Caídos por Dios, por España y por el relato franquista

mayo 13, 2022

Un ensayo investiga cómo la dictadura utilizó a sus muertos en la Guerra Civil para crear la primera memoria histórica en las cruces de estética imperial

Entrada de acceso a la basílica del Valle de los Caídos, en San Lorenzo de El Escorial / RAFAEL BASTANTE – EUROPA PRESS (EUROPA PRESS)

____________

Paco Cerdá, El País, 13 de mayo de 2022

En el principio fue la cruz. De piedra eterna, de estética imperial, de tamaño colosal. Y adosadas a ella, seis palabras: “Caídos por Dios y por España”. Así labró la dictadura el mito que forjaría la memoria colectiva del homo franquista. Y nada sucedió por casualidad. Ni el símbolo, ni el lema, ni el material, ni la estética, ni los lugares donde se emplazaron esas cruces con aroma a muerte. Unas cruces que hilvanaron el relato franquista con un material más duradero que la piedra: el sentimiento místico de que los muertos —de un solo bando— seguían “¡presentes!” junto a los supervivientes de la guerra para levantar una España nueva.

Ese mundo de ayer con ecos actuales lo reconstruye el historiador Miguel Ángel del Arco Blanco en Cruces de memoria y olvido (Crítica), el primer ensayo sobre la función primordial que desempeñaron los monumentos a los caídos. Un descenso a la España negra de posguerra. Al país con alacenas vacías, ráfagas en el paredón y unas viudas enlutadas y otras rapadas. Un viaje simbólico que asienta una idea: la memoria dice poco del pasado, mucho del presente y todo del futuro deseado.

El fenómeno empezó pronto. No hubo ritual en el funeral del joven Emeterio Estefanía, primer caído del bando franquista en la noche del golpe de Estado contra la República. Sin embargo, en agosto del 36 todo cambió. Primero se engrandeció a quienes daban “su vida por España”. Luego se apuntó a Dios. Y ya en octubre del 36, una esquela de El Diario Palentino sobre el funeral de Luis Ferrer de Yarza, teniente de artillería muerto, enalteció al fallecido como “Mártir de la Religión y de la Patria”. El mito de los caídos había nacido. Y hacía converger las dos almas de los sublevados: el catolicismo de monárquicos y carlistas con el nacionalismo de Falange. Una entente cordiale: Caídos por Dios y por España. Caídos –también– para sustentar un relato que el franquismo iba a dirigir y explotar hasta la extenuación.

Lee el resto de esta entrada »

¿Eugenesia católica en el franquismo? Así se medicalizó el embarazo para «mejorar la raza»

abril 30, 2022

Los investigadores concluyen que el proyecto se centró en los cuerpos de las mujeres más que en los aspectos morales o ideológicos y contribuyó al proceso de medicalización del embarazo y del parto durante las décadas centrales del siglo XX

_____________

M. Alarcón / Borja Campoy, El Periódico, 30 de abril de 2022

Durante el franquismo, el control del cuerpo y de la reproducción de las mujeres se convirtió en una herramienta esencial de la biopolítica. Esta es una de las conclusiones de un artículo del profesor de Historia de la Ciencia de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Ramón Castejón Bolea, y de la investigadora del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología y Patrimonio Histórico de la Universidad de Alicante (UA), María Teresa Riquelme Quiñonero.

El estudio publicado en la revista História, Ciencias, Saude-Manguinhos(1) investiga la presencia de ideas y prácticas eugenésicas durante las décadas de 1930 a 1950, en torno al problema sanitario de la sífilis en mujeres embarazadas y la sífilis congénita en España. Asimismo, analiza el papel de Auxilio Social en la implantación de la vigilancia prenatal durante el embarazo y en el proceso de institucionalización y medicalización del parto.

Lee el resto de esta entrada »

España 1936: El culto a los muertos en la Propaganda de Guerra, por Lucio Martínez Pereda

abril 21, 2022

La plena identificación entre discurso religioso y discurso patriótico, contribuyeron a reforzar los lazos da comunidad nacional y fueron imprescindibles para construir un apoyo social mayoritario entre la población de las provincias franquistas. 

