Enseñanza concertada: un millonario negocio subvencionado cuyo grueso se lleva la Iglesia

febrero 7, 2019

Los centros religiosos concentran a dos terceras partes del alumnado de los tramos educativos obligatorios que estudian en colegios sostenidos con fondos públicos.

Eduardo Bayona, Público, 7 de febrero de 2018

La enseñanza concertada no universitaria, una fórmula de emergencia importada por el Gobierno de Felipe González en 1985 ante la insuficiencia de colegios públicos y cuya elección por las familias han sido convertida en un derecho por la legislación y la jurisprudencia, se ha convertido a lo largo de cuatro décadas en un negocio subvencionado que la iglesia sigue acaparando, aunque cada vez con menor rentabilidad.

“Un porcentaje mayoritario de los centros son de la iglesia, alrededor del 75% o el 80%”, señala Jesús Gualíx, responsable de Enseñanza Privada de UGT, que hace hincapié en que “la concertada es una red que forma parte del sistema público. No hacemos distinciones según la titularidad, sino en función de cómo funcionan los centros, y la mayoría lo hacen correctamente”.

La última estadística del Ministerio de Educación con datos desagregados, del curso 2016-2017, indica que en España operaban 5.001 centros concertados, una cifra superior a la de los 4.184 privados que carecen de conciertos con la Administración, mientras la red pública sumaba 19.026.

El alumnado de los concertados superaba con claridad al de los privados (2.087.474 por 558.380, ambos a mucha distancia de los públicos, que sumaban 5.490.022. En una década, desde el curso 2006-2007, los primeros ganaron 228.748 alumnos (12,3%), los segundos 107.208 (23,7%) y los últimos, que son la única opción en gran parte del territorio, 711.258 (15,8%).

La proporción entre religiosos y laicos concertados era un 52%-48% dos años antes, mientras que el reparto de alumnos se disparaba a un 68%-32%.

6.000 millones al año en conciertos

Lee el resto de esta entrada »


El proyecto de Presupuestos Generales 2019 presentado por el PSOE incluye partidas que superan los 23 millones de euros para restauración de inmuebles religiosos

enero 15, 2019

ASTURIAS / La Catedral de Oviedo recibe en los Presupuestos Generales del Estado para 2019 una partida de 406.000 euros. Las obras previstas para este ejercicio en la “Sancta Ovetensis” corresponden a la rehabilitación de la capilla de los Vigiles. El Prerrománico tiene una consignación de 642.000 euros pero esta partida es conjunta por lo que no corresponde en exclusivamente a los monumentos de Oviedo (LNE)

Imagen, La Nueva España, 15 de enero de 2018

Fuente: Observatorio del Laicismo / Presupuestos Generales del Estado

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2019 que ha presentado el PSOE, incluye partidas que suman 23.231.000 para restaurar inmuebles religiosos (iglesias, catedrales, conventos).

Plan Nacional de Catedrales que incluye actuaciones en la de Jaén, La Seu, Logroño, Oviedo, Vic, Córdoba, Tarazona y Ciudad Real asciende a 4.438.000 euros.

Intervenciones en Arquitectura religiosa suman 4.239.000 euros en iglesias de Villanueva de Gállego (Zaragoza), Melilla, Asturias, Villafranca del Bierzo (León).

Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos con actuaciones en el Monasterio Santa María del Paular en Rascafría, Monasterio Santa María La Real Nájera, Monasterio San Juan de los Reyes Toledo, Monasterio San Pedro de Arlanza Hortigüela, Monasterio Santa María Parral, Convento de la Madre de Dios (Sevilla), Monasterio de Sta. María de las Huertas Lorca (Murcia),  Monasterio de San Vicente Do Pino en Monforte de Lemos (Lugo),  Convento de Santo Antón de Herbón, en Padrón (A Coruña) con unas asignaciones que suman 4.239.000 euros.

Otras actuaciones individualizadas como: Lee el resto de esta entrada »


El modelo italiano que quiere imitar el Gobierno de Sánchez impide a la Iglesia hacer negocios con ventaja fiscal

enero 7, 2019

El decreto de Mario Monti de 2012 que inspira la anunciada reforma del IBI prohíbe la exención cuando otorga una ventaja competitiva

Ángel Munárriz, InfoLibre, 7 de enero de 2019

El modelo italiano de fiscalidad de la Iglesia que el Gobierno quiere implantar en España obliga a la institución católica a pagar la contribución urbana por inmuebles en los que desarrolle actividades comerciales desde una posición de ventaja competitiva. La aplicación en España del sistema transalpino tendría efectos directos sobre la actividad de la Iglesia, poniendo fin al negocio de sus tiendas y al alquiler de inmuebles sin pagar el IBI. Es incierto el impacto que podría tener en los colegios católicos, el principal bastión de influencia de la Iglesia en España, porque el marco legal de esta actividad iguala a la institución católica con el resto de promotores educativos.

