A vueltas con la laicidad, por Juan José Tamayo

septiembre 18, 2021

Juan José Tamayo, InfoLibre, 18 de septiembre de 2021

Desde los inicios de la transición democrática viene planteándose en España el debate sobre la laicidad en el ámbito político sin apenas avance alguno. Todavía quedan no pocos restos de nacionalcatolicismo en la praxis política y en las instituciones del Estado. La propia Constitución incurre en un acto de clara confesionalidad cuando cita expresamente a la Iglesia católica en la segunda parte del artículo 16.3 y entra en clara contradicción con la primera parte, que establece la no confesionalidad del Estado:

“Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”.

Similar negación de la laicidad en el ámbito escolar tiene lugar en el artículo 27.3 cuando afirma que “los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones”.

Voy a ofrecer a continuación unas reflexiones sobre el tema, que espero ayuden a pasar definitivamente del Estado nacionalcatólico al Estado laico sin demora.

Lee el resto de esta entrada »

Sobre la credibilidad de los anuncios laicistas del PSOE en su Ponencia Marco, -y otras cuestiones-, nos habla Asunción Villaverde (Audio)

julio 29, 2021

El pasado 24 de julio se presentaba la Ponencia Global del 40º Congreso del PSOE (vídeo) que se celebrará en el próximo mes de octubre.

Entre los numerosos apartados, de una ponencia de más de 300 páginas, uno de ellos lleva por título “Regeneración Democrática” en el que se incluye tres páginas dedicadas a “Laicidad y Democracia”. En ellas, entre otras cuestiones, se declara la intención de aprobar una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones así como la de la revisión de los Acuerdos con la Santa Sede en “diálogo con la iglesia”.

En el Reglón torcido del programa de Sintonía Laica, Europa Laica en Sintonía que presenta y dirige Miguel Campillo, Asunción Villaverde nos comenta sus impresiones, y dudas, sobre estas “reiteradas” propuestas del PSOE acerca de la laicidad del Estado o la derogación de los Acuerdos con el Vaticano, recordándonos los resultados de otras “negociaciones” mantenidas con la iglesia católica, desde las negociaciones de Teresa Fernández de la Vega a las de Carmen Calvo con las inmatriculaciones, entre otras, que acabaron con balance favorable para la iglesia.

Nos recuerda también los incumplimientos de la iglesia en cuestiones recogidas en los Acuerdos (autofinanciación) o la postura que los obispos están manteniendo ante cualquier proyecto de Ley como la Ley del Patrimonio Histórico que “afectaría” a propiedades que considera suyas y que impediría comportamientos como la del Cabildo con la celosía de la Mezquita.

Audio

Lee el resto de esta entrada »

“Laicidad y Democracia” en la Ponencia Marco 40 Congreso PSOE. Texto

julio 24, 2021

PSOE

Fotograma vídeo de presentación de la Ponencia Marco / Fuente Facebook PSOE

24 de julio de 2021

Se presentaba esta mañana la Ponencia Global del 40º Congreso del PSOE (vídeo) que se celebrará en el próximo mes de octubre.

Entre los numerosos apartados, de una ponencia de más de 300 páginas, uno de ellos lleva por título “Regeneración Democrática” en el que incluyen tres páginas dedicadas a “Laicidad y Democracia”. En ellas, entre otras cuestiones, se declara la intención de aprobar una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones así como la de la revisión de los Acuerdos con la Santa Sede en “diálogo con la iglesia”.

LAICIDAD y DEMOCRACIA (sobre Ley de Libertad de Conciencia y revisión acuerdos con el Vaticano)

Ponencia Marco 40 congreso PSOE (página 284)

2480.- Nos comprometemos con la aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones. Una nueva ley que promueva el desarrollo de las diferentes opciones de ética privada, religiosas, morales o filosóficas de todas las personas. Una norma que pivote sobre las libertades individuales y los derechos fundamentales, que garantice la libertad de culto, la neutralidad del Estado, la adecuada separación ética pública–ética privada y el pluralismo religioso y filosófico.

