Las inmatriculaciones siguen siendo un tema tabú para nuestros Gobiernos Central y Autonómico

abril 29, 2020

Blanca González, Jose María Rosell,
Revista Contracorriente (CSI, página 21), 29 de abril de 2020

En España, desde 1946 hasta 2015, la iglesia católica ha inscrito en los Registros de la Propiedad más de 100.000 bienes inmuebles a su nombre sin utilizar para ello ningún mecanismo garantista, propio de un Estado de Derecho; mediante una  simple auto-certificación eclesiástica.

Tanto el Acuerdo de Gobierno PSOE Unidas-Podemos:

2019. Acuerdo de Gobierno PSOE Unidas-PODEMOS. Art. 5.11. p.33. “Haremos las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia basadas en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros.”

como el  propio presidente del gobierno, en su discurso de investidura:

2020: Intervención inicial del candidato socialista, Pedro Sánchez, en la sesión de investidura. p.31. “En un Estado aconfesional no tiene sentido que ninguna confesión se sitúe por encima de la Ley ni disfrute de privilegios que hieren el principio de legalidad y el principio de igualdad. Por esa razón, el Gobierno realizará las modificaciones legislativas oportunas –ya les anuncio- para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia.”

establecen su voluntad de hacer modificaciones legislativas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados.

El gobierno de Pedro Sánchez ha admitido en sede parlamentaria que dispone de  la  información remitida por los registradores de la propiedad al ministerio de justicia (34.894 bienes inmatriculados entre  1998 y 2015) y se ha comprometido a hacerla pública en plazo breve.

Habida cuenta de que, por lo que sabemos de algunas comunidades, antes de 1998 se inmatricularon más fincas que despues, y que en una única inmatriculación es frecuente que figuren varios bienes, no es nada aventurado afirmar que estamos hablando de más de 100.000 bienes inmuebles inmatriculados por la iglesia a su nombre. Lee el resto de esta entrada »


“La Iglesia se hizo por 30 euros con la propiedad de cada edificio prerrománico”

marzo 7, 2020

Entrevista a José María Rosell, coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias, que forma parte de la Coordinadora Estatal Recuperando, y miembro de la junta directiva de Asturias Laica

José María Rosell, en el puerto deportivo de Gijón./ Foto original de Marcos León

Franco Torre, La Nueva España, 7 de marzo de 2020

“En Asturias se han inmatriculado decenas de casas rectorales que habían sido construidas por ayuntamientos y pagadas por los vecinos”

José María Rosell, profesor jubilado de Matemáticas, bilbaíno afincado en Gijón, es el coordinador del Grupo de Inmatriculaciones de Asturias, uno de los 25 colectivos integrados en la plataforma nacional “Recuperando”, de defensa del patrimonio público frente al registro a su nombre por parte de la iglesia católica de distintos bienes patrimoniales. “El asunto de las inmatriculaciones es el mayor ataque que se ha hecho al patrimonio público”, asegura Rosell, al inicio de la conversación.

¿Cuántos bienes inmatriculados estima que hay en Asturias?

A nivel estatal pueden alcanzar los 100.000. En Asturias no lo sabemos, aunque lo hemos solicitado a la Junta General del Principado. Hace ya dos años solicitamos una relación de bienes inmatriculados en Asturias, en base al artículo 206 de la Ley Hipotecaria; aquellos bienes inmatriculados simplemente con una petición eclesiástica. Contestó la decana del Colegio de Registradores, pero con una información inválida e incompleta, que no permitía identificar los bienes. Hay bastante reactividad a hacer pública esta información.

Pero esta información, ¿no es pública?

Debería ser pública, pero no todos los registros de la propiedad lo ponen fácil, hay notas simples fáciles de conseguir y otras más difíciles. La actitud de los registros son muy diferentes, y depende de ellos. Por eso es más fácil que lo soliciten ayuntamientos o comunidades autónomas, o directamente el Ministerio de Justicia, que es de quien dependen los registros.

¿Cuál es la problemática en torno a esta práctica?

El problema no son las inmatriculaciones en sí, sino cómo se han hecho. Inmatricular un bien es un trámite en el Registro de la Propiedad. Pero cuando no hay un título de propiedad se abre un expediente de dominio al que se incorpora documentación, se llama a testigos, intervienen un notario y un juez, se le da publicidad y, en última instancia, se decide. Es un procedimiento garantista propio de cualquier Estado de Derecho, pero en España eso no es así desde 1946, porque la iglesia católica ha podido inscribir un bien en el registro aportando simplemente un autocertificado eclesiástico: sirve un papelito firmado por el obispo que dice “esto es mío porque lo digo yo”. Por ese mecanismo tan irregular se han inscrito alrededor de 100.000 bienes Lee el resto de esta entrada »


Inmatriculaciones. Algo huele a podrido

febrero 25, 2020

Andrés Valentín, José María Rosell. Publicado en “Tiempo de cerezas”, número 4.
25 de febrero de 2020

Inmatricular un bien es inscribirlo por vez primera en el Registro de la Propiedad.

