De los brazos incorruptos a la camiseta de Maradona

mayo 12, 2022

Se han pagado 8,4 millones de euros por la camiseta que llevó Maradona contra Inglaterra en el Mundial de México-86. Puede parecer una exageración, pero las reliquias siempre han movido fortunas. Ahora y en la Edad Media.

El «brazo incorrupto de Santa Tecla»

____________________

Xavier Carmaniu Mainadé, El Periódico, 12 de mayo de 2022

Al terminar el partido se la pidió y la estrella aceptó. Steve Hodge se llevó a casa uno de los objetos más simbólicos de la historia del fútbol moderno: la camiseta con la que Maradona jugó los cuartos de final del Mundial de México de 1986 contra la selección inglesa.

El astro albiceleste marcó dos goles antológicos recordados por todos los amantes de ese deporte. El primero con la mano, simulando cabecear (conocido como ‘La mano de Dios’), y el segundo después de cruzar medio campo, regateando a todos los adversarios que se le ponían delante, y que se bautizó como el gol del siglo. El resultado final fue de 2 a 1. Una victoria que iba más allá del terreno de juego para los argentinos. Cuatro años antes, el Reino Unido les había humillado en la Guerra de las Malvinas y en el Mundial, frente a todo el mundo, el fútbol devolvía la gloria al país americano.

Hodge cedió la camiseta al Museo Nacional de Fútbol que se encuentra en Manchester y allí se ha expuesto hasta ahora, que se ha sacado a subasta. La puja ha superado todas las previsiones y alguien (no se sabe quién) ha pagado 8,4 millones de euros por quedársela. Desconocemos qué destino le espera, pero si se exhibe, seguro que mucha gente querrá verla. De la misma forma que cada día riadas de gente de todas partes visitan el Museo del Barça para contemplar los objetos que se acumulan en sus vitrinas. Y entre ellos, los más fotografiados son aún los que ganó Leo Messi.

Lee el resto de esta entrada »

Dinero, milagros, fetichismo y robos: las pasiones que desataron las reliquias en la España de la Edad Media

mayo 4, 2022

Historiadores del arte analizan en un curso la devoción en los reinos cristianos por los restos sagrados, que se convirtieron en fuente de ingresos y de poder para los templos que los atesoraban.

Arqueta de Leyre, elaborada en marfil en 1004-5, que se encuentra en el Museo de Navarra. Joya de arte islámico para guardar perfumes o joyas que los cristianos usaron para contener reliquias / ELENA ARANDA

_____________________

4 de mayo de 2022

Sirva de introducción al trabajo de los historiadores del arte que participaron en el reciente curso Románico y reliquias. Arte, devoción y fetichismo, que se recoge en el reportaje de El País, uno de los recientes programas de Acontece que no es poco que Nieves Concostrina dedicó a las reliquias: Bajo el título «Elena encuentra la cruz…ejem», habló de Elena de Constantinopla, madre de Constantino, que un 3 de mayo del 326 encontró la supuesta cruz de cristo, los clavos, la corona de espinas… todo aquello que rodea la crucifixión de cristo. Y la nombrando santa… aunque fuera mentira

Elena encuentra la cruz…ejem

Asturias Laica · Acontece que no es poco: Elena Encuentra La Cruz… Ejem

____________________

Dinero, milagros, fetichismo y robos: las pasiones que desataron las reliquias en la España de la Edad Media

Manuel Morales, El País,
Lee el resto de esta entrada »

Así se inventó la «misión imposible» de los Reyes Magos, por Nazanín Armanian

enero 5, 2022

¡Separen la espiritualidad de la religión, y échenle a la segunda una mirada crítica para que el mundo sea un lugar mejor para los creyentes y también para los ateos: los primero no se matarán ente sí, y los incrédulos no serán perseguido por los hombres y mujeres de los dioses!

relieve-hallado-en-persc3a9polis-en-el-que-se-representa-a-los-inmortales

El ejercito inmortal de los emperadores aqueménidas, Persépolis, Irán.

Nazanín Armanian, Público, 5 de diciembre de 2022

El cuento bíblico de los Reyes Magos que supuestamente llegan de Oriente a Belén para legitimar el «rey de los judíos» y adorarle es uno de los más extraños de los textos sagrados escritos en Occidente sobre un supuesto hecho ocurrido en Oriente: pues es totalmente desconocido, en todas sus versiones, por la gran mayoría de los habitantes de aquellas tierras. Si fueron, como dicen algunas tradiciones, tres astrólogos persas que visitaron Belén y fueron bautizados y después asesinados, ¿por qué no existe ni siquiera como mito en ningún registro escrito u oral persa?

Como iraní, al conocer el relato, me sorprendió:

A.- El parecido de los nombres Melchor, Gaspar y Baltasar con los de los monarcas mitológicos de la prehistoria de Irán Manucher, Garshasp y Bastavarai.

B.-Que hubiesen ido de «Oriente» a Jerusalén (que también es Oriente) hace 2019 años les sitúa en los dominios del Imperio Persa constituido en el siglo VI a. C., por lo que habría sido enviados por el emperador iraní.

