La batalla de Héctor reactiva el debate sobre los símbolos religiosos en el aula

julio 4, 2020

Europa Laica reclama un marco regulatorio estable que garantice la neutralidad del Estado en espacios públicos. Ante el vacío legal, la decisión de colocar crucifijos en los colegios descansa hoy en los consejos escolares. Dos juristas argumentan para Público las razones en contra y a favor de un debate aún no resuelto

Imagen de un rosario. /Pixabay

Imagen Pixabay

A. Moreno, Público, 4 de julio de 2020

La presencia de símbolos religiosos en el aula sigue hoy huérfana de un marco normativo específico y sujeta, por tanto, a la interpretación subjetiva del texto constitucional, que garantiza la libertad de culto y la neutralidad de un Estado que se reclama aconfesional. Pero, ¿en qué se concreta exactamente la neutralidad del Estado? Ese es el nudo gordiano de la cuestión, que ha vuelto a ponerse sobre la mesa al hilo del caso del joven cordobés Héctor Sánchez, que ha batallado sin éxito durante tres años para que retiraran los símbolos religiosos de su instituto público de Dos Torres.

La Constitución de 1978 proclama, en efecto, por primera vez en la historia de España, con el paréntesis de la II República, la neutralidad del Estado en materia de consciencia. ¿Es ese principio suficiente para declarar los espacios públicos libres de simbología religiosa? Todo indica que no. “No hay un marco legal sobre el uso de símbolos religiosos”, afirma Juanjo Picó, portavoz de Europa Laica. “Aquí cada cual entiende el laicismo como quiere. Y, en materia educativa, tampoco hay una legislación que lo regule”, lamenta.

Eso es precisamente lo que esta organización viene reclamando desde hace años: un reglamento sobre la laicidad que establezca por escrito sobre qué pautas debe utilizarse la simbología en los edificios de carácter público. “Lo que tiene que haber ya es una ley sobre libertad de conciencia, que concrete cuáles son las obligaciones de las administraciones para salvaguardar los derechos de los ciudadanos”, sostiene Picó.

La ausencia de ese marco normativo, explica el portavoz de Europa Laica, es lo que ha permitido que Héctor Sánchez haya tenido que soportar durante tres años la presencia de crucifijos en su aula en vulneración de su derecho a la libre conciencia y en desafío a la aconfesionalidad del Estado. “Que esa decisión la tome el consejo escolar es saltarse la legislación. Esto no es una cuestión de mayorías y minorías. No tiene sentido que en el ámbito de una educación pública y laica se deje este asunto en manos de los consejos escolares”. Lee el resto de esta entrada »


Otro monumento del prerrománico asturiano inmatriculado por la Iglesia cuando la ley no lo permitía 

junio 16, 2020
Fachada del lado norte de la Iglesia prerrománica de San Salvador de Valdediós en Asturias. WIKIPEDIA

Fachada del lado norte de la Iglesia prerrománica de San Salvador de Valdediós en Asturias. WIKIPEDIA

A. Moreno, Público, 16 de junio de 2020

El Arzobispado de Oviedo puso también a su nombre San Salvador de Valdediós, uno de los ocho monumentos más importantes del arte prerrománico asturiano, con su única autocertificación eclesiástica y al amparo del controvertido artículo 206 de la Ley Hipotecaria, hoy ya derogado por su presunta inconstitucionalidad.

Lo hizo además en 1993, cinco años antes de que el ex presidente José María Aznar reformara la norma para autorizar que accedieran al registro de la propiedad privada los templos de culto históricos, hasta ese momento considerados bienes comunes y, por tanto, fuera del comercio. Público tiene en su poder la nota registral que así lo atestigua.

No es el primer monumento del prerrománico inmatriculado antes de 1998. San Julián de los Prados también fue inscrito en 1981, en clara vulneración de la legislación hipotecaria promulgada por Franco en 1946, que equiparaba a la Iglesia con el Estado y a los obispos con fedatarios públicos. Expertos juristas y colectivos patrimonialistas consideran que la Constitución aconfesional de 1978 neutralizó de facto esa norma y, por consiguiente, todas las inmatriculaciones son nulas de pleno derecho, cuanto más las inscripciones de edificios de culto.


