De aquí a la eternidad

noviembre 26, 2020

El trato escandalosamente favorable por parte del Estado a la Iglesia lleva camino de eternizarse

De aquí a la eternidad / GREGOR

Antonio Piazuelo, El Periódico de Aragón, 26 de noviembre de 2020

Tomo el título prestado de una famosa y oscarizada película de mediados de la centuria pasada porque viene al pelo con el tema de estas líneas: nuestra santa y costosísima madre Iglesia, que lleva veinte siglos empeñada en hacernos la eternidad más llevadera a los mortales (queramos o no) y cuyo trato escandalosamente favorable por parte del Estado, eso que llamamos concordato para entendernos, lleva camino también de eternizarse. Como llevo camino de eternizarme yo recordando una vez tras otra las promesas de los gobernantes que, cuando son de izquierdas y están en la oposición, se llenan la boca asegurando que denunciarán esos abusivos acuerdos con el Vaticano nada más llegar al poder y sufren una amnesia repentina cuando pisan los despachos de Moncloa y los ministerios.

Bueno, lo de la amnesia es una forma de hablar, porque me consta que a algunos no se nos han olvidado esas promesas, realizadas en el comité federal ¡hace 40 años!

Mientras, los purpurados monseñores no se están quietos, no. En lugar de agradecer esa votación, lanzan una feroz ofensiva desde los púlpitos, la prensa cavernaria y los escaños de la derecha extrema y la extrema derecha contra el tímido anuncio gubernamental de que la futura Ley de Educación establecerá la prioridad de la enseñanza pública frente a la concertada. Otro mecanismo, este de la enseñanza concertada, que proporciona a la Iglesia católica no solo el privilegio de adoctrinar a millones de ciudadan@s desde su más tierna infancia, sino también pingües beneficios económicos. Esto es lo que no quieren de la ley Celaá. O sea, lo que es de Dios y lo que es del César, que todo aprovecha para el convento.

Intolerables beneficios

Lee el resto de esta entrada »


Caceroladas católicas contra la igualdad

noviembre 23, 2020

La aspiración de una escuela laica en Europa ha estado en el devenir de todas las sociedades europeas y en los países más avanzados no se cuestiona la necesidad de que una escuela pública -que no del Estado – y laica constituya el elemento principal para la emancipación de los menores de las constricciones confesionales, ideológicas o sociales del ámbito familiar. En países como Finlandia o Suiza, por poner dos ejemplos, la educación pública y laica representa el 98% de los escolares.

Foto Arnaldo García – Pablo Lorenzana / El Comercio

Antonio Gómez Movellán, Europa Laica-Laicismo.org

Este fin de semana hemos visto multitudinarias manifestaciones, animadas por la Conferencia episcopal y la derecha católica española, contra el proyecto de reforma de la ley de educación; además, los colegios católicos, por toda España, están adornando sus verjas de lazos naranjas, utilizando a los menores de edad en estas operaciones de propaganda católica.

Todo se hace en nombre de la libertad de enseñanza y que junto a los vergonzosos Acuerdos con la Santa Sede de 1979 constituyen la barricada para seguir manteniendo un sistema educativo segregado socialmente que se justifica por razones confesionales. Nuestro país necesita no una reforma educativa sino una revolución y todos sabemos que una ley por si misma y máxime una ley timorata y moderada como la que ha presentado el Gobierno apenas va a transformar nada nuestro sistema educativo. Sin embargo, auguramos que, se quiera o no, las transformaciones del sistema educativo, en las próximas décadas, serán espectaculares y en ello no tendrá nada que ver ninguna ley, sino que será producto de los cambios sociales, tecnológicos y económicos que se avecinan y que ya vislumbramos. Sin embargo, lo que, si va a contribuir esta ley, más propia del siglo XX que del siglo XXI, es a profundizar la desigualdad social en España.

