A Dios rogando…

octubre 20, 2020

Por si no tuviésemos suficiente con las propuestas y acciones de nuestros fundamentalistas autóctonos, con el final del mes de octubre terminará la campaña, importada desde EE. UU, “40 days for life”

Vientos de Cambio Justo

José Antonio Bosch, Vientos de Cambio Justo, 20 de octubre de 2020

Por si no tuviésemos suficiente con las propuestas y acciones de nuestros fundamentalistas autóctonos, con el final del mes de octubre terminará la campaña, importada desde EE. UU, “40 days for life”, consistente según sus organizadores en rezar durante cuarenta días para poner fin al aborto. Personalmente no tengo inconveniente alguno en que la gente rece a la divinidad que prefiera y que le pida lo que le venga en gana, pero lo que diferencia esta oración de otras es que, en lugar de hacerlo desde el recogimiento y el contacto directo con la divinidad, se colocan en las puertas de las clínicas de interrupción de embarazo para, a la vez que rezan, incordiar, increpar, coaccionar… a las mujeres que allí acuden.

Cuando finalice esta campaña comenzarán a preparar la de los “Santos Inocentes”, y luego la de “Cuaresma” y, entre una y otra, diferentes grupos fundamentalistas de inspiración cristiana se seguirán situando en las puertas de las clínicas, cada uno con su peculiar campaña, ante la desidia de nuestras administraciones y políticos que miran para otro lado. En resumen, durante todo el año, desde hace más de veinte años, muchas mujeres que acuden a las clínicas de aborto, derivadas por el Sistema Público de Salud porque en su cartera de prestaciones sanitarias está incluida la interrupción voluntaria del embarazo, tienen que soportar diferentes numeritos.

Las actuaciones a las que se ven sometidas las mujeres son de todo tipo. Desde la que es abordada en la puerta de la clínica y la invitan a subirse a una ambulancia, hasta la que le regalan unos piececitos de feto o la invitan a que les cuente sus problemas, hasta las acciones más agresivas tales como recibir insultos, impedir que entren en las clínicas o facilitarles información falsa sobre los riesgos sanitarios de su decisión. Lee el resto de esta entrada »


El lobby ultracatólico abre fuego en la “guerra cultural”

octubre 17, 2020

Cientos de organizaciones integristas crecientemente movilizadas se agrupan en plataformas contra el aborto, contra la eutanasia y a favor del pin parental.

El movimiento, permeado por referentes de Vox y ex del PP, se reorganiza durante la pandemia y capta apoyos de la Iglesia y la universidad privada.

Autobús contra el reconocimiento de la transexualidad infantil de Hazte Oír. / E.P.

Ángel Munárriz, InfoLibre, 17 de octubre de 2020

Es un sintagma de uso cada vez más frecuente: “guerra cultural”, “batalla cultural”. Cayetana Álvarez de Toledo, cesada como portavoz parlamentaria del PP, lamentaba en su despedida que no la dejaran librarla. Y Santiago Abascal, presidente de Vox, así como otros dirigentes de su partido, insisten: “guerra cultural” contra el “totalitarismo” de la “dictadura progre”. Pero donde con más desenvoltura se maneja el término no es en los partidos, sino en el variopinto espectro de las organizaciones ultracatólicas, una tupida red de terminales de la derecha integrista que, de hecho, ya han abierto dicha guerra sin esperar a la bendición de los partidos políticos, aunque con abundantes conexiones con Vox. Más de 500 organizaciones antiabortistas, 17 contra el supuesto “adoctrinamiento” de la “ideología de género” en la escuela y 77 en abierto rechazo a la eutanasia actúan coordinadamente durante la pandemia en plataformas temáticas pero interconectadas, como ha podido comprobar infoLibre analizando sus movimientos. El lobby integrista gana vigor como puntal de oposición social al Gobierno.

