El belenismo, manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial en España

enero 5, 2022

Resolución de 3 de enero de 2022, de la Dirección General de Bellas Artes, por la que se incoa expediente de declaración del belenismo como manifestación representativa del patrimonio cultural inmaterial

Un belén en foto de archivo / EFE/Jorge Torres

______________________________

El Periódico, 5 de enero de 2021

El Ministerio de Cultura ha declarado el belenismo como manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, que contribuye al conocimiento de la cultura popular al mostrar por medio de sus escenas, de manera didáctica y atractiva, modos de vida y oficios tradicionales, algunos ya desaparecidos.

Según publica el BOE este miércoles, esta consideración está justificada por su «fuerte carga identitaria, al estar interiorizada en los individuos y en los grupos humanos, remitiendo a la biografía individual y colectiva».

Se trata de un patrimonio «vivo y dinámico, experimentado y rememorado en tiempo presente, y preservado tradicionalmente» por las comunidades que lo han transmitido a lo largo del tiempo y lo han ido recreando de forma intergeneracional.

Lee el resto de esta entrada »

El Niño Jesús contra Papá Noel, por Antonio Gómez Movellán

diciembre 24, 2021

19 de diciembre de 2021, Vaticano, Ciudad del Vaticano: el Papa Francisco (C) y el cardenal Konrad Krajewski se reúnen con niños asistidos por el Dispensario Pediátrico de Santa Marta en un evento previo a la Navidad en el Salón Pablo VI del Vaticano / Fabio Frustaci / Europa Press

________________________

Antonio Gómez Movellán, Público, 24 de diciembre de 2021

En la bendición urbi et orbi del Papa del año 2014, Francisco volvió afirmar que «sin Jesús la navidad está vacía»; una declaración que da escalofríos y que resume a la perfección la tentación totalitaria del catolicismo, que pretende identificar la creencia en su dogmática como la única moral posible, relegando a los no cristianos a la vacuidad moral. De hecho, la iglesia católica siente desasosiego con el carácter profano de estas fiestas navideñas. Para ello acude a criticar la navidad como una fiesta consumista, mercantilista, contraponiendo como virtud la fiesta navideña católica centrada en la familia y la caridad; por eso denuncian el carácter mundano y hedonista de la navidad profana, ya que es ese, precisamente, el que lo aproxima al carácter pagano de estas fiesta ancestrales del solsticio de invierno.

Por eso, la iglesia católica siempre ha huido de aquellas manifestaciones profanas de estas fiestas y tiene tanto interés en poner belenes católicos en todo tipo de espacio públicos -en escuelas, en ayuntamientos, en ministerios, en parques, etc.-  y también en exhibir, de forma humillante y hasta obscena, la pobreza para, de esta forma, resaltar la caridad católica.  En España las administraciones públicas se pliegan absolutamente a este interés de la iglesia, incluso adaptando la parrilla de la programación de la RTVE al calendario ritual católico y haciendo retrasmisiones en directo de misas y apariciones del Papa de Roma.

Lee el resto de esta entrada »

El belén es un hecho religioso

diciembre 17, 2019

 

 

 

Víctor Moreno,  Nueva Tribuna, Nueva Tribuna

La mejor manera de demostrar que montar un belén en los edificios públicos rompe cualquier protocolo y que no debe figurar en dichos establecimientos del Estado, es recordar el contenido de “las recomendaciones de la Iglesia para vivir la Navidad”. Tales recomendaciones proceden del “Directorio sobre la Piedad y la Liturgia”elaborado por la “Congregación para el Culto y Divino y la Disciplina de los Sacramentos”, made in Vaticano.

El Directorio pudo establecer diez recomendaciones, como los mandamientos de la ley de Moisés, pero no. Inexplicablemente, se quedaron en nueve. Todas ellas derivan de la consideración de Navidad como hecho religioso fundamental en la fe del cristiano y, en especial, de su representación más simbólica, el llamado Belén o Pesebre navideño.

«Cuando el Estado no defiende la naturaleza aconfesional de sus instituciones públicas y mete de matute en ellas belenes y demás adornos navideños,refuerza la presencia y permanencia de una determinada religión, la católica y quienes esto lo permiten y lo aplauden ni son respetuosos con quienes profesan otra religión; ni, tampoco, constitucionalistas a pesar de comer todos los días Constitución a la meniere»

El texto da la sensación de que el cristiano sin Navidad parece que le falta el referente más importante de su fe. Veamos. Lee el resto de esta entrada »