La Iglesia católica pretende que el Gobierno reconozca 30.000 bienes inmatriculados como propiedad eclesiástica

septiembre 10, 2020

Pagar el IBI y conocer el número exacto de bienes inmatriculados para proceder a la devolución de aquellos que no estén dedicados al culto y tengan dueño legítimo era el objetivo del Gobierno de Pedro Sánchez. Pero tras el cambio en el poder de la Conferencia Episcopal con Juan José Omella, hombre afín al Ejecutivo, podría dejar esta pretensión en un gesto apoyado en pagar el impuesto en cuestión tal y como se hace en Francia o Italia pero sin tocar la Ley Hipotecaria que benefició al clero.

Juan José Omella, la mezquita de Córdoba, bien inmatriculado y Pedro Sánchez.

Juan José Omella, la mezquita de Córdoba, bien inmatriculado y Pedro Sánchez.

David González, El Cierre Digital, 10 de septiembre de 2020

Septiembre ha llegado con varias asignaturas pendientes para el Gobierno, el primero en coalición con otro partido desde los años de la II República, que tenía unas metas altas y progresistas. Pero la crisis sanitaria del Covid-19 se cruzó en el camino del Ejecutivo y lo ha trastocado todo. Sin embargo, uno de los temas más candentes, aunque sorprendentemente con menos recorrido en los medios de comunicación es el intento de acuerdo entre la Iglesia Católica española y el Gobierno de Pedro Sánchez.

De un lado, el Gobierno pretende que la confesión mayoritaria pague el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) para aquellos lugares que no estén dedicados al culto. De otro, la Iglesia española que quiere mantener algunas prebendas mientras capea el temporal de sus guerras internas.

Al margen del IBI, algo que se ha conseguido en otros países de mayoría católica como Francia o Italia, también Sánchez ha exigido a la Conferencia Episcopal Española (CEE) que haga un inventario exhaustivo de los bienes inmatriculados. Un tema que genera mucha polémica tanto en círculos eclesiásticos como entre la sociedad.

Hace unos días Luis Argüello, Secretario General de la Conferencia Episcopal, aseguraba en una conversación con Religión Digital respectos a estos bienes que “era obvio que pertenecían a la Iglesia”, pero sin embargo, muchos de ellos están en disputa por parte incluso de Patrimonio del Estado, como la Mezquita-Catedral de Córdoba y otros por parte de particulares como fincas, viviendas y garajes.

La Iglesia Católica española posee en el apartado de inmatriculados, a falta de saber todos los datos exactos, más de 30.000 bienes entre los que figuran no sólo templos o casas parroquiales sino también fincas, pisos y hasta plazas garaje. Un tipo de propiedades por las que tendrían que pagar el IBI al no ser lugares de culto, tal y como recoge la legislación en materia tributaria. Lee el resto de esta entrada »


La separación Iglesia-Estado y el patrimonio como víctima indirecta

septiembre 4, 2020

Incendio Notre Dame / Fuente imagen

Fuente: Magnet, 4 de septiembre de 2020

A propósito del problema que para Francia supone la rehabilitación de Notre Dame tras el incendio sufrido en abril de pasado año que significó una llamada de atención a la humanidad acerca de la fragilidad de su patrimonio histórico, Esther Miguel Trula repasaba en su artículo (“La rehabilitación de iglesias como Notre Dame es un problema en Francia. Así funciona en el resto de Europa”) modelos de financiación en Europa para la restauración y conservación del patrimonio ligado a la iglesia.

La separación Iglesia-Estado y el patrimonio como víctima indirecta

En Francia

La ley francesa de separación de la Iglesia y el Estado de 1905 hizo que la nación avanzase en su secularidad. Gracias a esa ley muchos edificios religiosos pasaron a ser propiedad del Estado y los gobiernos locales, sin haber mediado expropiaciones, aunque “poniendo tales edificios a disposición de las organizaciones religiosas sin costo para éstas siempre que esos edificios se usen con fines de culto”. Notre Dame tiene el permiso para ser utilizado libremente por la archidiócesis católica de París.

Entre los puntos de la ley también se estipulaba el modelo de financiación de las reparaciones, que es indirecto. La organización religiosa asignada “tienen la facultad pero no la obligación” de sufragar el mantenimiento del edificio. Sí se les pide que apelen a diferentes posibles fuentes de financiación, amigos del patrimonio, entes privados y también el Estado.

