La abstinencia en la España nacional-católica: prohibido el sexo en Cuaresma

junio 12, 2020

El calendario religioso ha sido “crucial” en los regímenes reproductivos de la población europea hasta el siglo XX, y de la española hasta 1975

Abstinencia en una iglesia bajo palio

Abstinencia en una iglesia bajo palio

Un estudio de Carles X. Simó-NogueraJosep LledóJose M. Pavía, “Impacto de la Cuaresma en la estacionalidad de las concepciones durante el siglo XX en España” recogido en la revista European Journal of Population, estudia cómo “En las poblaciones europeas del pasado, los cánones religiosos configuraron la distribución estacional de los matrimonios y nacimientos mediante la prohibición de bodas y relaciones sexuales durante importantes días festivos dentro del calendario religioso”…

Sobre este trabajo, y sus resultados, habla Jesús Bastante, en Religión Digital, 
12 de junio de 2020

Ciertas concepciones religiosas tienen un auténtico problema con el dinero y con el sexo. En España, durante décadas, además, el problema también lo tuvieron los ciudadanos. Y es que en la España nacional-católica el sexo estaba prohibido en Cuaresma, lo que provocaba una sensible disminución de la fecundidad, como ha demostrado una investigación elaborada por la Universitat de Valencia y la de Alcalá.

Y es que el número de concepciones en ese periodo del calendario católico era menor que antes o después del mismo. Curiosamente, a medida que se iba acercando la Semana Santa, los índices de fecundidad aumentaban… y es que había algunas normas muy difíciles de cumplir en una España marcada por el hambre, la pobreza y la dictadura, que también alcanzaba (por fortuna, no del todo) a las conciencias.

Tras Franco, la secularización

El trabajo, publicado en la revista European Journal of Population, sugiere que el cambio en el patrón reproductivo experimentado a partir de 1975, tras la muerte de Francisco Franco, obedece a factores culturales como la secularización de la sociedad y la universalización del uso de métodos anticonceptivos, así como la planificación familiar, subraya Efe. Lee el resto de esta entrada »


Cuestión de fe

junio 9, 2020

El surgimiento de los cementerios civiles y las historias de los primeros enterramientos laicos en las comarcas mineras

Cuestión de fe

Cuestión de fe / Alfonso Zapico

Ernesto Burgos,  La Nueva España, 9 de junio de 2020

Me da la impresión de que para los jóvenes del siglo XXI la religión es algo muy secundario. Por lo menos entre los que viven en los países de influenciados por la cultura judeo-cristiana, ya que en aquellos estados que han elegido el Islam sucede otra cosa. Estábamos acostumbrados a que las personas se identificasen como creyentes, ateos o agnósticos, pero ahora la realidad deja atrás cualquier clasificación.

Los hay que dicen no creer en nada, pero ponen velas a Santa Gema para aprobar un examen y otros que se tatúan símbolos paganos y luego insisten en casarse por la iglesia o hacen comulgar a sus hijos (una sola vez en la vida) para justificar una fiesta. Tampoco faltan quienes defienden la contradicción de creer en el Diablo y no en Dios, como si pudiese haber una moneda con cara pero sin cruz, y de cualquier forma, incluso entre los que se consideran católicos es raro encontrarse con los que saben decir los nombres de los apóstoles o son capaces de citar a tres profetas del Antiguo Testamento.

Sin embargo, hace pocas décadas la elección entre exhibir signos religiosos o prescindir de ellos venía unida a la militancia política. Recuerden sin ir más lejos lo que fue el nacional-catolicismo que marcó la vida de muchos españoles, entre los que desgraciadamente por razones de edad tengo que incluirme.

Yendo más atrás, en pleno auge del movimiento obrero, la asistencia a misa, el cumplimento de la abstinencia en determinadas fechas y la celebración de las ceremonias más tradicionales de la Iglesia, especialmente bautizos, matrimonios y funerales, fueron acciones que se convirtieron en caballo de batalla para aquellos que consideraban a los sacerdotes como agentes del capitalismo y por ello querían renunciar a cualquier colaboración con sus rituales. Lee el resto de esta entrada »


El día que la Iglesia católica se enfadó con la República por tener que pagar impuestos

junio 3, 2020

De hecho, el papa Pio XI cogió tal cabreo que escribió una encíclica, una carta oficial a su rebaño, titulada “Sobre la opresión de los fieles en España”