El problema es que, desde 1946, la iglesia católica ha tenido la prerrogativa de hacerlo sin aportar más justificación que una simple auto certificación eclesiástica. Sin publicitarlo, sin abrir un expediente de dominio, sin verificación  ni control de tipo alguno. Sin ninguna de las garantías propias de un estado de derecho.

Además, la reforma de la Ley Hipotecaria del Gobierno Aznar en 1998 le permitió inmatricular también lugares de culto, algo que ni siquiera la anterior ley franquista se había atrevido a hacer, dado que se entendía que los bienes de especial relevancia cultural, eran del común, de toda la ciudadanía, aunque tuviesen asignado un uso religioso, que nadie cuestiona. Así sucede, por ejemplo, con la catedral de Lisboa, con la de Colonia, con Notre-Dame de París,  o con la abadía de Westminster.

Nuestro país, sin embargo, es un caso atípico. El estado mantiene y restaura, mientras que la iglesia inscribe todo lo que puede a su nombre; gestiona los bienes de manera completamente opaca, sin pagar impuestos  y sin ningún control fiscal. Lee el resto de esta entrada »


Sobre inmatriculaciones, transparencia, democracia y prerrománico

diciembre 18, 2019
SAVE_20191218_100049

Santa Cristina de Lena, inmatriculada por el Arzobispado de Oviedo

José María Rosell, La Voz de Asturias, 18 de diciembre de 2019

Desde 1946, la iglesia católica ha venido inscribiendo en el registro de la propiedad bienes inmuebles, sin aportar título de propiedad alguno, con una mera autocertificación eclesiástica.

Hace unos pocos años, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, no nos decía la verdad en sede parlamentaria, cuando afirmaba que el asunto de las inmatriculaciones de la iglesia no era tema de su competencia; falso: los registros de la propiedad dependen directamente del Ministerio de Justicia. Tampoco nos decía la verdad cuando afirmaba que no disponía de información acerca de las inmatriculaciones realizadas; falso: se ha comprobado posteriormente que los registradores habían remitido esa información al citado ministerio. Lee el resto de esta entrada »


Las inmatriculaciones de la iglesia católica. El expolio de lo público / Charla-coloquio (Audio)

diciembre 12, 2019

Charla de José María Rosell organizada por León Laico para conmemorar el Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia

Obdulia Díez, José María Rosell y Ana Para

12 de diciembre de 2019

Organizado por León Laico y con la colaboración del Ateneo Varillas, ayer 11 de diciembre, en una sala (que llenó el aforo) de los locales del Ateno, tuvo lugar la charla “Las inmatriculaciones de la iglesia católica. El expolio de lo público”, a cargo de José María Rosell, miembro de la dirección de Asturias Laica , coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias y miembro de la ejecutiva de la Coordinadora Estatal Recuperando.

La presentación del acto correría cargo de Ana Para Carmuega. Intervendría a continuación Obdulia Díez, coordinadora de León Laico y vicepresidenta de Europa Laica, quien tras la lectura del manifiesto de Europa Laica del Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia daría paso a José María Rosell.

Chema Rosell ofrecería, en su interesante charla, datos absolutamente demoledores sobre el expolio monumental llevado a cabo por la iglesia católica.

Audio

Lee el resto de esta entrada »


INMATRICULACIONES: De cómo Alfonso X legisló que “la cosa sagrada o religiosa o santa” era de dominio público

diciembre 6, 2019

Sobre el título XXVIII / Ley 12 de la III partida,  breve VÍDEO del Grupo Inmatriculaciones Asturias

Alfonso X El Sabio

Alfonso X El Sabio IMAGEN: REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

6 de diciembre de 2019

El cuerpo normativo que se redactó en Castilla en el siglo XIII en la época de Alfonso X, “Libro de las leyes”o las Siete Partidas como se las denominó a partir del siglo XIV, tenía el objetivo de conseguir la uniformidad jurídica del reino en esos momentos. Pero no sólo constituyeron un compendio de leyes, sino que también se citaban obras literarias, científicas o filosóficas y abarcaba todos los ámbitos de la sociedad: la Primera se ocupaba del derecho canónico, la Segunda del derecho político, la Tercera del derecho procesal, la Cuarta, Quinta y Sexta del derecho privado y la Séptima del derecho penal.

