«Abajo el clericalismo. Viva la libertad»: Primera manifestación feminista en España (10/07/1910)

julio 10, 2021

#TalDíaComoHoy / Un 10 de julio de 1910 tuvo lugar en Barcelona una de las primeras grandes manifestaciones feministas. Convocada por la escritora Ángeles López de Ayala, impulsora de la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona, reclamaba una educación laica, derechos políticos y poner fin a la influencia de la iglesia sobre las mujeres.

Raquel C. Pico, Librópatas, 10 de julio de 2021

A la cabeza iba la comisión ejecutiva, llevando la pancarta de la manifestación. Eran las mujeres de las ejecutivas de las asociaciones feministas convocantes. «Abajo el clericalismo. Viva la libertad», ponía, en un estandarte rojo. Para abrir paso a la apertura de la manifestación, organizada por la Agrupación de Damas rojas la Asociación de Damas radicales y La Progresiva Femenina, pasaba antes «un grupo de socios de las Juventudes radicales», que apartaban a los curiosos y abrían paso. Detrás de la pancarta de apertura, aquel 10 de julio de 1910, seguían las manifestantes. Las crónicas consultadas no dan una cifra exacta, pero eran miles de mujeres.

La crónica que publicó entonces La Vanguardia, el diario más popular de la ciudad que acogía la marcha, Barcelona, apunta que entre las asistentes iban una niña «vestida de República» (iba en brazos de «un individuo»), muchas manifestantes con una caricatura que mostraba a la república dando un puntapié a un fraile prendida con un alfiler o una manifestante que llevaba «un soberbio ganso con el cuello adornado con cintas tricolores» (recibió «muchos aplausos»).  Otra de las noticias de la prensa del momento señala que la mayoría de las mujeres asistentes llevaban insignias que identificaban a que asociación de mujeres pertenecían.

Lee el resto de esta entrada »

Victoria Kent y el laicismo a fines de 1930

junio 11, 2021

Intervención (1) de Victoria Kent en la presentación en Madrid de la Liga Nacional Laica

victoria-kent

Victoria Kent en su época como directora general de Prisiones / Dominio público

11 de junio de 2021

Importantísimo mitin de la Liga Nacional Laica (número 6783 de El Socialista, 4 de noviembre de 1930)

El teatro de la Comedia estaba totalmente ocupado de púbico de cada sexo. Las mujeres, en un acto de significación laicista, dan una nota de gran optimismo. […]

[…] Hubo necesidad de colocar sillas por los pasillos. Y aún sí, quedó infinidad de gente sin poder entrar. Esto nos da la sensación del actual espíritu español. Convocan las derechas a un acto público, y van los curas y las damas de catequistas; pero el pueblo permanece ausente… Se convoca un acto de orientación laicista, liberador de conciencia, y acude el pueblo unánimemente. Y esto es lo que descompone a las derechas y encrespa y violenta sus pasiones

________________

El domingo por la mañana, en el Teatro de la Comedia, se celebró le primer acto público de la Liga Nacional Laica.

La entrada fue por rigurosa invitación, no obstante lo cual, a la hora de empezar el mitin el teatro presentaba un aspecto imponente con todas las localidades ocupadas y numerosos público aglomerado en los pasillos y puertas de entrada. Asisten numerosísimas damas.

A las once y minutos abre la sesión el presidente, Ramón Pérez de Ayala, y concede la palabra al compañero Antonio Fernández Quer

En el mitin de presentación de la Liga intervinieron además de Antonio Fernández Quer y Victoria Kent, que lo haría a tras él, Luis Araquistain, Rodolfo Llopis, Pedro Rico y Álvaro de Albornoz.

Victoria Kent y el laicismo a fines de 1930

Lee el resto de esta entrada »


La Mezquita de Córdoba en “Historias de Bolsillo”, programa de Radio Universidad de Salamanca

junio 3, 2021

Aula 89 de Radio USAL, radio de la Universidad de Salamanca

Mezquita

Mezquita de Córdoba / Fuente Twitter Historias de Bolsillo

3 de junio de 2021

Historias de Bolsillo es un programa de radio dentro de la programación del Aula 89 de Radio USAL, dedicado a temas monográficos de Historia. Dirigido por Daniel Justo Sánchez y Moisés Rodríguez Escobar.

El programa se emite todos los lunes a las 17:00 horas y en este último lunes (31 de mayo) se dedicó a uno de los monumentos más emblemáticos de nuestro país. En el programa participó Alejandro García Sanjuán, profesor Titular de Historia Medieval en la Universidad de Huelva, especializado en historia de al-Andalus.

