España, hoy, marzo 2020

marzo 7, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán

Antonio Gómez Movellán, Diario16, 7 de marzo de 2020

Comentemos el asunto de la asignatura de la religión: al final, el proyecto de ley lo deja sin valor curricular, pero sigue incrustada en el sistema educativo y de oferta obligatoria en todos los centros. Actualmente existen más de 18.000 catequistas de religión católica en el sistema educativo por los cuales pagamos 700 millones de euros (o eso son nuestras estimaciones ya que el gobierno no se digna a proporcionar unos datos oficiales).

También existe un numero infinitamente menor de catequistas evangélicos e islámicos. En el año 2018, el 21 de febrero, se aprobó en el Congreso una proposición no de ley en la cual, el PSOE, Unidas Podemos y otros grupos, instaban al gobierno del PP a denunciar los acuerdos en materia de educación con la Santa Sede de 1979 y a sacar la religión confesional del ámbito escolar.  Pues bien, lo que se exigía al gobierno del PP, ahora que se está en el gobierno no se lo aplica uno a si mismo.

El PSOE y Unidas Podemos se comportan, en este asunto, como verdaderos mentirosos que engañan a los ciudadanos cuando están en la oposición y después hacen otra cosa en el gobierno. Ya ha dicho la Vicepresidenta primera que el Gobierno no tiene interés en denunciar esa reliquia del franquismo que son los Acuerdos con la Santa Sede. Ya veremos: no piense la Vicepresidenta que nos vamos a quedar con los brazos cruzados. Los ciudadanos y mucho menos los activistas sociales nos debemos acostumbrar a estas mentiras. Lee el resto de esta entrada »


Gobierno PSOE- Unidas Podemos: ninguna ambición por la escuela laica

marzo 4, 2020

Por Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

La ministra de Educación, Isabel Celaá, momentos antes de que de comienzo la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros donde se ha aprobado la ley de reforma educativa. E.P./Eduardo Parra

La ministra de Educación, Isabel Celaá, momentos antes de que de comienzo la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros donde se ha aprobado la ley de reforma educativa. E.P./Eduardo Parra

Antonio Gómez Movellán, Público, 4 de marzo de 2020

El proyecto del gobierno de reforma educativa que se acaba de presentar para su trámite parlamentario es, desgraciadamente, un proyecto que no va a cambiar demasiado el sistema educativo. En realidad, un sistema educativo no se reforma per se por ninguna ley ya que son muchos los factores que influye en la evolución del mismo.  Pero nuestro sistema educativo es mediocre, segrega socialmente y no promueve la igualdad de las personas. Revertir esa situación es luchar hoy contra corriente y el gobierno ha preferido hacer lo que los gobiernos vienen haciendo desde décadas: mantener un sistema cada año más segregado socialmente. Ha sido Emilio Lledó quien lo ha advertido desde diversas tribunas: “El permitir que el poder económico pueda determinar la calidad de la enseñanza o, lo que es más sarcástico, que el Estado subvencione con dinero público ciertos intereses ideológicos de un buen aparte de colegios más o menos elitistas parece, en principio, no solo una aberración pedagógica sino una clamorosa injusticia (…) El principio esencial del sueño igualitario es la educación. Su más equitativo y generoso instrumento es la educación pública, con la pedagogía de la justicia y la solidaridad. El mal más terrible que puede instalarse en la consciencia democrática es, por el contario, el cultivo solapado e hipócrita de la diferencia y la desigualdad”.

