La Iglesia se pone al frente del boom de la universidad privada

agosto 18, 2019

El alumnado de las universidades católicas sube más de un 14% desde el curso 2010-2011, mientras en la pública cae

José María Aznar, durante su investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Murcia. Interviene el presidente de la institución, José Luis Mendoza.

José María Aznar, durante su investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Murcia. Interviene el presidente de la institución, José Luis Mendoza. UCAM

Ángel Munárriz, InfoLibre, 18 de agosto de 2019

Esther Simancas y Marcial López escriben en su artículo Historia de un secuestro: de la Iglesia a la Marca. Evolución histórica de la universidad en España (Revista Latinoamericana de Comunicación, 2016) una frase que enmarca el sentido de su aportación al debate académico: “Las tres etapas de evolución de la universidad han estado marcadas por una servidumbre al poder: Iglesia; Estado; capitalismo”. Ahora, aunque estaríamos en la tercera fase, la protagonista de la primera no pierde pie. Es más, se hace fuerte e incrementa su influencia sin cesar. Esto se explica en base a dos hechos singulares de la Iglesia en España: 1) La institución católica fue durante buena parte del siglo XX consustancial al Estado; y 2) Hoy es una organización cuyas terminales más poderosos están incrustadas en el neoliberalismo, es decir, en la forma más extrema de capitalismo, especialmente en el ámbito educativo. Dentro de ese ámbito educativo, último fortín del viejo poder eclesial, la universidad es el terreno más propicio.

A nadie puede extrañar el poderío de la Iglesia en la academia. La universidad es un campo vinculado a ella desde su origen, que escribe los primeros párrafos de su historia europea en la Sorbona, en Oxford… Y en España, concretamente en Salamanca. ¿Y ahora? ¿Avanza la Iglesia en el ámbito universitario o vive de la nostalgia de glorias pasadas? Avanza, y a toda máquina. Ha perdido la hegemonía, por supuesto. Pero su posición es poderosa. Y su alumnado aumenta año a año.

Pública a la baja, privada al alza

Hay que enmarcar el crecimiento de la universidad católica en dos datos. El primero dibuja un ascenso de la universidad privada en general. Entre el curso 2010-2011 y el curso 2018-2019, su número de alumnos ha pasado de 173.676 a 192.960, lo que supone 19.284 más, un 11,1%, según las estadísticas del Ministerio de Educación. El ritmo de crecimiento de la universidad católica es superior al de la universidad privada en su conjunto.

El segundo dato dibuja un retroceso de la universidad pública en el mismo periodo: de 1.382.701 alumnos en el curso 2010-2011 a 1.098.184 en el curso 2018-2019, lo que supone una merma de 284.517 alumnos, un 20,57% menos.

La Compañía de Jesús, el Opus y la Asociación de Propagandistas cimentan el poderío académico de la Iglesia

Compañía, Opus y Propagandistas

Lee el resto de esta entrada »


Asturias Laica-Europa Laica reclaman al Gobierno de Asturias que frene el acuerdo con la Iglesia para la formación del profesorado

agosto 5, 2019

Comunicado de Asturias Laica:  La inadmisible cesión de la formación del profesorado de la Escuela Pública, en áreas estratégicas, a una entidad confesional (Facultad Padre Ossó).

Facultad Padre Ossó

Fuente: Ángel Munárriz, InfoLibre, 5 de agosto de 2019

Asturias Laica-Europa Laica ven “inadmisible” que el Gobierno de Asturias (PSOE) haya cedido a una entidad de la Iglesia católica, en este caso la Facultad Padre Ossó, “la formación del profesorado de la escuela Pública en áreas estratégicas” como la diversidad. Esta entidad laicista pide al Ejecutivo del Principado, concretamente a la recién nombrada consejera de Educación, la paralización inmediata del convenio que pone en manos de una entidad confesional la formación sobre género de los docentes de la escuela pública y concertada.