La ventajosa fiscalidad eclesial es objeto recurrente de controversia social y política en Italia, al igual que en España. El foco en los últimos años ha estado en la contribución urbana, que en España es el IBI y en Italia ha sido el ICI primero y ahora el IMU, un impuesto similar. No es un tema menor económicamente. Aunque no hay datos oficiales –en el país italiano la Iglesia es también reservada sobre sus bienes–, se estima que entre el 20% y el 30% del patrimonio inmobiliario italiano pertenece a la institución católica. Ahí caben viviendas, parroquias, escuelas, centros hospitalarios, casas asistenciales, infinidad de locales de todo tipo. Parecido a España, en suma.

También igual que en España, Italia fue golpeada por la crisis. Al Gobierno del tecnócrata Mario Monti (2011-2013) le tocó poner en marcha un programa de recortes y subidas de impuestos. La enervada opinión pública reparó entonces en el privilegiado estatus fiscal de la Iglesia en Italia, donde desde una ley de 1992, con el Gobierno de Giuliano Amato, del Partido Demócrata, gozaba de la total exención de la Imposta Comunale Sugli Inmobili (el ICI). En 2006, en uno de esos juegos de sombras a los que tan aficionada es la política italiana, el Gobierno de Romano Prodi había acotado aparentemente los privilegios estableciendo la exención para los inmuebles en los que la Iglesia realizara actividades “no exclusivamente comerciales”. Es un poco enrevesado, pero el resultado es que si en un establecimiento en el que se realizaba una tarea comercial, la Iglesia plantaba una capilla, pues ya no habría actividad “exclusivamente comercial” y por lo tanto la exención seguiría en pie. El propio cardenal Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, tuvo que admitir que esa reforma dejaba “zonas grises”. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia y el Gobierno abordarán la devolución de bienes inmatriculados tras la enrevesada exhumación de Franco

enero 2, 2019

“Se están constituyendo las comisiones bilaterales como se acordó en la visita al Vaticano y este año comenzarán los trabajos”, dicen fuentes del Gobierno.

“Los acuerdos Iglesia-Estado firmados hace hoy 40 años, que dan numerosos privilegios a la confesión católica, “se van a revisar”, dice el Gobierno, aunque no precisan en qué puntos

Carmen Calvo se reunió con secretario de Estado del Vaticano sin presencia del embajador español / El Diario

Jesús Bastante / Irene Castro. El Diario, 2 de enero de 2019

“Cuando Pedro Sánchez llegó al Gobierno en junio de 2018 tras una moción de censura, mandó un mensaje inequívoco a la Iglesia española. Fue el primer presidente de Gobierno de la democracia que prometió el cargo sin Biblia ni crucifijo. Además del gesto, en su programa electoral como candidato a secretario general del PSOE, Sánchez abogaba por la desaparición de los signos religiosos de las instituciones, el fin de la financiación de la Iglesia tal y como la conocemos y el adiós a la Religión en el currículo escolar.

“La Conferencia Episcopal es consciente de estos planes, que se han ralentizado al tiempo que lo hacía su primera medida estrella: sacar a Franco del Valle de los Caídos. Para ello ha necesitado la complicidad de la Iglesia católica: para que salga el cadáver de la abadía de la Santa Cruz ha sido necesario que el Arzobispado mediara y aplacara al  prior del Valle, dispuesto a defender los intereses de la familia Franco e impedir la exhumación.


40 años del Acuerdo España-Santa Sede: la Iglesia se aleja de la autofinanciación e incumple su parte del trato

enero 2, 2019

El ‘Concordato bis’ firmado el 3 de enero de 1979 señala: “La Iglesia católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”

El papa Francisco preside el rezo del Ángelus desde unas de los ventanales del Vaticano en la Plaza de San Pedro del Vaticano, este martes / EFE / InfoLibre

Ángel Munárriz, InfoLibre, 2 de enero de 2019

En política las palabras nunca son del todo inocentes. En diplomacia, menos. Y si anda por medio el Estado Vaticano, hay que leer con lupa cada coma. Los Acuerdos del Estado Español con la Santa Sede, una reforma –no una derogación– del Concordato de 1953, son una obra político-jurídica en que todo cuenta. Es relevante lo que se dice, y cómo se dice. Y lo que se omite, y cómo se omite. Sólo sobre esta premisa puede entenderse que 40 años después de dichos Acuerdos, firmados el 3 de enero de 1979, la Iglesia católica haya incumplido de forma flagrante su principal compromiso conforme a los mismos: autofinanciarse. Es decir, financiarse con cargo al dinero de sus fieles. Ni tal cosa ha ocurrido, ni hay visos de que ocurra. Al contrario, desde 1979 hasta hoy, y pese a la galopante secularización de la sociedad española, la Iglesia se ha amorrado a la fuente de recursos del Estado hasta quedar en una situación de completa dependencia de lo público.

