El evangelismo en España

enero 8, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Laicismo.org, 8 de diciembre de 2020

De acuerdo a las series del Centro de investigaciones sociológicas sobre la religiosidad en España y referidas al año 2019, existe 2,8% de la población que se declara creyente de otras religiones diferentes a la católica, lo que significa, aproximadamente, 1.400.000 personas. Además, a esta cantidad hay que añadir las personas extranjeras con un residencia ilegal o reciente.

Serie 2019

Católicos

____________

Ateos
y no creyentes
_____________


Otras religiones
_____________

MEDIA

68,2

     27,3

2,8

En España en el evangelismo existe una diferencia entre el protestantismo histórico español y el resto. Dentro del protestantismo histórico es importante el protestantismo implantado en España en el siglo XVIII Y XIX y también entre el pueblo gitano por la propaganda que en el siglo XIX hizo la Sociedad Bíblica. Todo este desarrollo fue muy complejo ya que se desarrolló en la clandestinidad porque la libertad de cultos fue siempre coyuntural y vinculada a los periodos del republicanismo español que fueron muy breves. Durante el franquismo los protestantes no tuvieron libertad de cultos, incluso algunos pastores y fieles sufrieron arrestos y prisión, hasta el año 1967, en que se promulgó una ley de libertad de culto por presiones de la ONU y de EEUU, una ley no obstante muy restrictiva y los protestantes siguieron teniendo problemas para ejercer libremente su religión. Actualmente, en el contexto de un estado pseudoconfesional, los evangélicos españoles siguen siendo discriminados en relación a las prerrogativas y privilegios del catolicismo.

El protestantismo histórico o con una tradición nacional se aproximará a cerca de 140.000 seguidores. Y después estaría el pueblo gitano donde, aproximadamente, cerca de 250.000 gitanos son seguidores de la Iglesia de Filadelfia y de otros cultos evangélicos- aproximadamente entre el 30 y el 45% de los gitanos son evangélicos-; además de las denominaciones como Testigos de jehová y mormones- que no son propiamente evangélicos, pero derivan del evangelismo- y que se implantaron en España en los años 40 y que entre ambos pueden alcanzar cerca de 130.000 seguidores. Más allá de esto están, sobre todo en Andalucía y el Mediterráneo, las iglesias reformadas que profesan los residentes jubilados de países nórdicos, centro europeos y de Inglaterra, aproximadamente 150.000- el número de residentes son cerca de 800.000 pero en la cifra de 150.000 estarían comprendidos los congregantes y que tiene práctica religiosa o de culto en España- El resto serian creyentes procedentes de la inmigración de América Latina (Argentina, Colombia, Ecuador y Perú, de forma especial ) y que pueden alcanzar cerca de 300.000 -evangélicos

De los lugares de culto evangélicos que había en el año 2004 (cerca de 1.800) han pasado en la actualidad a cerca de 4.000 lugares de cultos.

Así pues se podría hacer el siguiente cuadro

Lee el resto de esta entrada »


El Concordato, Franco y la autodeterminacion se cuelan en la campaña electoral

octubre 31, 2019

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo.

26O: Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo de Madrid / Fuente

Antonio Gómez Movellán, Público, 31 de octubre de 2019

En las últimas semanas se ha hablado mucho en nuestro país de la reasignación de los símbolos. La exhumación de la momia de Franco, en medio de una retrasmisión televisa con cierto olor a naftalina ha concitado, por un lado, la alegría de todas las personas que sufrieron la represión franquista y por otro, la incomodidad de una derecha española que nunca ha roto su cordón umbilical con el franquismo. Ha sido Nicolás Sánchez de Albornoz quien ha puesto los puntos sobre las ies sobre el futuro del monumento nacional católico: “tengo la esperanza de que un día al mirar la gran cruz, ésta haya desaparecido”.

