Luis Fernández y Antonio Gómez Movellán en “La Buena Tarde” (RPA)

febrero 19, 2020

Para hablar del delito de ofensa a los sentimientos religiosos intervinieron en el programa radiofónico La Buena Tarde Luis Fernández y Antonio Gómez Movellán

Resultado de imagen de emisora de radio rpa

19 de febrero de 2020

El programa “La Buena Tarde” (RPA), que presenta entre otros Alejandro Fonseca, dedicó hoy un breve espacio a uno de los temas del momento: la denuncia de Abogados Cristianos contra Willy Toledo que el pasado lunes le sentó en el banquillo de los acusados por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos.

Y para hablar de ello, del delito de escarnio contemplado en nuestro Código Penal, (artículo 525)*, de la ofensa a los sentimientos religiosos, Alejandro Fonseca entrevistó a Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica (vía telefónica) y a Luis Fernández, presidente de Asturias Laica.

Audio
Fuente

 

Lee el resto de esta entrada »


La soportable levedad, en democracia, de las ofensas a los sentimientos religiosos.

febrero 17, 2020

 

Resultado de imagen de la vida de brian crucifisión

Fotograma “La vida de Brian”, Monty Python

Miguel Presno, El derecho y el revés, 17 de febrero de 2020

Los medios de comunicación nos informaron que un juez ha acordado el procesamiento de Willy Toledo por haber escrito en su página de Facebook “Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y la virginidad de la Vírgen María” y “Me cago en la Vírgen del Pilar y me cago en tó lo que se menea”. Estas expresiones las publicó en el contexto de una opinión crítica sobre la apertura de juicio oral contra tres mujeres por la llamada“procesión del coño insumiso” pero el juez considera que pueden ser constitutivas del delito de ofensa a los sentimientos religiosos previsto en el artículo 525 del Código Penal español: “incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican. 2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna”.

Este artículo no incluye la blasfemia como una de las conductas típicas, pues no se castiga la ofensa al corpus doctrinal de una o varias confesiones pero, como señala el profesor Víctor Vázquez, sí puede afirmarse que, en gran medida, el precepto constituye un sucedáneo del viejo tipo penal de escarnio de la religión, cargado de subjetivismo, en el que es complicado determinar la existencia real de un daño y con la exigencia de probar un ánimo específico muy difícil de constatar en la práctica.

No obstante, y suponiendo que se pudiera constatar que una o varias personas se sintieron ofendidas y que la expresión se realizó con el propósito manifiesto de producir ese resultado, ¿es posible fundamentar constitucionalmente esa garantía penal de los sentimientos religiosos? Lee el resto de esta entrada »


Vía Crucis de los Abogados Cristianos

febrero 17, 2020

Willy Toledo, denunciado por Abogados Cristianos, deberá sentarse en el banquillo hoy a las 11:30  en el juzgado de lo Penal número 26 de Madrid  por unos comentarios que publicó en 2017 en Facebook en los que insultaba a Dios y a la Virgen

Willy Toledo durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

David Bollero, Público, 17 de febrero de 2020

“Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”.  Decir algo así, para los Abogados Cristianos, cuesta 22 meses de multa. Es lo que piden para Willy Toledo en el juicio que arranca hoy, para el que ya hay convocada una concentración en apoyo al actor y activista a las 11:00 horas de la mañana en la puerta de los Juzgados de lo Penal en Julián Camarillo 11 (Madrid).

No es la primera vez que escribo sobre este asunto, porque hace años que arrancó este homenaje al esperpento de Valle-Inclán. Los Abogados Cristianos nos tienen demasiado acostumbrados a su ridículo. Han perdido tantas causas imposibles que ya ni tenemos agujetas de tanto reír, lo que no quita para que ver el modo en que consumen los limitados recursos de la Justicia sea intolerable.

Pareciera que este grupo ultracatólico quisiera resucitar, por la gracia de Dios, una nueva Inquisición, precisamente, en uno de los momentos más bajos de la Iglesia católica. Su pureza de espíritu y caridad cristianas son directamente proporcionales a los padres nuestros que ha rezado un servidor. ¿Verdad que les hemos visto llenar las redes sociales, incluso las calles, protestando contra el listado de casos de pederastia en el seno de la Iglesia? ¿Verdad que las querellas por este motivo se amontonan?