Así sintetiza uno de los referentes de este movimiento, Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír y de CitizenGo, en qué consiste este empeño por el choque en el terreno cultural: consiste –escribe Arsuaga en las plataformas de difusión de Hazte Oír– en que “se hable sobre temas que antes eran tabú, que el establishment progre consideraba cerrados: la ideología de género, el feminismo supremacista, el lobby Lgtbi, el aborto, el matrimonio homosexual, la eutanasia…”; consiste en “romper el hielo de lo políticamente correcto, del discurso único progre-laicista”; consiste en “denunciar los ataques del lobby Lgtbi y del lobby de género contra la familia natural”; consiste en “defender principios básicos y libertades fundamentales frente al sistema”. No es sólo una batalla anunciada, ni una advertencia en las redes sociales. Ya la están librando cientos de organizaciones del ámbito ultracatólico, agitado por una actividad frenética, cada vez más cohesionado organizativamente, donde se conforman nuevos espacios de integración entre colectivos movidos por empeños ideológicos similares.

Plataforma Sí a la Vida

“Hay que ver la cantidad de cosas que está diciendo usted hoy para generar debate, justo hoy, día en el que es noticia su vicepresi particular por asuntos un tanto preocupantes. Imagino que será casualidad, no sé”, escribía en su cuenta de Twitter Javier Rodríguez, vicepresidente del Foro Español de la Familia , dirigiéndose a Irene Montero, después de que la ministra de Igualdad anunciase la semana pasada una reforma de la ley del aborto para retirar el requisito de consentimiento paterno para las adolescentes de 16 y 17 años. Lee el resto de esta entrada »


La objeción de conciencia coarta el derecho al aborto en Cataluña

agosto 25, 2020

En 2018, 482 mujeres tuvieron que desplazarse de sus comarcas para abortar. Una de las causas es que numerosos hospitales están controlados por la Iglesia. Asociaciones feministas denuncian que la Generalitat debe garantizar que se pueda abortar en todo el territorio.

Hospital San Juan de Dios de Manresa. ACN / Estefanía Escolà

Hospital San Juan de Dios de Manresa. ACN / Estefanía Escolà

Paula Ericcson, Público, 25 de agosto de 2020

Abortar en Cataluña (y en el resto de España) es legal desde 1985. Pero que sea legal no significa que sea fácil. La ley de 2010 establece que, cuando se autoriza el aborto en España, la mujer debe someterse a tres días de reflexión. Las dos modalidades más comunes son el aborto farmacológico -posible hasta las nueve semanas- y el quirúrgico -legal más allá de la semana 22 si un comité clínico confirma que el feto tiene una enfermedad incurable-.

En el territorio catalán, los establecimientos para practicar la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) se dividen básicamente en dos tipos de centros: clínicas privadas acreditadas -la mayoría situadas en Barcelona- y hospitales.

A pesar de ello, la Asociación de Derechos Sexuales y Reproductivos indica que en 2018 al menos 482 mujeres tuvieron que desplazarse para abortar porque en sus comarcas no pueden hacerlo. Según los datos proporcionados por el Departamento de Salud no se notificó ningún IVE en 16 comarcas catalanas (Valle de Aran, Pallars Sobirà, Pallars Jussà, Alta Ribagorça, Solsonès, Segarra, Conca de Barberà, Terra Alta, Montsià, Priorat, Garrigues, Moianès, Pla de l’Estany, Cerdanya, Alt Urgell y Berguedà). “No me creo que las mujeres en el Montsià no aborten”, sospecha la coordinadora de la Asociación de Derechos Sexuales y Reproductivos, Sílvia Aldavert Garcia.