Tal y como ha publicado infoLibre, el Gobierno del Principado de Asturias ha confiado a esta facultad de la Iglesia la formación del profesorado para la “atención a la diversidad” y la prevención de la “violencia de género” a través de un convenio entre la Consejería de Educación y Cultura y esta entidad cuyo patronato está presidido por Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo. El convenio acuerda el “desarrollo de actividades educativas de atención a la diversidad en los centros docentes financiados con fondos públicos”, es decir, públicos y concertados. Y añade que ambas instituciones –la consejería y la facultad– trabajarán “por la equidad, la inclusión y la respuesta a la diversidad” mediante la formación del profesorado y los programas de innovación.

“Prioritariamente –señala el convenio– se tratará de programas que aborden alguna o algunas de las siguientes materias: el absentismo, la resolución de conflictos, la educación para la salud, la prevención de conductas xenófobas y racistas, la violencia de género, el acoso escolar y la inclusión de jóvenes con discapacidad”.

Comunicado de Asturias Laica

Lee el resto de esta entrada »


Los ultracatólicos españoles se hacen fuertes a nivel europeo

julio 22, 2019

13 de las 21 organizaciones que hacen lobby ante la UE tienen implantación en España

Presentación de la Plataforma por las Libertades, en diciembre de 2016, con la asistencia de Jaime Mayor Oreja y Rocío Monasterio.

Presentación de la Plataforma por las Libertades, en diciembre de 2016, con la asistencia de Jaime Mayor Oreja y Rocío Monasterio / Plataforma por las Libertades

Ángel Munárriz, InfoLibre, 22 de julio de 2019

España no es un nudo más en la red de grupos cristianos radicales que hacen lobby en Bruselas. Es, junto a Francia, el centro neurálgico. Como han publicado infoLibre y otros medios del proyecto European Investigative Collaborations (EIC), una maraña de hasta 21 organizaciones de carácter ultraconservador, defensoras de la sujeción de la sociedad y sus normas a la moral católica en el aborto, el matrimonio, la eutanasia o la educación, están registradas como grupos de presión ante las instituciones de la UE. El fenómeno, varios de cuyos puntales cuentan con financiación de think tanks y fundaciones estadounidenses en la órbita del trumpismo, va a más y pretende trasladar la “batalla cultural” por los valores tradicionales desde el país norteamericano a Europa. España, país por el que pasan más de la mitad de las organizaciones, pone al servicio de ese empeño una tupida malla de asociaciones en las que se aprecia además la participación de miembros de PP y Vox.

Los grupos lobistas identificados despliegan su representación en un total de 71 países, de los que 37 son europeos (35, si no se cuentan Rusia y Turquía), 12 asiáticos (10 si no se cuentan Rusia y Turquía), 11 de América del Sur y Centroamérica, ocho de África, dos de Norteamérica y uno de Oceanía. De las 21 entidades, tres son españolas: Asociación de Abogados Cristianos, Profesionales por la Ética y Enraizados. Diez más tienen representación, delegaciones o sede en España, según la información facilitada por las organizaciones ante el Registro de Transparencia de la UE. Esto supone que pasan por España un total de 13 de las 21 organizaciones católicas dedicadas a tareas de lobby ultracatólico ante la UE. Es decir, casi un 62%. Se trata de las tres antes mencionadas –Abogados Cristianos, Profesionales por la Ética y Enraizados– más otras diez: One of Us, Comisión de Episcopados de la UE, World Youth Aliance, Open Doors International, Federación de Asociaciones de Familias Católicas de Europa (Facfe, por sus siglas en francés), European Dignity Watch, Instituto Europeo de Bioética, YouthProAktiv, Organización Internacional por el Derecho a la Educación y la Libertad de Enseñanza (Oidel, por sus siglas en francés) y Fondation Jérôme Lejeune.

Sólo dos países, Francia, con 16 organizaciones, y Bélgica, con 14, aportan representación o sede a mayor número de entidades, si bien el caso de Bélgica se explica por que hasta 11 de ellas abren oficina en Bruselas por ser sede del Parlamento y de la Comisión Europea. Hasta 11 de las 21 organizaciones tienen su dirección de contacto en la capital belga (en dos ocasiones compartida con otro país).

