El Senado insta al Gobierno a eliminar del Código Penal el delito de ofensa a los sentimientos religiosos

febrero 5, 2021

Aprobada la moción, con una transaccional, por la que se insta al Gobierno a impulsar los trámites y el procedimiento para modificar sustancialmente y en su caso derogar el artículo 525 del Código penal, relativo a ofensas al sentimiento religioso. (VÍDEO)

Imagen Religión Digital (la mostraría en su intervención José Manuel Marín (VOX))

Viernes 5 de febrero de 2021

Este pasado jueves se debatió en la Comisión de Justicia del Senado la moción, presentada por el Grupo Parlamentario Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Mès per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Común Podem), que insta al Gobierno a impulsar los trámites y el procedimiento para la derogación del artículo 525 del Código penal, relativo a ofensas al sentimiento religioso.

La moción, defendida por el senador de Compromís Carles Mulet y modificada con una enmienda transaccional de los grupos, pide al Gobierno un informe sobre el tipo penal y su adaptación a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y “a la sensibilidad social del momento”, y reclama impulsar los trámites para “modificar sustancialmente y, en su caso, derogar la tipificación penal contra los sentimientos religiosos”.

La enmienda transaccional fue apoyada también por el grupo promotor de la moción aunque como aclararía Mulet en su segunda intervención (en el vídeo, a partir del min. 14:26), aún entendiendo que la moción presentada era mucho más explícita, se aceptó por llegar a un máximo consenso.

Los autores de la moción advierten en la exposición de motivos de que “en España, bajo la denominación eufemística de ofensas a los sentimientos religiosos, pervive la tipificación de la blasfemia“:  el artículo 525 del Código Penal que piden eliminar establece penas de multa de ocho a doce meses para aquellos que “para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan”.

Añaden que, aunque “prácticamente no hay condenas por delitos contra sentimientos religiosos”, la existencia de este artículo “sigue permitiendo que se presenten denuncias ante los tribunales contra quienes satirizan sobre asuntos religiosos, que se ven forzados a asumir la llamada pena de banquillo” Lee el resto de esta entrada »


Secularización de los cementerios en la II República

enero 3, 2021

Con la Constitución de 1931, los cementerios debían dejar de tener una vinculación religiosa, excepción hecha de las sepulturas en sí.

Eduardo Montagut, El Obrero, 3 de enero de 2021

La Ilustración y el liberalismo españoles realizaron un gran esfuerzo racionalizador, venciendo la tradición y la costumbre, para cambiar el sistema de enterramiento. La Segunda República emprendió la siguiente reforma que, sin olvidar los aspectos sanitarios, tenía más que ver con las relaciones entre el Estado y la Iglesia en los cementerios, en línea con las políticas secularizadoras emprendidas por el nuevo régimen, y en aplicación de lo dispuesto por la Constitución de 1931. Los cementerios debían dejar de tener una vinculación religiosa, excepción hecha de las sepulturas en sí.

La primera disposición sobre los cementerios es previa a la aprobación del texto constitucional. Un Decreto del Gobierno Provisional de 9 de julio de 1931, luego ratificado por las Cortes en el mes de diciembre, establecía el sometimiento de los cementerios civiles a los Ayuntamientos. Pero lo que es más importante, estipulaba que el carácter del enterramiento, ya fuera civil, ya religioso, era voluntad exclusiva del difunto y/o de sus familiares. Estas medidas hicieron que algunos Ayuntamientos decidieran, en virtud de las competencias adquiridas, terminar con la división en el seno de los cementerios entre su parte civil y la religiosa. Así lo hizo Barcelona en el mes de noviembre de 1931. En este sentido, el artículo 27 de la Constitución de 1931 establecía que los cementerios estarían sujetos exclusivamente a la jurisdicción civil, y no estaría permitida la separación de recintos por motivos religiosos. Este sería un motivo más de fricción con la Iglesia.

