Sobre el párroco de San Pedro y el laicismo

junio 25, 2019

En respuesta a la interpretación de “laicismo” que el párroco de San Pedro*** da en La Nueva España del 22 de junio, escribe Luis Fernández

Foto Juan Plaza / La Nueva España

Luis Fernández, presidente de Asturias Laica, 25 de junio de 2019. Publicado en La Nueva España

He leído con atención el escrito del párroco de san Pedro en este periódico, en el que intenta argumentar sobre el concepto de laicismo. Para empezar, dice refiriéndose a quienes se congregan para participar en su bendición de las aguas de la bahía: “Nosotros somos gijoneses creyentes, es más, con toda seguridad, somos primero gijoneses y luego creyentes”.

Catherine Kintzler, una de las más claras formuladoras de lo que es el laicismo, afirma: “El hecho religioso… no tiene ningún carácter fundador o primordial, previo a la asociación política”

¡Sorpresa! Ambos están de acuerdo en que la asociación política es previa a la creencia religiosa. Por eso entre los y las gijonesas existen pertenecientes a muy diferentes formas de creer, por eso la ciudad está abierta a cualquier otra conciencia, y por eso los principios de gestión de la ciudad son anteriores a cualquier confesión ¿Será laico el párroco?

Parece que la interpretación de esta afirmación común es muy diferente para cada autor. Para Kintzler, consecuentemente con su afirmación, “los poderes públicos son garantes de la tolerancia civil y precisamente por ello resulta imposible aplicarles esta misma tolerancia. No podemos otorgar a los poderes públicos el derecho de gozar de la libertad religiosa de que gozan los ciudadanos… De ahí que los poderes públicos permanezcan en guardia precisamente para que la sociedad civil pueda gozar de tolerancia”.

Para el párroco esa afirmación de prioridad de la ciudadanía sobre la creencia no le lleva a nada. En su análisis, a pesar de reconocer que “España es un país aconfesional o laico” le disgusta la utilización del término “laicismo” por parte de la Alcaldesa, a quien el diccionario de la Real Academia -antigua y definitiva fuente de información- le dice que significa “independencia del individuo o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa”. Y este disgusto (el de la independencia del Estado de cualquier confesión religiosa) le lleva a unas extrañas reflexiones sobre el Estado laico, la laicidad y el laicismo. Lee el resto de esta entrada »


Asturias Laica y el 29 de junio

junio 23, 2019

Comunicado de Asturias Laica ante la decisión de no convocar este año el acto cívico de protesta en el Campo Valdés (y que recoge la La Voz de Asturias)

¡Por un Ayuntamiento laico! 2018

 23 de junio de 2019
 Comunicado

Asturias Laica, coherente con su compromiso de luchar por la libertad de todas las conciencias y, consecuentemente, hacerlo por la separación entre las iglesias y el Estado, ha venido solicitado reiteradamente a la máxima autoridad local, así como al resto de autoridades civiles y militares que se abstuviesen de participar en el rito católico de la bendición de las aguas celebrado el 29 de junio. Para hacer más notoria esta solicitud, ante la negativa de las últimas alcaldesas, Asturias Laica ha venido convocando un acto cívico en los jardines de Campo Valdés a modo de protesta silenciosa reiterando su petición ante la ciudadanía gijonesa.

El pasado 17 de junio, la recién elegida alcaldesa de Gijón, Ana González,  declaraba a la prensa que no acudiría a esa ceremonia “por respeto a todos los gijoneses y gijonesas”. En un artículo publicado por la prensa el 20 de junio volvía a aclarar que su determinación se fundamentaba en el respeto ya que, como alcaldesa, “ha de representar a toda la ciudadanía”, diferenciando claramente, a continuación, lo que era un acto confesional organizado por la parroquia de san Pedro, de lo que era el acto institucional que “el Ayuntamiento celebrará con la entrega de las medallas con que nuestra ciudad reconoce a sus mejores ciudadanas y ciudadanos. Es allí donde, como alcaldesa, me corresponde estar.”

Ante una declaración tan sencilla y tan didáctica de los principios del laicismo por parte de la alcaldesa de Gijón, Ana González, Asturias Laica ha decidido: Lee el resto de esta entrada »


La Caverna gijonesa

junio 21, 2019

A la Caverna le importa un bledo San Pedro, las bendiciones y sus parafernalias. La Caverna tiene sus máximos intereses en la defensa de un régimen que se sustenta en tres pilares fundamentales: La Banca (el capital financiero), La Monarquía y la Iglesia católica.