Un tercio de las fundaciones, think tanks y ONG dedicadas a la presión en Bruselas contra el aborto, el matrimonio gay o la educación laica tienen españoles al frente

Lee el resto de esta entrada »


El Gobierno de Asturias fía la formación sobre género del profesorado a una facultad de la Iglesia

julio 19, 2019

El consejero de Educación, ya a punto de ceder el cargo, firma un convenio de 4 años con Padre Ossó para formar sobre “diversidad” y “violencia de género”.

Página web de la Facultad Padre Ossó.

Página web de la Facultad Padre Ossó.

Ángel Munárriz, InfoLibre, 19 de julio de 2019

El Gobierno del Principado de Asturias (PSOE) ha confiado a una facultad de la Iglesia católica la formación del profesorado para la “atención a la diversidad” y la prevención de la “violencia de género”. El consejero de Educación y Cultura del Gobierno de Asturias, Genaro Alonso, firmó el 17 de junio un convenio de colaboración con el decano de la Facultad Padre Ossó, José Prieto, para el “desarrollo de actividades educativas de atención a la diversidad en los centros docentes financiados con fondos públicos”, es decir, públicos y concertados.

El convenio establece que ambas instituciones –la consejería y la facultad– trabajarán “por la equidad, la inclusión y la respuesta a la diversidad” mediante la formación del profesorado y los programas de innovación.

CCOO, el Sindicato Unitario Autónomo de Trabajadores de la Enseñanza de Asturias (SUATEA), el Movimiento Social Por la Escuela Pública de Asturias (Msepa), Asturias Laica e Izquierda Unida han criticado con dureza la firma del convenio, que tiene una vigencia de cuatro años pese a estar suscrito por un consejero en situación de provisionalidad, con el parlamento autonómico disuelto, ya que las elecciones se celebraron el 26 de mayo. Aún no ha sido elegido el nuevo presidente, que tendrá que formar un nuevo gobierno. Previsiblemente será el socialista Adrián Barbón, en sustitución de su compañero Javier Fernández. El consejero Alonso ha afirmado que no repetirá en el cargo, pese a lo cual ha dejado firmado un convenio para cuatro años. 

“Prioritariamente –señala el convenio– se tratará de programas que aborden alguna o algunas de las siguientes materias: el absentismo, la resolución de conflictos, la educación para la salud, la prevención de conductas xenófobas y racistas, la violencia de género, el acoso escolar y la inclusión de jóvenes con discapacidad”. InfoLibre preguntó a la Consejería de Educación y Cultura por qué no había una referencia expresa en el convenio de las conductas homófobas o, más ampliamente, contra la diversidad sexual. No hubo respuesta.

El arzobispo Jesús Sanz, presidente del patronato de la facultad, es un notorio detractor de la “ideología de género” y considera el matrimonio gay “falsa progresía”

Facultad Padre Ossó

Lee el resto de esta entrada »


El 18 de julio

julio 18, 2019

El 18 de julio fue el origen de la versión maniquea y manipuladora que la dictadura de Franco, apoyada por la Iglesia, transmitió de la guerra, del “plebiscito armado”: que el “Movimiento Nacional” encarnaba las virtudes de la mejor tradición cristina y el Gobierno republicano todos los vicios inherentes al comunismo ruso.

 

Franco, Queipo de Llano y el cardenal Pla y Deniel durante la Guerra Civil en Toledo. / Fuente foto

Julián Casanova, InfoLibre, 18 de julio de 2019

Desde febrero de 1936 la prensa católica y de extrema derecha incitaban a la rebelión frente al desorden que atribuían al “Gobierno tiránico del Frente Popular”, “enemigo de Dios y de la Iglesia”. La CEDA inició un proceso de acercamiento definitivo a las posiciones autoritarias, que era muy visible desde hacía ya meses en sus juventudes, en el lenguaje y saludo fascista que utilizaban y en los uniformes que vestían.