En el programa se ofrece un repaso histórico del proceso de construcción del edificio hasta la gran ampliación de Almanzor en el siglo X y de lo que significó la conquista de Córdoba en el siglo XIII en la que la mezquita se convirtió en un objetivo fundamental procediendo de inmediato a consagrar el edificio y transformarlo en un edificio de culto cristiano, todavía sin grandes transformaciones, hasta llegar en el siglo XVI a la construcción de la catedral.

Al inicio recomiendan el texto de Fernando Arce ¿Hubo un precedente cristiano en el origen de la mezquita de Córdoba? porque ese será el tema de la segunda parte del programa, centrado en las narrativas que soportan las versiones de que hubo un precedente cristiano o lo contrario.

Para Alejandro García Sanjuán, a día de hoy y con los trabajos arqueológicos llevados a cabo, aunque la iglesia de Córdoba, que es la que gestiona el edificio, sigue aferrada a la narrativa de una iglesia precedente de San Vicente, no hay ninguna evidencia irrefutable de la existencia de un lugar de culto previo a la existencia de la mezquita

Lee el resto de esta entrada »

Los “delitos religiosos”, según la visión de Sánchez-Rivera en 1926

abril 18, 2021

c4dad6c8f8e625b5f8b7672c82fc7ac2_L

El ministro Eugenio Montero Ríos presentó el Código penal el 30 de mayo de 1870

Eduardo Montagut, Historalia, 18 de abril de 2021

El socialista Juan Sánchez-Rivera, aunque luego terminaría alejándose del PSOE, tenía costumbre de dirigirse a las autoridades a través de El Socialista para solicitar reformas y cambios en distintos ámbitos, especialmente en los relacionados con la justicia. En este sentido, hemos abordado ya su petición a Fernando de los Ríos sobre la reforma de la justicia vinculada a los accidentes laborales en los inicios de la Segunda República. En este artículo que planteamos ahora veremos como Sánchez-Rivera, además de abogar por la necesidad de reformar completamente el Código Penal de 1870 y plantear cómo hacerlo, se centró en los que denominaremos “delitos religiosos”.

El Código Penal de 1870 pretendió adaptar el Código anterior del año 1850 a la nueva realidad española, surgida de la Revolución de 1868 y la aprobación de la Constitución de 1869. Curiosamente, el propósito inicial era que fuera provisional, ya que se redactó y tramitó con carácter de urgencia a la espera de preparar un texto definitivo, pero terminó por estar en vigor mucho tiempo, hasta la reforma que tuvo lugar, precisamente, en la Dictadura de Primo de Rivera, estableciéndose el Código de 1928.

Sánchez-Rivera pedía que se derogase el artículo 240 del Código, especialmente en su punto tercero porque consideraba que era “terrible” y “anacrónico”. Se refería a que incurrirían en penas de prisión correccional y con multa de doscientas cincuenta a dos mil quinientas los que con hechos, gestos o amenazas ultrajasen al ministro de cualquier culto cuando se hallare desempeñando sus funciones, los que con por los mismos medios impidieren, perturbaren o interrumpieran la celebración de las funciones religiosas en el lugar destinado habitualmente para ellas o en cualquier otro en que se celebrasen, los que encarnecieran públicamente alguno de los dogmas o ceremonias de cualquier religión que tuviera prosélitos en España, y los que profanasen públicamente imágenes, vasos sagrados o cualquier otros objetos destinado al culto.

Lee el resto de esta entrada »

El mito de la persecución religiosa republicana

abril 4, 2021

Foto-1-Santa_Maria_del_Mar

Interior de la nave central de Santa María del Mar. Foto: Josep Renalies CC BY-SA 3.0 (original en color)Fuente

Ángel Luis López Villaverde, Conversaciones sobre la Historia, 4 de abril de 2021

En el mundo académico, el empleo de conceptos más propios del pasado (valga como ejemplo “fascismo”) suele provocar debates enconados si se trata de actualizarlos en formas y expresiones del presente, saliendo a colación el necesario rigor mientras se denuncian deslices presentistas. Sin embargo, hay otras expresiones o usos del pasado que han derivado del orden propagandístico al historiográfico sin pasar suficientemente por sus filtros. Es el caso de la denominada “persecución religiosa republicana”.