En España los símbolos del franquismo se han mantenido durante más de cuarenta años y todavía muchos persisten por aquí o por allá. Por ejemplo, en la ciudad de Santander la estatua ecuestre de Franco presidió la plaza central de la ciudad desde el año 1964 hasta el año 2009 y con la aquiescencia explicita de todos los partidos políticos de la ciudad. La realidad es difícil de explicar, pero en España, tras la muerte de Franco, se produjo una reforma, lo que se vino en denominar transición, que fue dirigida por los capitostes del régimen franquista en un contexto de fortísimas movilizaciones sociales. En cierta forma la Constitución española de 1978 tiene, como dice Pérez Royo, más de Carta otorgada que de Constitución radicalmente democrática. La transición española requiere de una urgente revisión histórica y de su desmitificación y el régimen surgido de ella de un reseteo que abra la vía a cambios políticos y constitucionales profundos. El resultado de estas elecciones de 10 N determinará, en gran medida, si se avanza en un sentido de ruptura o bien se consolida un bipartidismo monárquico que ya no cabe en sus costuras.  Desde luego, las reformas que se puedan emprender necesitarán de una fuerte presión popular. Lee el resto de esta entrada »


Juego de tronos contra valores republicanos

octubre 5, 2019

Se necesita, de forma urgente, un impulso democrático, republicano y laico en nuestro país.

Noelia Posse sostiene el bastón de mando municipal tras ser investida alcaldesa de Móstoles. EFE

Noelia Posse sostiene el bastón de mando municipal tras ser investida alcaldesa de Móstoles. EFE

Antonio Gómez Movellán, Público, 5 de octubre de 2019

Cada vez más la política, en España, se parece a un juego de tronos donde los jefes de los partidos son sus protagonistas. Los partidos hace mucho tiempo que han dejado ser civiles o pertenecientes a la sociedad civil y se han constituido en partidos políticos clientelares, financiados por el Estado y, en algunos caos, por la corrupción.  Su medio ambiente es ellos mismos y cada vez menos la sociedad, su vida son las instituciones.

Recientemente, la actitud y declaraciones de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, ha dejado perplejos a los ciudadanos, no ya de Móstoles, sino de media España. Desde que asumió sus funciones, y con el apoyo de toda la corporación, se subió su salario y el de todos los concejales de forma desproporcionada para, a continuación, comenzar a contratar a familiares y amigos sin ningún rubor. Ante la presión social y el revuelo mediático generado, Noelia ha reconocido que” ha sido un error” pero afirmando que no ha hecho ninguna otra cosa que no hagan los demás: “¿pero no ha hecho lo mismo Manuela Carmena con su sobrino y otros familiares?”, preguntó envalentonada a la periodista Ana Romero en el programa El Objetivo de La Sexta.

Oyendo a Noelia uno está tentado de darle la razón; en efecto, muchísimos políticos y los partidos, como organizaciones, realizan prácticas clientelares y nepóticas. Además, existe un marco jurídico y legal que lo permite.  Como dice Noelia: “todo lo he hecho legalmente” La realidad es precisamente esa. En España el nepotismo y el clientelismo está legalizado y su práctica es sistémica. Lee el resto de esta entrada »


Moderados y progresistas en la España del Siglo XXI

junio 19, 2019

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Antonio Gómez Movellán, Público, 19 de junio de 2019

En toda España, en menos de cinco años, se han instalado miles de oficinas de juego donde jóvenes realizan apuestas deportivas esperando ganar dinero fácil; tras este negocio de apuestas deportivas se encuentran empresas como CODERE, convirtiendo las esquinas más transitadas de los barrios pobres en timbas; algunos sociólogos han comparado este negocio con el tráfico de heroína de los años ochenta.

Hemos sabido, en este mes, que una red de futbolistas, entrenadores y directivos del futbol habían organizado un entramado para amañar los partidos y beneficiarse de las apuestas deportivas. Todavía no se sabe la profundidad de esta red, pero, al parecer, también servía para blanquear dinero procedente del narcotráfico.  Lo que no cabe duda es que este entramado de estafadores   han traicionado las ilusiones de los jóvenes que apuestan ya que el negocio, además de sucio, está claramente amañado.

