El sociólogo Rafael Ruiz: “La descristianización de España tiene cosas muy curiosas”/ Entrevista

mayo 12, 2022

El profesor de la Universidad Complutense de Madrid publica un libro que analiza el gran cambio religioso que ha experimentado el país. La secularización pasó a ser más efectiva cuando empezó a basarse en la indiferencia, asegura

El sociólogo Rafael Ruiz, autor del libro ‘La secularización de España’, ante el Real Colegio Nuestra Señora de Loreto, en Madrid, el 9 de abril / VÍCTOR SAINZ

_____________

Ignacio Fabra, El País, 12 de mayo de 2022

Rafael Ruiz (Palencia, 30 años) es profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid y acaba de publicar La secularización en España (Cátedra), un libro que analiza el gran cambio religioso que ha llevado al país a ser una de las sociedades europeas donde más ha retrocedido el cristianismo en las últimas décadas.

Pregunta. Sitúa el inicio de la secularización en España a finales del siglo XIX, en una primera ola marcadamente anticatólica.

Respuesta. Hay quien remonta el inicio mucho más atrás, pero las muestras de secularización se aprecian con más claridad en esa época. Tienen como correlato, más que el anticatolicismo, el anticlericalismo, lo cual está relacionado con el hecho de que el poder de la Iglesia en la estructura social del país era inmenso. El Estado liberal se construye en parte, como en otros países de tradición católica, sustrayendo espacios que controlaba la Iglesia, sus instituciones hospitalarias, educativas, etcétera. Ese carácter anticlerical, a veces también antirreligioso, empezó siendo intelectual y pasó a los movimientos obreros.

P. Asegura que la recristianización del Franquismo fue más aparente que real. Y que la segunda ola de secularización comenzó en plena dictadura.

Lee el resto de esta entrada »

Los autos de fe de la Inquisición: un espectáculo de masas con dimensión teatral

marzo 21, 2022

«Los autos de fe, manifestaciones públicas y solemnes de adhesión al catolicismo a la vez que un rechazo público a la herejía, era una forma de garantizar el orden público y de inspirar el miedo en el pueblo que se convirtió en una ceremonia religiosa como otras muchas que, además, servía para dar relieve y solemnidad a los acontecimientos importantes» (El auto de fe de 1560 en adelante)

Escenas de Inquisición, Francisco de Goya, 1819

_____________

Fuente: Miguel Jiménez Monteserín, Cadena SER (Hoy por hoy Cuenca. El Archivo de la Historia), 21 de marzo de 2022

Entre las pruebas que avalan el éxito histórico alcanzado en su cometido por el tribunal del Santo Oficio de España se halla con toda seguridad la de su definitiva identificación universal con la ceremonia empleada para hacer públicas sus sentencias. Confirma la eficacia de tales métodos publicitarios que la impronta de su huella social haya quedado grabada de modo indeleble en la cultura vulgar, hasta el punto de que mucho más que el tan denostado secreto procesal y a un paso del supuesto monopolio de la Inquisición en el empleo del tormento como procedimiento judicial para la verificación de confesiones y testimonios, el auto de fe, con harta frecuencia confundido con la posterior ejecución en la hoguera de las penas capitales impuestas a los delincuentes relapsos o reincidentes aparecidos en él, se ha convertido para muchos extranjeros, y en bastantes casos también para ciertos hispanos poco versados en las cosas de nuestro pasado, en confuso sinónimo de actuación inquisitorial:

Ernst Shäfer, uno de los primeros historiadores extranjeros que estudió el Santo Oficio hispano a partir de documentos de archivo, vio necesario aclarar a principios del siglo XX que, “Es uno de los errores más corrientes el que la ejecución de los herejes que debían ser quemados tenía lugar en la misma plaza y durante la celebración del auto de fe en presencia de las muchedumbres reunidas. En realidad, sucedía ésta después de terminado el auto de fe, en un lugar destinado para esto fuera de las puertas de la ciudad, en el llamado Quemadero.”

Un espectáculo de masas

Lee el resto de esta entrada »

Los efectos de la Inquisición todavía se perciben hoy en día

febrero 19, 2022

________________________

Auto de fe presidido por Santo Domingo de Guzmán (Pedro Berruguete, entre 1493 y 1499). -Fragmento- / Wikimedia Commons  Museo del Prado

_______________________

Jordi Vidal-Robert, Hans-Joachim Voth, Mauricio Drelichman, The Conversation, 19 de febrero de 2022

Desde la Roma Imperial y las Cruzadas hasta la actual Corea del Norte o el conflicto Rohingya en Myanmar, la persecución religiosa ha sido durante siglos un elemento de control sobre las sociedades por parte de los Estados.

