Bioética y laicismo

febrero 25, 2021

Javier Sádaba, Público, 25 de febrero de 2021

La Bioética es una rama de la Ética que ha tenido una fuerte y compleja evolución en los últimos años. Sin ánimo de hacer un viaje desde sus comienzos, como disciplina autónoma, en los años setenta, me detendré en algunos de sus los aspectos más relevantes. En primer lugar, y tratando de completar el tronco de la Ética, los grandes avances tecnológicos rozan los límites de la vida y la muerte. Y sus posibles aplicaciones asustan o entusiasman ante una hipotética redefinición del hombre y del proceso evolutivo. Ya no se trata solo del aborto o la eutanasia, presentes desde antiguo, sino de la clonación parcial e incluso total, la investigación con embriones, el uso de las células madre en toda su extensión o el conocimiento cada vez más exhaustivo de la Genética y la Epigenética. En un paso de gigante llegaríamos, en manos de los algoritmos, a la ansiada, entre otros por el poder económico, a la Inteligencia Artificial, Superinteligencia o Singularidad. Y por medio, la edición genética, descubrimiento medio español, merecedor del Premio Nobel. Se podrían insertar partes de un genoma en otro distinto dando lugar a una hibridación hasta ahora desconocida.

De lo expuesto se deduce que quien se dedique a la Bioética ha de saber de ciencia, concretamente de biología, e interesarse por el funcionamiento de la salud tanto en las obligaciones políticas como en la relación médico y paciente. Es una pena que casi todo se ha reducido a esta última parte. Interesante como es, no es de recibo que se reduzca la Bioética a cuatro supuestos y arbitrarios principios de uso clínico sin conocer la base científica antes mentada. Muchos se han aprovechado de dicho estrechamiento bioético. Así, cualquiera puede dar clases de bioética, no necesita estudiar mucho y fácilmente se aliará con los profesionales de la medicina más inclinados al espíritu que a la materia. Lee el resto de esta entrada »


Francia aprueba la “ley Paty” para combatir el radicalismo islamista

febrero 17, 2021

La polémica norma, adoptada en la Asamblea Nacional, refuerza el control de las mezquitas y penaliza el odio en internet

El primer ministro francés, Jean Castex, en el centro, ayer durante la sesión de la Asamblea Nacional, en París.ANNE-CHRISTINE POUJOULAT / AFP

Marc Basset, El País, 17 de febrero de 2021

Es la ley más ambiciosa y polémica del último tramo de la presidencia de Emmanuel Macron, un proyecto para combatir lo que el presidente francés ha llamado “el separatismo islamista”. La Asamblea Nacional adoptó ayer un texto que intenta poner al día el modelo laico, garante de la libertad de culto y al mismo tiempo la neutralidad del Estado ante las religiones. La decapitación de un profesor de instituto a manos de un islamista y las críticas internacionales a Macron por su estrategia contra el islamismo han marcado una discusión que afecta al núcleo de la identidad política de Francia: la laicidad.

El “proyecto de ley que reafirma los principios republicanos” —este es finalmente el nombre completo, que no menciona el islamismo— modifica algunas leyes fundamentales en la Francia moderna, como la de 1882 sobre la libertad de enseñanza o la de 1905 sobre la separación de las Iglesias y el Estado.

El texto se aprobó con 347 votos a favor, 151 en contra y 65 abstenciones. Votaron a favor los diputados de La República en marcha, el partido de Macron, además de los de varias pequeñas formaciones que le apoyan. El primer partido de oposición, la derecha tradicional de Los Republicanos, votó en contra, así como La Francia Insumisa, el partido de la izquierda populista. Se abstuvieron el Partido Socialista y los seis diputados de la extrema derecha del Reagrupamiento Nacional, partido que carece de grupo propio en la Asamblea Nacional, pero que aspira a gobernar Francia tras las elecciones presidenciales de 2022 y que ocupa un lugar central en todas las discusiones sobre identidad nacional e islam. Lee el resto de esta entrada »


El gobierno de los eslóganes y el laicismo

enero 29, 2021

 

Antonio Gómez Movellán, Público, 29 de enero de 2021

La derrota de Trump en las elecciones y los altercados en el Capitolio parecen haber añadido más confusión a una tensión política internacional extraña y aún más confusa.