 Funeral del coronel Alfonso Beorlegui Canet celebrado en Pamplona. 1936 / Fuente

___________________

Lucio Martínez Pereda, Nueva Revolución, 21 de abril de 2022

Las muertes de los soldados en la guerra son desde tiempos remotos un problema, no solo práctico -reducen los efectivos y la capacidad operativa del ejercito- sino también un problema intangible que perjudica la moral de victoria y el ánimo combativo. Mitificar la muerte mediante una realidad trascendente que la gratifique -causa nacional o religiosa- da como resultado, si se encuentra el relato mitificador adecuado, un efecto contrario: la provisión de nuevos soldados que no rehuirán la muerte si a cambio la comunidad les otorga la condición de héroes de la patria.

El régimen franquista, al igual que el resto de los regímenes anti democráticos que se extendieron por la Europa del período de entreguerras mostró un gran interés por desarrollar estrategias de propaganda de masas. La movilización de masas es uno de dos trazos que definen la cultura política de los regímenes totalitarios europeos de los años 30. Desde el comienzo de la guerra civil la propaganda patriótica-religiosa fue empleada por los alzados en armas contra la república para movilizar a la población de la retaguardia y sumarla al empeño colectivo de la victoria bélica.

Lee el resto de esta entrada »

Años de sotanas

febrero 13, 2022

Introducir en una mente infantil la idea de la eternidad y del infierno es una perversión que ahora nos parece imperdonable, pero que antes formaba parte de la educación cotidiana

MADRID, ESPAÑA – MAYO DE 1959: Interior del recién inaugurado Instituto Juan de la Cierva en el barrio madrileño de Acacias. En la imagen: Un religioso bendice las aulas del instituto / Archivo Europa Press

Antonio Muñoz Molina, El País, 13 de febrero de 2022

Quien no conoció aquellos tiempos no puede imaginar el poder que los curas ejercían sobre las vidas de casi todo el mundo, mayor cuanto más indefensas estaban las personas sometidas a ellos. Los abusos sexuales eran la consecuencia extrema de un permanente abuso político y social, una atmósfera irrespirable de tiranía eclesiástica. Cuando yo era niño se nos enseñaba que si veíamos a un cura por la calle había que acercarse respetuosamente a él y besarle la mano. Las sotanas de los curas eran tan omnipresentes en los actos oficiales como las camisas azules, los uniformes militares, los correajes y los tricornios de la Guardia Civil. Desde que teníamos seis años debíamos asistir a la catequesis obligatoria, que nos preparaba para la Primera Comunión. A los siete años ya se nos adoctrinaba sobre el pecado, el remordimiento, la culpa, el castigo sin fin de los condenados al infierno.

En las paredes de algunas iglesias había cuadros ennegrecidos en los que se veía a los réprobos ardiendo entre las llamas. Un recurso clásico del padre catequista era encender una cerilla o una vela y pedirte que acercaras un dedo a ella: lo apartabas, claro, al instante, y él afablemente se recreaba en comparar ese dolor tan breve, que sin embargo no habías podido soportar, y la duración eterna y literal que tendría si por tus pecados te condenabas para siempre.

Lee el resto de esta entrada »

Las Santas Misiones de la Iglesia Católica para recatolizar a los españoles en el franquismo

febrero 3, 2022

___________

__________________________

Cándido Marquesán Millán, Nueva Tribuna, 3 de febrero de 2022

Existen muchos hechos de la dictadura franquista desconocidos lamentablemente para gran parte de la sociedad española. Si los conociera dudo mucho que pudiera votar a determinadas fuerzas políticas, que no condenan el franquismo. Para corregir este déficit están los historiadores comprometidos y de trabajo independiente, aunque muchas veces su labor no solo no es apoyada por los medios, sino que es boicoteada.

Hoy me referiré a un conjunto de actividades desarrolladas en esta época tan tenebrosa, como fueron las Misiones de la Iglesia católica. Actividades muy importantes en el apoyo y legitimación de la dictadura. Mi primer conocimiento de ellas ha sido gracias al libro de Fernando Sanz Ferreruela de la Universidad de Zaragoza, Catolicismo y cine en España (1936-1945). Profundizando en el tema he conocido el artículo de María Silvia López Gallego, de la Universidad de Valladolid, La difícil relación de la Iglesia y la organización sindical española durante el primer FranquismoLa creación de la asesoría eclesiástica de sindicatos (1944-1959). También he consultado el libro ya clásico de William J. Callaham, La Iglesia católica en España (1875-2002). Y el artículo de Francisco Bernal García de la Universidad de Sevilla, titulado Restaurando el pueblo de Dios en la España franquista. Las misiones de la Asesoría Eclesiástica de Sindicatos, 1949-1972. Y accesible en la Red.

