Habemus Papam: Una historia de poder

noviembre 17, 2019

Una serie documental de la CNN

UNSPECIFIED - DECEMBER 16: Boniface VIII (Anagni, ca 1230-Rome, 1303), encaustic painting on panel by Andrea Gastaldi (1826-1889), 1875, detail. Rome, Galleria Nazionale D'Arte Moderna (National Gallery Of Modern Art) (Photo by DeAgostini/Getty Images)

Bonifacio VIII, Andrea Gastaldi (detalle), / Foto DeAgostini/Getty Images / Fuente

 14 de noviembre de 2019

El Vaticano siempre es noticia y no sólo por cuestiones relacionadas con la doctrina católica, los viajes papales, abundantes en los últimos tiempos o los escándalos de la banca vaticana. Lo es por el poder y la influencia, ejercida a lo largo de 2.000 años, para interferir en el devenir de la historia.

Habemus Papam: Una historia de poder es una serie documental, estrenada en nuestro país en agosto de 2018, que consta de seis capítulos. La promoción de la CNN nos animaba a entrar “en el Vaticano para revelar cómo los papas han usado su poder para dar forma al curso de la historia mundial”.

La serie, con guión de Bruce Hall y narración a a cargo del actor Liam Neeson, cuenta con entrevistas a expertos, escritores y algunos miembros de la Iglesia Católica cercanos al actual Papa y repasa importantes periodos de la historia en los que el papel del papado fue muy influyente. Además, CNN ha tenido acceso a los archivos secretos del Vaticano que guardan algunos de los documentos históricos más significativos que existen en el mundo.

Sinopsis capítulos  Lee el resto de esta entrada »


Una investigación señala a los manuales de confesión de la Iglesia de los siglos XVI y XVII como germen indirecto de la violencia de género

octubre 9, 2019

Un investigador de la Universidad de Granada analiza el legado sociocultural actual que han dejado los mecanismos de control que ejercía la Iglesia en los siglos XVI y XVII. La investigación pone el enfoque en el sacramento de la confesión como instrumento de disciplinamiento de las costumbres sociales y, específicamente, observa el rol que el discurso eclesiástico definía de la mujer.

El investigador Andrea Arcuri, doctorando en el programa de “Historia y artes” de la UGR

Canal UGR, 9 de octubre de 2019

El doctorando Andrea Arcuri, del programa de “Historia y Arte” de la Escuela Internacional de Posgrado (EIP) de la Universidad de Granada, ha publicado un artículo en la revista “Ex Aequo” sobre las técnicas de represión sexual y de género a través del sacramento de la confesión en los siglos XVI y XVII. Su tesis doctoral tiene como título “Disciplinamiento social y vida cotidiana en la época de la confesionalización: Costumbres, sacramentos y ministerios en Granada y Sicilia” (1565-1665).

La mayoría de investigaciones hasta el momento estudiaban la posición de la Iglesia con respecto a los abusos sexuales dentro del confesionario, conocidos como “solicitatio ad turpia”. El discurso de esta investigación es más novedoso por dos razones: pone el enfoque en el sacramento de la confesión como instrumento de disciplinamiento de las costumbres sociales y, específicamente, observa el rol que el discurso eclesiástico definía de la mujer.

En los siglos XVI y XVII, la Iglesia católica buscaba disciplinar a sus fieles con mayor fuerza debido a las divisiones ocasionadas por la Reforma protestante. Una de las herramientas de disciplinamiento más eficaces que tenían era el sacramento de la confesión que, en estos siglos, era obligatorio realizar una vez al año como mínimo para recibir un certificado de confesión, tal y como establecía el Concilio de Trento.

Así, la Iglesia católica creó un complejo sistema de control: creaba traumas en entornos de la vida como son el sexo, la familia o la economía, convirtiendo en pecado todo lo que no fueran los dictados de la Iglesia y solo permitía la redención de estos pecados a través de la confesión, controlando el comportamiento de todos los fieles. Lee el resto de esta entrada »


La Santa Sede y España durante la guerra civil

octubre 2, 2019

Un artículo del historiador Santiago Navarro de la Fuente sobre el papel del Vaticano en la contienda española.

Mayo 1944 Franco con el nuncio Cicognani y el obispo de Madrid-Alcala, Eijo Garay en consagración monumento Sagrado Corazón

Franco, junto con el nuncio Cicognani y el obispo de Madrid-Alcala, Eijo Garay, consagran el monumento al Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles / Mayo 1944 / Fuente

Santiago Navarro, The Conversation, 2 de octubre de 2019

En 1936, la nunciatura apostólica en España se enfrentaba a un cambio de ciclo. La marcha del ya cardenal Federico Tedeschini ponía fin a un periodo de representación iniciado en 1921, todavía durante el pontificado de Benedicto XV. El fin de etapa coincidía también con la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero y con la crisis del posibilismo católico tras la derrota. Pero no fue el único cambio.

