Pilar Iglesias Aparicio: “Algunas órdenes religiosas teorizaron sobre las políticas de represión que había que aplicar a las mujeres”

agosto 22, 2022

La doctora en Filología Inglesa, Pilar Iglesias Aparicio, analiza las similitudes entre Lavanderías de la Magdalena de Irlanda y del Patronato de Protección de la Mujer con un objetivo claro: promover en España un proceso de reparación similar al que se ha dado en Irlanda.

Pilar Iglesias / Foto Isabel Permuy

Andrea Momoito, Pikara Magazine, 22 de agosto de 2022

Pilar Iglesias Aparicio (Madrid, 1949) es una militante feminista convencida y vehemente. Sabe tanto de las Lavanderías de la Magdalena de Irlanda y del Patronato de Protección a la Mujer del régimen franquista que casi no le hace falta escuchar ninguna pregunta para ofrecer todas las respuestas. Su libro, Políticas de represión y punición de las mujeres: Las Lavanderías de la Magdalena de Irlanda y el Patronato de Protección a la Mujer de España, surge de una convicción. En España es urgente poner en marcha todos los mecanismos políticos que se precisen para que las mujeres víctimas del Patronato tengan la posibilidad de ser reconocidas y sanadas.

El esquema es el de siempre: Memoria, justicia y reparación.

Iglesias pretende sentar las bases necesarias para llevar a cabo en el Estado español un proceso de incidencia política que permita reparar a las mujeres que pasaron por los centros del Patronato de Protección a la Mujer, una institución franquista que estuvo en funcionamiento entre 1941 y 1983. En esa búsqueda, analiza en detalle el proceso que se ha llevado a cabo en Irlanda para reparar a las miles de mujeres víctimas de las Lavanderías de la Magdalena.

Lee el resto de esta entrada »

El modelo de feminidad implantado por la dictadura y el nacionalcatolicismo

junio 13, 2022

​«¡Gobernantes! Haced catolicismo a velas desplegadas si queréis hacer la patria grande… Ni una ley, ni una cátedra, ni una institución, ni un periódico fuera o contra Dios y su Iglesia en España», cardenal Gomá(1)

Un grupo de mujeres de la Sección Femenina, durante la inauguración del pantano de San Bartolomé, en 1942 / MIGUEL CORTES / EFE

Cándido Marquesán Millán, Nueva Tribuna, 12 de junio de 2022

La proclamación de la República abrió un periodo de reformas políticas, jurídicas y sociales encaminadas a corregir las desigualdades existentes entre las diferentes capas sociales del país. Para ello era necesaria una amplia reforma en todos los ámbitos estamentales del Estado.

Fueron años de la II República de grandes conquistas para las mujeres: derecho a voto, derecho a la educación, aprobación del matrimonio civil y el divorcio, despenalización del aborto, más presencia en el mundo laboral y más participación en las actividades ciudadanas; lo cual, conllevaba escapar de las tradiciones y de la opresión de la Iglesia Católica. Logros que les pasarían factura en el mismo momento en que se inició la represión, pues ni la Iglesia ni la derecha tradicional perdonarían este atisbo de libertad, iniciando de inmediato una implacable persecución del colectivo de las mujeres.

___________

(1) [José Andrés Gallego y Antón M. PAZOS (eds.), “Pastoral del cardenal Gomá”, en Archivo Gomá: febrero de 1937, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2002, p. 103. / Fuente ]

______________

Y se puso en marcha una dictadura brutal con el apoyo incondicional de la iglesia católica

Dictadura franquista y nacionalcatolicismo. El haber apoyado la Iglesia a los golpistas, estos la recompensaron con todo tipo de privilegios. Podemos observarlo en todo un aparato legislativo llevado a cabo desde el poder político de la dictadura. Pongo 2 ejemplos.

Lee el resto de esta entrada »

MHUEL: El próximo 8-M salimos a la calle.

marzo 3, 2022

_______________

________________

MHUEL, 3 de marzo de 2022

En 1975 la ONU declaraba el 8 de marzo día Internacional de la Mujer.

No está de más recordar que en ese año en España, cuando el nacional-catolicismo aún no había iniciado su proceso de reconversión, las mujeres debían contar con el permiso del marido para abrir una cuenta corriente o viajar solas y el adulterio era un delito especialmente penado para ellas.

El 8 de marzo conmemora los distintos actos reivindicativos que en torno a esa fecha, desde finales del siglo XIX, estaban llevando a cabo las mujeres en su lucha por conseguir unas condiciones de trabajo dignas, al mismo tiempo que las sufragistas se enfrentaban a la policía defendiendo el derecho al voto.