Mortalium Animos, la condena del falso ecumenismo

Pío XI, 259.º papa de la Iglesia católica, y primer soberano de la Ciudad del Vaticano entre 1922 y 1939 / Fuente imagen

Víctor Lloret, Un mal día lo tiene cualquiera, Cadena SER, 3 de junio de 2020

Desde que el cristianismo se convirtió en religión de estado en el siglo IV empezó a producirse una tensión entre las palabras de Jesucristo y las acciones de la organización religiosa que teóricamente tenía como función poner en práctica dichas palabras: la Iglesia. No hace falta una lectura muy profunda del Nuevo Testamento para ver que el profeta nazareno no tenía una gran simpatía por los que acumulaban riqueza ni por los que mezclaban la religión y el dinero. La Iglesia, en cambio, no se puede decir que rehuyera la acumulación de propiedades y dinero. El 3 de junio de 1933 nos dejó un buen ejemplo de donde han tenido a menudo las prioridades los representantes de Cristo en la Tierra.

Y lo hizo hablando sobre el país en el que vivimos. Con la llegada de la República a España, el gobierno decidió que la Iglesia no solo tenía demasiado poder en la sociedad española, sino que también tenía demasiadas propiedades. Así que obligó a las autoridades religiosas a entregar estas propiedades al estado, y a pagar impuestos como lo hacía el común de los mortales.

No sorprenderá a nadie que esto no sentara muy bien en el Vaticano, las oficinas centrales de la Iglesia católica. De hecho, el papa Pio XI cogió tal cabreo que escribió una encíclica, una carta oficial a su rebaño, titulada “Sobre la opresión de los fieles en España”.

En esta encíclica se quejaba de las propiedades que le habían sido “arrancadas” a la Iglesia e incitaba a los católicos españoles a hacer todo lo que estuviera en su mano para defenderse de esta persecución. Eso sí, les pedía que lo hicieran con medios legales e insistiendo en que la Iglesia no tenía más simpatías por una forma de gobierno que por otra. Lee el resto de esta entrada »


En el bicentenario del pronunciamiento de Riego

enero 24, 2020
Alejandro Villa Allande y Leopoldo Tolivar Alas en un momento del homenaje. / ÁLEX PIÑA

Homenaje en Oviedo a Rafael del Riego 2020 / Alex Piña / El Comercio

24 de enero de 2020

Con la conferencia de Luis Arias Argüelles-Mieres, “El himno de Riego en Unamuno y Baroja”, celebrada en Gijón el pasado día 21 finalizaban los actos que en Gijón y Oviedo homenajeaban y conmemoraban “La sublevación de Riego y del regimiento Asturias por la libertad y contra la tiranía” que el mismo día de enero de 1820 tenía lugar en en la localidad sevillana de Cabezas de San Juan, en Sevilla

Los actos, impulsados por el Ateneo Republicano de Asturias, tuvieron lugar en Oviedo (días 1 y 15 de enero) y en Gijón (21 de enero.)

Día 1 de enero

Convocadas por el Ateneo Republicano de Asturias (ARA), a las 13:00 horas y en la plaza que lleva su nombre en Oviedo, más de un centenar de personas (entre ellas una representación de Asturias Laica) participaron en el homenaje a “un ilustre paisano de Tuña” que luchó contra el absolutismo y la arbitrariedad, como recordaría Leopoldo Tolívar Alas durante su intervención en el acto.

Intervendría Alejandro Villa, presidente de ARA, que daría paso a Leopoldo Tolivar Alas, catedrático de Derecho de la Universidad de Oviedo. (Texto de su intervención)

Vídeo e Imágenes Lee el resto de esta entrada »


Se desvanece el mito de la basílica cristiana debajo de la Mezquita de Córdoba

enero 7, 2020

Un arqueólogo del CSIC descarta la existencia de la Iglesia de San Vicente y de un complejo episcopal. Hasta el Cabildo catedralicio corrige ya su histórica defensa del templo visigodo.

Una turista leen sentada en la Mezquita de Córdoba. AFP/Jorge Guerrero

Una turista lee sentada en la Mezquita de Córdoba. AFP/Jorge Guerrero

 

A principios de los años treinta del siglo XX, el arquitecto y conservador de laMezquita de Córdoba Félix Hernández inició una inquietante prospección arqueológica bajo el subsuelo del templo hispanomusulmán más importante de Occidente. Buscaba la mítica basílica de San Vicente, cuya leyenda habían propulsado dos textos árabes tardíos encontrados en el siglo XIX por el arabista holandés Reinhart Dozy. Los documentos sugerían que Abderramán I había ordenado construir el oratorio islámico sobre una iglesia visigoda, que durante años se usó como templo compartido con la comunidad cristiana mozárabe.

