¿Qué pasa con la Religión?

julio 15, 2018

eldiario.es, 14 de julio de 2018

 

La tira de Vergara, 14 de julio de 2018


Ejercicio de cinismo

julio 14, 2018

Conversaciones de Covadonga 2018 / Flickr Arzobispado de Oviedo

El ciudadano Jesús Sanz Montes nace en Madrid en  1955. Estudia bachillerato, hace estudios profesionales y trabaja muy poco tiempo en un Banco. En 1975 (con 20 años) ingresa en el seminario de Toledo. El ciudadano Sanz Montes es, por lo tanto, de mi generación. El ciudadano Sanz Montes estudió, como yo, en una escuela aplastada por el nacional-catolicismo que acaba de consolidar un golpe de estado. Escuela construida sobre la sangre de una gran cantidad de maestras y maestros ejecutados por el dictador por el sólo hecho de no serle sumisos y con el objetivo de aterrorizar a los supervivientes (Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios, de su dios ¡maldita gracia!). Escuela sometida a un terrorismo de estado, de un estado cuyo dictador pasea bendecido bajo el palio de la iglesia católica. Escuela sometida, por tanto, a los poderes de esa iglesia católica. Sumisión rubricada por unos acuerdos con el Vaticano que le dan derecho de censura sobre todo aquello que pueda ser enseñado. Escuela donde no tiene cabida nada que no sea lo dictado por esa iglesia que convierte en cruzada un cruento golpe de estado de inspiración fascista para darle cobertura moral (cobertura de su moral).

Es posible que entonces el ciudadano Sanz Montes no se percatase del hecho. Todos nuestros sistemas de percepción son diferenciales (percibimos la diferencia) y si los suyos no se estimulaban es que no notaba diferencias entre lo que él quería que fuera y lo que realmente era. Normal, porque él era uno “de los suyos”, de los que se aprovechaban del golpe de estado para imponer sus creencias. Para aplastar cruelmente a todo aquel sospechoso de pensar diferente.

Pero el ciudadano Sanz Montes ya ha recorrido mucha parte de su vida (la mayor). Ha tenido tiempo de (y dinero para) leer, viajar, cruzar sus opiniones con otras muchas. Ha tenido, en resumen, la posibilidad de enriquecer sus sistemas de percepción y ampliar su capacidad de interpretar los hechos.

Cuando la Ministra de Educación del Gobierno de un país (aconfesional según su constitución) dice que hay que modificar una ley impuesta por el PP (el que cree que los muertos del franquismo están muy bien en las cunetas) para que la nota de religión no compute (para que no se confunda con un mérito una creencia confesional) y cuando esa Ministra declara que para el Gobierno la Educación Pública es prioritaria, el ciudadano Sanz Montes exclama desde el púlpito electrónico (twitter) que le concede la iglesia católica: Lee el resto de esta entrada »


El arzobispo de Oviedo, sobre la reforma de la LOMCE: «Vuelve la dictadura totalitaria»

julio 13, 2018

Jesús Sanz Montes ha cargado contra los planes del Gobierno de España de reformar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa para eliminar el principio de «demanda social»

Sanz Montes / El Comercio

El Comercio, 13 de julio de 2018

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha sido muy crítico este viernes con los planes del Gobierno de España de reformar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para eliminar el principio de «demanda social», por el que la Administración debe garantizar a los padres plazas en centros concertados. «Vuelve la dictadura totalitaria», sostiene Monseñor Sanz.

«Con su habitual liberticidio intervienen nuestra libertad. Tienen miedo de la verdad que nos hace libres de veras, y por eso la quieren controlar,expulsando a los padres de la educación de sus hijos e imponiendo ellos una ética de Estado. Vuelve la dictadura totalitaria», señala el Arzobispo.

Así se ha manifestado el Arzobispo de Oviedo en su cuenta de twitter después de que la ministra de Educación, Isabel Celaá, anunciase el pasado miércoles que el Gobierno derogará de forma urgente varios artículos de la LOMCE y que la asignatura de Religión dejará de ser «computable con efectos académicos».

 

Jesús Sanz Montes @jsmofm / Franciscano. Arzobispo de Oviedo.


Juan José Tamayo: La transición religiosa

julio 12, 2018

Las medidas que garantizan la laicidad del Estado todavía no han sido adoptadas

Pedro Sánchez promete ante el rey Felipe VI el cargo de presidente del Gobierno sin presencia de la Biblia y del crucifijo. Fernando Alvarado / EFE

El País, 11 de julio de 2018

El gesto simbólico de Pedro Sánchez y los ministros de prometer su cargo sin la presencia del crucifijo ni la Biblia abriga la esperanza de que pueden producirse cambios importantes en las relaciones entre política y religión y, más en concreto, entre la Iglesia católica y el Estado español. Todos los presidentes anteriores prometieron o juraron su cargo delante del crucifijo, la Biblia y la Constitución, colocados al mismo nivel, con la carga simbólica de confesionalidad católica que implicaba.

Siempre me ha resultado difícil definir al Estado español en su relación con la religión. Ciertamente no es un Estado ateo, que la persiga, ni laicista, que la reduzca a la esfera privada, como tampoco confesional, en la medida en que tenga una confesión única, ya que la Constitución afirma en el artículo 16.3 que “ninguna religión tendrá carácter estatal”. Pero no me atrevería a llamarlo “laico”. El propio texto constitucional disuade de tal calificación e incurre en una contradicción manifiesta cuando, a renglón seguido, coloca a la Iglesia en una situación de privilegio al declarar que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”.