Algo parecido ha ocurrido en el negocio y mercado de la política en España; con el 15-M se abrieron grandes esperanzas de reformas del sistema político, exigiéndose una democracia real y unos cambios sociales que frenaran los recortes en los servicios universales y se tomaran medidas para frenar el desempleo. Son muchas las cosas que bullían en ese tiempo y para responder a estas aspiraciones se formaron nuevos partidos políticos que han tenido la confianza de los ciudadanos y particularmente Podemos, pero también Ciudadanos.

Podemos se constituyó como un tribuno popular donde una nueva generación enarbolaba ilusiones de valores republicanos y Ciudadanos, en cambio, conectaba con jóvenes de clase media más interesados en emprender cambios pragmáticos de reforma del sistema político aderezados en un liberalismo económico, matizado por lo social; pero ambos tenían en común la crítica al sistema bipartidista que presentaban como un sistema anquilosado y corrupto. Lee el resto de esta entrada »


La enseñanza en los debates electorales. Libertad de elección y enseñanza concertada

mayo 23, 2019

Antonio Gómez Movellán, Público, 23 de mayo de 2019

Desde estas páginas ya habíamos denunciado que los partidos políticos, en sus programas electorales, habían abandonado la cuestión del laicismo y particularmente su antigua promesa de denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979, algo que es condición indispensable en la hoja de ruta del laicismo en nuestro país. Esta denuncia tuvo cierto eco en los medios de la izquierda y quizás tuvo algún efecto ya que Pablo Iglesias, en el debate de la televisión pública, echó en cara este abandono al PSOE (sorprendente porque en el programa electoral de Podemos también se había obviado) y

Pedro Sánchez, en una entrevista concedida al diario El País, el día 26 de abril, interrogado acerca del abandono de la denuncia del concordato declaró: “Se pueden formular de otras maneras los mismos objetivos. Cuando nosotros hablamos de aprobar una ley de libertad de conciencia estamos hablando de que no hace falta tener acuerdos con terceros países. Por tanto, de facto estamos hablando de denunciar esos acuerdos”.

En estas elecciones municipales y regionales la cuestión del laicismo se ha abordado de otro modo y aunque no haya sido un elemento de confrontación electoral si ha habido promesas, por parte de algunos candidatos de la izquierda, de desvincular a los ayuntamientos de un simbolismo oficial católico mientras los partidos de derecha han reivindicado la tradición religiosa católica como parte de la nación política.

Pero el debate verdaderamente estrella para la derecha ha sido la enseñanza y la defensa de la libertad de educación. Ha sido uno de los temas de mayor confrontación en los debates electorales municipales y regionales. Cuando en los debates se llega a este asunto, la izquierda, extrañamente, se siente incómoda.  Así, por ejemplo, en el debate televisado para la Comunidad de Madrid, Gabilondo, el candidato del PSOE, se limitó a tranquilizar, una y otra vez, sobre la garantía de la financiación de la escuela concertada mientras los líderes de Ciudadanos, el PP y Vox echaban en cara al PSOE que su llegada al gobierno con los “comunistas” de Podemos podría poner en peligro real un derecho, según ellos, constitucional. Y eso que la candidata de Podemos se mantuvo, en este asunto, en un perfil bajo, desviando toda la atención hacia la privatización de la sanidad, pero también evitando entrar en el debate de la enseñanza concertada ya que en Madrid tiene mucho impacto, representando la misma cerca del 40% de la escolarización. Lee el resto de esta entrada »


La izquierda se olvida del Acuerdo con la Santa Sede

mayo 13, 2019

Antonio Gómez Movellán

El entonces ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, firma en Madrid los acuerdos en enero de 1979 junto al cardenal Giovanni Villot, secretario de Estado vaticano.

