La censura educativa, una reivindicación de la educación nacionalcatólica

enero 20, 2020

En España apenas ha existido la libertad de enseñanza porque todo el sistema educativo estuvo durante siglos dirigido y contaminado por el dogma católico…

El facherío y la libertad de enseñanza

Pedro Luis Angosto, Nueva Tribuna, 20 de enero de 2020

En España apenas ha existido la libertad de enseñanza porque todo el sistema educativo estuvo durante siglos dirigido y contaminado por el dogma católico, hecho que indudablemente contribuyó a mantener al país fuera de las modernas corrientes filosóficas, científicas, literarias y políticas. Dependientes de la Iglesia desde la Edad Media, universidades, institutos y escuelas fueron adoctrinando a quienes podían acceder a la educación para posteriormente formar parte de las élites que dirigirían la política nacional, siendo muy pocos los escritores, pensadores, científicos y artistas que pudieron investigar o crear con entera libertad.

Fue en el siglo XIX, a raíz de los distintos procesos revolucionarios, cuando se planteó la necesidad de que el Estado asumiese la obligación de educar al pueblo, de construir escuelas, institutos y universidades al margen de la Iglesia. Aunque entre 1868 y 1874 se quiso dar un impulso a la política educativa racionalista, la corta duración de ese periodo liberal imposibilitó que los proyectos que albergaban Benot, Salmerón y Pi y Margall llegasen a buen puerto. La restauración de la monarquía borbónica en la cabeza de Alfonso XII fue como la entrada de un hipopótamo en una fábrica de cristales. Los vientos de libertad, la posibilidad de recuperar el tiempo perdido respecto a Europa, la ocasión de educar al pueblo a la manera que lo hacían nuestros vecinos fue barrida por el decreto del ministro de Su Majestad Manuel Orovio, quien en 1875 decretó la prohibición de enseñar cuestiones que pusieran en duda o atacasen al dogma católico, único verdadero e inmutable a través de los siglos dijese lo que dijese Darwin: Lee el resto de esta entrada »


El Grupo de Inmatriculaciones Asturias se reúne con el nuevo Director General de Patrimonio del Gobierno de Asturias

enero 16, 2020

16 de enero de 2010

El pasado miércoles 15, miembros del Grupo Inmatriculaciones Asturias se reunieron con León Gasalla, nuevo Director General de Patrimonio del gobierno asturiano.

La reunión se inició agradeciendo la pronta respuesta a la solicitud de entrevista, dado su muy reciente nombramiento, para, a continuación, presentar  la composición y objetivos del Grupo Inmatriculaciones y de la coordinadora estatal RECUPERANDO para su conocimiento.

Se hizo hincapié en que el objetivo común de todos los colectivos integrantes en la Coordinadora es la defensa y recuperación del Patrimonio público que haya sido inmatriculado sin más aportación que una mera autocertificación eclesiástica; sin abrir un expediente de dominio, sin publicidad y sin mecanismo garantista de ningún tipo. Con una forma de  acceso al Registro de la Propiedad claramente inconstitucional, que ya ha sido fuertemente cuestionada por una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea en 2014, lo que obligó a su retirada en 2015.

Se le explicó que estimamos en unos 100.000 bienes, los inmatriculados por la iglesia católica mediante este sistema entre 1946 y 2015 en España.

Centrándose en las inmatriculaciones llevadas a cabo en Asturias, se le transmitieron los temores de que los bienes indicados en el Libro Blanco del Prerrománico Asturiano, muchos de ellos declarados patrimonio mundial por la UNESCO, que deberían ser de dominio público y, por tanto, de todos los asturianos, hayan podido ser inmatriculados por este mismo e irregular procedimiento.

Lee el resto de esta entrada »


A la espera de la lista de inmatriculaciones indebidas de la iglesia anunciada por Sánchez

enero 12, 2020

Diario Vasco (vía Laicismo. org), 12 de enero de 2020

14534506562983

El Gobierno realizará las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados (inscritos en el registro de la propiedad) indebidamente por la Iglesia, según anunció el ya presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, el primer día del debate de investidura. «En un Estado aconfesional no tiene sentido que ninguna confesión se sitúe por encima de la Ley ni disfrute de privilegios que hieren el principio de legalidad y el principio de igualdad», aseguró.

En 2019, medio año antes de que Sánchez diera a conocer esta reversión de las inmatriculaciones y en pleno proceso de ampliación del parque público del Gobierno Vasco, el Parlamento autonómico reclamó un listado de bienes adquiridos por la Iglesia mediante esta controvertida figura legal, que fue derogada hace cuatro años Lee el resto de esta entrada »


Sobre inmatriculaciones, transparencia, democracia y prerrománico

diciembre 18, 2019
SAVE_20191218_100049

Santa Cristina de Lena, inmatriculada por el Arzobispado de Oviedo

José María Rosell, La Voz de Asturias, 18 de diciembre de 2019

Desde 1946, la iglesia católica ha venido inscribiendo en el registro de la propiedad bienes inmuebles, sin aportar título de propiedad alguno, con una mera autocertificación eclesiástica.

