El Concordato, Franco y la autodeterminacion se cuelan en la campaña electoral

octubre 31, 2019

Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo.

26O: Los asistentes al acto de Falange realizan el saludo fascista en el Ateneo de Madrid / Fuente

Antonio Gómez Movellán, Público, 31 de octubre de 2019

En las últimas semanas se ha hablado mucho en nuestro país de la reasignación de los símbolos. La exhumación de la momia de Franco, en medio de una retrasmisión televisa con cierto olor a naftalina ha concitado, por un lado, la alegría de todas las personas que sufrieron la represión franquista y por otro, la incomodidad de una derecha española que nunca ha roto su cordón umbilical con el franquismo. Ha sido Nicolás Sánchez de Albornoz quien ha puesto los puntos sobre las ies sobre el futuro del monumento nacional católico: “tengo la esperanza de que un día al mirar la gran cruz, ésta haya desaparecido”.

En España los símbolos del franquismo se han mantenido durante más de cuarenta años y todavía muchos persisten por aquí o por allá. Por ejemplo, en la ciudad de Santander la estatua ecuestre de Franco presidió la plaza central de la ciudad desde el año 1964 hasta el año 2009 y con la aquiescencia explicita de todos los partidos políticos de la ciudad. La realidad es difícil de explicar, pero en España, tras la muerte de Franco, se produjo una reforma, lo que se vino en denominar transición, que fue dirigida por los capitostes del régimen franquista en un contexto de fortísimas movilizaciones sociales. En cierta forma la Constitución española de 1978 tiene, como dice Pérez Royo, más de Carta otorgada que de Constitución radicalmente democrática. La transición española requiere de una urgente revisión histórica y de su desmitificación y el régimen surgido de ella de un reseteo que abra la vía a cambios políticos y constitucionales profundos. El resultado de estas elecciones de 10 N determinará, en gran medida, si se avanza en un sentido de ruptura o bien se consolida un bipartidismo monárquico que ya no cabe en sus costuras.  Desde luego, las reformas que se puedan emprender necesitarán de una fuerte presión popular. Lee el resto de esta entrada »


Pozu Fortuna 2019 / Homenaje a los represaliados del franquismo y reconocimiento a la lucha de dos mujeres, Carmen García Pellón y Anita Sirgo

octubre 27, 2019

Asturias Laica estuvo presente en el acto de homenaje y participó en la ofrenda floral

Ofrenda floral en el Pozu Fortuna / Aníbal Vázquez, alcalde de Mieres, Luis Fernández,  presidente de Asturias Laica

27 de octubre de 2019

En el año 1936 el Pozu Fortuna se estaba profundizando. Apenas se llevaban 40 metros de caña cuando estalló la guerra civil lo que hizo que se pararan los trabajos y que, por consiguiente, las aguas subieran varios metros de altura.

Durante la guerra civil y la posguerra, desde octubre de 1937  hasta los años 40, se utilizó el Pozu Fortuna como fosa común, donde fueron arrojados cientos de ciudadanos. Un tiempo más tarde fue tapado con escombros mineros.

El Ayuntamiento de Mieres y la Asociación Memoria Histórica Asturiana inauguraron el 9 de octubre de 2005 el monolito del Pozu Fortuna, obra del artista turonés Juan Luis Varela. Homenaje a los cientos de personas allí enterradas. (Información grabada en piedra en la primera de las cinco placas -El Pozu Fortuna-La Guerra Civil- La Posguerra-La Represión-Los fugaos- que reciben a la llegada al Pozu Fortuna, en el Valle de Turón).

La fosa fue descubierta en 2003 y se convirtió en una de las principales fosas comunes del país durante la contienda y primeros años de la dictadura franquista. Testimonios recogidos hablan de como hasta el inicio de los 40 llegaban camiones procedentes de Mieres y de municipios próximos y arrojaban cuerpos al pozo, calculándose que allí se arrojaron entre 300 y 400 personas. El monolito que lo recuerda  se eleva sobre la misma caña del pozo.

Tras la colocación del monolito  en 2005, en 2006, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ya pudo convocar su primer acto público para honrar la memoria de quienes fueron asesinados

Homenaje 2019

Lee el resto de esta entrada »


Charla-Debate: “Los métodos de represión y los campos de concentración franquistas en Asturias”, Pablo Martínez Corral

octubre 25, 2019

25 de octubre de 2019

En torno a la exposición “Gijón en el silencio” de Pedro Izaguirre, (hasta el 31 de octubre en la Sala de exposiciones del Ateneo de La Calzada), organizadas por la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular, el Ateneo ha programado películas, documentales y charlas.

