Las inmatriculaciones de la Iglesia Católica, una cuestión de Estado, por Antonio Manuel

enero 7, 2019

Paradigma, 7 de enero de 2019
Publicado en la edición en papel de Paradigma. Número 11. Anuario 2018.

Aunque denunciamos por primera vez la inmatriculación de la Mezquita de Córdoba en 2010, fue a raíz de la publicación de una tribuna en El País en 2013 y una serie de conferencias en 2014, las que precipitaron la campaña en “change.org” de la Plataforma ciudadana “Mezquita-Catedral: patrimonio de tod@s”. Nuestra postura no ha cambiado desde entonces: la denominación institucional e inclusiva “Mezquita-Catedral”; su naturaleza de dominio público; la nulidad de pleno de derecho de la inmatriculación; y la necesidad de un plan director para su gestión pública y transparente, respetando el uso católico que nadie cuestiona. La petición fue respaldada por cerca de 400.000 ciudadanos, intelectuales de toda índole, y los 100 medievalistas más prestigiosos del mundo. Los exalcaldes de Córdoba, artistas y activistas también se sumaron a la causa, inundando de corazones la ciudad y cantando una bellísima versión del “Paseado por la Mezquita”… Pronto se convirtió en la punta del iceberg del mayor escándalo inmobiliario de la historia de España.

En aquel tiempo, el monumento era denominado por el cabildo exclusivamente “Catedral”. Para no pronunciar la palabra Mezquita en los folletos (llegaron a borrarla incluso de la web y los mapas de google), utilizaron la perífrasis “intervención islámica de la Catedral”. Registraron todas las marcas en las que pudiera aparecer “Mezquita” para impedir su comercialización. Estaba clausurada la visita a la torre-minarete, a pesar de llevar años restaurada con dinero público. Las entradas eran consideradas donativos y sólo se admitía el pago en metálico. También hacían suyos sin declarar los ingresos generados por la visita nocturna, financiada con fondos europeos y municipales. Un examen confesional permitía el acceso a la condición de guía. El Ayuntamiento del PP prohibió la conmemoración ciudadana del 30 aniversario de su reconocimiento por UNESCO como patrimonio mundial… Y el único argumento jurídico que esgrimían para justificar esta apropiación, era el que sigue rezando en el Registro de la Propiedad: haber sido consagrada. Lee el resto de esta entrada »


La Mezquita de Córdoba. Claves históricas e ideológicas de una controversia

diciembre 1, 2018

Beneficiándose de la reforma de la Ley Hipotecaria realizada por el gobierno de Aznar en 1998, en el año 2006 el obispado de Córdoba inmatriculó la “Santa Iglesia Catedral” (no la Mezquita) a su nombre. Gracias al privilegio que dicha legislación permitía, al otorgar al obispo la autoridad de un notario público, la Iglesia se apropiaba de un edificio singular de una extraordinaria relevancia histórica, declarado Monumento Nacional en 1882 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Macsura de la Mezquita de Córdoba. © Ruggero Poggianella (Macsura, término árabe de arquitectura religiosa parar designar el recinto de las mezquitas reservado para el califa o el imán durante las oraciones públicas)

Alejandro García Sanjuán, historiador, profesor de la Universidad de Huelva, Desperta Ferro Ediciones, 1 de diciembre de 2018

En el año 2015, más de un centenar de investigadores y profesores de distintos países se adhirieron a un artículo de prensa publicado por Eduardo Manzano en el que se ponían de manifiesto las negativas consecuencias que para la correcta gestión de la Mezquita había supuesto la inmatriculación y exigían una mayor implicación de las administraciones públicas para corregir esa situación.

Dos años más tarde, el Ayuntamiento de Córdoba formó una comisión de expertos para analizar la situación creada a raíz de dicha inmatriculación y emitir un informe al respecto. Los resultados del trabajo de la comisión fueron presentados de forma pública el pasado día 15 de septiembre, momento a partir del cual se ha desencadenado una amplia reacción en contra de dicho informe desde diversos sectores, tanto eclesiásticos como mediáticos y académicos; una auténtica campaña de prensa no exenta de descalificaciones personales respecto a los miembros de la comisión e incluso de la invocación del miedo al terrorismo yihadista como argumento para desacreditar el informe. Lee el resto de esta entrada »


Temas como las últimas palabras del obispo de Córdoba sobre la Mezquita y el juicio a la medalla a la Virgen del Rosario en Paradigma Radio / 27 O

octubre 28, 2018

Foto, Paradigma Radio

Fuente: Paradigma Radio, 28 de octubre de 2018

Muchos fueron los temas que en la mañana del sábado 27 de octubre, en el que es su octavo programa de la tercera temporada, se debatieron en el programa que conducen Álex Castellanos e Inés Fontiveros, Paradigma Radio.