Si la Fiscalía no ve delito de odio en el hecho de que Rocío Monasterio hable de“manadas de menas” (menores extranjeros no acompañados) y los vincule a la inseguridad en las calles, ¿creen que debería elevarse a la categoría de delito las manifestaciones de Toledo? Es absurdo, tanto como el doble rasero que aplican estos sectores ultracatólicos en los que los Abogados Cristianos quiere ser punta de lanza y, de nuevo a este servidor, no le sirven ni para calzar una mesa coja. Lee el resto de esta entrada »


Cagarse en dios todavía es delito

febrero 14, 2020

Por Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

cross-1012485_1280-1024x768

Pixabay

Público, 14 de febrero de 2020

La blasfemia, en España, en pleno siglo XXI, es un delito. Muchos socialistas que hoy se indignan con el procesamiento de hoy a Willy Toledo o ayer al Gran Wyoming o Dani Mateo por cagarse en la cruz del Valle de los Caídos o por cagarse en la Virgen en una red social , fueron los mismos que, en el año 1995, promulgaron (con la abstención electoralista del PP) el Código Penal que tipifica la blasfemia como delito y algunas ministras que hoy se sientan en el banco azul , como Margarita Robles, fueron las mismas que celebraron la promulgación del Código Penal, al ritmo de salsa de Caco Sonante, en una fiesta hortera que organizó, en el Palacio de Parcent de la calle San Bernardo de Madrid, el entonces viceministro Belloch.

Ese código penal que celebraron, a ritmo de salsa, Belloch y Margarita Robles tuvo como resultado llenar las cárceles de presos, incluyendo a más de mil jóvenes que se negaron a realizar el servicio militar.

En realidad no había nada que celebrar y así lo hicimos público varias personas en un manifiesto, encabezado por Gonzalo Martinez-Fresneda, publicado en El País el 8 de junio de 1996,  donde denunciábamos el carácter reaccionario de ese Código Penal. Incluso, en algunos aspectos, en el Código Penal de 1995, se produjeron, en relación a la última reforma penal que realizó el franquismo en 1973, regresiones. Por ejemplo, mientras en la reforma del Código Penal franquista la blasfemia se circunscribía a los lugares y actos de culto, en el Código Penal de la democracia la blasfemia (ahora escondida bajo el término de “ofensas a los sentimientos religiosos”), se extendía a cualquier lugar o medio. Además, las penas por blasfemia en el Código Penal de la democracia son sorprendentes van de ocho a doce meses y la profanación (otro curiosísimo delito), en los artículos 523 y 524, incluso está más condenada que la blasfemia con penas de ¡seis meses a seis años!, dándose la paradoja que interrumpir el consejo de ministros tumultuosamente es más leve (son solo cuatro años) que interrumpir una misa católica (¡hasta seis años!!). Lee el resto de esta entrada »


Una propuesta alternativa de regulación de los delitos de expresión

octubre 25, 2019

La asociación GEPC propone sacar del Código Penal el delito contra los sentimientos religiosos

Imagen relacionada

25 de octubre de 2019

El Grupo de Estudios Política Criminal presentaba hoy en Madrid, tal y como recoge hoy El Diario.es, un documento en el que se propone la supresión de los delitos contra los sentimientos religiosos, una reforma de los delitos de provocación al odio y al terrorismo limitándolos a los casos en los que esa incitación sea pública y la despenalización de los delitos de injurias.

La Asociación GEPC, tal y como se recoge en su web, quedó constituida en 1989 “como un grupo permanente de trabajo dedicado a desarrollar e impulsar investigaciones y propuestas político criminales a partir de presupuestos progresistas”, y con el paso del tiempo “ha ampliado con el paso del tiempo su actividad a labores de promoción de sus propuestas en el debate ciudadano y en el ámbito político”

El Grupo, abierto a nuevas incorporaciones, lo constituyen “más de 150 penalistas con una doble procedencia, catedráticos y profesores permanentes de derecho penal de universidades españolas, y jueces, magistrados y fiscales activos en los diversos niveles de la jurisdicción penal española”