La ausencia de un plan director en la Mezquita de Córdoba permite una gestión “arbitraria” por la Iglesia

junio 9, 2020

El revés judicial del TSJA pone al descubierto el uso por la Iglesia del monumento islámico más importante de Occidente. Expertos y colectivos patrimonialistas denuncian el ocultamiento de los valores andalusíes esenciales del edificio en beneficio de una interpretación netamente católica y piden un marco normativo que preserve su autenticidad

Una mujer visita la Mezquita de Córdoba, el primer día de su reapertura tras el cierre por la emergencia sanitaria debido a la pandemia del coronavirus. REUTERS/Jon Nazca

Una mujer visita la Mezquita de Córdoba, el primer día de su reapertura tras el cierre por la emergencia sanitaria debido a la pandemia del coronavirus. REUTERS/Jon Nazca

A. Moreno, Público, 9 de junio de 2020

La Mezquita de Córdoba, declarada Patrimonio Mundial en 1984, es objeto de una enconada polémica sobre su modelo de gestión desde su inmatriculaciónpor la Iglesia en 2006. Empeñados en subrayar su carácter de templo católico, el obispo y los canónigos suprimieron el universal nombre de Mezquita de todos los documentos oficiales y se lanzaron a una reinterpretación histórica del edificio soslayando su identidad andalusí y desvirtuando su singularidad como arquitectura excepcional del islam, tal como reconoce expresamente la Unesco. En uno de los folletos turísticos, se llegó incluso a reducir el soberbio templo fundado por Abderramán I en el siglo VIII como mera “intervención islámica” en la Catedral.

La reciente sentencia del TSJA sobre la eliminación de la gran celosía del Patio de los Naranjos reprocha al Cabildo catedralicio y a la Junta de Andalucía haber actuado en contra de los principios de intervención delimitados en la normativa de Patrimonio Histórico y lesivos para la protección de los valores de un monumento único en el mundo. A la supresión injustificada de la reja de dos toneladas, sobre la que se pronuncia el fallo judicial, se suman otras muchas controvertidas intervenciones en el monumento en los últimos años, que han sido posibles, en gran medida, por la ausencia de un plan director de la Mezquita, que regule su uso, pese a las recomendaciones formuladas por la Unesco.

En las Directrices Prácticas para la Aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial de 2008, la Unesco ya reclama a los bienes inscritos en el listado que se doten de un marco regulatorio.  “Es esencial que exista un plan de gestión apropiado. (…)También se espera que se presenten garantías de la aplicación efectiva del plan de gestión”, recoge el documento en su punto 5.e. La Mezquita de Córdoba, uno de los primeros monumentos españoles inscritos como Patrimonio Mundial, no dispone de ningún plan. En 2001 elaboró undocumento pero nunca llegó a entrar en vigor porque su redacción por parte de los dos arquitectos contratados por el Cabildo tropezó con reparos técnicos de la Junta de Andalucía.

El resultado es que hoy en día uno de los tesoros arquitectónicos más sorprendentes del mundo es gestionado por 26 canónigos y no dispone de un programa de actuación. Su situación contrasta con el otro monumento gemelo del arte andalusí de Andalucía, la Alhambra de Granada, que cuenta con un patronato, un plan director y un informe anual.  “La ausencia de un plan director en la Mezquita da lugar a este tipo de abusos, amparados a su vez por la falta de regulación de la visita pública o la interpretación por parte de la normativa de patrimonio cultural”, afirma Celia Martínez Yáñez, profesora titular del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Granada y experta en la Convención del Patrimonio Mundial. Lee el resto de esta entrada »


La Junta de Andalucía sale en defensa de los intereses de la Iglesia y recurrirá la sentencia de la Mezquita de Córdoba

junio 5, 2020

El TSJA anuló hace diez días el permiso otorgado por la Consejería de Cultura para suprimir una gran celosía y facilitar la entrada de cofradías de Semana Santa en el interior del universal monumento. El fallo dejó en evidencia la obligación autonómica de tutela y protección del patrimonio histórico, y cuestiona la gestión “arbitraria” del Cabildo, según los expertos.