A partir de la derrota electoral de febrero de 1936, todos captaron el mensaje: había que abandonar las urnas y tomar las armas.

El lenguaje integrista, el del “derecho a la rebeldía” al que había apelado ya en un libro de 1934 el canónigo magistral de Salamanca Aniceto Castro Albarrán, el de una rebelión en forma de cruzada patriótica y religiosa contra la República atea, ganó adeptos. Las Juventudes de Acción Popular engrosaban las filas de Falange, alrededor de quince mil afiliados se pasaron de una organización a otra, y Gil Robles secundaba en las Cortes la violencia verbal y antisistema de José Calvo Sotelo.

Pero toda esa ofensiva de las viejas oligarquías servidoras de la Monarquía y de las masas católicas de la CEDA no habría dado los frutos deseados, echar abajo la República y extirpar la amenaza socialista y libertaria, si no hubiera podido contar con las armas de un sector importante del Ejército.

De la organización de la conspiración se encargaron algunos militares de extrema derecha y la Unión Militar Española (UME), una organización semisecreta, antiizquierdista, que incluía a unos cuantos centenares de jefes y oficiales. El 8 de marzo de 1936, Francisco Franco, los generales Mola, Orgaz, Villegas, Fanjul, Rodríguez del Barrio, García de Herrán, Varela, González Carrasco, Ponte, Saliquet y el teniente coronel Valentín Galarza se reunieron en Madrid, en casa de José Delgado, corredor de bolsa y amigo de Gil Robles, “para acordar un alzamiento que restableciera el orden en el interior y el prestigio internacional de España”, según consta en los documentos conservados sobre “la preparación y desarrollo del Alzamiento Nacional”. Y los asistentes mostraron también su acuerdo en que el general Sanjurjo, que vivía entonces en Portugal, encabezara la sublevación. Lee el resto de esta entrada »


Una red de 21 organizaciones dedican dos millones al año a hacer lobby ultracatólico en Bruselas

julio 9, 2019

Tres grupos españoles, Profesionales por la Ética, Abogados Cristianos y Enraizados, presionan contra el aborto, el feminismo y los derechos LGTBI ante la UE

El entonces vicepresidente del grupo del PPE en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, junto a la coordinadora de One of Us, Ana del Pino, en 2013 / EFE

A. Munárriz | B. Zgaga (Nacional) | M. Bird, InfoLibre, 9 de julio de 2019

La triunfante derecha reaccionaria estadounidense lo llama “batalla cultural”. Se trata de una estrategia de confrontación sin concesiones contra consensos básicos de la democracia liberal, tachados como “progresistas”, “totalitarios” y “liberticidas”, como la idea de que los homosexuales, bisexuales o transexuales, así como las mujeres, tienen los mismos derechos que los hombres heterosexuales.

Las obsesiones de los puntales de esta “batalla cultural” son el rechazo del aborto, la eutanasia y la educación sexual, la beligerancia contra la diversidad sexual y el feminismo, el silenciamiento de las manifestaciones políticas y artísticas contrarias al dogma religioso y la reivindicación de la moral creyente como rectora de la vida pública. En Estados Unidos, estas posiciones ya ocupan un lugar de privilegio en la Casa Blanca, con Donald Trump como valedor. Ahora el campo de batalla se ha trasladado a Europa. Y no sólo porque la pujante ultraderecha europea impulsa este discurso desde los partidos políticos, también porque el integrismo religioso se ha asentado en Bruselas, bajo la forma de toda una miríada de asociaciones, para defender sus posiciones en los pasillos de las instituciones más decisivas de la Unión Europea (UE). 

21 Organizaciones  y 91 lobistas

Un total de 21 organizaciones y think tanks –centros dedicados al pensamiento y la difusión ideológica– de diversa naturaleza, cohesionadas en torno a una agenda ultracatólica, dedican más de dos millones de euros a actividades de lobby ante el Parlamento Europeo y otras instituciones comunitarias, como demuestra el análisis de los datos del Registro de transparencia de la Unión Europea realizado por infoLibre y otros medios del proyecto periodístico European Investigative Collaborations (EIC).