El ascenso, en los países más desarrollados del mundo, de ideologías reaccionarias que se atrincheran tras las barricadas del aislacionismo nacional y bajo las banderas de los valores religiosos y de las patrias se debe, en parte, a la fragilidad de las soluciones políticas y sociales que se han venido desarrollando, bajo el rótulo de neoliberalismo, en las últimas décadas. Las nuevas fracturas sociales que ahondan la desigualdad y la pobreza en el corazón mismo de los países más desarrollados del mundo revela una crisis de los paradigmas sociopolíticos dominantes en estos países desde los años 80.

Y algo similar pasa en los países más empobrecidos donde el ascenso de ideologías reaccionarias aislacionistas y muchas veces envueltas ideológicamente el doctrinarismo de las religiones están haciendo saltar en pedazos la geopolítica tal y como ha sido concebida hasta hace solo unas décadas y donde el antimperialismo y la soberanía nacional no suele ir asociado, desgraciadamente, a unos discursos  de liberación y emancipación  sino de reacción, justificados en la religión, como lo vemos, por ejemplo, en Turquía .

Además, el control de las multinacionales de la información que se imponen sobre las soberanías de los pueblos y de los Estados y “el capitalismo de la vigilancia” promueve discursos unilaterales donde la información veraz y el pluralismo informativo salta por los aires. Los casos de Snowden y Assange pone en evidencia lo que es la censura en los tiempos de la digitalización y la inteligencia artificial.

En nuestro país, las aspiraciones sociales de reformas políticas del 15 M han sido diluidas entre el trascurrir del tiempo y los nuevos desafíos sociales, que no son pocos. Precisamente en la ampliación de la desigualdad social y el crecimiento de la pobreza es donde el discurso reaccionario, patriótico y religioso como el de VOX cobra justificación y si bien es fácil de caricaturizar, muchos de los problemas que señala este neofascismo son muy reales y de ahí su expansión.

Lee el resto de esta entrada »


El PSOE y los límites en avanzar en la laicidad del Estado

enero 14, 2021

Juanjo Picó

Juanjo Picó, Europa Laica, 14 de diciembre de 2021

El Secretario federal de Laicidad del PSOE (José Manuel Rodríguez Uribes, a la sazón Ministro de Cultura) ha enviado una carta a todas sus organizaciones territoriales, que se ha hecho pública bajo el título “La laicidad, “religión de la libertad”, para compartir el logro que ha supuesto la aprobación de la Ley de Eutanasia, en el marco de la laicidad que defiende el PSOE, a la vez que para comentar las iniciativas en curso y los planes de gobierno en relación con las confesiones religiones religiosas, particularmente las que dirige personalmente la Vicepresidenta Carmen Calvo con la jerarquía católica en España.

Esta misiva describe un laicismo de corte filosófico-académico que, en nuestra opinión, deja de lado los ejes fundamentales de la necesaria proyección democrática del laicismo en su vertiente política como norma de convivencia. Esta descripción ideológica e histórica, de los orígenes y fundamentos laicistas, siendo un acervo a tener en cuenta, puede opacar las implicaciones prácticas del laicismo pendiente. Un laicismo a menudo hasta  interesadamente desvirtuado y anatemizado, sobre todo desde el lado eclesial, aunque no solo.

Si bien es cierto, y motivo de satisfacción y reconocimiento, el avance en estos años en derechos civiles relacionados con la libertad de conciencia, como son el matrimonio igualitario, la interrupción del embarazo y la eutanasia, potenciados todos por gobiernos del PSOE, no es menos cierto que el PSOE mantiene incólume el actual modelo de Estado de privilegios, y simbiosis en muchos casos, especialmente en relación con la Iglesia católica, sin que la exigencia democrática de separación entre Estado e iglesias/religiones ofrezca un planteamiento claro e inequívoco en su acción política y social, cuando no más bien en mantener el actual estatus. Lee el resto de esta entrada »


El Parlamento francés debatirá en enero la ley que persigue el islamismo radical, aprobada hoy – 9 de diciembre- en el Consejo de Ministros

diciembre 9, 2020

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto para “reafirmar los principios republicanos” tras un otoño de atentados y críticas a la laicidad en el país y que empezará a debatirse en el Parlamento en enero de 2021

El primer ministro francés, Jean Castex.

