La Ley Celáa

noviembre 23, 2020

La única fórmula para descargar una tensión que puede llegar a ser insoportable es la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede. La tutela de la Iglesia Católica sobre el ejercicio del derecho no se corresponde en absoluto con la secularización cada vez más acentuada de la sociedad española.

El constitucionalista Javier Pérez Royo estará este sábado en Xixón | Institutu Asturies 2030

Javier Pérez Royo

Javier Pérez Royo, El Diario, 23 de noviembre de 2020

Con la Constitución española de 1978 es imposible que se pueda aprobar una ley de educación por consenso. No se ha aprobado ninguna de esta manera, no por casualidad, sino porque la Constitución no lo permite. Esta imposibilidad de alcanzar un consenso se ha ido haciendo progresivamente más visible con la aprobación de cada una de las nuevas leyes. La última siempre ha sido más conflictiva que la anterior. Los dos casos extremos han sido las dos últimas, la Ley Wert y la Ley Celáa. No sé si con esta Constitución habrá una próxima, pero, si la hay, el enfrentamiento será todavía muy superior al que se ha alcanzado con estas dos.

Si la Constitución española hubiera sido el resultado de un proceso genuinamente constituyente, los artículos 16 y 27 en su redacción actual no habrían sido  parte de la misma. No habría una mención expresa de la Iglesia Católica en el artículo dedicado al reconocimiento de la libertad religiosa y la aconfesionalidad del Estado y no se regularía el ejercicio del derecho a la educación de la forma en que figura en el texto constitucional. Y no existirían, por supuesto, unos Acuerdos con la Santa Sede, negociados por un Gobierno pre-constitucional, designado de conformidad con lo previsto en las Leyes Fundamentales del Régimen de Franco, al mismo tiempo que se estaba elaborando la Constitución, pero sin la intervención de las Cortes que la estaban aprobando. Dichos Acuerdos serían publicados en el BOE, inmediatamente después de la publicación de la Constitución, como si fueran unos Acuerdos posconstitucionales, cuando no lo eran. Los Acuerdos con la Santa Sede se introdujeron de contrabando en el ordenamiento constitucional, porque se sabía que no se podían introducir de manera abierta y transparente.

Los artículos 16 y 27 y los Acuerdos con la Santa Sede son el “corsé” dentro del cual tiene que moverse el legislador para regular el ejercicio del derecho a la educación. Es un “corsé” con el que la derecha española se encuentra muy cómoda, pero es un “corsé” que asfixia a la izquierda. Cada intento de esta por relajar la presión del “corsé” es denunciado por la primera como anticonstitucional, como ruptura del “consenso constituyente”, denuncia a la que, como estamos viendo, la Conferencia Episcopal se apunta de manera inmediata. Lee el resto de esta entrada »


Conferencia de Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica: “Libertad, Igualdad y Fraternidad. Los lemas del laicismo y de la República”

noviembre 16, 2020

Fotograma vídeo conferencia

Fuente: UPCM (vía Laicismo.org), 16 de noviembre de 2020

Organizada por la Universidad Popular Carmen de Michelena de Tres Cantos, Madrid, (UPCM) dentro de las actividades programadas para este mes de noviembre se llevó a cabo, de manera virtual, la conferencia de Antonio Movellán sobre “Libertad, Igualdad y Fraternidad. Los lemas del laicismo y de la República”

En ella, Antonio Gómez Movellán nos introduce en la concepción del laicismo desde una perspectiva histórica, adentrándonos en el significado del simbolismo de las imágenes de la Revolución Francesa y su impacto en América. Nos introduce en la historia de la lucha por la libertad de conciencia en España y trae el recuerdo de figuras postergadas en España como el maestro Ripoll o el anarquista Ferrer i Guardia; finalmente nos introduce en el mundo de la religión y la política en la escena internacional.

Conferencia

Lee el resto de esta entrada »


Educación Laica para mantener la cabeza

noviembre 15, 2020

“El laicismo protege todas las creencias, también las religiosas, en su desarrollo individual, pero protege igualmente a la sociedad de todas ellas”

Manifestación en Francia tras el asesinato de Samuel Paty

José Antonio Naz Valverde, Colectivo Prometeo, 15 de noviembre de 2020

Hace un mes, un joven musulmán decapitaba a un profesor francés por haber mostrado imágenes indecorosas de Alá en una clase de Moral Cívica, ilustrando la libertad de expresión en un Estado laico y democrático. Este hecho apenas tuvo repercusión en los medios de prensa españoles, ni en la clase política. Pero en Francia provocó reacciones de toda la sociedad, de todos los sectores educativos, del gobierno y de todos los partidos políticos sin excepción . A las condenas se sumaron los líderes religiosos islámicos. Todos argumentaban la necesidad de seguir profundizando en el laicismo en la educación.

El ministro de educación explicaba que el profesor fue asesinado por poner “el saber al servicio del espíritu crítico”, para “formar ciudadanos libres”; como decía el presidente Macron, porque “explicaba la libertad de expresión, la libertad de creer o no creer”. El escritor Pascal Bruckner argumenta que los fundamentalísimos no soportan que se despierten las conciencias en las escuelas, porque ellos se desarrollan en la ignorancia y la estupidez, que favorecen el odio. Y explica las reacciones antifrancesas en distintos países “islámicos”, por su modelo de laicismo, no porque opriman a los musulmanes, sino porque dan a todos la libertad de ser indiferentes a las religiones, les libera de la opresión religiosa. El laicismo protege todas las creencias, también las religiosas, en su desarrollo individual, pero protege igualmente a la sociedad de todas ellas. Hay un respeto para todas las creencias, pero ninguna neutralidad, sino denuncia contundente de los fundamentalismos y persecución penal de la violencia. Este debate en nuestro país vecino se está materializando en medidas concretas de reforzamiento del laicismo y de los valores ciudadanos en los centros escolares, potenciando la “Charte de la laïcité á l’école”.

Mientras tanto, en las cortes del Estado Español se está debatiendo una reforma de ley de Educación que, si no se producen cambios al texto propuesto, mantiene el dogma religioso en los centros escolares. Cuarenta años después de una Constitución que proclama la “aconfesionalidad” del Estado, y cuarenta previos de una cruzada genocida y un régimen dictatorial- catolico , se sigue subvencionando con dinero público centros que forman en dogmas e idearios particulares, se pagan catequistas, seleccionados por los jefes religiosos, en los centros de titularidad pública, y se dedican más horas del curriculum a estas catequesis que al aprendizaje de saberes o materias fundamentales.

Lee el resto de esta entrada »


¿Laicismo? Confesionalismo fáctico: Una de las grandes vergüenzas del Reino de España

noviembre 8, 2020

Este texto es una versión traducida y adaptada de la intervención de Daniel Raventós en la mesa sobre “Postmodernidad y razón” de la Universitat Progressista d’Estiu de Catalunya -UPEC- en homenaje a Antoni Domènech, el 5 de noviembre de 2020.

George Grosz

Daniel Raventós, SinPermiso, 8 de noviembre de 2020

El territorio del reino de España dispone de una larga tradición en defensa del laicismo. Esto es así por varias razones, pero una de ellas es por la existencia de una iglesia católica especialmente potente, reaccionaria y nefasta en nuestra historia y en nuestro presente.

Lo que significa laicismo no debería suponer ninguna ambigüedad.

“Un sistema político caracterizado por la exclusión de la influencia y control eclesiástico” (Diccionario Merriam Webster).

“La doctrina según la cual la moralidad debe basarse únicamente en el bienestar de la humanidad en la vida presente, con exclusión de todas las consideraciones derivadas de la creencia en Dios o en un estado futuro” (Diccionario Oxford).

“La creencia de que la religión no debería estar implicada en las actividades políticas y sociales habituales de un país” (Diccionario Cambridge).