Varios manifestantes, entre ellos dos jóvenes envueltas en una bandera LGTBIQ, en el Campo Valdés

José Luis Iglesias, miembro de la directiva de Asturias Laica
La Voz de Asturias, 21 de junio de 2019

Anda estos días revuelta la derecha gijonesa. La nueva alcaldesa anuncia que no acudirá a la bendición de las aguas de la bahía porque entiende que el ayuntamiento debe ser laico. Y como si les hubieran herido en lo más hondo de sus intimas partes han reaccionado todos a una abalanzándose sobre la presa que invade la finca de su propiedad.

Tiene malos actores la Caverna en estas lides. El teatro es cultura y en esto la Caverna gasta poco. Actores que convenzan, que atraigan, que apasionen y seduzcan a la clientela y terminen comprando la mercancía. Que de eso se trata.

Lee el resto de esta entrada »


El último servicio de Javier Fernández, presidente en funciones de Asturias, a la Escuela Pública

junio 20, 2019

Una acción estratégica: la formación del profesorado

Imagen en Pioneras, Manuel Martorell, Salomó Marqués y Carmen Argulló / Editorial Txalaparta, 2018

Luis Fernández González, presidente de Asturias Laica / 20 de junio de 2019

A propuesta de Josep Miralles Isbert, a la sazón obispo de Lleida, se le abre expediente a Josefa Úriz Pi, una de las más importantes renovadoras de la educación española a principios del siglo pasado, profesora numeraria de la Escuela Normal de Maestras de Lleida.

El primer cargo que se le imputa es:

Imponer a sus alumnas libros contrarios a la Fe y a la Moral (“Los orígenes del conocimiento” de RamónTurró, “Valor social de las leyes y autoridades” de Pedro Dorado Montero y “La condición social de la mujer en España” de Margarita Neiken)

Especial irritación producía al prelado el texto de Margarita Neiken, “La condición social de la mujer en España”, 1919, por adoptar una óptica feminista al realizar el análisis (Se puede leer en la reciente edición -2012- de la editorial Horas y Horas, ).

Para la iglesia era de gran importancia estratégica controlar la formación del profesorado como base para controlar la educación. Por ello siguió tenaz en su persecución hasta que consiguió la expulsión de la pedagoga.

El actual y agotado presidente del Principado, como último servicio hacia la Escuela Pública, ha permitido que su consejero de educación (no merece mayúsculas) que, a traición, en funciones, aprovechando el colapso producido en el Sistema Educativo por el final del curso y la convocatoria de oposiciones, decida someter la formación del profesorado en Asturias al obispado.

Hemos oído su rueda de prensa donde, seguro de su éxito, anunciaba cómo gracias a su hábil gestión, la formación del profesorado de la Escuela Pública en los aspectos socialmente más sensibles (acoso escolar, violencia de género, violencia racista, etc.) iba a quedar en manos de una facultad privada que depende del obispado, incluso cuando tras su “exitosa gestión”, él tenga que abandonar el puesto en el que ahora está en funciones.

Desde Asturias Laica, defensores junto a otras muchas fuerzas sociales de una Escuela Pública y Laica, nos parece inadmisible lo realizado, y exigimos la derogación del acuerdo por el responsable en funciones que le corresponda, y para sumarse a esta exigencia llamamos a todos aquellos colectivos que reprueben el acuerdo.


La diputada de IU Ángela Vallina califica de “vergüenza” la firma del convenio con Padre Ossó aprovechando la inactividad de la Junta

junio 20, 2019

La diputada suscribe el rechazo de Asturias Laica al entender que no es aceptable que se fíe a entidades privadas cuestiones tan importantes como la lucha contra el acoso escolar

Asturias Mundial, 20 de junio de 2019

La diputada de IU Ángela Vallina acusó hoy al consejero en funciones de Educación, Genaro Alonso, de aprovechar el parón parlamentario para firmar un acuerdo con una entidad privada como la Facultad Padre Ossó y que permitirá la entrada de personal de esta entidad en la escuela pública, además de convertirse en una pieza más del sistema para la formación permanente del profesorado de los centros del sistema público.

“Es una vergüenza, primero por el momento que se ha elegido pero, sobre todo, por el fondo del asunto. No es aceptable que cuestiones de tal trascendencia como la lucha contra el acoso escolar se fíe a entidades ajenas al propio sistema público y, aún más, que el profesorado y demás personal de educación quede supeditado a su formación a personas que llegan de centros privados, cuando debería ser al revés, toda vez que es la administración la que, en todo momento, tiene que planificar, programar, garantizar y asegurar tanto la formación de su personal como el del sector privado”.