Las consecuencias humanitarias inmediatas que la violencia de cualquier persecución, incluida la religiosa, conlleva son innegables y evidentes. Pero no es tan obvio saber si estas consecuencias pueden perdurar siglos después de estos episodios trágicos.

En un estudio reciente hemos investigado las consecuencias a largo plazo de una de las instituciones más longevas y cuya persecución religiosa fue más persistente, la Inquisición Española (1478-1834).

Para el estudio hemos recopilado, con la colaboración de la EMID, la información geográfica y procesal de 67.521 juicios. Esta base de datos representa la compilación más completa y longeva de los juicios de la Inquisición hasta la fecha.

Lee el resto de esta entrada »

Las Santas Misiones de la Iglesia Católica para recatolizar a los españoles en el franquismo

febrero 3, 2022

___________

__________________________

Cándido Marquesán Millán, Nueva Tribuna, 3 de febrero de 2022

Existen muchos hechos de la dictadura franquista desconocidos lamentablemente para gran parte de la sociedad española. Si los conociera dudo mucho que pudiera votar a determinadas fuerzas políticas, que no condenan el franquismo. Para corregir este déficit están los historiadores comprometidos y de trabajo independiente, aunque muchas veces su labor no solo no es apoyada por los medios, sino que es boicoteada.

Hoy me referiré a un conjunto de actividades desarrolladas en esta época tan tenebrosa, como fueron las Misiones de la Iglesia católica. Actividades muy importantes en el apoyo y legitimación de la dictadura. Mi primer conocimiento de ellas ha sido gracias al libro de Fernando Sanz Ferreruela de la Universidad de Zaragoza, Catolicismo y cine en España (1936-1945). Profundizando en el tema he conocido el artículo de María Silvia López Gallego, de la Universidad de Valladolid, La difícil relación de la Iglesia y la organización sindical española durante el primer FranquismoLa creación de la asesoría eclesiástica de sindicatos (1944-1959). También he consultado el libro ya clásico de William J. Callaham, La Iglesia católica en España (1875-2002). Y el artículo de Francisco Bernal García de la Universidad de Sevilla, titulado Restaurando el pueblo de Dios en la España franquista. Las misiones de la Asesoría Eclesiástica de Sindicatos, 1949-1972. Y accesible en la Red.

Una descripción muy completa de las Misiones de la Iglesia católica es del artículo espléndido y para mí un auténtico descubrimiento de Francisco Bernal, al que le tomo la licencia de exponer los aspectos fundamentales, con algunas otras aportaciones de la bibliografía citada. Le doy la enhorabuena por su trabajo y que creo que merece la pena ser conocido por la sociedad española.

Lee el resto de esta entrada »

Inmatriculaciones de la Iglesia: la intrahistoria de cómo se pusieron a su nombre más de 1000 posesiones que no eran suyas

enero 31, 2022

El monasterio de las Clarisas, en Briviesca (Burgos), es uno de los bienes que figuran en el listado de registros erróneos de la Iglesia.

Por Marian Benito, Uppers. Fuente Observatorio del Laicismo

Gobierno e Iglesia han llegado a un acuerdo por el que esta se compromete a devolver casi un millar de bienes de los que, según ha reconocido, se apropió entre 1998 y 2015. El reconocimiento, aún siendo positivo, cae como un jarro de agua fría sobre la sociedad. Al ciudadano corriente, que no conoce otro modo de adquirir un bien que no sea por compraventa, donación, permuta o herencia, la noticia le deja perplejo y muy confuso. La propiedad es un hecho previo al registro y no cabe invertir el orden.

Desde 1998 hasta 2015, la Iglesia inmatriculó 34.961 bienes inmuebles. Es decir, inscribió por primera vez su propiedad o posesión en el Registro Público de la Propiedad. En el listado de 965 bienes que los obispos estarían dispuestos a devolver, más de la mitad son fincas rústicas y 179 corresponden a templos de culto. ¿Cómo adquirió la Iglesia el privilegio de inscribir a su nombre bienes que no son suyos? 

Nos da algunas pistas Antonio Manuel Rodríguez, profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba y portavoz de Recuperando, la coordinadora estatal para la recuperación del patrimonio inmatriculado por la Iglesia.