El documento presentado surge, como recogen en la presentación tras constatar que las sucesivas reformas del Código Penal han ido ampliando la protección de otros bienes jurídicos en detrimento de la libertad de expresión: “La actual regulación de los delitos que colindan con la libertad de expresión dentro de nuestro Código Penal es fruto de una sucesión de reformas en las que paulatinamente se ha ido ampliando la protección de otros bienes jurídicos en menoscabo de aquélla. Dichos cambios se enmarcan en un escenario político criminal en el que ha primado la seguridad pública sobre las libertades personales, cuya protección se subordina en todo caso”…

Documento

Lee el resto de esta entrada »


22 países europeos ya no castigan como delito ni la blasfemia ni la ofensa a los sentimientos religiosos

octubre 30, 2018

Los irlandeses decidieron, en un referéndum, despenalizar la blasfemia. De los 47 países del Consejo de Europa, en 25 está penalizada la blasfemia o la ofensa a los sentimientos religiosos, mientras que en 22 no es delito

En España, el delito de ofensa a los sentimientos religiosos se recoge en el artículo 525 del Código Penal con el concepto de “escarnio” que, según explica Joaquín Urías, “es un delito de blasfemia típico europeo”

El blasfemo lapidado, Gerard Hoet y Abraham de Blois (ilustración de Figuras de la Biblia)/ Fragmento

En nuestro país el delito de ofensa a los creyentes está recogido en el artículo 525 del Código Penal. Las negociaciones llevadas a cabo entre Unidos Podemos y el Gobierno de cara a los Presupuestos de 2019 incluyó entre los acuerdos la modificación de los artículos del Código Penal que hacen alusión a los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias a la corona, y recientemente el Congreso aprobó la tramitación de una Proposición de Ley en ese sentido presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

En estos días en Irlanda, país de manifiesta tradición católica, aprobó en referéndum la despenalización de la blasfemia.

InfoLibre recoge en un reportaje de Lara Carrasco la situación del delito de blasfemia en los países del Consejo de Europa, donde en 25 aún, como en España, se mantiene tipificado el delito.

Lara Carrasco, InfoLibre, 30 de octubre de 2018

Los irlandeses ya pueden hacer en público cualquier comentario ofensivo hacia la religión sin ser penalizados por ello. Así lo decidió el 69% de las personas que participaron en el referéndum que tuvo lugar este sábado y que decidió retirar de la constitución el delito de blasfemia. Acordaron, de este modo, eliminar el artículo 40.6.1 (i) de su Carta Magna, que definía la blasfemia como “algo que es abusivo o insultante en relación con asuntos considerados sagrados por cualquier religión y que por tanto causa indignación entre un amplio número de fieles”. La Ley de Difamación de 2009 completó el marco legal, haciendo de la blasfemia un crimen punible con una multa de 25.000 euros. Lee el resto de esta entrada »


Aceptada la tramitación de la PL para despenalizar las ofensas a la religión y las injurias al rey

octubre 23, 2018

Alberto Garzón defiende en el Congreso la PL Presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea

23 de octubre de 2018

El Pleno del Congreso de los Diputados aceptaba esta tarde la toma en consideración para su debate posterior de la Proposición de Ley Orgánica de reforma de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal para la protección de la libertad de expresión, que presentó el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea. Distintos grupos anunciarían también la introducción de enmiendas en el debate posterior.

La proposición fue defendida por el diputado de IU Alberto Garzón, y apoyado por todos los grupos a excepción de Foro, UPN, Ciudadanos y PP:  178 votos más dos telemáticos a favor de la tramitación, 166 en  contra.

Orden de intervención:

A la intervención de Garzón le siguieron las de Isidro Martínez Oblaca, (Foro) que anunciaría su rechazo, tal como lo haría Carlos Salvador Armendáriz de UPN. Siguen las intervenciones a favor de Enric i Bataller (Compromís), Lourdes Ciuró (PDCat), Mikel Legarde (GV (EAJ-PNV) y Carolina Telechea (GER).

José Ignacio Prendes (GCs) anunciaría el rechazo de su grupo, mientras Gregorio Cámara (PSOE) manifestaría el apoyo y la introducción de enmiendas. Cerraría el debate Leopoldo Barreda de los Ríos (GP), que señalaría la posición en contra de la tramitación de la PL.

Vídeo
Fuente: Congreso de los Diputados

Lee el resto de esta entrada »