Los “delitos religiosos”, según la visión de Sánchez-Rivera en 1926

abril 18, 2021

c4dad6c8f8e625b5f8b7672c82fc7ac2_L

El ministro Eugenio Montero Ríos presentó el Código penal el 30 de mayo de 1870

Eduardo Montagut, Historalia, 18 de abril de 2021

El socialista Juan Sánchez-Rivera, aunque luego terminaría alejándose del PSOE, tenía costumbre de dirigirse a las autoridades a través de El Socialista para solicitar reformas y cambios en distintos ámbitos, especialmente en los relacionados con la justicia. En este sentido, hemos abordado ya su petición a Fernando de los Ríos sobre la reforma de la justicia vinculada a los accidentes laborales en los inicios de la Segunda República. En este artículo que planteamos ahora veremos como Sánchez-Rivera, además de abogar por la necesidad de reformar completamente el Código Penal de 1870 y plantear cómo hacerlo, se centró en los que denominaremos “delitos religiosos”.

El Código Penal de 1870 pretendió adaptar el Código anterior del año 1850 a la nueva realidad española, surgida de la Revolución de 1868 y la aprobación de la Constitución de 1869. Curiosamente, el propósito inicial era que fuera provisional, ya que se redactó y tramitó con carácter de urgencia a la espera de preparar un texto definitivo, pero terminó por estar en vigor mucho tiempo, hasta la reforma que tuvo lugar, precisamente, en la Dictadura de Primo de Rivera, estableciéndose el Código de 1928.

Sánchez-Rivera pedía que se derogase el artículo 240 del Código, especialmente en su punto tercero porque consideraba que era “terrible” y “anacrónico”. Se refería a que incurrirían en penas de prisión correccional y con multa de doscientas cincuenta a dos mil quinientas los que con hechos, gestos o amenazas ultrajasen al ministro de cualquier culto cuando se hallare desempeñando sus funciones, los que con por los mismos medios impidieren, perturbaren o interrumpieran la celebración de las funciones religiosas en el lugar destinado habitualmente para ellas o en cualquier otro en que se celebrasen, los que encarnecieran públicamente alguno de los dogmas o ceremonias de cualquier religión que tuviera prosélitos en España, y los que profanasen públicamente imágenes, vasos sagrados o cualquier otros objetos destinado al culto.

Lee el resto de esta entrada »

Europa pide a España despenalizar la difamación y los insultos religiosos

marzo 22, 2021

El Consejo de Europa pide a España adaptar su código penal a los estándares internacionales de libertad de expresión. La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, también ha pedido a España que se modifique la regulación en lo que respecta a los insultos al Rey y el enaltecimiento del terrorismo

Dunja-Mijatovic-110340

Comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatović / Fuente foto

Fuentes: Heraldo / Comisionado de Derechos Humanos

22 de marzo de 2021

La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, ha pedido a España que se despenalice la difamación y los insultos religiosos y que se modifique la regulación en lo que respecta a los insultos al Rey y el enaltecimiento del terrorismo.

En una carta al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, con fecha del 11 de marzo divulgada este lunes, Mijatovic señala el “impacto negativo”de algunos artículos del Código Penal, que tienen un “efecto amedrentador” sobre el ejercicio de la libertad de expresión, “un derecho de importancia crucial para un debate público libre y plural“.

A su parecer, la regulación actual en el artículo 525 del Código Penal puede generar “limitaciones indebidas a la libertad de expresión”. Recuerda que, según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), los grupos religiosos deben tolerarlos, siempre que no se incite al odio o a la intolerancia religiosa.

La comisaria considera que el artículo 578 del Código Penal sobre la justificación del terrorismo “parece ser problemático desde el punto de visto de la seguridad jurídica debido a su ambigüedad y a su redacción imprecisa”.

Lee el resto de esta entrada »

El Senado insta al Gobierno a eliminar del Código Penal el delito de ofensa a los sentimientos religiosos

febrero 5, 2021

Aprobada la moción, con una transaccional, por la que se insta al Gobierno a impulsar los trámites y el procedimiento para modificar sustancialmente y en su caso derogar el artículo 525 del Código penal, relativo a ofensas al sentimiento religioso. (VÍDEO)

Imagen Religión Digital (la mostraría en su intervención José Manuel Marín (VOX))

Viernes 5 de febrero de 2021

Este pasado jueves se debatió en la Comisión de Justicia del Senado la moción, presentada por el Grupo Parlamentario Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Mès per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Común Podem), que insta al Gobierno a impulsar los trámites y el procedimiento para la derogación del artículo 525 del Código penal, relativo a ofensas al sentimiento religioso.