Félix Hernández rastreó el subsuelo de la Mezquita primitiva hasta julio de 1936, cuando el golpista coronel Cascajo mandó poner fin a las excavaciones y restituir el pavimento del monumento nacional. Lo que el arquitecto conservador encontró bajo tierra le dejó perplejo. Ni rastro de una basílica visigoda o de un edificio religioso de gran porte, tal como habían indicado las crónicas de Ibn Idari y Al Maqqari. Félix Hernández no dejó ningún informe arqueológico escrito. Todo lo que sabemos de los vestigios encontrados proviene de fuentes indirectas, particularmente de sus más estrechos colaboradores.

El decepcionante hallazgo no arredró a la Iglesia católica, que durante décadas ha seguido alimentando la leyenda de San Vicente en trípticos, folletos y material de información turística. En 2009, el experto en arte islámicoAntonio Fernández Puertas publicó el libro Mezquita de Córdoba. Su estudio arqueológico en el siglo XX, que incluía el más completo examen del controvertido mito hasta la fecha. “Pobre y reducido edificio”, “perplejidad”, “ningún elemento característico de un edificio litúrgico paleocristiano o visigodo” fueron las expresiones utilizadas por sus discípulos Manuel Ocaña y Ana María Vicent o el propio Manuel Gómez Moreno, director entonces de Bellas Artes, para calificar la entidad de los restos hallados bajo la Mezquita. Lee el resto de esta entrada »


¿Hubo un precedente cristiano en el origen de la mezquita de Córdoba?

enero 2, 2020

El tópico de la suplantación de los espacios sagrados, surgido sin base empírica, se esfuma cuando se ha excavado. Fernando Arce defiende que ni el registro documental ni mucho menos las excavaciones realizadas permiten afirmar la existencia de un complejo cristiano bajo el monumento

Tejado de la mezquita de Córdoba. Wikimedia Commons.

Fernando Arce, Al Ándalus y la Historia 2 de enero de 2020

Con la información disponible (documental y arqueológica) se puede afirmar que la gran mezquita de Córdoba se levantó en tiempos, y por impulso, de Abderramán I (756-788). No está claro, dentro de esas fechas, cuándo arrancó el proyecto. En algunos de los relatos que hacen alusión al origen del edificio se menciona el año 170 de la Hégira (784-785 a. d.), si bien los textos que la proclaman, aparte de ser tardíos (del siglo XII en adelante), suelen contener noticias desacreditadas desde otras fuentes informativas. Es del todo improbable, como se dice en esas fuentes, que la obra se ejecutara en un solo año.

La mezquita no es una consecuencia directa e inmediata de la conquista. Aparece cincuenta años después de ella. A mediados del siglo VIII, Abderramán Ibn Muawiya, nieto del califa omeya Hisam, ha conseguido escapar de la violencia abasí y establecer, en la Península Ibérica, una entidad político-territorial independiente sobre la legitimidad de su pertenencia a la estirpe de los conquistadores de al-Andalus. La aparición del emirato independiente significa el arranque de la dinastía omeya andalusí. Siguiendo modelos ensayados, la naciente dinastía impulsa espacios monumentales desde los que proyecta su poder e ideología a la sociedad. Uno de ellos es la aljama, una mezquita promocionada por el poder político en la que la comunidad de creyentes, con el sultán a la cabeza, se reúne para el rezo colectivo. Hasta que llegó Abderramán a Córdoba el rezo común no se desarrollaba en un edificio construido, una mezquita, sino en musallas, espacios al aire libre someramente señalizados en el suelo en los que se congregaban los creyentes. Las explanadas abiertas y despejadas usadas como musallas solo se podían encontrar fuera de unos límites urbanos llenos de obstáculos físicos.