“La laicidad implica la separación de las organizaciones religiosas y estatales. El orden político se basa en la única soberanía del pueblo de los ciudadanos y el Estado -que no reconoce ni paga ninguna religión- no regula el funcionamiento interno de las organizaciones religiosas. De esta separación se deduce la neutralidad del Estado, las autoridades locales y los servicios públicos, no de sus usuarios. La República laica impone así la igualdad de los ciudadanos en la administración y el servicio público, sean cuales sean sus convicciones o creencias” (De una página de la república francesa). Lee el resto de esta entrada »


Francia refuerza la enseñanza del laicismo en las escuelas

noviembre 7, 2020

El Ministerio de Educación francés recuerda en su web que el laicismo “es una dimensión esencial de la República en tanto que garante de la libertad, la igualdad y la fraternidad”.

Jean-Michel Blanquer, Ministro de Educación de Francia

La Vanguardia, 7 de noviembre de 2020

El reciente atentado contra un profesor que enseñó caricaturas de Mahoma en clase ha llevado a Francia a reforzar la enseñanza del laicismo en las escuelas, con más métodos pedagógicos este año y un cambio más profundo a partir del próximo curso.

“El laicismo ya forma parte del programa dentro de la enseñanza moral y cívica, pero creemos que no es suficiente. Se reforzará. Hay que explicar bien el laicismo, que es a la vez algo muy sencillo y muy sutil”, dijo este jueves el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, en una videoconferencia con prensa internacional.

Su gabinete contempla una mayor cantidad de horas dedicadas a ese concepto y una “evolución” que permita “implicar a todos los profesores”, pero contar también, en su opinión, con el compromiso de los alumnos.

“El principio de laicismo vale para todos los aspectos de la vida. Es un principio de libertad y de respeto. Si hay que buscar un sinónimo, sería la libertad. Se opone al proselitismo en el conjunto de los centros escolares, de ahí que se prohíban signos religiosos ostentosos”, añadió. Lee el resto de esta entrada »


“Defenderemos el laicismo. Y la libertad que enseñabas tan bien. No renunciaremos a caricaturas ni a las ilustraciones”, Macrón en el homenaje de Estado al profesor Samuel Paty

octubre 22, 2020

El presidente francés Emmanuel Macron pronunció un emotivo discurso desde la Universidad de la Sorbona en el que resaltó los valores republicanos de libertad de expresión e igualdad. El mandatario francés defendió la enseñanza laica de las escuelas francesas y homenajeó a la figura del profesor Samuel Paty, asesinado el pasado 16 de octubre.

Homenaje civil en la Sorbona

France 24, El País, 22 de octubre de 2020

La Universidad de la Sorbona fue el lugar de homenaje para el profesor Samuel Paty, asesinado el pasado viernes por un joven perteneciente a una rama radical islamista luego de que el maestro mostrara en sus clases caricaturas del profeta Mahoma. Francia despidió a este docente con honores de un símbolo de la libertad de expresión e hizo un alegato de los valores republicanos frente al fundamentalismo y el extremismo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró este 21 de octubre en el homenaje nacional al profesor decapitado que Francia “no renunciará a las caricaturas” y proseguirá “el combate por la libertad” que Samuel Paty encarnaba. Al homenaje, de carácter profundamente sobrio y respetuoso, acudieron personalidades de todo tipo de la política francesa, familiares y compañeros del maestro.

Samuel Paty era profesor de un instituto de educación secundaria en los suburbios de París y el encargado de llevar la clase de libertad de expresión, donde mostró las caricaturas de Mahoma. La Administración francesa elogió su labor y Macron le dedicó varios minutos de su discurso.

Su asesino era un joven de 18 años de origen checheno, aunque nacido en Moscú, que intentó localizar al docente durante la tarde del pasado viernes para asesinarlo con arma blanca. Paty había protagonizado una fuerte polémica entre varios padres de alumnos que se habían indignado por la clase que había impartido con las caricaturas.

