La costosa factura de los tratos con el Vaticano: la Iglesia acumula más de 40 años de favores presidenciales

octubre 24, 2020

Los mayores privilegios se concentran en la educación y el apoyo económico, gracias a los acuerdos de 1976-1979 y su desarrollo posterior en leyes:  González implantó la casilla del IRPF, Aznar la afinó a gusto del episcopado y Zapatero elevó el dinero por cada equis en un pacto con la Santa Sede. Rajoy entregó la ley educativa más acorde a los deseos de la cúpula eclesial, que aún saca partido de la ley de conciertos de 1985 Sánchez tiene pendiente un amplio catálogo de compromisos laicistas

Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal de 1999 a 2005 y de 2008 a 2014.

Un análisis, presidente a presidente, del catálogo de logros conquistados por la jerarquía en su trato con los sucesivos gobiernos democráticos, por Ángel Munárriz

Ángel Munárriz, InfoLibre, 24 de octubre de 2020

La diplomacia vaticana es enemiga acérrima de la casualidad. Una institución no ve pasar los siglos y las eras, no ve nacer y morir naciones e imperios sin cuidar los detalles de la alta política. Dicho de otro modo, la Iglesia sabe lo que se hace y no da puntada sin hilo. Así se explican las expectativas que ha despertado la reunión programada para este sábado entre el presidente, Pedro Sánchez, y el papa Francisco en el Vaticano. No es un encuentro más en la agenda internacional del presidente.

Con Roma de por medio, y por ser la historia de España la que es, una cita así es algo más. El Gobierno ha destacado, ya antes del encuentro, la “gran sintonía” del presidente con el papa. Hay muchas cejas enarcadas. Hay expectación en la Iglesia, cuyo episcopado no ha terminado aún de sintonizar con el papa argentino. Pero también en los sectores laicistas, que advierten de una “agenda oculta” y temen que se posterguen –otra vez– los históricos compromisos de la izquierda. Los antecedentes aconsejan máxima atención.

ADOLFO SUÁREZ (1976-1981): UN MARCO VENTAJOSO

Se acercaba la democracia. La Iglesia, una institución que se precia de pensar en décadas y hasta en siglos, sabía que tocaba cambio. Venía de una insostenible consustancialidad con el Estado, consagrada en el Concordato de 1953. Eso se caía. La jerarquía, liderada por Tarancón, era consciente de que, con la llegada de la democracia, era necesario que estas relaciones hicieran su propia transición. Aunque los obispos no orientaron por una posición determinada en el referéndum y hubo sectores inmovilistas, como el Grupo de Don Marcelo, que llamaron al voto contra una Constitución “sin dios”, a efectos prácticos la Conferencia Episcopal remó a favor de su aprobación. Obviamente, la Iglesia perdió su carácter oficial, incompatible con el salto democrático. Pero, visto en perspectiva, salvó con holgura el tránsito constitucional.

Lee el resto de esta entrada »


La agenda oculta del viaje al Vaticano de Pedro Sánchez

octubre 23, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Sánchez y el Papa se reunirán el día 24

Laicismo.org, 23 de octubre de 2020

Muchos líderes políticos, en todo el mundo, incluso en los estados más secularizados, intentan arroparse en las banderas de tal o cual líder religioso para legitimar un discurso civil haciendo un flaco favor a la igualdad y al universalismo. Lo vemos en la actualidad en los EEUU donde los líderes políticos compiten, en los debates públicos electorales, por presentarse cada cual más religioso que su contrincante o  lo vemos en Rusia donde Putin ya no va a ningún lado sin un Pope ortodoxo o lo vemos en Hungría  y en Polonia donde el catolicismo se incrusta en las instituciones estatales para tutelar  los derechos civiles, por no hablar en América Latina donde el evangelismo o el catolicismo actúan directamente en la política, intentando que su moral cristiana inunde la moral pública o no digamos  en países como  Turquía donde su presidente  Erdogan pretende una reificación del sultanato otomano basado en el islam, como estamos viendo ahora mismo en Azerbaiyán y en el conflicto de  Nagorno Karabaj.