De aquellos tiempos hasta ahora, en las sociedades llamadas avanzadas donde se ha conseguido una igualdad formal, persisten todo tipo de violencias contra las mujeres, llámese brecha salarial, explotación sexual y reproductiva o socialización en los estereotipos de género. Y en muchos lugares del mundo las mujeres permanecen sometidas a la tutela de los varones, privadas de dignidad, autonomía, y libertad para ser y desarrollarse como personas.

Lee el resto de esta entrada »

La falsa iglesia católica

febrero 14, 2022

El mensaje que predica y sus actuaciones reales de hoy y anteriores están muy lejos de lo que en realidad desearían, incluso los que más creen en ella.

___________________

Ximo Estal, InfoLibre, 14 de febrero de 2022

La aptitud de la iglesia católica española está demostrando, con todos mis respetos a sus creyentes y seguidores, una actitud grotesca, generadora de crispaciones y, lo peor, falsa en sus argumentaciones e hipócrita en sus actuaciones. El mensaje que predica y sus actuaciones reales de hoy y anteriores están muy lejos de lo que en realidad desearían, incluso los que más creen en ella.

Observar a una iglesia católica como, sin miramiento, inmatricula más de 100.000 bienes inmuebles “ilegalmente” desde 1946 y de ellos más de 35.000 desde 1978 y que reconoce implícitamente que 1000 si que no son suyos, pero aún así los ha inmatriculado, es de una grosería y soberbia del que piensa que ellos son Dios y pueden hacer lo que les viene en gana. Ese es su falso discurso. El ver cómo esa iglesia católica no pide perdón, no condena o condena con los labios cerrados y se pone de espaldas a los cientos de abusos a menores que algunos de sus prelados han cometido e incluso justifican que solo ellos en sus tribunales eclesiásticos pueden impartir la justicia y cuando lo hacen el castigo es mandar al abusador culpable a otra población, donde puede cometer el mismo delito, creyendo que ellos son dioses y únicos impartidores de la justicia. Una justicia como se ve que protege a sus intereses y a sus culpables y menosprecia y humilla a las victimas.

Lee el resto de esta entrada »

El pezón femenino no, el masculino sí: un absurdo que empezó en 1517 y continúa en Instagram

enero 10, 2022

Facebook censuró en 2018 una estatua de hace 28.000 años. También un anuncio de lactancia. Hace nada, Instagram lo hacía con Madonna y con el cartel de ‘Madres paralelas’. Una tónica que no parece que vaya a cambiar. Mientras, el hombre puede mostrar sus pezones como y donde quiera. ¿Por qué? La respuesta lleva fabricándose siglos.

Este es hoy el estado de la cuestión: el mismo elemento físico se permite públicamente en el hombre pero no en la mujer. Curiosamente, no siempre fue así. Los pezones femeninos se vieron, durante mucho tiempo, hasta en las iglesias / IMAGEN: GETTY / COLLAGE: PEPA ORTIZ

_________________________

María Bastardós, El País, 10 de enero de 2022

“Alexa, muéstrame noticias que incluyan la frase ‘enseña un pezón”. La de Alexa es la voz de un programa de inteligencia artificial que no se azora ante el fantasma de una protuberancia rodeada por su aureola de piel rosada: es la voz del sentido común, la voz de la razón. Y recita: “Cristina Pedroche la lía enseñando un pezón por descuido en Instagram”. “Anabel Pantoja enseña un pezón por descuido y acaba rompiéndose en Sálvame”. “Karol G se descuida y enseña un pezón en Instagram”. “Marta López, novia de Matamoros, enseña un pezón en un descuido”.

Queda claro, por la monótona cadencia de los resultados, que un pezón femenino es un asunto problemático cuya muestra en público obedece, unívocamente, a un descuido de su propietaria: mostrar un pezón no es algo que una mujer haga sino algo que le sucede, como si durante un paseo por el parque del Retiro le cayera un rayo en la cabeza. E, igual que con el rayo, es probable que a la desafortunada le acabe saliendo humo de la coronilla. Porque enseñar un pezón en público, siendo mujer, puede dar lugar a titulares tan delirantes como este otro: “A 14 años del nipplegate: lo que realmente pasó en el show de la Superbowl”.