De entre ellos recogemos dos: las últimas palabras sobre la Mezquita pronunciadas por el obispo de Córdoba y el jucio en Cádiz por la entrega de la medalla a la Virgen del Rosario.

Audios

Lee el resto de esta entrada »


Alejandro García-Sanjuán: «Fernado III cedió el uso del templo a la Iglesia, pero de la propiedad no hay ninguna información»

septiembre 28, 2018

ABC Historia ha conversado con expertos a favor y en contra de que la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba para conocer los argumentos esgrimidos por ambos. Alejandro García-Sanjuán, profesor de la Universidad de Huelva, es uno de los dos historiadores que han participado en la redacción del polémico informe del Ayuntamiento. Es autor del artículo: ¿Donó Fernando III la Mezquita de Córdoba a la Iglesia en 1236?

 

Dibujo de Pérez Dávila

César Cervera, ABC, 28 de septiembre de 2018

Alejandro García-Sanjuán es uno de los dos expertos en Historia Medieval que han formado parte de la comisión encargada por el Ayuntamiento de Córdoba, gobernado por el PSOE, para delimitar de quién es la titularidad de la Mezquita-Catedral que preside por su belleza y solemnidad la ciudad. Su informe final hace un relato de los hechos históricos y de la situación jurídica de la Mezquita-Catedral para concluir que la propiedad del monumento ha sido históricamente pública –del Estado en sus diversas formas– y no de la Iglesia. Un polémico texto contestado de forma crítica por hasta 43 historiadores, que denuncian el uso ideológico que se pretende hacer de los hechos. ABC Historia conversa con García-Sanjuán para conocer qué argumentos sustentan el informe de la comisión.

Afirma usted, como miembro de la comisión de expertos, que no se le ha permitido explicar bien a la ciudadanía las conclusiones del informe

Más bien me parece que lo que se ha puesto en marcha es una fuerte campaña de intoxicación de la opinión pública por parte de la Iglesia y de sus portavoces académicos, una campaña para desacreditar el Informe presentándolo como un trabajo realizado a las órdenes del Ayuntamiento. La Comisión ha hecho un trabajo independiente, basado en criterios estrictamente profesionales.

¿Comprende que muchas personas piensen que la comisión en sí es un vehículo de la alcaldía para justificar una cuestión más política que cultural?

Insisto, los sectores católicos están intentando intoxicar a la opinión pública presentando el Informe como una agresión a la Iglesia, que incluso recurre a la conspiración judeo-masónica para atacar el Informe. Lo que la Comisión ha querido poner de manifiesto es que la inmatriculación representa un grave problema para la gestión de la Mezquita, porque ha dado lugar a una gestión confesional del monumento, cuando lo que se necesita es una gestión profesional. Lee el resto de esta entrada »


¿Donó Fernando III la Mezquita de Córdoba a la Iglesia en 1236?

septiembre 26, 2018

Todas las evidencias históricas disponibles apuntan a que, siendo consciente de su enorme valor simbólico y arquitectónico, el rey Fernando III mantuvo la Mezquita bajo su propiedad

Alejandro García Sanjuan, Universidad de Huelva, Al Ándalus y la historia, 26 de septiembre de 2018

La reciente publicación del Informe de la Comisión de Expertos designada por el Ayuntamiento de Córdoba para abordar el problema generado a raíz de la inmatriculación de la Mezquita por parte del obispado de la ciudad en 2006 ha reactivado el interés por la situación de este excepcional espacio histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Una de las cuestiones en las que incide dicho Informe es el que se refiere a uno de los asuntos clave en el debate público sobre la titularidad de la Mezquita. Frente a las pretensiones de la Iglesia, que afirma ser propietaria del edificio por donación del rey Fernando III desde la conquista de la ciudad en 1236, el Informe pone de manifiesto, no sólo que no existen testimonios históricos que acrediten de forma fehaciente esa circunstancia, sino que lo que las evidencias disponibles indican es todo lo contrario, es decir, que tal donación jamás existió.

