La cripta de la Almudena, el “derecho de enterramiento” de los Franco y el Concilio Vaticano II

octubre 2, 2018

Cripta de la Catedral de la Almudena

La cripta de la catedral de la Almudena tiene un siglo de vida siendo lo primero que se inauguró del templo: En 1911 ya estaba abierta al culto mientras que para la consagración de la catedral hubo que esperar hasta 1993. Alberga la parroquia de Santa María Real de la Almudena.

La entrada es libre, aunque se solicita un donativo de uno o dos euros para colaborar con los gastos de mantenimiento e iluminación del templo. Según se dice en la entrada, no recibe ninguna subvención pública.

La cripta, a pesar de los acuerdos del Concilio Vaticano II, tiene, y mantiene, su uso como panteón para muchos miembros de la aristocracia y alta sociedad madrileña, (los marqueses de Cubas y los marqueses de Urquijo, o familia Pallarés González y de los condes de San Esteban de Cañongo y un monumento funerario de la familia Soto y Alba, entre otros), siendo ya más de mil quienes están allí enterrados, hija y yerno de Franco incluidos.

La familia Franco adquirió el “derecho de enterramiento” en razón de una aportación económica, (en la SER apuntaban que su precio rondaría en la actualidad unos 120.000 euros), y que el deán de la catedral, Joaquín Iniesta, no cuantifica; tampoco puede precisar la fecha si bien la sitúa la “compra” en la fecha de la muerte del yerno de Franco, el que fue marido de su hija, en 1998. Entonces la familia Franco realizó el donativo, que le dio el derecho a que Martínez-Bordiú fuera enterrado en la catedral. Desde diciembre del año pasado descansan también allí los restos de Carmen Franco Polo, única hija del dictador. “Están las cenizas de ambos en una copa”, explica el deán a InfoLibre Lee el resto de esta entrada »


#TalDíaComoHoy / Clara Campoamor: 87 años del voto femenino en España

octubre 1, 2018

El voto femenino en España cumple 87 años: En 1931, Clara Campoamor defendió con todo su empeño el sufragio femenino en el Congreso de los Diputados que la eligió, pero no le permitía votar.

Clara Campoamor, (Madrid 1888 – Lausana, 1972), una mujer … que de la más absoluta nada, de ser una nadie, una hija de la ínfima clase media de Madrid, que es tanto como decir una mujer condenada a ser una de tantas Matildes, de las “mujeres obreras” de Luisa Carnés; una nadie, en realidad, como la propia Luisa Carnés, consigue torcer el curso de su historia, formarse ya adulta, obtener la licenciatura de Derecho, ser pionera en defender casos, en abrir su bufete, en colegiarse, en conferenciar sobre asuntos jurídicos desde la perspectiva de género y de los incipientes derechos humanos y llegar a ser diputada**. Fue Clara Campoamor una de las primeras abogadas en España, de las primeras que intervino ante el Tribunal Supremo y de las primeras mujeres que desarrolló trabajos de jurisprudencia sobre cuestiones relativas a los derechos de la situación jurídica de las mujeres.

Su brillante discurso en las Cortes en defensa del voto femenino el 1 de octubre de 1931 trajo como consecuencia que se aprobara en Cortes (161 votos a favor frente a 121 en contra), el artículo constitucional que consagró el derecho al voto femenino. Este logro, sin duda su mayor éxito político, supuso también su “muerte política”. Para conseguirlo se había enfrentado incluso a los líderes de su partido y, tras perder las elecciones en 1933 muchos le echaron la culpa por conseguir que las mujeres (a las que se achacaba una enorme influencia de la iglesia católica) pudieran votar. Perdió su escaño, abandonó el Partido Radical (por la subordinación de éste a la CEDA y en protesta por los excesos gubernamentales durante la Revolución de Asturias), trató de ingresar en Izquierda Republicana pero sin éxito y nadie se acordó de ella cuando en 1936 el Frente Popular ganó las elecciones con un respaldo mayor que el logrado antes por la CEDA. Fue entonces cuando escribió y publicó —en mayo de 1935, El voto femenino y yo: Mi pecado mortal., todo un testimonio personal de sus luchas parlamentarias y de la lucha por lograr la igualdad de derechos para la mujer.

Exiliada con el inicio de la guerra civil, acaba residiendo en Lausana donde moriría en 1972.