Una de las principales razones de esta cifra es la objeción de conciencia. El artículo 19.2 de la Ley Orgánica 2/2010 establece que puede haber ginecólogos objetores de conciencia -que se nieguen a practicar abortos por creencias religiosas pero los centros médicos deben garantizar que haya algún profesional dispuesto a hacerlo. Esto no ocurre en gran parte del territorio catalán. “El sistema de salud en Cataluña es absolutamente perverso, porque muchos de los hospitales catalanes son concertados con la Iglesia católica, como el Hospital de Sant Pau, el de Manresa o el de la Seo de Urgel. Se definen objetores porque los jefes del hospital son los obispos “, denuncia Aldavert. Lee el resto de esta entrada »


A las puertas de una clínica que practica abortos: “¿Viene usted a matar a su hijo?”

febrero 23, 2020

El 89% de las embarazadas que quieren interrumpir su gestación reciben presiones por grupos antiabortistas, según un informe de ACAI

Antiabortistas frente a la Clínica Dator, a la espera de la llegada de alguna mujer.

Antiabortistas frente a la Clínica Dator, a la espera de la llegada de alguna mujer.

Lucía Franco, El País, 23 de febrero de 2020

A la salida de la parada de metro Tetúan, subiendo por la calle Hermano Gárate, hay una pintada en el suelo: “Aquí matan niños”. Los últimos pasos para entrar en la Clínica Dator, una de las siete que realizan interrupciones voluntarias del embarazo en la Comunidad de Madrid, no son fáciles para las mujeres que acuden al centro. En las paredes cercanas, más mensajes. Y luego, el recibimiento en persona.

Una de las trabajadoras del centro, Sonia Lamas, también portavoz de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI). Expresa su frustración. “Hemos denunciado hace meses el acoso que sufrimos, pero las autoridades ni vienen ni siquiera a limpiar las pintadas”, señala. Lo considera un ataque directo a las mujeres y a su derecho a decidir sobre su embarazo, una facultad que es parte de la cartera de servicios de la sanidad pública. “Las mujeres que acuden aquí lo hacen derivadas de la sanidad pública. La Comunidad de Madrid debería velar por lo que sucede a sus pacientes”, defiende.

Las acciones de acoso no acaban en la calle. Al contrario, estos grupos de presión trabajan sobre diversos planos: jurídico, administrativo y público. En el último informe de ACAI, de 2018, la asociación entrevistó a 300 mujeres que habían experimentado estos mecanismos de presión. Algunos nombres aparecieron de modo recurrente: Hazte Oír, Derecho a Vivir, Más Futuro y Asociación Sifra dedican buena parte de sus recursos y esfuerzos a poner obstáculos a la interrupción voluntaria del embarazo. En el informe, el 89% de mujeres declaró alguna forma de acoso por parte de estos grupos; un 67% de ellas se sintió amenazada durante los procesos médicos. El 100% de las mujeres abordadas mantuvo su decisión e interrumpió su embarazo. Lee el resto de esta entrada »


Manifestación feminista en Gijón el 28 S, Día de Acción Global por el derecho al aborto

septiembre 29, 2019

Asturias Laica participó en la manifestación que, convocada por la Plataforma Feminista d´Asturies, transcurrió por las calles de Gijón el Días de Acción Global por el derecho al aborto

Gijón, 28 de septiembre de 2019

29 de septiembre de 2019

La Campaña 28 de Septiembre: Día por la Despenalización del Aborto es una iniciativa surgida del movimiento de mujeres latinoamericanas y caribeñas, en su lucha por la despenalización del aborto.

La fecha del 28 de septiembre como el día por la despenalización del aborto, se escogió en el marco del V Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe, realizado en San Bernardo, Argentina, en el año de 1990. Esta propuesta fue hecha por la delegación brasileña, para rescatar el 28 de septiembre de 1888, cuando en Brasil se declaró la libertad de vientres, asegurando la libertad a todos los hijos (as) nacidos de mujeres esclavas. (Declaración de San Bernardo)

A partir de este momento, las organizaciones comprometidas con la campaña, organizan y promueven todos los años acciones para sensibilizar a la sociedad e incidir en los gobiernos acerca del grave problema de salud pública, derechos humanos, justicia social y equidad de género que entraña el aborto inseguro e ilegal; de ahí, la necesidad de generar políticas públicas para despenalizarlo.

