El gasto público en educación concertada rompe su récord en pandemia y roza los 7.000 millones al año

marzo 17, 2022

El gasto público en la red privada, mayoritariamente de la Iglesia, alcanza en 2020 su octavo máximo consecutivo y en veinte años sube un 138,6%, casi 50 puntos más que lo avanzado en el sistema público

Alumnos colegio privado-concertado / Fuente

_________________

Ángel Munárriz, Infolibre / Vía Escuela Pública, la Escuela sin Exclusiones, 17 de marzo de 2022

El gasto público en la red educativa privada crece con más fuerza y continuidad que el gasto público en la red educativa pública. Puede parecer paradójico, pero es lo que muestran los datos oficiales del Ministerio de Educación y Formación Profesional, analizados por infoLibre tras su actualización con las cifras de 2020. ¿Qué indican? Que hay dos velocidades de inversión pública y el carril que lleva el dinero a la red privada es más rápido.

2020, el primer año de la pandemia de coronavirus, asentó una tendencia que es observable también si tomamos como referencia los años 2010 y 2000. En los tres marcos temporales –un año, diez y veinte años– el dinero público dedicado a la concertada crece más que el dinero público dedicado a la red pública.

Lee el resto de esta entrada »

Al rescate de la enseñanza privada, vasca y eclesiástica

marzo 15, 2022

Escribe Mikel González, coordinador de Euskadi Laikoa

____________

Mikel González, Observatorio del Laicismo, 15 de marzo de 2022

La realidad de la Escuela Pública transferida desde el inicio del proceso autonómico a la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) es original, con un 49% de enseñanza privada financiada con dinero público a la que se llama concertadasolo equiparable en España a la de Madrid y con Bélgica a nivel europeo.

Es decir, un sistema privatizado, discriminatorio según la clase social a que pertenezcan los niños.

Recordemos que fueron los gobiernos del PSOE los que instauraron el sistema de financiación concertada de la enseñanza privada con el argumento de que había muchos niños, en tiempos del baby boom, y según ellos la Escuela Pública no daba abasto.

Para entender la curiosidad vasca hay que sumar a las Ikastolas (palabra del euskera que traducida quiere decir escuela), centros perseguidos por el franquismo que se desarrollaron con fuerza hasta que en 1993 el 56% de ellos decidieron incorporarse a la red pública. Los que no lo hicieron formarán la Federación de Ikastolas de Euskal Herria.

Lee el resto de esta entrada »

Francisco Delgado, ex-presidente de Europa Laica, en el simposio organizado por la fundación Ferrer i Guàrdia sobre educación (Vídeo)

septiembre 9, 2021

I Simposio Internacional 120 años de la apertura de la Escuela Moderna de Ferrer Giàrdia (1901-2021)

Fuentes: Fundación Ferrer i Guàrdia / Observatorio del Laicismo

8 de septiembre de 2021

En el I Simposio Internacional Ferrer Guardia que se está celebrando en El Born – Centro de Cultura y Memoria de Barcelona los días 8 y 9,  participan decenas de expertos y especialistas en educación, pedagogía e historia. El evento ​​servirá para presentar nuevas investigaciones sobre el proyecto educativo de la Escuela Moderna, su legado pedagógico a partir de otras personalidades, así como réplicas de este modelo de escuela a otros países. Celebrado con motivo del 120 aniversario de la inauguración de la Escuela Moderna, el simposio contará con un acto conmemorativo a cargo de la alcaldesa Ada Colau. Entre los especialistas invitados participarán autores de ámbito internacional como Sylvain Wagnon, historiador y profesor de Ciencias de la Educación de la Universidad de Montpellier especializado en la pedagogía libertaria. Su ponencia expondrá la dimensión europea de Francisco Ferrer Guardia.

Se tratarán debates educativos de actualidad como la segregación, la coeducación, la laicidad y la vinculación con el entorno. Estos temas se tratarán en un diálogo sobre estos elementos, los cuales ya recogía la Escuela Moderna, de la mano de Mercè OteroFrancisco DelgadoSheila González y Francina Martí. Un coloquio que estará moderado por el pedagogo y periodista Jaume Carbonell.

En el simposio también hay un espacio de reflexión sobre la tradición pedagógica libertaria en diferentes países y territorios. En esta mesa redonda participarán los expertos en educación e historia: Ani PérezLuis Miguel Lázaro y Valeria Giacomoni. En un debate moderado por el catedrático de Historia de la Educación Pere Solà.

