La anunciada transparencia sigue a la espera en la Iglesia

septiembre 28, 2019

Lagunas y equívocos lastran la memoria publicada por la Conferencia Episcopal

Ángel Munárriz, InfoLibre, 28 de septiembre de 2019

Han pasado más de cuarenta años de los acuerdos del Estado español con el Vaticano de 1979, que reformaron el Concordato de 1953. La Iglesia solemnizaba con estos acuerdos su “propósito” de autofinanciación a cambio del mantenimiento, ya en un régimen aconfesional, del grueso de sus centenarios privilegios económicos, simbólicos y educativos, traducidos al lenguaje democrático. La Iglesia ha incumplido su parte. La “dejación de funciones del Estado”, en palabras del profesor de Derecho Eclesiástico Alejandro Torres, le ha permitido mantenerse con total dependencia del erario público, que la surte de recursos directamente a través del IRPF e indirectamente a través de exenciones fiscales, a las que se suma una miríada de subvenciones, ayudas, retribuciones y conciertos por valor de miles de millones. Y ello a pesar de que no sólo no ha avanzado hacia la autofinanciación, requisito al que se aspiraba en el arranque de la democracia, sino que tampoco ha alcanzado la transparencia, exigencia que sobre el papel se le hace ahora, una vez constatado que la autofinanciación es una quimera. Este déficit de transparencia, pese a los avances en este terreno durante la última década, ha sido ahora puesto de relieve por un informe de Europa Laica, que concluye que la Iglesia disfruta de un “paraíso jurídico” sólo posible por una opacidad consentida por el Estado.

Aunque más cerca en el tiempo que el Concordato bis de 1979, también pasan los años para el Canje de Notas entre el Ministerio de Exteriores de España y la Nunciatura Apostólica para subir del 0,523% al 0,7% la aportación a la institución religiosa por cada equis marcada en la casilla de la Iglesia. Eso fue en 2006, hace trece años. La Iglesia pasó de ingresar directamente de las arcas públicas menos de 175 millones a 250 al año. ¿A cambio de qué? Esto es clave. Hubo dos concesiones. La primera, una supuesta “renuncia” de la Iglesia a la exención del IVA, que no era tal porque la Comisión Europea obligaba a España acabar con este privilegio. La segunda, laobligación de presentar anualmente una memoria justificativa del uso dado al dinero ingresado vía IRPF. Según proclamaba en 2006 la entonces vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, se trataba de introducir mayor “transparencia”.

Ese término, “transparencia”, ha pasado desde entonces a formar parte del catálogo habitual de las autoridades eclesiásticas españolas. La Conferencia Episcopal tiene un “portal de transparencia”, las páginas webs de las diócesis tienen apartados de “transparencia”, la Iglesia tiene firmado un convenio con Transparencia Internacional… Pero lo cierto es que, trece años después, las cuentas de la Iglesia en general, pero también el uso de los recursos públicos obtenidos, siguen protegidas del escrutinio de la opinión pública por un manto de confusión y opacidad. Lee el resto de esta entrada »


Europa Laica denuncia que la Iglesia católica en España “funciona como un paraíso fiscal”

septiembre 16, 2019

Un informe, de más de un centenar de páginas, cifra en no menos de 11.600 millones de euros, más del 1% del PIB de España, el dinero que “se hurta a los Presupuestos” con los distintos privilegios fiscales, patrimoniales y económicos de la Iglesia en nuestro país

Jesús Bastante, Religión Digital, 17 de septiembre de 2019

La Iglesia católica en España funciona “como un paraíso fiscal”. Esta es a la conclusión a la que llega Europa Laica tras analizar en profundidad la última Memoria Anual de Actividades de la Conferencia Episcopal.

El informe, elaborado por el profesor M. Enrique Ruiz del Rosal, y que será presentado este martes, hace un minucioso repaso de las cuentas públicas de la Iglesia católica, destacando cómo “sigue sacando en situación de privilegio cantidades enormes del erario público que se desvían para el fortalecimiento de sus múltiples actividades, sin que, por otra parte, el Estado realice a través del Tribunal de Cuentas, y de la transparencia a nivel del Parlamento, una fiscalización de su destino y uso”.

El estudio, de más de un centenar de páginas, cifra en no menos de 11.600 millones de euros, más del 1% del PIB de España, el dinero que “se hurta a los Presupuestos” con los distintos privilegios fiscales, patrimoniales y económicos de la Iglesia en nuestro país.

Inversiones opacas con el dinero no gastado

Entre los puntos novedosos del informe se encuentra la información relativa al Fondo de Reserva de la Conferencia Episcopal, dinero que la Iglesia no reparte entre las diócesis de los fondos recibidos a través de la Declaración de la Renta, y que, según Europa Laica, utiliza en “inversiones fiscales” de cuyo contenido no se informa. Este fondo se nutre, afirma el informe, de los 80 millones que la Iglesia se llevó en 2007 -cuando se produce el cambio del porcentaje en el IRPF, pasándose del 052 al 0,7% actual-, y otros 85 millones que no se han gastado en los últimos años (y cuyo destino tampoco se desglosa).

Junto al Fondo de Reserva, se encuentran los 35,2 millones de euros en superávit de los dos últimos ejercicios (19,3 en 2016 y 15,9 en 2017). “¿Cómo es posible que a los obispos les haya sobrado 35,2 millones en los dos últimos ejercicios, mientras que por todos lados exprime las arcas públicas en actitud lastimera?”, pregunta Europa Laica. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia destina decenas de millones que recibe a través del IRPF a rescatar la ruinosa Trece TV

septiembre 2, 2019

Los obispos financian con dinero público su televisión, pese a una sentencia de la UE que considera que subvenciones para actividades empresariales privadas son incompatibles con el mercado único.

Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española / EFE

Fernando Cano, El Español, 2 de septiembre de 2019

Trece, el canal de televisión de los obispos, es financiado en buena parte por el dinero recaudado a través del IRPF. Así consta en las Memorias Financieras de la Conferencia Episcopal Española (CEE) de los años 2016 y 2017 -las últimas disponibles- en las que la institución detalla cómo gasta los más de 265 millones de euros recibidas a través de la casilla de la Renta.

Estas memorias indican que de los 532 millones que recibió la Iglesia Católica como asignación tributaria en estos dos años, 20 millones se destinaron a “aportación de fondos propios de Trece TV”, utilizados en 2017 para rescatar a la empresa de la insolvencia. Unos recursos que, sin embargo, no son incluidos como gastos directos en ninguna partida, sino que se recogen del superávit generado en las cuentas de la entidad.

De esta manera, en 2016 la Conferencia Episcopal –cuyos ingresos provienen en un 99,8% de la Operación Rentaregistró un superávit de 19,3 millones de euros y se destinaron nueve millones a fondos propios de Trece, mientras que en 2017 el beneficio fue de 15,9 millones y 11 millones llegaron a la cadena de la que son los socios mayoritarios con el 80% de las acciones.

Una financiación que ya ha sido cuestionada en una sentencia de junio de 2017 en la que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea indicó que no corresponde utilizar ayudas públicas, similares a las que recibe el canal, sin una finalidad estrictamente religiosa, por lo que podrían estar prohibidas si tales actividades son de carácter económico, como es el caso de Trece.

Recordemos que las cuentas de la Iglesia no pasan ningún control de una institución pública y que solo están sujetas a una auditoría -en los dos últimos años de PwC- como si fuera una empresa privada. La diferencia es que el dinero que recibe la Iglesia es público ya que es íntegramente aportado por los españoles que marcan la casilla de la Iglesia en sus declaraciones anuales de la Renta.

En el caso de Trece la situación es aún más escandalosa, ya que estos 20 millones de euros están siendo utilizado en una compañía totalmente ruinosa que desde su fundación en el año 2010 acumulapérdidas de más de 91 millones de euros. Sólo en 2018 registró pérdidas de 7,6 millones, mientras que en 2016 y 2017, los años que recogen las últimas dos memorias de la CEE, perdió 10 y 10,1 millones, respectivamente.

Las pérdidas de Trece estos dos años coinciden casi exactamente con los nueve y once millones aportados como “fondos propios” por la Conferencia Episcopal y representaron el equivalente a todos los ingresos de la televisión estos dos años (11,2 y 11 millones de euros). Las pérdidas de la cadena se generan por sus elevados costes que se elevan por encima de los 20 millones de euros.

¿Cómo se ha usado el dinero en Trece?

Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia recauda 335 millones de euros anuales en donativos sin control fiscal, el 36% de su financiación

septiembre 1, 2019

“El importe es mucho mayor”, admite un eclesiástico consultado por eldiario.es “Nunca sabremos qué cantidad de lo que se recoge en todos los cepillos de todos los templos se envía a las diócesis, o se consigna en los libros de cuentas”

El presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez / EFE

Ricardo Blázquez, presidente de la CEE. / EFE

Jesús Bastante, El Diario.es, 31 de agosto de 2019

335 millones de euros. Esta es la cifra oficial del dinero que la Iglesia española recibe como donativos de parte de los fieles cada año, lo que supone el 36% de la financiación de las diócesis, según la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia en España. Una cantidad sin control fiscal alguno -el dato ofrecido es de parte-, a la que hay que sumar otros 193 millones (el 20% de su financiación) en concepto de ‘Otros Ingresos Corrientes’, como por ejemplo pagos de expedientes matrimoniales, de bautismos o misas. Este dinero también está a salvo de impuestos y de investigación tributaria, en virtud de los Acuerdos Iglesia-Estado. Es decir, más de la mitad (el 56%) de los 933 millones de euros que supone el ‘presupuesto’ de la Iglesia española, está fuera del control del fisco.

