El Estado tutela con recursos públicos desde el siglo XIX el prerrománico asturiano inmatriculado por la Iglesia

marzo 28, 2020

La Consejería de Cultura de Asturias ha invertido 3,4 millones desde 1983 en los ocho edificios más relevantes, mientras que el Gobierno central ha inyectado ingentes fondos y aportado ayuda técnica desde hace, al menos, doscientos años.

Santa María del Naranco. WIKIPEDIA

Santa María del Naranco / WIKIPEDIA

A. Moreno, Público, 28 de marzo de 2020

Todo el arte prerrománico asturiano, inmatriculado de forma unilateral por la Iglesia católica, ha recibido la tutela patrimonial del Estado y una inversión multimillonaria constante desde, como mínimo, principios del siglo XIX. Fue la Comisión de Monumentos de Oviedo, creada en 1844 para gestionar los bienes desamortizados, quien protegió y documentó el valioso patrimonio prerrománico, en avanzado estado de ruina por entonces.

Así lo constata el Libro Blanco del Arte Prerrománico de Asturias, editado por el Gobierno autonómico el pasado año. “Los bienes del prerrománico han sido objeto de atención preferente de las administraciones desde, al menos, la creación de las comisiones provinciales”, señala el documento. La primera restauración acreditada se produjo en 1846 en San Miguel de Lillo bajo las directrices del académico ilustrado José Caveda y Nava.

Algunos de los edificios más relevantes fueron catalogados en el inventario de los Monumentos Arquitectónicos de España (1852-1881), el colosal proyecto impulsado por la Real Academia de Bellas Artes y patrocinado por el Ministerio de Fomento. Santa Cristina de Lena, San Miguel de Lillo, Santa María del Naranco, la Cámara Santa, San Salvador de Valdediós y San Salvador de Priesca fueron estudiadas metódicamente en 1877 por el erudito José Amador de los Ríos en aquel registro oficial del Estado.

La acción más decisiva de protección, no obstante, fue la declaración de Monumento Nacional desde 1885 de todos ellos. La orden emitida por el Gobierno, previo informe de la Real Academia de la Historia, ponía los edificios “bajo la inspección de la Comisión de Monumentos de Oviedo” y alertaba de forma taxativa sobre su crítica situación: “…la declaración de Monumento Nacional como único medio de salvar a la ermita del deplorable estado en que se halla”. Se refiere, en este caso, a Santa Cristina de Lena. Los monumentos de San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco también recibieron la máxima figura de protección estatal ese mismo año. Lee el resto de esta entrada »


Un templo dentro de un antiguo cementerio: así se inmatriculó San Julián de los Prados

marzo 28, 2020

La Iglesia se inscribió en el año 1981 el único bien del prerrománico en el que sigue habiendo culto

San Julián de los Prados / Foto Paco Rodríguez

La Voz de Asturias, 28 de marzo de 2020

El Arzobispado de Oviedo asegura que las iglesias del prerrománico asturiano son suyas desde que se construyeron. Legalmente, no. Las investigaciones del Grupo de Inmatriculaciones Asturias están desvelando que el proceso de inscripción no tiene, desde luego, tantos siglos. Hace unas semanas se descubrió que Santa Cristina de Lena se había inmatriculado en el año 2010. Ahora se tiene constancia de que San Julián de los Prados fue el 20 de febrero de 1981, hace exactamente 39 años. Una nota del Registro de la Propiedad de Oviedo así lo confirma. El único de los templos prerrománicos que se mantiene abierto al culto pertenece a la Iglesia asturiana desde el 20 de febrero de 1981, 17 años antes de que la UNESCO lo declarara Patrimonio de la Humanidad.

El hecho de que San Julián de los Prados mantenga el culto no solo es una singularidad que lo distingue del resto de los templos prerrománicos. También es clave para entender cómo fue inscrito. La Ley Hipotecaria del año 1946 permitía a la Iglesia inscribir a su nombre cualquier bien sin tener que presentar ninguna documentación. Solo era necesaria la firma de un obispo, al que se concedía casi la autoridad de un notario. Solo había una excepción. Este proceso no era válido para las iglesias con culto. Esas no se podían inscribir. Eso cambio en el 1998, cuando el Gobierno de José María Aznar reformó la Ley Hipotecaria y amplió todavía más el margen con el que se podrían mover las diócesis. Sin embargo, la inmatriculación de San Julian de los Prados data de 1981. ¿Cómo se pudo entonces inscribir si no era legal?