Así de claro lo ha dicho, pero nadie quiere escuchar a los filósofos. Nuestro modelo educativo reproduce la segregación social existente distribuyendo a los niños y niñas, no en función de sus capacidades y necesidades, sino de su pertenencia a tal o cual nivel social y para ello utiliza un sistema público y otro privado, financiado públicamente. Esa es la realidad. Y todo esto se hace en nombre de la libertad de enseñanza y de la libertad religiosa. De ahí proviene, en gran medida, el desorden y el desasosiego escolar. La educación privada en sus no universitarios supone el 33% de los alumnos escolarizados cuando la media Europa no alcanza el 10%, es decir, España es el segundo país europeo donde la enseñanza privada es más fuerte. En algunas áreas metropolitanas, como Madrid o Barcelona, estas cifran superan el 50%. Una ley que no aborde el problema de los centros privados concertados y la fragmentación en dos sistemas de la financiación pública no avanzará demasiado. Detrás de los centros concentrados, desgraciadamente, existen muchos intereses ya que la educación no sólo es un servicio público, también es un negocio con claras implicaciones ideológicas. Es curioso que casi ningún partido político ponga sobre el tapete la escuela laica. La escuela laica es más que sacar la religión de los colegios públicos: es tener en máxima consideración social la enseñanza primaria y secundaria; considerar la escuela como el elemento central para la emancipación de los ciudadanos. La financiación pública de una escuela católica, o de cualquier otra escuela confesional o no, en aras de la libertad religiosa o del fomento de la libertad de empresa, erosiona nuestro sistema público educativo y refuerza la desigualdad social e incluso regional. Lee el resto de esta entrada »


Luis Fernández y Antonio Gómez Movellán en “La Buena Tarde” (RPA)

febrero 19, 2020

Para hablar del delito de ofensa a los sentimientos religiosos intervinieron en el programa radiofónico La Buena Tarde Luis Fernández y Antonio Gómez Movellán

Resultado de imagen de emisora de radio rpa

19 de febrero de 2020

El programa “La Buena Tarde” (RPA), que presenta entre otros Alejandro Fonseca, dedicó hoy un breve espacio a uno de los temas del momento: la denuncia de Abogados Cristianos contra Willy Toledo que el pasado lunes le sentó en el banquillo de los acusados por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos.

Y para hablar de ello, del delito de escarnio contemplado en nuestro Código Penal, (artículo 525)*, de la ofensa a los sentimientos religiosos, Alejandro Fonseca entrevistó a Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica (vía telefónica) y a Luis Fernández, presidente de Asturias Laica.

Audio
Fuente

 

Lee el resto de esta entrada »


Cagarse en dios todavía es delito

febrero 14, 2020

Por Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

cross-1012485_1280-1024x768

Pixabay

Público, 14 de febrero de 2020

La blasfemia, en España, en pleno siglo XXI, es un delito. Muchos socialistas que hoy se indignan con el procesamiento de hoy a Willy Toledo o ayer al Gran Wyoming o Dani Mateo por cagarse en la cruz del Valle de los Caídos o por cagarse en la Virgen en una red social , fueron los mismos que, en el año 1995, promulgaron (con la abstención electoralista del PP) el Código Penal que tipifica la blasfemia como delito y algunas ministras que hoy se sientan en el banco azul , como Margarita Robles, fueron las mismas que celebraron la promulgación del Código Penal, al ritmo de salsa de Caco Sonante, en una fiesta hortera que organizó, en el Palacio de Parcent de la calle San Bernardo de Madrid, el entonces viceministro Belloch.

Ese código penal que celebraron, a ritmo de salsa, Belloch y Margarita Robles tuvo como resultado llenar las cárceles de presos, incluyendo a más de mil jóvenes que se negaron a realizar el servicio militar.