En nuestro país, incluso en la democracia, la Iglesia católica ha intentado tutelar durante años los derechos civiles en muchos aspectos (aborto, matrimonio igualitario, escuela laica, etc.) y los gobiernos, de todo signo, han buscado siempre el beneplácito del catolicismo y ello pese al avance imparable de la secularización social. Además, en nuestro país, tenemos en verdad un Estado con una religión semioficial que es financiada públicamente y que goza con privilegios propios de una religión oficial particularmente en el sistema educativo donde la segregación del mismo por motivos religiosos es el principal factor, después de la renta, según la OCDE, de la amplificación de la desigualdad social. En la democracia los ciclos de gobierno progresistas no han ido acompañados por el impulso del laicismo, más bien al contrario.  Si el 15 M abrió un ciclo político de aspiraciones de renovación y regeneración de la vida política, el laicismo todavía está pendiente y todavía los líderes políticos de la izquierda, por no hablar de los de la derecha, intentan legitimar su discurso cívico o su imagen en la institución católica. Es sorprendente como incluso los discursos civiles y sociales de los líderes de la izquierda de la izquierda como Izquierda Unida o Podemos pretenden legitimarse en la supuesta autoridad moral del Papa de Roma. Lee el resto de esta entrada »


El PSOE y la Iglesia Católica: el Concordato, la laicidad del Estado y las inmatriculaciones de la Iglesia

octubre 23, 2020

Maldita hemeroteca…

Maldita.es, 23 de octubre de 2020

El 24 de octubre, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará al Vaticano para reunirse con el Papa Francisco I. Será la primera vez que se vean ambos líderes, después de que el Partido Socialista haya estado pidiendo estos últimos años terminar con el Concordato, un acuerdo entre España y la Santa Sede, firmado en 1979 y que daba ciertos privilegios a la Iglesia.

En 2013, era el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, el que anunciaba en un mitin que denunciaría el Concordato.

 

Pedro Sánchez pedía derogar el Concordato y eliminar a la Religión Católica de su lugar preferente en la Constitución Lee el resto de esta entrada »


Obispos españoles y el referéndum de 1947

octubre 21, 2020

La Dictadura de Franco se sostuvo gracias al apoyo incuestionable de la Iglesia, lo mismo que la justificación del golpe de Estado contra la II República.

“El pensamiento navarro” periódico navarro (impreso desde 1897 a 1981, aunque con interrupciones), órgano oficial de la Junta Regional Carlista de Navarra.

Víctor Moreno, Nueva Tribuna, 21 de octubre de 2020

De la Carta Colectiva del Episcopado de 1937…

Con relación a la jerarquía católica española, es bastante habitual recordar su Carta Colectiva del Episcopado español a los obispos del mundo, publicado el 1 de julio de 1937, donde se justificaba teológicamente (sic) el golpe de Estado de los militares africanistas. Isidro Gomá fue el autor intelectual y material de dicha carta, pero no se decidió a escribirla hasta el 10 de mayo de 1937, respondiendo así a los requerimientos de Franco quien le pidió que publicara “un escrito que, dirigido al episcopado de todo el mundo, con ruego de que procure su reproducción en la prensa católica, pueda llegar a poner la verdad en su punto”.

Gomá, entonces, solicitó la opinión de varios obispos sobre el particular, quienes le mostraron los inconvenientes de su publicación. El purpurado pasó de tales reparos. Y con Enrique Pla y Deniel, entonces obispo de Salamanca, y con el obispo falangista Leopoldo Eijo Garay, obispo de Madrid, redactaron dicha carta.

Luego, se pidió a los obispos su adhesión a dicha misiva.