Lee el resto de esta entrada »

Católicos en la república: de la aceptación a la Santa Cruzada

diciembre 25, 2021

Al menos al comienzo, buena parte de los católicos acogieron con naturalidad, incluso con esperanza, la llegada de la II República, tras años de corrupción, ‘dictablandas’ y una brutal crisis económica y social

Alcalá Zamora (presidente de la república) conversa con monseñor Tedeschini (izquierda). A la derecha, Portela Valladares (presidente del Gobierno) junto al cardenal Francisco Vidal y Barraquer. Sede de la Nunciatura, 1935

_________________________

Jesús Bastante, El Diario, Religión Digital, 25 de diciembre de 2021

«La República es la forma de gobierno ‘de hecho’ en nuestro país. En consecuencia, nuestro deber es acatarla. (…) Y no le acataremos pasivamente… le acataremos de un modo leal, activo, poniendo cuanto podamos para ayudarle en su cometido». Con estas palabras saludaba al nuevo régimen el editorial del 15 de abril de 1931 de El Debate. El diario católico, fundado por Ángel Herrera Oria, asumía el resultado electoral, con la consiguiente huida de Alfonso XIII.

Y es que, al menos al comienzo, buena parte de los católicos acogieron con naturalidad, incluso con esperanza, la llegada de la II República, tras años de corrupción, ‘dictablandas’ y una brutal crisis económica y social. Más tarde llegaron decisiones polémicas, como la expulsión de los jesuitas, y algaradas que llevaron a las primeras quemas de iglesias, la revolución de Asturias… y el apoyo decidido del Episcopado (y de Roma) al bando sublevado en el golpe de Estado de julio de 1936. Pero no se puede obviar —algo que se empeñan en hacer historiadores conservadores— que la Iglesia asumió con normalidad el cambio de régimen y que, incluso, muchos católicos se sumaron a la esperanza que surgió el 14 de abril de 1931. 

Lee el resto de esta entrada »

Santos, difuntos y Halloween, por Nieves Concostrina

noviembre 1, 2021

Halloween golea a los santos: donde las dan, las toman

___________________________

Nieves Concostrina, Cualquier tiempo pasado fue anterior, Cadena SER, 31 de octubre de 2021

En el siglo VII, siguiendo con su estrategia de acabar con las ancestrales celebraciones de la vieja Europa, los cristianos impusieron sus fiestas haciendo trampa: colocaron las nuevas fiestas justo por las mismas fechas en las que los pueblos llevaban celebrándolas.

«El papa Boni tenía un plan, una nueva línea de negocio: reconvertir el Panteón de Agripa. Y lo recalificó de pagano a cristiano en un pispás», y lo llenó de huesos… Así inicia Nieves Concostrina el programa en el que repasa cómo se ha llegado, desde las «catacumbas» a Todos los Santos, Día de Difuntos y Halloween.

Sin olvidar historias de «reliquias de huesos de santos», procedentes de esas catacumbas romanas trasladadas al Panteón de Agripa y que pueblan ahora las iglesias.

El programa, como siempre, da también entrada a la Historia del Arte con Ana Valtierra que habla del pintor paisajista del romanticismo alemán del siglo XIX, Casper David Friedrich, especialmente de su obra entre las que se encuentran más 25 pinturas centradas en enterramisntos y cementerios, de entre las que se encuentra el cuadro en que se centra el análisis de su obra «Abadía en un robledal» o la «Entrada al cementerio«

Lee el resto de esta entrada »

Del jesuita Pujiula al PP: Una revisión histórica de la cruzada contra el aborto

octubre 28, 2021

Cuando en 1983, el Congreso debatió la ley del aborto, Manuel Fraga repitió los mismos argumentos que en 1925 esgrimiera el jesuita Pujiula.

________________

Víctor Moreno, Nueva Tribuna, 22 de octubre de 2021

Iglesia y ciencia volvieron a polemizar en 1925 sobre el aborto terapéutico. El libro publicado por la científica inglesa Marie Stopes encendió la mecha de un acalorado debate en España entre el jesuita Pujiula y el ginecólogo Francisco Haro. Muchos de los argumentos ultras de entonces recuerdan el ideario político de la derechas de ahora.

Marie Stopes, tan alabada como calumniada

En marzo 1918, la inglesa Marie Carmichael Stopes (Edimburgo, 1880-1958), publicó un libro titulado Married Love or Love in marriage. Fue el libro más importante que se editó a principios de siglo en el terreno de la sexología y que revolucionó más de un punto de vista de la clase médica y de las clases populares que lo leyeron. Fue un best seller. Vendió más de un millón de ejemplares. En Inglaterra, generó un debate tan inédito como insólito. Stopes utilizaba palabras jamás escritas en un libro de divulgación sexual: “orgasmo, intumescencia y eyaculación”. Pero lo más importante afirmaba que las mujeres experimentaban deseos sexuales y tenían derecho a tener y controlar sus orgasmos correspondientes. Ni el diluvio universal.

El libro fue calificado de inmoral y obsceno.