Suscriben también este artículo los siguientes miembros del Grupo de Pensamiento Laico: Nazanín Armanian, Enrique J. Díez Gutiérrez, Pedro López López, Rosa Regás, Javier Sádaba y Waleed Saleh

Público, 13 de mayo de 2019

Todo el mundo sabe que en estas elecciones no se trata de asaltar los cielos sino, todo lo más, revalidar una mayoría parlamentaria que permita formar un gobierno soportado legislativamente por una amalgama de fuerzas de izquierda y del nacionalismo vasco y catalán. Hace ya años que las aspiraciones de un cambio político profundo en España, inspirado en valores republicanos, y que se resumió en el lema del 15 M “no nos representan”, han quedado  apartadas y sepultadas por el patriotismo de bandera y por el escepticismo público ante la democracia tan oligárquica existente en nuestro país y ante un desasosiego social larvado, en uno de los países de Europa donde más ha crecido  la desigualdad.   En estas elecciones se trata de  frenar el ascenso de un bloque político involucionista que quiere quebrar los avances  y conquistas sociales que se han venido realizando en el ámbito de la solidaridad social, es decir de los servicios públicos  universales, y  ello en nombre de la libertad. No es por casualidad que el PP de Casado y sus acólitos de Ciudadanos y Vox hayan lanzado, al unísono, una campaña en favor de la libertad de educación, confundiendo ésta con la segregación social y la desigualdad.

La derecha española, por razones históricas y muchas otras, ve con suspicacia algunos de los principios de la democracia, entre ellos el laicismo; éste no es ninguna ideología  ni ningún movimiento social, es un principio indisociable de la democracia, como lo pueda ser el sufragio universal o  la separación de poderes,  y que se podría resumir en la garantía pública  de la libertad de conciencia de las personas. La historia de la lucha por la democracia en España ha sido, históricamente, la lucha por la libertad de conciencia, por el laicismo, por la escuela universal, pública y laica y por la  Republica. Por eso la derecha española, traicionando la historia de una gran parte del liberalismo español, es incapaz de asumir la historia de la democracia;  al contrario, sigue reivindicado y abrazando los elementos constitutivos de atraso finisecular de España, entre los que se encuentra el confesionalismo católico del Estado, y  por eso esta derecha es tan beligerante y tan suspicaz con algunos principios básicos de  la democracia, entre ellos el  laicismo. Lee el resto de esta entrada »


¿Estado aconfesional? Política y religión se mezclan en la campaña de Semana Santa

abril 18, 2019

Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo

13/04/2019.- El presidente del PP, Pablo Casado, y el tesorero del partido, Sebastián González, participan en la procesión de la Hermandad Universitaria de los Estudiantes, de Ávila. EFE/Raúl Sanchidrán

María F. Sánchez, Cuarto Poder, 18 de abril de 2019

España es un Estado aconfesional, reza nuestra Constitución. Ninguna confesión tiene “carácter estatal”. Semana Santa es la época del año en la que se entierra el artículo 16.3 de nuestra Carta Magna y el poder público se entremezcla, sin complejos, con el catolicismo, la religión oficial durante los años de la dictadura. Este año se da además la particularidad de que la campaña electoral para el 28 de abril coincide con esta festividad y algunos dirigentes políticos buscan el protagonismo en los actos religiosos o las procesiones.

Por ello Europa Laica, una organización que defiende la separación entre religiones y Estado, presentó a principios de abril una petición de “consulta-resolución” ante la Junta Electoral Central (JEC) declarando que los cargos institucionales no deberían participar en eventos religiosos de acuerdo a la Constitución. Todavía no han obtenido respuesta. “La ley electoral dice que los alcaldes no pueden hacer actos electorales en aquellos eventos que han sido subvencionadas por el Ayuntamiento, y muchas procesiones son subvencionadas”, pone como ejemplo Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica.

Las formaciones de derechas exaltan las tradiciones católicas, pero ningún partido político parece haber querido denunciar abiertamente, en esta Semana Santa de campaña, la estrecha relación entre el poder público y la religión católica que excede a lo contemplado en la Carta Magna. Según indica a Cuartopoder.es el presidente de Europa Laica, la organización propuso a varios partidos con principios laicistas que ellos mismos interpusieran una petición ante la Junta Electoral, pero no obtuvieron respuesta. Debido a que se agotaba el plazo, acabaron ellos mismos formulando la consulta, asegura Gómez Movellán a este medio. Lee el resto de esta entrada »