Lee el resto de esta entrada »

Tumbando falsas creencias

mayo 27, 2021

Hasta principios del siglo XIX no se encontró base científica para explicar a qué es debido el color rojo que a veces presenta el pan y que la Iglesia utilizó para acreditar la transustanciación

UEB6DQO53ZC73PRBM7TQ3K3FNE

‘La misa de Bolsena’, obra de Rafael Sanzio en la Sala de Heliodoro del Vaticano

Montero González, El País, 27 de mayo de 2021

La ciencia ha venido a tumbar viejos idealismos cuyo origen ha sido fundado en la falsa interpretación de los hechos naturales. La historia que aquí traemos es tan solo un ejemplo.

Se trata del relato que guarda relación con la festividad del Corpus Christi (1), señalada en nuestro almanaque como conmemoración de la Eucaristía, o lo que es lo mismo, como conmemoración del momento de la transustanciación por la cual el pan y el vino se convirtieron en cuerpo y sangre de Cristo.

Porque el banquete pascual viene celebrándose a los sesenta días del Domingo de Resurrección desde que en 1263, en Bolsena, en la región italiana de Umbría, un sacerdote de Praga se detuvo en la Iglesia de Santa Cristina para celebrar una misa. Mientras declamaba las palabras de consagración, ocurrió el milagro de la transustanciación y la Hostia se convirtió en sangre.

Dicho milagro sería interpretado siglos después, en 1512, por Rafael Sanzio con el fresco que pintó sobre la ventana de la Sala de Heliodoro, en el Vaticano, y que lleva por título La misa de Bolsena. En dicha pintura aparece Julio II, barbado y anciano, arrodillado frente al sacerdote que sostiene la Hostia donde se aprecia una cruz de sangre.

La propaganda de la Iglesia católica instrumentalizó el hecho ocurrido en Bolsena aunque el pan llevaba convirtiéndose en sangre desde hacía tiempo

La propaganda de la Iglesia católica instrumentalizó el hecho ocurrido en Bolsena aunque el pan llevaba convirtiéndose en sangre desde hacía tiempo. El historiador romano Quinto Curcio Rufo nos cuenta cómo, en el año 332 a.C, estando los hombres de Alejandro Magno asediando la ciudad de Tiro, en el momento de cortar unas rebanadas de pan, vieron brotar unas gotas de sangre y se asustaron. Entonces el adivino Aristandro los calmó, diciéndoles que era buen presagio, ya que la sangre brotaba de la parte de adentro. Esto fue lo que les dio esperanzas para tomar la ciudad.

Hasta principios del siglo XIX no se encontró base científica para explicar la conversión del pan en sangre. Fue gracias a Bartolomeo Bizio, un joven estudiante italiano de farmacia que, experimentando con sémola de maíz, descubrió cómo esta, al contacto con el aire caliente y húmedo, se cubría con un pigmento rojo y gelatinoso denominado prodigiosina y que Binzo identificó erróneamente con un hongo. Lo bautizó como Serratia marcescens en honor del monje toscano del siglo XVIII Serafino Serrati, pionero de la propulsión a vapor en los barcos.

La historia de la ciencia es una historia de errores y de superación de los mismos. En este caso, la prodigiosina no solo sirve de ejemplo para ilustrar cómo el pensamiento mágico puede ser aplastado, sino también para acercarnos a uno de los mayores errores científicos contemporáneos. Porque en un primer momento, la citada prodigiosina se utilizaría como marcador biológico sin conocer su riesgo letal.

La pintura y la guerra quedaron unidas en la historia por obra de una bacteria letal cuyo aspecto es semejante al de la sangre

En 1950, la Armada estadounidense practicó un simulacro de guerra bacteriológica para probar hasta qué punto estaban los norteamericanos preparados para la misma. Dispuso que una serie de barcos militares arrojasen al mar grandes cantidades de Serratia marcescens, bacteria que luego el viento arrastró hasta San Francisco. Aún se desconocía lo mortífera que podía resultar la citada bacteria y hubo casos de infección urinaria y neumonía, así como casos de muertes por endocarditis, una inflamación de la envoltura interna de las cámaras y válvulas cardíacas.

De esta manera la Serratia marcescens se convertiría en una bacteria con alto riesgo de infamia colectiva desde que, un lejano día, la iglesia católica decidiese utilizar el truco del milagro para así dormir la razón científica; una verdad que sería despertada por un joven estudiante de farmacia, siglos después, para terminar siendo explotada con fines militares. Entre medias, Rafael Sanzio interpretó el milagro del arte sobre una ventana del Vaticano. Con estas cosas, la pintura y la guerra quedaron unidas en la Historia por obra de una bacteria letal cuyo aspecto es semejante al de la sangre.

____________________________

(1) El papa Urbano IV instituyó la fiesta del Corpus en 1264 y en España dejó de ser fiesta en 1989. Es una fiesta de la Iglesia católica destinada a ensalzar la Eucaristía, tal y como la institucionalizó Jesús en la Última Cena, al convertir el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre. Se pretende proclamar y aumentar la fe en la presencia de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole pública adoración. (El País)