Lo que dice la descripción de la finca que obra en el registro puede ser una pista definitiva. En realidad, lo que se hizo hace 39 años fue inscribir «el solar del antiguo cementerio, con una superficie de 2.500 metros cuadrados, del cual se halla enclava la iglesia parroquial de San Julián de los Prados, ocupando esta una superficie de 455 metros cuadrados del total de la finca». Es decir, se inscribió la propiedad del solar que en su día ocupaba un antiguo camposanto, hoy desaparecido, y se dijo que dentro estaba San Julián. Los lindes, por tanto, que se marcan son de todo el terreno y no del edificio en sí. Se dice, además, expresamente, que este proceso se realiza siguiendo el artículo 206 de la Ley Hipotecaria dictada en aquellos primeros años de la dictadura franquistas. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia inmatriculó dos joyas históricas del arte prerrománico fundado por los reyes de Asturias

marzo 16, 2020

El Grupo Inmatriculaciones Asturias está convencido de que la jerarquía eclesiástica ha inscrito a su nombre todos los monumentos de un conjunto de incalculable valor cultural promovido en el alto medievo por los monarcas astures y reconocido hoy por la Unesco como bienes del Patrimonio Mundial

Santa Cristina de Lena (izQ.) y San Miguel de Lillo (der.). WIKIPEDIA

Santa Cristina de Lena (izQ.) y San Miguel de Lillo (der.) / WIKIPEDIA

A. Moreno, Público, 16 de marzo de 2020

Al menos dos de los ocho monumentos históricos más relevantes del arte prerrománico de Asturias han sido inmatriculados por la Iglesia católica, según constatan las notas registrales que obran en poder de Público. Santa Cristina de Lena y San Miguel de Lillo fueron inscritos en el registro de la propiedad privada por orden de la Diócesis o el Arzobispado de Oviedo, a través de procedimientos administrativos dispares y en fechas distintas.

El resto de los bienes más reseñables del legado cultural asturiano también habrían sido registrados a nombre de la Iglesia por los mismos procedimientos irregulares, en opinión de la asociación patrimonialista, que ha encontrado enormes dificultades para verificar en los registros la titularidad de todos estos bienes de interés general.

Santa Cristina de Lena fue inmatriculada en el año 2010 en virtud de la “posesión” en el tiempo, que es la fórmula que habitualmente usa la Iglesia para justificar su derecho de propiedad sobre monumentos pertenecientes al legado cultural. Aunque en el documento registral no se explicita el uso del polémico artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946, las asociaciones patrimonialistas sostienen que todo indica que el arzobispo invocó esa norma presuntamente inconstitucional que permitía a los diocesanos autocertificarse la propiedad sin aportar ninguna prueba documental.

El caso de San Miguel de Lillo es distinto. Y sorprendente. El monumento está inscrito en el registro de la propiedad privada desde 1929, por lo que no habría sido inmatriculado en uso del artículo 206. En este supuesto, la Iglesia se habría aprovechado de una resolución dictada durante la dictadura de Primo de Rivera que permitía entonces la inscripción en el registro de la “posesión” de bienes eclesiásticos, pero no de la “propiedad”. El obispo de Oviedo habría registrado la finca rústica ocultando que en su interior se ubicaba una iglesia del arte prerrománico, cuya inmatriculación como templo de culto estaba expresamente prohibida por ley.

Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia privatiza el prerrománico asturiano por 30 euros

marzo 14, 2020

El Grupo de Inmatriculaciones de Asturies denuncia que el arzopispado de Oviedo/Uviéu registró como propia en 2010 la iglesia de Santa Cristina de Lena, del siglo IX, Patrimonio de la Humanidad, y que no tiene culto ni recibe fondos eclesiásticos.

