Luchando por la libertad de conciencia

noviembre 21, 2022

Desde 1884 a 1891 Rosario de Acuña hizo una activa campaña desde las páginas del semanario «Las Dominicales del librepensamiento»

Retrato de Rosario de Acuña  «en la forma que hizo su último viaje por Asturias y Galicia» / Fuente imagen
______________

Macrino Fernández Riera, La Nueva España, 21 de noviembre de 2022

Aprovechando el nuevo escenario que se abre para la prensa tras la llegada al poder del Partido Liberal de Sagasta, el primer domingo de febrero de 1883 salió a la calle «Las Dominicales del Librepensamiento», un semanario que tenía por bandera la defensa de la libertad de conciencia y que terminó por aglutinar a buena parte de quienes en España se oponían al pensamiento único, al clericalismo reinante. Después de varios meses de haberse convertido en lectora habitual de aquellas hojas que cada semana analizaba con sumo interés y atención, Rosario de Acuña decide involucrarse activamente en el proyecto:

«¡Defender la libertad de pensamiento sin contar con la mujer! ¡Regenerar la sociedad y afirmar las conquistas de los siglos sin contar con la mujer! ¡Imposible! […] Ni por lo que soy, ni por lo que deseo, pretendo usurpar misiones: […] yo me contentaré con combatir a los enemigos, sean los que fueren, del hogar, de la virtud femenina, de la ilustración de la mujer, de la dignificación de la compañera del hombre.»

Read the rest of this entry »

«Al exilio para evitar la cárcel», Macrino Fernández

noviembre 8, 2022

La huida de la pensadora a Portugal para evitar ser procesada por criticar un acto violento en la Universidad

___________________

_________

Macrino Fernández Riera, La Nueva España, 8 de noviembre de 2022

Cuando hace unas semanas escuchaba el eco de los gritos voceados por unos universitarios desde las ventanas de un colegio mayor, cuando leía comentarios y más comentarios clamando contra esos vergonzantes e injustificables insultos machistas, no pude menos de acordarme de La jarca, el escrito en el cual Rosario de Acuña arremetió contra otros estudiantes, aquellos que hace más de un siglo agredieron a una universitaria al salir de sus clases. Lo cuento.

Los nuevos aires del Sexenio propiciaron que algunas jóvenes tuvieran la osadía de solicitar un permiso especial para realizar los estudios de Segunda Enseñanza y posteriormente, una vez conseguido el título, matricularse en la universidad. Tal fue el caso de Elena Maseras, quien en el curso 1872-73 se convierte en la primera alumna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona. A ella siguieron otras en parsimonioso goteo, una a una, de forma tal que en un principio el asunto apenas trascendió del ámbito de la universidad respectiva y del círculo familiar de las intrépidas pioneras. No obstante, ya hubo quien por entonces alertó del peligro que suponía franquear la puerta de los estudios universitarios a la mujer. Tal fue el caso de Manuel de la Revilla, catedrático de la Universidad Central de Madrid, al tiempo que crítico literario, quien en uno de sus escritos publicado en 1877 afirma de forma categórica que la mujer no necesita tantos conocimientos, pues para educar a sus hijos «le basta con tener talento natural, sentido moral y ciertos conocimientos elementales».

Read the rest of this entry »

Inmatriculaciones eclesiásticas: un escándalo oculto

noviembre 4, 2022

________

Performance que junto a la lectura de un Manifiesto pusieron punto y final a las Jornadas de Redes Cristianas

_________

Ricardo Gayol, La Nueva España, 4 de noviembre de 2022

Los pasados 23 y 24 de octubre se celebraron en Madrid las Jornadas sobre Inmatriculaciones organizadas por el movimiento Redes Cristianas en colaboración con la organización Europa Laica y la Asociación Recuperando, entidad que viene trabajando en los últimos años por la recuperación del patrimonio histórico de nuestro país apropiado indebidamente por la jerarquía católica española. Tres mesas redondas de debate sobre la materia y una concentración final frente a la catedral de la Almudena, con una expresión dramática muy creativa sobre el fenómeno de las inmatriculaciones, pusieron sobre el tapete un asunto escabroso de nuestra historia reciente, dentro de las relaciones siempre sinuosas entre la Iglesia Católica y los gobiernos de distinto signo.

Nadie se sorprende de que el nacionalcatolicismo reinante durante el Régimen franquista diera lugar a una tolerancia injustificada por parte del Estado respecto a los abusos de la jerarquía en la usurpación de bienes públicos. Así vino sucediendo tras la legislación de 1946 hasta la aprobación de la Constitución de 1978. Pero sí resulta más extraño que, después de declararse la aconfesionalidad del Estado español, no hubiera habido una revisión contundente de esa situación.

Read the rest of this entry »