El jueves 24, sería el historiador Pablo Martínez Corral quien participaría con una charla-debate sobre métodos de represión y campos de concentración franquistas en Asturias. Los datos ofrecidos, a partir de investigaciones y testimonios orales, se centrarían, aunque no exclusivamente, a la zona de Avilés.

La charla dio pie a un animado e interesante coloquio con el que finalizaría el acto.

Audio charla Lee el resto de esta entrada »


La Santa Sede y España durante la guerra civil

octubre 2, 2019

Un artículo del historiador Santiago Navarro de la Fuente sobre el papel del Vaticano en la contienda española.

Mayo 1944 Franco con el nuncio Cicognani y el obispo de Madrid-Alcala, Eijo Garay en consagración monumento Sagrado Corazón

Franco, junto con el nuncio Cicognani y el obispo de Madrid-Alcala, Eijo Garay, consagran el monumento al Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles / Mayo 1944 / Fuente

Santiago Navarro, The Conversation, 2 de octubre de 2019

En 1936, la nunciatura apostólica en España se enfrentaba a un cambio de ciclo. La marcha del ya cardenal Federico Tedeschini ponía fin a un periodo de representación iniciado en 1921, todavía durante el pontificado de Benedicto XV. El fin de etapa coincidía también con la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero y con la crisis del posibilismo católico tras la derrota. Pero no fue el único cambio.

El auditor de la representación, Tito Crespi, se suicidó en abril. Lo hizo mientras marchaba a Roma en barco para reponerse de un severo trastorno depresivo. Eso provocó que Silvio Sericano fuese destinado a la nunciatura de Madrid. Aquella llegada fue la primera de las provisionalidades que marcaron la representación del Papa en España durante la Guerra Civil, como he estudiado en el libro La Santa Sede y la Guerra Civil.

La etapa de Sericano

Poco después del suicidio de Crespi, en junio, fue cuando Tedeschini marchó definitivamente a Roma. La nunciatura quedó entonces en manos de Sericano como encargado provisional de negocios. Su papel estaba en mantener la representación a la espera de la llegada del nuevo nuncio, Filippo Cortesi.

Durante el periodo que medió entre la salida de Tedeschini y el golpe de Estado de julio, Sericano demostró gran habilidad a la hora de defender los derechos de los católicos usando el ordenamiento jurídico democrático de la Segunda República, en una muestra de la tendencia que la Santa Sede parecía querer imprimir al nuevo periodo de sus relaciones con el gobierno español.

El golpe de Estado de julio y el comienzo de la guerra sorprendieron a una nunciatura a cargo de Sericano, que hubo de mantener la representación en calidad de encargado de negocios en aquellas circunstancias. Finalmente, Cortesi nunca llegó y en la Navidad de 1936 fue destinado a Polonia.

La condición provisional de la representación del Papa en España no sólo afectó a Sericano, sino que se proyectó también sobre los dos primeros representantes del pontífice ante el gobierno de los sublevados. Así, el cardenal arzobispo de Toledo Isidro Gomá fue representante confidencial y oficioso ante Franco entre la Navidad de 1936 y octubre de 1937. Lee el resto de esta entrada »


Así se puso la Iglesia de lado de Franco

septiembre 22, 2019

En contra de lo que aseguran hoy los revisionistas de la extrema derecha, documentos históricos como pastorales de obispos, cartas y grabaciones de radio prueban que la curia católica española tomó partido por los sublevados desde el primer momento

El cardenal Enrique Pla y Deniel, en compañía de jefes franquistas en Toledo

José Antequera, Diario 16, 22 de septiembre de 2019

Apenas dos meses. Ese fue el tiempo que tardó la Iglesia católica española en dar carta de legitimidad al golpe de Estado de Franco y bendecir la guerra civil como “cruzada nacional” contra la República. Sin embargo, 83 años después, la curia aún no ha pedido perdón por situarse de lado de unos sublevados cuya aventura costó un millón de muertos y sangrientas tropelías y crímenes contra la humanidad como nunca antes se habían visto. Hoy existen suficientes documentos, tanto escritos como radiofónicos, para saber con meridiana exactitud qué fue lo que pasó y cuál fue la posición de los obispos españoles en aquellos momentos trágicos para el país. Los revisionistas de la historia, esos mismos que apuestan por resucitar el franquismo en pleno siglo XXI, tratan de darle la vuelta a la realidad. Pero los hechos son los hechos.

