Antifraude investiga al Ayuntamiento de Orihuela por una permuta que regulariza la apropiación de unos terrenos por parte de la Iglesia

enero 26, 2021

El templo abandonado es uno de los bienes que la Iglesia ofreció al Ayuntamiento de Orihuela en las propuestas de permuta en la que ambos trabajan desde hace un lustro para solventar el problema legal de la ocupación irregular de terrenos de un colegio religioso concertado.

Iglesia de San Agustín de Orihuela, en la Lista Roja de Patrimonio / Fuente

Laura Martínez, El Diario, 26 de diciembre de 2021

La Agencia Antifraude investiga al Ayuntamiento de Orihuela por una permuta entre el consistorio y el obispado que implica ceder a la Iglesia unos terrenos que se apropió de forma irregular hace 20 años. El ayuntamiento, uno de los baluartes del PP en la Comunitat Valenciana, buscaba con la permuta resolver el incumplimiento de un acuerdo suscrito en 1999 entre el consistorio y la diócesis para la ampliación de un colegio concertado y evitar un juicio con la Iglesia. La apropiación irregular, denunciada por la oposición, se remonta al mandato de la hoy secretaria general del PP de la Comunitat Valenciana, Eva Ortiz, entonces concejala de Urbanismo y Patrimonio en Orihuela, bajo cuya gestión venció el acuerdo que desencadenó una serie de reclamaciones cruzadas.

El Ayuntamiento de Orihuela suscribió en 1995 un acuerdo con la diócesis de Orihuela-Alicante y la Universidad de Alicante para crear un campus en el municipio de La Vega Baja, según el informe municipal al que ha tenido acceso elDiario.es. Cuatro años después, en 1999, un centro educativo religioso –el colegio diocesano Santo Domingo– solicitó una cesión de los terrenos enmarcados en el primer acuerdo, a la vez que el centro educativo pasó a ser concertado con el visto bueno de la Generalitat. Los terrenos contiguos al colegio fueron cedidos a cambio de que la diócesis se comprometiera a urbanizar y edificar en el plazo máximo de cinco años. En caso contrarío debería retornarlos. Además, en 2004, otro colegio diocesano –el Oratorio Festivo San Miguel– ocupó unos terrenos del ayuntamiento sin autorización para construir unas pistas deportivas, terrenos que el ayuntamiento ha incluido en la propuesta de permuta. El ayuntamiento popular, denuncia la oposición, no levantó ni un acta por infracción urbanística. Lee el resto de esta entrada »


Antimilitarismo y anticlericalismo

enero 18, 2021

José Antonio Ojeda García, El Salto, 18 de enero de 2021

Las personas de izquierda que conocemos la historia de las asonadas militares en España, además de ser pacifistas por ideología nos vemos impulsadas a ser antimilitaristas por las consecuencias nefastas para el desarrollo en lo social, lo cultural y en lo económico que han supuesto los militares en nuestro país.

La institución militar no ha actuado sola, ha gozado también del apoyo de la Iglesia Católica, unas veces solapado y otras de forma abierta desde los púlpitos y sus medios de difusión y propaganda.

La institución militar y la religiosa han estado al lado y a las ordenes de las oligarquías financieras, industriales y terratenientes latifundistas para reprimir todo intento del pueblo de huir del hambre y de la incultura. Sin importarles el número de muertes de inocentes, los encarcelamientos y los destierros llegando incluso a la usurpación de bienes; desposeyendo aún más a quienes nada tenían. Por ello al antimilitarismo hay que añadir el anticlericalismo.

España es un país con una larga tradición en asonadas militares, intentos de golpes de estado contra el poder establecido, que si bien no lograban su objetivo último si condicionaban el desarrollo del devenir de los asuntos públicos.