Hace unos pocos años, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, no nos decía la verdad en sede parlamentaria, cuando afirmaba que el asunto de las inmatriculaciones de la iglesia no era tema de su competencia; falso: los registros de la propiedad dependen directamente del Ministerio de Justicia. Tampoco nos decía la verdad cuando afirmaba que no disponía de información acerca de las inmatriculaciones realizadas; falso: se ha comprobado posteriormente que los registradores habían remitido esa información al citado ministerio. Lee el resto de esta entrada »


Laicidad del Estado y proceso constituyente

diciembre 17, 2019
15766122419296662363756683551922

Imagen (en color) de César Mejía

Diego Jiménez, La opinión de Murcia,17 de diciembre de 2019

El pasado día 9 se celebró el Día Internacional del Lacismo y de la Libertad de Conciencia, una efeméride que conmemora hechos históricos de honda significación en relación con la laicidad del Estado. Así, recordemos que el 9 de diciembre de 1905 Francia aprobó la Ley de Separación de las Iglesias (sic, en plural) y el Estado; ese mismo día de 1931 las Cortes Constituyentes de la Segunda República aprueban una constitución inequívocamente laica; y un día posterior, pero de 1948, se proclama por la ONU la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que apela, entre otras cosas, a la libertad de conciencia.

En España, cuando se han cumplido ya los 41 años de entrada en vigor de nuestra Carta Magna, podemos afirmar que el Estado dista mucho de ser laico. La ambigüedad calculada del nuestra Constitución tiene mucho que ver con ello. El artículo 16.3 reza así: «Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones». Es decir: por un lado, se propugna una tibia declaración de aconfesionalidad, que no de laicidad, pero se reconoce por parte del legislador el enorme peso que tenía (y que aún sigue manteniendo) en esos momentos la Iglesia católica.

Esa no ruptura de ataduras del Estado respecto de una confesión, la católica, que, aun mayoritaria, dista mucho de ser representativa de la sociedad española del siglo XXI, se manifiesta en la actitud claramente confesional de muchos cargos públicos en el ejercicio de su función, desde la ostentación pública de fe por parte de la familia real, pasando por el juramento del cargo, ante una Biblia y con un crucifijo, por parte de algunos ministros y otros cargos públicos, y terminando por la celebración de funerales de Estado con el rito católico, obviando el carácter civil que debieran tener esas ceremonias. Lee el resto de esta entrada »


Las inmatriculaciones de la iglesia católica. El expolio de lo público / Charla-coloquio (Audio)

diciembre 12, 2019

Charla de José María Rosell organizada por León Laico para conmemorar el Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia

Obdulia Díez, José María Rosell y Ana Para

12 de diciembre de 2019

Organizado por León Laico y con la colaboración del Ateneo Varillas, ayer 11 de diciembre, en una sala (que llenó el aforo) de los locales del Ateno, tuvo lugar la charla “Las inmatriculaciones de la iglesia católica. El expolio de lo público”, a cargo de José María Rosell, miembro de la dirección de Asturias Laica , coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias y miembro de la ejecutiva de la Coordinadora Estatal Recuperando.

La presentación del acto correría cargo de Ana Para Carmuega. Intervendría a continuación Obdulia Díez, coordinadora de León Laico y vicepresidenta de Europa Laica, quien tras la lectura del manifiesto de Europa Laica del Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia daría paso a José María Rosell.

Chema Rosell ofrecería, en su interesante charla, datos absolutamente demoledores sobre el expolio monumental llevado a cabo por la iglesia católica.

Audio

Lee el resto de esta entrada »


Asturias Laica ante el 9 de diciembre 2019

diciembre 9, 2019

Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia

El 9 de diciembre es una fecha de profundo significado laicista y que año tras año desde Asturias Laica se viene conmemorando:  un 9 de diciembre de 1905 se aprobó en Francia la Ley de Separación de las Iglesias y el Estado que supuso un hito mundial en la laicidad de las instituciones. Ese mismo día pero del año 1931 se aprobó la Constitución de la Segunda República Española, en la que por primera vez se puso fin a la confesionalidad del Estado, proclamando en su artículo 3:  El Estado español no tiene religión oficial. Y, también, en fecha muy cercana, un 10 de diciembre pero de 1948, la ONU proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos que en su artículo 18  afirma el derecho a la libertad de conciencia.

Es por ello que,

Asturias Laica invita a celebrar el 9 de diciembre, DÍA INTERNACIONAL DEL LAICISMO Y LA LIBERTAD DE CONCIENCIA.

Luis Fernández,
9 de diciembre de 2019

Generalmente cuando un colectivo plantea conmemorar un día universal de algo, parte del supuesto implícito de que ese algo es un conocimiento común de al menos una significativa mayoría de sus conciudadanos. Pero ¿ocurre eso con la laicidad?

No hace mucho, en un pleno del Ayuntamiento de Gijón, argumentando en un debate sobre si Gijón se adhería a la Red de Ayuntamientos para un Estado Laico, se oyó decir: “…usted puede ser tan laicista como yo católica pero el Estado español, ya por la Constitución, es aconfesional…  El Estado no se adscribe a ninguna religión.” Repuestos de la sorpresa inicial ante el despropósito de la afirmación puede merecer la pena reflexionar sobre la misma. ¿Se trata de una afirmación personal o responde a un extendido desconocimiento de lo que significa la laicidad de un Estado?

Para empezar los términos colaboran en la confusión. ¿No resulta de una lógica infantil asociar a los términos judaísmo, catolicismo, protestantismo, islamismo,… el de laicismo? ¿Es esperable que una parte significativa de la ciudadanía opere con una lógica algo más elaborada?

La experiencia nos dice que, si bien la postura de la interviniente en el pleno es extrema, resulta indicativa de un amplio desconocimiento de lo que significa la laicidad. La idea más extendida es que constituye una creencia, una forma de explicar el mundo, generalmente asociada al agnosticismo.

Pero, como explica Catherine Kintzler, “el concepto de laicismo moderno… es un concepto político. Es una manera sin precedentes de pensar la asociación política”. Es decir, el laicismo es una forma de organizar el Estado con un único objetivo: garantizar la libertad de conciencia. Lee el resto de esta entrada »