La magnitud de la tragedia ha facilitado las cosas. Pero en unos tiempos tan dados a la hipérbole, conviene separar mito y logos. No se puede negar lo obvio. Los 6.832 clérigos asesinados durante la violencia revolucionaria de 1936 indican que una de cada nueve de las víctimas mortales del denominado “terror rojo” era eclesiástico. No menos grave es que, al derramamiento de sangre, se añadan ataques masivos a objetos y espacios sagrados, perdiéndose irreparablemente buena parte del patrimonio artístico y religioso a causa de la “ira sagrada”, en expresión del antropólogo Manuel Delgado. Ahora bien, reconocer la trascendencia de la violencia ejercida contra el clero y los bienes y símbolos religiosos no implica mantener sin más que formara parte de una verdadera “persecución”, o que su base fuera esencialmente “religiosa”. Menos aún que formara parte de un proyecto gestado en los albores de la República y culminado durante la guerra.

Este artículo trata de traducir en lenguaje comprensible lo que suele quedar en terrenos más eruditos y separar la realidad histórica de la mitificación interesada. Para ello, recuperaré y actualizaré lo que ya he escrito en algunas de mis publicaciones, que figuran citadas al final, deudoras del resto de autores referenciados.

La importancia del relato

Lee el resto de esta entrada »

Inmatriculaciones y relaciones históricas Iglesia-Estado

marzo 24, 2021

Para entender la inacción del Estado en el expolio de más de 35.000 bienes de todo tipo (iglesias, fincas, inmuebles, etc.) en manos de la Iglesia, es indispensable adentrarse, sucintamente, en las relaciones Iglesia-Estado desde la Edad Moderna…

bitmap

Jesús Ferrero / Fuente imagen

Diego Jiménez, La Opinión de Murcia, 24 de marzo de 2021

El pasado miércoles, 10 de marzo, el Pleno del Senado rechazó, con los votos en contra de PSOE, PP, Vox y PNV, una moción del Grupo Parlamentario Esquerra Republicana-Euskal Herria Bildu por la que se instaba al Gobierno a realizar los cambios legales necesarios para revertir las inmatriculaciones de la Iglesia católica. «Es un insulto a la democracia, el Gobierno quiere cerrar en falso este expolio, en simbiosis con la Conferencia Episcopal […]. Este es un tema de Estado y tiene que tener una solución de Estado», resumía Juanjo Picó, de Europa Laica.

Para entender la inacción del Estado en el expolio de más de 35.000 bienes de todo tipo (iglesias, fincas, inmuebles, etc.) en manos de la Iglesia, es indispensable adentrarse, sucintamente, pues no es posible abordar in extenso un tema de tal complejidad en los límites de este artículo, en las relaciones Iglesia-Estado desde la Edad Moderna, para constatar cómo la institución eclesiástica ha sido, y es, un fuerte grupo de poder que se ha impuesto, en determinados momentos, a la propia acción del Estado.

DEL REGALISMO BORBÓNICO AL LIBERALISMO BURGUÉS.

La España del Antiguo Régimen constituyó el único país de lo que fue la Cristiandad en la Edad Media donde se verificó el aforismo eijus regio, ejus religio, una frase latina que viene a decir que la religión del príncipe se aplica a todo el territorio.

Pero sería en el siglo XVIII, con la llegada de los Borbones, cuando se ponen en marcha los acuerdos con la Santa Sede. Así, en el reinado de Felipe V se firmaron sendos acuerdos, en 1717 y en 1737, que ponían fin a las malas relaciones diplomáticas entre Felipe V y el papado por la Guerra de Sucesión y las campañas bélicas italianas, respectivamente.

Lee el resto de esta entrada »

Predecesores de la eutanasia

marzo 23, 2021

Hace dos siglos ya había médicos con una opinión muy clara sobre uno de los temas éticos que más debate provocan: cómo debe proceder la medicina con aquellas personas que padecen enfermedades terminales

Pancarta

Concentración de Derecho a Morir Dignamente, en la Puerta del Sol, en Madrid.

Xavier CARMANIU MAINADÉ, La Nueva España, 23 de marzo de 2021

Apesar de que se acaba de aprobar la ley de la Eutanasia por parte del Congreso, esto no quiere decir que este sea un tema nuevo. El debate sobre cómo debe proceder la medicina con aquellas personas que padecen enfermedades terminales tiene siglos de historia. Habitualmente, cuando se buscan los orígenes de esta cuestión las crónicas se remontan a la época clásica, y se cita que personalidades griegas y romanas como Sócrates, Platón Séneca, que eran partidarios de su uso. Posteriormente, con la consolidación del cristianismo como religión hegemónica en Europa, ayudar a morir era inconcebible porque quitar la vida solo era potestad de Dios Padre Omnipotente. Parece que fue el filósofo inglés Francis Bacon en el siglo XVII quien utilizó el término eutanasia por primera vez. Ahora bien, su enfoque era sobre todo teórico y lo usaba para referirse al proceso de preparación de cuerpo y espíritu para una buena muerte.