Lee el resto de esta entrada »

El PSOE rebaja su eterna promesa de derogar el Concordato mientras el Gobierno se limita a cambios simbólicos

julio 24, 2021

Por el momento, los únicos cambios en materia de laicismo han sido simbólicos: juras sin biblia ni crucifijo y organización del primer homenaje de Estado aconfesional a las víctimas de una tragedia

_europapress3393320presidentegobiernopedrosanchezreunionpapafranciscovaticanoitalia24_1a7940a2

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su reunión con el papa Francisco el pasado mes de octubre / Europa Press

Álvaro Sánchez Castillo, InfoLibre, 24 de julio de 2021

La relación Estado-Iglesia volverá a abordarse en el seno socialista el próximo mes de octubre. Así se recoge en la ponencia del 40º Congreso del PSOE, un documento que deberá someterse ahora a un proceso de enmiendas y que incluye la propuesta de abordar de una vez por todas los acuerdos con el Vaticano. No es, ni mucho menos, algo nuevo. De hecho, es un asunto que lleva latente desde hace más de una década. Sin embargo, nunca ha terminado traduciéndose en hechos concretos. Los textos siguen ahí, en vigor, a pesar de que la Iglesia, en cuestiones económicas, ha incumplido su parte del trato. Y sus privilegios se mantienen inalterables. A pesar de los anuncios, el Gobierno no se ha atrevido a reformar cuestiones con impacto fiscal, mientras que en relación con las inmatriculaciones no ha ido más allá de la elaboración de un listado de propiedades. Por el momento, el Ejecutivo ha preferido no moverse más allá del terreno de lo simbólico.

La ruptura con los privilegios de la Iglesia es la eterna promesa del PSOE. Esa que viene y va y que siempre consigue poner en pie a sus bases. “Ahora que estamos en la oposición vamos a denunciar el Concordato con la Santa Sede; cuando estemos en el Gobierno lo derogaremos“, decía en 2013 con una ovación de fondo el entonces líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la Conferencia Política del partido. Tres años después, en las elecciones generales de 2016, el PSOE incluyó en su programa electoral la intención de tumbar los acuerdos entre España y el Vaticano, aquellos textos suscritos entre 1976 y 1979 que abarcan cuestiones jurídicas, educativas y culturales o económicas, entre otras. Es exactamente lo mismo que se recogía en el documento de la candidatura de Sánchez en las primarias de 2017, el que llevaba por nombre “Por una nueva socialdemocracia”.

Lee el resto de esta entrada »

Sanz Montes y la laicidad

mayo 23, 2021

Evaristo Villar, cofundador de Redes Cristianas, reflexiona sobre el papel que la religión debería jugar en la vida pública.

sanz_montes

Jesús Sanz Montes / Foto Religión Digital

Evaristo Villar, Nortes, 23 de mayo de 202

El mes pasado, con ocasión del propósito del Ayuntamiento de Gijón de someter a consulta ciudadana su “proyecto de laicidad”, Ramón Muñiz publicó en El Comercio una entrevista con el arzobispo de OviedoJesús Sanz Montes. Su contenido no ha pasado desapercibido en algunos ambientes asturianos que me han pedido mi opinión.

Es de agradecer al señor arzobispo que, de forma clara y contundente, ponga en candelero lo que suele ser doctrina mayoritaria de la jerarquía católica española sobre el puzle de temas que trata la entrevista: la pandemia, la ley de eutanasia, el divorcio, el aborto, el feminismo e ideología de género, el colectivo LGTBIQ, las inmatriculaciones, los abusos a menores, etc., acabando con lo que parece ser la base doctrinal  sobre la que se sustenta este listado: su experiencia y visión sobre el  laicismo y la laicidad.

Antes de entrar en este campo, una breve referencia al lenguaje empleado. Me llama la atención el vocabulario tan militarista y guerrista en una persona que, según Ramón Muñiz, es de  ”habla dulce”.  Extrañamente aparecen palabras y expresiones como “trinchera”, “guerra”, ”batalla cultural”…; se habla de  “vencerte”, “aniquilarte”, “borrarte y reescribirte”, de “imposibilitar que siguas sobreviviendo”, etc.  Tratándose de un “colchonero” como el arzobispo Sanz Montes, seguro que este lenguaje no va más allá del ámbito deportivo.  Pero, en cualquier caso, te sitúa en un escenario que contradice ese otro, lleno de paz y sosiego, que rebelan sus “vicios decentes” —a los que, ¡gracias, señor arzobispo!, se refiere con gran sinceridad– que llegan hasta “enchufarse una serie de 40 minutos”.

