Moderados y progresistas en la España del Siglo XXI

junio 19, 2019

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Antonio Gómez Movellán, Público, 19 de junio de 2019

En toda España, en menos de cinco años, se han instalado miles de oficinas de juego donde jóvenes realizan apuestas deportivas esperando ganar dinero fácil; tras este negocio de apuestas deportivas se encuentran empresas como CODERE, convirtiendo las esquinas más transitadas de los barrios pobres en timbas; algunos sociólogos han comparado este negocio con el tráfico de heroína de los años ochenta.

Hemos sabido, en este mes, que una red de futbolistas, entrenadores y directivos del futbol habían organizado un entramado para amañar los partidos y beneficiarse de las apuestas deportivas. Todavía no se sabe la profundidad de esta red, pero, al parecer, también servía para blanquear dinero procedente del narcotráfico.  Lo que no cabe duda es que este entramado de estafadores   han traicionado las ilusiones de los jóvenes que apuestan ya que el negocio, además de sucio, está claramente amañado.

Algo parecido ha ocurrido en el negocio y mercado de la política en España; con el 15-M se abrieron grandes esperanzas de reformas del sistema político, exigiéndose una democracia real y unos cambios sociales que frenaran los recortes en los servicios universales y se tomaran medidas para frenar el desempleo. Son muchas las cosas que bullían en ese tiempo y para responder a estas aspiraciones se formaron nuevos partidos políticos que han tenido la confianza de los ciudadanos y particularmente Podemos, pero también Ciudadanos.

Podemos se constituyó como un tribuno popular donde una nueva generación enarbolaba ilusiones de valores republicanos y Ciudadanos, en cambio, conectaba con jóvenes de clase media más interesados en emprender cambios pragmáticos de reforma del sistema político aderezados en un liberalismo económico, matizado por lo social; pero ambos tenían en común la crítica al sistema bipartidista que presentaban como un sistema anquilosado y corrupto. Lee el resto de esta entrada »


La enseñanza en los debates electorales. Libertad de elección y enseñanza concertada

mayo 23, 2019

Antonio Gómez Movellán, Público, 23 de mayo de 2019

Desde estas páginas ya habíamos denunciado que los partidos políticos, en sus programas electorales, habían abandonado la cuestión del laicismo y particularmente su antigua promesa de denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979, algo que es condición indispensable en la hoja de ruta del laicismo en nuestro país. Esta denuncia tuvo cierto eco en los medios de la izquierda y quizás tuvo algún efecto ya que Pablo Iglesias, en el debate de la televisión pública, echó en cara este abandono al PSOE (sorprendente porque en el programa electoral de Podemos también se había obviado) y

Pedro Sánchez, en una entrevista concedida al diario El País, el día 26 de abril, interrogado acerca del abandono de la denuncia del concordato declaró: “Se pueden formular de otras maneras los mismos objetivos. Cuando nosotros hablamos de aprobar una ley de libertad de conciencia estamos hablando de que no hace falta tener acuerdos con terceros países. Por tanto, de facto estamos hablando de denunciar esos acuerdos”.

En estas elecciones municipales y regionales la cuestión del laicismo se ha abordado de otro modo y aunque no haya sido un elemento de confrontación electoral si ha habido promesas, por parte de algunos candidatos de la izquierda, de desvincular a los ayuntamientos de un simbolismo oficial católico mientras los partidos de derecha han reivindicado la tradición religiosa católica como parte de la nación política.

Pero el debate verdaderamente estrella para la derecha ha sido la enseñanza y la defensa de la libertad de educación. Ha sido uno de los temas de mayor confrontación en los debates electorales municipales y regionales. Cuando en los debates se llega a este asunto, la izquierda, extrañamente, se siente incómoda.  Así, por ejemplo, en el debate televisado para la Comunidad de Madrid, Gabilondo, el candidato del PSOE, se limitó a tranquilizar, una y otra vez, sobre la garantía de la financiación de la escuela concertada mientras los líderes de Ciudadanos, el PP y Vox echaban en cara al PSOE que su llegada al gobierno con los “comunistas” de Podemos podría poner en peligro real un derecho, según ellos, constitucional. Y eso que la candidata de Podemos se mantuvo, en este asunto, en un perfil bajo, desviando toda la atención hacia la privatización de la sanidad, pero también evitando entrar en el debate de la enseñanza concertada ya que en Madrid tiene mucho impacto, representando la misma cerca del 40% de la escolarización. Lee el resto de esta entrada »


La izquierda se olvida del Acuerdo con la Santa Sede

mayo 13, 2019

Antonio Gómez Movellán

El entonces ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, firma en Madrid los acuerdos en enero de 1979 junto al cardenal Giovanni Villot, secretario de Estado vaticano.