El primer ministro francés, Jean Castex / EFE / EPA / Stphane de Sakutin

El País / 20 minutos, 9 de diciembre de 2020

Francia combatirá el islamismo con una nueva legislación que protegerá a los empleados públicos ante las presiones radicales, garantizará que toda asociación respete la laicidad y limitará las posibilidades de educar a los menores de edad en casa. El “proyecto de ley que reafirma los principios republicanos” llegó este miércoles al Consejo de Ministros después de meses de discusión, marcados por varios atentados yihadistas y por las críticas internacionales al presidente, Emmanuel Macron, por su defensa del modelo laico francés.

La ley aprobada en el Consejo de Ministros y que en enero de 2021 empezará a debatirse el Parlamento, busca atajar lo que Macron llama el “separatismo islamista”, pero evita en su texto mencionar ninguna religión específica. Tampoco aborda las medidas contra las discriminaciones en los barrios donde prospera el islamismo. Ni entra en la organización de los imanes franceses y su dependencia de países extranjeros. La presentación coincide con el 115º aniversario de la llamada Ley de la laicidad, que garantiza la libertad de culto y la neutralidad del Estado ante las diferentes religiones.

“Este proyecto de ley no es un texto contra las religiones ni contra la religión musulmana en particular. Es un texto de libertad, de emancipación ante el fanatismo religioso”, dijo el primer ministro, Jean Castex, en una comparecencia tras el Consejo de Ministros. Las campañas de boicot a Francia en países musulmanes, instigadas por dirigentes como el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y algunas tribunas en la prensa estadounidense y británica han inquietado en París. Al eliminar de la ley las referencias al separatismo o al islam, el Gobierno francés ha querido disipar la percepción, en ciertos ámbitos, de que el texto va contra los cerca de seis millones de musulmanes y que el liberal Macron ha dado un giro “iliberal” a su presidencia. Lee el resto de esta entrada »


Vademécum laicista

diciembre 8, 2020

Elaborado por Juanjo Picó, responsable de Comunicación, y César Tejedor, responsable de Formación de Europa Laica.

Europa Laica, 8 de diciembre de 2020

El objetivo de este Vademécum es proporcionar una línea argumental y discursiva de respuestas básicas a preguntas que recaban la opinión de Europa Laica sobre el significado del laicismo o sobre materias y situaciones relacionadas con la laicidad del Estado y con la actual legislación y los comportamientos públicos en nuestro país.

Las preguntas o temas que figuran son producto de la experiencia acumulada cuando personas no asociadas, incluso también socias, se interesan para recabar la opinión o información sobre temas particulares que forman parte de los objetivos de Europa Laica. Son también preguntas que a menudo surgen por parte de los medios de comunicación o en los debates públicos en los que Europa Laica participa.

Las preguntas se han agrupado en las distintas categorías que figuran en el índice. Cuando una pregunta podría formar parte de varias categorías, se ha optado por incluirla en la categoría que se considera como más significativa.

El texto de cada respuesta es autocontenido con el fin de disponer de una contestación lo más completa posible a cada una de ellas, sin tener que referenciarse a otras. Ello comporta que algunos mismos textos de respuesta se repitan en diferentes partes del documento.