La moción, defendida por el senador de Compromís Carles Mulet y modificada con una enmienda transaccional de los grupos, pide al Gobierno un informe sobre el tipo penal y su adaptación a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y “a la sensibilidad social del momento”, y reclama impulsar los trámites para “modificar sustancialmente y, en su caso, derogar la tipificación penal contra los sentimientos religiosos”.

La enmienda transaccional fue apoyada también por el grupo promotor de la moción aunque como aclararía Mulet en su segunda intervención (en el vídeo, a partir del min. 14:26), aún entendiendo que la moción presentada era mucho más explícita, se aceptó por llegar a un máximo consenso.

Los autores de la moción advierten en la exposición de motivos de que “en España, bajo la denominación eufemística de ofensas a los sentimientos religiosos, pervive la tipificación de la blasfemia“:  el artículo 525 del Código Penal que piden eliminar establece penas de multa de ocho a doce meses para aquellos que “para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan”.

Añaden que, aunque “prácticamente no hay condenas por delitos contra sentimientos religiosos”, la existencia de este artículo “sigue permitiendo que se presenten denuncias ante los tribunales contra quienes satirizan sobre asuntos religiosos, que se ven forzados a asumir la llamada pena de banquillo” Lee el resto de esta entrada »


¿Delitos antiguos o Código Penal obsoleto? España sigue sin solucionar sus problemas con la libertad de expresión

diciembre 18, 2020

El nuevo Gobierno no ha tomado ninguna medida para evitar juicios y condenas por delitos de expresión. El castigo penal a las injurias a la Corona ha sido criticado por Estrasburgo, pero el PSOE votó en contra de despenalizar el delito. Juristas y expertos señalan que el Congreso puede y debe atajar este problema mediante una reforma del Código Penal.

Alejandro Torrús, Público, 18 de diciembre de 2020

Durante los gobiernos de Mariano Rajoy España dio varios pasos atrás en sus niveles de libertad de expresión. Lo advirtieron organizaciones como Amnistía Internacional, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) e, incluso, el periódico estadounidense The New York Times. El flujo de noticias en este sentido era incesante. Tuiteros y raperos que eran detenidos, juzgados y condenados por enaltecimiento del terrorismo y/o por injurias a la Corona, personas sometidas a un proceso judicial por hacer un montaje con la cara de un Cristo o titiriteros que pasaban varias noches en el calabozo por el contenido de su obra. Asimismo, una ley, como la mordaza, establecía nuevos límites al derecho de protesta.

El retroceso en libertades fue criticado duramente por la oposición. Pedro Sánchez fue el primer firmante del recurso de inconstitucionalidad de la ‘ley mordaza’ y también llegó a defender públicamente a Valtonyc señalando que “el mal gusto” no podía “estar castigado con cárcel”. Los socialistas también criticaron la condena a la tuitera Casandra. Por su parte, el socio de Gobierno, Unidas Podemos, pedía en el Congreso suprimir el artículo 578 del Código Penal, que recoge el delito de enaltecimiento del terrorismo, y revisar los delitos relativos a injurias y calumnias. “Habla mal de nuestra calidad democrática que la Audiencia Nacional esté juzgando a más gente por enaltecimiento del terrorismo que cuando ETA llevaba a cabo asesinatos terroristas”, decía Pablo Iglesias. 