La clase médica inglesa estaba dispuesta a permitir que su autora escribiera sobre períodos fértiles e infértiles del ciclo reproductor de la mujer -algo que ya habían hecho los galenos griegos-, pero aconsejar a las mujeres que mantuvieran relaciones sexuales con la finalidad de buscar el placer en sí y para sí era pasarse siete distritos de la London City, máxime si se tiene en cuenta que esas palabras sonaban nada más y nada menos que en la santa bóveda de la época victoriana, imperante en Inglaterra.

Lee el resto de esta entrada »

La Iglesia y la Segunda República

octubre 15, 2021

Fueron los legisladores de 1931, y luego el poder ejecutivo del Estado con sus prácticas de gobierno, los que se empeñaron en torcer bruscamente la ruta de nuestra historia en un sentido totalmente contrario a la naturaleza y exigencias del espíritu nacional, y especialmente opuesto al sentido religioso predominante en el país».

«Carta colectiva del Episcopado español a los obispos del mundo entero»,
1-VII-1937

Cardenal Gomá y Millán Astray en la celebración de la toma de Tarragona por Franco, Salamanca / EFE

Julián Casanova, InfoLibre, 15 de octubre de 2021

La Iglesia vivió la llegada de la República como una auténtica desgracia. De golpe perdió al rey, su fiel protector, y tuvo que afrontar una oleada de anticlericalismo en el parlamento y en la calle. «Hemos ya entrado en el vórtice de la tormenta», le decía Isidro Gomá, entonces obispo de Tarazona, al cardenal de Tarragona Francesc Vidal i Barraquer en una carta fechada el 15 de abril de 1931, al día siguiente de proclamarse la República, cuando a nadie le había dado todavía tiempo a «torcer bruscamente» el sentido religioso de la historia de España.

Con la llegada de la República salió también a la luz una enconada lucha, de fuerte carga emocional, por los símbolos religiosos. La Marcha real, que durante la monarquía se escuchaba siempre en la misa en el momento de la consagración, pasó a considerarse una de las señas de identidad de la reacción, una provocación, igual que las procesiones. La retirada de los crucifijos en las escuelas provocó lloros en muchos pueblos del norte de España. Otros protestaron por la supresión de las procesiones. Así de estrecha era la identificación entre el orden y la religión, la monarquía y la política autoritaria de derechas.

Se echó la culpa a la República de perseguir obsesivamente a la Iglesia y a los católicos cuando, en realidad, el conflicto era de largo alcance y hundía sus raíces en las décadas anteriores. No es que España hubiera dejado de ser católica, por emplear la gráfica expresión de Manuel Azaña, con la que quería decir que la Iglesia ya no orientaba la cultura española, que hacía tiempo que había dado la espalda a las clases trabajadoras. Es que había una España muy católica, otra no tanto y otra muy anticatólica. Había más catolicismo en el norte que en el sur, en los propietarios que en los desposeídos, en las mujeres que en los hombres. La mayoría de los católicos eran antisocialistas y gente de orden. A la izquierda, republicana u obrera, se la asociaba con el anticlericalismo. Nada tiene de extraño que la proclamación de la República trajera días de fiesta para unos y de luto para otros.

Lee el resto de esta entrada »

Abusos escolares en Mieres en 1933

octubre 9, 2021

Abusos a escolares, en el año 1933, en el colegio Santiago Apóstol, propiedad de Fábrica de Mieres y regentado por religiosos

mieres-1

Colocación de la 1ª piedra, del colegio Santiago Apóstol de Mieres. Año 1915 / Foto de Enrique Suarez / (Archivo del Blog de Acebedo)

El blog de Acebedo, (1) 9 de octubre de 2021

El episodio que voy a contarles hoy es delicado. Tanto que, para evitar suspicacias, me veo obligado a aclarar que no forma parte de una campaña contra nadie, ni lleva más intención que la de seguir poniendo en claro esos aspectos de nuestro pasado que por molestar a unos y a otros siempre se han ocultado. Fue un delito que todos taparon. En el caso de los que acompañaban al delincuente para que sus actos no salpicasen también indirectamente a lo que él representaba, y en el de sus víctimas, también se prefirió echar tierra encima para que la parte más indigna de nuestra sociedad no marcase a unos inocentes recordándoles de por vida las vejaciones que habían sufrido.

Por eso no se encuentra ninguna referencia a estos hechos en los libros de historia, a pesar de que, cuando ustedes acaben de leer esta página, seguramente concluirán que pudieron haber influido mucho en el desgraciado capítulo de la matanza de los frailes de Turón durante la Revolución de Octubre, dado que su protagonista también fue un fraile de La Salle.

Lee el resto de esta entrada »