Los envenenamientos y el uso de sicarios para conseguir el poder eran moneda de uso corriente en todos los reinos e incluso en la jerarquía eclesiástica. El primer intento de hacerse con el poder a través de un golpe militar se produce en 1677 por don Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV. El siglo XIX se caracterizó además de por las asonadas militares y el inicio de las guerras carlistas apoyadas por el clero y en la última mitad del siglo ocupando los “espadones” los Consejos de Ministros. Haciendo desaparecer a la I República y estableciendo la Restauración borbónica.

Estos antecedentes son el caldo de cultivo para que en el siglo XX las oligarquías militares se arroguen el derecho una y otra vez de salvar la patria. Es decir, defender los intereses de la aristocracia terrateniente y latifundista, la oligarquía financiera sin escrúpulos y las grandes industrias que no dudaron en utilizar el pistolerismo profesional para eliminar a los sindicalistas que luchaban por unas condiciones laborales más justas. Lee el resto de esta entrada »


Educationis desiderátum

enero 4, 2021

El control ideológico de la educación sigue siendo el objetivo principal de la iglesia

Salud en Positivo.

Salud en Positivo / Ilustración de Verónica Montón Alegre

Isabel González, (Foro Ágora Salud), Público, 3 de enero de 2021

El control ideológico de la educación sigue siendo el objetivo principal de la iglesia

Hace unos años le comenté a una amiga, con un niño pequeño, la suerte de tener un colegio público al lado de casa y la respuesta fue: “sí, pero hay muchos gitanos”. Ni que decir tiene que su hijo, adolescente ya, estudia en un colegio privado religioso concertado donde no tienen cabida niños de familias con rentas bajas. ¿Sus padres o él son practicantes? no, pero los contactos sociales y el devenir sociolaboral del infante merecen la elección de colegio, ya se sabe, ¿cuántos negocios e incluso puestos de relevancia política se alcanzan por el simple hecho de compartir pupitre?

Cualquiera pensaría, con la que le está cayendo a la ministra Celaá, que su Ley (LOMLOE) ha suprimido de un plumazo los conciertos, que ha impuesto las lenguas vernáculas por encima del castellano, que el Estado y no los padres deciden a que colegio van los niños, incluso algún medio califica a la Ley Celaá de venenosa además de promover la indolencia entre los estudiantes. Pues no, olviden todo lo anterior.

La nueva ley educativa es integradora

Lo cierto es que en los últimos años ha subido la inversión en la escuela concertada y ha disminuido en la pública a pesar de haber aumentado el número de alumnos. La LOMLOE sólo pretende mejorar la enseñanza pública y hacer que se cumplan los términos de los conciertos: no segregar por sexo ni por necesidades específicas de los alumnos, primar la cercanía del domicilio para elegir plaza, es decir, se limita la capacidad del colegio concertado a elegir a su alumnado. La asignatura de religión dejara de puntuar en la nota media y se estudiarán valores cívicos y éticos; otorga mayor peso al consejo escolar, apuesta por la escuela rural y, no menos importante en momentos de crisis, con esta Ley se elimina la cesión de terrenos para construir centros concertados. En definitiva, es una Ley que apuesta por un sistema educativo integrador estableciendo mecanismos de control evitando así la progresión de una escuela concertada que promueve la segregación social, aumenta la desigualdad y la inequidad y que, a mi entender, debería reducir su presencia en la enseñanza. Lee el resto de esta entrada »


Un fortín del Opus con cargo al Estado: La Obra domina la concertada que separa por sexos con 62 de 69 centros en su órbita

diciembre 26, 2020

infoLibre recaba los 13 listados autonómicos de centros con “educación diferenciada” con financiación pública, fenómeno presente en todas las comunidades salvo Canarias, Extremadura, Aragón y Castilla La Mancha