Tras el golpe del 36, y nada más tener noticia de la toma de Toledo, el cardenal Isidro Gomá adoptó la más rotunda posición beligerante en una alocución transmitida por Radio Navarra: “Judíos y masones, fuera de ley o contra ley, o con la ley cuando llegó su hora, envenenaron el alma nacional con doctrinas absurdas, con cuentos tártaros o mongoles aderezados y convertidos en sistema político y social en las sociedades tenebrosas manejadas por el internacionalismo semita y que eran diametralmente opuestas a las doctrinas del Evangelio, que han alboreado en siglos nuestra historia y nuestra alma nacional”. Lee el resto de esta entrada »


Los asturianos de Mauthausen

agosto 9, 2019

El Registro Civil Central publica un edicto con el listado de españoles que murieron en Mauthausen y Gusen para que puedan ser inscritos como fallecidos.

La Magistrada-Juez encargada del Registro Civil Central publicaba un edicto para que hoy viernes en el BOE se incluyera el listado más completo de los españoles fallecidos en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen, un total de 4427 víctimas, para que los familiares y otros allegados de estos puedan presentar alegaciones y correcciones en el plazo de un mes. Transcurrido este periodo de alegaciones serán inscritos como fallecidos en el propio Registro Civil Central, condición que a día de hoy aún no tienen.

En el listado, un centenar de asturianos **

Fuentes: La Voz de Asturias,  El País, 9 de agosto de 2019

Tras fijar el 5 de mayo como un día para homenajear todos los años a las víctimas españolas del nazismo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy una relación de los 4.427 españoles muertos en los campos de concentración nazis austríacos de Mauthausen y de Gusen, 85 de ellos procedentes de Asturias. El listado de asturianos incluye cerca de un centenar de nombres, de muy distintas localidades, repartidas por la práctica totalidad de la geografía del Principado, y que fueron deportados a campos que ya son sinónimos del horror como Mauthausen, Gusen, Dachau, Buchenwald***, Bergen-Belsen o Hartheim.

La historia de estos asturianos es la de muchos excombatientes republicanos y sus familias en la Guerra Civil que tuvieron que exiliarse a Francia tras el fin de conflicto. Allí, fueron de nuevo víctimas cuando estalló la Segunda Guerra Mundial y los nazis invadieron Francia, siendo apresados, aunque varios de ellos comenzaron a implicarse en la Resistencia gala. Las autoridades franquistas se negaron a reconocerles la nacionalidad y fueron deportados a los campos de exterminio como apátritas o «combatientes rojos». Lee el resto de esta entrada »


La resurrección y el infierno

julio 19, 2019

Las recientes disputas con el Vaticano a propósito de la exhumación de Franco, nos llevan a recordar los estrechos vínculos de la Iglesia con el fascismo y a ponernos de nuevo en guardia ante quienes buscan deshumanizar y exterminar al otro.

Collage ‘El fascismo os hará libres’ / Marcos Crespo Arnold – Carlos Crespo Arnold

Ricardo Crespo, El Salto, 19 de julio de 2019

La exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, aprobada por unanimidad en el Parlamento, encuentra resistencia en la familia y sus defensores políticos, y las declaraciones hace unos días del Nuncio del Vaticano, Renzo Fratini, afirmando que tal medida “pretende provocar la división de la sociedad y resucita a Franco” y ensalzando la figura del dictador porque “evitó una guerra civil”, obligó al Gobierno a una protesta formal y dejó atónitos a la mayoría de los españoles.

Que Franco comandó el golpe de Estado que dio lugar a la guerra civil no podía ser desconocimiento del Nuncio sino declaraciones que le salían del cuerpo y del alma. Fratini dimitió pero, según noticia de prensa, el Papa la aceptó, no por estas declaraciones alucinantes y de injerencia en la política de nuestro país, sino por haber alcanzado el límite de edad de 75 años. Pudo ser una justificación diplomática pero, en todo caso, el Vaticano no entró en el fondo de la cuestión. El Nuncio se disculpó.

Tal vez se deba recordar que fueron los primeros que reconocieron a Hitler y a Franco, quien entraba bajo palio en las iglesias. La relación del nacionalsocialismo (nazismo) y el nacionalsindicalismo (fascismo) recorre nuestra historia reciente más allá de la derrota de la Alemania nazi. Solo podemos imaginar lo que hubiera pasado si el Tercer Reich vence. Lo que fue el nazismo y el fascismo empezamos a olvidarlo. Lee el resto de esta entrada »