Desde hace más de 30 años las leyes “socialistas” de educación si bien han extendido los niveles de educación obligatoria no han servido para mejorar nuestra educación pública sino, al contario, al permitir la expansión de las escuelas segregadas a niveles inauditos. Las estadísticas de abandono y fracaso escolar junto a nuestro ranking más que mediocre en el muy neoliberal informe PISA ponen en evidencia la fragilidad del sistema educativo español.  De acuerdo la OCDE la segregación social del sistema educativo español en dos   sistemas, el denominado público y el concertado, es el segundo factor determinante en la reproducción de la desigualdad social después del de la renta. Piénsese, por ejemplo, que en la Comunidad de Madrid más del 50% de los escolares lo están en colegios privados concertados. De paso diremos que también han surgido, como setas, chiringuitos universitarios católicos donde se expiden títulos como churros en nombre del Rey sin que la Administración diga una sola palabra, excepto certificar estos desaguisados. Lee el resto de esta entrada »


La Ley Celáa

noviembre 23, 2020

La única fórmula para descargar una tensión que puede llegar a ser insoportable es la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede. La tutela de la Iglesia Católica sobre el ejercicio del derecho no se corresponde en absoluto con la secularización cada vez más acentuada de la sociedad española.

El constitucionalista Javier Pérez Royo estará este sábado en Xixón | Institutu Asturies 2030

Javier Pérez Royo

Javier Pérez Royo, El Diario, 23 de noviembre de 2020

Con la Constitución española de 1978 es imposible que se pueda aprobar una ley de educación por consenso. No se ha aprobado ninguna de esta manera, no por casualidad, sino porque la Constitución no lo permite. Esta imposibilidad de alcanzar un consenso se ha ido haciendo progresivamente más visible con la aprobación de cada una de las nuevas leyes. La última siempre ha sido más conflictiva que la anterior. Los dos casos extremos han sido las dos últimas, la Ley Wert y la Ley Celáa. No sé si con esta Constitución habrá una próxima, pero, si la hay, el enfrentamiento será todavía muy superior al que se ha alcanzado con estas dos.

Si la Constitución española hubiera sido el resultado de un proceso genuinamente constituyente, los artículos 16 y 27 en su redacción actual no habrían sido  parte de la misma. No habría una mención expresa de la Iglesia Católica en el artículo dedicado al reconocimiento de la libertad religiosa y la aconfesionalidad del Estado y no se regularía el ejercicio del derecho a la educación de la forma en que figura en el texto constitucional. Y no existirían, por supuesto, unos Acuerdos con la Santa Sede, negociados por un Gobierno pre-constitucional, designado de conformidad con lo previsto en las Leyes Fundamentales del Régimen de Franco, al mismo tiempo que se estaba elaborando la Constitución, pero sin la intervención de las Cortes que la estaban aprobando. Dichos Acuerdos serían publicados en el BOE, inmediatamente después de la publicación de la Constitución, como si fueran unos Acuerdos posconstitucionales, cuando no lo eran. Los Acuerdos con la Santa Sede se introdujeron de contrabando en el ordenamiento constitucional, porque se sabía que no se podían introducir de manera abierta y transparente.

Los artículos 16 y 27 y los Acuerdos con la Santa Sede son el “corsé” dentro del cual tiene que moverse el legislador para regular el ejercicio del derecho a la educación. Es un “corsé” con el que la derecha española se encuentra muy cómoda, pero es un “corsé” que asfixia a la izquierda. Cada intento de esta por relajar la presión del “corsé” es denunciado por la primera como anticonstitucional, como ruptura del “consenso constituyente”, denuncia a la que, como estamos viendo, la Conferencia Episcopal se apunta de manera inmediata. Lee el resto de esta entrada »


El Acuerdo con el Vaticano blinda el poder de los obispos en el aula ante la ‘Ley Celaá’

noviembre 19, 2020

La LOMLOE suprime el punto que da a la jerarquía el control de la materia de Religión, pero el pacto España-Santa Sede garantiza la continuidad del modelo

El cardenal Juan José Omella durante la rueda de prensa ofrecida tras ser elegido este martes nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Juan José Omella, presidente de la CEE / EFE