Unos días antes de ser aprobada la Constitución se presentó en el Consejo de Ministros el proyecto de Ley de Cementerios. El encargado fue el ministro de Justicia, Fernando de los Ríos. Había que desarrollar lo marcado por el texto constitucional. Al parecer, el ministro había presentado un texto que permitía crear cementerios confesionales, pero Azaña fue categórico en este tema y esta posibilidad desapareció. El proyecto se aprobó y fue enviado a las Cortes para su discusión. Lee el resto de esta entrada »


La ley de la eutanasia: una bofetada más a la Iglesia Católica

diciembre 21, 2020
Viñetas

Eneko en Público

Víctor Salmerón, Nueva Tribuna, 21 de diciembre de 2020

La idea de muerte desde un punto de vista religioso es inadecuada pues, considera sin tener bases suficientes para poder determinarlo así, que la muerte es una suerte de paso del plano sensible al plano suprasensible. No es el final de la consciencia, es el comienzo de su verdadero desarrollo. Para el pensamiento religioso que, sin haber podido probar la existencia del alma y de Dios, es considerada como el paso necesario para transcender el plano sensible e ingresar al suprasensible, es algo beneficioso. Por ese motivo, la forma o la manera, como se muere es lo que menos importa, lo importante consiste en realidad en acceder a esa realidad cuya existencia se circunscribe al ideario cristiano.

Los ateos, los agnósticos y los no creyentes en general saben que una vez el sujeto fenece, es el final. No hay un dios o un diablo esperándolo para bendecirlo o maldecirlo, salvarlo o condenarlo. La muerte es el final de un ciclo subjetivo.  Es el fin de la consciencia. Muchos cristianos como están persuadidos de la otra vida, en general, no les importa en absoluto morir de una manera indigna. Los que aún, a pesar de todas sus deficiencias, no hemos renunciado a la razón creemos que, así como se tiene el derecho a gozar una vida digna en todas sus dimensiones, asimismo es un derecho poder tener acceso, si es necesario, a una muerte digna.

La ley de la eutanasia representa un gran avance civilizatorio y una bofetada más – de las muchas que ha recibido— para la iglesia católica; este ejemplo de dignidad y amor por la vida que ha demostrado España con esta ley debería de inspirar a otros países de habla hispana a imitar esta gran gesta a favor de la vida y la dignidad humanas. La Iglesia Católica en vez de sentir vergüenza por todos los errores cometidos en el pasado, todavía sigue, a pesar de que es una institución enemiga del cambio, interviniendo y emitiendo fogosamente su irrelevante opinión en temas tan peliagudos como el aborto, la eutanasia y otras cuestiones embarazosas. Pero hablando así francamente: ¿deberíamos prestar atención a una organización tan alejada de la virtud y, en ocasiones, hasta criminal? Pienso que su postura anticientífica, desfasada y dogmática, ha causado suficiente miseria interna y externa en el mundo, pero a pesar de que es evidentemente una institución enemiga del progreso humano, tiene pescadas a muchas mentes estrechas que sí le creen sus mentiras. La Iglesia Católica, como lo sostuve en otro artículo, nunca ha estado a favor de las grandes gestas encaminadas a brindar un poco de felicidad a la especie humana, su oposición pueril en contra de esta ley lo demuestra nuevamente. Lee el resto de esta entrada »


El Parlamento francés debatirá en enero la ley que persigue el islamismo radical, aprobada hoy – 9 de diciembre- en el Consejo de Ministros

diciembre 9, 2020

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto para “reafirmar los principios republicanos” tras un otoño de atentados y críticas a la laicidad en el país y que empezará a debatirse en el Parlamento en enero de 2021

El primer ministro francés, Jean Castex.

El primer ministro francés, Jean Castex / EFE / EPA / Stphane de Sakutin

El País / 20 minutos, 9 de diciembre de 2020

Francia combatirá el islamismo con una nueva legislación que protegerá a los empleados públicos ante las presiones radicales, garantizará que toda asociación respete la laicidad y limitará las posibilidades de educar a los menores de edad en casa. El “proyecto de ley que reafirma los principios republicanos” llegó este miércoles al Consejo de Ministros después de meses de discusión, marcados por varios atentados yihadistas y por las críticas internacionales al presidente, Emmanuel Macron, por su defensa del modelo laico francés.

