Iglesias evangélicas, franquicias de fe neoliberal

febrero 12, 2020

Llegadas desde los EE UU en los años 70 del siglo pasado, el avance de las iglesias neopentecostales —también llamadas evangélicas— en América Latina en las últimas décadas parece imparable.

Pentecostales

Pentecostales / Sancho R. Romales

Alberto Azcárate, El Salto, 12 de febrero de 2020

El actual presidente de El Salvador, Nayib Bukele, político oriundo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), acaba de protagonizar un autogolpe cívico-militar y lo ha hecho con la fe del converso. Después ingresar en el parlamento rodeado de policías y militares, se sentó en la silla presidencial y ordenó el inicio de la sesión “amparado por un derecho divino”, según propias palabras. A renglón seguido se entregó a una oración, después de lo cual abandonó la sala para salir el encuentro de cientos de seguidores que lo vitoreaban en el exterior del recinto. El mandatario ha venido contando con el apoyo explícito de las iglesias evangélicas salvadoreñas.

Asimismo, en las recientes elecciones presidenciales peruanas el Frente Popular Agrícola del Perú (FREPAP), brazo político de la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal (AEMINPU) saltó al plano institucional consagrándose como la segunda sigla más votada. Poco antes, durante el golpe militar en Bolivia, la presidenta de facto —Jeanine Añez— asumió el cargo biblia en mano con una explícita declaración de fe: “Dios ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio. Que Él nos bendiga”, proclamó. Mientras, un coronel del ejército boliviano —entre vítores— afirmaba en un vídeo “reivindico y consagro a las fuerzas armadas de Bolivia para Jesucristo”. El hecho de que, desde su Constitución de 2009, Bolivia se asuma como un estado laico, amplifica la gravedad del gesto destituyente de ambos.

La concatenación de estos episodios señala –en la esfera religiosa- una creciente influencia de las iglesias neopentecostales y el paralelo eclipse del catolicismo y, en el plano político y cultural, la cada vez más firme implantación de aquellas. Lo analiza detalladamente el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) en su informe “Iglesias evangélicas y el poder conservador en Latinoamérica”. Estas expresiones hacen gala de un discurso conservador y ultraderechista, de corte autoritario. Y se posicionan como alternativa antagónica a los movimientos populares en favor de la (re)conquista de derechos sociales y políticos perdidos y otros por conseguir en favor de sectores de reciente visibilidad, como el feminismo, el movimiento LGTBI, minorías racializadas, y excluidos en general. Lee el resto de esta entrada »


El evangelismo en España

enero 8, 2020

Escribe Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica

Laicismo.org, 8 de diciembre de 2020

De acuerdo a las series del Centro de investigaciones sociológicas sobre la religiosidad en España y referidas al año 2019, existe 2,8% de la población que se declara creyente de otras religiones diferentes a la católica, lo que significa, aproximadamente, 1.400.000 personas. Además, a esta cantidad hay que añadir las personas extranjeras con un residencia ilegal o reciente.

Serie 2019

Católicos

____________

Ateos
y no creyentes
_____________


Otras religiones
_____________

MEDIA

68,2

     27,3

2,8

En España en el evangelismo existe una diferencia entre el protestantismo histórico español y el resto. Dentro del protestantismo histórico es importante el protestantismo implantado en España en el siglo XVIII Y XIX y también entre el pueblo gitano por la propaganda que en el siglo XIX hizo la Sociedad Bíblica. Todo este desarrollo fue muy complejo ya que se desarrolló en la clandestinidad porque la libertad de cultos fue siempre coyuntural y vinculada a los periodos del republicanismo español que fueron muy breves. Durante el franquismo los protestantes no tuvieron libertad de cultos, incluso algunos pastores y fieles sufrieron arrestos y prisión, hasta el año 1967, en que se promulgó una ley de libertad de culto por presiones de la ONU y de EEUU, una ley no obstante muy restrictiva y los protestantes siguieron teniendo problemas para ejercer libremente su religión. Actualmente, en el contexto de un estado pseudoconfesional, los evangélicos españoles siguen siendo discriminados en relación a las prerrogativas y privilegios del catolicismo.

El protestantismo histórico o con una tradición nacional se aproximará a cerca de 140.000 seguidores. Y después estaría el pueblo gitano donde, aproximadamente, cerca de 250.000 gitanos son seguidores de la Iglesia de Filadelfia y de otros cultos evangélicos- aproximadamente entre el 30 y el 45% de los gitanos son evangélicos-; además de las denominaciones como Testigos de jehová y mormones- que no son propiamente evangélicos, pero derivan del evangelismo- y que se implantaron en España en los años 40 y que entre ambos pueden alcanzar cerca de 130.000 seguidores. Más allá de esto están, sobre todo en Andalucía y el Mediterráneo, las iglesias reformadas que profesan los residentes jubilados de países nórdicos, centro europeos y de Inglaterra, aproximadamente 150.000- el número de residentes son cerca de 800.000 pero en la cifra de 150.000 estarían comprendidos los congregantes y que tiene práctica religiosa o de culto en España- El resto serian creyentes procedentes de la inmigración de América Latina (Argentina, Colombia, Ecuador y Perú, de forma especial ) y que pueden alcanzar cerca de 300.000 -evangélicos

De los lugares de culto evangélicos que había en el año 2004 (cerca de 1.800) han pasado en la actualidad a cerca de 4.000 lugares de cultos.

Así pues se podría hacer el siguiente cuadro

Lee el resto de esta entrada »