“Defenderemos el laicismo. Y la libertad que enseñabas tan bien. No renunciaremos a caricaturas ni a las ilustraciones”, dijo Macron en una ceremonia celebrada en el patio de honor de la universidad parisina “lugar del humanismo” y del “saber universal”. Lee el resto de esta entrada »


Menores y libertad de conciencia (Vídeo)

septiembre 29, 2020

29 de septiembre de 2020

Continuando con la serie de vídeos-entrevista que Europa Laica va realizando sobre temas diversos (iniciada con la entrevista a Javier Sádaba –Coronavirus, Justicia e Igualdad-, a la que siguió Discusión a tres bandas: En torno a la casilla de la iglesia en el IRPF y Por una Escuela Pública y Laica), edita ahora un nuevo vídeo: Menores y la libertad de conciencia. Sobre el valor del laicismo en la Educación en el que se exponen las ideas fundamentales sobre cómo afecta y se vulnera la libertad de conciencia de los menores, que como personas, gozan de ese derecho fundamental, tanto en el ámbito familiar, como en el escolar y en la sociedad en general.

En este nuevo vídeo intervienen Enrique Ruiz (Laicos de Rivas y miembro de la Junta Directiva de Europa Laica), Eva Bajo (Las Palmas Laica) y César Tejedor (responsable de Formación de Europa Laica).

Como en otras ocasiones, Europa Laica edita además de la entrevista completa, un video-resumen más breve de cara a su fácil distribución en redes

Vídeos
Fuente Europa Laica

Lee el resto de esta entrada »


Francia lucha por preservar su laicismo

septiembre 25, 2020

En Francia no se plantea el debate sobre si incluir la religión musulmana en el currículum escolar. Una ley de 1905 zanjó la cuestión, al instaurar un estricto laicismo, una separación clara entre el Estado y los credos

Inicio del curso el 1 de septiembre en la escuela Françoise-Giroud de Vincennes (Francia) (MARTIN BUREAU / AFP)

Eusebio Val, corresponsal París, La Vanguardia, 25 de septiembre de 2020

En Francia no se plantea el debate sobre si incluir la religión musulmana en el currículum escolar. Una ley de 1905 zanjó la cuestión, al instaurar un estricto laicismo, una separación clara entre el Estado y los credosNo hay, por tanto, clase de religión en las escuelas francesas, salvo en Alsacia y Mosela, territorios pertenecientes al Reich alemán en 1905 y en los que aún sigue vigente, como rareza histórica, el concordato con la Santa Sede firmado por Napoleón I. En esas regiones los curas católicos y los pastores protestantes son funcionarios públicos, con sueldo estatal. Hoy la clase de religión se sigue ofreciendo, pero es optativa.

La discusión francesa, desde hace años, se produce en otros términos y es profunda y polémica. ¿Cómo preservar el laicismo, signo de identidad de la República? ¿Cómo evitar que el islamismo radical gane terreno y empuje a sus militantes hacia una ruptura cultural con el resto de la sociedad francesa?

Las clases de religión no se permiten en la escuela, según una ley de 1905, salvo en Alsacia y Mosela

En el vocabulario francés moderno se han asentado dos vocablos que pueden inducir a equívoco. Se habla, siempre en tono muy negativo, de “comunitarismo” y “separatismo”, conceptos casi sinónimos. Se trata de esa voluntad de algunos grupos –en especial de los musulmanes rigoristas o de tendencia salafista u otras corrientes integristas– a vivir según sus propias normas y a esquivar, cuando no contradecir, principios fundamentales del ordenamiento constitucional francés en lo que respecta a la igualdad entre sexos, el derecho a la educación de las mujeres y otras libertades y costumbres consolidadas. Lee el resto de esta entrada »


Mito, magia, religión

julio 21, 2020

descarga

Javier Sádaba, Público, 21 de julio de 2020

Habitualmente hablamos, con excesiva alegría, de los mitos, de la magia que nos puede envolver y de las religiones que componen una buena parte de las preocupaciones y acciones, algunas terribles, de los individuos. Y no son lo mismo. Un estimado antropólogo, aparte de su historia, distinguiría las reglas que determinan cada una de esas tres palabras. Por mi parte, me voy a referir al uso que actualmente se hace de mito,  algo diré también de magia, y cómo un pensamiento laico debería ser más cauto con estas expresiones. Y cómo se cuelan en el lenguaje introduciendo una dañada mercancía en el pensamiento laico. El mito suele tomarse habitualmente como un cuento, una leyenda, una falsa historia. No sería del todo cierto. Como dice un importante antropólogo, el mito es una verdad exagerada. Si eso es así, en él existe un núcleo de verdad al que se le añaden deseos e intereses que dependerán de la cultura en la que se inserten tales mitos. Un filósofo no menos importante escribió que en nuestro lenguaje habita toda una mitologia.