La ley aprobada en el Consejo de Ministros y que en enero de 2021 empezará a debatirse el Parlamento, busca atajar lo que Macron llama el “separatismo islamista”, pero evita en su texto mencionar ninguna religión específica. Tampoco aborda las medidas contra las discriminaciones en los barrios donde prospera el islamismo. Ni entra en la organización de los imanes franceses y su dependencia de países extranjeros. La presentación coincide con el 115º aniversario de la llamada Ley de la laicidad, que garantiza la libertad de culto y la neutralidad del Estado ante las diferentes religiones.

“Este proyecto de ley no es un texto contra las religiones ni contra la religión musulmana en particular. Es un texto de libertad, de emancipación ante el fanatismo religioso”, dijo el primer ministro, Jean Castex, en una comparecencia tras el Consejo de Ministros. Las campañas de boicot a Francia en países musulmanes, instigadas por dirigentes como el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y algunas tribunas en la prensa estadounidense y británica han inquietado en París. Al eliminar de la ley las referencias al separatismo o al islam, el Gobierno francés ha querido disipar la percepción, en ciertos ámbitos, de que el texto va contra los cerca de seis millones de musulmanes y que el liberal Macron ha dado un giro “iliberal” a su presidencia. Lee el resto de esta entrada »


Los curas en los comités de ética asistencial

julio 26, 2020

 

Grupo de capellanes del Hospital Reina Sofía.

Grupo de capellanes del Hospital Reina Sofía / Fuente foto

26 de julio de 2020

La regulación vigente sobre asistencia religiosa católica en hospitales públicos tiene su base en el Art. 4 del AJ de 5 de enero de 1979 entre España y la Santa Sede. Este precepto reconoce el derecho de las personas internadas en hospitales a recibir asistencia religiosa y señala la forma y manera de hacer posible su ejercicio efectivo en el ámbito hospitalario público: a través del común acuerdo entre las autoridades eclesiásticas y las estatales.

En cumplimiento de esta norma, recogida en un Tratado Internacional), el régimen jurídico sobre asistencia católica es un régimen pactado, elaborado en común por órganos eclesiásticos y estatales

Y así, en aplicación del Acuerdo sobre asistencia religiosa católica en centros hospitalarios públicos, firmado  el día 24 de julio de 1985, y publicado en el BOE. el 21 de diciembre de 1985, el Director General del Instituto Nacional de la Salud y el Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral, en representación de la Conferencia Episcopal Española, siendo Felipe González presidente, se suscribe un Convenio sobre la asistencia religiosa católica en los centros hospitalarios del Instituto Nacional de la Salud.  `[Fuente La asistencia religiosa en el ámbito hospitalario público español]

En 2002 el INSALUD desaparece con la transferencia de la competencia sanitaria a cada una de las comunidades autónomas pero, como apunta Carles Munet al formular una pregunta al Gobierno sobre capellanes en hospitales públicos este pasado febrero, “el convenio sirvió de justificación para transferir también este privilegio religioso”, aunque ahora los convenios se suscriban en las distintas comunidades autónomas.

Por otra parte, en la Comunidad de Madrid y desde la firma del convenio de asistencia religiosa suscrito en 1997 entre Alberto Ruiz Gallardón y Rouco Varela, los sacerdotes católicos forman parte de los Comités de Ética de los Hospitales. Y así se mantiene en el recientemente firmado por la presidenta Isabel Díaz  Ayuso:  El SARC podrá formar parte del Comité de Ética y de los Equipos de Cuidados Paliativos de acuerdo con la normativa que los regule

Sobre la inclusión de sacerdotes en los Comités de Ética Asistencial de los Hospitales escribe en Nueva Tribuna Armando Azulay Tapiero 

Los curas en los comités de ética asistencial: ¿Es necesaria su presencia?