Fueron varios obispos los que no firmaron dicho documento, aunque por razones diversas. No la rubricaron el obispo de Menorca, Juan Torres y Riba y el cardenal Pedro Segura, obispo de Orihuela, pero sus motivaciones no eran las mismas que ocasionaron la postura negativa de Javier Irastorza Loinaz, obispo de Ciudad Real, que era nacionalista; el obispo de Vitoria, Mateo Múgica y el cardenal arzobispo de Tarragona, Francesc Vidal i Barraquer, y casi no lo firmó su amigo Justino Guitar, obispo de Urgel y copríncipe de Andorra, a quien el cardenal Gomá llegó a amenazarlo si no estampaba su firma en la carta… Con el tiempo, tanto Múgica como Vidal pagarían cara su osadía por enfrentarse a Gomá.

Se hicieron más de treinta y seis ediciones de la Carta y se tradujo a todos los idiomas de los países donde un obispo regía los intereses católicos. El golpe de Estado estaba justificado por la voluntad de Dios y nada más habría que añadir, toda vez que los obispos eran sus intérpretes aquí en la tierra. Lo demás, la argumentación política, siempre en un nivel más bajo de importancia que la argumentación teológica, era baladí comparada con la artillería doctrinal teológica aportada por Gomá (en la imagen).

A partir de este momento, la deriva golpista de la Iglesia fue en picado hasta convertirse en el brazo doctrinal del fascismo, luego, franquismo y dando un fundamento integrista al nacionalcatolicismo, gracias al cual la religión se convirtió en política de Estado.

Lo de Gomá se veía venir, pues ya en su pastoral del 30 de enero de 1937 había sentenciado: “Quede por esta parte como cosa inconcusa que si la contienda actual aparece como guerra puramente civil, porque es en el suelo español y por los mismos españoles donde se sostiene la lucha, en el fondo debe reconocerse en ella un espíritu de verdadera Cruzada en pro de la religión católica, cuya savia ha vivificado durante siglos la historia de España y ha constituido como la medula de su organización”. Lee el resto de esta entrada »


13 de octubre de 1931, el día en que Azaña proclamó una España laica

octubre 13, 2020

El 13 de octubre de 1931 Manuel Azaña dijo en el Congreso de los Diputados que España había dejado “de ser católica”

El Congreso homenajeará a Manual Azaña, presidente de la Segunda República, con el único voto en contra de Vox | Política | Cadena SER

Manuel Azaña durante un acto republicano en Madrid en 1935. / KEYSTONE-FRANCE/Gamma-Rapho via Getty Images /  Vía Cadena SER

13 de octubre de 2020

El Congreso, con el voto en contra de VOX, celebrará un acto de homenaje a Manuel Azaña el próximo 3 de noviembre, en el año en que se cumple el 80 aniversario de la muerte de Manuel Azaña.

Pero en otro Pleno del Congreso, en pleno debate sobre la cuestión religiosa en las Cortes Constituyentes, el 13 de octubre de 1931, Manuel Azaña dijo en el Congreso de los Diputados que España había dejado “de ser católica”, una de las frases más célebres de la historia parlamentaria española.

La premisa de este problema, hoy político, la formulo yo de esta manera: España ha dejado de ser católica; el problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español.

Yo no puedo admitir, señores diputados, que a esto se le llame problema religioso. El auténtico problema religioso no puede exceder de los límites de la conciencia personal, porque es en la conciencia personal donde se formula y se responde la pregunta sobre el misterio de nuestro destino. Este es un problema político, de constitución del Estado, y es ahora precisamente cuando este problema pierde hasta las semejas de religión, de religiosidad, porque nuestro Estado, a diferencia del Estado antiguo, que tomaba sobre sí la curatela de las conciencias y daba medios de impulsar a las almas, incluso contra su voluntad, por el camino de su salvación, excluye toda preocupación ultraterrena y todo cuidado de la fidelidad, y quita a la Iglesia aquel famoso brazo secular que tantos y tan grandes servicios le prestó. Se trata simplemente de organizar el Estado español con sujeción a las premisas que acabo de establecer…

