Las penas de cárcel no frenan el acoso a las mujeres que deciden abortar

mayo 8, 2022

Un grupo ultracatólico se concentró para rezar y gritar “¡viva Cristo Rey!” frente a la clínica Dator sin que la Policía hiciera nada. Los centros de interrupción del embarazo alertan de que el hostigamiento ha aumentado desde que entró en vigor la ley.

Los antiabortistas radicales rezan ante la clínica Dator, este sábado. /XAVIER AMADO

_______________

Carol Álvarez, El Periódico, 8 de mayo de 2022

Unas 80 personas se postraron de rodillas este sábado ante la clínica Dator, en Madrid, especializada en interrupción voluntaria del embarazo. Con la ayuda de una gran cruz de madera, un megáfono y varias pancartas en contra del aborto, los congregados leyeron durante casi una hora versículos bíblicos sobre las “llamas del infierno” y el “sagrado fruto de tu vientre”, rezaron el Avemaría y gritaron “¡viva Cristo Rey!”. 

Varios policías vigilaban lo que allí ocurría, pero ninguno de ellos tomó los datos de los asistentes, a pesar de que este tipo de actos pueden ser constitutivos de un nuevo delito perseguible de oficio, sin necesidad de denuncia previa. En vigor desde mediados del mes pasado, la ley castiga con prisión de tres meses a un año o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 80 días a quienes acosen a una mujer “mediante actos molestos, ofensivos, intimidatorios o coactivos que menoscaben su libertad”. Los convocantes, un grupo ultracatólico llamado Enraizados, no habían comunicado la concentración a la Delegación del Gobierno en Madrid. Pero no pasó absolutamente nada, más allá de que fuentes de este organismo explicaron después que les abrirían un procedimiento sancionador por no informar de la concentración. 

Reivindicada durante años por las clínicas, y similar a las regulaciones de otros países europeos, la reforma penal, según los partidos que la impulsaron, está diseñada para evitar actos de este tipo. “Los acosadores en las puertas de las clínicas tienen una sola intención, y no es rezar: es coaccionar la libertad de las mujeres”, señaló durante el debate parlamentario Laura Berja, diputada del PSOE. Sin embargo, el nuevo delito no ha logrado frenar el hostigamiento en estas tres primeras semanas. Al contrario. Según los responsables de las clínicas, el acoso está yendo a más. 

El blanco de la ira

Dator fue el primer centro que obtuvo en España acreditación para practicar la interrupción voluntaria del embarazo, en 1985. Desde entonces, ha sido el principal blanco de la ira del antiabortismo más radical, que en los últimos días ha visto reforzada su posición gracias a noticias como la llegada el pasado lunes de EEUU, donde el Tribunal Supremo se dispone a tumbar el precedente judicial que consagró constitucionalmente el derecho en aquel país.   

“Estos grupos piensan que si consiguen cerrar Dator, caerán el resto de clínicas. Pero no lo van a conseguir”, señala su portavoz, Sonia Lamas. La sede llevaba más de un año sin ser atacada. El 28 de abril, sin embargo, sus ventanas y puertas aparecieron a primera hora de la mañana pintadas de azul. Pocas semanas antes, la asociación de extrema derecha Hazte Oír había abierto una oficina justo enfrente de la clínica, desde la que han organizado conciertos callejeros y proyectado ecografías en una pantalla gigante. Pintada de color rosa y morado, en su fachada aparece un bebé, junto a lemas como “¿te vas a quedar sin su sonrisa?”. 

Este sábado ante la clínica Dator / XAVIER AMADO

______________

Y este sábado tuvo lugar la concentración, la primera de este tipo desde que es delito el acoso a las mujeres que deciden abortar. “La reforma penal no nos va a detener. Hay gente que por razones personales tiene miedo a recibir una sanción. Pero yo no, y como yo muchos otros, sobre todo los jóvenes, más dispuestos a enfrentarse a una ley ilegítima e ilegal, propia de regímenes como la antigua Unión Soviética”, señaló el portavoz de la convocatoria, José Velarde, pasando por alto que una norma como la española ya existe desde hace tiempo en Alemania, Francia y el Reino Unido. 

Pero Velarde tenía razón en algo: la mayoría de quienes le acompañaban eran estudiantes, universitarios o de secundaria. Estaban a un lado de la calle. Al otro, un pequeño grupo de feministas, que se habían movilizado para mostrar su repulsa. En medio, los policías, mirando sin hacer nada.