Ángel Munárriz, InfoLibre, 19 de noviembre de 2020

En España hay alumnos de Primaria que aprenden en la escuela pública a “reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí misma la felicidad”. Así lo establece la Conferencia Episcopal Española (CEE), que diseña los contenidos de la asignatura de Religión, finalmente aprobados por el Ministerio de Educación sin modificación alguna. El articulado de la conocida como Lomloe, todavía pendiente de aprobación, arranca de la letra de la norma central educativa la mención expresa al control que los obispos ejercen sobre el contenido de la asignatura de Religión en la educación española. ¿Cómo? La nueva norma retira el párrafo de la ley orgánica que bendecía esta práctica. No obstante, se trata de un cambio que no hace sino desvelar el poder e influencia que mantienen los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede de 1976-1979, que a pesar del cambio legal blindan el control de los contenidos de la asignatura por parte de la jerarquía católica. Estos acuerdos evitan también la exclusión, pretendida por Unidas Podemos, de la asignatura de Religión del horario lectivo.

La ley cambia. Los Acuerdos permanecen.

El acuerdo de 1979

El acuerdo educativo entre España y el Vaticano de 1979 establece que “los planes educativos” a lo largo de todos los ciclos “incluirán la enseñanza de la Religión Católica […] en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales”.

Es una afirmación que incluye un adjetivo, “equiparable”, en el que han cabido diversas consideraciones de la asignatura, siendo evaluable y no evaluable con el mismo marco. Lo que sí deja claro el acuerdo es que su oferta es obligatoria. Y esto siempre se ha cumplido y se seguirá cumpliendo. También su docencia en horario lectivo.

El acuerdo con Roma, en su artículo 6, fija también lo siguiente: “A la jerarquía eclesiástica corresponde señalar los contenidos de la enseñanza y formación religiosa católica, así como proponer los libros de texto y material didáctico relativos a dicha enseñanza y formación”. Es decir, son los obispos los que deciden qué se enseña y proponen con qué materiales.

La LOE y la Lomce Lee el resto de esta entrada »


El PSOE y la Iglesia Católica: el Concordato, la laicidad del Estado y las inmatriculaciones de la Iglesia

octubre 23, 2020

Maldita hemeroteca…

Maldita.es, 23 de octubre de 2020

El 24 de octubre, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará al Vaticano para reunirse con el Papa Francisco I. Será la primera vez que se vean ambos líderes, después de que el Partido Socialista haya estado pidiendo estos últimos años terminar con el Concordato, un acuerdo entre España y la Santa Sede, firmado en 1979 y que daba ciertos privilegios a la Iglesia.

En 2013, era el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, el que anunciaba en un mitin que denunciaría el Concordato.

 

Pedro Sánchez pedía derogar el Concordato y eliminar a la Religión Católica de su lugar preferente en la Constitución Lee el resto de esta entrada »


Europa Laica teme concesiones a la Iglesia tras la reunión en el Vaticano

octubre 19, 2020

 Exige la denuncia y derogación de los Acuerdos con el Vaticano

Fuentes: Europa Press / La Vanguardia, 19 de octubre de 2020

Europa Laica ha criticado el “secretismo” sobre el contenido de la reunión que mantendrán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Papa Francisco, el próximo sábado 24 de octubre en el Vaticano. La asociación califica la visita de Sánchez al Vaticano de “sorpresiva y publicitaria” y exige “la denuncia y derogación de los Acuerdos firmados entre la Santa Sede y el Estado español en 1979. “La próxima visita, sorpresivamente anunciada, del presidente del Gobierno al Papa en el Vaticano.

Cree que hay una “agenda oculta” en la “sorpresiva” visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Vaticano para encontrarse con el papa Francisco el próximo sábado y teme que esta reunión augure concesiones gubernamentales a los privilegios de la Iglesia católica.

La asociación califica la visita de Sánchez al Vaticano de “sorpresiva y publicitaria” y exige “la denuncia y derogación de los Acuerdos firmados entre la Santa Sede y el Estado español en 1979.

“La próxima visita, sorpresivamente anunciada, del presidente del Gobierno al Papa en el Vaticano se realiza en el marco de las negociaciones en el más absoluto secretismo sobre su contenido que se vienen teniendo entre el Gobierno y la jerarquía católica, que auguran concesiones gubernamentales a los privilegios del catolicismo en España”, denuncia Europa Laica.