Un hombre, con un carrito de niño, visita la Mezquita de Córdoba, en su reapertura tras el cierre por la emergencia sanitaria durante la pandemia por coronavirus. REUTERS/Jon Nazca

Un hombre, con un carrito de niño, visita la Mezquita de Córdoba, en su reapertura tras el cierre por la emergencia sanitaria durante la pandemia por coronavirus. REUTERS/Jon Nazca

A. Moreno, Público, 5 de junio de 2020

La Junta de Andalucía trabaja ya en el recurso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que anuló la autorización de la retirada de una gran celosía de la Mezquita de Córdobapara dar paso a las cofradías de Semana Santa al interior del monumento.

El fallo representó un serio varapalo judicial al Gobierno andaluz por vulnerar su propia Ley de Patrimonio Histórico al permitir un uso no previsto por la normativa y faltar a su obligación competencial en la protección y tutela de un monumento de dimensión internacional declarado Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1984.

Pese a los contundentes argumentos esgrimidos por el TSJA, la Junta se inclina por elevar la sentencia al Tribunal Supremo bajo la argumentación de que el Alto Tribunal andaluz no habría respondido correctamente a las alegaciones planteadas por el Gobierno regional, según adelantó la edición local de ABC, que cita fuentes jurídicas de la administración autonómica. Un portavoz de la delegación de la Junta en Córdoba confirmó a Público que los técnicos están ya trabajando en el recurso “como es práctica habitual”, según detalló, “en todas las sentencias desfavorables al Gobierno andaluz”.

Solo una valoración negativa de los servicios jurídicos paralizarían la apelación al Supremo y aún quedan doce días de plazo. La Junta pleiteará, en ese caso, por una cuestión de procedimiento en el sentido de que el fallo se habría fundamentado en el artículo 39 de la Ley de Patrimonio Histórico, cuando las alegaciones se apoyaban en el apartado número 20 de la norma. Lee el resto de esta entrada »


Guía para entender qué está pasando con las inmatriculaciones de Asturias

mayo 31, 2020

El inventario de los bienes inmatriculados por la Iglesia católica en el Principado ha dormido oculto en un cajón del Gobierno regional durante más de un año. ¿Por qué? Es difícil saberlo con precisión. Lo que sí es cierto es que sacar a la luz la controvertida operación episcopal que le ha permitido inscribir decenas de miles de fincas y edificios en toda España se ha convertido en una carrera de obstáculos

Santa Cristina de Lena (Asturias). Exterior de la fachada sur. / Fuente

A. Moreno, Público, 31 de mayo de 2020

El rocambolesco periplo que ha atravesado el listado de bienes inmatriculados en Asturias evidencia las resistencias de toda índole que afronta el esclarecimiento del inmenso patrimonio inscrito a su nombre por los obispos en toda España.

Hasta las administraciones del Estado, por negligencia o por mala fe, han colaborado en el ocultamiento de información de reconocido interés público.

Estas son las claves de un lío monumental.

¿Qué son las inmatriculaciones de la Iglesia?

Lo primero que hay que saber es que inmatricular es inscribir un bien por primera vez en el registro de la propiedad privada. Cualquier ciudadano puede registrar una finca o un inmueble siempre que acredite documentalmente que es de su propiedad. En el caso de que no posea pruebas fehacientes, debe someterse a un expediente de dominio especialmente garantista.

El legislador habilitó, sin embargo, una vía de inscripción rápida para que el Estado pudiera registrar bienes supuestamente públicos de los que se careciera de título escrito de dominio. En esa prerrogativa excepcional incluyó también a los obispos.

¿Por qué? Porque la ley se aprobó en 1946, en plena dictadura franquista, y entonces la católica era la religión oficial del Estado y la Iglesia gozaba de un estatus asimilable a la autoridad pública. Con la mera autocertificación eclesiástica, los prelados inscribieron decenas de miles de inmuebles y fincas en toda España. Muchos de los bienes serán suyos con toda probabilidad pero otros tantos, tal como se ha demostrado reiteradamente, pertenecen a terceros o son de dominio público.

¿Quién pidió el listado de las inmatriculaciones y por qué?

Fue el Grupo de Inmatriculaciones de Asturias (GIA), que forma parte de la coordinadora estatal Recuperando, quien solicitó en septiembre de 2017 el listado de los bienes inmatriculados. Formuló la reclamación ante la Junta General del Principado y la dirigió a la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos, para que, a su vez, solicitara el inventario al Colegio de Registradores de Asturias.