Condenas “imposibles”

Los centros de Barcelona tienen la misma impresión que los de Madrid sobre los efectos prácticos que hasta ahora ha tenido la nueva ley. Vicente Sanchís, trabajador de la clínica Emece, explica que desde hace unas semanas cuatro personas mayores se colocan frente a la sede, intentan parar a las mujeres que acuden a interrumpir su embarazo y les entregan folletos. “Hacía mucho que eso no pasaba”, señala. En la clínica Aragón, también en la capital catalana, cuentan experiencias similares. 

“Mucho me temo que las condenas van a ser imposibles”, señala José Antonio Bosch, abogado de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), una entidad que en 2018 entrevistó a 300 mujeres que habían abortado en toda España: el 89% se habían sentido acosadas y el 66% amenazadas. “Es muy difícil que las mujeres que han abortado, y que son las que sufren la coacción grave, vayan a declarar ante el juez. No quieren, y es bastante comprensible, meterse en un circuito judicial que puede durar uno o dos años. Así que se hurta al juzgador del elemento sobre el que debe basar el acoso”, continúa. Por eso ACAI defiende que hubiese sido mucho más útil que la ley estableciese perímetros de seguridad en torno a los centros, como ocurre en Francia. Aun así, Bosch confía en que la reforma sirva al menos como “motivación” a la Policía para “actuar” frente a este acoso. 

Pero algo así no ocurrió este sábado. Cuando terminaron los rezos, los antiabortistas radicales volvieron a ponerse en pie, se agarraron unos a otros, sonrieron, se balancearon frente a las feministas en actitud retadora, volvieron a gritar “¡viva Cristo Rey!”, entonaron la canción del mismo título (“nuestro soberano Señor / pelear por Él es todo un honor”) y entonces se marcharon, muy satisfechos.

________________

País Vasco


Grupos antiabortistas que hostigan a mujeres abren sede frente a la clínica Dator

marzo 10, 2022

El local, montado por Hazte Oír, se ofrece para acoger y dar soporte a los distintos grupos anti elección que periódicamente interpelan a las mujeres que acuden a abortar a la conocida clínica de Tetuán. Este pasado martes, Día de la mujer, el espacio quedó inaugurado con rezos y agua bendita

El local está en la confluencia de las calles Pensamiento y Hermano Gárate, enfrente de la clínica Dator

_______________

Luis de la Cruz, El Diario, 10 de marzo de 2022

El pasado 8 de marzo por la tarde, mientras miles de mujeres se dirigían a la manifestación por el Día de la mujer, un pequeño grupo de personas preparaba la inauguración de un local antiabortista inaugurado por la organización de extrema derecha Hazte Oír en la calle Pensamiento, enfrente de la clínica Dator (zona de Cuzco, Tetuán). Algunos portaban pequeñas pancartas con lemas antiabortistas –no es novedad, las mujeres que acuden a esta clínica llevan décadas sufriendo el acoso de integristas católicos–, mientras otros ultimaban una cinta morada en la puerta, cuyo dintel estaba adornado con globos blancos y rojos. Pocas horas atrás, habían tenido que limpiar pintadas feministas de rechazo aparecidas la noche anterior sobre los vinilos de la fachada.

El local pertenece a la asociación Hazte Oír, que lo ha abierto dentro de su campaña Derecho a vivir. Es amplio, con dos alturas y se encuentra en el esquinazo de las calles Pensamiento y Hermano Gárate. Está vistosamente pintado en rosa y morado, tiene la imagen gigante de un bebé y frases como ¿Te vas a perder su sonrisa?

Lee el resto de esta entrada »

El Congreso remite al Senado la Proposición de reforma del Código Penal para penalizar el acoso a mujeres que acuden a clínicas para interrumpir el embarazo

febrero 3, 2022

acoso clínica

Pancarta colocada con motivo de la reunión del presidente del Gobierno con Juan José Omella, presidente de la CEE /  A. Pérez Meca Fuente

Congreso de los Diputados (Nota de prensa), 4 de febrero de 2022

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por 204 votos a favor y 144 en contra, la Proposición de Ley Orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, para penalizar el acoso en las mujeres que acuden a clínicas para la interrupción voluntaria del embarazo, que continuará su tramitación en el Senado. 