Nos lo cuenta en La Ventana, Nieves Concostrina, situando la frase en su contexto

Audio
Acontece que no es poco

Lee el resto de esta entrada »


Las leyes laicas de Macron

octubre 8, 2020

Macrón presentará a finales de año un Proyecto de Ley en el que ya no se habla de luchar contra el separatismo islamista como hacía en su presentación e incluye el término “laicidad”

Macron

Macron, al presentar el proyecto. (Ludovic MARIN | AFP)

Fuentes:
Naiz,
Esther Miguel Trula, Magnet, 7 de octubre de 2020

El francés es un pueblo que siempre estará contra el separatismo. Así justificaba Emmanuel Macron uno de sus últimos planes políticos que, bajo el argumento de reforzar la laicidad, incluía una batería de medidas legales confeccionadas casi exclusivamente contra el “separatismo islámico”.

El país lleva años dándole vueltas a la ley de 1905 que establece la laicidad como principio de la República y a la que, desde que el culto musulmán entró a ser uno de los mayoritarios y más influyentes del país, se ha buscado la manera de retorcerla para provocar una represión de su avance, lo que lleva a continuas reyertas dialécticas con los religiosos. Por ejemplo, esta ley establece la neutralidad del Estado ante las distintas religiones, de ahí que la famosa “ley burka” no se refiera al pañuelo como tal sino a una “ley contra el disimulo del rostro en el espacio público”

El Ministro del Interior Francés ha explicado este martes en Radio Classique que «la idea es luchar contra el separatismo principal que es el islam radical», pero acto seguido ha matizado que «no es el único objeto del texto». Ha adelantado que habrá algunas modificaciones «al margen de la ley de 1905» que establece la separación entre Iglesia y Estado en el Estado francés, de tal forma que la prohibición que ya contempla dicha normativa de hacer proselitismo político en lugares de culto vaya acompañada de permisos para imponer sanciones. Ha anunciado también que el término «separatismo» ya no formará parte del nombre del proyecto de ley presentado la semana pasada por el presidente, Emmanuel Macron, «para combatir el islamismo radical», y que, en cambio, se incluirá el término «laicidad».

Así, para ampliar su alcance semántico, pasará a ser el «proyecto de ley de refuerzo de la laicidad y los principios republicanos».

Bajo el argumento de reforzar la laicidad, la nueva ley permitirá al Gobierno disolver asociaciones, prohibir vestimentas y conductas que cuestionen la neutralidad de la administración, en el caso de funcionarios o empleados de servicios, y hasta cerrar centros escolares «en los que no sea visible la República y se obvien sus leyes y valores». Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia católica pretende que el Gobierno reconozca 30.000 bienes inmatriculados como propiedad eclesiástica

septiembre 10, 2020

Pagar el IBI y conocer el número exacto de bienes inmatriculados para proceder a la devolución de aquellos que no estén dedicados al culto y tengan dueño legítimo era el objetivo del Gobierno de Pedro Sánchez. Pero tras el cambio en el poder de la Conferencia Episcopal con Juan José Omella, hombre afín al Ejecutivo, podría dejar esta pretensión en un gesto apoyado en pagar el impuesto en cuestión tal y como se hace en Francia o Italia pero sin tocar la Ley Hipotecaria que benefició al clero.

Juan José Omella, la mezquita de Córdoba, bien inmatriculado y Pedro Sánchez.

Juan José Omella, la mezquita de Córdoba, bien inmatriculado y Pedro Sánchez.

David González, El Cierre Digital, 10 de septiembre de 2020

Septiembre ha llegado con varias asignaturas pendientes para el Gobierno, el primero en coalición con otro partido desde los años de la II República, que tenía unas metas altas y progresistas. Pero la crisis sanitaria del Covid-19 se cruzó en el camino del Ejecutivo y lo ha trastocado todo. Sin embargo, uno de los temas más candentes, aunque sorprendentemente con menos recorrido en los medios de comunicación es el intento de acuerdo entre la Iglesia Católica española y el Gobierno de Pedro Sánchez.