¿Para qué pedir el listado de bienes? Las asociaciones patrimonialistas cifran en más de 100.000 los inmuebles y fincas registrados en toda España por la Iglesia católica a través de este mecanismo que consideran inconstitucional. Lo primero, por lo tanto, es conocer la magnitud del patrimonio inmobiliario inscrito y qué tipo de edificios incluye. Por lo que se sabe ya, la Iglesia ha inmatriculado monumentos, tierras comunales, casas parroquiales, huertas, viviendas, templos, cementerios, ermitas, plazas públicas y hasta frontones. Lee el resto de esta entrada »


Libertad de conciencia, apostasía e islam

mayo 25, 2020

Por Waleed Saleh, profesor de Estudios Árabes e Islámicos, Universidad Autónoma de Madrid. Miembro del Grupo de Pensamiento Laico, integrado por Nazanín Armanian, Enrique J. Díez Gutiérrez, María José Fariñas Dulce, Pedro López López, Rosa Regás Pagés, Javier Sádaba Garay y Waleed Saleh Alkhalifa.

Rezo / Mezquita / Iran | 2K Stock Video 914-418-762 | Framepool ...

Rezo en una mezquita, Irán / Fuente

Waleed Saleh, Público, 25 de mayo de 2020

Las religiones monoteístas, especialmente el cristianismo y el islam, han articulado desde sus comienzos medidas infernales para acallar cualquier oposición o crítica hacia sus creencias o sus prácticas. Una de las herramientas más letales ha sido la acusación por apostasía. Los actos inquisitoriales de la fe cristiana que duraron varios siglos son de sobra conocidos. La acusación por herejía era suficiente para arrojar a la hoguera a cualquier opositor: filósofos, escritores, científicos y pensadores.

El judaísmo en tiempos modernos ha inventado el término “antisemitismo”, perseguido internacionalmente y castigado con cárcel. Ha servido para cerrar las bocas críticas con el Estadio de Israel. El semitismo, concepto lingüístico, lo han convertido en sinónimo de judaísmo con un interés claramente político.

La historia del islam no difiere de las dos anteriores. A la muerte del profeta Mahoma en el 632 d.C. varias tribus que ya habían abrazado al islam comenzaron a revocar su conversión a esta fe. El sucesor del Profeta el califa Abu Bakr emprendió una serie de campañas militares contra ellas que se conocieron con el nombre de Guerras Ridda (apostasía) entre 632 y 633. El citado califa mandó aplastar a los renegados para dar ejemplo e intentar evitar futuros actos de anatematización. Esta reacción se estableció desde entonces como norma por las autoridades del islam y se convirtió en ley en la mayoría de los países musulmanes. Los exegetas se han basado también en una serie de versículos coránicos para justificar la condena a muerte de cualquier apostata. Éstos suelen recurrir especialmente al siguiente versículo para justificar su condena: “Retribución de quienes hacen la guerra a Dios y a su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra” (5:33) Lee el resto de esta entrada »


Duro varapalo judicial a la gestión de la Iglesia en la Mezquita de Córdoba

mayo 22, 2020

El Cabildo catedralicio ordenó retirar en 2017 una gran celosía del templo omeya para que pasaran las cofradías de Semana Santa y ahora el TSJA anula la autorización de la Junta de Andalucía por vulnerar la Ley de Patrimonio Histórico.

Interior de la segunda puerta de la Mezquita de Córdoba, cubierta por una lona con la imagen de la celosia retirada / Europa Press Archivo

A. Moreno, Público, 22 de mayo de 2020

La Iglesia católica ha recibido un severo revés judicial en su ya polémica gestión de la Mezquita de Córdoba, objeto de una larga contestación ciudadana en los últimos años, sobre todo tras su discutida inmatriculación en 2006 por el obispo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) acaba de anular laretirada de una gran celosía de cedro macizo y dos toneladas de peso del muro que separa el templo omeya del Patio de los Naranjos. La supresión se produjo en medio de una gran controversia en 2017 por orden del Cabildo catedralicio, administrador del monumento universal, para facilitar el paso de las cofradías de Semana Santa al interior del edificio, en cuyo corazón se alza la Catedral.