El texto aprobado hoy por el Pleno coincide con el del dictamen emitido por la Comisión de Justicia, al haberse rechazado todas las enmiendas que se habían mantenido vivas para su debate en Pleno. Asimismo, dicho dictamen coincidía con el informe elaborado por la ponencia. El texto aprobado por la Cámara Baja ha alcanzado la requerida mayoría absoluta en una votación final de conjunto dado su carácter orgánico.

El objeto de esta iniciativa, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, es ampliar el articulado del Código Penal para proporcionar «una seguridad jurídica tanto a las mujeres que quieren interrumpir el embarazo como a los y las profesionales que participan», tal y como recoge la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, y que reconoce el derecho de la mujer a interrumpir libre y voluntariamente la gestación en las primeras 14 semanas del embarazo.
 
El grupo proponente explica que la reforma penal está encaminada a «garantizar una zona de seguridad alrededor de los centros sanitarios que facilitan la interrupción voluntaria del embarazo de forma que quede garantizada la intimidad de las mujeres, su libertad y seguridad física y moral, así como su derecho a la libre circulación y de este modo garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres».

Lee el resto de esta entrada »

Asturias retira los carteles antiabortistas de la Asociación Católica de Propagandistas

enero 26, 2022

La campaña, que se lanzó en 33 ciudades españolas e instaba a rezar frente a las clínicas abortistas, llegó también a Gijón y Oviedo.

___________________

Alicia Álvarez, Cadena SER (Hoy por Hoy Gijón), 26 de enero de 2022

Gijón y Oviedo ya no cuentan con ningún cartel de la campaña antiabortista de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) ni tampoco se ha recibido denuncia o queja por su retirada en el consistorio gijonés.

La directora de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón Goretti Avello ha contado en SER Gijón que la decisión fue «una opinión compartida con la ciudadanía. El Ayuntamiento recibió desde el primero momento distintas quejas que solicitaban su retirada y nosotros teníamos claro que no se puede vulnerar ni rechazar los derechos de las mujeres, así que se solicitó a la empresa privada que gestiona el circuito de publicidad su retirada».

________________
Lee el resto de esta entrada »

La campaña de ‘rezar frente a una clínica está genial’ no es un hecho aislado: quién es quién en la ofensiva antiaborto

enero 24, 2022

Los grupos que tienen en la diana la futura reforma de la Ley del Aborto y la prohibición del acoso en las clínicas forman parte de una constelación de actores, también a nivel internacional, que buscan imponer la agenda ultracatólica

Concentración frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz, en junio de 2021 / A.M.V. / Europa Press

___________________________

Marta Borraz, Jesús Bastante, El Diario, 24 de enero de2022

Más de 260 paneles en 33 ciudades bajo el lema «rezar frente a una clínica abortista está genial» aparecieron la semana pasada en paradas de metro, marquesinas y otros soportes publicitarios. La campaña, que algunos ayuntamientos han pedido retirar, ha sido desplegada por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) contra la prohibición del acoso en las puertas de estos centros y contra la reforma de la Ley del Aborto que prepara el Gobierno. Pero lejos de ser un hecho aislado, la iniciativa forma parte de la ofensiva antiaborto que se consolidó en España con la aprobación del aborto libre en 2010 y que se ha recrudecido en los últimos tiempos.

En la diana tienen ahora la norma que tramita el Congreso, con el apoyo de todos los grupos salvo PP y Vox, para penalizar el hostigamiento que sufren las mujeres que entran a abortar a estas clínicas por parte de grupos ultracatólicos que se concentran a las puertas. Afirman que lo que hacen es rezar para «salvar vidas», pero la batería de acciones que ponen en marcha pasan también por exponer pancartas antiaborto, increpar a las mujeres, darles fetos de juguete, llamarles «asesinas» o abordarlas con folletos con información falsa y sesgada. Cuando consiguen que alguna de las mujeres dé la vuelta y no entre a la clínica, es cuando aseguran que han «salvado una vida».