1622px-Prerrománico_Santa_Cristina_de_Lena_5

Interior de Santa Cristina de Lena. / Foto: Ángel M. Felicísimo

El Salto, 14 de marzo de 2020

El arte asturiano, desarrollado entre finales del siglo VIII y principios del X, supone uno de los más singulares ejemplos del prerrománico europeo. Durante el reino de Asturies, y antes de la llegada a la península del estilo románico, se desarrolló en el hoy Principado una actividad artística y arquitectónica que ha dejado un rico patrimonio altomedieval, sin parangón en Europa, donde el arte prerrománico resulta más escaso, y además ha sido desfigurado en la mayoría de los casos por el paso de los siglos y la yuxtaposición de nuevos estilos a las edificaciones prerrománicas.

Esta singularidad del prerrománico asturiano le valió en 1985 su declaración por parte de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Los monumentos del prerrománico asturiano incluyen tanto edificaciones civiles como religiosas, la mayoría. Una de esas construcciones religiosas es la iglesia de Santa Cristina de Lena, del siglo IX. A pesar de tratarse de un monumento Patrimonio de la Humanidad, sin culto religioso, y que no recibe fondos de la Iglesia para su mantenimiento, Santa Cristina fue registrada en 2010 por 30 euros por el arzobispado de Oviedo. Así lo ha denunciado el Grupo Inmatriculaciones Asturies, dedicado a la investigación y denuncia de esta práctica, que ha permitido a la Iglesia engordar de un modo rápido y barato su patrimonio.

Inmatriculaciones: un chollo para la iglesia católica legalizado por Aznar
Lee el resto de esta entrada »


Se cancela la XV Jornada de Europa Laica que se iba a celebrar en Gijón: El Ayuntamiento cierra los Centros Municipales

marzo 11, 2020

11 de marzo de 2020

El Ayuntamiento de Gijón acaba de comunicar en rueda de prensa que, como medida cautelar, “paraliza su actividad cultural y municipal, a partir de mañana y durante 15 días, por el coronavirus”, lo que supone la suspensión de actos públicos en los Centros Municipales.

Como consecuencia, queda suspendida la Jornada de Europa Laica “Laicismo y Feminismo” prevista para el día 21 y que se iba a celebrar en el Centro Municipal Gijón Sur.

En su momento se informará de las nuevas fechas en las que pudiera celebrarse.


La Iglesia asturiana se inscribió la titularidad de Santa Cristina de Lena hace solo diez años

marzo 9, 2020

El Grupo de Inmatriculaciones aporta una nota registral para demostrarlo. El Arzobispado dice que es el propietario «desde que se construyó» y que el registro es «una formalidad»

Santa Cristina de Lena

Santa Cristina de Lena / Noe Baranda

Susana D. Machargo,La Voz de Asturias, 9 de marzo de 2020

El 9 de enero de 2010. Desde ese día, la Iglesia asturiana es la propietaria de Santa Cristina de Lena, uno de los edificios del prerrománico asturiano reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Una nota informativa simple del Registro de la Propiedad de Pola de Lena confirma que inscribió a su nombre una finca de 1.844 metros cuadrados y la capilla de Santa cristina, que ocupa una superficie de 106 metros cuadrados. Esa documentación obra ahora en manos del Grupo de Inmatriculaciones Asturias, que lleva más de dos años exigiendo que se abra una investigación sobre todos los bienes que la Diócesis de Oviedo se ha podido apropiar y, especialmente, sobre el prerrománico asturiano. El Libro Blanco del Prerrománico publicado el año pasado, que ofrece un completo diagnóstico de la situación actual de este conjunto patrimonial, ya reconoce que todos estos edificios de incalculable valor arquitectónico son de la Iglesia. Lo que no aclara es las circunstancias.

La versión de la Iglesia

El Arzobispado de Oviedo, a preguntas de La Voz de Asturias, ha reconocido que Santa Cristina de Lena es propiedad de la Iglesia «desde que se construyó» y que el hecho de haberlo inscrito en el registro en el año 2010 es «una formalidad». Ha insistido en que esta esta capilla «siempre ha sido de la iglesia». Según su versión, sería desde el siglo IX, que fue cuando se levantó.