Lee el resto de esta entrada »

La laicidad, “religión de la libertad”

enero 12, 2021

El secretario ejecutivo de Laicidad del PSOE envía una carta a las agrupaciones provinciales del partido presentando el proyecto puesto en marcha por el Ejecutivo de Sánchez

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes / EP

Vida Nueva, 12 de enero de 2021

“La política de laicidad es indispensable para la democracia, porque es el antídoto frente al monismo de valores, la pretensión de verdad única o la superioridad moral, que inevitablemente devienen en fanatismo, dogmatismo y ausencia de libertad”. Es el recordatorio que con el comienzo de este 2021 ha hecho José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura, como secretario ejecutivo de Laicidad del PSOE a las agrupaciones provinciales del partido. Una amplia misiva en el que repasa en la historia de la ideas como “la laicidad es, en efecto, la ‘religión de la libertad’”.

Uribe apuesta por una “neutralidad institucional” entre Estado e Iglesias que, “paradójicamente, no es pasiva ni equidistante, sino activa y comprometida con la libertad, incluida, claro está, la libertad de conciencia, religiosa y de cultos” potenciando todo lo relacionado con la “autonomía moral de todas las personas”. Fuente de tolerancia, “igualdad, respeto mutuo y dignidad humana”, el ministro defiende que esta libertad “no admite injerencias injustificadas del Estado ni de las distintas confesiones religiosas” en sintonía con el humanismo y la Modernidad.

Para Uribe, “la laicidad moderna en la que creemos los socialistas” es aquella en la que “no hay creencias, ideologías o comprensiones del bien o de la salvación por  encima de la conciencia individual, de la autonomía moral de cada hombre y de cada mujer”. Por lo tanto, “la laicidad representa así la negación del imperialismo moral o cultural, también del machismo y de cualquier forma de dominación o de abuso incluido el de origen patriarcal. El feminismo encuentra en la laicidad su mejor aliado para favorecer el dominio propio, individual o colectivo, de todas las mujeres y la universalidad de los derechos humanos, por consiguiente, también”, razona.

Desde este marco teórico, señala que los socialistas están trabajando en cuestiones como “avanzar en un mapa de inmatriculaciones de la Iglesia Católica”, ha alabado el hecho de que no hubiera símbolos religiosos cuando Pedro Sánchez ha prometido el cargo, el “acto de civil” en homenaje a las víctimas del COVID o las reuniones con las confesiones minoritarias; así como el impulso de la reciente ley de la eutanasia.

“La autonomía moral de todas las personas en una sociedad laica y respetuosa con la conciencia individual alcanza también al momento final de la vida”, defiende el ministro. “No hay vida digna sin muerte digna”, sentencia subrayando que la nueva ley respalda este “derecho fundamental”. Lee el resto de esta entrada »


La nueva vida de las iglesias en Londres

enero 2, 2021

El declive de feligreses y la caída de la fe han generado un sobrante de templos que se están convirtiendo en edificios de nuevos usos. La capital británica ofrece un catálogo de este cisma arquitectónico que va de lo sublime a lo brutal.

Iglesia en Hampstead (Londres) al atardecer, convertida en estudio de grabación musical donde Queen registró 'Bohemian Rhapsody'.

Iglesia en Hampstead (Londres) al atardecer, convertida en estudio de grabación musical donde Queen registró ‘Bohemian Rhapsody’.

Conxa Rodríguez, Público, 2 de enero de 2021

La entrada en un templo casi siempre produce sosiego y tranquilidad por ser un amplio espacio en silencio que invita a la paz, la reflexión y la búsqueda del significado de la vida incluso cuando se hace una visita turística. Por más pequeño que sea un pueblo, puede carecer de escuela, pero la iglesia está siempre allí; palacios y castillos tienen hasta capilla propia. Iglesias, templos, santuarios, ermitas, catedrales, rectorías, oratorios y basílicas convertidas en estudios de grabación, gimnasios, restaurantes, centros culturales o cívicos, pubs, escuelas, auditorios o pisos. De todo hay en la viña del Señor.