Lee el resto de esta entrada »

Retirada en apenas 24 horas la propaganda que incitaba a «rezar frente a una clínica abortiva» en Gijón y en Oviedo

enero 22, 2022

Cristina Iglesias, gerente de la Clínica Belladona, celebra la pronta retirada de la propaganda que incitaba a «rezar frente a una clínica abortiva»

______________________

Bernardo Álvarez, Nortes, 22 de enero de 2022

Apenas 24 horas han durado en las marquesinas de Oviedo y Gijón la propaganda ultracatólica que invitaba a “rezar frente a una clínica abortiva”.(1)

Cristina Iglesias, gerente de la Clínica Belladona y vocal de ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo) en Asturias, celebra que tanto el ayuntamiento de Gijón como los partidos de la oposición en Oviedo y grupos de mujeres hayan “actuado con tanta celeridad”.

Iglesias cuenta que nunca han tenido presencia de estos grupos a la puerta de su clínica, pero le consta que sí ha habido concentraciones de hostigamiento en la clínica Buenavista de Oviedo. “Como es evidente, no estamos de acuerdo con este tipo de campañas”, observa, “la publicidad debe tener unos límites y un control de contenidos. Estamos hablando de un espacio público desde el que se dan mensajes a la ciudadanía”.

Lee el resto de esta entrada »

‘Rezar frente a las clínicas abortistas está genial’: los bulos tras la nueva campaña de grupos ultracatólicos

enero 20, 2022

La Asociación Católica de Propagandistas instala 260 marquesinas en 33 ciudades en defensa del acoso frente a las clínicas de interrupción del embarazo

Cartel en defensa del acoso frente a las clínicas de interrupción del embarazo /  Europa Press.

____________________________

Sabela Rodríguez, InfoLibre, 20 de enero de 2022

Centenares de marquesinas repartidas por ciudades de todo el país lucen desde este martes consignas antiabortistas y contra la futura reforma de la Ley del Aborto. En un total de 33 ciudades españolas(1), la Asociación Católica de Propagandistas ha desplegado una campaña en defensa de los grupos que acosan a mujeres frente a las clínicas de interrupción del embarazo, alegando que «rezar frente a una clínica abortista está genial». Una campaña plagada de bulos que transita por la senda fundamentalista de quienes se concentran a las puertas de los centros para hostigar a las mujeres que acuden a ejercer su derecho.

La instalación de los carteles en 260 marquesinas, una acción tildada por la propia organización como «gamberrada», ha despertado el rechazo de muchos líderes políticos, aunque también ha recibido el elogio de otros de la derecha y la ultraderecha. Irene Montero, ministra de Igualdad, ha reiterado en redes sociales su compromiso de «blindar todos los derechos para todas las mujeres» y ha añadido lo obvio: «Si robas, aunque reces, estás robando. Si acostas, aunque reces, estás acosando».

Lee el resto de esta entrada »

Policías de Dios

noviembre 4, 2021

Los grupos antiabortistas que se organizan por turnos para intimidar a mujeres deben disolverse, volver a su casa y a su iglesia

Antiabortistas de la plataforma 40 días por la vida rezan ante la Clínica Dator de Madrid. / Kike Para

______________________________

Natalia Junquera, El País, 4 de noviembre de 2021

Uno de los siete pecados capitales es la soberbia. Deberían saberlo esa especie de policías de Dios que se concentran en las puertas de las clínicas para intimidar a quienes han decidido abortar acribillándolas a preguntas. Creer que esas mujeres no se las han hecho ya todas, que no son capaces, autónomas y libres para tomar esa decisión; pensar que su religión, y, por tanto, ellos mismos, es superior es una forma de soberbia. Y el acoso, un delito.

Este periódico (El País) describió recientemente el modus operandi de esa horda desubicada, que ha olvidado que vivimos en un Estado aconfesional donde el aborto es legal. No acuden espontáneamente a la clínica. Se organizan en grupo, por turnos, para aumentar su presión y tratar de imponer sus creencias a un grupo de desconocidas de las que nada saben. Llevan carteles —”¿Y si tuviera tu sonrisa?”— y rosarios. Son intolerantes y autoritarios.

El acoso requiere logística, perseverancia. Como los bullies del colegio, operan en manada para favorecer la intimidación y trabajan a jornada completa: fichan al llegar, a las nueve de la mañana, y al marcharse, a las ocho de la tarde. Acumulan 1.039 turnos y cerca de 600 voluntarios, agentes sin placa fuera de su jurisdicción, es decir, lejos de su casa y de su iglesia.