Recientemente, el Gobierno Autonómico de la “constitucionalmente aconfesional” Comunidad de Madrid ha redactado un acuerdo que regula la asistencia religiosa católica, solo ésta y ninguna otra, en los hospitales públicos y con cargo al erario público. En dicho convenio existe una cláusula que permite a los religiosos formar parte de los Comités de Ética Asistencial y Cuidados Paliativos de los centros. Lee el resto de esta entrada »


Una sentencia reconoce que la ermita de La Lugareja, joya del múdejar del s. XII, es propiedad del Obispado de Ávila y no de un particular

julio 16, 2020

El templo llamado de la Asunción de Nuestra Señora de Gómez Román o ermita de la Lugareja, a pocos kilómetros Arévalo (Ávila), ha estado en manos privadas, hasta ahora. La Audiencia Provincial de Ávila ha cerrado un largo proceso judicial en el que ha otorgado la propiedad de esta ermita mudéjar originaria del siglo XII, a la diócesis abulense.

Ermita de La Lugareja en Arévalo

16 de julio de 2020

Fuentes:  Diario de Castilla y León /  Vida NuevaÁvilared

La Audiencia Provincial de Ávila ha confirmado que la ermita de ladrillo (siglo XII) de La Lugareja situada a las afueras de Arévalo y considerada una joya del mudéjar, es propiedad de la Iglesia.

Este fallo pone fin a años de litigio entre el Obispado de Ávila, y la dueña de la finca, -que en 1841 pasó a manos privadas con la ley de Espartero-, sobre la propiedad de esta ermita ubicada en una finca denominada El Lugarejo, a algo más de un kilómetro al sur de Arévalo.

Una primera sentencia, emitida el pasado 31 de enero por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Arévalo, reconocía la titularidad privada de este templo; la Audiencia Provincial la ha revocado tras el recurso presentado por el obispado.

La sentencia, según señalan en el Diario de Castilla y León, constituye un repaso por los dos últimos siglos de legislación civil española y un recorrido por la biografía particular de este inmueble religioso del siglo XII, exponente del mudéjar castellano situado a las afueras de Arévalo. 

Para fundamentar los hechos, -continúa la noticia del Diario de Castilla y León- el fallo de la Audiencia Provincial de Ávila se remonta al año 1179, de cuando data el primer documento sobre este edificio, una bula del papa Alejandro III otorgando potestad al obispo sobre lo que entonces era un monasterio, llamado de Santa María de Gómez Román, en el paraje donde se ubica le ermita en disputa. Abandonado por los canónigos, fue luego habitado por una comunidad de monjas y adscrito al Císter en 1245. Las religiosas se trasladaron en 1524 al Palacio Real de Arévalo, donado por Carlos V al entender que sobre la comunidad religiosa planeaban los riesgos de la revuelta comunera. Esa mudanza marcaría el inicio de «un periodo de decadencia que aceleraría su pérdida definitiva», documenta la sentencia de la Audiencia Provincial de Ávila, firmada el pasado 6 de julio. Lee el resto de esta entrada »


Propiedades e Iglesia: de las desamortizaciones a las inmatriculaciones

julio 7, 2020

7 de julio de 2020

Escribe Ángel Aznárez un artículo, en dos partes, “La desamortización y las inmatriculaciones”, que publican La Voz de Asturias  (Primera parte – Segunda) y Religión Digital (Primera parte Segunda). En el artículo Aznárez revisa los procesos de desamortización y de inmatriculación.

La revisión de la desamortización eclesiástica del siglo XIX le lleva a concluir que Las diferencias entre la desamortización y las inmatriculaciones son absolutas, esenciales y con finalidades contrarias. Únicamente se relacionan cuando con las inmatriculaciones pudiera pretenderse una especie de “dejar sin efecto” la previa desamortización. Ambas son instituciones jurídicas, pero las inmatriculaciones son de naturaleza estrictamente hipotecaria, que de ninguna manera es un modo de adquirir la propiedad, sino un medio de dar publicidad a la propiedad ya adquirida, fuera del Registro. 