Las últimas cifras del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) apuntan a que con la pandemia los españoles se han hecho más laicos. De febrero a noviembre de 2020 los católicos creyentes y/o practicantes han caído siete puntos; los practicantes han pasado del 20.4% al 18.8% y los creyentes han bajado del 46.6% al 41%; unos 3,3 millones de españoles de los 47,43 millones de empadronados han dejado de creer en Dios. Una tendencia que no es nueva; lleva décadas en la misma dirección; como en el resto de Europa.

A Antonio Gaudí le llamaron el arquitecto de Dios; a Steve Tompkins, de 61 años, le podrían llamar el arquitecto del espíritu por los atributos espirituales que percibe y mima en los edificios que restaura; ello se agrava cuando se trata de reconvertir una iglesia en un espacio de nuevo uso. “Los edificios tienen una historia invisible de personas que han pasado por ellos y que no se han conocido, pero lo han compartido, y esa historia se concentra en la arquitectura; las iglesias son un buen ejemplo de estas capas de historia que hay que respetar”, explica el arquitecto, sentado en un banco de un parque en el norte de Londres cuando la ciudad vive en estado de alarma por la nueva cepa de coronavirus que ha brotado en el sur de Inglaterra. Solo pueden quedar al aire libre dos personas de hogares distintos. Lee el resto de esta entrada »


Política de laicidad e imposición de valores

diciembre 17, 2020

… ¿Qué valores, qué principios hay que enseñar en la escuela pública como vía para crear vínculo social, ciudadanos? Mi respuesta es que, en sociedades abiertas, democráticas, hay que optar por lo que llamamos política de laicidad, es decir, el proyecto de construcción de una democracia laica …

Javier de Lucas, InfoLibre, 17 de diciembre de 2020

Aunque silenciado en buena medida, como todo, por la urgencia de la pandemia, vuelve el debate sobre cómo combatir las ideologías del odio, de la exclusión del diferente, si no simplemente del otro. Y claro, el terreno de juego preferente es la educación, por más que haya que subrayar también el papel de los medios de comunicación y de las redes sociales.

Se diría que hemos aprendido muy poco sobre los desafíos que comporta la gestión de la convivencia en sociedades abiertas, es decir, plurales y libres. Quizá porque el modelo más profundo de sociedad abierta, el que explicó Bergson, ha recibido menos atención que el más prágmático –y a mi juicio, limitado– propuesto por Popper, o incluso el articulado por Rawls. Ambos, encajados en el molde –noble, pero estrecho– de la democracia liberal, postulan una ‘neutralidad ante las diferentes ideas de bien’que se resuelve en el mejor de los casos en un ‘consenso por superposición’ entre los universos de valores concurrentes.

Sucede que, como se ha advertido por los críticos de ese modelo ideal, tal neutralidad es un postulado tan redondo desde el punto de vista abstracto como de imposible cumplimiento en el mundo prosaico de los hechos. Son bien conocidas las tesis que, desde muy diferentes perspectivas (pongo por caso las sostenidas por Benhabib o Young, pasando por Fraser y Honneth), subrayan el déficit que aqueja a las manifestaciones de ese ‘universalismo abstracto’, al que apelaría la tradición de la democracia liberal, muy atenta a la libre expresión de la pluralidad, pero mucho menos, si no apenas nada, a la inclusión, a la igualdad de trato de los diferentes. El precio de esa neutralidad, a fin de cuentas, ha sido sacrificar la necesidad del reconocimiento igualitario, inclusivo, de los agentes de la diversidad, desde la primacía de un consenso o acuerdo general que, en realidad, ocultaba en tantos casos un proyecto de homogeneidad impuesta, al servicio de un grupo dominante que proyecta sus propios valores e intereses como universales, al tiempo que se sirve de ellos para maquillar la desigualdad real y los procesos de exclusión e invisibilización de los otros. Lee el resto de esta entrada »


¿Qué es el laicismo?

diciembre 8, 2020

Una explicación sencilla, razonada e independiente del laicismo y la laicidad

Observatorio del laicismo _ Europa Laica, 8 de diciembre de 2020

La laicidad del Estado y de sus instituciones es ante todo un principio de concordia de todos los seres humanos fundado sobre lo que los une, y no sobre lo que los separa. Este principio se realiza a través de los dispositivos jurídicos de la separación del Estado y las distintas instituciones religiosas, agnósticas o ateas y la neutralidad del Estado con respecto a las diferentes opciones de conciencia particulares.