Sin embargo, la legislatura de Mariano Rajoy pasó y llegó un nuevo tiempo político. ¿Ha cambiado en algo la situación en España con el nuevo Gobierno? ¿Ha habido modificaciones legales que impidan que los excesos judiciales que se vivieron años en los mencionados años puedan volver a repetirse? Los expertos y juristas consultados por Público contestan de forma unánime: “No ha cambiado nada”. Lee el resto de esta entrada »


Intelectuales por la derogación del delito contra los sentimientos religiosos

diciembre 2, 2020

Quienes firman el manifiesto apoyan a la feminista condenada recientemente por la “procesión del “chumino rebelde” y reclaman la abolición del delito de ofensa contra los sentimientos religiosos

Málaga 2013 / Fuente

Candela Choclán, Público, 2 de diciembre de 20202

La existencia en el Código Penal del delito de ofensas a los sentimientos religiosos sigue permitiendo que se presenten denuncias ante los tribunales contra quienes satirizan sobre asuntos religiosos. El enfrentamiento entre este delito y la libertad de expresión ha llevado a sentarse en el banquillo a artistas, raperos y humoristas.

El último caso es el de la feminista condenada por la procesión del chumino rebelde, en la que exhibieron la imagen de una vulva de plástico ataviada como si fuera una virgen durante la manifestación del Día de la Mujer el 8 de marzo de 2013 en Málaga. Un hecho que ha llevado a un colectivo de intelectuales, desde catedráticos de Derecho a escritores y artistas ,a firmar un manifiesto por la derogación del delito de ofensa contra los sentimientos religiosos.

Los firmantes  critican la sentencia de la mujer acusada de participar en la llamada Gran Procesión del Santo Chumino Rebelde por la que el pasado 23 de noviembre se dictaminó una pena de nueve meses de multa con una cuota diaria de 10 euros por un delito contra los sentimientos religiosos y el pago de las costas del procedimiento judicial.

“No puede considerarse amparada en la libertad de expresión la conducta de la acusada, pues resulta de los hechos probados que llevó a cabo actos gravemente ofensivos y vejatorios para los sentimientos de los católicos, con publicidad y que no se justifican por su desacuerdo con las ideas de la iglesia católica acerca de la reforma de la ley del aborto, hecho en el que la acusada se ampara”, señala la sentencia. Lee el resto de esta entrada »


¿A qué espera el partido con mayoría en el Gobierno para suprimir el delito de ofensa de los sentimientos religiosos?

noviembre 27, 2020

A Elisa Mandillo la ha condenado el PSOE, no un juez facha

Concentración de apoyo a Elisa Mandillo con el “Chumino rebelde”

David Artime, Nortes, 27 de noviembre de 2020

No, señoras y señores. No cometamos el error de desviar la atención del elemento central del debate que ha de surgir a raíz de la vergonzosa condena Elisa Mandillo, por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos en la celebración de la Procesión del Chumino Rebelde.

Porque la cuestión aquí no es si el juez que la ha condenado es muy facha, o muy corto de entendederas para pillar o no el sentido y la crítica de la mencionada procesión satírica.

Tampoco es lo importante que haya una parte de la población española lo suficientemente retrógrada e intransigente como para aplaudir este tipo de decisiones judiciales.

No perdamos el tiempo recordando a los señores cristianos (y a los musulmanes, y a los judíos, y a los satanistas, y a los paganos, y a los devotos de la Fuerza y de la Fe de los Siete) que si tanto les molestan nuestras mofas, nuestras sátiras y nuestros cagamentos, lo que tienen que hacer, como ya explicó en su día David Broncano, es aguantarse. Como nos aguantamos los demás. Como se aguantan los comunistas cuando se desprecia su ideología o se ridiculiza a Marx o al Che Guevara. Como se aguantan los asturianistas, cuando los antibablistas se burlan de los que hablan en asturiano. Como me aguanté yo cuando los de Vox llamaron “cazador de huesos” a mi tío Juan, que murió sin poder encontrar los restos de su abuela Rosaura (torturada y asesinada por los franquistas en el 38) en una fosa común del cementerio de Bañugues. Lee el resto de esta entrada »


Un poco de historia de la blasfemia como medida de la importancia social de la religión / Alemania

agosto 22, 2020

Según la Biblia, todo aquel que se burla, insulta o calumnia a Dios de palabra, escritura o acción es sancionado. Como los gobernantes absolutistas han basado su reclamo de poder en el derecho divino, esta prohibición realmente religiosa de la blasfemia también encuentra su camino en la jurisdicción estatal

Monumento a Jean-François Lefèbvre de la Barre en Square Nadar en París / Imagen: © picture alliance / Gilles Targat /

Paul Hartmann, Katholisch.de  / Vía Religión Digital, 22 de agosto de 2020

“El que injuria el nombre del SEÑOR merece la muerte; toda la congregación lo apedreará hasta que muera. Esto se aplica tanto al extranjero como al nativo: si injuria el nombre de Dios, será muerto”. (Lev 24:16.) Cuando se trata de blasfemia, el Antiguo Testamento encuentra palabras duras. No es de extrañar, la burla del Todopoderoso ya es un tema en los diez mandamientos: “No abusarás del nombre del SEÑOR tu Dios; porque el SEÑOR no deja sin castigo a los que abusan de su nombre”. (Éxodo 20,7)

Cualquiera que se burle, insulte o calumnie a Dios de palabra, escritura o acción, es sancionado según la Biblia. La blasfemia o blasfemia (de las palabras griegas bláptein / traer daño y phếmê / la reputación; así traducido literalmente como daño a la reputación) es un modelo de pensamiento que solo existe en las religiones monoteístas; la blasfemia contra diosas, por ejemplo, es bastante inusual.

Un ejemplo muy conocido es Jean-François Lefèbvre de la Barre a mediados del siglo XVIII. El entonces joven de 19 años de edad de una familia aristocrática hizo, como sigue siendo el caso hoy en día, lo que muchos adultos jóvenes de su edad: cuestionó el sistema de gobierno y a las autoridades, incluyendo la Iglesia, aunque en una medida contenida en comparación a las condiciones de hoy en día.

Se dice que no se quitó el sombrero en una procesión de Corpus Christi y cantó canciones salaces en otro momento. Por esta razón, entre otras, y por otras nimiedades, de la Barre fue juzgado en 1766. El castigo: se le corta la lengua al joven de ya entonces 21 años, se le corta la mano derecha, se le tortura, se le decapita y luego se le quema. Lee el resto de esta entrada »


Radiografía del delito contra sentimientos religiosos: menos de una veintena de denuncias en 25 años y solo una condena

marzo 16, 2020

Entidades ultracatólicas intentan resucitar en el último lustro a golpe de titular un tipo penal que es prácticamente una anécdota en la realidad judicial

Insultos entre feministas y católicos antes del juicio del 'coño insumiso'

Insultos entre feministas y católicos antes del juicio del ‘coño insumiso’. EFE

Elena Herrera, El Diario.es, 16 de marzo de 2020

Menos de una veintena de casos en 25 años de vigencia y, la práctica totalidad de ellos, solventados con archivos o absoluciones en los tribunales. Es el balance de la aplicación en España del delito de escarnio de las creencias religiosas, un tipo penal que entidades ultracatólicas como Abogados Cristianos, Hazte oír, Alternativa Española o Falange Vasconavarra han intentado resucitar en el último lustro a golpe de titular. A pesar de ser prácticamente una anécdota en la realidad judicial española, estos procedimientos acaparan una gran atención mediática y, en ocasiones, suponen para los querellados años de imputaciones.

Este fue el caso de tres mujeres procesadas por haber participado en 2014 Sevilla en la llamada ‘procesión del coño insumiso’. Tras casi seis años de procedimiento fueron absueltas el pasado enero por un juez que amparó esa protesta en el debate sobre el aborto. Precisamente por dos mensajes públicos de apoyo a estas mujeres en los que insultaba a Dios y a la Virgen fue a juicio el actor Willy Toledo. Una jueza lo absolvió recientemente al considerar que la finalidad no era la ofensa de los sentimientos religiosos, sino “la defensa de la actuación de las que él considera sus compañeras”.

Otros casos mediáticos son el del juicio al cantautor Javier Krahe por un vídeo en el que se cocinaba un Cristo, el chiste del humorista Dani Mateo sobre el Valle de los Caídos o representaciones culturales como las ‘carnicerías vaticanas’, la perfomance Amén, en la que el artista Abel Azcona escribió la palabra “pederastia” con 242 hostias consagradas, o la de la Drag Sethlas, que se vistió de Virgen en el carnaval de Las Palmas. Todos tienen en común que fueron objeto de querellas por supuestamente haber ofendido los sentimientos de los creyentes a instancias de asociaciones o partidos –rara vez los querellantes son creyentes individuales o congregaciones religiosas– que acabaron en archivo o absolución en los tribunales. Lee el resto de esta entrada »


