IU propone elaborar un inventario en Aller de los inmuebles de todas las confesiones religiosas para cobrar el IBI a edificios no dedicados al culto

febrero 11, 2020

También propone instar al Gobierno de España a “una revisión de los Acuerdos del Reino de España con la Santa Sede”

Resultado de imagen de Ayuntamiento de Aller

C.M. Basteiro, La Nueva España, 11 de febrero de 2020

El grupo de Izquierda Unida de Aller propone la elaboración de un censo de los bienes de la Iglesia en el concejo para cobrar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a los edificios no dedicados al culto. El concejal Pablo Pérez destacó ayer que “la regla básica de un sistema fiscal justo es que toda la ciudadanía, entidades y empresas tienen que contribuir al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica”.

Regla que no se cumple si sigue esta salvedad -la de no pagar el IBI por sus bienes- para la Iglesia. El municipio vecino de Lena fue el primero en elaborar un inventario aunque, finalmente, no procedió al cobro del impuesto porque supondría escasos ingresos frente a una larga y densa tramitación que incluía la revisión de un acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno central, firmado a finales de los años setenta.

“Estamos ante un acuerdo heredado entre la Iglesia Católica y el Gobierno, que es claramente discriminatorio y genera situaciones de clara competencia desleal en el ámbito económico”, afirmó Pablo Pérez. Se concreta, añadió el concejal, “en un marco legislativo que imposibilita a los ayuntamientos recaudar el IBI a entes religiosos”. Hay un matiz importante, señala Pérez, que no se está teniendo en cuenta. “Esta exención solo está referida a las finalidades vinculadas al culto o la asistencia social”. Lee el resto de esta entrada »


El lío inmobiliario entre el cura ‘revolucionario’ del Opus y las monjas youtubers

febrero 11, 2020

José Pedro Manglano ha revolucionado la Iglesia y el Opus Dei con su asociación de jóvenes Hakuna. Su expansión le ha llevado a comprar un convento en La Rozas

José Pedro Manglano, líder de la asociación de fieles Hakuna

Dani Domínguez, La Marea, 11 de febrero de 2020

Dentro de la mítica discoteca Joy Eslava, en pleno centro de Madrid, el ambiente es el mismo que en cualquiera de los conciertos que se celebran cada semana. Es 2017, los jóvenes corean las canciones,tocan las palmas al ritmo de la música, graban con el móvil, beben, gritan a los artistas. Sin embargo, en cierto momento, los músicos piden a una persona que suba al escenario. Y ahí aparece él, vestido de negro y ataviado con su alzacuellos blanco. Es el sacerdote José Pedro Manglano, más conocido como ‘Josepe’, el artífice de todo lo que está sucediendo allí.

Manglano, sacerdote del Opus Dei en la parroquia de San Josemaría Escrivá, en el municipio madrileño de Aravaca, es el líder de la asociación de fieles Hakuna, un movimiento apostólico dirigido principalmente a jóvenes. La asociación primero fue un grupo de música religiosa llamado Hakuna Music Group, con un tinte muy actual, que en octubre de 2017 adquirió personalidad jurídica privada y fue reconocida por el arzobispo de Madrid Carlos Osoro. En la actualidad, la banda tiene casi 20.000 oyentes mensuales en Spotify, donde cuenta con tres discos, y un canal de YouTube con más de 8.000 suscriptores.

Pero Hakuna es mucho más que música. Tal y como explican en su web, la asociación imparte charlas y ofrece diferentes escapadas a las que denomina compartiriados –el nombre que dan a los voluntariados–, revolcaderos o God Stops –paradas de fin de semana–. Encuentros mixtos y dirigidos principalmente a jóvenes, lo que ha supuesto una revolución en la Iglesia y, sobre todo, en el Opus Dei. Ellos mismos lo dicen: “Bienvenido a la Revolución”. Lee el resto de esta entrada »


Hacienda tomará medidas contra la opacidad fiscal de las entidades religiosas tras ver el informe del Tribunal de Cuentas

febrero 10, 2020

La Agencia Tributaria atenderá la recomendación de cambiar el modelo de declaración de Sociedades para la “detección informática de riesgos fiscales”

Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española el pasado mes de septiembre,

Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española el pasado mes de septiembre / EP

Ángel Munárriz, InfoLibre, 10 de febrero de 2020

Aunque el Tribunal de Cuentas aún no ha aprobado el informe que pone de relieve el descontrol del dinero público dedicado a la Iglesia católica y sus múltiples organizaciones, o que estas no están obligadas a pagar gracias a las exenciones fiscales, ya empiezan a verse consecuencias de la auditoría. La Agencia Tributaria ha confirmado a infoLibre, que adelantó las conclusiones provisionales del órgano fiscalizador [ver aquí y aquí], que atenderá la recomendación del Tribunal de Cuentas de cambiar el modelo de declaración del Impuesto de Sociedades. “La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) tomará en consideración la recomendación, de manera que puedan consignarse los datos esenciales de la memoria económica y de esta forma se cuente con una mayor información para la detección informática de riesgos fiscales”, señala.