Para algunos de los temas tratados se indica una documentación de referencia, de interés para quien quiera ampliar la información. Lee el resto de esta entrada »


¿Qué es el laicismo?

diciembre 8, 2020

Una explicación sencilla, razonada e independiente del laicismo y la laicidad

Observatorio del laicismo _ Europa Laica, 8 de diciembre de 2020

La laicidad del Estado y de sus instituciones es ante todo un principio de concordia de todos los seres humanos fundado sobre lo que los une, y no sobre lo que los separa. Este principio se realiza a través de los dispositivos jurídicos de la separación del Estado y las distintas instituciones religiosas, agnósticas o ateas y la neutralidad del Estado con respecto a las diferentes opciones de conciencia particulares.

Puede definirse la laicidad como un régimen social de convivencia, cuyas instituciones políticas están legitimadas por la soberanía popular y no por elementos religiosos o convicciones particulares.

Si la laicidad designa el estado ideal de emancipación mutua de las instituciones religiosas y el Estado, el laicismo evoca el movimiento histórico de reivindicación de esta emancipación laica. La laicidad pretende un orden político al servicio de los ciudadanos, en su condición de tales y no de sus identidades étnicas, nacionales, religiosas,…

El término laicidad viene del vocablo griego laos, que designa al pueblo entendido como unidad indivisible, referencia última de todas las decisiones que se tomaban por el bien común. El laicismo recoge ese ideal universalista de organización de la ciudad y el dispositivo jurídico que se funda y se realiza sobre su base.

El laicismo como afirma Henri Peña-Ruiz:

«Es la palabra para referirse al ideal de emancipación de la esfera pública con respecto a cualquier poder religioso o, en un sentido más amplio de toda tutela del Estado que, siendo democrático, ha de ser de todos y no sólo de unos algunos

La laicidad descansa en tres pilares: Lee el resto de esta entrada »


La Ley Celáa

noviembre 23, 2020

La única fórmula para descargar una tensión que puede llegar a ser insoportable es la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede. La tutela de la Iglesia Católica sobre el ejercicio del derecho no se corresponde en absoluto con la secularización cada vez más acentuada de la sociedad española.

Las constituciones que no se reforman estallan»

Javier Pérez Royo, El Diario, 23 de noviembre de 2020

Con la Constitución española de 1978 es imposible que se pueda aprobar una ley de educación por consenso. No se ha aprobado ninguna de esta manera, no por casualidad, sino porque la Constitución no lo permite. Esta imposibilidad de alcanzar un consenso se ha ido haciendo progresivamente más visible con la aprobación de cada una de las nuevas leyes. La última siempre ha sido más conflictiva que la anterior. Los dos casos extremos han sido las dos últimas, la Ley Wert y la Ley Celáa. No sé si con esta Constitución habrá una próxima, pero, si la hay, el enfrentamiento será todavía muy superior al que se ha alcanzado con estas dos.

Si la Constitución española hubiera sido el resultado de un proceso genuinamente constituyente, los artículos 16 y 27 en su redacción actual no habrían sido  parte de la misma. No habría una mención expresa de la Iglesia Católica en el artículo dedicado al reconocimiento de la libertad religiosa y la aconfesionalidad del Estado y no se regularía el ejercicio del derecho a la educación de la forma en que figura en el texto constitucional. Y no existirían, por supuesto, unos Acuerdos con la Santa Sede, negociados por un Gobierno pre-constitucional, designado de conformidad con lo previsto en las Leyes Fundamentales del Régimen de Franco, al mismo tiempo que se estaba elaborando la Constitución, pero sin la intervención de las Cortes que la estaban aprobando. Dichos Acuerdos serían publicados en el BOE, inmediatamente después de la publicación de la Constitución, como si fueran unos Acuerdos posconstitucionales, cuando no lo eran. Los Acuerdos con la Santa Sede se introdujeron de contrabando en el ordenamiento constitucional, porque se sabía que no se podían introducir de manera abierta y transparente.