De un lado, el Gobierno pretende que la confesión mayoritaria pague el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) para aquellos lugares que no estén dedicados al culto. De otro, la Iglesia española que quiere mantener algunas prebendas mientras capea el temporal de sus guerras internas.

Al margen del IBI, algo que se ha conseguido en otros países de mayoría católica como Francia o Italia, también Sánchez ha exigido a la Conferencia Episcopal Española (CEE) que haga un inventario exhaustivo de los bienes inmatriculados. Un tema que genera mucha polémica tanto en círculos eclesiásticos como entre la sociedad.

Hace unos días Luis Argüello, Secretario General de la Conferencia Episcopal, aseguraba en una conversación con Religión Digital respectos a estos bienes que “era obvio que pertenecían a la Iglesia”, pero sin embargo, muchos de ellos están en disputa por parte incluso de Patrimonio del Estado, como la Mezquita-Catedral de Córdoba y otros por parte de particulares como fincas, viviendas y garajes.

La Iglesia Católica española posee en el apartado de inmatriculados, a falta de saber todos los datos exactos, más de 30.000 bienes entre los que figuran no sólo templos o casas parroquiales sino también fincas, pisos y hasta plazas garaje. Un tipo de propiedades por las que tendrían que pagar el IBI al no ser lugares de culto, tal y como recoge la legislación en materia tributaria. Lee el resto de esta entrada »


La separación Iglesia-Estado y el patrimonio como víctima indirecta

septiembre 4, 2020

Incendio Notre Dame / Fuente imagen

Fuente: Magnet, 4 de septiembre de 2020

A propósito del problema que para Francia supone la rehabilitación de Notre Dame tras el incendio sufrido en abril de pasado año que significó una llamada de atención a la humanidad acerca de la fragilidad de su patrimonio histórico, Esther Miguel Trula repasaba en su artículo (“La rehabilitación de iglesias como Notre Dame es un problema en Francia. Así funciona en el resto de Europa”) modelos de financiación en Europa para la restauración y conservación del patrimonio ligado a la iglesia.

La separación Iglesia-Estado y el patrimonio como víctima indirecta

En Francia

La ley francesa de separación de la Iglesia y el Estado de 1905 hizo que la nación avanzase en su secularidad. Gracias a esa ley muchos edificios religiosos pasaron a ser propiedad del Estado y los gobiernos locales, sin haber mediado expropiaciones, aunque “poniendo tales edificios a disposición de las organizaciones religiosas sin costo para éstas siempre que esos edificios se usen con fines de culto”. Notre Dame tiene el permiso para ser utilizado libremente por la archidiócesis católica de París.

Entre los puntos de la ley también se estipulaba el modelo de financiación de las reparaciones, que es indirecto. La organización religiosa asignada “tienen la facultad pero no la obligación” de sufragar el mantenimiento del edificio. Sí se les pide que apelen a diferentes posibles fuentes de financiación, amigos del patrimonio, entes privados y también el Estado.

La responsabilidad del Estado varía según el estado legal de los edificios (protegidos o no), el tamaño (todas las catedrales son suyas) y la naturaleza del trabajo (si es un simple mantenimiento o una campaña de recuperación). Lee el resto de esta entrada »


Adiós a la cristiandad

agosto 21, 2020

Es hora de reubicar la religión en el espacio público: derogar los Acuerdos con la santa Sede, devolver los bienes inmatriculados por la jerarquía católica y eliminar la enseñanza de la religión confesional en la escuela

Adiós a la cristiandad

Interior de la catedral de la Almudena durante una misa retransmitida por Internet en marzo / David Expósito