122899770_3200932110133771_6167284926425126950_n

Colegio Los Robles, Asturias / Fuente foto Facebook Colegio Fomento

Ángel Munárriz, InfoLibre, 25 de diciembre de 2020

Católica y, muy especialmente, del Opus Dei. Así la escuela concertada que separa en España a niños y niñas, un modelo con cuya financiación pública quiere acabar el Gobierno alegando que es contraria a la igualdad. infoLibre ha elaborado, a partir de los datos recabados de las 17 comunidades, un listado de 69 centros. Todos son religiosos, como ha comprobado este periódico a partir de la información facilitada por las autonomías entre el 24 de noviembre y el 7 de diciembre. 62 de ellos están vinculados al Opus, que tiene en la concertada segregadora por sexos un foco de poder e influencia subvencionado por el Estado. Sus defensores alegan que separar a niños y niñas puede tener ventajas pedagógicas y desechan los tópicos según los cuales allí se educan “monjitas y costureras”. El Opus, en declaración por escrito, señala que “la libertad” es “un valor incuestionable que se debe respetar”.

Este es el mapa de la concertada segregadora.

Un modelo en el punto de mira

La educación que segrega por sexo, un abanico en el que caben desde los centros sólo de ellos o ellas hasta los mixtos que separan a alumnos y alumnos en algunas clases o algunos cursos, lleva en el punto de mira desde el arranque de la legislatura. El acuerdo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos de diciembre de 2019 recogía la eliminación de los conciertos en centros con “segregación educativa por razón de sexo”.

Era en parte una reacción a la Lomce, la conocida también como Ley Wert, que ante los crecientes cuestionamientos había introducido en 2013 una mención expresa en defensa de este modelo. “En ningún caso la elección de la educación diferenciada por sexos podrá implicar para las familias, alumnos y alumnas y centros correspondientes un trato menos favorable, ni una desventaja, a la hora de suscribir conciertos”, establecía.

La Lomloe, impulsada por el ministerio de Educación que dirige Isabel Celaá, ya aprobada por el Congreso y el Senado, recoge que “con el fin de favorecer la igualdad de derechos y oportunidades y fomentar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, los centros sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos […] no separarán al alumnado por su género”, medida sustentada en Ley de Igualdad de 2007. Lee el resto de esta entrada »


La revuelta educativa neocon

noviembre 25, 2020

La patronal de los colegios privados concertados ha puesto el grito “en el cielo” y ha lanzado su particular campaña de desinformación y fake news contra la nueva ley educativa

Enrique Javier Díez y Loles Dolz, El País, 25 de noviembre de 2020

La patronal de los colegios privados concertados, mayoritariamente dependientes de la jerarquía católica, ha puesto el grito “en el cielo” y ha lanzado su particular campaña de desinformación y fake news contra la nueva ley educativa (Lomloe), cuyo trámite ha pasado ya al Senado tras ser aprobada la pasada semana en el Congreso de los Diputados.

Esta patronal neoconservadora de las “Escuela Católicas”, en cuanto ha visto peligrar mínimamente algunos de los privilegios que ha acumulado durante tantos años en la España heredera del nacionalcatolicismo franquista, ha obligado a las direcciones de los colegios concertados a mandar una carta escrita a cada familia para que se sumen a la campaña de firmas contra la nueva “Ley Celaá”, asegurándoles que va en contra del profesorado, de las familias y del alumnado, así como contra los derechos constitucionales de toda la ciudadanía. Es más, informan en las misivas que el propio colegio se sumará a esa campaña de lobby y a todas las que pongan en marcha.

No aceptan que la nueva ley derogue la nefasta Ley Wert (Lomce) del PP, que tantos privilegios les otorgó para seguir adoctrinando a los escolares desde su infancia, a la vez que les facilitaba tener una selecta clientela segura y, por supuesto, hacer caja a costa del erario público, sin por ello dejar de cobrar a las familias su particular tributo, en forma de aportaciones voluntarias, por el privilegio de escolarizar a sus hijos e hijas sin mezclarse con los pobres de distinta clase y condición. Un negocio económico e ideológico redondo.