La sociedad española es una de las más secularizadas del continente europeo. Sin embargo, el Estado español conserva todavía importantes restos de nacional-catolicismo y da constantemente muestras de trato desigual para con las religiones. Y lo hace en el propio texto constitucional, en las leyes y los acuerdos con las religiones y en la actividad política cotidiana. Lee el resto de esta entrada »


MHUEL ha presentado nuevo escrito de queja ante la oficina del Defensor del Pueblo sobre la situación registral de San Juan de los Panetes

julio 10, 2018

San Juan de Los Panetes, Zaragoza

Fuente MHUEL

Comunicado, 10 de julio de 2018

La asociación aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico ( MHUEL ) informa que ha presentado nuevo escrito de queja*** ante la oficina del Defensor del Pueblo tal y cómo había advertido hace pocos días sobre la situación registral del inmueble conjunto de San Juan de los Panetes, Zaragoza.
MHUEL advierte conforme a derecho y siguiendo directrices de las propias administraciones del Estado español para que el Arzobispado de Zaragoza cumpla con las resoluciones emitidas que son manifiestamente ejecutivas y no deambule de manera torticera  estirando los tiempos en la búsqueda de la propiedad por usucapión a sabiendas que los bienes públicos con títulos de propiedad y dominio no pueden ser usucapidos.

Esta asociación después de un seguimiento serio, contundente, eficaz y gravoso para sus arcas insta y exige a cuantas administraciones públicas dentro de sus competencias , cumplan y hagan cumplir la ley estrictamente dentro de su marco competencial. Lee el resto de esta entrada »


Sobre el uso de la razón

julio 10, 2018

Una reflexión sobre la importancia del raciocinio en la argumentación

Luis Fernández González, presidente de Asturias Laica
La Nueva España, 9 de julio de 2018

Leo con detenimiento una amplia reflexión sobre “el capitalismo y la pérdida del sentido moral originario del socialismo histórico” publicada en su diario con la firma de Francisco Javier Martínez, arzobispo***. Comienza con una reflexión sobre el presente que resulta asumible: “Es probablemente muy ingenuo, en el mundo en el que estamos, esperar que en un debate político se pueda introducir una razonable medida de razón”. El avance en la estructura de razonamientos del escrito me depara una primera sorpresa: “Ese amor a la razón, ese recurso a la razón, es tarea de la Iglesia como una de las exigencias primeras y más profundas de su fe en Jesucristo”. ¿Es posible que una iglesia que predica una fe fundamentada en un misterio (el de la santísima trinidad) y dos milagros (el fundacional de la resurrección de Jesucristo y el permanente de la transubstanciación) pueda tener como una de sus exigencias primeras el recurso a la razón? ¿Dónde queda entonces lo de la virginidad antes, durante y después del parto?

Dice Foucault que “el problema principal, cuando la gente intenta racionalizar algo, no consiste en buscar si se adapta o no a los principios de la racionalidad, sino en descubrir cuál es el tipo de racionalidad que utiliza”. Parece necesario abandonar la sorpresa e intentar descubrir el tipo de racionalidad del autor del escrito. Posiblemente arroje para ello alguna luz la descripción que hace de cómo materializó esa tarea (el recurso a la razón) la iglesia ya desde el principio: “Como lo fue en los primeros siglos del cristianismo, cuando tuvo que abrirse paso entre la proliferación selvática de “sentimientos religiosos” y de gnosticismos de todas clases”. La descripción de la realidad cultural del momento fundacional resulta un poco inquietante. Lee el resto de esta entrada »


Los mayores de 65 años también pierden la fe

julio 10, 2018

La caída de la religiosidad no solo afecta a los jóvenes. En menos de dos décadas se ha doblado el número de españoles de esta edad que casi nunca van a la iglesia

Feligresas rezan un domingo reciente en la Capilla de la Virgen del Trabajo, en el distrito de San Blas, Madrid. ALVARO GARCIA / El País

Fernando Peinado / David Alameda
El País, 10 de julio de 2019

Magdalena Lobatón, de 81 años, lidera el rezo del rosario minutos antes del comienzo de la misa del domingo por la mañana en la capilla de la Virgen del Trabajo, en el este de Madrid, mientras la iglesia se va llenando de parroquianos de avanzada edad. Esta pequeña iglesia católica de un barrio obrero no parece tener problemas de asistencia pero sí de juventud. “Venir a misa es una gran parte de nuestra vida”, dice Marisa Cifuentes, de 79 años, una de las muchas feligresas mayores.

Al término de la misa el párroco Abraham Cruz, que con 40 años podría ser nieto de la mayoría de los asistentes, reconoce que es complicado atraer a los jóvenes. “Poco a poco los fieles van muriendo, pero llega relevo generacional”, dice Cruz. Es la esperanza que tienen las iglesias de España para no desaparecer conforme la sociedad se seculariza, pero ese recambio no es suficiente.

Como pasa con los jóvenes, los mayores de 65 años también están apartándose de la religión, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) consultados por EL PAÍS. El número de encuestados de ese grupo de edad que responde que casi nunca va a oficios religiosos se dobló desde el año 2000, alcanzando en el barómetro de abril de este año el 41,9%. En ese mismo período el número de ateos y no creyentes mayores de 65 años se ha doblado hasta llegar al 10,7%. Lee el resto de esta entrada »