Clara Campoamor en sus textos

Discurso en las Cortes de 1 de octubre de 1931

Lee el resto de esta entrada »


Octubre en la memoria. Ciclo de charlas

septiembre 30, 2018

La Ciudadana Asociación Cultural organiza un ciclo de charlas durante el mes de octubre en El Manglar (calle Martínez Vigil, nº 14, Oviedo)

Asociación Cultural la Ciudadana

Fuente: La Ciudadan, Asociación Cultural

A lo largo del mes de octubre, la Asociación Cultural La Ciudadana organiza un ciclo de charlas sobre el papel de la Memoria Histórica desde distintos puntos de vista: el político, el de la actualidad, el de la investigación histórica y aquel que atañe al proceso de recuperación de los restos de las víctimas.

Jueves 4 de Octubre, 19:30 horas: “La memoria desde el compromiso político: pasado, republicanismo y futuro“, por Ernesto Burgos (historiador, columnista y biógrafo). Presenta y modera Javier Suárez Castrosín (licenciado en Geografía e Historia y profeso de instituto).

Histórico militante republicano y experto en la cultura y la historia de las cuencas mineras asturianas, Ernesto Burgos ha sido Secretario General de Izquierda Republicana en Asturias (1992-2002), miembro fundador del Partido por la III República (P3R) y actualmente Vicepresidente del Ateneo Republicano de Asturias.

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Oviedo  y Diploma de Estudios Avanzados en Arqueología Histórica ha escrito la biógrafía de los revolucionarios mierenses Manuel Grossi Mier («Cartas de Grossi») y Jesús Ibáñez («Y el verbo se hizo furia») y ha sido coautor de los libros de texto «Entre amigos» (Conocimiento del Medio) para Asturias y Cantabria y coordinador de la revista de Ciencias Sociales «Cuadernos de Mieres». Lee el resto de esta entrada »


Prohibido recordar: La cárcel de Saturrarán (Vídeo)

septiembre 28, 2018

Documental de Josu Martínez y Txaber Larreategi proyectado en El Café de Macondo el pasado 26 de septiembre

27 de septiembre de 2018

El pasado miércoles, El Café de Macondo, en Gijón, organizó una proyección del documental “Prohibido recordar: La cárcel de Saturrarán”, seguido de un coloquio con Ángeles Flórez Peón “Maricuela”, Socialista histórica, miliciana y presa en Saturrarán entre 1938 y 1942, Amaya Caunedo, historiadora y especialista en la Historia Contemporánea de Asturias, Felisa Soria, directora de la Oficina de Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón y Begoña Piñeiro presidenta de la Tertulia Feminista “Les Comadres” de Gijón.

La cárcel

Un antiguo balneario de lujo, convertido en seminario y finalmente en cárcel, situada en la playa de Saturrarán (Mutriku, Gipuzkoa), albergó una de las mayores y más crueles cárceles del Régimen Franquista. Por decreto del general Franco, Saturrarán se convirtió en prisión de mujeres clasificadas de ‘extremadamente rebeldes y peligrosas’.

Un espacio en el que se pretendía recluir a 700 mujeres, llegó a albergar a dos mil mujeres republicanas, algunas con sus hijos, (entre ellas unas 500 asturianas), de edades comprendidas entre los 16 y los 80 años y provenientes de todos los lugares de España. Entre 1937 y 1944, pasaron por Saturrarán unas cuatro mil mujeres, custodiadas por 25 monjas de la Merced, un sacerdote, un funcionario de prisiones y 50 militares. Lee el resto de esta entrada »


#TalDíaComoHoy / Se quita la vida Matilde Landa en la prisión de Can Sales, Mallorca

septiembre 26, 2018

“No pudieron colgar de tu pecho ni crucifijos ni sotanas. Matilde Landa, republicana”.

Considerada uno de los símbolos más significativos del movimiento de las mujeres contra la dictadura franquista, es una figura indispensable para entender la incorporación de las mujeres al activismo político en la primera mitad del siglo XX. Matilde Landa, republicana comunista condenada por adhesión a la rebelión durante la guerra civil española,  se quitó la vida antes de convertirse en “la insignia de una derrota” como pretendía la dictadura intentando que se bautizara y convirtiera al catolicismo.

