Lo normal, lo común y la Virgen de la Paloma

agosto 19, 2022

___________

Ana Pardo de Vera, Público, 19 de agosto de 2022

Este jueves fueron noticia las declaraciones de un cura de San Pedro, en la provincia de Albacete, que vino a decir lo que todos y todas sabemos que piensan ellos, según la doctrina católica, pero que sorprendió mucho a los fieles congregados en la misa donde el párroco Óscar Díaz cargó contra los homosexuales. Nada nuevo en la Casa del Señor: «Estamos siendo adoctrinados. Hay muchas cosas que sabemos que, desde la ética cristiana, no pueden ser aceptadas. Y nosotros poco a poco las vamos asumiendo como algo normal, como algo querido por Dios. Por ejemplo, la situación de parejas del mismo seso [sic] Hoy por hoy, se ha vuelto común, pero una cosa es que sea común, otra que sea normal y otra cosa es que sea querido por Dios«.

¿Alguna novedad en las declaraciones del cura Díaz? ¿Acaso el Papa Francisco ha anunciado ya que hombres y hombres, mujeres y mujeres, pueden recibir el sacramento católico del matrimonio? ¿Entonces, a qué tanta escandalera? Si no quieres escuchar lo que un cura católico piensa del matrimonio entre personas del mismo sexo, no vayas a misa. Es terrible, efectivamente, escuchar que hay seres humanos de primera y seres humanos de segunda en función de su sexo; incluso, de tercera o cuarta si nos atenemos al papel de las religiosas en la jerarquía católica, pero también en la concepción machista de sociedad ideal que tiene el Vaticano y lo que de él emana.

Read the rest of this entry »

La secta de la censura

octubre 18, 2021

imagen

Manifestantes durante la concentración convocada por diferentes asociaciones LGTBI+ para denunciar la pasividad de las instituciones madrileñas ante la ola de agresiones que sufren, este sábado en la Puerta del Sol de Madrid / EFE – Víctor Lerena

Ana Pardo de Vera, Público, 18 de octubre de 2021

Cuando los nazis, los fascistas, los franquistas o la Inquisición la tomaban, por ejemplo, contra los judíos, los comunistas o socialistas, los homosexuales o las ‘brujas’2356 (mujeres fuera de la norma católica), respectivamente, no era porque esa realidad fuera anormal o excepcionalmente maligna, sino porque su totalitarismo e intolerancia les hacía temer una realidad diversa que ellos no pudieran controlar. El miedo a lo desconocido, y por ello incontrolable, muchas veces es la antesala del odio.

La semana pasada conocíamos con lógica sorpresa (al menos algunas) que el juzgado de lo contencioso número 1 de Castellón retiraba de los institutos «32 libros sobre temática LGTBQIA+, géneros y orientaciones disidentes, relaciones sexo y/o afectivas fuera de la norma atendiendo a la solicitud de Fundación de Abogados Cristianos«.

La negación violenta de la diversidad que atraviesa al mundo es un síntoma de la enfermedad de la intolerancia, agravada en este siglo por el surgimiento de grupos y políticos de ultraderecha amparados y financiados (siempre) por movimientos ultrarreligiosos, que aspiran al poder absoluto. Vean la serie El Reino (Netflix) y me cuentan.

Read the rest of this entry »

Estado laico o más sufrimiento

octubre 3, 2021

5dd28f922febb

Plenario Conferencia Episcopal Española / EFE

Ana Pardo de Vera, Público, 3 de octubre de 2021

No sé si nuestros gobernantes y políticos son tan ingenuos como parecen a veces o simplemente, se lo hacen. Tampoco sé qué es peor de las dos cosas, porque si hablamos de ingenuidad, entramos en la incapacidad de ser conscientes de las cuestiones de fondo de los problemas que atañen al país, y si nos referimos a hacer la vista gorda, el cinismo rayano con la crueldad resulta insoportable hasta para quienes estamos curados de espanto.

Hace unos días, gracias al preciso y valiente testimonio de Marta Vigara en la Ser, contando su experiencia sobre un aborto por un embarazo de riesgo, pudimos conocer en toda su dimensión y muy bien ilustrada la distancia que existe entre aprobar leyes que amplíen derechos y libertades y la garantía de que se cumplan. El testimonio de la médico Vigara, víctima de una despiadada violencia institucional y obstetricia, inauguró un camino informativo con el que llevamos ya varios días. Por desgracia, además, la espita que abrió Marta es una fuente inagotable de casos abocados al dolor y al sufrimiento, porque en España no se garantizan los derechos al aborto y a la eutanasia. Entre otros, sin duda, como el de la cobertura de la dependencia, la vivienda digna, la salud mental, etc. etc.

Todos estos derechos básicos se recogen en leyes meridianamente claras, aprobadas por mayoría de la voluntad popular representada en las Cortes e, incluso, en muchos casos, plasmados en la Constitución Española de 1978, manoseada para las cosas de hiperventilados (banderas, unidad territorial, himnos y monarcas) e ignorada para estas otras del vivir que cito.

Read the rest of this entry »

Ayuso, Biden y el aborto: con la iglesia hemos topado

junio 21, 2021

Monasterio-Ayuso-EFE

Rocío Monasterio (i), líder de Vox en la Asamblea de Madrid, felicita a la presidenta Isabel Díaz Ayuso durante la investidura de ésta / EFE

Ana Pardo de Vera, Público, 21 de junio de 2021

La «cultura de la muerte» es, según la presidenta de la Comunidad de Madrid, la herramienta favorita de la izquierda española. En su discurso de investidura de la semana pasada, Isabel Díaz Ayuso, con la brutalidad habitual de muchas de sus declaraciones-a veces tengo la impresión de que no es realmente consciente de lo que dice, pero sé que lo es, y mucho más ahora que se trata de asegurarse a la ultraderecha como aliada-, achacó a la izquierda auténticas barbaridades, más propias de los antepasados de Vox que de cualquier democracia: «¿Que molesta? Eutanasia. ¿Que me molesta el bebé? Aborto«.

Los datos de la Comunidad de Madrid, y a tenor de la contundente mayoría de Ayuso en la elecciones del 4 de mayo, desmienten categóricamente esta afirmación: la Comunidad de Madrid es la tercera región, solo por detrás de Catalunya e Illes Balears, en mayor número de abortos, así que teniendo en cuenta estas proporciones, en Madrid hay muchas mujeres que han votado a Ayuso y que han abortado haciendo uso de un derecho de todas las mujeres perfectamente asumido por la sociedad española y que pertenece al ámbito de decisión sobre nuestro cuerpo, solo nuestro. Es seguro, además, que haya padres, hermanos, familia o amigos de mujeres que han abortado y que han votado a Ayuso. Sí, el comentario de la presidenta es tan desmedido como hipócrita e injusto.

Hasta el Gobierno de Mariano Rajoy desistió de endurecer la ley socialista, abrumado por las presiones de los lobbies ultracatólicos y la propia Conferencia Episcopal. La presión social metió en el cajón la conservadora pretensión del ministro de Justicia y le costó el puesto a éste, Alberto Ruiz-Gallardón, que pasó de ser el falso progre del PP a mostrar su cara más reaccionaria y machista («La libertad de maternidad hace a las mujeres auténticamente mujeres«, dijo el progre en el Congreso sin que sus diputadas se sonrojaran siquiera un poco).

Read the rest of this entry »