Suscriben también este artículo los siguientes miembros del Grupo de Pensamiento Laico: Nazanín Armanian, Enrique J. Díez Gutiérrez, Pedro López López, Rosa Regás, Javier Sádaba y Waleed Saleh

Público, 13 de mayo de 2019

Todo el mundo sabe que en estas elecciones no se trata de asaltar los cielos sino, todo lo más, revalidar una mayoría parlamentaria que permita formar un gobierno soportado legislativamente por una amalgama de fuerzas de izquierda y del nacionalismo vasco y catalán. Hace ya años que las aspiraciones de un cambio político profundo en España, inspirado en valores republicanos, y que se resumió en el lema del 15 M “no nos representan”, han quedado  apartadas y sepultadas por el patriotismo de bandera y por el escepticismo público ante la democracia tan oligárquica existente en nuestro país y ante un desasosiego social larvado, en uno de los países de Europa donde más ha crecido  la desigualdad.   En estas elecciones se trata de  frenar el ascenso de un bloque político involucionista que quiere quebrar los avances  y conquistas sociales que se han venido realizando en el ámbito de la solidaridad social, es decir de los servicios públicos  universales, y  ello en nombre de la libertad. No es por casualidad que el PP de Casado y sus acólitos de Ciudadanos y Vox hayan lanzado, al unísono, una campaña en favor de la libertad de educación, confundiendo ésta con la segregación social y la desigualdad.

La derecha española, por razones históricas y muchas otras, ve con suspicacia algunos de los principios de la democracia, entre ellos el laicismo; éste no es ninguna ideología  ni ningún movimiento social, es un principio indisociable de la democracia, como lo pueda ser el sufragio universal o  la separación de poderes,  y que se podría resumir en la garantía pública  de la libertad de conciencia de las personas. La historia de la lucha por la democracia en España ha sido, históricamente, la lucha por la libertad de conciencia, por el laicismo, por la escuela universal, pública y laica y por la  Republica. Por eso la derecha española, traicionando la historia de una gran parte del liberalismo español, es incapaz de asumir la historia de la democracia;  al contrario, sigue reivindicado y abrazando los elementos constitutivos de atraso finisecular de España, entre los que se encuentra el confesionalismo católico del Estado, y  por eso esta derecha es tan beligerante y tan suspicaz con algunos principios básicos de  la democracia, entre ellos el  laicismo. Lee el resto de esta entrada »


¿Estado aconfesional? Política y religión se mezclan en la campaña de Semana Santa

abril 18, 2019

Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo

13/04/2019.- El presidente del PP, Pablo Casado, y el tesorero del partido, Sebastián González, participan en la procesión de la Hermandad Universitaria de los Estudiantes, de Ávila. EFE/Raúl Sanchidrán

María F. Sánchez, Cuarto Poder, 18 de abril de 2019

España es un Estado aconfesional, reza nuestra Constitución. Ninguna confesión tiene “carácter estatal”. Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo, la religión oficial durante los años de la dictadura. Este año se da además la particularidad de que la campaña electoral para el 28 de abril coincide con esta festividad y algunos dirigentes políticos buscan el protagonismo en los actos religiosos o las procesiones.

Por ello Europa Laica, una organización que defiende la separación entre religiones y Estado, presentó a principios de abril una petición de “consulta-resolución” ante la Junta Electoral Central (JEC) declarando que los cargos institucionales no deberían participar en eventos religiosos de acuerdo a la Constitución. Todavía no han obtenido respuesta. “La ley electoral dice que los alcaldes no pueden hacer actos electorales en aquellos eventos que han sido subvencionadas por el Ayuntamiento, y muchas procesiones son subvencionadas”, pone como ejemplo Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica.

Las formaciones de derechas exaltan las tradiciones católicas, pero ningún partido político parece haber querido denunciar abiertamente, en esta Semana Santa de campaña, la estrecha relación entre el poder público y la religión católica que excede a lo contemplado en la Carta Magna. Según indica a Cuartopoder.es el presidente de Europa Laica, la organización propuso a varios partidos con principios laicistas que ellos mismos interpusieran una petición ante la Junta Electoral, pero no obtuvieron respuesta. Debido a que se agotaba el plazo, acabaron ellos mismos formulando la consulta, asegura Gómez Movellán a este medio. Lee el resto de esta entrada »


La izquierda se olvida del Acuerdo con la Santa Sede, artículo de Antonio Gómez Movellán

abril 12, 2019

El artículo del Presidente de Europa Laica lo suscriben también los siguientes miembros del Grupo de Pensamiento Laico: Nazanín Armanian, Enrique J. Díez Gutiérrez, Pedro López López, Rosa Regás, Javier Sádaba y Waleed Saleh

El ministro Marcelino Oreja y el cardenal Jean Villot tras la firma del Concordato de 1979 / EFE

Público, 12 de abril de 2019

Todo el mundo sabe que en estas elecciones no se trata de asaltar los cielos sino, todo lo más, revalidar una mayoría parlamentaria que permita formar un gobierno soportado legislativamente por una amalgama de fuerzas de izquierda y del nacionalismo vasco y catalán.