Lee el resto de esta entrada »

Educación pública, educación laica

junio 15, 2021

Por Luis A. Iglesias

Por Luis Alfonso Iglesias Huerga, Fuente Observatorio del Laicismo, 15 de junio de 2021

El hecho de que a la presencia de la religión católica en los centros de enseñanza se le vayan sumando otras religiones como la religión islámica o la evangélica puede convertir a la escuela en el lugar en el que las confesiones compitan entre sí. Por ello urge la necesidad de abordar una nueva mirada laica ante una sociedad cada vez más plural, más secularizada y más liberalizada en las costumbres.

La laicidad de las instituciones públicas es la mejor garantía para una convivencia en igualdad de todas las personas, sin privilegios ni discriminaciones, ya sean católicas, musulmanas, protestantes, ateas o agnósticas porque lo importante es el sustantivo permanente “persona” y no su condición religiosa.

La actitud laica tiene como principales componentes la libertad de conciencia y la neutralidad del Estado en materia religiosa. En este sentido, el laicismo busca separar ámbitos diversos (entre ellos la ciencia de la creencia o el Estado de las confesiones religiosas) asegurando a cada uno el lugar más adecuado para garantizar el entendimiento y la coexistencia de todos los ciudadanos.

Las religiones, incluida la católica, deben ocupar el espacio que les corresponde en democracia y no parece que este tenga que ser ni necesaria ni convenientemente la escuela. La percepción de que la religión católica tiene mayor relevancia social por estar dentro de las aulas como materia específica no es real. Que las asignaturas de religión salgan del sistema educativo público no quiere decir que la religión vaya a perder su importante papel dentro de la comunidad. Simplemente debe tener otro más acorde con los nuevos tiempos en los que la escuela debe ser el sitio de la ciencia y no de la creencia. Ese lugar en el que se enseñe tanto el interés del conocimiento frente a la propagación de las mentiras como la importancia de los valores democráticos para una ciudadanía cada vez más multicultural.

Lee el resto de esta entrada »

Escuela Pública y Laica. Un reto democrático (Vídeo charla)

mayo 13, 2021

13 de mayo de 2021

Organizada por el AMPA CEIP Gonzalo Fernández de CórdobaEuropa Laica y STEM Intersindical, tuvo lugar esta tarde la charla, vía Youtube, «Escuela Pública y Laica. Un reto democrático«

Presentó y moderó Esther Moreno (AMPA) y contó con las intervenciones de Juanjo Picó (Europa Laica) y Almudena Villar (STEM), seguidas de coloquio.

Vídeo

Lee el resto de esta entrada »

La clase de Religión alcanza mínimos históricos: apenas el 60 por ciento de los alumnos opta por la asignatura

abril 27, 2021

La situación es especialmente preocupante en los centros públicos, en los que ya no se alcanza la mitad (un 48%), y sólo en Primaria logra la mayoría (52%), mientras que en Bachillerato apenas un tercio optan por la materia.

Clase

Clase de Religión

Jesús Bastante, Religión Digital, 27 de abril de 2021

La clase de Religión vive horas bajas. Según los datos ofrecidos en su página web por la Conferencia Episcopal (como viene siendo habitual, ya no se envían notas de prensa sobre este tipo de estadísticas: ya ocurrió en lo tocante a los seminarios), el porcentaje de alumnos que opta por esta materia ha alcanzado mínimos históricos: apenas el 60,59% (tres puntos menos que el curso anterior) de escolares elige Religión.

En total, suman 3.255.031 alumnos en España. Como explica la propia Comisión de Educación episcopal, «no se trata de una encuesta, sino de una compilación de datos reales obtenidos por las 69 delegaciones diocesanas de Enseñanza», que recogen los datos de 15.029 centros públicos, concertados y privados.

La situación es especialmente preocupante en los centros públicos, en los que ya no se alcanza la mitad (un 48%), y sólo en Primaria logra la mayoría (52%), mientras que en Bachillerato apenas un tercio optan por la materia. Los centros concertados (mayoritariamente católicos), como no podría ser de otro modo, logran un 90% entre su alumnado.

Lee el resto de esta entrada »

Enseñanza Pública y Laica para una nación andaluza

marzo 21, 2021

Por José Antonio Naz Valverde, coordinador de Andalucía Laica

Prometeo

Enseñanza Pública y Laica para una nación andaluza

José Antonio Naz Valverde, Colectivo Prometeo, 21 de marzo de 2021

“los centros con un particular proyecto religioso alimentan el odio entre ciudadanos…los niños deben ser educados en la misma luz, en la misma libertad, en las escuelas de la nación, donde aprenderán a amarse unos a otros”. Jean Jaurès.

Parecería que esta frase del ilustre socialista francés estaba en la mente de quienes redactaron el Estatuto de Autonomía de Andalucía, que dicta textualmente en el artículo 21 – 2 que “la enseñanza pública, conforme al carácter aconfesional del Estado, será laica”. Y ,además, entiende por públicos todos los centros financiados con dinero público. Por tanto si se cumpliera con el Estatuto todos los centros andaluces, a excepción de los privados no subvencionados, deberían ser Laicos. Al redactar y votar por amplia mayoría este texto, cabe entender que el pueblo andaluz tenía grandes conocimientos de pedagogía y de desarrollo económico y cultural. Posiblemente sabían que la instrucción y la formación más fuerte es aquella que se basa en el conocimiento científico, en la experimentación y en el desarrollo del pensamiento crítico, en el trabajo colaborativo entre iguales y en un contexto libre de prejuicios y de grupos identitarios. Seguramente conocerían los datos y estadísticas de distintos países que indican que una educación de la población con ese sistema produce generaciones bien formadas con las competencias suficientes para impulsar el desarrollo tecnológico, económico, cultural y social de la nación. 

Recuerdo que en la visita con estudiantes cordobeses al parlamento de Bretaña (Francia), nos explicaban que la región había pasado en unas cuantas décadas de una economía de pesca y agricultura a ser referente en desarrollo tecnológico debido a que la tercera parte del presupuesto transferido (descentralizado) del Estado lo invertían en educación y formación. Y se enorgullecían de que su alumnado obtenía año tras año las mejores notas en el examen estatal de acceso a los estudios universitarios.

Todos y todas sabemos que los sistemas educativos que obtienen mejores puntuaciones en las evaluaciones externas, como el tan repetido caso de Finlandia, son casi al 100% públicos. Los Estados de esos países entienden que para cumplir con sus objetivos de desarrollo y bienestar de la población tiene más garantía diseñar y controlar su sistema educativo que dejarlo en manos de empresas privadas con ánimo de lucro y diferentes idearios.

Lee el resto de esta entrada »

Antimilitarismo y anticlericalismo

enero 18, 2021

José Antonio Ojeda García, El Salto, 18 de enero de 2021

Las personas de izquierda que conocemos la historia de las asonadas militares en España, además de ser pacifistas por ideología nos vemos impulsadas a ser antimilitaristas por las consecuencias nefastas para el desarrollo en lo social, lo cultural y en lo económico que han supuesto los militares en nuestro país.

La institución militar no ha actuado sola, ha gozado también del apoyo de la Iglesia Católica, unas veces solapado y otras de forma abierta desde los púlpitos y sus medios de difusión y propaganda.

La institución militar y la religiosa han estado al lado y a las ordenes de las oligarquías financieras, industriales y terratenientes latifundistas para reprimir todo intento del pueblo de huir del hambre y de la incultura. Sin importarles el número de muertes de inocentes, los encarcelamientos y los destierros llegando incluso a la usurpación de bienes; desposeyendo aún más a quienes nada tenían. Por ello al antimilitarismo hay que añadir el anticlericalismo.

España es un país con una larga tradición en asonadas militares, intentos de golpes de estado contra el poder establecido, que si bien no lograban su objetivo último si condicionaban el desarrollo del devenir de los asuntos públicos.

Los envenenamientos y el uso de sicarios para conseguir el poder eran moneda de uso corriente en todos los reinos e incluso en la jerarquía eclesiástica. El primer intento de hacerse con el poder a través de un golpe militar se produce en 1677 por don Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV. El siglo XIX se caracterizó además de por las asonadas militares y el inicio de las guerras carlistas apoyadas por el clero y en la última mitad del siglo ocupando los “espadones” los Consejos de Ministros. Haciendo desaparecer a la I República y estableciendo la Restauración borbónica.

Estos antecedentes son el caldo de cultivo para que en el siglo XX las oligarquías militares se arroguen el derecho una y otra vez de salvar la patria. Es decir, defender los intereses de la aristocracia terrateniente y latifundista, la oligarquía financiera sin escrúpulos y las grandes industrias que no dudaron en utilizar el pistolerismo profesional para eliminar a los sindicalistas que luchaban por unas condiciones laborales más justas. Lee el resto de esta entrada »


La reforma educativa (LOMLOE), en la habitual senda confesional

octubre 28, 2020

Las otras aulas vacías: un recorrido por las clases suspendidas de nuestro último siglo

Aula vacía / iStock

Francisco Delgado, Público, 28 de octubre de 2020

Nada nuevo, salvo en el muy breve período de la II República, desde la firma del Concordato isabelino de 1851, el franquista de 1953 y los Acuerdos concordatarios de 1979… la diversidad de sistemas educativos, desde la ley Moyano de 1857, hasta la LOMCE, han estado cargados de un fuerte componente confesional católico, cuya consecuencia ha sido y está siendo, que se segrega al alumnado por cuestiones ideológicas, además de las sociales.