Una descripción muy completa de las Misiones de la Iglesia católica es del artículo espléndido y para mí un auténtico descubrimiento de Francisco Bernal, al que le tomo la licencia de exponer los aspectos fundamentales, con algunas otras aportaciones de la bibliografía citada. Le doy la enhorabuena por su trabajo y que creo que merece la pena ser conocido por la sociedad española.

Lee el resto de esta entrada »

De la Guerra del Crucifijo al Pin Parental: la extrema derecha española contra la Escuela Laica

diciembre 6, 2021

Las reposiciones de crucifijos también se transformaron en oportunidades para hacer propaganda del levantamiento en armas contra la legitimidad republicana: los antipatriotas, seguidores del materialismo marxista, habían intentado imponer una Escuela Sin Dios.

______________________________

Lucio Martínez Pereda, Nueva Revolución, 6 de diciembre de 2021

El precedente histórico de la campaña del Pin Parental organizada a finales del verano del 2019 por Hazte Oír y vox se sitúa en la II Republica, en la Guerra de los Crucifijos. Desde que el nacional catolicismo se constituyó- hace ya casi un siglo- en el principal elemento ideológico de la derecha reaccionaría española, la pérdida del control doctrinal sobre la Escuela se ha convertido en una de sus principales preocupaciones. Aunque el Pin Parental no sea explícitamente una cuestión religiosa, indirectamente lo es, ya que se ampara en el supuesto derecho de los padres cristianos a intervenir en la educación sexual de los hijos para evitar que esta se aleje de los principios morales de la religión católica. Una cuestión sobre la que la Iglesia mantiene una postura beligerante que le lleva a no aceptar el control del estado sobre el la totalidad del currículum educativo.

Lee el resto de esta entrada »

Un día perdón y otro, misas franquistas

noviembre 17, 2021

Manifestación franquista en una imagen de archivo

_______________________________

David Bollero, Público, 17 de noviembre de 2021

Todo indica que el próximo 20 de noviembre (20-N) volveremos a presenciar un desfiles de fascistas despreciables homenajeando al dictador asesino que fue Franco. Lo harán, además, en varias Iglesias, algo que desde la Conferencia Episcopal Española (CEE) no ven con malos ojos porque, según sus responsables, sólo «son misas». Lo hace un día después de que su máximo responsable, Juan José Omella, haya pedido perdón públicamente por, entre otras, las «inconsistencias internas» y la «corrupción» en el seno de la Iglesia. Cínicos.

El argumento esgrimido desde la CEE tiene el mismo peso y coherencia que el perdón de un día atrás: ninguno. «Se pueden celebrar eucaristías con una sola condición, que esa persona haya fallecido. En esa celebración se pide a Dios por las almas de todos los difuntos», esgrimen los obispos, obviando que las misas del 20-N se celebran «por el alma de Francisco Franco y todos los Caídos por Dios y por España», evidenciando el tufo fascista del asunto. ¿Caídos por Dios y por España?  ¿Dónde están los curas de bien? ¿Dónde se meten los obispos decentes, que den un paso al frente, más allá de hacerlo cuando ven peligrar sus bolsillos por la necesaria erradicación de la Educación concertada?

Lee el resto de esta entrada »

El Patronato de Protección a la Mujer para las redención de las «rojas y desviadas mujeres republicanas» (y que sobrevivió al franquismo)

noviembre 8, 2021

Historia de un genocidio. Patronato de Protección a la Mujer

Pilar Primo de Rivera, Rosario Velasco, jefe del departamento de arte y Decoración del Servicio Central de cultura y Clara Stauffer, auxiliar central de Prensa y Propaganda. / EFE

___________________________

María Toca Cañedo, La Pajarera Magazine, 8 de noviembre de 2021

Nos ha sorprendido que entre las innumerables investigaciones sobre Memoria Democrática se hayan dedicado muy pocas al siniestro estamento que se ocupaba de las “descarriadas” mujeres que no se ajustaban a la norma nacional católica. Sesgo fundamental del franquismo fue, sin duda, el carácter patriarcalizado, al modo fascista italiano o al nazi alemán, de toda la ideología que confabularon los gobernantes  con el fin de formar a la nueva mujer nacida del golpe de estado y de la guerra civil.