Se entiende, pues, que se revuelvan contra el “gobierno social-comunista”, como les gusta denominarlo, que parece empeñado en limitar un tanto su potestad para seguir haciendo y deshaciendo a su antojo en la educación, como así ha sido durante tanto tiempo. Lee el resto de esta entrada »


Educar en el nombre del padre

noviembre 25, 2020

Aroa Moreno Durán, InfoLibre, 25 de noviembre de 2020

Los alumnos tienen derecho a recibir clase de religión. Lo dice la Constitución: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». Según el acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales de 1979, es a la Jerarquía eclesiástica, la Conferencia Episcopal, y no a la educativa, a quien le corresponde señalar los contenidos de esta materia y quiénes serán sus docentes, que no pasan una selección ni oposición para ocupar sus puestos de profesor. El primer contenido del currículo de Educación Infantil, es: «El cuerpo humano obra de Dios Creador con la colaboración de los padres. La diferenciación sexual (niño-niña) como don recibido de Dios». Aquí, «al principio», no hubo verbo.

Mi hijo me ha preguntado qué es la religión. Todos los jueves, la mitad de sus compañeros se separa para dar religión. No supe explicarle. Por qué hablarle de un concepto tan complejo y abstracto a un niño pequeño. Lo intenté y no lo conseguí. Hay gente que cree en un señor, empecé. ¿Cómo que un señor?, interrumpió el padre. Me incomodó que fuera el colegio el que me ha puesto en esta tesitura innecesaria a sus cuatro años. No podemos obviar la tradición que arrastramos, a ver de dónde nace todo esto de «salvar la Navidad», pero en los colegios no se habla de historia de las religiones que nos ayuden a entender nuestra cultura, se imparte doctrina católica.

Estos días, con la aprobación de la octava ley de educación de la democracia española, se acentuó el debate sobre la asignatura, ya que, al fin, dejará de contar para la nota media de los alumnos y no tendrá una alternativa no confesional. Además, esta ley prohibirá a los concertados la segregación por sexo. Siglo XXI. En España, un 62% de los alumnos están matriculados en Religión, el porcentaje más bajo de la historia, en lugar de ética o valores o en el caso del ciclo de educación infantil, lo que sea que hacen mientras, plastilinas, jugar o cantar. Según la última memoria de la Conferencia Episcopal, en España hay 34.658 profesores de Religión Católica. Le cuestan al Estado y comunidades 700 millones de euros. Lee el resto de esta entrada »


Omella aboga por implantar en España el “cheque escolar” para que la educación, tanto pública como privada, sea gratuita

noviembre 24, 2020

En su cuenta de Twitter, el presidente de la CEE se ha mostrado contrario a la hora de limitar la libertad de los padres a escoger el modelo educativo de sus hijos

Juan José Omella, presidente de la CEE

Qué, 24 de noviembre de 2020

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha defendido este martes en Twitter la implantación en España del denominado “cheque escolar”, un sistema de financiación por el que el Estado abona una cantidad de dinero a las familias por cada hijo en edad escolar para sufragar los gastos de escolarización en el centro que la familia elija.

“El cheque escolar, en Europa, garantiza una educación gratuita, sea de iniciativa privada o pública”, ha señalado Omella en la red social.

La implantación del “cheque escolar” es una medida que Vox recogió en su programa electoral de cara a las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019. El partido de ultraderecha apostaba por este sistema con el objetivo de “devolver a los padres una auténtica libertad para elegir la educación de sus hijos, empezando por la elección del colegio”.

El obispo ha hecho, asimismo, una reflexión: “Si todos financiamos la educación con impuestos, ¿por qué limitar la libertad de los padres a escoger el modelo educativo de sus hijos? ¿Por qué penalizar la iniciativa privada?”.