La Declaración Universal de los Derechos  Humanos de 1948 y la Convención de los Derechos del Niño de 1989, suscritas por el Estado español, que proclaman, aunque sea de forma tibia, el derecho a la libertad de conciencia de niños y niñas, hasta la Constitución de 1979, que -en esta materia- es de una calculada ambigüedad, han ayudado poco para que se hubiera podido construir un modelo de enseñanza laica, cuando, además, nada más aprobarse la Constitución se firmó un Concordato que trataba de amarrar la confesionalidad del sistema.

Ahora bien, tampoco han ayudado demasiado las mayorías parlamentarias de izquierda o centro izquierda habidas desde 1982 (durante varias legislaturas con mayorías absolutas),  ya que desde la ley del Derecho a la Educación  (LODE) de 1985 y la LOPEG de 1995, pasando por las que estructuraban el sistema educativo, LOGSE y LOE, cada vez más se afianzaba una red privada concertada no universitaria, que es mayoritariamente de ideario católico y una «asignatura» de catequesis, como materia optativa dentro del horario lectivo que imparten miles de «delegados diocesanos» («profes de reli») designados por los obispos, cuya misión es «cristianizar» a la comunidad educativa, es decir llevar la «palabra de Dios» a los centros educativos. Catequistas cuyos salarios son abonados por el Estado y que, con la LOE de 2006 (mayoría PSOE), han consolidado su relación laboral por encima del profesorado interino, vulnerando -en mi opinión- la Constitución. Ley que, además, apoyó una vieja demanda de los obispos al considerar a la red católica dogmática concertada, como un servicio público. Lee el resto de esta entrada »


La religión, el bachillerato y el Supremo

octubre 20, 2020

Desde este curso en Asturias (y desde antes en otras Comunidades Autónomas que también se habían resistido a ello) por sentencia del Tribunal Supremo habrá en 2º de bachillerato una materia de Religión que no ha existido en ese nivel en toda la historia de nuestra democracia

Mariano Martín Gordillo, Mácula, 20 de octubre de 2020

¿Qué pensaría usted si para acceder a estudios universitarios de gran demanda en su país se tuvieran en cuenta las calificaciones obtenidas en una materia confesional cuyo currículo es determinado por autoridades religiosas que son también las encargadas de designar a quienes la enseñan? ¿Qué pensaría usted si más de un 10 % de la calificación media del bachillerato pudiera depender de tales enseñanzas?

Seguramente pensaría que toda la parafernalia meritocrática que caracteriza a ese rito de paso que llamamos EvBAU (con sus notas de corte de tres decimales y con sus exámenes masivos en tiempos pandémicos) no deja de ser hasta cierto punto un simulacro si para entrar en el grado de Medicina o en los dobles grados más demandados puede resultar más recomendable cursar la materia de religión en bachillerato que esforzarse por arañar unas décimas en la dichosa prueba.

¿Y qué pensaría usted si en su país la materia de Religión no hubiera existido nunca en 2º de bachillerato ni en el COU (ni siquiera en la época anterior a los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede) pero deba existir en el curso 2020-2021 porque el Tribunal Supremo ha obligado a las Comunidades Autónomas a incluirla en sus currículos?

Seguramente no se creería que algo así haya podido suceder porque, aunque sepa que su país es bastante menos laico que Francia, nunca habría pensado que en la tercera década del siglo XXI las enseñanzas de religión tendrán más valor para entrar en la universidad española del que tenían antes de 1978. Antes de que se aprobara la Constitución y antes de que se firmaran los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede que supuestamente obligan ahora (pero no en los cuarenta años anteriores) a incluir las enseñanzas de religión en el último curso del bachillerato.

Pero donde manda patrón no manda marinero, así que desde este curso en Asturias (y desde antes en otras Comunidades Autónomas que también se habían resistido a ello) por sentencia del Tribunal Supremo habrá en 2º de bachillerato una materia de Religión que no ha existido en ese nivel en toda la historia de nuestra democracia. De hecho, ya se imparte en las aulas asturianas de 2º de bachillerato desde septiembre, desde antes de que se publicara en el Boletín  Oficial del Principado de Asturias el Decreto de modificación del currículo de bachillerato. Lee el resto de esta entrada »