y beneficiarse de las apuestas deportivas. Todavía no se sabe la profundidad de esta red, pero, al parecer, también servía para blanquear dinero procedente del narcotráfico.  Lo que no cabe duda es que este entramado de estafadores   han traicionado las ilusiones de los jóvenes que apuestan ya que el negocio, además de sucio, está claramente amañado.

Algo parecido ha ocurrido en el negocio y mercado de la política en España; con el 15-M se abrieron grandes esperanzas de reformas del sistema político, exigiéndose una democracia real y unos cambios sociales que frenaran los recortes en los servicios universales y se tomaran medidas para frenar el desempleo. Son muchas las cosas que bullían en ese tiempo y para responder a estas aspiraciones se formaron nuevos partidos políticos que han tenido la confianza de los ciudadanos y particularmente Podemos, pero también Ciudadanos.

Podemos se constituyó como un tribuno popular donde una nueva generación enarbolaba ilusiones de valores republicanos y Ciudadanos, en cambio, conectaba con jóvenes de clase media más interesados en emprender cambios pragmáticos de reforma del sistema político aderezados en un liberalismo económico, matizado por lo social; pero ambos tenían en común la crítica al sistema bipartidista que presentaban como un sistema anquilosado y corrupto. Lee el resto de esta entrada »


El hecho religioso a debate en Madrid. Elecciones municipales 2019 / Vídeo

mayo 21, 2019

La sede del semanario del Arzobispado de Madrid, Alfa y Omega, se convirtió ayer tarde en el escenario de un debate, calificado de “guante blanco” por Jesús Bustamante en Religión Digital, sobre la presencia del hecho religioso en la vida pública. Organizado en colaboración con el Foro Tender Puentes y moderado por el periodista Fran Otero, participaron en orden alfabético, con Ignacio Benito (PSOE), Borja Carabante (PP), Mayson Douas Maadi (Más Madrid), Marta González Isidoro (Vox), Belén del Pozo (Ciudadanos) y Carlos Sánchez Mato (IU – Madrid en pie).

Jesús Bustamante, Religión Digital, 21 de mayo de 2019

Un debate de guante blanco, de esos que ya no se dan. Tanto, que hasta resultó aburrido… como la normalidad democrática, que gracias al impulso de AlfayOmega y el Foro Tender Puentes pudo verse anoche en el salón de Actos del Arzobispado de Madrid. Una normalidad que a veces echamos de menos.

Y es que en el debate que anoche congregó a representantes de los seis principales partidos que concurren a la alcaldía de la capital de España -Ignacio Benito (PSOE), Borja Carabante (PP), Mayson Douas Maadi (Más Madrid), Marta González Isidoro (Vox), Belén del Pozo (Ciudadanos) y Carlos Sánchez Mato (IU -Madrid en pie)-, moderados por Fran Otero, dejó una imagen de políticos muy alejada a la habitual: sin interrumpirse (fueron más vehementes las intervenciones del público que las de los candidatos), planteando acuerdos, reivindicando los valores religiosos… Por un momento, parecía que Sánchez Mato o la candidata de Vox podrían hasta llegar a pactar.

El formato tampoco invitaba al debate intenso, algo que se agradece en una situación política de exceso de impactos y ausencia de propuestas: seis candidatos para tres preguntas (sumando a las del público), y apenas hora y media. Sánchez Mato tuvo que marcharse a los 45 minutos, y González Isidoro llegó tarde por el tráfico. Lee el resto de esta entrada »


Análisis de la inconstitucionalidad y nulidad de pleno derecho de los acuerdos con el Estado del Vaticano

mayo 19, 2019

Alfonso José Vicente Vázquez Vaamonde, Laicismo.org, 19 de mayo de 2019

Preámbulo

40 años después del fin de la dictadura militar, más del tiempo que duró, no sólo rigen los acuerdos con el Estado de la Ciudad del Vaticano (ECV) firmados por D. Marcelino Oreja, último Ministro de Asuntos Exteriores preconstitucional, que entró en vigor el 04.12.1979, incumple la CE78 y no respeta el ordenamiento jurídico al interpretarse sin tenerlo en cuenta.