El auditor de la representación, Tito Crespi, se suicidó en abril. Lo hizo mientras marchaba a Roma en barco para reponerse de un severo trastorno depresivo. Eso provocó que Silvio Sericano fuese destinado a la nunciatura de Madrid. Aquella llegada fue la primera de las provisionalidades que marcaron la representación del Papa en España durante la Guerra Civil, como he estudiado en el libro La Santa Sede y la Guerra Civil.

La etapa de Sericano

Poco después del suicidio de Crespi, en junio, fue cuando Tedeschini marchó definitivamente a Roma. La nunciatura quedó entonces en manos de Sericano como encargado provisional de negocios. Su papel estaba en mantener la representación a la espera de la llegada del nuevo nuncio, Filippo Cortesi.

Durante el periodo que medió entre la salida de Tedeschini y el golpe de Estado de julio, Sericano demostró gran habilidad a la hora de defender los derechos de los católicos usando el ordenamiento jurídico democrático de la Segunda República, en una muestra de la tendencia que la Santa Sede parecía querer imprimir al nuevo periodo de sus relaciones con el gobierno español.

El golpe de Estado de julio y el comienzo de la guerra sorprendieron a una nunciatura a cargo de Sericano, que hubo de mantener la representación en calidad de encargado de negocios en aquellas circunstancias. Finalmente, Cortesi nunca llegó y en la Navidad de 1936 fue destinado a Polonia.

La condición provisional de la representación del Papa en España no sólo afectó a Sericano, sino que se proyectó también sobre los dos primeros representantes del pontífice ante el gobierno de los sublevados. Así, el cardenal arzobispo de Toledo Isidro Gomá fue representante confidencial y oficioso ante Franco entre la Navidad de 1936 y octubre de 1937. Lee el resto de esta entrada »


El día en que Asturias le declaró la guerra al «tirano de Europa»

mayo 25, 2019

Banderas de Asturias diseñadas en 1808, con el lema “Asturias xamás vencida”

25 de mayo de 2019

Hoy, 25 de mayo, “jornada de reflexión”, colectivos memorialistas y republicanos, Asturias Laica entre ellos, deberían haber conmemorado en Oviedo la fecha en que “Asturias le declaró la guerra al tirano de Europa”.

Sin embargo, el homenaje a los héroes del 25 de mayo de 1808 tuvo que celebrarse el día 19 por la prohibición de la Junta Electoral de Asturias que asumió competencias que no le eran propias, tal y como señalaban Miguel Presno, profesor Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo  o el historiador Javier Cubero.

Hoy de la prohibición y de los hechos ocurridos en Asturias el 25 de mayo de 1808, se hace eco también Luis Ordóñez en La Voz de Asturias

La Junta Electoral vetó el homenaje a la insurrección del 25 de mayo de 1808 contra Napoleón por coincidir con la jornada de reflexión

No hay un Francisco de Goya que haya pintado al óleo los sucesos de Asturias en el 25 de mayo de 1808. No hay pinturas de majos a navajazos contra mamelucos a caballo ni tampoco de fusilamientos nocturnos en Moncloa. No es siquiera una efeméride que se celebre de forma oficial e, incluso en esta ocasión, hasta la Junta Electoral ha considerado inconveniente el homenaje por si fuera a entorpecer la jornada de reflexión previa a los triples comicios autónómicos, locales y europeos. Pero lo cierto es que en esta misma fecha hace 211 años pasaron muchas cosas en Asturias y en Oviedo que no sólo cambiaron la historia del país y pusieron su granito de arena en modificar la del continente entero, fue la primera ocasión en la que se reconoció la soberanía popular en la península ibérica y fue también cuando se diseñó la bandera actual de Asturias, con fondo azul y su cruz de la victoria en amarillo. 

Son varios los colectivos que, a lo largo de los años, han reclamado que se reconozca al 25 de mayo y no al 8 de septiembre como el Día de Asturias. Celebran el homenaje de forma constante el grupo de  de Entidades Memorialistas y republicanas que, en esta ocasión, recibieron el varapalo de la Junta Electoral. Los argumentos a favor de destacar la importancia de la fecha no son pocos y se trata de una historia digna de ver en una gran pantalla o en una pequeña, con sofá y mantita, porque tiene épica, emoción y giros inesperados.

Mayo de 1808

Lee el resto de esta entrada »


Ocurrió el 25 de mayo de 1808, Javier Cubero

mayo 24, 2019

La decisión de la Junta Electoral Provincial de prohibir un homenaje a la Suprema Junta de Gobierno

La Suprema Junta hubo de desplazarse por el occidente asturiano huyendo de la invasión. Envió para formar parte de la Junta Suprema Central a dos personajes de gran relieve: Jovellanos y el marqués de Camposagrado / Fuente

Javier Cubero de Vicente, La Nueva España, 24 de mayo de 2019

Pocas efemérides de la historia de Asturies tienen tanta significación como el 25 de mayo de 1808. La decisión adoptada aquel día en Uviéu de instituir «una Suprema Junta de Gobierno con todas las atribuciones de la Soberanía», con el fin de organizar la resistencia frente al invasor francés, implica un momento constituyente de Asturies como sujeto político.