¿Qué es un donativo? Es toda “aportación directa voluntaria de los fieles a las diócesis”, según explican desde la Conferencia Episcopal, que añaden que se trata “del modelo más deseable de autofinanciación de la Iglesia” y “la principal fuente de financiación de las diócesis, más de un tercio de los recursos disponibles”. Bastante más, en todo caso, que lo recibido en la polémica casilla de la Renta, y que en 2018 supuso 270 millones de euros.

Colectas, cepillos o herencias sin control

¿Qué se incluye en ese concepto? En primer lugar, las clásicas colectas en las misas, cada domingo o siempre que la Iglesia lo decida, ya sea para financiar unas obras, un proyecto solidario o un regalo para el seminarista que va a ordenarse sacerdote.

También las aportaciones a los cepillos de las parroquias. En este sentido, la Iglesia se está profesionalizando, y el clásico cajón con llave que sólo tenía el párroco está siendo sustituido, en decenas de templos, por ‘cepillos digitales’ promocionados por distintas entidades bancarias y que permiten cierto control del importe real, así como la posibilidad de aportar con tarjeta de crédito.

Legados, herencias y similares también forman parte del concepto ‘donativo’, al que hay que sumar la suscripción periódica (mensual, trimestral, semestral o anual), que permite a los gerentes de las diócesis “administrar el presupuesto de forma más eficaz para ir afrontando los distintos problemas que día a día van surgiendo en las distintas diócesis de nuestro país”. Lee el resto de esta entrada »


Enrique Ruiz del Rosal: Informe sobre de la Memoria Anual de Actividades del ejercicio 2017 presentada por la Conferencia Episcopal Española

agosto 31, 2019

Como en otras ocasiones, Enrique Ruiz del Rosal, miembro de la Junta Directiva de Europa Laica y socio de Asociación Laica de Rivas, elabora una minucioso informe de la Memoria  de actividades que presenta, a “bombo y platillo”, la Conferencia Episcopal. Esta vez la gala de presentación tuvo lugar el pasado 13 de junio  en el Auditorio Ángel Herrera de la Fundación Pablo VI. (Vídeo)

Blázquez y Berrocal en la “gala” de presentación de la Memoria

Enrique Ruiz del Rosal, Laicismo.org, 31 de agosto de 2019

Un año más la Conferencia Episcopal Española (CEE, en adelante) ha dado a la publicidad (pues de publicidad se trata, exclusivamente) su última Memoria Anual de Actividades correspondiente al ejercicio 2017, en relación con la renta declarada en 2018. Y lo ha hecho, como siempre, no sólo a través de los múltiples medios de comunicación y propaganda de que es propietaria (televisiones, radios, periódicos en papel o digitales), sino también contando con la inestimable colaboración de los medios de comunicación de las cadenas estatales y autonómicas públicas (radio y televisión), así como de la mayoría de los medios generalistas privados.

Y a la vista de los datos ofrecidos en dicha Memoria, tengo que volver a repetir, como lo hago cada año, el párrafo con que comencé el informe que realicé, allá por agosto de 2010, a propósito de la Memoria correspondiente al ejercicio 2008:

“Siendo Gonzalo Puente Ojea embajador de España ante la Santa Sede, solicitó al Gabinete de Presidencia del Gobierno socialista, en 1986, información sobre las partidas presupuestarias a favor de la Iglesia católica (Ic, en adelante). Dicho Gabinete, junto con la citada información detallada por Ministerios, adjuntó un párrafo que no tenía desperdicio: “Además de la financiación directa con cargo a los Presupuestos del Estado, la Ic obtiene una importante financiación indirecta mediante las exenciones de impuestos o gravámenes que debería abonar conforme a la Legislación Fiscal en vigor. No se ha todavía calculado la cifra a la que asciende este beneficio fiscal, si bien se procurará obtener una estimación aproximada de la misma.”

Han transcurrido 33 años y aún sigue pendiente que el Gobierno de España elabore una estimación de las exorbitantes cantidades de que se beneficia la Ic y todas sus sociedades e instituciones, como consecuencia de las exenciones y bonificaciones fiscales al amparo de los Acuerdos concordatarios con la Santa Sede de 1979. Y ello en sus tres niveles administrativos: central, autonómico y local.

Conviene recordar que estas cuantiosas sumas, que Europa Laica cifra en no menos de 11.600 M€ (más del 1 % del PIB de España) se hurtan a los Presupuestos de estas tres administraciones y, por tanto, no están disponibles para financiar servicios de interés general, que beneficiarían a tod@s l@s ciudadan@s, independientemente de sus creencias y convicciones. Todo ello en beneficio de los intereses de una creencia particular y de la Institución que dice representarla: la Iglesia católica.”