Juan José Tamayo, El País, 21 de agosto de 2020

Cuatro décadas después, la religión, y más concretamente la Iglesia católica, no ha encontrado su lugar en la sociedad española ni su encaje en la estructura del Estado. La razón de tal situación hay que buscarla, en mi opinión, en el propio texto constitucional, que incurre en una crasa contradicción en el mismo artículo, el 16. Por una parte, reconoce el derecho a la libertad religiosa a nivel individual y comunitario y la no confesionalidad del Estado: “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Por otra, no respeta los principios de laicidad, neutralidad del Estado y de igualdad de todas las religiones ante la ley al colocar a la Iglesia católica en una situación de precedencia: “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones religiosas”.

En julio de 1980 se aprobó la Ley Orgánica de Libertad Religiosa (LOLR), que hoy resulta a todas luces anacrónica en una sociedad secularizada, con un amplio pluriverso de religiones y espiritualidades y en un clima generalizado y creciente de increencia en sus diferentes manifestaciones: ateísmo, agnosticismo e indiferencia religiosa. En enero de 1979 se habían firmado los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede —Concordato encubierto—, que mantenían buena parte de los privilegios educativos, económicos, fiscales, culturales, sociales e incluso militares concedidos a la Iglesia católica en el Concordato franquista y nacionalcatólico de 1953, sin contrapartida alguna de la Iglesia católica. No pocos juristas consideran dichos acuerdos anticonstitucionales. Lee el resto de esta entrada »


‘Gatopardismo’ eclesial: Tarancón y el apoyo de la Iglesia a la Transición (I)

agosto 20, 2020

“Desde ya antes de la muerte del dictador, la Iglesia concibió un Proyecto, que implicaba un verdadero proceso, para pasar de la dictadura a una monarquía parlamentaria y designó al hombre para llevarlo a cabo en la persona del cardenal Tarancón”

Tarancón y Juan Carlos I

Tarancón y Juan Carlos I

Gregorio Delgado del Río catedrático, Religión Digital, 20 de agosto de 2020

Nos cuenta César Vidal (1) que “la Iglesia católica tuvo un papel esencial -quizás el más relevante- para que todo cambiara de tal manera que todo, empezando por sus privilegios, quedara igual”. Vamos, que se rindió homenaje, una vez más, a Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

1. Todo cambiaría

Aunque muchos han alabado la misión, encomendada por Roma al cardenal Tarancón, entiendo que comprendía dimensiones susceptibles de valoración negativa. Cierto que. junto con el entonces Príncipe y futuro Rey, tuvo un protagonismo fundamental y que, al menos en apariencia, llevó el barco a buen puerto. Pero, desde una perspectiva eclesial, se trató de una estrategia hipócrita y contradictoria (Mt 6, 2-8), condenada por Jesús (‘ya recibieron su recompensa’), pues se buscaba ser “alabados de los hombres” y salvaguardar los propios y privilegiados intereses. ¡Contra testimonio y contrasentido manifiestos!

Estas conductas no casan con el espíritu evangélico. Espíritu que se espera que la Iglesia (sus más altos y significados líderes) testimonie. Se traducen, a la larga, en formas diversas de abandono de la propia institución, que las protagoniza. Cuando tantos, obispos y teólogos, responsabilizan de la situación actual del cristianismo en la sociedad española al laicismo y otras muchas vigencias fruto del espíritu de la secularización (modernidad), podrían preguntarse (reflexionar en serio) qué influencia pudo tener en el abandonismo de muchos los contra testimonios recibidos, como es el caso de la conservación de los privilegios disfrutados desde 1953, por gracia de la dictadura a la que apoyaron, hasta el momento presente. A partir de esta reflexión, es más que probable que ahora no volverían a intentar su mantenimiento. Al servicio, en la medida de lo posible, de su logro efectivo, se vienen dejando por el camino importantes girones de la tan coreada misión profética.

Lee el resto de esta entrada »