O que las consecuencias y efectos de la desamortización no concluyeron, un proceso interminable, llegando hasta la actualidad 

Y llegan hasta la actualidad, entre otras cosas, en la medida en que si la desamortización de bienes eclesiásticos por Mendizábal resultó irreversible fue porque el artículo 42 del Concordado de 1851 (entre la Iglesia y el Estado), luego repetido en la Ley 4 de abril de 1860, convino que no se “molestaría” por la Iglesia a los que compraron fincas por el procedimiento de la desamortización eclesiástica, tampoco se molestaría a sus herederos ni a los sub/adquirentes […]

Y que Ese no molestar no fue “gratis et amore”, pues el Concordato de 1851 a cambio obligó a dotar por el Estado importantes cantidades para el culto y para el clero; reconoció también a la Iglesia Católica y a su clero, el secular y el regular, la capacidad plena para volver a adquirir bienes. La Ley de 1860 determinaría (artículo 6º) qué bienes estarían excluidos de la desamortización, entre ellos los templos, luego exceptuados, como los bienes de dominio público, de la inscripción en el Registro de la Propiedad y así hasta 1998. 

En la segunda parte comparará la legislación anterior, la del siglo XIX, con la posterior a 1944, para llegar a la vigente legalidad hipotecaria. Lee el resto de esta entrada »


Europa Laica reclama el fin del “secreto de confesión y de oficio” de la Iglesia en casos de abusos

junio 23, 2020

Europa Laica denuncia cómo la Iglesia católica “ha amparado durante años en su normativa interna el llamado secreto pontificio en los casos de pederastia y de abusos sexual a menores”

No a la violencia contra la infancia

No a la violencia contra la infancia / RD

Jesús Bastante, Religión Digital, 23 de junio de 2020

Europa Laica ante el Proyecto de Ley de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia

“Una deuda moral que la iglesia católica y los poderes públicos que lo consintieron deben a miles de niños y niñas que fueron humillados durante años y que ahora esta ley no lo puede enterrar con el silencio, la prescripción o con una regulación que no impida su repetición”. Europa Laica ha emitido un comunicado en el que se muestra muy crítica con la no ausencia de una mención expresa a las religiones -y  en concreto a la Iglesia católica- en la futura ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia que prepara el Congreso.

Así, la institución que aboga por un Estado laico insta a los grupos parlamentarios a aprovechar la tramitación de la ley para “introducir enmiendas para que la ley contemple de forma específica las obligaciones de las confesiones religiosas, y en especial a la iglesia católica, en la prevención de la pederastia y el abuso sexual de menores que tan extendida se han mostrado en las instituciones religiosas”.

En su escrito, Europa Laica denuncia cómo la Iglesia católica “ha amparado durante años en su normativa interna el llamado secreto pontificio en los casos de pederastia y de abusos sexual a menores”, algo que la institución “se ha visto obligada a modificar para establecer la obligación de colaborar con las autoridades judiciales”.

Fin del secreto

Sin embargo, añade la nota, “este secreto todavía sigue protegido y reservado hasta el mismo momento en que la justicia civil exige la personación eclesial, y aun con renuencias y demoras en muchos casos en cumplir con ello, en lugar de que sea la propia la Iglesia quien por propia iniciativa colabore en denunciar y esclarecer hechos”. Por tanto, concluye, “se incumple con las obligaciones de prevención y protección que el proyecto de ley contempla”. Lee el resto de esta entrada »


La nueva Ley de Infancia obligará a los obispos a comunicar cualquier situación de riesgo, “aunque no sea delito”

junio 10, 2020

Aunque la norma no menciona expresamente los abusos en el ámbito religioso, sí que forzará a todo representante de instituciones que trabajen con menores a que se pongan en contacto con las autoridades si se produce cualquier acto sospechoso

Las claves de la ley de protección de los menores frente a la ...

Fuente imagen

Jesús Bastante, Religión Digital, / Vida Nueva, 10 de junio de 2020

Después de muchos años, los niños y las niñas de nuestro país contarán con una protección especial, similar al de las mujeres maltratadas. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anteproyecto de Ley de Protección a la infancia y a la Adolescencia frente a la Violencia, que se frenó con el abrupto cierre de la anterior legislatura.

La normativa, que no menciona directamente a la Iglesia ni al ámbito religioso (como sí hace con la violencia interfamiliar, educativa, sanitaria, ocio y deporte o las redes sociales), sí las afecta en la práctica, pues se establece “el deber de cualquier persona de comunicar situaciones de riesgo ante la autoridad competente, aunque no sea delito; un deber más exigente para los colectivos profesionales que tengan un contacto habitual con los niños”, como es el caso de colegios religiosos, seminarios menores o el trabajo con menores en las catequesis de las 23.000 parroquias españolas.