La responsabilidad del Estado varía según el estado legal de los edificios (protegidos o no), el tamaño (todas las catedrales son suyas) y la naturaleza del trabajo (si es un simple mantenimiento o una campaña de recuperación). Lee el resto de esta entrada »


Adiós a la cristiandad

agosto 21, 2020

Es hora de reubicar la religión en el espacio público: derogar los Acuerdos con la santa Sede, devolver los bienes inmatriculados por la jerarquía católica y eliminar la enseñanza de la religión confesional en la escuela

Adiós a la cristiandad

Interior de la catedral de la Almudena durante una misa retransmitida por Internet en marzo / David Expósito

Juan José Tamayo, El País, 21 de agosto de 2020

Cuatro décadas después, la religión, y más concretamente la Iglesia católica, no ha encontrado su lugar en la sociedad española ni su encaje en la estructura del Estado. La razón de tal situación hay que buscarla, en mi opinión, en el propio texto constitucional, que incurre en una crasa contradicción en el mismo artículo, el 16. Por una parte, reconoce el derecho a la libertad religiosa a nivel individual y comunitario y la no confesionalidad del Estado: “ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Por otra, no respeta los principios de laicidad, neutralidad del Estado y de igualdad de todas las religiones ante la ley al colocar a la Iglesia católica en una situación de precedencia: “los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones religiosas”.

En julio de 1980 se aprobó la Ley Orgánica de Libertad Religiosa (LOLR), que hoy resulta a todas luces anacrónica en una sociedad secularizada, con un amplio pluriverso de religiones y espiritualidades y en un clima generalizado y creciente de increencia en sus diferentes manifestaciones: ateísmo, agnosticismo e indiferencia religiosa. En enero de 1979 se habían firmado los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede —Concordato encubierto—, que mantenían buena parte de los privilegios educativos, económicos, fiscales, culturales, sociales e incluso militares concedidos a la Iglesia católica en el Concordato franquista y nacionalcatólico de 1953, sin contrapartida alguna de la Iglesia católica. No pocos juristas consideran dichos acuerdos anticonstitucionales. Lee el resto de esta entrada »


‘Gatopardismo’ eclesial: Tarancón y el apoyo de la Iglesia a la Transición (I)

agosto 20, 2020

“Desde ya antes de la muerte del dictador, la Iglesia concibió un Proyecto, que implicaba un verdadero proceso, para pasar de la dictadura a una monarquía parlamentaria y designó al hombre para llevarlo a cabo en la persona del cardenal Tarancón”

Tarancón y Juan Carlos I

Tarancón y Juan Carlos I

Gregorio Delgado del Río catedrático, Religión Digital, 20 de agosto de 2020

Nos cuenta César Vidal (1) que “la Iglesia católica tuvo un papel esencial -quizás el más relevante- para que todo cambiara de tal manera que todo, empezando por sus privilegios, quedara igual”. Vamos, que se rindió homenaje, una vez más, a Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

1. Todo cambiaría

Aunque muchos han alabado la misión, encomendada por Roma al cardenal Tarancón, entiendo que comprendía dimensiones susceptibles de valoración negativa. Cierto que. junto con el entonces Príncipe y futuro Rey, tuvo un protagonismo fundamental y que, al menos en apariencia, llevó el barco a buen puerto. Pero, desde una perspectiva eclesial, se trató de una estrategia hipócrita y contradictoria (Mt 6, 2-8), condenada por Jesús (‘ya recibieron su recompensa’), pues se buscaba ser “alabados de los hombres” y salvaguardar los propios y privilegiados intereses. ¡Contra testimonio y contrasentido manifiestos!

Estas conductas no casan con el espíritu evangélico. Espíritu que se espera que la Iglesia (sus más altos y significados líderes) testimonie. Se traducen, a la larga, en formas diversas de abandono de la propia institución, que las protagoniza. Cuando tantos, obispos y teólogos, responsabilizan de la situación actual del cristianismo en la sociedad española al laicismo y otras muchas vigencias fruto del espíritu de la secularización (modernidad), podrían preguntarse (reflexionar en serio) qué influencia pudo tener en el abandonismo de muchos los contra testimonios recibidos, como es el caso de la conservación de los privilegios disfrutados desde 1953, por gracia de la dictadura a la que apoyaron, hasta el momento presente. A partir de esta reflexión, es más que probable que ahora no volverían a intentar su mantenimiento. Al servicio, en la medida de lo posible, de su logro efectivo, se vienen dejando por el camino importantes girones de la tan coreada misión profética.