Es inconstitucional porque no cumple el art. 95.1 CE78; “La celebración de un tratado internacional que contenga estipulaciones contrarias a la Constitución exigirá la previa revisión constitucional”, porque estableciendo diversas “estipulaciones contrarias a la Constitución” nunca hubo esa previa revisión imprescindible para acabar con los errores materiales. Se trata de estipulaciones contrarias a la Constitución que incumplen los principios que consagra el art. 9.3 CE78: La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

El principio de legalidad exige que los derechos estén reconocidos en algún instrumento legal válidamente promulgado. Éste, como luego veremos no lo es pues no se cumple el art. 95.1 CE78 arriba citado. Se trata de un error material que tiene la ventaja de que se puede corregir porque no incurre en prescripción tal y como precisa el art. 109.2 de la ley 39/2015. Hasta tanto se corrija la CE78, o en su caso el acuerdo con el ECV, lo que en éste se establece es nulo de pleno derecho.

El principio de legalidad exige interpretar el Acuerdo con el ECV conforme el art. 3.1 CC:  Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas“. Lee el resto de esta entrada »


¿Estado aconfesional? Política y religión se mezclan en la campaña de Semana Santa

abril 18, 2019

Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo

13/04/2019.- El presidente del PP, Pablo Casado, y el tesorero del partido, Sebastián González, participan en la procesión de la Hermandad Universitaria de los Estudiantes, de Ávila. EFE/Raúl Sanchidrán

María F. Sánchez, Cuarto Poder, 18 de abril de 2019

España es un Estado aconfesional, reza nuestra Constitución. Ninguna confesión tiene “carácter estatal”. Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo, la religión oficial durante los años de la dictadura. Este año se da además la particularidad de que la campaña electoral para el 28 de abril coincide con esta festividad y algunos dirigentes políticos buscan el protagonismo en los actos religiosos o las procesiones.

Por ello Europa Laica, una organización que defiende la separación entre religiones y Estado, presentó a principios de abril una petición de “consulta-resolución” ante la Junta Electoral Central (JEC) declarando que los cargos institucionales no deberían participar en eventos religiosos de acuerdo a la Constitución. Todavía no han obtenido respuesta. “La ley electoral dice que los alcaldes no pueden hacer actos electorales en aquellos eventos que han sido subvencionadas por el Ayuntamiento, y muchas procesiones son subvencionadas”, pone como ejemplo Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica.

Las formaciones de derechas exaltan las tradiciones católicas, pero ningún partido político parece haber querido denunciar abiertamente, en esta Semana Santa de campaña, la estrecha relación entre el poder público y la religión católica que excede a lo contemplado en la Carta Magna. Según indica a Cuartopoder.es el presidente de Europa Laica, la organización propuso a varios partidos con principios laicistas que ellos mismos interpusieran una petición ante la Junta Electoral, pero no obtuvieron respuesta. Debido a que se agotaba el plazo, acabaron ellos mismos formulando la consulta, asegura Gómez Movellán a este medio. Lee el resto de esta entrada »


Elecciones y laicismo: ¿rebajas o grandes oportunidades? por Antonio Gómez Movellán

marzo 20, 2019

Antonio Gómez Movellán, Público, 20 de marzo de 2019

El anuncio de la convocatoria electoral ha provocado incertidumbres ya que, según sea el resultado de las mismas, se podrá abrir una periodo de reformas políticas o bien un periodo de involución. Para muchos se requeriría, en nuestro país, un profundo cambio del sistema político; un cambio de vocación y aspiración republicana.