La obra de la aljama, frente a las musallas, significaba un fuerte impacto en la trama urbana. Al levantarse dentro de las antiguas murallas romanas era necesario, en primer lugar, preparar un enorme solar en un sector de la ciudad secularmente urbanizado. ¿Por qué se eligió ese entorno? ¿Qué se tuvo que eliminar? En este punto entra en juego una vieja discusión respecto al pasado inmediato de la mezquita. Desde Francisco Javier Simonet, un arabista del siglo XIX, se habla de una presencia cristiana bajo la forma de una iglesia que fue necesario eliminar para dejar sitio a la mezquita. Se apoya Simonet en una tradición literaria musulmana según la cual, cuando la ciudad fue conquistada, se derribaron todas las iglesias menos una que, además, fue obligada a compartir para dar cabida al rezo musulmán. Décadas después, según ese relato, cuando Abderramán I decide emprender la construcción de la aljama, se entra en negociación con los cristianos para conseguir su mitad del templo. Estos últimos abandonarán el lugar tras recibir una indemnización económica y obtener el permiso para rehabilitar las iglesias que fueron destruidas. Una de las versiones de esta tradición literaria menciona, como escenario de los hechos, a la iglesia de Sant B.n.y.n.t, nombre que tradicionalmente se identifica con San Vicente. Lee el resto de esta entrada »


El nefasto papel de la iglesia en la historia de España

diciembre 11, 2019

Pedro Luis Angosto, Nueva Tribuna, 11 de diciembre de 2019

Decía Estrabón que España era un país lleno de árboles y de vegas fértiles que siempre había atraído a otros pueblos por su riqueza, clima y la afabilidad de sus habitantes. Antes de que la Iglesia Católica se hiciese con las riendas del poder en todos los territorios peninsulares, griegos, fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, godos y musulmanes encontraron aquí no sólo un lugar para comerciar, sino también para vivir durante siglos. La ambición de los reyes de Castilla y Aragón, emparentados desde el principio de los tiempos, les llevó a iniciar una larguísima campaña, cruz en mano, para expulsar a los herejes musulmanes que habían ocupado casi todo el país creando uno de los periodos más fértiles de la historia medieval de Europa: El Califato de Córdoba. Mientras los reyes de Castilla y Aragón se consumían en rezos y batallas, en reprimir a sus súbditos para construir Iglesias y financiar sus guerras, mientras la mayoría de ellos apenass abían leer ni escribir, en Córdoba había una biblioteca con medio millón de ejemplares en los que se recogía todo el saber clásico abandonado por los cristianos durante todo ese tiempo de oscuridad que fue el medievo en Europa.

Los reyes utilizaron la religión como instrumento de poder, la Iglesia utilizó a los reyes para conformar la mentalidad del pueblo a su imagen y semejanza. No escapó a ello ningún territorio peninsular, todos compitiendo por la santidad, por estar a la derecha del Padre, que era lo que de verdad daba bienestar en la vida terrenal. Al contrario que en otros países de nuestro entorno, aquí no calaron las reformas protestantes, siendo segadas de raíz cuando de la mano del Obispo Carranza  y los iluminados, entre los que estaban los hermanos Valdés, asesores de Carlos I, comenzaban a prender.

El Concilio de Trento, financiado y defendido en buena parte por la monarquía española de  Carlos I y Felipe II, abrió una grieta entre España y el resto de Europa que todavía no se ha cerrado. España se desangró en defender el catolicismo de los Habsburgo y de los romanos, se consumió en ello, llegando en su entrega a la causa pontifical a crear un pensamiento único del que apenas lograron escapar los escritores de novela picaresca, Cervantes, Velázquez, Joan Timoneda y poco más.

¿Hasta cuándo vamos a consentir que una creencia, absolutamente respetable, que no debe salir del interior del creyente siga marcando negativamente nuestras vida y nuestra historia?

Lee el resto de esta entrada »


6 de diciembre de 1978: Los obispos del NO.

diciembre 8, 2019

La iglesia española ante la Constitución de 1978

Imagen El Correo de Madrid

8 de diciembre de 2019

Fuentes:
Los obispos del “NO”: La iglesia española ante la Constitución de 1978,  Carlos Nieto Sánchez,  Universidad Complutense de Madrid (Dialnet)
6 de Diciembre de 1978, cuando la Iglesia pedía votar NO a la Constitución, El Correo de Madrid

Desde la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, la Conferencia Episcopal Española, reunida en Asamblea Plenaria o bien su Comisión Permanente, publicó una ingente cantidad de documentos relacionados directamente con la nueva situación política.