En realidad no había nada que celebrar y así lo hicimos público varias personas en un manifiesto, encabezado por Gonzalo Martinez-Fresneda, publicado en El País el 8 de junio de 1996,  donde denunciábamos el carácter reaccionario de ese Código Penal. Incluso, en algunos aspectos, en el Código Penal de 1995, se produjeron, en relación a la última reforma penal que realizó el franquismo en 1973, regresiones. Por ejemplo, mientras en la reforma del Código Penal franquista la blasfemia se circunscribía a los lugares y actos de culto, en el Código Penal de la democracia la blasfemia (ahora escondida bajo el término de “ofensas a los sentimientos religiosos”), se extendía a cualquier lugar o medio. Además, las penas por blasfemia en el Código Penal de la democracia son sorprendentes van de ocho a doce meses y la profanación (otro curiosísimo delito), en los artículos 523 y 524, incluso está más condenada que la blasfemia con penas de ¡seis meses a seis años!, dándose la paradoja que interrumpir el consejo de ministros tumultuosamente es más leve (son solo cuatro años) que interrumpir una misa católica (¡hasta seis años!!). Lee el resto de esta entrada »


Nuevo Gobierno: ¿aspiraciones republicanas o lealtad al rey?

enero 28, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Alberto Garzón, en elacto de promesa de su cargo en presencia del rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. EFE

Alberto Garzón, en elacto de promesa de su cargo en presencia del rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. EFE

Antonio Gómez Movellán, Público, 28 de enero de 2020

La investidura de un nuevo gobierno de coalición de izquierdas ha levantado muchas expectativas y muchas esperanzas entre los que nos hemos nos hemos movilizado en las calles en los últimos años.

Ha sido importante que la ceremonia de promesa del presidente y ministros haya sido laica y sin una simbología religiosa ya que, al mismo tiempo, estamos viendo como en muchos ayuntamientos como, por ejemplo, el de Zaragoza, el Partido Popular, en compañía de Ciudadanos, están volviendo a llenar el ayuntamiento con simbología religiosa. Lo simbólico es un reflejo de la realidad y de ahí la importancia que tiene mantener una simbología universal y laica y no particular.

Y sin embargo ver a los nuevos ministros republicanos jurando lealtad al rey ha llamado la atención. Al fin y al cabo, Alberto Garzón siempre se ha declarado republicano y siempre ha hecho gala de este asunto. En cierta forma es una contradicción que para ser diputado y senador se obligue a una promesa en la que cada cual puede decir, de acuerdo a la doctrina del Tribunal constitucional, prácticamente cualquier cosa ,pero para ser ministro hay que jurar la lealtad al Rey; este año, por ejemplo, ha habido algunos diputados  que han prometido el cargo  de diputado por la memoria de las Trece Rosas y el propio Garzón prometió su cargo de diputado “por la democracia y la republica” y en cambio para ser ministro hay que jurar lealtad al rey. El asunto es complejo, pero en cierta forma es un desprecio a la soberanía popular. Hace unas semanas, en el congreso, se puede prometer por la república y sin embargo para entrar, hoy, en el gobierno, se debe desdecir del juramento republicano y jurar lealtad al rey.  De cara al pueblo cualquier juramento vale y en cambio para entrar al gobierno solo vale la lealtad al Rey. Lee el resto de esta entrada »


El evangelismo en España

enero 8, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Laicismo.org, 8 de diciembre de 2020

De acuerdo a las series del Centro de investigaciones sociológicas sobre la religiosidad en España y referidas al año 2019, existe 2,8% de la población que se declara creyente de otras religiones diferentes a la católica, lo que significa, aproximadamente, 1.400.000 personas. Además, a esta cantidad hay que añadir las personas extranjeras con un residencia ilegal o reciente.

Serie 2019

Católicos

____________

Ateos
y no creyentes
_____________


Otras religiones
_____________

MEDIA

68,2

     27,3

2,8

En España en el evangelismo existe una diferencia entre el protestantismo histórico español y el resto. Dentro del protestantismo histórico es importante el protestantismo implantado en España en el siglo XVIII Y XIX y también entre el pueblo gitano por la propaganda que en el siglo XIX hizo la Sociedad Bíblica. Todo este desarrollo fue muy complejo ya que se desarrolló en la clandestinidad porque la libertad de cultos fue siempre coyuntural y vinculada a los periodos del republicanismo español que fueron muy breves. Durante el franquismo los protestantes no tuvieron libertad de cultos, incluso algunos pastores y fieles sufrieron arrestos y prisión, hasta el año 1967, en que se promulgó una ley de libertad de culto por presiones de la ONU y de EEUU, una ley no obstante muy restrictiva y los protestantes siguieron teniendo problemas para ejercer libremente su religión. Actualmente, en el contexto de un estado pseudoconfesional, los evangélicos españoles siguen siendo discriminados en relación a las prerrogativas y privilegios del catolicismo.