Si nos volvemos a nuestros días y desde una mirada laica, hay que reconocer que estamos rodeados de mitos por todas partes, que nos atacan sin descanso, que son utilizados a su antojo por el Poder. En este sentido sobresale el mito del dinero. No del simple dinero que es un intercambio simbólico que hemos inventado los humanos para relacionarnos con lo que nos pueda ser útil, sino como un Dios que todo lo bendice. La gloria se la lleva el dinero. Y el dinero hoy, en un capitalismo financiero que todo lo domina o diluye, es un mito  tóxico, alienante, opuesto a una vida libre y armónica. Ya se nos ha colado Dios de nuevo. Pero existen otros mitos que circulan casi sin que nos demos cuenta. Otro mito muy a la vista a pesar de la capacidad que posee para esconderse, es el de las iglesias. Porque no existe una sola iglesia en España. Coexisten católicos con cristianos no romanos, evangelistas sobre todo, y musulmanes, entre otros. Y todos ellos monoteistas o creyentes en un solo Dios Único, lo que les aleja de los cuerpos humanos y ensalza un Poder absoluto. Su alimento, o si se quiere, su pequeña verdad, se apoya en la necesidad que tenemos los humanos para superar el  sufrimiento y el deseo de  una vida posterior que ahogara las desdichas de las miserias de la tierra. Pero sobre todo ello se montan grandes y pequeños mitos que van desde grandiosos atributos divinos en los que la gente debería creer hasta ritos, ceremonias, procesiones y todo un conjunto de artilugios que caen sobre las personas a modo de maná del cielo. El mito, de una u otra forma, se mantiene, se impone y aliena. Y su forma, mas allá del cuento o la respetable leyenda, anida entre nosotros en forma de religión. De ahí, digámoslo de nuevo, el deber de desmitologizar si partimos de un pensamiento laico. Lee el resto de esta entrada »


Llanto por la mezquita de Santa Sofía

julio 21, 2020

Fue basílica, templo islámico y, desde 1935, museo. Ahora vuelve a convertirse en un edificio religioso.

La virgen y las inscripciones islámicas. En Santa Sofia, Estambul. / dpa

Patricia Kolesnicov, Clarín, 21 de julio de 2020

De repente, nuestro guía lloraba. Nos había guiado por media Turquía, nos había mostrado su belleza y su gloria, había minimizado asuntos ríspidos, había gambeteado cualquier pregunta sobre el genocidio armenio. Habíamos visto el mar, la historia, las fábricas de alfombras. Habíamos desayunado con tomate, yogur y pepino, habíamos cenado delicias, habíamos temblado de emoción frente a la nada que quedaba de Troya. Y ahora, discretamente, se le caían las lágrimas. ¿Por qué? Por cierto resultado electoral, su país seguiría gobernado por un partido moderadamente islámico. Pero cada vez más islámico.

Ya habíamos visto, en las calles de Estambul, un trío de mujeres que se repetía: una iba con jeans, una con la cabeza cubierta por un pañuelo, la tercera toda cubierta por una especie de piloto largo. Eran abuela, madre, nieta. En ese orden: la abuela era la del jean.

Es que la historia no es una flecha que avanza hacia adelante -¿qué es adelante?- sino que va y viene. Después de la Primera Guerra Mundial y de la mano de Kemal Ataturk, Turquía -la tierra de mis bisabuelos- se fue convirtiendo en un país laico. Terminó con las escuelas teológicas, dejó atrás la ley islámica y la reemplazó por un código civil basado en el suizo. Las mujeres empezaron a votar en 1934. Y ningún clérigo tuvo poder sobre el Estado. Lee el resto de esta entrada »