A continuación me propongo realizar un breve examen de las principales evidencias históricas relativas a este asunto. Para ello, debemos comenzar, en primer lugar, por las fuentes narrativas, que nos aportan el contexto histórico de las circunstancias en las que se produjo la toma de Córdoba en 1236. Existen dos textos coetáneos a estos hechos, escritos por dos personajes eclesiásticos de gran relieve en la época de Fernando III. Lee el resto de esta entrada »


Baile de cifras sobre las inmatriculaciones de la iglesia católica

septiembre 23, 2018

Distintos colectivos piden declarar nulas todas las inmatriculaciones desde 1946 que cifran en decenas de miles

Nuevatribuna.es, 23 de septiembre de 2018

El anuncio del Gobierno de que está preparando una lista de las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia católica desde 1998 ha provocado un aluvión de reacciones y noticias, generando una gran controversia y un baile de cifras que hace difícil cuantificar a ciencia cierta cuantos bienes en España están en poder de las diócesis.

La propia Conferencia Episcopal (CEE) ha reconocido que “no dispone de un registro de bienes inmuebles de la Iglesia”. Así lo aseguró recientemente el vicesecretario económico de la institución, Fernando Giménez Barriocanal, quien también se atrevió a cifrar los bienes inscritos entre 30.000 ó 40.000, mientras algunos colectivos laicistas llegan a hablar de 60.000 y hasta de 100.000.

La “amnistía registral” de Rajoy

Es precisamente el periodo que comprende de 1998 a 2015 lo que está revisando el Gobierno de Pedro Sánchez

Que podemos hablar de miles no hay ninguna duda. La Iglesia empezó a registrar bienes en 1946 al amparo de la Ley Hipotecaria del régimen franquista. Cincuenta años después volvió a ampararse en la legislación (artículo 206 de la Ley Hipotecaria) cuando el Gobierno de Aznar reforma la ley en 1998 que dio barra libre a la Iglesia para registrar a su nombre Bienes de Interés Cultural (BIC), entre ellos la mayoría de las catedrales españolas. Bajo el Gobierno de Rajoy, una nueva reforma, en junio de 2015, frenó la posibilidad de que la Iglesia siguiera registrando propiedades como suyas sin que lo acreditara, pero esto no hizo revertir la situación, sino que en la práctica dio como resultado lo que Europa Laica califica de “amnistía registral”, reprobada incluso por el Tribunal Europeo de Estrasburgo.

Es precisamente el periodo que comprende de 1998 a 2015 lo que está revisando el Gobierno de Pedro Sánchez. Pero colectivos como Coordinadora Recuperando piden ir más atrás y declarar nulas todas las inmatriculaciones desde la dictadura. Lee el resto de esta entrada »


Ventajas y desventajas de la propiedad: La Iglesia católica hace gala de su sentido práctico ahora que la Mezquita es rentable

septiembre 22, 2018

No hay diálogo posible con quien no está dispuesto a ceder un ápice […] La buena solución pendiente es la que adoptó Francia en 1905: legislar que todos los edificios de culto son de dominio público, propiedad del Estado

Rafael Mir Jordano, escritor, Numerario de la Real Academia de Córdoba
Diario de Córdoba, 22 de septiembre de 2018

Vista desde la indigencia o la máxima pobreza la propiedad no tiene pero que ponerle, todo con ella es abundancia y felicidad, pero en la realidad la propiedad tiene muchas veces obligaciones o cargas frecuentemente costosas; la de conservar en ocasiones.

Porque mantener la Mezquita es tarea que conlleva continuas y gravosas inversiones, cuando apenas rendía nada y necesitaba mucho, la Iglesia católica ni insinuaba ser propietaria del monumental edificio. Le era mucho más fácil y práctico extender la mano menesterosa primero a los reyes –¡cuántas peticiones a Alfonso X y sus sucesores!–, luego al Estado y finalmente, desde las autonomías, a la Junta de Andalucía. Penúltimo ejemplo: la restauración de la torre de la Catedral costó a la Junta de Andalucía más de dos millones de euros; lo que hace la Iglesia es cobrar dos a todo el que quiere subir para ver la judería desde arriba.

Pero cuando la Mezquita empezó a ser rentable, a dar para reparar y retener, la Iglesia comenzó a presumir de propietaria y de haberlo sido siempre, lo que es una falacia. Lee el resto de esta entrada »