El Grupo de Inmatriculaciones tenía sospechas de que la diócesis podría haber utilizado el sistema de inmatriculaciones -que permite a las autoridades eclesiásticas inscribir a su nombre la titularidad de un bien sin necesidad de aportar pruebas concretas, tan solo con una declaración jurada- para registrar multitud de propiedades, entre ellas todo el prerrománico asturiano, con la excepción de la fuente de La Foncalada, la única que no cuenta con una vinculación religiosa. El portavoz del colectivo, José María Rosell, considera que se ha conseguido demostrar la existencia de «una apropiación del patrimonio público» que ha continuado con el paso de los años, porque la diócesis puso a su nombre los edificios y luego reclamó a las administraciones públicas -el Gobierno del Principado, los ayuntamientos y el Ejecutivo central- dinero para mantenerlos y restaurarlos.

Otros bienes

En el caso de Lena, a su juicio, la situación está clara. Pero los miembros del Grupo de Inmatriculaciones están convencidos de que no es un caso único. Por lo que reclaman que se siga investigando. Si en España se teme que haya hasta 100.000 casos, de los que 35.000 ya están identificados, en Asturias no puede haber solo 26. Esos 26 son los casos de inmatriculaciones que aparecen en un listado remitido por el Colegio de Registradores de la Propiedad a finales de agosto de 2018 a la Comisión de Peticiones y Derechos Fundamentales, que es el organismo de la Junta General que se ha hecho cargo de este asunto. La nota lleva el sello oficial y la firma de la decana. Margarita de Carlos, e incluye propiedades repartidas en nueve concejos, con terrenos, ermitas, casas rectorales, cementerios, iglesias y locales. Poco más se especifica. No se saben fechas, ni se describen los bienes, ni hay superficies,… La escasa concisión de este documento hizo que la comisión reclamara información más concreta. Pero esa segunda petición, un año después de cursarse, todavía no ha aparecido.

Lo que sí han aparecido son otras propiedades. Se sabe por peticiones concretas realizadas por colectivos en registros municipales. Por ese medio, se han descubierto una serie de bienes en el concejo de Siero. Curiosamente, ninguno de ellos está entre los 26 casos reconocidos por el Colegio de Registradores. Tampoco está Santa Cristina de Lena entre ellos.

Lee el resto de esta entrada »


La iglesia sí ha inmatriculado a su nombre todo el arte prerrománico asturiano, a excepción de la fuente de Foncalada

marzo 9, 2020

Rueda de prensa del Grupo Inmatriculaciones Asturias

Foncalada, esta mañana

9 de marzo de 2020

Esta mañana el Grupo Inmatriculaciones Asturias convocaba una rueda de prensa en Oviedo precisamente ante el único vestigio prerrománico asturiano de titularidad pública, la fuente de Foncalada , declarada Monumento en 1931, y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como parte de los Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias en 1985.

Dos eran las cuestiones que se pretendía quedasen claras:

Que todo el prerrománico asturiano, excepto la fuente de Foncalada, ha sido inmatriculado por la iglesia católica

Que la relación de los bienes inmatriculados en Asturias facilitada por el Colegio de Registradores a la Junta General del Principado es una burla

Intervino en la rueda de prensa José María Rosell, coordinador del Grupo (miembro también del ejecutiva de la Coordinadora Estatal Recuperando y de Asturias Laica) que estuvo acompañado Luis Fernández. Javier López y José Antonio Alonso, -que también intervendría-, miembros del Grupo Inmatriculaciones.

En el acto se entregó a la prensa documentación que avalaba las cuestiones planteadas: La relación de bienes ofrecida por el Colegio de Registradores (dos hojas con 26 bienes algunos difíciles de identificar), un listado de bienes registrados en Pola de Siero y no recogidos en el listado, prueba evidente de su falta de rigor, así como una nota simple de la iglesia de Santa Cristina de Lena.

Además de una nota de prensa: Lee el resto de esta entrada »