¿Políticas teológicas?

julio 1, 2019

Más Religión, más ayudas a los colegios concertados y privados, pero menos atención a derechos y libertades consolidadas.

Manuel Menor, Mundiario, 1 de julio de 2019

Según José María Castillo, en Andalucía, nada más ponerse a mandar  la derecha, la clase de Religión ha cobrado nuevo protagonismo. Y, al preguntarse por cómo se enseña o transmite de verdad la fe religiosa, observa que de poco “han servido las clases de Religión en esta España tan corrupta y tan cainita: ¿Nos han hecho más honestos y más buenas personas?”. Viene a coincidir con Juan José Tamayo, quien  analiza cómo un conjunto de actitudes, de patriarcado machista, aunque no sean cristianas, están en muchos comportamientos eclesiásticos.

El pecado

Contrasta, en un país paralizado, la vitalidad de estos gestos, más antiguos de lo que nos han enseñado.  En la Italia de los años cuarenta, por ejemplo, el temor a resolver los problemas como veía la izquierda coaligó en su contra a fuerzas sociales insospechadas: aquella Democracia Cristiana, de la que tanto sabía Aldo Moro, resultó, altamente beneficiada y  con ella sus socios. Únanse las decisiones que se están tomando –no solo en Andalucía- con la presión sobre Ciudadanos para que ceda en la investidura de Sánchez, y se verá mejor la senda. Hay quienes prefieren la trinitaria alianza de la derecha –pese al programa que ya están desarrollando también en Córdoba o Madrid-, a que el PSOE tenga más fuerza apoyado en Unidas Podemos y algunos nacionalismos; cuanto huela a socialismo consistente sigue siendo pecado.

Que ahora hayan incrementado las clases de Religión, pone de relieve, por otra parte, la tradicional cercanía de la política conservadora con el lenguaje propositivo de la jerarquía católica en el tejido de las interpretaciones sobre la vida pública. La ocasión permite observar, además, cómo la izquierda con expectativas de poder está atenta a las dimensiones prácticas de ese lenguaje simbólico. Tampoco esto es nuevo. Si ya en el Congreso Pedagógico de 1892 se propuso –sin éxito- que la enseñanza religiosa debía tener carácter “fraternal y tolerante”, ahí sigue este foco de divergencias que tanto incide en el sistema educativo actual.

Política teológica Lee el resto de esta entrada »


La asignatura de Religión y el acceso a la Universidad

junio 26, 2019

Para el curso que viene, y por gentileza del TSJ valenciano, la asignatura de Religión contará con tres horas en primero y con cuatro horas en segundo de Bachillerato, a la semana.

Prueba acceso a la Universidad / Fuente foto

Eugenio Piñero, profesor de Filosofía y Vicecoordinador De Valencia Laica, ofrece en su artículo una imagen de la situación en la Comunidad Valenciana que podría ser extrapolable a otras comunidades.

Eugenio Piñero, Levante, 26 de junio de 2019

La Iglesia católica ha hecho de la enseñanza uno de sus principales campos de batalla. No hay mejor púlpito que un aula de un colegio o Instituto, con un catequista (profesor o profesora de Religión) al frente, para adoctrinar contra los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, contra el derecho a decidir el final de nuestra propia vida, cuando ya resulta insoportable, o contra los derechos de las personas a constituir familias diferentes a las heteroparentales, o dicho en su argot, «familias como Dios manda». Las iglesias se vacían (como pone de manifiesto cada mes las encuestas del CIS), los fieles dejan de ser tan fieles y prefieren otras ocupaciones los domingos. Para compensar, la Iglesia Católica pretende llenar sus aulas de alumnos ávidos de «dieces» que cuentan para el acceso a la Universidad. La sociedad se seculariza a pasos agigantados mientras que la asignatura de Religión ocupa cada vez más espacio en el currículum de los estudiantes valencianos. Para el curso que viene, y por gentileza del TSJ valenciano, la asignatura de Religión contará con tres horas en primero y con cuatro horas en segundo de Bachillerato, a la semana. Lee el resto de esta entrada »


La asignatura de religion católica no enseña religión

junio 7, 2019

La asignatura de Religión católica no es una asignatura en la que se enseñe religión católica, por muy paradójico que esto pueda parecer.