“Nos parece positiva, un paso adelante, pues veníamos del desierto”, subrayan desde la asociación Infancia Robada, que sí apuntan que hubiera sido mejor una mención expresa a los abusos en el ámbito religioso, y creen que “la ley se queda corta en los plazos de prescripción y en algunas ayudas”. “Nos parece muy positiva, pero no definitiva”.

¿Cuáles son las claves de la nueva ley?  ¿En qué afecta a la iglesia?

Estas son algunas de las principales medidas incluidas en un texto que, paralizado primero por las elecciones de 2019 y después por el estado de alarma, ahora está listo para iniciar su tramitación parlamentaria. Y Pese a no citarse a la Iglesia, como a ninguna otra institución, en la legislación, ¿en qué afecta en materia eclesial?

– Para evitar que muchos de los delitos más graves prescriban, ya que la mayoría de las denuncias se producen en la edad adulta, la ley modifica ese plazo para que empiece a contar cuando la víctima cumpla 30 años y no 18 como hasta ahora. Lee el resto de esta entrada »


INMATRICULACIONES: De cómo Alfonso X legisló que “la cosa sagrada o religiosa o santa” era de dominio público

diciembre 6, 2019

Sobre el título XXVIII / Ley 12 de la III partida,  breve VÍDEO del Grupo Inmatriculaciones Asturias

Alfonso X El Sabio

Alfonso X El Sabio IMAGEN: REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

6 de diciembre de 2019

El cuerpo normativo que se redactó en Castilla en el siglo XIII en la época de Alfonso X, “Libro de las leyes”o las Siete Partidas como se las denominó a partir del siglo XIV, tenía el objetivo de conseguir la uniformidad jurídica del reino en esos momentos. Pero no sólo constituyeron un compendio de leyes, sino que también se citaban obras literarias, científicas o filosóficas y abarcaba todos los ámbitos de la sociedad: la Primera se ocupaba del derecho canónico, la Segunda del derecho político, la Tercera del derecho procesal, la Cuarta, Quinta y Sexta del derecho privado y la Séptima del derecho penal.

Su pervivencia en el tiempo llega hasta el siglo XIX. Así algunas de las normas del derecho procesal y el derecho privado (Partidas 3,4,5 y 6) mantuvieron su vigencia en España hasta el Código Civil español de 1889.

Claro que la diferencia que en el s. XIII estaba muy clara entre uso y propiedad, tal y como se recogía en la Tercera Partida:

Partida III
Título XXVIII / Ley 12

Toda cosa sagrada o religiosa o santa que es establecida en servicio de Dios no es en poder de ningún hombre el señorío de ella, ni puede ser contada entre sus bienes; y aunque los clérigos las tengan en su poder, no tienen el señorío de ellas, mas tiénenlas así como guardadores y servidores. Y porque ellos han de guardar estas cosas y servir a Dios en ellas y con ellas, por ello les fue otorgado que de las rentas de la iglesia y de sus heredades tuviesen con qué vivir mesuradamente; y lo demás, porque es de Dios, que lo gastasen en obras de piedad, así como en dar de comer y vestir a los pobres, y en hacer criar a los huérfanos, y en casar a las vírgenes pobres para desviarlas de que con la pobreza no tengan que ser malas mujeres, y para sacar cautivos y reparar las iglesias, comprando cálices y vestimentas y libros y las otras cosas de que fueren faltas, y en otras obras de piedad semejantes a estas.

la iglesia católica lo olvidó en cuanto le fue posible inmatricular, registrar a su nombre bienes que “aunque los clérigos tengan en su poder, no tienen señorío de ellas, mas tiénenlas así como guardadores y servidores”.

Siete Partidas,/ descarga en PDF

Sobre este título XXVIII / Ley 12 de la III partida, un breve VÍDEO del Grupo Inmatriculaciones Asturias (creación de José María Rosell)