Diez de estas organizaciones están registradas en Bélgica –en dos ocasiones con sede compartida con otro país–. La explicación es que Bruselas es sede de la Comisión y del Parlamento Europeo, lo cual no significa que las organizaciones sean exclusivamente belgas. Al contrario, lo frecuente es que sean multinacionales.

Tres de estas organizaciones están radicadas en España: Asociación de Abogados CristianosProfesionales por la Ética y Enraizados. Otras tres, en Francia. Y en Estados Unidos, Polonia, Holanda, Suiza y Ucrania existe una por país. Hay que recalcarlo: que su base esté en estos países no significa que sean de ámbito local; la característica definitoria del lobby integrista es su disposición de malla internacional. De las 21 organizaciones analizadas –se han descartado otras de cariz católico pero con una agenda y ordenación de prioridades distintas y menos radicales–, 12 tienen representación en España. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia regatea el ‘mea culpa’ por el franquismo (aunque ha pedido perdón a otras víctimas y pueblos)

julio 7, 2019

Las declaraciones de nuncio –”algunos dicen que Franco ha liberado a España”– agitan el debate en torno a la postura de lavarse las manos de la Conferencia Episcopal

El exnuncio Renzo Fratini, que se sitúa equidistante entre quienes llaman “dictador” a Franco y quienes creen que “liberó a España de una guerra civil” / Foto

Ángel Munárriz, InfoLibre, 7 de julio de 2019

A menudo se olvida: la Iglesia española, además de una organización atomizada en más de 40.000 terminales por todo el territorio nacional, es la delegación local de un Estado extranjero, el Vaticano, con el que mantiene una singular relación bilateral que le da un acceso privilegiado a las aulas, las arcas y las almas de nuestro país, como señala Ángel Luis López Villaverde, profesor de Historia Contemporánea, en El poder de la Iglesia en la España contemporánea (Catarata, 2013). Ese Estado extranjero, de carácter teocrático, tiene en el papa a su jefe supremo. Y ese jefe supremo, hoy Jorge Mario Bergoglio, conocido como Francisco, tiene su primer representante diplomático en España en la figura del nuncio, valedor de los intereses y voz aquí del Estado vaticano. Pues bien, el que hasta esta misma semana ha sido nuncio del Vaticano en España,Renzo Fratini, afirmó antes de certificar su salida del cargo que el Gobierno español “ha resucitado a Franco” por intentar exhumar sus restos del Valle de los Caídos.

Las palabras de Fratini han provocado una queja del Gobierno de España, que ha pedido al Vaticano que lo desautorice y ha denunciado una “injerencia” por parte del diplomático vaticano. La reacción de la vicepresidenta Carmen Calvo ha sido calificada por la jerarquía católica como “impresentable” y “amenazante”. Fratini había dicho: “Dejarlo en paz [a Franco] era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil”. Y añadió: “A Franco algunos lo llaman dictador, algunos dicen que ha liberado a España de una guerra civil, que ha solucionado un problema. No continuemos peleándonos sobre si tenía razón o culpa”.

Ni el Vaticano lo ha desautorizado ni Fratini ha rectificado.Si piensan que la Iglesia es franquista, se equivocan“, ha dicho el ya exnuncio. Técnicamente es difícil ser hoy franquista, cuando Franco lleva más de cuatro décadas muerto. En todo caso, se puede ser nostálgico o neofranquista. Pero sí fue franquista. Vaya que si lo fue. Más que franquista, la Iglesia fue consustancial al Estado franquista, al que le suministró su caudal ideológico fundamental, que resultó en el nacionalcatolicismo. También le dio cobertura diplomática y moral. Y le mantuvo el apoyo hasta el final (aunque no puedan negarse corrientes reformistas y hasta rupturistas en el seno de la Iglesia, sobre todo en la recta final de la dictadura).

Complicidad con el franquismo

Lee el resto de esta entrada »