Puede definirse la laicidad como un régimen social de convivencia, cuyas instituciones políticas están legitimadas por la soberanía popular y no por elementos religiosos o convicciones particulares.

Si la laicidad designa el estado ideal de emancipación mutua de las instituciones religiosas y el Estado, el laicismo evoca el movimiento histórico de reivindicación de esta emancipación laica. La laicidad pretende un orden político al servicio de los ciudadanos, en su condición de tales y no de sus identidades étnicas, nacionales, religiosas,…

El término laicidad viene del vocablo griego laos, que designa al pueblo entendido como unidad indivisible, referencia última de todas las decisiones que se tomaban por el bien común. El laicismo recoge ese ideal universalista de organización de la ciudad y el dispositivo jurídico que se funda y se realiza sobre su base.

El laicismo como afirma Henri Peña-Ruiz:

«Es la palabra para referirse al ideal de emancipación de la esfera pública con respecto a cualquier poder religioso o, en un sentido más amplio de toda tutela del Estado que, siendo democrático, ha de ser de todos y no sólo de unos algunos

La laicidad descansa en tres pilares: Lee el resto de esta entrada »


Las leyes laicas de Macron

octubre 8, 2020

Macrón presentará a finales de año un Proyecto de Ley en el que ya no se habla de luchar contra el separatismo islamista como hacía en su presentación e incluye el término “laicidad”

Macron

Macron, al presentar el proyecto. (Ludovic MARIN | AFP)

Fuentes:
Naiz,
Esther Miguel Trula, Magnet, 7 de octubre de 2020

El francés es un pueblo que siempre estará contra el separatismo. Así justificaba Emmanuel Macron uno de sus últimos planes políticos que, bajo el argumento de reforzar la laicidad, incluía una batería de medidas legales confeccionadas casi exclusivamente contra el “separatismo islámico”.

El país lleva años dándole vueltas a la ley de 1905 que establece la laicidad como principio de la República y a la que, desde que el culto musulmán entró a ser uno de los mayoritarios y más influyentes del país, se ha buscado la manera de retorcerla para provocar una represión de su avance, lo que lleva a continuas reyertas dialécticas con los religiosos. Por ejemplo, esta ley establece la neutralidad del Estado ante las distintas religiones, de ahí que la famosa “ley burka” no se refiera al pañuelo como tal sino a una “ley contra el disimulo del rostro en el espacio público”

El Ministro del Interior Francés ha explicado este martes en Radio Classique que «la idea es luchar contra el separatismo principal que es el islam radical», pero acto seguido ha matizado que «no es el único objeto del texto». Ha adelantado que habrá algunas modificaciones «al margen de la ley de 1905» que establece la separación entre Iglesia y Estado en el Estado francés, de tal forma que la prohibición que ya contempla dicha normativa de hacer proselitismo político en lugares de culto vaya acompañada de permisos para imponer sanciones. Ha anunciado también que el término «separatismo» ya no formará parte del nombre del proyecto de ley presentado la semana pasada por el presidente, Emmanuel Macron, «para combatir el islamismo radical», y que, en cambio, se incluirá el término «laicidad».

Así, para ampliar su alcance semántico, pasará a ser el «proyecto de ley de refuerzo de la laicidad y los principios republicanos».

Bajo el argumento de reforzar la laicidad, la nueva ley permitirá al Gobierno disolver asociaciones, prohibir vestimentas y conductas que cuestionen la neutralidad de la administración, en el caso de funcionarios o empleados de servicios, y hasta cerrar centros escolares «en los que no sea visible la República y se obvien sus leyes y valores». Lee el resto de esta entrada »