Con los trabajos constitucionales preparatorios ya en marcha, la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal publicó una nota en la que afirmaban que ante el proyecto de Constitución, que configuraría la vida de la sociedad, los creyentes que participaran en su realización y quienes pudieran influir en ellos, habían de hacer:

(…) cuanto estuviera en su mano para conseguir un texto que favorezca los derechos integrales de la persona, entre los que cuenta la libertad para dar a Dios el culto debido según su propia conciencia, la defensa de la vida humana, de la familia, del derecho de los padres a la educación de sus hijos, de la práctica y justa convivencia de todos los ciudadanos

aunque no se hacía, entonces, ninguna referencia a la orientación práctica del voto.

El primero de los obispos en manifestarse claramente en contra sería el obispo de Cuenca, uno de los dos prelados designados por Franco como procurador en Cortes, José Guerra Campos, y junto a él el cardenal Marcelo González Martín, arzobispo de Toledo.

Marcelo González Martín era identificado con sectores conservadores y afines al régimen y estaba muy considerado en el entorno familiar de Franco y del ex presidente Carlos Arias Navarro. Tuvo durante los últimos años del franquismo una actividad intensa dentro de los resortes políticos del régimen y sería quien ofició el funeral de corpore insepulto de Franco en la plaza de Oriente de Madrid, el 23 de noviembre de 1975, presidido por los reyes.  Y si durante el periodo de transición se había mantenido al margen de la actividad política, con escasas intervenciones sobre la situación del país, ante el referéndum constitucional, pocos días antes de la consulta, en diciembre de 1978, publicó en el Boletín Oficial de la Archidiócesis de Toledo (Boletín Oficial del arzobispado de Toledo, 12 (diciembre, año CXXXIV), pp. 597-601), una  pastoral titulada Ante el referéndum sobre la Constitución, texto de claro contenido político. Lee el resto de esta entrada »


Ruta: La Memoria de la Ciudad. 1936 XIXÓN 1937

noviembre 30, 2019

Ruta guiada, con Toño Huerta

Paseo de Begoña

30 de noviembre de 2019

Esta mañana, organizada por las Entidades Memorialistas y Republicanas de Asturias (entre las que se encuentra Asturias Laica), se llevó a cabo una ruta guiada por lugares emblemáticos de la guerra de España en Gijón.  De maestro de ceremonias se contó con Toño Huerta.

Toño Huerta es lincenciado en Geografía e Historia y su actividad profesional está relacionada con la revalorización e investigación del patrimonio natural y cultural. Autor, entre otras publicaciones, del estudio, «Catalogación y puesta en valor de los refugios antiaéreos de Gijón», siguiendo su línea de trabajo, fue el primero en acceder al refugio de Cimadevilla como coordinador de un proyecto, apoyado por la Asociación Lázaro Cárdenas, en el que tomaron parte una arqueóloga, un geólogo y un ingeniero de minas, de cara a estudiar la viabilidad de su reapertura con fines especialmente didácticos y cuyas conclusiones fueron presentadas en julio de 2018. Lee el resto de esta entrada »


Habemus Papam: Una historia de poder

noviembre 17, 2019

Una serie documental de la CNN

UNSPECIFIED - DECEMBER 16: Boniface VIII (Anagni, ca 1230-Rome, 1303), encaustic painting on panel by Andrea Gastaldi (1826-1889), 1875, detail. Rome, Galleria Nazionale D'Arte Moderna (National Gallery Of Modern Art) (Photo by DeAgostini/Getty Images)

Bonifacio VIII, Andrea Gastaldi (detalle), / Foto DeAgostini/Getty Images / Fuente

 14 de noviembre de 2019

El Vaticano siempre es noticia y no sólo por cuestiones relacionadas con la doctrina católica, los viajes papales, abundantes en los últimos tiempos o los escándalos de la banca vaticana. Lo es por el poder y la influencia, ejercida a lo largo de 2.000 años, para interferir en el devenir de la historia.

Habemus Papam: Una historia de poder es una serie documental, estrenada en nuestro país en agosto de 2018, que consta de seis capítulos. La promoción de la CNN nos animaba a entrar “en el Vaticano para revelar cómo los papas han usado su poder para dar forma al curso de la historia mundial”.

La serie, con guión de Bruce Hall y narración a a cargo del actor Liam Neeson, cuenta con entrevistas a expertos, escritores y algunos miembros de la Iglesia Católica cercanos al actual Papa y repasa importantes periodos de la historia en los que el papel del papado fue muy influyente. Además, CNN ha tenido acceso a los archivos secretos del Vaticano que guardan algunos de los documentos históricos más significativos que existen en el mundo.

Sinopsis capítulos  Lee el resto de esta entrada »