Hace ya años que las aspiraciones de un cambio político profundo en España, inspirado en valores republicanos, y que se resumió en el lema del 15 M “no nos representan”, han quedado  apartadas y sepultadas por el patriotismo de bandera y por el escepticismo público ante la democracia tan oligárquica existente en nuestro país y ante un desasosiego social larvado, en uno de los países de Europa donde más ha crecido  la desigualdad.

En estas elecciones se trata de  frenar el ascenso de un bloque político involucionista que quiere quebrar los avances  y conquistas sociales que se han venido realizando en el ámbito de la solidaridad social, es decir de los servicios públicos  universales, y  ello en nombre de la libertad. No es por casualidad que el PP de Casado y sus acólitos de Ciudadanos y Vox hayan lanzado, al unísono, una campaña en favor de la libertad de educación, confundiendo ésta con la segregación social y la desigualdad.

La derecha española, por razones históricas y muchas otras, ve con suspicacia algunos de los principios de la democracia, entre ellos el laicismo; éste no es ninguna ideología  ni ningún movimiento social, es un principio indisociable de la democracia, como lo pueda ser el sufragio universal o  la separación de poderes,  y que se podría resumir en la garantía pública  de la libertad de conciencia de las personas. La historia de la lucha por la democracia en España ha sido, históricamente, la lucha por la libertad de conciencia, por el laicismo, por la escuela universal, pública y laica y por la  República. Por eso la derecha española, traicionando la historia de una gran parte del liberalismo español, es incapaz de asumir la historia de la democracia;  al contrario, sigue reivindicado y abrazando los elementos constitutivos de atraso finisecular de España, entre los que se encuentra el confesionalismo católico del Estado, y  por eso esta derecha es tan beligerante y tan suspicaz con algunos principios básicos de  la democracia, entre ellos el  laicismo. Lee el resto de esta entrada »


Elecciones y laicismo: ¿rebajas o grandes oportunidades? por Antonio Gómez Movellán

marzo 20, 2019

Antonio Gómez Movellán, Público, 20 de marzo de 2019

El anuncio de la convocatoria electoral ha provocado incertidumbres ya que, según sea el resultado de las mismas, se podrá abrir una periodo de reformas políticas o bien un periodo de involución. Para muchos se requeriría, en nuestro país, un profundo cambio del sistema político; un cambio de vocación y aspiración republicana.

En unos pocos años hemos pasado, con el trasfondo de una crisis económica y social muy dura, de un deterioro de la credibilidad de sistema político español, que se podía resumir en el lema del 15-M “no nos representan”, a una aparente restitución de la misma que, aunque no se haya  reformado ni una coma ni de la Constitución ni de la ley electoral , si se han incorporado nuevos partidos al sistema que han canalizado el desasosiego político y social y  han incorporado una nueva generación a la política institucional.

En este contexto, cabe destacar también la crisis de legitimidad del sistema en Cataluña y todos los problemas en que ha derivado y que puede conducir a una tentación neo autoritaria muy peligrosa, como se pudo ver en la intervención del Rey durante la crisis o en el surgimiento de la ultraderecha. Aunque también podría significar un impulso de reformas del sistema político de gran calado.

Una mayoría parlamentaria y un gobierno que no emprenda reformas de largo aliento significarían una gran frustración. Entre esas reformas está el laicismo como un principio indisociable de la democracia, de igual forma que lo es la separación de poderes, la elección de representantes públicos por elección popular, el sufragio universal, el valor de la deliberación y control entre los poderes del Estado, entre otros. Lee el resto de esta entrada »


In memoriam

enero 18, 2019

Europa Laica. Nota enviada a Asturias Laica

18 de enero de 2019

En nombre de la Junta directiva de Europa Laica queremos hacer llegar todo nuestro afecto a los amigos y familiares de Francisco Prendes Quirós y hacedlo extensivo a sus compañeros de Asturias Laica por el compromiso que Francisco siempre tuvo por la defensa y la lucha por la libertad de conciencia en Asturias. También nos gustaría señalar su compromiso por un valor central del laicismo como es la aspiración republicana de la sociedad y como ejemplo de ese compromiso fue la animación de iniciativas de tanto calado como el Ateneo Republicano o la ayuda que prestó en la fundación de Europa Laica.

Francisco Prendes entronca con toda una legión de hombres y mujeres olvidados de España que fueron conscientes que solamente una plena garantía de la libertad de conciencia, el libre pensamiento y la república abrirían las puertas a cambios sociales profundos, esos cambios que enarbola Marianne en la bandera tricolor con los lemas republicanos de libertad , igualdad y fraternidad. Compañero, dejas entre todos nosotros un rastro de solidaridad y fraternidad. Que la tierra te sea leve!

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica