Juan José Tamayo: La transición religiosa

julio 12, 2018

Las medidas que garantizan la laicidad del Estado todavía no han sido adoptadas

Pedro Sánchez promete ante el rey Felipe VI el cargo de presidente del Gobierno sin presencia de la Biblia y del crucifijo. Fernando Alvarado / EFE

El País, 11 de julio de 2018

El gesto simbólico de Pedro Sánchez y los ministros de prometer su cargo sin la presencia del crucifijo ni la Biblia abriga la esperanza de que pueden producirse cambios importantes en las relaciones entre política y religión y, más en concreto, entre la Iglesia católica y el Estado español. Todos los presidentes anteriores prometieron o juraron su cargo delante del crucifijo, la Biblia y la Constitución, colocados al mismo nivel, con la carga simbólica de confesionalidad católica que implicaba.

Siempre me ha resultado difícil definir al Estado español en su relación con la religión. Ciertamente no es un Estado ateo, que la persiga, ni laicista, que la reduzca a la esfera privada, como tampoco confesional, en la medida en que tenga una confesión única, ya que la Constitución afirma en el artículo 16.3 que “ninguna religión tendrá carácter estatal”. Pero no me atrevería a llamarlo “laico”. El propio texto constitucional disuade de tal calificación e incurre en una contradicción manifiesta cuando, a renglón seguido, coloca a la Iglesia en una situación de privilegio al declarar que “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones”.

La sociedad española es una de las más secularizadas del continente europeo. Sin embargo, el Estado español conserva todavía importantes restos de nacional-catolicismo y da constantemente muestras de trato desigual para con las religiones. Y lo hace en el propio texto constitucional, en las leyes y los acuerdos con las religiones y en la actividad política cotidiana. Lee el resto de esta entrada »


Ningún Concordato -ni Acuerdo- más con la Santa Sede

junio 30, 2018

Por Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

El ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, firma en Madrid los acuerdos en enero de 1979 junto al cardenal Giovanni Villot, secretario de Estado vaticano. Foto: ABC

Hoy era noticia que IU había presentado un Proposición de Ley para revisar los Acuerdos con el Vaticano, y sobre el Concordato y/o los Acuerdos con el Vaticano escribe, en un atinado y necesario artículo que compartimos, el presidente de Europa Laica instando al nuevo Gobierno a que inicie ya la denuncia de los Acuerdos y su derogación. Negociar, no derogar, un nuevo Acuerdo no será sino un fraude…

Fuente Europa Laica, 30 de junio de 2018
Antonio Gómez Movellán.

Hacemos, desde aquí, un llamado al nuevo gobierno y a su Ministro de Exteriores a que ponga en marcha la denuncia de los Acuerdos  con la Santa Sede y a su derogación, pero si lo que quiere poner en marcha es una nueva negociación sobre un nuevo concordato, entonces será un fraude al parlamento, al congreso del partido socialista, a la libertad de conciencia y a la democracia.

Los privilegios  de la Iglesia en el nacional catolicismo del franquismo, reconocidos en el concordato de 1953, fueron prolongados en los denominados Acuerdos con la Santa Sede de 1979, acuerdos que adaptarían estos privilegios a la democracia que estaba por llegar. Este tipo de concordatos del siglo XX de la Iglesia Católica y del Vaticano son arquitecturas jurídicas que vienen directamente de los fascismos europeos. De igual manera que aún subsiste, a través de los Acuerdos del 1979, el Concordato  fascista de 1953, en Alemania  todavía subsiste el escandaloso Concordato con Hitler de 1939 y en  Italia, el Concordato con Mussolini de 1929, también adaptado en los años ochenta o el Concordato con el régimen de Salazar de los años 40 o  el Concordato firmado con Paraguay durante la dictadura militar. Últimamente se han firmado convenios de este tipo con Austria, Croacia, Polonia  y con algunas ciudades y Estados federales alemanes; también se está preparando la firma de un concordato con Rusia ya que Putin está interesado en el apoyo al catolicismo en  ese país, tanto ortodoxo como romano. Lee el resto de esta entrada »


IU presenta una proposición de ley para revisar los Acuerdos con la Santa Sede

junio 30, 2018

La propuesta de IU supondría sustituir los Acuerdos con la Iglesia en el plazo de un año por un nuevo acuerdo bilateral “basado en los principios de laicidad e igualdad entre hombres y mujeres” basándose en la condición aconfesional de España que recoge la Constitución. El primer paso sería la denuncia de los acuerdos alcanzados, para a continuación iniciar el proceso de revisión de los pactos con la Iglesia.

Alberto Garzón poco antes de presentar la PL / Javier Lizón / EFE

José Marcos, El País, 30 de junio de 2018

IU insta al Gobierno a cumplir una vieja reclamación de la izquierda: denunciar el Concordato con la Santa Sede para dejar sin efecto el acuerdo de 1953 entre el Vaticano y la dictadura franquista, además de los Acuerdos del Estado y la Iglesia de 1976 y 1979. La formación de Alberto Garzón cuenta con el respaldo de Podemos en su presión a Pedro Sánchez, que se ha declarado en el pasado a favor de derogar los acuerdos con la Iglesia, aunque en el PSOE reconocen la dificultad para cumplir con la exigencia de sus principales aliados.

La propuesta de IU supondría sustituir los Acuerdos con la Iglesia en el plazo de un año por un nuevo acuerdo bilateral “basado en los principios de laicidad e igualdad entre hombres y mujeres” basándose en la condición aconfesional de España que recoge la Constitución. El primer paso sería la denuncia de los acuerdos alcanzados, para a continuación iniciar el proceso de revisión de los pactos con la Iglesia.

La pretensión de la dirección de Garzón es forzar al PSOE a que se retrate después de defender durante años la revisión, en términos similares al resto de la izquierda española, de la relación con la Santa Sede. “Animamos al Gobierno español a denunciar el Concordato para que impulse un acuerdo bilateral con la Santa Sede que se base en los principios de igualdad y laicidad”, explica Garzón.

Lee el resto de esta entrada »


Más intocable que la tumba de Franco: así es el ‘Concordato bis’ con la Iglesia que nadie se atreve a tocar

junio 24, 2018
* El Congreso, con el apoyo del PSOE, instó en febrero al Gobierno a la derogación de los acuerdos con la Santa Sede de 1976-1979
* El pacto, de inspiración nacionalcatólica, consagra los privilegios simbólicos, educativos y económicos de la Iglesia
* La propia institución católica ha desatendido su parte del trato: la autofinanciación

Asamblea plenaria de los obispos españoles. EUROPA PRESS / InfoLibre

Ángel Munárriz, InfoLibre, 24 de junio de 2018

A menudo cunde el equívoco de que el gobernante puede hacer su voluntad sólo por ocupar el poder. Pero no es así. Ni es tanto su poder, ni su voluntad es ejecutiva. Detrás de los grandes anuncios y compromisos políticos, presentados bajo deslumbrantes neones, se suele esconder una trastienda de dificultades para llevarlos a cabo. El Gobierno que preside el socialista Pedro Sánchez ha anunciado la activación de los trámites para sacar Francisco Franco de la basílica del Valle de los Caídos,donde permanece como símbolo exaltador de la victoria del bando sublevado contra la República democrática, para solaz de nostálgicos de la dictadura y el nacionalcatolicismo. Sánchez se apoya en una resolución aprobada en mayo de 2017 por el Congreso, no vinculante pero expresiva de la voluntad de la mayoría parlamentaria, que instaba al Gobierno, entonces del PP, a exhumar los restos del dictador. Bien, si el poder legislativo así lo demanda y el poder ejecutivo así lo desea, hágase cuanto antes, ¿no? No es tan fácil. Y no sólo porque el PSOE desee buscar una solución de consenso tanto con el resto de partidos como con la Iglesia,custodia de los restos, sino porque existe una significativa traba legal: los Acuerdos de 1976-1979 entre España y la Santa Sede.

Es una constante. Cada vez que hay una tentativa de limitar, matizar o cuestionar los privilegios de la Iglesia católica en España, aparecen los acuerdos. En esta ocasión, el apartado 1.5 de su apartado jurídico, que establece la “inviolabilidad” de “lugares de culto”. El Gobierno parte con la ventaja de que el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, se muestra abierto a la exhumación. Los acuerdos no implican que los restos de Franco no puedan ser exhumados, sino que la última palabra la tendrá la Iglesia. Las opciones para evitar a la Iglesia si ésta se opusiera serían, o bien los tribunales, o bien la derogación del pacto internacional España-Vaticano. De hecho, Sánchez podría decir que tiene un mandato para su derogación: si el presidente invoca para sacar los restos de Franco que lo pidió el Congreso, lo mismo valdría para la denuncia de los acuerdos del 79, reclamada por la Comisión de Educación de la cámara en una resolución en febrero con el apoyo del PSOE y recogida en el programa socialista y en las resoluciones del 39º congreso. Lee el resto de esta entrada »


Las pensiones se garantizan denunciando el Concordato

junio 6, 2018

Campaña de AMAL 2018

Desde la Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid (AMAL) se inicia la campaña “Las pensiones se garantizan denunciando el Concordato”.

Durante la campaña, además de su difusión a través de eventos y redes sociales, se contratará un autobús publicitario, como en otras anteriores campañas de AMAL, que recorrerá Madrid durante un mes a  partir del día 4 de junio.

 

Cartel campaña


El Tribunal Supremo da vía libre a las comunidades para reducir el horario de la asignatura de Religión

marzo 23, 2018

El alto tribunal avala que la Junta de Extremadura recortara de dos horas a una el horario de la materia confesional en el primer curso de la ESO

Acepta que la asignatura no sea de oferta obligada en segundo de Bachillerato si la administración lo explica y justifica bajo criterios de “regulación y programación”

Reunión de la comisión permanente de la Conferencia Episcopal, en febrero de 2018. CEE / InfoLibre

Elena Herrera, InfoLibre, 24 de marzo de 2018 

La reforma educativa que el PP aprobó en solitario en 2013 colocó la asignatura de Religión en el bloque de las llamadas específicas, cuyos horarios son fijados por las comunidades y no por el Ministerio de Educación, como ocurre con las troncales y donde estaba situada hasta entonces. Eso provocó que algunas autonomías, en el ejercicio de sus competencias, redujeran la carga horaria de la materia, lo que llevó a los obispos a emprender una ofensiva judicial que ya ha llegado al Tribunal Supremo.

En dos sentencias que se hicieron públicas este viernes, el alto tribunal avala la reducción del horario de la asignatura de Religión en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Los fallos se refieren al caso de la Junta de Extremadura (PSOE), que decidió en 2016 que la materia confesional pasara de tener dos horas semanales a una en el primer curso de la ESO, lo que según los obispos y la Asociación de Padres Extremeños (Apadex), que llevaron esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), suponía un “trato discriminatorio”. Ese órgano judicial les dio la razón al apreciar que era una medida “desproporcionada”. 

El Supremo, sin embargo, respalda ahora a la Junta. Los jueces de ese tribunal no consideran que una hora a la semana sea una carga lectiva “irrelevante” y subrayan que “no se ha demostrado que en ese tiempo sea imposible desarrollar un programa didáctico coherente y completo de enseñanza de la Religión católica que, al fin y al cabo, es de lo que se discute”. En este sentido, explican que no se trata de si una asignatura o materia se enseña durante más o menos horas sino de si las que se le asignan en la programación o en el currículo escolar son las necesarias para impartirla adecuadamente.

Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia católica ha recibido en diez años 2.491 millones de euros del Estado a través del IRPF

marzo 21, 2018

39 años después de comprometerse a avanzar en su autofinanciación, la iglesia católica continúa recibiendo anualmente 250 millones de euros del erario público vía IRPF

Reunión de la comisión permanente de la Conferencia Episcopal, en febrero de 2018./ CEE

 

Elena Herrera, InfoLibre, 21 de marzo de 2018

La Iglesia católica ha recibido 2.491 millones de euros del Estado en los últimos diez años a través del IRPF. Esa cantidad –que ha supuesto alrededor de 250 millones anuales– sale del bolsillo de todos los contribuyentes, pues se detrae del total de la masa fiscal. Los católicos que marcan la X en la casilla correspondiente de la declaración de la renta aportan a la Iglesia un 0,7% de su cuota fiscal y, a Hacienda, el 99,3% restante. El resto de ciudadanos aporta a Hacienda el 100%. Por tanto, sea cual sea la decisión de cada contribuyente, no se modifica la cuantía final del impuesto que paga o de la devolución a la que tenga derecho, subraya la Agencia Tributaria.

Los cuatro acuerdos suscritos entre España y la Santa Sede –firmados en Roma un mes después del referéndum constitucional de 1978 y, por tanto, negociados entre el Gobierno de Adolfo Suárez y el Estado vaticano antes de la aprobación de la Constitución– permiten a la Iglesia católica mantener todavía hoy incontables privilegios emanados del franquismo en asuntos económicos, educativos y jurídicos. Dichos textos también regulan la asistencia católica a las Fuerzas Armadas y el servicio militar de los clérigos.

El acuerdo económico, firmado el 3 de enero de 1979, regula varias cuestiones esenciales. Entre ellas, la colaboración financiera entre ambas instituciones. A pesar de que la Iglesia católica “declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”, el articulado de este acuerdo también consagra la ayuda económica directa del Estado español a la Iglesia como la única manera viable de posibilitar su sostenimiento económico. Textualmente establece que “el Estado se compromete a colaborar en el sostén financiero de la Iglesia en el respeto absoluto del principio de libertad religiosa” a través de una “dotación” en los Presupuestos Generales del Estado.

Más de 39 años después de la aprobación del acuerdo económico, esa pretendida autofinanciación sigue siendo una utopía. De hecho, la ley de presupuestos para el año 2007 estableció con carácter “indefinido” que el Estado destinará al sostenimiento de la Iglesia católica el 0,7% de la cuota íntegra del IRPF correspondiente a los contribuyentes que manifiesten su voluntad en tal sentido. Esta norma también actualizó el coeficiente que recibe el episcopado de los fieles que marcan la casilla, que hasta entonces era del 0,52%. Lee el resto de esta entrada »