Alejandro Torres, profesor de Derecho Eclesiástico de la Universidad de Navarra, que se cuenta entre los más exhaustivos conocedores de los entresijos de las relaciones entre Estado e Iglesia, ha sintetizado la cuestión con una frase con vocación de titular: la Iglesia “es el eterno adolescente de 40 años que nunca se va de casa”. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia pelea para no perder influencia en la educación, un negocio de 4.866 millones al año

diciembre 4, 2018

La Iglesia contrata, controla y despide a los profesores de Religión, pero es el Estado quien los paga; cuánto dinero público total se emplea en esta partida se desconoce.

Daniel Sánchez Caballero / Jesús Bustamante. eldiario.es, 4 de diciembre de 2018

La Iglesia atiende a 1,5 millones de alumnos y emplea (aunque no necesariamente paga) a 102.476 profesionales en los 2.591 centros educativos que controla, la inmensa mayoría a través de la organización Escuelas Católicas. Dicho de otro modo, casi uno de cada cinco jóvenes escolarizados en España en etapas no universitarias (más del 18%, en concreto) acude a un colegio católico concertado

Este porcentaje del alumnado que manejan los centros católicos, junto a los pagos a sus empleados, muchos de los cuales realiza el Estado, se traduce en que la Iglesia Católica recibe cada año 4.866 millones de euros por su labor educativa, según sus propios datos. Un bocado considerable al que no está dispuesta a renunciar.

Lee el resto de esta entrada »


Poder creer

noviembre 18, 2018

LO PRIMERO FUE —por una vez y sin que sirva de precedente— un tuit que despertó muchas respuestas: “A veces, aquí, en la belleza, me da tanta pena no poder creerles…”, decía, sobre una foto de las nervaduras increíbles de Santa María del Mar, en Barcelona. Y era cierto: por una vez y sin que sirva de precedente escribí en un tuit lo que pensaba…

Santa María del Mar, en Barcelona. Siglos después de su construcción, las catedrales siguen siendo lugares de magia y sugerencia. JORDI CAMÍ (AGE FOTOSTOCK)

Martín Caparrós, El País, 18 de noviembre de 2018

Lo primero fue —por una vez y sin que sirva de precedente— un tuit que despertó muchas respuestas: “A veces, aquí, en la belleza, me da tanta pena no poder creerles…”, decía, sobre una foto de las nervaduras increíbles de Santa María del Mar, en Barcelona. Y era cierto: por una vez y sin que sirva de precedente escribí en un tuit lo que pensaba.

Lo sigo pensando: sería tanto mejor poder creerles, poder creer. Ver esas piedras y esas luces y sentirse parte, sentirse seguro; creer que hay algo, que hay alguien, que todo tiene sentido. Suponer que hay un orden, que lo que pasa pasa por alguna razón, que no me voy a deshacer como una rama al fuego. Debe ser tan fácil vivir sabiendo que te alcanza con obedecer algunas reglas para que un poder portentoso se haga cargo, para que dures para siempre. A veces, allí, en la belleza, en medio de esos lugares increíbles que esa facilidad, ese miedo crearon, los que pueden me dan tremenda envidia.

Pero sé que yo no —que creer lo increíble es un don que no me ha sido dado— y entonces, a veces, pienso que si por lo menos consiguiera pensar que esa es mi historia. Pensar que esto también me pertenece: es verdad que buena parte de la belleza arquitectónica europea se les debe. Sus catedrales, sus monasterios, sus ermitas y capillas y glorietas varias suelen ser lugares increíbles, llenos de magia y sugerencia: sería tan gozoso poder reconocerme en esa tradición, sentirme orgulloso de los míos, pensar que hace siglos personas que pensaban como yo hicieron esas casas espléndidas. Y no tener que pensar que las montaron unos señores repletos de ambición y de trampitas para que sus súbditos siguieran comprando lo que les decían, para que siguieran soportándolos y engordándolos so pretexto del cuento de su dios, que siguieran aceptando que ignoraban y debían obedecer y creerse las historias más absurdas. Lee el resto de esta entrada »