La Red Laicista Europea condena la grave violación de los derechos de las mujeres en EE.UU.

junio 28, 2022

___________

Decenas de mujeres participan en una manifestación contra el fallo que prohíben el aborto, frente al Tribunal Supremo en Washington (EEUU) / Lenin Nolly (EFE) – Fuente

Red Laicista Europea (European Secularist Network), 28 de junio de 2022

La Red Laicista Europea denuncia enérgicamente la decisión de la Corte Suprema de EE. UU. de anular Roe v. Wade, poniendo fin al derecho federal al aborto. Tan pronto como se anunció esta escandalosa decisión, varios estados tomaron medidas para prohibir completamente el aborto o restringirlo severamente.

Esta decisión es un grave atentado al derecho de las mujeres a controlar su propio cuerpo y al principio de no discriminación contra ellas. Este es un paso atrás sin precedentes, a pesar de que el derecho al aborto ha sido reconocido en el derecho internacional y ha sido adoptado en varios países en los últimos años (Irlanda, Argentina, etc.).

Además del aborto, la Corte Suprema está amenazando otros derechos reconocidos por la Constitución de los EE. UU., incluido el acceso a la anticoncepción y el matrimonio entre personas del mismo sexo, e incluso los estados individuales podrían volver a introducir o reforzar las «leyes contra la sodomía».

Lee el resto de esta entrada »

No se gobierna con el catecismo romano

junio 27, 2022

Ejecutivos de la derecha no derogaron las leyes que los manifestantes tachan de malvadas o asesinas

Manifestación contra el derecho al aborto en Madrid / MOEH ATITAR

Juan G. Bedoya, El País, 27 de junio de 2022

Nos jugamos la verdad, no la vida. Neos, la principal plataforma de la manifestación, con el exministro Jaime Mayor Oreja en cabeza, sostiene que hay en España una ofensiva política para “destruir un orden social basado en los fundamentos cristianos”. “¡Nos jugamos la vida!”, proclamaba el lema convocante. Se acepta como metáfora. Lo que está en juego no es la vida —sostener que el Estado legisla para matar es disparate que no merece análisis, pese a que el manifiesto use la palabra asesinato—, sino una escenificación del derribo de los fundamentos cristianos que, según Mayor Oreja, son cuna de Occidente.

No hace falta esforzarse en demostrar que hace décadas que los fundamentos cristianos no condicionan la vida de los españoles. La secularización ha sido acelerada, y es creciente e imparable. Tiene razón el ministro de Interior con José María Aznar: el fenómeno afecta a todo Occidente, pero España está “a la vanguardia”, pese a haberse incorporado al proceso liberador con cuarenta años de retraso. Aquí se aprobaron las leyes de divorcio y se despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo con décadas de retraso respecto Francia, aunque se madrugó en admitir como matrimonio las uniones de personas del mismo sexo y en legalizar la eutanasia.

Lee el resto de esta entrada »

Abortar es un derecho: así hay que decirlo

junio 26, 2022

Las mujeres (y los hombres que nos apoyan) tenemos que negarnos sistemáticamente a que nuestra salud reproductiva se dirima en el terreno de la moral. Toda mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo

Manifestantes a favor del derecho al aborto, este viernes en Portland (Oregón) / JOHN RUDOFF (AFP)

Elvira Lindo, El País, 26 de junio de 2022

Si yo fuera una joven americana borraría desde ahora mismo cualquiera de esas aplicaciones que miden mensualmente los períodos de ovulación. De hecho, ya se está recomendando a través de las redes que se eliminen los rastros de cualquier sospecha de embarazo o cualquier intento de interrumpirlo, porque si se diera la circunstancia de que una chica o una mujer es acusada de abortar cualquier registro relativo a esa práctica podría ser aceptado como prueba criminal. Y no habrá clemencia, ni aunque se trate del fruto de una violación, ni por cuestiones económicas, ni por salud de la madre, ni por malformación del feto. Por no hablar de la voluntad de las mujeres: eso es algo que ya no cuenta en el país de las libertades. Por más que en algunos Estados demócratas decidan asistir a las mujeres que les lleguen desde aquellos otros Estados en los que abortar sea un delito, esta brutal decisión del Tribunal Supremo va a privar de su derecho a la salud a las mujeres pobres, que no tienen dinero para costearse el viaje y la estancia, o a las mujeres sometidas a un entorno reaccionario, por no hablar de las menores que no van a tener quien las asista en su desamparo.