En un comunicado, este organización denuncia que la visita al Vaticano se realiza en el marco de las negociaciones que se vienen desarrollando desde hace meses entre representantes del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática y miembros de la Conferencia Episcopal Española (CEE) “en el más absoluto secretismo sobre su contenido”. Lee el resto de esta entrada »


Europa Laica cuestiona la agenda oculta de la publicitaria entrevista del Presidente al Papa y exige la inexcusable denuncia y derogación de los Acuerdos con la Santa Sede

octubre 18, 2020

Europa Laica, Laicismo.org, 18 de octubre de 2020

La próxima visita, sorpresivamente anunciada, del Presidente del Gobierno al Papa en el Vaticano se realiza en el marco de las negociaciones en el más absoluto secretismo sobre su contenido que se vienen teniendo entre el Gobierno y la jerarquía católica, que  auguran concesiones gubernamentales a los privilegios del catolicismo en EspañaAdemás, el Presidente del Gobierno pretende legitimar con esta visita su imagen y la estabilidad gubernamental, al igual que la hacen muchos otros mandatarios con la bendición y ungimiento que reciben de los líderes religiosos.

Europa Laica considera que el motivo de esta visita viene impuesto por el momento legislativo y político, donde la Iglesia tiene un especial interés en condicionar, tutelar, mantener o incrementar su presencia y situación de privilegio respecto al adoctrinamiento, la moral católica y las subvenciones públicas que disfruta. Así, se trata de la ley de educación en debate, en relación con la asignatura de la religión en la escuela, la libertad de enseñanza y los conciertos educativos; o sobre la propuesta de ley de eutanasia; o en la anunciada modificación progresista de la ley del aborto; o respecto a la enorme financiación pública que disfruta a través del IRPF y otras partidas; o las exenciones fiscales de privilegio; o de cara a un arreglo torticero en el expolio de las inmatriculaciones  y  sobre los bienes de patrimonio histórico  de raíz religiosa. Estos y otros asuntos están en juego, con la jerarquía católica defendiendo sus intereses y privilegios, y los gobiernos de turno mirando para otro lado.

Europa Laica exige al gobierno que lo realmente necesario e inexcusable es la denuncia y derogación los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 como primera medida para avanzar hacia un Estado entroncado verdaderamente con la modernidad y el laicismo como principio indisociable de la democracia, en lugar de mantener unos privilegios confesionales que sacrifican los principios de separación Iglesia-Estado, la igualdad y el interés general en el altar de una supuesta estabilidad.


El Sistema Educativo y su dependencia del Concordato de 1979

octubre 3, 2020

Por Francisco Delgado

Francisco Delgado, Laicismo.org, 3 de octubre de 2020

Antecedentes 

Tras diversas propuestas fallidas en el siglo XVII, sería en la Constitución -de corte liberal- de1812, casi al final de la Guerra de la Independencia, cuando se plantea en el título IX la necesidad de establecer un modelo de enseñanza organizada, aunque en el marco de un Estado confesional, donde se afirma, en el artículo 12, que “la religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única y verdadera”. Ese legado ideológico, ha sido la “guía espiritual y política” de los futuros Sistemas educativos que han ido surgiendo, antes y después de la Ley Moyano (1857) y hasta la LOMCE, ley que está vigente cuando escribo este artículo, salvo en  muy brevísimos periodos de finales del siglo XIX y durante la II República que proclamó la laicidad del Estado y de la Enseñanza.  

Después de diversidad de intentos, es el Plan de Claudio Moyano en 1857, cuando se avanza en un proyecto organizado de Sistema educativo. Bases para una Ley que, con diversidad de avatares, se extenderían hasta la Ley General de Educación de 1970. En todas ellas, salvo el ya comentado breve periodo republicano de 1931 a 1939, la religión confesional ha formado parte, en mayor o menor medida, de los programas educativos. 

Como es sobradamente conocido, la sedición nacional-católica y militar de 1936 y la instauración posterior del Régimen franquista hace que, hasta la Constitución de 1978, la religión del Estado fuera la “católica apostólica y romana” y, por ende, de la estructura y de los programas educativos. 