Lee el resto de esta entrada »

Violencia de los «hombres de Iglesia» contra las mujeres, por Juan José Tamayo

noviembre 24, 2021

Fragmento de la portada de Vita brevis. La carta de Floria Emilia a Aurelio Agustín, de Jostein Gaarder

______________________________________

Juan José Tamayo, InfoLibre, 25 de noviembre de 2021

Suele ser frecuente ver a hombres de la Iglesia católica: obispos, sacerdotes, religiosos, dirigentes de movimientos eclesiales, etc., participando en manifestaciones contra la interrupción voluntaria del embarazo, el matrimonio homosexual o el divorcio y a favor de la escuela católica, de la enseñanza de la religión confesional en la escuela o la financiación pública del culto y clero.

Más infrecuente es oírlos criticar la violencia de género o participar en manifestaciones contra ella. Más bien, todo lo contrario. Critican la teoría de género, la califican despectivamente de “ideología de género” negándole su carácter científico, la acusan de destruir la familia, algunos la califican de “cosa del diablo” (monseñor Munilla, obispo de Guipúzcoa) o la definen como la “ideología más insidiosa y destructora de  la humanidad en toda la historia” (cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia) e incluso la responsabilizan de la violencia ejercida contra las mujeres.  

Creo que no pocos “hombres de Iglesia” tienen una responsabilidad no pequeña en dicha violencia, al menos como legitimadores, cuando no como generadores de la misma. 

Especialmente reveladora a este respecto me ha resultado la lectura de la novela de Jostein Gaarder Vita brevis. La carta de Floria Emilia a Aurelio Agustín (Siruela, Madrid 1997). Recuerdo a grandes rasgos el argumento. Un sacerdote de Cartago de comienzos del siglo V de la era común da a leer a Floria Emilia las Confesiones de Agustín de Hipona. 

Lee el resto de esta entrada »

‘Talibanes’ en la Iglesia, o la Iglesia de los rigoristas, por Antonio Aradillas

agosto 20, 2021

Persisten las ideas misóginas y la discriminación a la mujer.

___________________

Antonio Aradillas, Religión Digital, 20 de agosto de 2021

Talibanes en la Iglesia”, “La Iglesia de los talibanes” y otras expresiones que relacionan entre sí estos conceptos de actualidad, hacen presente uno de los más nefastos recuerdos de la historia. Los comentarios siguientes podrán servirles a algunos de guías en el Vía Crucis, que se reinicia.

La Iglesia y los talibanes establecieron largo y fecundo  contubernio -también “religioso”-  en importantes capítulos  de la historia. No hay exageración en confesar que gran parte de la Iglesia “oficial”, en la  ideología y en la “praxis ” que impone y exige  por lo que respecta a la mujer,  por mujer, la considera  como ser “inmoral”…

Sí, así como suena, con todos sus elementos, fines y procedimientos que incluye “la ciencia que estudia el bien y las acciones humanas respecto a su bondad o a su maldad”. Y todo eso, superado ya el periodo de tiempo en el que llegó a cuestionarse teológicamente si su alma -la de la mujer- era humana o no.

Imagino el susto –“impresión causada por la sorpresa, el miedo o el temor” -que piadosos cristianos, ”católicos, apostólicos y romanos de toda la vida”- habrán experimentado al sentir relacionada con tanta precisión  y apresuramiento “ Iglesia” con  “inmoralidad”, sin haberse percatado, por ejemplo,  que la mujer es y constituye nada menos que la mitad más uno de la humanidad. Tal circunstancia hace ya proclive a algunos -pocos- hombres- a comprender   que ella esté ya en vísperas inaplazables  de confesar  públicamente la  inaguantable experiencia de tener que seguir padeciendo ser y estar discriminada en la Iglesia.

Lee el resto de esta entrada »

Memoria histórica de las mujeres, las grandes olvidadas de la Iglesia

julio 26, 2021

Con motivo de la fiesta de María Magdalena el pasado 22 de julio, Tamayo publicaba en Religión Digital un texto para «hacer memoria de nuestras antepasadas, las grandes olvidadas de la historia«.

Mariya Magdalena. Frederick Sandys (fragmento)

Juan José Tamayo, Religión Digital, 26 de julio de 2021

Son las religiones –o mejor, sus jerarquías- las que imponen a las mujeres una moral de esclavas y subalternas, resumida en estos siete verbos: obedecer, someterse, aguantar, soportar, sacrificarse por, cuidar de, perdonar

En la fiesta de María Magdalena, apóstola de los apóstoles y una de las pioneras en la lucha por la libertad y la liberación de las mujeres, quiero hacer memoria de nuestras antepasadas, las grandes olvidadas de la historia. Y lo hago empezando por una crítica de la razón moderna e  ilustrada que afirmó la universalidad de los derechos humanos y de la razón y, en un acto de incoherencia, se los negó a las mujeres, víctimas de una racionalidad selectiva de carácter patriarcal. Un ejemplo, entre muchos, de dicha incoherencia lo encontramos en Kant quien se olvida de su consigna de pensador ilustrado “atrévete a pensar” cuando afirma con total contundencia que “una mujer letrada […] tendrá además que tener barba”, es decir, tendría que ser hombre.  