Lee el resto de esta entrada »


El veraneo, el régimen y la moral cristiana

agosto 1, 2020

Con lo que no contaban los obispos era con la llegada del turismo en la España Católica de los años 50 y la revolución que supuso la aparición del bikini

Posguerra trajes de baño

Por María Torres, Nueva Revolución, 1 de agosto de 2020

En 1958 la Comisión Episcopal de Ortodoxia y Moralidad del Episcopado Español, editó las Normas de decencia cristiana, un librito de 85 páginas cuyo precio de venta al público era de 5 pesetas. La vida religiosa, el hogar, los esposos, el noviazgo, educación de la castidad, vestido y ornato del cuerpo, diversiones, el veraneo, la mujer en la vida pública y profesional, son algunos de los capítulos que conforman este texto.

Quiero detenerme en el capítulo XIII dedicado a el veraneo. La Iglesia debía velar por la moral -especialmente la de las mujeres- y poner coto a la invasión paganizante y desnudista de extranjeros que vilipendiaban el honor de España y el sentimiento católico de la patria.

«Se ha dicho que el veraneo es el invierno de las almas. Es tiempo, ciertamente en que el mundo, el demonio y la carne hacen mayor estrago en las almas. (…) El veraneo, fuera de los lugares habituales de residencia, no será peligroso si pensamos que Dios está en todas partes, que nos ve, y que sus mandamientos obligan siempre y en todo lugar.»

Para el Episcopado «especial peligro ofrecen para la moralidad los baños públicos en playas, piscinas y orillas de río», por lo que no paró de instar a las autoridades gubernativas para que dictaran instrucciones que debían ser cumplidas con sumisión y animaba a los ciudadanos a denunciar todos los actos públicos ofensivos de la moral. Debían evitarse los baños mixtos «que entrañan casi siempre ocasión próxima de pecado y de escándalo, por muchas precauciones que se tomen, y más, si cabe, en las piscinas, donde lo reducido del espacio y la aglomeración de personas hacen más próximo el peligro. Ni se atenúa porque las piscinas sean propiedad particular y aun familiares.» Solo estaban permitidas las piscinas mixtas infantiles «siempre que sean sólo para niños que no han llegado al uso de razón.» Los baños de sol no debían ser pretexto «para abusar del desnudo» y había que tener especial cuidado con las excursiones campestres en estanques o ríos «pues a los inconvenientes del baño público en general hay que añadir los que provienen de la frivolidad, ligereza y excesiva libertad de un día de excursión.»

Lee el resto de esta entrada »


El Gobierno quiere dejar atrás la primacía de la iglesia católica y abordará una ley de libertad de conciencia

julio 18, 2020

“El Gobierno avanza hacia la neutralidad religiosa del Estado: tras el homenaje laico a las víctimas, recibirá a representantes de todas las confesiones”

VIDEO: Reunión entre el cardenal Omella y Carmen Calvo para trabajar en una agenda conjunta de colaboración - Iglesia en España - COPE

Reunión entre el cardenal Omella y Carmen Calvo

En su artículo Jesús Bastante entiende que tras el acto del día 16 no hay “marcha atrás”, que el Gobierno, en aras de la neutralidad y de quitar peso a la iglesia católica, avanza hacia el multiconfesionalismo y hacia un Estado laico. Pero la laicidad ha de ir más allá de la formalidad de regular funerales civiles, presencia de simbología religiosa o asistencia a actos de confesiones religiosas… Poco puede avanzarse sin tocar los Acuerdos con el Vaticano
_________________

Jesús Bastante, elDiario.es, 18 de julio de 2020

No hay marcha atrás. La Iglesia católica ha dejado de ser “interlocutor principal” del Gobierno, pero, sobre todo, abandonará el papel que ha jugado en el Estado durante cuatro décadas y que no le corresponde según la Constitución. Después de que este jueves se celebrara el primer homenaje de Estado totalmente laico en más de 40 años de democracia por las víctimas de la Covid-19, el Ejecutivo socialista se ha marcado como objetivo avanzar decididamente en la plena laicidad del Estado. Y eso implica, al menos en lo formal, que la Conferencia Episcopal pase a ser ‘uno más’ dentro de la interlocución del Gobierno con las distintas confesiones religiosas.