Lee el resto de esta entrada »

Los eurodiputados piden que se garantice el derecho al aborto legal y seguro

junio 10, 2022

El 9 de junio el Parlamento Europeo aprobó la resolución sobre las amenazas al derecho al aborto en el mundo: la posible anulación del derecho al aborto en los Estados Unidos por parte de su Tribunal Supremo

La amenaza sobre el derecho al aborto en EE.UU. puede tener consecuencias en todo el mundo / ©AFP_TIMOTHY-A-CLARY

Parlamento europeo, Nota de prensa, 10 de junio de 2022

El pleno condena el retroceso en la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en el mundo, incluidos EE.UU. y algunos países de la UE.

Después de un debate parlamentario el miércoles, los eurodiputados adoptaron el jueves, por 364 votos a favor, 154 en contra y 37 abstenciones(1), una resolución(2) en la que recuerdan al Tribunal Supremo de los Estados Unidos que debe respetar la sentencia del caso Roe contra Wade (1973), que otorga protección constitucional al derecho al aborto en el país.

Instan al presidente estadounidense Biden y a su administración a garantizar el acceso seguro y legal al aborto. Los eurodiputados reiteran su petición al Gobierno de Texas para que derogue inmediatamente la ley 8 del Senado estatal y piden a otros estados de EE.UU. con leyes similares que adapten su legislación a los derechos humanos de las mujeres, protegidos internacionalmente

Los eurodiputados afirman que las prohibiciones y otras restricciones al aborto afectan de forma desproporcionada a las mujeres en situación de pobreza. Resaltan la situación de las mujeres que, debido a barreras financieras o logísticas, no pueden permitirse viajar a clínicas de salud reproductiva en estados o países vecinos, y que corren un mayor riesgo de someterse a procedimientos inseguros y potencialmente mortales.

Consecuencias de la prohibición del aborto en EE.UU. para otras mujeres

Lee el resto de esta entrada »

Margaret Atwood: Yo inventé Gilead. El Tribunal Supremo de Estados Unidos lo está haciendo realidad

mayo 22, 2022

Cuando escribí ‘El cuento de la criada’ creía que era ficción. Qué ingenua. Las dictaduras teocráticas no pertenecen solo al pasado remoto, hoy existen varias en el planeta. ¿Qué nos garantiza que EE UU no sea una más?

Martin Elfman (fragmento)

_____________

Margaret Atwood, El País, 22 de mayo de 2022

A principios de los años ochenta del siglo pasado empecé a trastear con una novela que exploraba un futuro en el que Estados Unidos se hubiera dividido. En la historia, una parte del país se había convertido en una dictadura teocrática basada en los principios religiosos puritanos y la jurisprudencia de la Nueva Inglaterra del siglo XVII. Ambienté la novela en la Universidad de Harvard y sus alrededores, una institución que en los ochenta era famosa por su progresismo pero que había nacido tres siglos antes como escuela de formación para el clero puritano.

En la teocracia ficticia de Gilead, las mujeres tenían muy pocos derechos, igual que en la Nueva Inglaterra del siglo XVII. De la Biblia se escogían solo los fragmentos más convenientes, de los que se hacía una interpretación literal. Siguiendo el ejemplo de las estructuras reproductivas del Génesis —en concreto, las de la familia de Jacob—, las esposas de los patriarcas de alto rango podían tener esclavas, o “criadas”, decir a sus maridos que dejaran embarazadas a esas criadas y luego reclamar los hijos como propios.

Lee el resto de esta entrada »

La ilegalización del aborto en Estados Unidos y su efecto en la estabilidad mundial: Iglesia, estado y el futuro de la democracia americana

mayo 11, 2022

Escribe Cristina González, catedrática emérita de la Universidad de California, Davis

Protestas proaborto frente al Supremo, en WashingtonJONATHAN ERNST | reuters

____________

Cristina González, La Voz de Asturias, 11 de mayo de 2022

Desde que se conoció la filtración del borrador de la propuesta del juez del tribunal supremo de Estados Unidos Samuel Alito para invalidar la sentencia de 1973 conocida como Roe v. Wade, la cual estableció que el aborto era un derecho constitucional relacionado con el derecho a la intimidad y a la no interferencia del estado en la vida personal de los ciudadanos, han corrido ríos de tinta.  