Por eso a lo largo de estos dos últimos siglos ha sido una fecha olvidada por aquellos que se sentían cómodos con el centralismo madrileño, mientras que era reivindicada por quienes cuestionaban la subalternidad de Asturies como País, desde el republicanismo federal de Eladio Carreño hasta el regionalismo carlista de Vázquez de Mella. La encontramos en el manifiesto que en 1883 difunde el Partido Republicano Democrático Federal con motivo del inicio de un proceso interno de debate para la elaboración de una Constitución asturiana. Pero también es localizable en las páginas de la Doctrina Asturianista, folleto publicado en 1918 por la Junta Regionalista del Principado con el objetivo de divulgar las ideas foralistas.

En este año 2019 diversas entidades culturales (Asociación Lázaro Cárdenas, Asturias Laica, Atenéu Obreru de Xixón, Sociedad Cultural Gijonesa, etc.) que trabajan el campo de la memoria histórica quisieron realizar un acto conmemorativo de carácter estrictamente cívico. Lee el resto de esta entrada »


Recordando el 25 de mayo de 1808. Acto-Homenaje

mayo 11, 2019

Concentración en Oviedo el 19 de mayo, 12:00 h.

11 de mayo de 2019

Distintos colectivos llevamos reivindicando la importancia que para nuestra historia tienen los acontecimientos iniciados el 9 de mayo de 1808 y que el 25 culminaron en que, con el poder central en manos de los franceses, Asturias declara la guerra a Napoleón y la Junta Suprema del Principado se declara soberana, reconoce la soberanía popular, organiza un ejército y envía embajadores a Inglaterra.

En ese intento de recuperar acontecimientos tan significativos, y tratando de que el 25 de mayo sea reconocido y dignificado como se merece, ya el año pasado Asturias Laica organizó una ofrenda floral que, junto a otros colectivos, se celebró ante la placa que en Oviedo conmemora los acontecimientos.

Con el mismo fin, este año, Colectivos de Entidades Republicanas y Memorialistas mantuvieron una serie de reuniones de cara a organizar actos que homenajearan y conmemoraran la fecha del 25 de mayo, entre ellos una concentración en Oviedo, a las 12:00 h., en la Plaza de la Catedral Lee el resto de esta entrada »


El culto a la agresión de mujeres en la iglesia católica

febrero 1, 2019

…Bajo el mecenazgo eclesial, los artistas encontraron el éxito en la exageración de las leyendas y la intención de emocionar y cautivar al público convirtiendo los templos cristianos en campos de concentración dónde no podían apartar la vista de la atrocidad y el horror…

Águeda de Catania / Ramón de Oscáriz – Catalina de Oscáriz, siglo XVI

Esther Tauroni Bernabeu, Tribuna Feminista, 1 de enero de 2019

A lo largo de la era cristiana, pero especialmente durante los últimos 500 años, las mujeres  hemos sido apartadas de la formación e incluso hemos tenido prohibido el acceso sin embargo y a la par hombres y mujeres hemos tenido que cumplir el precepto de ir a misa los domingos y fiestas de guardar, espacio dónde hemos tenido que convivir con todo tipo de lecturas e imágenes misóginas.

Para responder al desafío de la Reforma Protestante, entre 1545 y 1563, la Iglesia Católica Romana organizó el consejo ecuménico conocido como Concilio de Trento, a partir del cual se llevaron acciones de contrarreforma. A partir de entonces las manifestaciones artísticas y la filosofía quedaban al servicio de la teología y su objetivo era inducir a las masas a aceptar “verdades” y adoctrinar al pueblo.

En el adoctrinamiento entra el emocionalismo, sentimentalismo, teatralidad, el deseo de provocar emociones de dolor, aflicción, causar heridas y provocar lágrimas y, especialmente crear temor en los y las fieles. El arte se convierte en propaganda, los centros religiosos en escenarios y las imágenes en una invitación a participar en las agonías y martirios de los personajes representados.

Lo que la Iglesia Católica Romana pretendió transmitir como vidas ejemplares para aleccionar al pueblo se traduce en representaciones de mujeres, cuyas vidas y leyendas habían relatado los hagiógrafos, recibiendo palizas, esclavizadas, degradadas, golpeadas, amputadas y violadas a la par que custodiadas por elementos iconográficos para la identificación y lectura de las imágenes.

Tanto en las representaciones religiosas de las mujeres, especialmente en el barroco pero también en  movimientos artísticos anteriores y posteriores,  se crea un culto a la agresión, una violencia constante ejercida sobre ellas así como una veneración a su virginidad. Santas y mártires transmiten angustia y desasosiego; mientras que vírgenes y castas, calma y tranquilidad. Lee el resto de esta entrada »