Para Vallina, Alonso difícilmente hubiera presentado este convenio si el Parlamento ya estuviera conformado: “sabe muy bien el consejero que si, en estos momentos, la Junta estuviese activa IU pediría su comparecencia y lo pondría colorado en el siguiente Pleno”.

El malestar de este convenio aumenta, además, por el carácter confesional de Padre Ossó que choca, explica la diputada de IU, con lo que debe ser una sistema educativo público, de calidad y laico. En este sentido, Ángela Vallina suscribió las críticas de Asturias Laica** para quien lo lógico hubiera sido aprovechar el personal del sistema público y que es experto en violencia de género, acoso escolar, xenofobia o inclusión.


** Asturias: Educación suscribe un convenio con la Facultad, privada y confesional, Padre Ossó, Asturias Laica


Agua va

junio 20, 2019

Bien está que desaparezcan ciertos usos que no pintan nada en las prácticas municipales

“Bendición de las aguas” 2016, con presencia de Sanz Montes / Foto La Nueva España

Alejandro Ortea, La Nueva España, 20 de junio de 2019

La alcaldesa que acabamos de estrenar en esta nuestra querida villa marinera se abstendrá, junto al equipo de gobierno, de asistir a la misa de San Pedro y posterior bendición de las aguas. Bien está que el ayuntamiento se desprenda de ciertas adherencias que no vienen a cuento en una institución laica y aconfesional; lo contrario es una mistificación de la actividad política representativa, al menos en entidades democráticas en España y con nuestra Constitución vigente. Llama la atención de cura de San Pedro por contar en tal acto al alcalde del pueblo, pero contra el vicio de pedir está la virtud de no dar. Ya está bien que se le consienta, en aras del consentimiento a las libertades de expresión y culto que se le permita realizar en plena calle sus ritos y pases mágicos.

Ahora, queda el segundo paso: mover del calendario festivo la fiesta de San Pedro y colocarla en una fecha más popular y, ¿por qué no? Tan cercana como la de San Juan que en la madrugada del 24 de junio es tan celebrada por multitud de conciudadanos. ¿Tanta importancia tendrá para el beaterío militante el desplazamiento de fechas? A fin de cuentas, San Pedro ha poco que es considerada día de asueto local. Habrá que considerarlo para el año que viene. Y si el cura de San Pedro quiere salir revestido con sus galas a tirar una pileta de agua al pedrero cercano, que lo haga y que procure no entorpecer mucho el paseo de los pacíficos viandantes.

Y, con esto, nuestras felicitaciones al grupo que durante los últimos años se acercaba con sus carteles a las cercanías del evento -justo hasta la línea trazada por las fuerzas del orden- para protestar por la asistencia oficial de la representación municipal a misa y bendición de las aguas. Este año, un problema ético y estético menos. Lee el resto de esta entrada »


Laicismo y respeto

junio 20, 2019

Los actos religiosos atañen únicamente a los que profesan una determinada fe

Ana González, Alcaldesa del Ayuntamiento de Gijón. 20 de junio de 2019
La Nueva España

Nuestra Constitución establece que en España no existe ninguna religión con carácter estatal. Eso implica que no hay una confesión que tenga un carácter público o, por decirlo de otra forma, adquiera prioridad sobre otras. Por lo tanto, nuestra Carta Magna consagra a España como un Estado laico, ya que según la Real Academia el laicismo no es otra cosa que la “independencia del individuo o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa”.

En estos días he hecho pública mi decisión de no participar en la bendición de las aguas desde el Campo Valdés en el día de San Pedro. Contra lo que argumentan las personas que han criticado mi postura, debo decir que, si he tomado esa determinación, ha sido precisamente por una cuestión de respeto. El Ayuntamiento de Gijón/Xixón, y en este caso específico su alcaldesa, ha de representar a toda la ciudadanía, lo que implica desempeñar una actitud que abarque las creencias de todas y todos. Los actos de carácter estrictamente religioso representan o atañen únicamente a quienes profesan una determinada fe, y una representante pública no puede adoptar una posición de parte porque iría en contra de la misma esencia de su cargo. La religión pertenece a la esfera de lo privado, y en ese ámbito cada persona es muy libre de adoptar a título individual las posturas que considere pertinentes. Pero cuando se representa a toda una sociedad, que además quiso definirse a sí misma como aconfesional al aprobar la Constitución en el referéndum de 1978, hay que separar lo particular de lo general y tener muy en cuenta que por suerte, desde hace poco más de 40 años, en España la fe ya no está vinculada de ningún modo a las instituciones públicas. Lee el resto de esta entrada »