Lo que el juez conservador Alito propone, al parecer secundado por cuatro jueces conservadores, y con los otro cuatro jueces, uno conservador (el presidente del tribunal) y tres liberales, en contra, es dejar el aborto en manos de los estados, como lo estaba antes de 1973, cuando unos permitían el aborto y otros no, con los consiguientes trastornos para las mujeres que vivían en estados no permisivos, sobre todo para aquellas que carecían de tiempo o dinero para desplazarse a otros estados.

El proceso involutivo propuesto por el juez Alito y sus aliados es uno de los muchos ataques que está sufriendo la democracia americana por parte de los republicanos, que han abandonado toda pretensión de ser un partido político normal y se han convertido abiertamente en un movimiento autoritario racial y religioso, que aspira a imponer al resto de la ciudadanía las opiniones de una minoría supremacista blanca y cristiana ultraconservadora. Esta minoría parece pensar que el país le pertenece y debería doblegarse a sus deseos. Esto está sucediendo cuando el país es cada vez menos blanco y menos religioso. Esa minoría se siente insegura y quiere imponer su voluntad por la fuerza. Por todos estos problemas, Estados Unidos ya no puede considerarse una democracia plena. Esto está afectando la credibilidad del país y su percepción como un interlocutor fiable en el panorama internacional.         

Lee el resto de esta entrada »

Parlamentarios y altos cargos del PP dirigen una fundación contra el aborto incluso si hay violación

mayo 10, 2022

 Familia y Dignidad Humana, que hace causa en España a favor de las «leyes de latido fetal» como en Texas, tiene como presidente al senador por Cantabria Javier Puente, para quien el aborto es un «genocidio»

El senador del PP por Cantabria Javier Puente, presidente de Familia y Dignidad Humana, en el evento Por la Vida y por la Libertad celebrado en el Senado en febrero / Europa Press

_______________

Ángel Munárriz, InfoLibre, 10 de mayo de 2022

Siete parlamentarios, altos cargos y dirigentes autonómicos del PP forman parte de la cúpula de una fundación española que rechaza el aborto incluso en caso de violación. Familia y Dignidad Humana apoya las «leyes de latido fetal» de los Estados más conservadores de EEUU, con respaldo expreso a la norma de Texas, extrema incluso para los estándares del Partido Republicano. Para Familia y Dignidad Humana, el aborto es «un asesinato» incluso si hay violación. El senador Javier Puente, presidente de la fundación, para quien el aborto es un «genocidio», se muestra como un entusiasta de las políticas provida más radicales del Partido Republicano y de los Gobiernos nacionalistas de Hungría y Polonia, país del que aplaude su «prohibición casi total» del aborto.

Junto a Puente figuran en la dirección de la fundación otros dos senadores y el portavoz adjunto en el Congreso, José Ignacio Echániz. A ellos se suman dos altos cargos de la Comunidad de Madrid. En la dirección de Familia y Dignidad Humana aparecen el presidente del PP catalán y la secretaria general del PP de la Comunidad de Madrid, diputado autonómico y senadora, respectivamente. No sólo hay políticos en activo del PP, también dos de Vox.

Lee el resto de esta entrada »

No es el aborto: son los derechos civiles y una guerra por el poder

mayo 9, 2022

El equilibrio de poderes entre Washington y los Estados se ve amenazado en EE.UU., donde la ultraderecha religiosa se ha unido a la élite conservadora para poner límites a unas libertades civiles que tachan de libertinaje

Norma McCorvey (izq.), quien fue Jane Roe en el caso Roe v. Wade de 1973, con su abogada, Gloria Allred, en 1989 / LORIE SHAULL

_____________

Diego E. Barros, CTXT, 9 de mayo de 2022

De los tres poderes –Ejecutivo, la espada; Legislativo; la cartera; y Judicial, los jueces–, el encargado de administrar justicia nació como el hijo tonto de la joven democracia estadounidense. Alexander Hamilton ya lo advirtió a primera hora: “el [poder] judicial carece de influencia sobre la espada o la cartera. No tiene capacidad de acción sobre la fuerza o sobre la riqueza de la sociedad, por lo que no puede actuar decididamente sobre ningún asunto de importancia”. Es decir: no puede imponer sus decisiones. Corría el año de 1789.