I) MEMORIA JUSTIFICATIVA DE LAS CANTIDADES RECIBIDAS DEL ESTADO A TRAVÉS DE LA ASIGNACIÓN TRIBUTARIA

INCUMPLIMIENTO DE UN COMPROMISO Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia gasta en 13TV casi la mitad de su superávit

septiembre 13, 2018

La institución dedica a la televisión 9 de los 19,3 millones del excedente de dinero público recibido vía IRPF

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez / EFE / InfoLibre

Ángel Munárriz,  InfoLibre, 13 de septiembre de 2018

Del total recaudado por el Estado en las declaraciones de la renta del ejercicio fiscal 2016, 268,2 millones de euros fueron directamente a la Iglesia española,como resultado de la decisión –que no de la aportación extra– de los 7,1 millones de contribuyentes que marcaron la casilla católica. A esta cantidad se sumaron casi 864.000 euros en ingresos financieros y 250.000 en donativos, según la memoria de actividades de la Conferencia Episcopal de 2016. En total, los recursos fueron de 269,3 millones. La mayor parte de esta asignación de dinero público la gastó en el funcionamiento de las diócesis (201,1 millones) y la seguridad social del clero (16,3). El resto se lo reparten conceptos como Cáritas (6,2 millones), las universidades católicas (6) o la campaña para animar a marcar la equis (4,8), entre una miríada de conceptos que van desde la aportación a la Santa Sede –el conocido como Óbolo de San Pedro– hasta los gastos financieros. Finalmente los gastos ascendieron a 250 millones, con lo que el superávit se situó en 19,3 millones.

¿A qué dedicó la Iglesia ese excedente? Según los datos de la propia Conferencia Episcopal, 9 millones de euros (el 46,6%) fueron una aportación de fondos propios a 13TV, con lo que lo dedicado a la televisión episcopal fue 2,8 millones de euros más que la dedicado a Cáritas, pese a que la campaña promocional de la casilla de la Iglesia se basa en el reclamo de la labor social de la Iglesia. Esta aportación de fondos a 13TV –emisora actualmente conocida como Trece– es una de los aspectos criticados por Europa Laica en su análisis de la memoria episcopal presentado este miércoles en Madrid. Consultada por infoLibre, la CEE no hizo ninguna valoración sobre dicho análisis. Lee el resto de esta entrada »


Informe de Europa Laica sobre la Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal

septiembre 12, 2018

Enrique Ruiz del Rosal, Observatorio del Laicismo-Europa Laica

Informe: Análisis de la Memoria Anual de Actividades del ejercicio 2016 presentada por la Conferencia Episcopal Española. Documento completo.

De la lectura de  este Informe podría deducirse que la principal destinataria de mis críticas es la jerarquía católica: nada más lejos de la realidad. El responsable de la situación de privilegio económico que disfruta la Ic en España, como viene denunciando Europa Laica, es el poder político y, por tanto, los sucesivos gobiernos de nuestra democracia desde hace 38 años. El problema sigue siendo el clamoroso silencio cómplice del Estado y de todas las Administraciones Públicas. La Ic disfruta de un “paraíso” jurídico y fiscal consentido por un Estado que se presume democrático, aconfesional y de derecho: Responsable: el Estado.

Conclusiones

Esta Memoria no cumple el compromiso adquirido por la Ic.- Con la Memoria episcopal  la CEE prosigue con esta ceremonia de la confusión que consiste en incumplir el único compromiso adquirido por los obispos con la firma del reprobable acuerdo concordatario de diciembre de 2006, que literalmente expresaba el  “d) compromiso de la Iglesia católica de presentar una memoria justificativa de las cantidades recibidas del Estado a través de la Asignación Tributaria. En relación con este compromiso, que el Estado debería exigir taxativamente, la Ic cada vez aporta menos información o lo hace de forma más críptica.

La fiscalización de las cuentas de la IglesiaResulta imprescindible fiscalizar tanto las ayudas y subvenciones recibidas por todas las organizaciones y entidades de la Ic, como las exenciones de que se benefician. Ya en el primer trimestre de 2015 saltaba a la prensa una información acerca del Tribunal de Cuentas (TC), supremo fiscalizador de las cuentas del Estado. En ella, fuentes del mismo advertían que la Iglesia católica podía estar incurriendo en “enriquecimiento injusto” y se hacía eco de que las cuentas de ésta jamás habían sido fiscalizadas. Asimismo se afirmaba algo que vengo (y venimos, desde Europa Laica) repitiendo desde hace años: que la Ic se financia con cantidades “desconocidas imposibles de cuantificar y procedentes de conciertos educativos o sanitarios” o “a través de entidades como Cáritas o Manos Unidas”. Lee el resto de esta entrada »