La ultraderecha nacional católica está desbocada

octubre 6, 2019

Imagen relacionada

Fuentes Laicismo.org / Diario crítico

Francisco Delgado

Las declaraciones de personajes destacados del PP y de Vox del jueves pasado, en sede parlamentaria de la Comunidad de Madrid, relacionados con la más que probable retirada de la momia de Franco del Valle de los Caídos, en mi opinión, fue una vergüenza para la política. La posterior alusión, de un dirigente de Vox, sobre las “13 Rosas” asesinadas por el franquismo fueron vomitivas.

Más allá de la casposa incultura histórica supina que demuestran, al referirse a “quema de iglesias”… lanzaron un ataque, de forma deliberada a la línea de flotación de la democracia, en suma, un ataque, premeditado, a los derechos, a la convivencia y a las libertades.

Quienes, desde diversidad de ideologías, tratan de marcar una equidistancia entre lo que pasó entre 1931 y 1936 y entre 1936 y 1939 o no saben nada o tratan de tapar los crímenes de lesa humanidad que se cometieron por parte de los golpistas fascistas nacional católicos y sus aliados entre 1936 y 1953.

Es una evidencia histórica que en la España convulsa de los años treinta del siglo XX, hubo grupos políticos y personajes que defendían la República y se alineaban con la izquierda que cometieron atropellos innecesarios. La historia está ahí, no se puede modificar, aunque -en ocasiones- tenga diferentes interpretaciones, según con el “cristal” con la que se analice. Pero sin tratar de justificarlos, por supuesto, también hay que analizar lo que fue ocurriendo mucho antes del 31, por no irnos más atrás, al menos desde el período absolutista del XIX, desde la fallida I República, durante la dictadura de P de Rivera… pues durante décadas y décadas se multiplicaron las injusticias y los atropellos hacia las clases trabajadoras y el liberalismo ilustrado y hacia personas y grupos de convicciones no católicas, por parte de las clases dominantes y de la jerarquía católica, que iban en total comunión. Lee el resto de esta entrada »