Los Concordatos isabelino de 1851 y el franquista de 1953 (todavía -en 2020- no derogado en su totalidad), consagran los privilegios que la Iglesia católica mantiene en materia de Enseñanza. Ambos, en parte, ratificados por los Acuerdos concordatarios de 1979, sellados tras la aprobación de la Constitución de 1978, que aunque el Art 16.3 establece los principios de un Estado no confesional (Ninguna confesión tendrá carácter estatal), anuncia, a continuación, la posibilidad de mantener relaciones de cooperación con la Iglesia católica y otras religiones.

Lee el resto de esta entrada »

Europa Laica constata, en reunión con diputados de IU, que la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede no está en la agenda del Gobierno, y acuerdan unas jornadas sobre la Ley de Libertad de Conciencia

septiembre 3, 2020

Antonio Gómez Movellán, Juanjo Picó (Europa Laica) / Enrique de Santiago, Mauricio Valiente (IU)

Fuente: Europa Laica, 3 de septiembre de 2020

El jueves día 3 de septiembre Europa Laica , su presidente y su responsable de comunicación, se reunieron con Enrique de Santiago y Mauricio Valiente como integrantes de Izquierda Unida en el grupo parlamentario de Unidas Podemos para exponerles puntos inmediatos relativos al laicismo que pudieran ser abordados por su grupo parlamentario o por el gobierno.

Durante la reunión se trataron asuntos tales como financiación de la iglesia católica, la ley de libertad de conciencia, las inmatriculaciones y patrimonio histórico de raíz religiosa o la tramitación de la ley de educación.

Quedó claro también que no está en la agenda del Gobierno la denuncia de los acuerdos con la Santa Sede y que en la actual situación estos temas no son prioridad. No obstante entregaron a los representantes de Europa Laica la reforma del código penal que su grupo parlamentario ha presentado para la supresión de delitos de blasfemia.

Por parte de Europa Laica se les sugirió que introdujeran reformas a  la ley de educación con el objetivo de, al menos, sacar el adoctrinamiento católico del horario lectivo o que propusieran recortes en la asignación tributaria a la iglesia católica ahora que se está negociando la ley de presupuestos. Igualmente les indicaron que deberían, si se tramitase en esta legislatura una ley de libertad de conciencia una propuesta laicistas y no un modelo multiconfesional.

IU y Europa Laica acordaron  impulsar unas jornadas parlamentarias sobre una ley de libertad de conciencia.


La Justicia y el Tribunal de Cuentas ponen los negocios de la Iglesia bajo la sospecha de beneficiarse de ayudas ilegales

agosto 31, 2020

El órgano fiscalizador apunta a un posible incumplimiento de la legislación europea sobre ayudas de Estado por la financiación de Trece TV vía IRPF

Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española.

Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española / Europa Press

Ángel Munárriz, InfoLibre, 31 de agosto de 2020

Tanto la Justicia como el Tribunal de Cuentas, el órgano de fiscalización de las administraciones en España, han comenzado a cuestionar que la Iglesia católica haga negocios beneficiándose del dinero público, sea en forma de exención fiscal o de inyección económica.

Puede sonar raro que la Iglesia participe en el juego del mercado. Pero lo hace. Desarrolla actividades lucrativas. Y hace caja. Un ejemplo: la Iglesia, que no es una institución monolítica sino una suma de miles de entidades, pone en alquiler locales por los que no paga impuestos. Además, financia su televisión con dinero salido de las arcas públicas.

Esta última actividad, la que financia a la televisión Trece, acaba de llamar la atención del Tribunal de Cuentas, que la ha puesto bajo sospecha de ser una ayuda de Estado, y por lo tanto ilegal, al dinero salido del bolsillo de los contribuyentes que acaba en las cuentas de esta emisora.

Pero no es el único frente abierto para las actividades comerciales de la Iglesia, que también los tiene en los tribunales españoles y europeos, donde se abren paso los primeros fallos contra sus privilegios económicos. Pese a estos cuestionamientos, las reformas legales en España para que las ayudas a la Iglesia sólo cubran la actividad religiosa y caritativa siguen pendientes.

Del IRPF a Trece

Lee el resto de esta entrada »