Ahora bien, una cosa es la teoría y otra la práctica. A lo largo de la historia siempre ha habido médicos que han ayudado a sus pacientes a morir, pero nunca reconociéndolo públicamente. Por eso son tan importantes los testimonios localizados por el historiador de la medicina Michael Stolberg.

Fruto de sus investigaciones, recuperó el caso de dos pioneros alemanes que escribieron sobre la muerte asistida. El facultativo Carl Tortum, en un ensayo publicado en 1800, admitía que ante el sufrimiento de los pacientes agonizantes un médico solo podía desearles una muerte dulce y acabar con aquella tortura que no tenía ningún otro desenlace que dejó de existir. Recomendaba a sus colegas que administraran una dosis moderada de jugo de adormidera o unas gotas de Láudano para mitigar el dolor. Consciente de que su propuesta podía despertar recelos, remachaba el texto afirmando que moralmente ese tipo de prácticas estaban permitidas en casos extremos.

Lee el resto de esta entrada »

El asesinato del gobernador de Burgos en el claustro de la catedral (1869) / Acontece que no es poco

febrero 3, 2021

Que el expolio del patrimonio no es cosa nueva nos lo recuerda Nieves Concostrina al relatarnos cómo un 25 de enero de 1869, Isidoro Gutiérrez, gobernador civil de Burgos, fue linchado en la catedral por una turba alentada por el arzobispo de la provincia y sus curas, por intentar cumplir el decreto de inventariar e incautarse de aquellos bienes de la Catedral susceptibles de ser objeto de expolio por su valor cultural: Bibliotecas, archivos, arte, literatura a excepción de los bienes destinados al culto. Eso sí, ahora con la complacencia de legisladores y registradores de la propiedad…

Isidoro Gutiérrez de Castro, gobernador civil de Burgos

3 de enero de 2021

Que el latrocinio de la iglesia católica no es algo nuevo y que no empieza y acaba con las inmatriculaciones lo pone de manifiesto el asesinato del gobernador de Burgos, Isidoro Gutiérrez de Castro,  dentro de la propia catedral cuando se disponía a cumplir un decreto que, para las huestes pías, constituiría mucho más que un desafío: una ofensa en toda regla: «El Estado se incautará de todos los archivos, bibliotecas, gabinetes y demás colecciones de objetos de ciencia, arte o literatura que con cualquier nombre estén hoy a cargo de las catedrales, cabildos, monasterios u órdenes militares» a fin de poner coto al expolio lento y silencioso al que los mismos curas sometían el patrimonio a su cargo; un patrimonio que calladamente iban vendiendo y que se perdía para siempre, las más de las veces saliendo de España para no volver.

Para evitar que el ambiente se enrareciera más, el día antes de la publicación del decreto el entonces ministro de Fomento, Manuel Ruiz Zorrilla, ordenó a todos los gobernadores que procediera a inventariar los bienes de los templos. Pero de nada sirvió prevenir. Alguien, probablemente un funcionario que se hallaba al tanto del asunto, avisó al Nuncio, que se aprestó a informar a todos sus obispos de las intenciones del gobierno. Esto hizo que muchos clérigos aprovecharan a poner a buen recaudo bienes de todo tenor y que en Burgos una turbamulta encendida, clérigos incluidos, estuviera esperando la llegada del gobernador a la Catedral…

La historia nos la cuenta Nieves Concostrina en La Ventana , Cadena SER,  Acontece que no es poco: Asesinado en la catedral Lee el resto de esta entrada »


Golpe de Estado y religiosidad del Dictador

enero 22, 2021

Francisco Franco y el beso (fragmento) 7 Foto D.P.

Víctor Moreno, Nueva Tribuna, 22 de enero de 2020

Más que un tópico

Es un dogma decir que el problema religioso fue causa primera del golpe de Estado y de la Guerra advenida tras su fracaso; que la persecución religiosa y la quema de conventos con monjas y frailes dentro fue la mecha que explotó la decisión de los militares africanistas para echarse al monte. Y que el trato que la II República dio a la Iglesia jerárquica e institucional fue la dinamita bien cebada que hizo estallar la paciencia de los militares africanistas.