Su pervivencia en el tiempo llega hasta el siglo XIX. Así algunas de las normas del derecho procesal y el derecho privado (Partidas 3,4,5 y 6) mantuvieron su vigencia en España hasta el Código Civil español de 1889.

Claro que la diferencia que en el s. XIII estaba muy clara entre uso y propiedad, tal y como se recogía en la Tercera Partida:

Partida III
Título XXVIII / Ley 12

Toda cosa sagrada o religiosa o santa que es establecida en servicio de Dios no es en poder de ningún hombre el señorío de ella, ni puede ser contada entre sus bienes; y aunque los clérigos las tengan en su poder, no tienen el señorío de ellas, mas tiénenlas así como guardadores y servidores. Y porque ellos han de guardar estas cosas y servir a Dios en ellas y con ellas, por ello les fue otorgado que de las rentas de la iglesia y de sus heredades tuviesen con qué vivir mesuradamente; y lo demás, porque es de Dios, que lo gastasen en obras de piedad, así como en dar de comer y vestir a los pobres, y en hacer criar a los huérfanos, y en casar a las vírgenes pobres para desviarlas de que con la pobreza no tengan que ser malas mujeres, y para sacar cautivos y reparar las iglesias, comprando cálices y vestimentas y libros y las otras cosas de que fueren faltas, y en otras obras de piedad semejantes a estas.

la iglesia católica lo olvidó en cuanto le fue posible inmatricular, registrar a su nombre bienes que “aunque los clérigos tengan en su poder, no tienen señorío de ellas, mas tiénenlas así como guardadores y servidores”.

Siete Partidas,/ descarga en PDF

Sobre este título XXVIII / Ley 12 de la III partida, un breve VÍDEO del Grupo Inmatriculaciones Asturias (creación de José María Rosell)


Andrés Valentín: “Hablamos de legalidad y de patrimonio, no de creencias ni de fe ni de religión”

octubre 1, 2019

Antigua Escuela de Comercio, 30 de septiembre de 2019

1 de octubre de 2019

Ayer lunes, en la Antigua Escuela de Comercio de Gijón, tuvo lugar una charla-debate a cargo de Andrés Valentín, vicepresidente de la Plataforma Navarra para la Defensa y Recuperación del Patrimonio de Navarra, así como miembro de la ejecutiva de la Coordinadora estatal RECUPERANDO, centrada en las inmatriculaciones de la iglesia católica.

La presentación, así como la moderación del debate, corrió a cargo de José María Rosell, coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias (integrante de Recuperando y del que forma parte Asturias Laica), es miembro de la ejecutiva de Recuperando y de la dirección de Asturias Laica)

El acto, organizado por el Grupo Inmatriculaciones Asturias, contó con la colaboración del Ateneo Obrero y de la Sociedad Cultural Gijonesa.

Concebida la charla con una finalidad divulgadora sobre lo que las inmatriculaciones de la iglesia católica han supuesto para nuestro patrimonio colectivo, privatizado sin más requerimiento que una simple autocertificación eclesiástica al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946, la conferencia cumplió ampliamente su objetivo, reflejado en el debate posterior, en el que Andrés Valentín también dejaría claro que las Administraciones, que por ley tienen la obligación de proteger y mantener los bienes públicos, tienen la responsabilidad de actuar contra las inmatriculaciones.

En la misma línea de divulgación, al finalizar la charla se repartió el texto recientemente publicado con el mismo título, ¡Inmatricula, que algo queda! escrito por Andrés Valentín y José María Rosell, así como un cuadro cronológico, resumen de las leyes que permitieron llevar a cabo este monumental expolio.

Audio

Andrés Valentín Lee el resto de esta entrada »


¡Inmatricula, que algo queda!

septiembre 30, 2019

La publicación detallada de todos los bienes inmatriculados y el conocimiento de la magnitud del expolio son un primer paso necesario para poder abordar la recuperación de lo indebidamente inmatriculado por la iglesia católica.