El protestantismo histórico o con una tradición nacional se aproximará a cerca de 140.000 seguidores. Y después estaría el pueblo gitano donde, aproximadamente, cerca de 250.000 gitanos son seguidores de la Iglesia de Filadelfia y de otros cultos evangélicos- aproximadamente entre el 30 y el 45% de los gitanos son evangélicos-; además de las denominaciones como Testigos de jehová y mormones- que no son propiamente evangélicos, pero derivan del evangelismo- y que se implantaron en España en los años 40 y que entre ambos pueden alcanzar cerca de 130.000 seguidores. Más allá de esto están, sobre todo en Andalucía y el Mediterráneo, las iglesias reformadas que profesan los residentes jubilados de países nórdicos, centro europeos y de Inglaterra, aproximadamente 150.000- el número de residentes son cerca de 800.000 pero en la cifra de 150.000 estarían comprendidos los congregantes y que tiene práctica religiosa o de culto en España- El resto serian creyentes procedentes de la inmigración de América Latina (Argentina, Colombia, Ecuador y Perú, de forma especial ) y que pueden alcanzar cerca de 300.000 -evangélicos

De los lugares de culto evangélicos que había en el año 2004 (cerca de 1.800) han pasado en la actualidad a cerca de 4.000 lugares de cultos.

Así pues se podría hacer el siguiente cuadro

Lee el resto de esta entrada »


El Concordato, Franco y la autodeterminacion se cuelan en la campaña electoral

octubre 31, 2019

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo.

26O: Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo de Madrid / Fuente

Antonio Gómez Movellán, Público, 31 de octubre de 2019

En las últimas semanas se ha hablado mucho en nuestro país de la reasignación de los símbolos. La exhumación de la momia de Franco, en medio de una retrasmisión televisa con cierto olor a naftalina ha concitado, por un lado, la alegría de todas las personas que sufrieron la represión franquista y por otro, la incomodidad de una derecha española que nunca ha roto su cordón umbilical con el franquismo. Ha sido Nicolás Sánchez de Albornoz quien ha puesto los puntos sobre las ies sobre el futuro del monumento nacional católico: “tengo la esperanza de que un día al mirar la gran cruz, ésta haya desaparecido”.

En España los símbolos del franquismo se han mantenido durante más de cuarenta años y todavía muchos persisten por aquí o por allá. Por ejemplo, en la ciudad de Santander la estatua ecuestre de Franco presidió la plaza central de la ciudad desde el año 1964 hasta el año 2009 y con la aquiescencia explicita de todos los partidos políticos de la ciudad. La realidad es difícil de explicar, pero en España, tras la muerte de Franco, se produjo una reforma, lo que se vino en denominar transición, que fue dirigida por los capitostes del régimen franquista en un contexto de fortísimas movilizaciones sociales. En cierta forma la Constitución española de 1978 tiene, como dice Pérez Royo, más de Carta otorgada que de Constitución radicalmente democrática. La transición española requiere de una urgente revisión histórica y de su desmitificación y el régimen surgido de ella de un reseteo que abra la vía a cambios políticos y constitucionales profundos. El resultado de estas elecciones de 10 N determinará, en gran medida, si se avanza en un sentido de ruptura o bien se consolida un bipartidismo monárquico que ya no cabe en sus costuras.  Desde luego, las reformas que se puedan emprender necesitarán de una fuerte presión popular. Lee el resto de esta entrada »