Para el franquismo y la ideología nacional católica había dos clases de mujeres, las decentes, que eran sumisas, calladas, dulces, buenas esposas, madres amantísimas de patriotas, su función era procrear, cuidar a la familia y procurar al varón una vida cómoda y fácil, tal como en 1940 estipulaban las normas creadas por la Sección Femenina y que eran grabadas a fuego en las mentes de las jóvenes mujeres de entonces y las otras. En este apartado de las otras estaban las rebeldes, las rojas, las independientes, las estudiadas, las alegres, las que confraternizaban con el varón y lo miraban de frente, las que se dejaban abrazar o besar o acariciar, las que bailaban un poco juntas, las lesbianas, las artistas. En conclusión, las que sentían la vida como un don y no como un castigo a expiar. Todas esas otras, eran las putas. Había que reformarlas, enderezarlas, ponerlas en el buen camino…o eliminarlas.

Lee el resto de esta entrada »

Si no rezas tus hijos no comen: violencia estructural en el franquismo

noviembre 2, 2021

La relación entre hambre y hábitos religiosos fue manejada como herramienta de violencia estructural para doblegar voluntades

Cárcel de Ventas / Hernández Holgado

______________________

Lucio Pereda, Nueva Revolución, 2 de noviembre de 2021

El ofrecimiento de alimentos fue un elemento de coacción usado con las madres republicanas encarceladas para forzar la administración de sacramentos.

Recientemente la jueza titular del Juzgado Penal de 2 de Mataró ha pedido al Gobierno que tipifique la violencia económica como modalidad de violencia machista. La magistrada, refiriéndose a un hombre que no pasaba la pensión alimenticia de sus hijos a su exmujer, argumentaba la necesidad de incluir en las leyes esta violencia en los siguientes términos: «la violencia económica se lleva a cabo controlando el acceso de las mujeres a los recursos económicos”

Aunque la jueza no se refiera a ella expresamente, estaríamos ante lo que desde hace tiempo las ciencias sociales denominan violencia estructural. En los códigos legales la violencia se reduce a la condición exclusiva de daño físico, un daño practicado por un cuerpo y sus instrumentos contra otro cuerpo. La violencia estructural, en cambio, es un daño incorpóreo contra la satisfacción de las necesidades básicas que garantizan la supervivencia, pero también la identidad, la libertad y la expresión. Para los marxistas, este tipo de violencia, es el resultado de un proceso de desposeimiento en el acceso a los recursos producido por la estratificación social, un proceso siempre resuelto a favor del grupo que ocupa la posición social dominante.

Lee el resto de esta entrada »

Beatificación versus República

octubre 18, 2021

Por Miguel Santiago

________________

Miguel Santiago, El Portal de Andalucía, 18 de octubre de 2021

El Vaticano ha beatificado, ayer 16 de octubre, a 127 sacerdotes, seminaristas, religiosos y laicos asesinados durante la “persecución religiosa en España”, como aparece en los carteles editados por el obispado de Córdoba, entre 1936 y 1939. Una lápida en el trascoro de la catedral cordobesa recuerda a los sacerdotes “ejecutados” en 1936.  El acto, presidido por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, fue en la Mezquita-Catedral de Córdoba. La apertura de esta causa de beatificación tuvo lugar en 2010 presidida por Juan José Asenjo, anterior obispo de la diócesis cordobesa. En palabras de Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, estos mártires suponen el “amor a Jesucristo hasta la muerte y perdón a los enemigos. De los verdugos no nos acordamos nada más que para perdonarlos. Fueron sus mejores hijos y ejemplo de vida cristiana para el mundo entero” (25-11-2020).

Como ciudadano y cristiano, me generó un gran malestar este acto organizado por la jerarquía católica que, sin pedir perdón por la complicidad manifiesta con el Golpe de Estado militar y la dictadura franquista sufrida durante cuarenta años, pretende lavarse la cara beatificando a 127 personas, asesinadas por la situación tan desgarradora ocasionada por la “guerra civil”, poniendo el acento en la persecución religiosa sufrida entre 1936-39.

He planteado una serie de preguntas-respuestas para mitigar el desasosiego y la indignación que dicho acto me provoca:

Lee el resto de esta entrada »