Eugenio Piñero, El Diario.es, 7 de junio de 2019

La asignatura de Religión católica no es una asignatura en la que se enseñe religión católica, por muy paradójico que esto pueda parecer. “En la clase de religión no solo se habla de religión” es el lema de la campaña de la Iglesia católica para animar al alumnado de ESO y Bachillerato a que se apunten a la asignatura de Religión católica el próximo curso. Este lema guarda una gran verdad, y un enorme peligro para la libertad de conciencia del alumnado.

Por lo que me cuentan mis alumnos, en la asignatura de religión se habla sobre todo del abominable aborto y de los derechos de los no nacidos, de que los niños tienen pilila y las niñas vulva, de que nadie puede disponer de su propia vida ni para evitar sufrimientos horribles, de la vestimenta adecuada de las chicas para evitar violaciones, de la anomalía de la homosexualidad, de lo necesario que son un padre y una madre (no dos padres, ni dos madres, ni una madre, ni…) para el buen desarrollo psicológico de los niños, y cosas por el estilo. De lo que menos se habla es de religión.

La asignatura de religión católica es  Moral católica, pura y dura. Lo que convierte a esta asignatura en mucho más sectaria y peligrosa. Lo de Dios es lo de menos. Lo verdaderamente importante es hacerles llegar a los adolescentes los mensajes moralizantes. La existencia o inexistencia de Dios no da mucho de sí. Ni para discutir más de 5 minutos. Cuestión de fe. En realidad, el objetivo de esta asignatura es su misión moralizante y adoctrinadora, misión que asume gustosamente el profesorado de esta asignatura, designado “a dedo” por el arzobispado. Lee el resto de esta entrada »


Las muchas biblias

mayo 21, 2019

Las editoriales propiedad de órdenes religiosas son esenciales no sólo en el libro de texto, también en la literatura infantil y juvenil. Su actividad viene jalonada de acusaciones de competencia desleal y de ventajismo

Eva Orúe, InfoLibre, 21 de mayo de 2019

Digamos, de entrada, que la palabra “biblia” viene del latín tardío biblĭa, y éste, del griego [τὰ] βιβλία [tà] biblía, literalmente: [los] libros.

Digamos, también al comienzo, que para la elaboración de este texto buscamos (es una práctica habitual y saludable) la opinión de quienes lo protagonizan. Y que no fue posible obtenerla. De los tres grupos editoriales consultados, uno dijo desde el primero minuto que no podría participar; otro lo comunicó tras ser requerido cuando el plazo vencía, y el tercero dio la callada por respuesta…

Tampoco obtuvimos mucha más información en los estamentos oficiales. Cuando se trata de libros de texto, el organismo de referencia es la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, Anele, que agrupa, nos dijeron, a “más de 20 editoriales” de las cuales “sólo dos [Edebé y SM, la tercera es Edelvives] pertenecen a congregaciones religiosas”. Preguntados por el peso de esos sellos, nos aseguraron que es difícil calibrarlo, ya que “no todas editan para todas las comunidades autónomas, algunas tienen más peso que otras en primaria y otras en secundaria” y nos remitieron a las propias editoriales, porque el cálculo “grosso modo” que pueden hacer “no son datos que podamos dar como seguros”. Recordemos, por lo que pueda servir, que en su último informe El libro educativo en España – Curso 2018-2019 se decía: Lee el resto de esta entrada »


El porcentaje de alumnos de Religión en los centros públicos cae a la mitad

mayo 16, 2019

En dos décadas, han pasado de representar el 75% del total a poco más del 50%, dentro de un descenso generalizado del interés por la asignatura. Las distintas leyes educativas no han impedido el descenso de matrícula en religión católica.

Vicente Clavero, Público, 16 de mayo de 2017

La asignatura de Religión despierta cada vez menos interés. Según datos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), actualmente están matriculados en ella sólo un 61,9% de los alumnos que pueden escogerla. En poco más de dos décadas,desde el curso 1996/97, el porcentaje se ha reducido en casi veinte puntos.