El Gobierno de coalición va dando pasos para garantizar la neutralidad religiosa de las instituciones del Estado, que llevan décadas sometidas a la primacía de la Iglesia católica. El plan del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que delegó esa tarea en la vicepresidenta Carmen Calvo ya en la anterior legislatura, va más allá de gestos como la retirada de la simbología católica en la ceremonia de acceso al cargo del presidente y los ministros o la ceremonia civil en homenaje a las víctimas de la pandemia. La pretensión es eliminar algunos privilegios de la Conferencia Episcopal –como la exención del pago de impuestos como el IBI– e intentar equiparar a todas las religiones, además de impulsar una ley de libertad de conciencia, algo que figura en el acuerdo suscrito por PSOE y Unidas Podemos.

España rindió esta semana el primer homenaje de Estado, semejante a un funeral, sin rito católico para recordar a los fallecidos por la COVID-19. No hay marcha atrás en el camino a la laicidad del país, señalan en el Gobierno. Aún así, esa decisión provocó que la Conferencia Episcopal convocara una misa diez días antes a la que asistieron los reyes y Calvo en representación del Ejecutivo, además de numerosos representantes de los poderes civiles y militares. El funeral celebrado en la catedral de la Almudena, en el centro de Madrid, el pasado 6 de julio, ya no fue de Estado. Y no habrá más, al menos mientras gobierne Pedro Sánchez. Lee el resto de esta entrada »


Con la Iglesia hemos topado

julio 9, 2020

Misa COVID19 en La Almudena

Esther Palomera, El Diario, 9 de julio de 2020

Uno: La Iglesia no es Estado. Es un club privado en el que uno ingresa voluntariamente.

Dos: Los funerales de Estado no los convoca la Conferencia Episcopal, sino el Gobierno.

Tres: España es un Estado aconfesional y en su Constitución dice que ninguna confesión religiosa tendrá carácter estatal.

Y cuatro: 40 años después sigue siendo necesario recordar lo obvio por muy agotador que resulte para evitar que beatos, profesionales de la manipulación y esparcidores del odio no confundan a los parroquianos.

La derecha política y mediática, tan entusiasta siempre de una Constitución que ni siquiera apoyó en su totalidad, se olvida de la sacrosanta letra que se imprimió y aprobó por abrumadora mayoría en el 78. Los artículos 2 y 155 se los saben de memoria, no tanto el 16, el que garantiza la libertad religiosa.

Y claro, como Pedro Sánchez no acudió a la misa organizada por la Conferencia Episcopal en memoria de las víctimas de la COVID-19, se han cebado con la crítica. “No hay argumento político, social, ideológico ni de ninguna otra índole que explique con un mínimo de lógica la ausencia deliberada del presidente…”, han escrito. Los hay de sobra, cuestión distinta es que les interesen. El político, desde luego, cae por su propio peso, y es que es más importante que el jefe de Gobierno negocie el apoyo de otros líderes europeos a la ayuda de 150.000 millones que deben llegar de Bruselas para la reconstrucción del país que rezar un padrenuestro, acompañado del cardenal Osoro. Lee el resto de esta entrada »


Reunión Calvo-Omella: En sectores eclesiales sorprende el comunicado conjunto entre Moncloa y Conferencia Episcopal, y la escasa relevancia dada al desafío de la educación

junio 26, 2020

El cardenal Omella, señala Religión Confidencial, no ha informado todavía a los obispos del contenido del encuentro con Carmen Calvo

Religión Confidencial, 26 de junio de 2020

En los primeros días del mes julio se celebrará el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Los obispos miembros de este organismo esperan que el cardenal Juan José Omella, Presidente de la Conferencia Episcopal, les informe de sus conversaciones con la Vicepresidenta Primera del Gobierno, Carmen Calvo, y de la estrategia que va a seguir la Conferencia Episcopal en sus relaciones con el Gobierno. Una información que confirmaría la voluntad de sinodalidad en la Iglesia española.

Según ha podido saber Religión Confidencial de varios obispos conocedores del día a día de los trabajos de la Conferencia Episcopal, hasta el presente el cardenal Omella no ha informado a sus hermanos obispos del contenido del encuentro con Carmen Calvo.

Comunicado conjunto 

En determinados sectores de la Conferencia Episcopal ha sorprendido el hecho de que se hiciera un comunicado conjunto y no se explicaran a la opinión pública las distintas visiones de inicio. Una vez que se ha ratificado el entendimiento común y la buena voluntad de trabajo conjunto, “las distintas posiciones de partida en temas claves debieran haber quedado más claras”, señala un obispo.

