Ángel Munárriz, autor de ‘Iglesia S. A.’: “La Iglesia es una institución que vive de lo público”

marzo 14, 2019

El periodista presentó ayer su último libro en una repleta República de las Letras y sostiene la tesis de que la institución religiosa necesita mucho dinero mantener una enorme estructura

Ángel Munárriz, en La República de las Letras | Madero Cubero

Alfonso Alba, Cordópolis, 14 de marzo de 2019

“La Iglesia es una institución que vive de lo público”, que “se resiste a la transparencia”, que está “sobrerrepresentada” en los poderes de la sociedad (como “la empresa, la judicatura, la banca o la administración”) y que tiene claro que tiene que controlar la educación, dispara Ángel Munárriz, autor de Iglesia S. A.. El periodista de Infolibre presentó este miércoles su libro en La República de las Letras, ante una sala desbordada de público y prologado por el profesor de Derecho Antonio Manuel Rodríguez.

Munárriz defiende que su libro, editado por AKAL, es “inofensivo”. De hecho, ha encontrado con colaboración de los servicios de la Conferencia Episcopal Española a la hora de contrastar sus informaciones. Y la ha encontrado por una razón, contaban que el libro “llegará a los convencidos” pero no “a los tibios, a los indecisos”. La lectura de ellos sería los que haría de Iglesia S. A. de un libro revolucionario, por lo que demuestra: que la Iglesia Católica “vive de lo público” y no “de sus fieles”.

“La Iglesia debe vivir de sus fieles”, sostuvo ante una gran audiencia Munárriz, que tiene una tesis de cómo la institución religiosa en España funciona actualmente “más como una empresa”. “La Iglesia tiene una enorme estructura que mantener. Cada mes tiene que gastar muchísimo dinero en sostener sus enormes gastos”, expresa. Por eso, sostiene, tienen grandes propiedades inmobiliarias, hacen inversiones económicas incluso en fondos de inversión, y buscan la financiación pública sobre cualquier cosa. “La Iglesia persigue la riqueza, sí, pero lo hace para el mantenimiento o la extensión de su estructura”, concreta.

“La Iglesia necesita un Estado débil”, sostiene. “Que el Estado haya cedido una parte sustancial de sus fondos a la Iglesia lo ha hecho débil”, insiste. Una de esas partes sustanciales es la educación concertada. “Sienta su modelo en la educación concertada y católica y va en contra de la igualdad de oportunidades”, expresó. “Yo entiendo que una institución así no debería vivir de lo público”, asegura. Lee el resto de esta entrada »