El Tribunal de Cuentas, en sus conclusiones provisionales, recomienda esta reforma para arrojar luz sobre cuáles son las justificaciones para la aplicación de exenciones a entidades religiosas. “Sería conveniente que la Agencia instara la modificación del modelo de declaración del Impuesto de Sociedades a fin de que pudieran consignarse los datos esenciales de la memoria y justificativos de la aplicación del régimen de exenciones y beneficios fiscales, así como que pudieran identificarse las entidades religiosas menores incorporadas en la declaración de una entidad eclesiástica superior”, señala el Tribunal de Cuentas en sus conclusiones.

El órgano fiscalizador, que aún no ha aprobado el informe definitivo, señala que las entidades obligadas a presentar la declaración del Impuesto de Sociedades están a su vez obligadas a “presentar una memoria económica con el contenido legalmente establecido acerca de sus ingresos y gastos y su destino”. Y aquí detecta deficiencias. “Únicamente se presentaron 149 memorias económicas. La falta de presentación de la memoria económica es muy generalizada […]. Además, las memorias no tienen un formato estandarizado y se han observado casos en los que la información no estaba completa y otros en los que no estaba firmada por el representante legal”.

Escasas obligaciones Lee el resto de esta entrada »


El Tribunal de Cuentas cuestiona que la Iglesia pueda financiar a TRECE y seguir recibiendo dinero del IRPF

febrero 9, 2020

“El destino de eventuales superávits en la liquidación de asignación tributaria debería ser objeto de acuerdo entre la Iglesia y el Gobierno”, recomienda el informe presentado, que denuncia cómo “la existencia de superávit no está prevista” en los Acuerdos Iglesia-Estado

El Tribunal de Cuentas cuestiona que la Iglesia pueda financiar a TRECE y seguir recibiendo dinero del IRPF

Jesús Bastante, Religión digital, 9 de febrero de 2020

La Iglesia no sólo no informa convenientemente del destino de sus fondos, sino que utiliza parte del superávit recibido a través del IRPF a financiar “una sociedad mercantil”, como TRECE, a la que cedió en los últimos dos años 20 millones de euros procedentes de la casilla de la Renta. Esta es una de las conclusiones del informe preliminar del Tribunal de Cuentas sobre la fiscalidad de la Iglesia, solicitado por el Gobierno y que parece configurarse como uno de los ejes del futuro de las relaciones Iglesia-Estado en España.

De hecho, el borrador pone en cuestión la legalidad del uso que la Conferencia Episcopal hace del dinero recibido a través del IRPF, en especial del superávit (19,3 y 15,9 millones en los dos últimos ejercicios) que dedicó, según confiesa la memoria episcopal, 20 millones a “aportación de fondos propios a 13TV” (hoy TRECE), la televisión propiedad de la Conferencia Episcopal.

El dinero de la Renta está pensado para sostener la actividad de la Iglesia, no para alimentar sus negocios Lee el resto de esta entrada »


Los obispos ingresan por inversiones, alquileres y negocios 94 millones anuales

febrero 3, 2020

A lo recaudado se suma el ‘Fondo de Reserva’, que los obispos utilizan para sus inversiones de parte de los fondos derivados del IRPF. Parte de dicho fondo financia TRECE

inversiones obispos

Los obispos, reunidos en su Asamblea Plenaria anual. Foto: Conferencia Episcopal

Javier Otero, Moncloa / Jesús Bastante Religión Digital, 3 de febrero de 2020

Los negocios e inversiones de las diócesis españolas ofrecen una alta rentabilidad. Los obispos logran recaudar por sus inversiones financieras, alquileres de inmuebles y otras actividades económicas 94 millones de euros al año. Estas cifras las alcanzan cuando están a punto de sentarse con el Gobierno para tratar sobre qué edificios podrán seguir beneficiándose de la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La diócesis que consigue unos ingresos más altos por los rendimientos de su patrimonio es, con gran diferencia, Toledo, que casi alcanza los 12 millones de euros. Once de ellos son por actividades económicas, mientras que ingresa 241.000 euros por alquileres de inmuebles y 283.000 como ingresos financieros. Esta cifra es excepcional, como lo es el hecho de que suponga más de la cuarta parte del total de sus ingresos.