El derecho de los padres a elegir el centro educativo para sus hijos es, desde hace semanas, un asunto que enfrenta a la izquierda y a la derecha –así como a la comunidad educativa– de este país a colación de la LOMLOE, la reforma educativa también conocida como ‘Ley Celaá’, por ser su impulsora la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá. Lee el resto de esta entrada »


Caceroladas católicas contra la igualdad

noviembre 23, 2020

La aspiración de una escuela laica en Europa ha estado en el devenir de todas las sociedades europeas y en los países más avanzados no se cuestiona la necesidad de que una escuela pública -que no del Estado – y laica constituya el elemento principal para la emancipación de los menores de las constricciones confesionales, ideológicas o sociales del ámbito familiar. En países como Finlandia o Suiza, por poner dos ejemplos, la educación pública y laica representa el 98% de los escolares.

Foto Arnaldo García – Pablo Lorenzana / El Comercio

Antonio Gómez Movellán, Europa Laica-Laicismo.org

Este fin de semana hemos visto multitudinarias manifestaciones, animadas por la Conferencia episcopal y la derecha católica española, contra el proyecto de reforma de la ley de educación; además, los colegios católicos, por toda España, están adornando sus verjas de lazos naranjas, utilizando a los menores de edad en estas operaciones de propaganda católica.

Todo se hace en nombre de la libertad de enseñanza y que junto a los vergonzosos Acuerdos con la Santa Sede de 1979 constituyen la barricada para seguir manteniendo un sistema educativo segregado socialmente que se justifica por razones confesionales. Nuestro país necesita no una reforma educativa sino una revolución y todos sabemos que una ley por si misma y máxime una ley timorata y moderada como la que ha presentado el Gobierno apenas va a transformar nada nuestro sistema educativo. Sin embargo, auguramos que, se quiera o no, las transformaciones del sistema educativo, en las próximas décadas, serán espectaculares y en ello no tendrá nada que ver ninguna ley, sino que será producto de los cambios sociales, tecnológicos y económicos que se avecinan y que ya vislumbramos. Sin embargo, lo que, si va a contribuir esta ley, más propia del siglo XX que del siglo XXI, es a profundizar la desigualdad social en España.

Desde hace más de 30 años las leyes “socialistas” de educación si bien han extendido los niveles de educación obligatoria no han servido para mejorar nuestra educación pública sino, al contario, al permitir la expansión de las escuelas segregadas a niveles inauditos. Las estadísticas de abandono y fracaso escolar junto a nuestro ranking más que mediocre en el muy neoliberal informe PISA ponen en evidencia la fragilidad del sistema educativo español.  De acuerdo la OCDE la segregación social del sistema educativo español en dos   sistemas, el denominado público y el concertado, es el segundo factor determinante en la reproducción de la desigualdad social después del de la renta. Piénsese, por ejemplo, que en la Comunidad de Madrid más del 50% de los escolares lo están en colegios privados concertados. De paso diremos que también han surgido, como setas, chiringuitos universitarios católicos donde se expiden títulos como churros en nombre del Rey sin que la Administración diga una sola palabra, excepto certificar estos desaguisados. Lee el resto de esta entrada »


La iglesia católica indignada por la Ley Celáa

noviembre 20, 2020

Los obispos amenazan con acudir al Constitucional ante el “ninguneo” de la ‘ley Celaá’ a la clase de Religión y la escuela católica concertada

Asamblea Plenaria noviembre 2020 / Foto CEE

Fuentes: Público, El Diario, CEE

Los obispos consideran que la ley Celaá de Educación, que se aprobó ayer en el Congreso, “introduce limitaciones a derechos y libertades” de los alumnos, los padres y los centros concertados. En una nota de prensa, aprobada por la Asamblea Plenaria, la Conferencia Episcopal Española (CEE) lamenta que “se haya procedido a la tramitación de esta ley a pesar de las difíciles circunstancias causadas por la pandemia y con unos ritmos extremadamente acelerados”.

Tanto es así, que en rueda de prensa, el portavoz de la CEE, Luis Argüello, advirtió de la posibilidad de acudir al Tribunal Constitucional si no se respeta, como en su opinión no se hace, la libertad de enseñanza, el derecho de los padres y la dignidad de la clase de Religión.