En unos pocos años hemos pasado, con el trasfondo de una crisis económica y social muy dura, de un deterioro de la credibilidad de sistema político español, que se podía resumir en el lema del 15-M “no nos representan”, a una aparente restitución de la misma que, aunque no se haya  reformado ni una coma ni de la Constitución ni de la ley electoral , si se han incorporado nuevos partidos al sistema que han canalizado el desasosiego político y social y  han incorporado una nueva generación a la política institucional.

En este contexto, cabe destacar también la crisis de legitimidad del sistema en Cataluña y todos los problemas en que ha derivado y que puede conducir a una tentación neo autoritaria muy peligrosa, como se pudo ver en la intervención del Rey durante la crisis o en el surgimiento de la ultraderecha. Aunque también podría significar un impulso de reformas del sistema político de gran calado.

Una mayoría parlamentaria y un gobierno que no emprenda reformas de largo aliento significarían una gran frustración. Entre esas reformas está el laicismo como un principio indisociable de la democracia, de igual forma que lo es la separación de poderes, la elección de representantes públicos por elección popular, el sufragio universal, el valor de la deliberación y control entre los poderes del Estado, entre otros. Lee el resto de esta entrada »


El Gobierno topa con la Iglesia

marzo 10, 2019

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, junto al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, en su reunión de octubre /EFE

Ángel Munárriz, Infolibre, 10 de marzo e 2019

El Ejecutivo, tras centrar su pulso con la jerarquía en la exhumación de Franco, deja sin culminar sus objetivos sobre inmatriculaciones, fiscalidad, educación y eutanasia / Sánchez, que tomó posesión con un gesto laicista, aparca los compromisos más ambiciosos del programa del PSOE, como derogar los acuerdos con la Santa Sede

El listón lo puso alto el propio Pedro Sánchez. Pero su Gobierno no lo ha superado. No sólo ha ocurrido con la exhumación de los restos de Franco, que el Ejecutivo aún pretende culminar antes de las elecciones del 28 de abril. Son numerosos los propósitos incumplidos hasta la fecha en políticas que afectan a la Iglesia católica. El Ejecutivo, nacido con un ceremonial laico, ha topado con la Iglesia a la hora de los hechos. Las tareas pendientes incluyen inmatriculaciones, prevención y castigo de abusos sexuales, educación y fiscalidad, entre otras.

Sánchez, que antes de ser presidente se manifestó reiteradamente a favor de las políticas laicistas, incluyó en el programa electoral del PSOE de 2016 la “supresión de la referencia a la Iglesia” en la Constitución, que debía incluir el “principio de laicidad”. El programa también recogía la “denuncia de los acuerdos con la Santa Sede de 1976 y 1979” –que abarcan aspectos jurídicos, educativos, de asistencia religiosa en el Ejército y económicos–, el “establecimiento de la fiscalidad general para aquellos bienes de las confesiones religiosas que no estén afectos a uso de culto o social”, el avance hacia la “autofinanciación de las confesiones religiosas”, la “reclamación de la titularidad” de los bienes inmatriculados sin título, y la “transformación de los lugares de culto en los centros públicos en lugares de oración multiconfesionales”…

Las expectativas cuando Sánchez se instaló en La Moncloa eran altas cuando. El 2 de agosto, tras una fulgurante moción de censura, Sánchez tomó posesión sin símbolos religiosos en la ceremonia, gesto imitado por el resto de su “Consejo de Ministros y Ministras”. Sus compromisos no sólo estaban expresados en el programa. El documento de su candidatura en las primarias de 2017 sostenía que España debía”consolidar su condición de Estado laico”, para lo que “tendrá que ser denunciado y derogado” el conjunto de acuerdos de 1976-1979. “Ninguna religión confesional deberá formar parte del currículo y del horario escolar”, señalaba este documento, que insistía en la “autofinanciación de la Iglesia, la secularización de las ceremonias y signos y la neutralidad de todas las instituciones”, para lo que se promovería una Ley de Conciencia y Libertad Religiosa.

Lee el resto de esta entrada »