En las últimas cuentas presentadas por el episcopado, a la diócesis de Toledo le siguen las de Cádiz y Córdoba, que consiguen ingresar 5,1 y 4,8 millones de euros respectivamente como rendimientos de su patrimonio. Estas se encuentran incluso por encima de las de ciudades más grandes, como las diócesis de Barcelona, que alcanza los 3,2 millones de euros; Madrid, que llega a 2,7 millones; Sevilla, que ingresa 2,2 o Valencia, que ingresa por este concepto 2,1 millones de euros al año. Lee el resto de esta entrada »


El Tribunal de Cuentas destapa por primera vez el descontrol del dinero público que recibe la Iglesia

enero 31, 2020

La auditoría, a cuyas conclusiones provisionales ha accedido infoLibre, desvela un desfase de 300.000 euros en la última memoria económica de la Iglesia

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez. /Europa Press

Ángel Monárrez, InfoLibre, 31 de enero de 2020

El informe de fiscalización, todavía pendiente de aprobación por el pleno, desvela tanto la opacidad de la Iglesia como la inacción del Estado

El Tribunal de Cuentas ya tiene un primer examen a la Iglesia católica. El resultado provisional de la histórica auditoría, que ya está en manos de los miembros del pleno de la institución, es un duro revés para el privilegiado estatus económico de la milenaria institución, así como para el Estado por su permisividad y escaso control. El texto, que todavía puede experimentar alteraciones antes de su aprobación, obliga a cambios en la relación entre el poder político y la Iglesia.

El proyecto de informe de fiscalización, a cuyas conclusiones ha tenido acceso infoLibre, pone de manifiesto cómo la Iglesia utiliza con opacidad el dinero público que recibe y las ventajas fiscales de las que disfruta. Los controles flaquean. Del informe, que llega a pedir al Gobierno que ponga medidas para garantizar que no se incumplen las leyes europeas contra las “ayudas de Estado”, se extraen un puñado de conclusiones demoledoras: Lee el resto de esta entrada »


Los privilegios que la Iglesia no quiere perder

enero 26, 2020

La institución episcopal mantiene aún privilegios en educación, tributos, financiación y registro de inmuebles 40 años después de su separación formal del Estado.

Visita del rey a la Conferencia Episcopal. / CONFERENCIA EPISCOPAL

Visita del rey a la Conferencia Episcopal. / CONFERENCIA EPISCOPAL

A. Moreno, Público, 26 de enero de 2020

La Constitución de 1978 representó de facto por primera vez en la historia de España la separación Iglesia-Estado, con el único paréntesis frustrado de la II República. Hasta entonces, durante al menos ocho siglos, la institución eclesiástica había sido un organismo incrustado en las entrañas del poder civil, que había asumido el catolicismo como religión oficial hegemónica. Esa realidad permitió a la Iglesia disfrutar de privilegios cuasi omnímodos en todos los órdenes sociales, políticos, económicos, jurídicos o educativos.

La Transición puso formalmente punto final a un sistema confesional incompatible con un Estado moderno, pero toleró a la jerarquía episcopal ventajas y prerrogativas, que hoy son discutidas por amplios sectores sociales y políticos. De hecho, los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede fueron firmados el 3 de enero de 1979, apenas cinco días después de la ratificación de la Constitución, sometida a consulta popular el 6 de diciembre de 1978. Es decir: fue un Gobierno no constitucional quien diseñó y suscribió un acuerdo internacional de la trascendencia del suscrito con el Vaticano. Es evidente que la UCD se apresuró a amarrar ciertos privilegios eclesiásticos antes de que las elecciones de marzo de 1979 dictaran una aritmética parlamentaria menos complaciente con la Iglesia.

Las prerrogativas que la institución católica logró conservar en aquel acuerdo son muchas y notables. Empezando por una de singular calado histórico: el rey y jefe de Estado está obligado a jurar (no a prometer) la Carta Magna. No es un detalle menor en un país construido sobre la alianza centenaria entre el altar y el trono. Pero la Iglesia dispone de más prebendas.

Aquí reseñamos las más importantes:

La financiación y la casilla del IRPF Lee el resto de esta entrada »