Matilde Landa, (Badajoz 24/06/1904 – Palma de Mallorca 26/09/1942), nacida en el seno de una familia librepensadora, (su padre era uno de los referentes en la ciudad de la Institución Libre de Enseñanza), en la que se fomentaba la educación y la cultura, no recibió el bautismo, algo nada frecuente en la época. Tras los estudios de bachillerato, con 19 años, se trasladó a Madrid (se alojó en la Residencia de Señoritas bajo la dirección de la pedagoga krausista María de Maeztu), para iniciar estudios universitarios de Ciencias Naturales, licenciándose en 1929.

En 1934 participó en el congreso fundacional del Comité Nacional de Mujeres contra la Guerra y el Fascismo, organización feminista y popular de inspiración comunista que presidía Dolores Ibárruri. Este mismo año se afilió al Socorro Rojo Internacional, organización vinculada a la Internacional Comunista, que se dedicaba a realizar actos de apoyo a los prisioneros comunistas y que organizaba asistencia material y humanitaria en situaciones específicas de necesidad, e ingresaría en el PCE en los primeros meses de 1936, poco antes del inicio de la sublevación militar y el golpe de Estado franquista. Lee el resto de esta entrada »


El salitre de la memoria: La odisea del Deriguerina

septiembre 24, 2018

24 de septiembre de 2018

Niños del orfanato de Ezcurdia jugando. / Constantino Suárez / Foto en El Comercio

Con el homenaje a “Los Niños de la Guerra” aún en la memoria, hoy en El Comercio publica un artículo Arantxa Margolles Beran que revive el dolor y la angustia de la partida, la otra guerra vivida o la dificultad del regreso.

Arantxa Margolles es historiadora por la Universidad de Oviedo y arqueóloga por la Universidad Autónoma de Madrid.  Colaboradora habitual de El Comercio. Presentadora y guionista del programa ‘Historias y Misterios’.

Hace hoy 81 años, más de mil niñas y niños partieron rumbo a la URSS desde el puerto de El Musel, en plena caída del Frente Norte. Lo hicieron a oscuras, intentando evitar llamar la atención de la flota enemiga, y, en no pocas ocasiones, para no volver jamás. O para tardar en hacerlo

Aquella noche hasta el olor del ocle batido por las olas del Cantábrico quedaba larvado a favor del de la madera quemada por la metralla de los aviones alemanes. La guerra avanzaba rápido en un norte a punto de caer derrotado bajo el yugo y las flechas de las tropas sublevadas y, en El Musel, se agolpaban más de dos mil almas en pena. Las órdenes eran estrictas: solo zarparían los niños, con la única excepción de algunas enfermeras y maestras. Cupieron mil doscientas personas que recorrieron las mareas, las tormentas y hasta el peligro, cuando se dirigían rumbo Burdeos, de ser interceptadas por el enemigo. Su destino: la URSS, el país que se había comprometido a acogerlos hasta la llegada de una paz que tardaría casi cuarenta años en llegar.

Cupieron solo mil doscientas personas. Hijas, hijos, nietas, hermanos. El resto -padres, madres, abuelas, abuelos- se quedaron bajo las bombas y la incerteza de un país que se desmoronaba y tornaba tan gris como todo aquel ocle reseco y rancio que, al zarpar, dejó sobre el hormigón del puerto el carguero Deriguerina. Lee el resto de esta entrada »


Crónicas: El Patronato de Protección a la Mujer

septiembre 18, 2018

Cárcel especial de Calzada de Oropesa / Imagen, RTVE

RTVE, 18 de septiembre de 2018

El programa Crónicas de TV2, iniciaba esta temporada con un reportaje sobre El Patronato de Protección de la Mujer,  la institución franquista creada en 1941 para “reeducar” a chicas consideradas rebeldes o descarriadas.

Cualquiera podía denunciar la inmoralidad de las menores españolas que, entonces, acabarían en el Patronato, esa “Gestapo a la española”, institución dependiente de Ministerio de Justicia que puso bajo sospecha a las jóvenes españolas hasta 1984.

Para la dictadura, una mujer “caída” era la prostituta, la que ya había cedido al vicio y la explotación. Pero una joven en “riesgo de caer” podía ser cualquier chica entre 16 y 21 que se apartara del patrón moral de la época. Lee el resto de esta entrada »