Lee el resto de esta entrada »

Así organizan los antiabortistas el acoso en los alrededores de las clínicas

noviembre 1, 2021

La campaña 40 Días por la vida terminó ayer frente a la clínica Dator, pero los llamados “rescatadores” de Jesús Poveda mantienen la tensión

El médico Jesús Poveda y la enfermera Marina Escrivá posan frente a la ambulancia preparada para realizar ecografías frente a la clínica Dator en Madrid el pasado 23 de octubre / ANDREA COMAS

_________________________________

Lucía Franco, El País, 1 de noviembre de 2021

Cada día, desde tiempo inmemorial, todas las mujeres que acuden a consulta a la clínica Dator deben atravesar un acoso organizado. Les harán preguntas incómodas unos jóvenes desconocidos, serán insultadas en algún caso, o tendrán que escuchar cómo suben de volumen unos rezos dirigidos a ellas.

Las letanías acabaron este domingo por un tiempo. La campaña terminó. Volverán por cuaresma en 2022. Este domingo 31 de octubre se cumplieron los 40 días de oraciones ininterrumpidas frente a la clínica Dator, una de las entidades privadas acreditadas para la interrupción voluntaria del embarazo en Madrid y la primera que consiguió esa acreditación en España, en 1986. Lo mismo sucedió en lugares como Barcelona, Cádiz, Córdoba, Pamplona, Vitoria, Valladolid y el Puerto de Santa María, según afirman los organizadores de 40 Días por la vida, filial española de 40 Days for life.

En Madrid, durante todos estos días, de 9.00 a 20.00, voluntarios en grupos de entre 3 y 10 personas se han agrupado frente a la clínica para rezar. Lo han hecho de forma ostensible, con carteles y rosarios. Acumulan 1.039 turnos y 562 voluntarios, según anuncian en su página web. Cada turno tiene un capitán y se organiza en un grupo de WhatsApp. “Hemos salvado vidas”, escribe una capitana orgullosa.

Lee el resto de esta entrada »

Lo que nos jugamos en la pugna por el derecho al aborto

septiembre 6, 2021
418301373fb2bea65b9ff78f440408006abaf4ccw-1024x683

Un grupo de activistas protesta contra la disposición que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas de gestación, el pasado 1 de septiembre, frente a una corte federal en Houston, Texas (EE.UU.).- EFE

Beatriz Gimeno, Público, 6 de septiembre de 2021

Si la violencia contra las mujeres es la muestra más evidente del patriarcado ejercido en nombre de hombres particulares sobre las mujeres (aunque apoyados por el sistema), la prohibición del aborto es la muestra más evidente del poder patriarcal ejercido por el propio sistema. Ambas cosas nos recuerdan cada día donde estamos las mujeres y ambas cosas nos recuerdan que, aunque en el cómputo global avancemos, los retrocesos son siempre posibles, e incluso habituales, casi siempre después de una época de avances. La violencia ejercida por los hombres contra las mujeres es muy complicada de combatir y no bastan las leyes (aunque son imprescindibles) ni la voluntad política,  sino que requiere de un cambio cultural profundo que implica trasnversalizar el feminismo en todos los aspectos de la vida. Es complicado y, sobre todo, a los políticos les basta con manifestarse en contra de la violencia mientras que no hacen nada para combatirla; les permite mantener una posición relativamente cómoda.

Para garantizar el derecho al aborto, en cambio, sí pueden bastar las leyes y por eso es ahí donde se da una profunda y áspera batalla entre el feminismo y el patriarcado y sus defensores. También por eso es más fácil ganarlo, si bien nunca se ha terminado de ganar del todo. Es posible aprobar una ley de derecho al aborto, como en España y en la mayoría de las democracias y, al mismo tiempo, poner decenas de obstáculos para dificultarlo, también como en España. No obstante, dado el poder simbólico de este derecho,  su mero reconocimiento es fundamental; aquí es más difícil jugar a dos bandas.  Y es aquí donde los antifeministas mantienen una lucha en la que llevan años invirtiendo mucho dinero y esfuerzo en todo el mundo. Acaban de ganar una importante batalla en Texas que nos tiene que poner alertas. El derecho al aborto no es un derecho más para las mujeres, es la clave de bóveda de los demás derechos y es también un derecho fundamental en una batalla global para extender o mantener un determinado orden social.

Lee el resto de esta entrada »