La gran celosía, que es ya uno de los iconos de la joya andalusí, forma parte de un juego de cuatro piezas de similar tamaño que se colocaron en 1972 para resolver uno de los problemas endémicos del muro norte. En ese lateral de la Mezquita, la mayor parte de los grandes arcos que dan al Patio de los Naranjos fueron tapiados siglos atrás por deseo de los prelados para colocar capillas adosadas en su interior. El templo perdió su centenaria luz natural y solo quedaron cuatro vanos sin cegar.

Fue el prestigioso arquitecto Rafael de la Hoz Arderius quien ideó, cuando era director general de Arquitectura a principios de los setenta, esta solución de madera noble que se adaptó perfectamente al edificio, según reconocen la mayoría de los expertos. En 1984, la Mezquita fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco y todos sus elementos, incluidas las cuatro celosías, quedaron bajo su protección.

Ha sido su hijo y heredero intelectual de la obra, arquitecto también reconocido a nivel internacional, quien ha pleiteado con la Junta de Andalucía y la Iglesia para evitar que el Cabildo suprima la bella celosía inmortalizada en infinidad de postales turísticas. El litigio ha sido largo y complejo. Primero en el terreno administrativo y finalmente en los tribunales. La sentencia del TSJA, que confirma una anterior del juzgado de lo contencioso número 4 de Córdoba, desestima las apelaciones del Gobierno andaluz y la Agrupación de Cofradías. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia pide donativos porque “no vive del aire” y hay que “pagar el sueldo al cura”

mayo 18, 2020

Solicita a los fieles que se “comprometan” a donar una cantidad periódicamente, al igual que están suscritos a plataformas de televisión o de música. “Tienen que pagar el sueldo al cura y tienen que pagar las instalaciones”, dice el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE.

11/05/2020.- Una mujer comulga durante la celebración de misa en el interior de la catedral de Ourense. / EFE - BRAIS LORENZO

Una mujer comulga durante la celebración de misa en el interior de la catedral de Ourense. / EFE – Brais Lorenza

Público, 18 de mayo de 2020

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha hecho un llamamiento para que se realicen donaciones en esta época de pandemia porque tienen que “pagar el sueldo al cura” y porque “la Iglesia no vive del aire”. La Iglesia recaudó en 2019 284,4 millones de euros con el 0,7% del IRPF, su máximo histórico.

“La principal fuente de financiación de las parroquias tienen que ser las aportaciones de los fieles. Los fieles tienen que pagar el sueldo al cura y tienen que pagar las instalaciones, tienen que colaborar con su esfuerzo y también económicamente. Esa cultura la tenemos que plantear”, ha indicado el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, este lunes 18 de mayo en rueda de prensa telemática.

De acuerdo con las estimaciones de la CEE, antes de la pandemia, la Iglesia recaudaba mensualmente de media unos 20 millones de euros de las colectas ordinarias en las parroquias. Si bien, desde que se decretó el Estado de Alarma, se dejaron de celebrar misas con público y no se ha pasado el cepillo. Estas recaudaciones se realizan sin control fiscal

Según los calculos realizados por Europa Press, a partir de las estimaciones de la CEE, la Iglesia española habría dejado de ingresar en dos meses de pandemia unos 38,4 millones de euros, si se tiene en cuenta que ha dejado de percibir 40 millones pero sí ha recibido en este tiempo 1,6 millones de euros de las aportaciones realizadas a través del cepillo virtual. Los obispos facilitan este tipo de donaciones —online o por teléfono—sin comunicar a Hacienda. “Hay personas que no quieren realizar la desgravación de su donativo y por tanto no comunican sus datos a la Iglesia”, defienden. Lee el resto de esta entrada »


El listado que ocultó el Gobierno asturiano incluye 553 bienes inmatriculados por la Iglesia

mayo 16, 2020

La Consejería de Presidencia envía el inventario completo al Parlamento regional después de que ‘Público’ revelara que llevaba más de un año guardado en un cajón. El letrado mayor de la Cámara certifica que el documento nunca fue remitido y deja en evidencia al Ejecutivo

A. Moreno, Público, 16 de mayo de 2020

Más de medio millar de casas, ermitas, fincas, huertos, monumentos, templos y cementerios. Ese es el número de bienes registrados a su nombre por la Iglesia católica en Asturias, según figura en el listado completo de inmatriculacionesque, al fin, ha llegado al Parlamento regional y obra en poder de Público. El inventario ha sido remitido más de un año tarde a la Cámara, la institución que lo solicitó, después de que permaneciera oculto en un cajón de la Consejería de Presidencia por razones aún no aclaradas.