“Seguimos tendiendo la mano, pero si hemos de defender nuestros derechos, lo haremos”, añadió Argüello, quien sí descartó que los obispos capitanearan las protestas contra la Lomloe. “Somos conscientes de que vivimos en una sociedad diversa. La propia Lomloe es confesional en la manera de entender la educación, en la manera de entender lo público, identificado en lo estatal. Cada uno estamos en la plaza pública desde nuestras convicciones y planteamientos ideológicos”, subrayó el obispo auxiliar de Valladolid, quien lamentó que Educación no les haya siquiera dado respuesta a sus propuestas.

“Desgraciadamente, esta propuesta no ha sido ni siquiera estudiada conjuntamente, pero no queremos perder la esperanza. Una ley educativa tiene decretos que lo desarrollan, y en nuestro sistema autonómico también”, señaló.

“No sería aceptable que el Estado pretendiera apropiarse de este protagonismo de la familia y de la sociedad –a cuyo servicio está llamado–”, consideran los obispos, “identificando el carácter público de la enseñanza con su dimensión organizativa de carácter estatal”. No solo lo que es de titularidad estatal es público, constata la nota, que aboga por “un Pacto Educativo Global”, que no convierta la Religión “en criterio de exclusión”. Lee el resto de esta entrada »


La mitad de los ingresos del grupo educativo ligado al Opus en Euskadi y La Rioja proviene de fondos públicos

noviembre 4, 2020

En su memoria del curso pasado, el director de la red de centros religiosos que segregan por sexos critica la Ley de Educación impulsada por el Gobierno y advierte sobre un “escenario político y legislativo incierto”.

El lehendakari Iñigo Urkullu durante su visita al colegio Munabe, del Opus Dei. COLEGIO MUNABE

El lehendakari Iñigo Urkullu durante su visita al colegio Munabe, del Opus Dei. COLEGIO MUNABE

Danilo Albin, Público, 4 de noviembre de 2020

La segregación por sexos en las aulas vascas y riojanas se mantiene, en parte, gracias al dinero recibido en concepto de subvenciones. Según datos oficiales del Grupo Educativo COAS, que actúa bajo la órbita religiosa del Opus Dei y que cuenta con 11 centros educativos concertados en Euskadi y La Rioja, debe un 50% de sus ingresos a las subvenciones de la administración pública. En el curso pasado estos colegios contaron con más de 3.500 alumnas y alumnos, la gran mayoría en clases separadas.

“El itinerario académico-formativo de nuestros alumnos se concreta en una manera de ser, una forma de comportarse que le hace reconocible en cualquier circunstancia de su vida o en cualquier lugar donde se encuentre”, puede leerse en uno de los apartados de la memoria 2019-2020 de COAS. Según pudo comprobar Público, entre sus materiales de catequesis –disponibles en la web del Departamento de Religión– se ofrecen documentos en los que se llega a calificar las relaciones entre personas del mismo sexo como “aberrantes”, ya que son ejercidas de forma “antinatural”.

“En el curso 2019/20 un total de 3.574 alumnos se matricularon en el primer ciclo de Infantil, segundo ciclo de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato. El 60% fueron chicas (2.158) y el 40% restante, chicos (1.416)”, señala la memoria de COAS. Los centros de Primaria, ESO y Bachillerato disgregan al alumnado en función de su sexo.

En la parte consagrada a los “datos económicos”, se señala en primer lugar que “los colegios no serían sostenibles sin las aportaciones de las familias“. “En el Grupo COAS lo sabemos muy bien: solo vuestra generosidad a lo largo de los cursos ha permitido que este proyecto que, con mucho esfuerzo e ilusión pusieron en marcha unas cuantas familias hace casi cincuenta años, siga vivo”, subraya. Lee el resto de esta entrada »