El interés por la asignatura de Religión en los cuatro niveles en que se imparte (Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato) ha ido decayendo poco a poco, pero de forma continua, a pesar de los esfuerzos desplegados por los sucesivos gobiernos del PP para incentivarla aumentando su peso en el currículo.

El mayor descenso se ha producido en los centros públicos, donde hoy hay prácticamente un empate entre quienes optan por la Religión y quienes no, cuando en 1996/97 la relación era de tres a uno.

La Religión dejó de ser obligatoria a raíz de los acuerdos del Estado español con la Santa Sede de 1979, pero siguió teniendo plena validez académica, exactamente igual que la asignatura alternativa creada entonces, Ética, que se incorporó a los planes de estudio del Bachillerato Unificado Polivalente (BUP).

Ya con Felipe González en el poder, en 1990 se aprobó la LOGSE, que retiró a la Religión el carácter de evaluable y sustituyó la asignatura de Ética por “actividades de estudio”, lo que provocó sonadas protestas de la jerarquía católica y de la derecha, que consiguieron tumbarla en el Tribunal Supremo. Lee el resto de esta entrada »


La Religión pierde en dos cursos 255.883 alumnos y la eligen 3,3 millones

abril 29, 2019

De los 3,3 millones de alumnos que asisten a clase de Religión, 1,9 millones estudian en centros públicos, 1,3 millones en centros concertados y casi 83.000 en privados. En todos la Religión pierde alumnado

Público, 29 de abril de 2019

La asignatura de Religión ha perdido en España 255.883 alumnos en los dos últimos cursos en los niveles de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, hasta situarse en el actual 2018-19 en 3.303.193 estudiantes (el 61,99 % del total).

Son datos facilitados este lunes por la Conferencia Episcopal Española (CEE), que insiste en que “la enseñanza religiosa escolar forma parte del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas, derecho que es atendido subsidiariamente por la Escuela y el Estado, según prevé la Constitución española”.

De los 3,3 millones de alumnos que asisten a clase de Religión, 1,9 millones estudian en centros públicos, 1,3 millones en centros concertados y casi 83.000 en privados.

En los tres tipos de centros educativos se produce un importante descenso del alumnado que elige esta asignatura en Secundaria en comparación con los que la cursan en Primaria. Lee el resto de esta entrada »


La educación, el gobierno socialista y el cretinismo parlamentario, por Antonio Gómez Movellán

enero 14, 2019

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica
Público, 14 de enero de 2019

En un ambiente político enrarecido y viciado, presagio de tormentas y vendavales, el partido del gobierno está incumpliendo lo que prometió en la oposición. Desde muchos lados  se achaca al partido socialista  que esté utilizando el gobierno como plataforma electoral  pensando que, a través de algunos gestos izquierdistas, pueda recuperar la credibilidad de un electorado perdido. Pero tienen razón los independentistas catalanes: los gestos no son suficientes. Los sindicatos también lo han dicho con toda claridad: hay que comenzar a derogar la reforma laboral y emprender acciones contra la situación  intolerable de pobreza y precariedad laboral que existe en nuestro país. Hay poca ambición y mucha efervescencia publicitaria. Algunos gestos, además, rayan en el esperpento como la exhumación de la momia de Franco. ¿Cómo es posible que un gobierno soberano tenga que arrodillarse, ante la Iglesia católica, para enterrar, donde le venga en gana, al último dictador del fascismo europeo?

En el caso de la educación, la ambición no parece existir. Ni siquiera para parar las medidas de los recortes, ya que el proyecto de ley que se ha tramitado deja en manos de las Comunidades Autónomas la determinación final de la carga del  horario lectivo del profesorado y del número de alumnos por aula. Además, la reforma y pseudoderogación de la LOMCE proyectada plantea  un regreso a la ley anterior manteniendo, en esencia, los equilibrios existentes en el sistema educativo en España. No existe un propósito de política de largo aliento en educación. Lee el resto de esta entrada »