El rocambolesco paradero del catálogo de inmatriculaciones ha causado estupor entre los grupos de oposición y suscitado las airadas protestas de IU y Podemos, quienes han presentado hasta cuatro preguntas parlamentarias dirigidas a las consejeras de Presidencia y Cultura exigiendo una exhaustiva investigación por la ocultación del listado que fue demandado en 2018 por la Comisión de Peticiones a. Hasta el letrado mayor de la Cámara ha tenido que confirmar por escrito que el documento no fue remitido al Parlamento regional en la primavera de 2019, tal como había asegurado la Consejería de Presidencia la pasada semana.

El listado ha sido enviado el jueves 14 de mayo por la propia consejera de Presidencia, Rita Camblor, al presidente del Parlamento regional. En un escrito adjunto, la titular del departamento admite que el expediente nunca llegó a la Cámara de diputados y pide disculpas por la larga demora en la entrega del inventario de bienes inmatriculados por la Iglesia católica en Asturias. Lee el resto de esta entrada »


El Gobierno asturiano admite ahora que guardaba la lista de inmatriculaciones de la Iglesia desde hace más de un año

mayo 13, 2020

La Consejería de Presidencia afirma que envió el inventario completo al Parlamento regional “en su momento” pero la cámara no encuentra ni rastro del expediente, que fue elaborado por el Colegio de Registradores en febrero de 2019. Ni Podemos ni IU, los grupos más activos en la cuestión, han recibido el documento

Cómo visitar Santa Cristina Lena (Prerrománico en Asturias ...

Interior de Santa Cristina de Lena / Imagen

A. Moreno, Público, 13 de mayo de 2020

La Consejería de Presidencia del Gobierno asturiano guarda en un cajón desde hace más de un año el inventario “completo y actualizado” de los bienes inmatriculados por la Iglesia católica, cuya existencia fue desvelada días atrás por diario Público. Fuentes del departamento aseguran que el listado fue remitido “en su momento” al Parlamento regional, que fue quien lo pidió formalmente en otoño de 2018, pero en la cámara autonómica no hay rastro del expediente, según pudo confirmar este periódico.

Tampoco los grupos parlamentarios de Podemos e IU, los más activos en la causa de las inmatriculaciones, han recibido catálogo alguno de los bienes inscritos por la Iglesia católica, pese a que la Consejería de Presidencia señaló como destinatario a un grupo en particular. “Lo remitimos en su momento al Parlamento regional, concretamente al grupo Podemos, que fue quien lo había solicitado”, indicó la fuente consultada.

El parlamentario de Podemos Rafael Palacios negó categóricamente que se le hubiera entregado ningún listado y se mostró contrariado por las acusaciones de Presidencia. “No tiene un pase. Deben estar tratando de reírse de nosotros”, lamentó. “Si lo mandaron al Parlamento regional hace un año, ¿cómo salió la consejera de Cultura a la cámara autonómica hace dos meses sin el listado? Cuando yo hice la pregunta parlamentaria [sobre la inmatriculación de los bienes del arte prerrománico] y salió en los medios, ¿cómo es que nadie dijo nada? ¿Cómo lo dicen ahora? ¿No se enteró ni su grupo parlamentario?”. El inventario fue solicitado oficialmente por la Comisión de Peticiones en febrero del pasado año. La solicitud se hizo por unanimidad de los siete grupos parlamentarios representados en la cámara legislativa.

Desde la Consejería de Presidencia reconocen, en cambio, que la relación de inmatriculaciones fue remitida a la consejera de Cultura, Berta Piñán, después de que Público desvelara la semana pasada que el Colegio de Registradores lo había enviado a su departamento hace más de un año y permanecía olvidado en algún cajón. A la pregunta de por qué no se le entregó a la consejera de Cultura el expediente con anterioridad, la fuente contestó: “Pues porque lo tenía el Principado en otro departamento. Sencillamente”. Lee el resto de esta entrada »