La vista del número uno de la First St NE de Washington D.C. es imponente: primero la escalinata flanqueada por dos estatuas: a la izquierda una mujer, Contemplation of Justice; a la derecha, una figura masculina, The Guardian or the Authority of Law, también llamado The Executor of Law, ambas obras de James Earle Fraser. Después, las dieciséis columnas corintias que sostienen el frontón; y finalmente impresas sobre el arquitrabe, cinco palabras: Equal Justice Under the Law. El Tribunal Supremo de Estados Unidos (SCOTUS en sus siglas en inglés) ocupa este impresionante edificio desde 1935, 146 años después de que fuera establecido como máxima autoridad judicial de la nación mediante la ratificación de la Constitución de los Estados Unidos en 1789. 

Lee el resto de esta entrada »

El futuro del aborto en Estados Unidos da alas a los ‘ultras’ de HazteOir

mayo 9, 2022

El lobby ultracatólico anima a sus seguidores a movilizarse tras conocer que el Supremo de EEUU se inclina por desproteger el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo: “Pasito a pasito acabaremos con el aborto”

Autobús puesto en circulación en 2019 por la plataforma «Derecho a vivir», iniciativa enmarcada en campaña de HazrteOir

________________

Laura Galaup, El Diario, 9 de mayo de 2022

El futuro del aborto en Estados Unidos ha dado alas a lobbies ultracatólicos como HazteOir y su marca internacional CitizenGo. Poco después de que el medio norteamericano Politico adelantara que el Tribunal Supremo de EEUU se inclina por revocar la sentencia que en 1973 garantizó el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en todos los estados, la organización dirigida por Ignacio Arsuaga ya ha lanzado una campaña para marcar agenda en este asunto.

La filtración del borrador, que ha sido verificado por el tribunal, recoge que al menos cinco de los nueve jueces apoyan el cambio de decisión. Hay que tener en cuenta que tras los nombramientos que se produjeron durante la legislatura del republicano Donald Trump, el perfil de los integrantes de la Corte de EEUU es de mayoría conservadora.

“Esta sentencia es el corazón mismo de la batalla cultural que estamos librando. Por eso es tan relevante”, apunta Luis Losada, director de campañas de CitizenGO en Latinoamérica, en el texto publicado en la web de su organización.

Lee el resto de esta entrada »

Las penas de cárcel no frenan el acoso a las mujeres que deciden abortar

mayo 8, 2022

Un grupo ultracatólico se concentró para rezar y gritar “¡viva Cristo Rey!” frente a la clínica Dator sin que la Policía hiciera nada. Los centros de interrupción del embarazo alertan de que el hostigamiento ha aumentado desde que entró en vigor la ley.

Los antiabortistas radicales rezan ante la clínica Dator, este sábado. /XAVIER AMADO

_______________

Carol Álvarez, El Periódico, 8 de mayo de 2022

Unas 80 personas se postraron de rodillas este sábado ante la clínica Dator, en Madrid, especializada en interrupción voluntaria del embarazo. Con la ayuda de una gran cruz de madera, un megáfono y varias pancartas en contra del aborto, los congregados leyeron durante casi una hora versículos bíblicos sobre las “llamas del infierno” y el “sagrado fruto de tu vientre”, rezaron el Avemaría y gritaron “¡viva Cristo Rey!”. 

Varios policías vigilaban lo que allí ocurría, pero ninguno de ellos tomó los datos de los asistentes, a pesar de que este tipo de actos pueden ser constitutivos de un nuevo delito perseguible de oficio, sin necesidad de denuncia previa. En vigor desde mediados del mes pasado, la ley castiga con prisión de tres meses a un año o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 80 días a quienes acosen a una mujer “mediante actos molestos, ofensivos, intimidatorios o coactivos que menoscaben su libertad”. Los convocantes, un grupo ultracatólico llamado Enraizados, no habían comunicado la concentración a la Delegación del Gobierno en Madrid. Pero no pasó absolutamente nada, más allá de que fuentes de este organismo explicaron después que les abrirían un procedimiento sancionador por no informar de la concentración. 