En España, este año, la campaña mundial por el derecho al aborto libre y seguro de todas las mujeres se centró también en los “40 motivos por el Derecho a Decidir”, contracampaña a las acciones que grupos ultracatólicos («40 Days for life») llevan frente a las clínicas de aborto.

Vídeo RTPA

En Gijón

Lee el resto de esta entrada »


La juez estima la demanda de Abogados Cristianos contra Blanca Cañedo, vocal de la Asociación de Clínicas Autorizadas para la Interrupción de Embarazo, por atentar contra su honor

marzo 21, 2019

La jueza Victoria Guinaldo López, ha estimado, a pesar de la oposición de la Fiscalía, la demanda por intromisión ilegítima en el honor interpuesta por la Asociación de Abogados Cristianos. Blanca Cañedo recurrirá la sentencia. 

BlanCañedo a la salida de los juzgados, Valladolid / Foto, Gaspar Francés

En enero, el juzgado de lo Mercantil de Gijón había absuelto a la Asociación de Clínicas Autorizadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) por el delito de publicidad engañosa del que fue acusada por la misma Asociación Española de Abogados Cristianos. El juicio tuvo lugar en y había sentado en el banquillo de los acusados a Blanca Cañedo-Argüelles, presidenta de ACAI.

Esta asociación ultraconservadora continuó su campaña contra la activista asturiana y volvió a sentarla en el banquillo en Valladolid el pasado 12 de febrero, (donde estuvo arropada por numerosos colectivos, entre ellos Asturias Laica), acusándola de intromisión y atentado al honor. Ahora este juzgado, a pesar de que la Fiscalía reclamara la desestimación de la demanda de Abogados Cristianos contra Blanca Cañedo, la jueza Victoria Guinaldo sí la ha estimado

Último cero, 21 de marzo de 2019

El Juzgado de Primera Instancia 14 de Valladolid, del que es titular Victoria Guinaldo López, ha estimado, a pesar de la oposición de la Fiscalía, la demanda por intromisión ilegítima en el honor interpuesta por la Asociación de Abogados Cristianos contra la vocal de la Asociación de Clínicas Autorizadas para la Interrupción de Embarazo, Blanca Cañedo, por las manifestaciones que ésta realizó en una publicación digital en contra del colectivo cristiano al que acusaba de cobrar subvenciones en detrimento de otras entidades. Lee el resto de esta entrada »


El aborto, el Papa Francisco y el análisis del Intermedio

octubre 12, 2018

“¿Qué le ha pasado si usted era el papa progre? Entendemos que al papa no le guste el aborto, es más, a nadie le gusta, pero es un derecho reconocido en las democracias de todo el mundo”, Wyoming

El Papa Francisco en la audiencia del pasado miércoles nos dejaba la siguiente píldora: el aborto es como “pagar a un sicario para resolver un problema”.

Desde El Intermedio, Wyoming y Sandra Sabatés dan cumplida respuesta, 12 de octubre de 2018

Wyoming  se mostró tajante con las palabras de Francisco (que recoge también en el vídeo) y contesta a sus palabras con la siguiente pregunta: “¿Qué le ha pasado si usted era el papa progre? Entendemos que al papa no le guste el aborto, es más, a nadie le gusta, pero es un derecho reconocido en las democracias de todo el mundo”.

Tampoco dejaron de recordarnos las barbaridades que sobre el tema del aborto han pronunciado obispos españoles, “Los cuatro predicadores del Apocalipsis”: “Matar a un niño indefenso le da a los hombres la licencia de abusar de la mujer” o “Más de 40 millones de seres humanos han sido destruidos legalmente por la medicina, cuando esta está para curar”, por citar algunas.