Con la historia en la mano, hemos de reconocer que entre las víctimas de las masacres humanas, las más numerosas, agredidas y olvidadas, las que han sufrido todo tipo de discriminaciones y la negación de su dignidad, de sus derechos y de su libertad, aquellas a las que se les ha negado hacer sus proyectos autónomos de vida, a quienes se les han destruido sus esperanzas, a quienes se les ha prohibido hasta soñar, han sido y siguen siendo las mujeres.

Ellas son las principales víctimas del sexismo en alianza múltiple y complicidad permanente con el capitalismo en sus diferentes modalidades -hoy  el neoliberalismo-, el etnocentrismo, el clasismo, el colonialismo, el imperialismo, la depredación de la naturaleza, el racismo patriarcal, los fundamentalismos de todo tipo, las religiones, etc.

Lee el resto de esta entrada »

La religión y mis derechos de mujer

julio 15, 2021

Ofelia-Hernández-Saro

Imagen Ofelia Hernández Saro / Fuente

Bárbara Amaro, Mi abogado en línea, 15 de julio de 2021

Escuché una entrevista que le hicieron a Maryam Namazie del Consejo de Ex musulmanes y defensora de los derechos humanos en una amplitud que, en verdad, no había considerado antes.

Para esta activista, defender religiones que niegan derechos a las mujeres y minorías (todas) y promueven la inequidad es equivocado, lo que significa acotar mucho lo que entendemos como la libertad de culto, un derecho que dice, quizá justamente, debe ser una decisión privada de las personas que no debe salir a la esfera púbica porque al hacerlo colisiona con los demás derechos.

Cuando escuché esta idea sentí rechazo. ¿Cómo no proteger la libertad de las mujeres que deciden usar velo islámico y profesar su religión? ¿Cómo no defender el derecho de una mujer que decide seguir asistiendo a misa pese a que es señalada por estar viviendo con otro hombre siendo divorciada? Finalmente son decisiones personales ¿no?

No creo en Dios (con mayúscula no porque exista sino porque es nombre propio). Dejé de creer hace varios años y al abandonar esta idea abandoné la religión en la que me eduqué, el catolicismo (sabiendo que por esta decisión voy a arder en el infierno). Con la distancia de los años me doy cuenta de que incluso ahora muchas de mis ideas están permeadas por esas creencias que me enseñaron de niña en el colegio.

Lee el resto de esta entrada »

Lloriqueos jerárquicos

junio 24, 2021

En la Iglesia, y fuera de ella, la mujer es mucho más importante que la liturgia, que el Derecho Canónico, y que los curas y los obispos

Iglesia-sigue-machista_2352674724_15618153_660x371

Imagen Leonard Beard

Antonio Aranillas, Religión Digital, 24 de junio de 2021

El monstruoso comportamiento del padre de las niñas Anna y Olivia, con la terrorífica y exclusiva intención de que su muerte y desaparición pudieran hacer infeliz a su madre durante toda su vida, reclama imponderable multitud de reflexiones de signo diverso. Desde mi condición de comentarista de la actualidad informativa ético- religiosa, me decido a redactar estas sugerencias:

Por fin, y casi mayoritariamente, la Iglesia católica aún en sus grados jerárquicos y en alguna que otra homilía o sermón, no se ha privado de condenar hechos tan luctuosos, con dolor y lágrimas, al igual que lo ha hecho, y lo sigue haciendo el pueblo, y no solo por el caso concreto de referencia, sino de tantos otros con idéntica relevancia, tal y como aparecen en los noticiarios de casi todos los días, con o sin previas denuncias de ellos, dado que estas significan poca cosa a la hora del hipotético descenso del números de mujeres sufridoras de los malos tratos.

“La maté porque era mía”, y “yo hago y haré con mis hijas lo que me parezca, porque para eso son mías”, son “argumentos” dramáticos que avalan y hasta en los que se apoyan quienes creen definir y justificar de alguna manera sus comportamientos. Eso no obstante, se trata de “argumentos” a los que será imprescindible buscarles su origen “educador”, aún cuando la tarea resulte extremadamente dolorosa y hasta aberrante, para explicar de alguna manera conductas tan irracionales, inhumanas y desnaturalizadas.

Lee el resto de esta entrada »