¿En qué medida esta argumentación conductista influyó en estos “militares ambiciosos e ignorantes”, tal y como los calificó el coronel de caballería e historiador Carlos Blanco Escolá? Y, mucho más específicamente, ¿en qué medida el polvorín de la religión contribuyó en la decisión final del Dictador, “ese cerdo jesuita”, como lo llamó Hitler, para sumarse a última hora al pelotón de los golpistas dirigidos por Mola, un tipo que nunca dio muestra alguna de religiosidad?

Una primera aproximación podría formularse en clave hipotética. Si a esta casta de militares ambiciosos les importaba la religión y sus practicas, habría que decir que se lo tuvieron muy callado. En la vida, lo habitual es que, cuando algo/alguien forma parte de las obsesiones de un individuo, estas se plasmen de algún modo en las ideas, en las palabras y en la conducta. Y este acto reflejo no parece que fuese el caso, toda vez que en África y en la Península estos militares jamás manifestaron preocupación alguna por el problema religioso, ni se caracterizaron por ser practicantes católicos. Como la mayoría de los españoles cumplían con pascua florida, si es que lo hacían, y adiós muy buenas.

Durante la II República, no abrieron su boca en esta materia, ni en otras de parecida naturaleza. Cuando Azaña el 13 de octubre de 1931 dijo en las Cortes que “España había dejado de ser católica” en términos de Estado, que no sociológicamente, los militares que, luego se rebelaron contra la República, ni protestaron ni dijeron nada en contra de la tesis de Manuel Azaña, reproducida íntegramente por el periódico El Sol, el día 14 de octubre.

Si se analiza la “política religiosa de la II República” en aquellos decretos, órdenes y leyes que guardaban alguna relación con el Ejército, vemos que contra los que se citan a continuación no hubo ninguna protesta formal por parte la superioridad militar: Decreto del 13.5.1931, por el que se somete al cuerpo eclesiástico del ejército a las normas generales para la jubilación; Decreto del 10.7.1931, por el que se declara extinguido el cuerpo eclesiástico de la armada; Decreto del 4.8.1931, por el que se disuelve el cuerpo de capellanes de Prisiones; Decreto del 17.11.1931, por el que se pone en práctica la extinción del cuerpo eclesiástico de la armada; Ley de 30.6.1932, por la que se disuelve el cuerpo eclesiástico del Ejército; Decreto de 2.8.1932, por el que se suspenden las celebraciones del culto en las dependencias del Ministerio de Marina; Orden 17.4.1933, por el que se suprimen los privilegios de los sacerdotes respecto al servicio militar. Lee el resto de esta entrada »


Antimilitarismo y anticlericalismo

enero 18, 2021

José Antonio Ojeda García, El Salto, 18 de enero de 2021

Las personas de izquierda que conocemos la historia de las asonadas militares en España, además de ser pacifistas por ideología nos vemos impulsadas a ser antimilitaristas por las consecuencias nefastas para el desarrollo en lo social, lo cultural y en lo económico que han supuesto los militares en nuestro país.

La institución militar no ha actuado sola, ha gozado también del apoyo de la Iglesia Católica, unas veces solapado y otras de forma abierta desde los púlpitos y sus medios de difusión y propaganda.

La institución militar y la religiosa han estado al lado y a las ordenes de las oligarquías financieras, industriales y terratenientes latifundistas para reprimir todo intento del pueblo de huir del hambre y de la incultura. Sin importarles el número de muertes de inocentes, los encarcelamientos y los destierros llegando incluso a la usurpación de bienes; desposeyendo aún más a quienes nada tenían. Por ello al antimilitarismo hay que añadir el anticlericalismo.

España es un país con una larga tradición en asonadas militares, intentos de golpes de estado contra el poder establecido, que si bien no lograban su objetivo último si condicionaban el desarrollo del devenir de los asuntos públicos.

Los envenenamientos y el uso de sicarios para conseguir el poder eran moneda de uso corriente en todos los reinos e incluso en la jerarquía eclesiástica. El primer intento de hacerse con el poder a través de un golpe militar se produce en 1677 por don Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV. El siglo XIX se caracterizó además de por las asonadas militares y el inicio de las guerras carlistas apoyadas por el clero y en la última mitad del siglo ocupando los “espadones” los Consejos de Ministros. Haciendo desaparecer a la I República y estableciendo la Restauración borbónica.

Estos antecedentes son el caldo de cultivo para que en el siglo XX las oligarquías militares se arroguen el derecho una y otra vez de salvar la patria. Es decir, defender los intereses de la aristocracia terrateniente y latifundista, la oligarquía financiera sin escrúpulos y las grandes industrias que no dudaron en utilizar el pistolerismo profesional para eliminar a los sindicalistas que luchaban por unas condiciones laborales más justas. Lee el resto de esta entrada »