Especialistas en Derecho Público Eclesiástico inciden en la relevancia del acuerdo de activar la Comisión Mixta, un instrumento jurídico recogido en los Acuerdos Iglesia y Estado que tiene una finalidad prescrita en dicho texto Lee el resto de esta entrada »


Defensa gasta más de 4 millones de euros en pagar a sacerdotes

junio 26, 2020

El Ministerio de Defensa paga el salario a 86 capellanes castrenses, los cuales están considerados como funcionarios de nivel 26

Fuente foto Ricardo Otazo / Un cura castrense, en una fiesta del Ejército de Tierra en el Palacio Real de Valladolid.

Dani Domínguez, La Marea, 26 de junio de 2020

“El Gobierno garantizará la asistencia religiosa a los miembros de las Fuerzas Armadas en los términos previstos en el ordenamiento”. Así se recoge en la Ley 17/1989, de 19 de julio, Reguladora del Régimen del Personal Militar Profesional, el derecho a la asistencia religiosa de las Fuerzas Armadas Españolas (FAS). Un derecho que, en 2019, supuso un gasto de 3.202.038,05 euros para el Ministerio de Defensa solo en retribuciones brutas al personal. A esto hay que sumarle 878.903,61 euros de “cuota de empresa”.

En 2017, el Gobierno de Mariano Rajoy contestó a una pregunta de la diputada Zaida Cantera (PSOE) explicando que en esos momentos había 82 sacerdotes, “todos ellos de la Iglesia católica”, prestando su servicio de asistencia religiosa en el Ministerio de Defensa. La cifra, en 2020, ha aumentado. Actualmente, en las FAE prestan sus servicios 86 capellanes castrenses, además de monseñor Juan del Río Martín, arzobispo castrense. En la respuesta del gobierno de Rajoy también se especificaba que “las retribuciones básicas» eran equivalentes a un nivel 26 de la Administración General del Estado, aunque no aclaraba cuánto suponía esto para las arcas públicas.

Con una simple división, podemos calcular que la retribución de los capellanes es superior a los 37.000 euros anualesSegún eldiario.es, en 2016 el arzobispo del Río ganó 59.832 euros que salían de los Presupuestos Generales del Estado.

Estos nuevos datos han sido proporcionado a La Marea tras realizar una solicitud de información a través del Portal de Transparencia, que ha estado paralizado desde que comenzó el estado de alarma, por lo que la respuesta ha tardado más tiempo del estipulado. En dicha solicitud, este medio pedía conocer el “desglose del gasto que supone el derecho al culto religioso en las Fuerzas Armadas españolas en el último ejercicio disponible”. Lee el resto de esta entrada »


Calvo y Omella acuerdan una agenda de trabajo para negociar la fiscalidad de la Iglesia, las inmatriculaciones o la reforma educativa

junio 24, 2020

Carmen Calvo y Juan José Omella se reúnen por primera vez desde la elección del presidente de la C.E.E. el pasado  mes de marzo. Durante la reunión, se ha constatado la “buena disposición de ambos interlocutores que han abordado sin restricciones cuestiones de interés mutuo”

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, conversa con Juan José Omella

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, conversa con Juan José Omella

Jesús Bastante, Religión Digital, 24 de junio de 2020

Se respira un aire de optimismo, tanto en la Conferencia Episcopal, como en el Gobierno, después del encuentro, de más de dos horas, que han mantenido el presidente de la CEE, Juan José Omella, y la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, en el Palacio de la Moncloa.

Ambos, que ya habían entablado relación cuando en noviembre participaron de una cena con motivo de la consagración cardenalicia de monseñor Ayuso y Cristóbal López, han constatado las buenas relaciones y han acordado -como adelantó RD– una ‘hoja de ruta’ para debatir “asuntos como la fiscalidad de la Iglesia, la protección a la infancia, las inmatriculaciones o la reforma del marco normativo de la educación”.

Así, según un comunicado conjunto de Moncloa y CEE,  Calvo y Omella han acordado “establecer una agenda amplia de trabajo para avanzar en un modelo que permita la colaboración y la resolución de las posibles discrepancias que pudieran plantearse y se han designado a las personas encargadas de ello”, que se darán a conocer en las próximas semanas. Al tiempo, se ha acordado “revitalizar los trabajos de la Comisión Mixta, prevista en los Acuerdos con la Sante Sede, como un espacio de trabajo y diálogo institucional que permita actualizar las relaciones entre la Iglesia y el Estado a los momentos en los que vivimos”. Lee el resto de esta entrada »