Los artículos 16 y 27 y los Acuerdos con la Santa Sede son el “corsé” dentro del cual tiene que moverse el legislador para regular el ejercicio del derecho a la educación. Es un “corsé” con el que la derecha española se encuentra muy cómoda, pero es un “corsé” que asfixia a la izquierda. Cada intento de esta por relajar la presión del “corsé” es denunciado por la primera como anticonstitucional, como ruptura del “consenso constituyente”, denuncia a la que, como estamos viendo, la Conferencia Episcopal se apunta de manera inmediata. Lee el resto de esta entrada »


Conferencia de Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica: “Libertad, Igualdad y Fraternidad. Los lemas del laicismo y de la República”

noviembre 16, 2020

Fotograma vídeo conferencia

Fuente: UPCM (vía Laicismo.org), 16 de noviembre de 2020

Organizada por la Universidad Popular Carmen de Michelena de Tres Cantos, Madrid, (UPCM) dentro de las actividades programadas para este mes de noviembre se llevó a cabo, de manera virtual, la conferencia de Antonio Movellán sobre “Libertad, Igualdad y Fraternidad. Los lemas del laicismo y de la República”

En ella, Antonio Gómez Movellán nos introduce en la concepción del laicismo desde una perspectiva histórica, adentrándonos en el significado del simbolismo de las imágenes de la Revolución Francesa y su impacto en América. Nos introduce en la historia de la lucha por la libertad de conciencia en España y trae el recuerdo de figuras postergadas en España como el maestro Ripoll o el anarquista Ferrer i Guardia; finalmente nos introduce en el mundo de la religión y la política en la escena internacional.

Conferencia

Lee el resto de esta entrada »


Educación Laica para mantener la cabeza

noviembre 15, 2020

“El laicismo protege todas las creencias, también las religiosas, en su desarrollo individual, pero protege igualmente a la sociedad de todas ellas”

Manifestación en Francia tras el asesinato de Samuel Paty

José Antonio Naz Valverde, Colectivo Prometeo, 15 de noviembre de 2020

Hace un mes, un joven musulmán decapitaba a un profesor francés por haber mostrado imágenes indecorosas de Alá en una clase de Moral Cívica, ilustrando la libertad de expresión en un Estado laico y democrático. Este hecho apenas tuvo repercusión en los medios de prensa españoles, ni en la clase política. Pero en Francia provocó reacciones de toda la sociedad, de todos los sectores educativos, del gobierno y de todos los partidos políticos sin excepción . A las condenas se sumaron los líderes religiosos islámicos. Todos argumentaban la necesidad de seguir profundizando en el laicismo en la educación.

El ministro de educación explicaba que el profesor fue asesinado por poner “el saber al servicio del espíritu crítico”, para “formar ciudadanos libres”; como decía el presidente Macron, porque “explicaba la libertad de expresión, la libertad de creer o no creer”. El escritor Pascal Bruckner argumenta que los fundamentalísimos no soportan que se despierten las conciencias en las escuelas, porque ellos se desarrollan en la ignorancia y la estupidez, que favorecen el odio. Y explica las reacciones antifrancesas en distintos países “islámicos”, por su modelo de laicismo, no porque opriman a los musulmanes, sino porque dan a todos la libertad de ser indiferentes a las religiones, les libera de la opresión religiosa. El laicismo protege todas las creencias, también las religiosas, en su desarrollo individual, pero protege igualmente a la sociedad de todas ellas. Hay un respeto para todas las creencias, pero ninguna neutralidad, sino denuncia contundente de los fundamentalismos y persecución penal de la violencia. Este debate en nuestro país vecino se está materializando en medidas concretas de reforzamiento del laicismo y de los valores ciudadanos en los centros escolares, potenciando la “Charte de la laïcité á l’école”.

Mientras tanto, en las cortes del Estado Español se está debatiendo una reforma de ley de Educación que, si no se producen cambios al texto propuesto, mantiene el dogma religioso en los centros escolares. Cuarenta años después de una Constitución que proclama la “aconfesionalidad” del Estado, y cuarenta previos de una cruzada genocida y un régimen dictatorial- catolico , se sigue subvencionando con dinero público centros que forman en dogmas e idearios particulares, se pagan catequistas, seleccionados por los jefes religiosos, en los centros de titularidad pública, y se dedican más horas del curriculum a estas catequesis que al aprendizaje de saberes o materias fundamentales.

Lee el resto de esta entrada »