Pruébelo usted en la oficina

marzo 15, 2020

ESTE HOMBRE SE encuentra en el banquillo por haberse cagado en una realidad imaginada. De ahí su gesto de perplejidad…

Pruébelo usted en la oficina

Foto Kike Para

Juan José Millás, El País, 15 de marzo de 2020

Este hombre encuentra en el banquillo por haberse cagado en una realidad imaginada. De ahí su gesto de perplejidad. Entendemos por realidad imaginada aquella que desaparece si dejamos de creer en ella, al contrario, por ejemplo, de Marte, empecinado en seguir ahí con independencia de la confianza que le profesemos. Quien dice Marte dice la Luna o el Everest. Yuval Noah Harari, el antropólogo judío autor de Sapiens, explica muy bien el asunto este de las realidades imaginadas sirviéndose de una marca importantísima de coches, en la que ahora no caigo, y de la que afirma que desaparecería en poco tiempo si dejáramos de creer en ella y de adquirir sus automóviles. Es lo que le ocurriría, asimismo, y por abundar, a Mercadona, cuya existencia depende de nuestra fe en sus establecimientos.

El mundo está lleno, en fin, de realidades imaginadas cuya fuerza, curiosamente, es muy superior a la de las reales. Si yo me cagara, en un momento de dolor (porque me he pillado un dedo con la puerta, pongamos por caso), si yo me cagara, decíamos, en la Meseta Central rusa, que tiene más de medio millón de kilómetros cuadrados reales centímetro a centímetro, nadie me llevaría a juicio. Tampoco si me cagara en Venus, que está a la vista de todos.

—¡Me cago en Venus!

¿Lo ven? No pasa nada. La realidad real lo aguanta todo con una paciencia infinita. Mañana, en la oficina, pruebe usted a cagarse en los Montes Urales y comprobará que hasta hace gracia. Pero no se le ocurra cagarse en una realidad fantástica si no quiere acabar como Willy Toledo, el señor de la fotografía.


El Grupo de la Izquierda Confederal pide acabar con el delito de blasfemia en el Código Penal

febrero 25, 2020

Izquierda Confederal presenta junto a representantes de Europa Laica y otros colectivos una moción en el Senado para situar a España en las recomendaciones europeas sobre la libertad de expresión y la creciente sensibilidad de ciertas religiones.

Rueda de prensa en el Senado

Tercera Información, 25 de febrero de 2020

Los senadores del Grupo Parlamentario de la Izquierda Confederal han reclamado hoy en el Senado impulsar la derogación del artículo 525 del Código Penal, con el objetivo de alinear a nuestro país con el sentir de la Comisión Europea, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o el Consejo de Europa, que han apostado claramente por despenalizar esta clase de delitos.

En la rueda de prensa han participado además de los senadores Koldo Martínez, Pilar González, Carles Mulet, Vicenç Vidal y Eduardo Rubiño los representantes de Europa Laica, Antonio Gómez Movellán, la periodista Teresa Aranguren de la Asociación proDerechos Humanos y el filósofo Javier Sádaba.

La legislación española todavía prevé pena de multa de ocho a doce meses a quienes “hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna”.

Pese a que la jurisprudencia existente asienta la prevalencia de la libertad de expresión y prácticamente no hay condenas por delitos contra los sentimientos religiosos, la existencia de este artículo sigue permitiendo que se presenten denuncias ante los tribunales contra quienes satirizan sobre asuntos religiosos, que se ven forzados a asumir la llamada pena de banquillo. 

Uno de los últimos pronunciamientos procedentes del Consejo de Europa a este respecto, es el producido tras los atentados contra el semanario francés Chariie-Hebdo el 7 de enero del 2015. Se trata de la Resolución 2031 (2015), dictada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el 28 de enero de 2015. En ella se afirma rotundamente que el uso de la sátira, la información o las ideas que puedan ofender, chocar o perturbar, incluida la crítica religiosa, están amparadas por la libertad de expresión del artículo 10 del CEDH, como exigencias de una sociedad plural y tolerante. Y que la libertad de expresión no debe restringirse para satisfacer la creciente sensibilidad de ciertas religiones.

 

Vídeo rueda de prensa presentación de la moción

Lee el resto de esta entrada »