Reivindicada durante años por las clínicas, y similar a las regulaciones de otros países europeos, la reforma penal, según los partidos que la impulsaron, está diseñada para evitar actos de este tipo. “Los acosadores en las puertas de las clínicas tienen una sola intención, y no es rezar: es coaccionar la libertad de las mujeres”, señaló durante el debate parlamentario Laura Berja, diputada del PSOE. Sin embargo, el nuevo delito no ha logrado frenar el hostigamiento en estas tres primeras semanas. Al contrario. Según los responsables de las clínicas, el acoso está yendo a más. 

El blanco de la ira

Dator fue el primer centro que obtuvo en España acreditación para practicar la interrupción voluntaria del embarazo, en 1985. Desde entonces, ha sido el principal blanco de la ira del antiabortismo más radical, que en los últimos días ha visto reforzada su posición gracias a noticias como la llegada el pasado lunes de EEUU, donde el Tribunal Supremo se dispone a tumbar el precedente judicial que consagró constitucionalmente el derecho en aquel país.   

“Estos grupos piensan que si consiguen cerrar Dator, caerán el resto de clínicas. Pero no lo van a conseguir”, señala su portavoz, Sonia Lamas. La sede llevaba más de un año sin ser atacada. El 28 de abril, sin embargo, sus ventanas y puertas aparecieron a primera hora de la mañana pintadas de azul. Pocas semanas antes, la asociación de extrema derecha Hazte Oír había abierto una oficina justo enfrente de la clínica, desde la que han organizado conciertos callejeros y proyectado ecografías en una pantalla gigante. Pintada de color rosa y morado, en su fachada aparece un bebé, junto a lemas como “¿te vas a quedar sin su sonrisa?”. 

Este sábado ante la clínica Dator / XAVIER AMADO

______________

Y este sábado tuvo lugar la concentración, la primera de este tipo desde que es delito el acoso a las mujeres que deciden abortar. “La reforma penal no nos va a detener. Hay gente que por razones personales tiene miedo a recibir una sanción. Pero yo no, y como yo muchos otros, sobre todo los jóvenes, más dispuestos a enfrentarse a una ley ilegítima e ilegal, propia de regímenes como la antigua Unión Soviética”, señaló el portavoz de la convocatoria, José Velarde, pasando por alto que una norma como la española ya existe desde hace tiempo en Alemania, Francia y el Reino Unido. 

Pero Velarde tenía razón en algo: la mayoría de quienes le acompañaban eran estudiantes, universitarios o de secundaria. Estaban a un lado de la calle. Al otro, un pequeño grupo de feministas, que se habían movilizado para mostrar su repulsa. En medio, los policías, mirando sin hacer nada.

Condenas “imposibles”

Los centros de Barcelona tienen la misma impresión que los de Madrid sobre los efectos prácticos que hasta ahora ha tenido la nueva ley. Vicente Sanchís, trabajador de la clínica Emece, explica que desde hace unas semanas cuatro personas mayores se colocan frente a la sede, intentan parar a las mujeres que acuden a interrumpir su embarazo y les entregan folletos. “Hacía mucho que eso no pasaba”, señala. En la clínica Aragón, también en la capital catalana, cuentan experiencias similares. 

“Mucho me temo que las condenas van a ser imposibles”, señala José Antonio Bosch, abogado de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), una entidad que en 2018 entrevistó a 300 mujeres que habían abortado en toda España: el 89% se habían sentido acosadas y el 66% amenazadas. “Es muy difícil que las mujeres que han abortado, y que son las que sufren la coacción grave, vayan a declarar ante el juez. No quieren, y es bastante comprensible, meterse en un circuito judicial que puede durar uno o dos años. Así que se hurta al juzgador del elemento sobre el que debe basar el acoso”, continúa. Por eso ACAI defiende que hubiese sido mucho más útil que la ley estableciese perímetros de seguridad en torno a los centros, como ocurre en Francia. Aun así, Bosch confía en que la reforma sirva al menos como “motivación” a la Policía para “actuar” frente a este acoso. 

Pero algo así no ocurrió este sábado. Cuando terminaron los rezos, los antiabortistas radicales volvieron a ponerse en pie, se agarraron unos a otros, sonrieron, se balancearon frente a las feministas en actitud retadora, volvieron a gritar “¡viva Cristo Rey!”, entonaron la canción del mismo título (“nuestro soberano Señor / pelear por Él es todo un honor”) y entonces se marcharon, muy satisfechos.

________________

País Vasco