Resultado de imagen de San Miguel de Lillo

San Miguel de Lillo/ Fuente 

Andrés Valentín-José María Rosell. 30 de septiembre de 2019

Inmatricular un bien es inscribirlo por vez primera en el Registro de la Propiedad. Desde que se aprobó la reforma de la Ley Hipotecaria de 1946 la Iglesia Católica (artículo 206) ha tenido la prerrogativa de inmatricular bienes a su nombre en los Registros de la Propiedad sin aportar más justificación que una simple autocertificación eclesiástica. Sin publicitarlo, sin abrir un expediente de dominio, sin verificación ni control de tipo alguno. Por si esto fuera poco, la reforma de la Ley Hipotecaria realizada por el Gobierno de Aznar en 1998 permitió a la Iglesia inmatricular lugares de culto, algo que ni siquiera la anterior ley franquista se había atrevido a hacer. Es decir, que además de fincas, viviendas, locales, casas rectorales, viñedos, cementerios, murallas, parques… también pudieron poner a su nombre, con el mismo procedimiento, la Mezquita de Córdoba, el prerrománico asturiano, la Giralda de Sevilla y todo tipo de ermitas, iglesias y catedrales.

Lee el resto de esta entrada »


Asturias Laica en la Jornada laicista que Galicia Laica organizó en Ponteareas

marzo 24, 2019

IES Val de Tea / Jornada Laicista de Ponteareas / 22 de marzo

El viernes 22 de marzo, organizada por Galicia Laica-Europa Laica, tuvo lugar una Jornada Laicista en Ponteareas, (Lugo), en la que participaron, como ponentes, dos miembros de Asturias Laica.

La jornada se inició en el IES Val de Tera con una charla, dirigida al alumnado del Centro, sobre “Sexualidad, educación y laicismo” a cargo de José Luis Iglesias, (miembro de la directiva de Asturias Laica).  En ella participó alumnado preferentemente de primero de bachiller, pero también de otros cursos (120 aproximadamente), que demostró un ejemplar comportamiento, participó activamente y mostró alto interés ante temas como qué es el laicismo, las características de la democracia, la separación iglesia-estado o la sexualidad en la educación.

Por la tarde la jornada continuó en la sala multiusos del Auditorio Municipal. Allí, ante más de 50 personas, entre las que se encontraba la Concejala de Cultura en representación del Ayuntamiento, se celebraron dos conferencias, la primera a cargo de Román Alonso, licenciado en Filosofía y Orientador, sobre “Laicismo y religiosidad”; la segunda, “Inmatriculaciones, un monumental negocio inmobiliario”, a cargo de José María Rosell, miembro de la directiva de Asturias Laica y de la ejecutiva de la Coordinadora Recuperando, así como coordinador del Grupo Inmatriculaciones de Asturias.

José María Rosell analizaría el proceso histórico de las inmatriculaciones llevadas a cabo por la iglesia católica y el proceso necesario para la recuperación del patrimonio común de los pueblos que pasa necesariamente por exigir una información pública, completa y veraz de todos los bienes inmatriculados.

Auditorio Municipal / En la mesa, Román Alonso y José María Rosell


El Grupo Inmatriculaciones de Asturias reclama un listado “completo y veraz” de los bienes públicos inmatriculados por la iglesia católica

noviembre 6, 2018

Club La Nueva España de Gijón, 5 de noviembre de 2018

Charla en el Club “La Nueva España” de Gijón

En una sala abarrotada de público, José María Rosell y Luis Fernández hablaron de ese “expolio monumental de bienes públicos” que son las inmatriculaciones que desde 1946 fue realizando la iglesia católica. La presentación corrió a cargo de Luis Miguel Piñera, responsable del Club La Nueva España de Gijón.

Intervino en primer lugar José María Rosell, coordinador del Grupo de Inmatriculaciones en Asturias (en el que se integra Asturias Laica), de la Coordinadora Estatal Recuperando, además de miembro de la ejecutiva de Asturias Laica. José María Rosell llevó a cabo un breve y esclarecedor repaso de todo el proceso de inmatriculaciones desde que una norma franquista de 1946 permitió a la iglesia católica y a sus obispos actuar como notarios y registrar a su nombre bienes públicos que estaban sin registrar y sin necesidad alguna de presentar tíítulo de propiedad hasta 2015 en que la norma quedó anulada.

Previamente aclaró que no se está hablando de uso de los bienes sino de propiedad de los mismos, que el objetivo inmediato del Grupo de Inmatriculaciones y de la Coordinadora Estatal Recuperando es conocer con exactitud la magnitud de lo apropiado, objetivo que no tiene ningún carácter ni confesional ni anticlerical (de hecho en la Coordinadora Recuperando se integran colectivos como Cristianos de Base o Redes Cristianas), sino que se trata defender el patrimonio público, en la línea de la defensa de lo público como la sanidad, la educación o las pensiones.

Lee el resto de esta entrada »