IRPF: El Gobierno apoya la campaña de la X a fines sociales… y de paso, también a la de la iglesia

mayo 1, 2020

1 de mayo de 2020

En la campaña que diversas ONGs mantienen en apoyo a que en la declaración de la renta se marque la casilla dedicada a Fines Sociales, figura,  como se ha venido haciendo en años anteriores, el Gobierno de España.  Pero en la campaña de este año, como ha denunciado también Europa Laica, va un poco más allá porque en los vídeos* de la campaña por la X Solidaria que se están difundiendo, y en las que figura el apoyo del Gobierno, llega a pedirse «marca las dos y ayudas el doble».

Europa Laica-Laicismo.org:

…Resulta ilegítimo que el Gobierno, sea del color político que sea, apueste por retirar fondos públicos para entregar a entidades privadas, y además religiosas. Se está vulnerando la aconfesionalidad del Estado, se está vulnerando la neutralidad del Estado, se están favoreciendo opciones particulares que son propias y legítimas que la ciudadanía pueda tener y sufragar con su propio dinero. El Estado debe promover el interés general, los servicios públicos.

Y todo esto llega en un momento en el que se ha puesto de manifiesto la debilidad de los servicios sanitarios para afrontar la crisis sanitaria de la pandemia, la precariedad de las residencias de ancianos en manos privadas de grandes corporaciones religiosas o multinacionales,… en todo caso servicios públicos que se han dejado en manos de una creciente «industria de la caridad y una mal entendida solidaridad» que apuestan por recibir fondos públicos marcando las casillas del IRPF y dejad que ellos se encarguen de «tu cómoda solidaridad» con el dinero de todos, aliviando conciencias y responsabilidades.

Tanto las iglesias y confesiones religiosas, como las asociaciones y ONG, por cierto, organizaciones no gubernamentales,  deberían financiarse con las aportaciones de sus miembros o donantes, dejando la financiación pública para los servicios públicos. Lee el resto de esta entrada »


La Conferencia Episcopal facilita las donaciones de dinero sin comunicar a Hacienda

abril 23, 2020

Los obispos ofrecen a sus donantes la posibilidad de no informar a la Agencia Tributaria sobre las cantidades entregadas por particulares. “Hay personas que no quieren realizar la desgravación de su donativo y por tanto no comunican sus datos a la Iglesia”, defienden desde esa institución.

Consulta el mapa interactivo con el organigrama de la CEE tras la celebración de su Asamblea Plenaria

Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española

Danilo Albín, Público, , 23 de abril de 2020

Desde los altares divisan tiempos oscuros. En lo social y en lo económico. En la calle y en la Iglesia. También en las declaraciones de la Renta, con menos casillas marcadas a favor de la institución católica, y en los previsiblemente mermados cepillos de los templos. Ante una época de vacas flacas, los obispos invitan a realizar donaciones online o por teléfono a parroquias, diócesis o a la mismísima Conferencia Episcopal (CEE). En blanco y en negro. Con Hacienda informada o sin que el fisco se entere.

“Desde los altares divisan tiempos oscuros. En lo social y en lo económico. En la calle y en la Iglesia. También en las declaraciones de la Renta, con menos casillas marcadas a favor de la institución católica, y en los previsiblemente mermados cepillos de los templos. Ante una época de vacas flacas, los obispos invitan a realizar donaciones online o por teléfono a parroquias, diócesis o a la mismísima Conferencia Episcopal (CEE). En blanco y en negro. Con Hacienda informada o sin que el fisco se entere.

“También la economía de nuestras Diócesis y Parroquias se resiente con los templos cerrados y la interrupción de las colectas y otros ingresos. Es, además, fácil de prever que en el futuro disminuirán los ingresos habituales y la asignación tributaria se resentirá en los próximos ejercicios ante la probable disminución de la recaudación por el IRPF, motivada por la crisis económica que se nos viene encima”, describía el mensaje remitido por la Comisión Ejecutiva de la CEE a sus miembros.

Lee el resto de esta entrada »


¿Pueden los obispos poner peros a la renta básica? La Iglesia sí vive acomodada al “subsidio permanente” del Estado

abril 22, 2020

La Conferencia Episcopal afirma que una renta básica “permanente” llevaría a muchos a vivir “de manera subsidiada” y a desincentivar la búsqueda de recursos propios

La institución católica, que paga sueldos de curas y obispos con dinero público, incumple la autofinanciación recogida en el acuerdo España-Vaticano de 1979

“Preferimos una renta mínima que una cola en el comedor de Cáritas”, indica Europa Laica, que acusa a la jerarquía católica de vivir de la pobreza

Evolución de la asignación a la Iglesia vía casilla de la renta.

Evolución de la asignación a la Iglesia vía casilla de la renta / CEE

Ángel Munárriz, InfoLibre, 22 de abril de 2020

“Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha”. Pocas frases describen mejor a la Iglesia, tan dada al disimulo, a nadar y guardar la ropa, a la zona de grises, a la selección cuidadosa de cada palabra, a la diplomacia de seda. Así fue –o quiso ser– la respuesta de monseñor Argüello sobre la renta mínima. Un sí, pero no.

Pero a Luis Argüello, secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), es decir, portavoz de la jerarquía católica, le salió una respuesta problemática [ver en este vídeo]. Problemática, sobre todo, para su propia institución. Porque al alertar sobre los riesgos de desincentivar la búsqueda de recursos propios que implicaría la medida si se aplicara con carácter “permanente”, hizo lo que parecía de la A a la Z una descripción de la dependencia del Estado que aqueja a la Iglesia. Y condujo a una pregunta: ¿tiene la institución de la cruz autoridad para advertir del riesgo de vivir “de manera subsidiada”?

A tenor del funcionamiento de su economía, no.

Vayamos a las palabras de Argüello. “La necesidad perentoria de una renta básica en este momento no debería ser una coartada para una especie de subsidio permanente que retirase del horizonte de las personas el poder ejercer un trabajo y desarrollar sus capacidades”, dijo. Se diría que estaba hablando del diseño de la financiación pública de la Iglesia que hicieron el Estado español y el Vaticano en la Transición, supuestamente provisional, pero que ha terminado enquistándose. “Una permanencia de grupos amplios de ciudadanos que vivan de manera subsidiada no sería un horizonte deseable a largo plazo”, añadió Argüello. Y es una frase que trae a la memoria cómo la Iglesia ha enterrado la prometida autofinanciación. Lee el resto de esta entrada »


Los obispos dan una patada al Gobierno en el culo de los pobres

abril 21, 2020
Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla.

Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla / Fuente foto

Juan Torres López, Público, 21 de marzo de 2020

Según informó la Cadena Ser [**], el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha declarado que el ingreso mínimo vital o renta básica que prepara el gobierno para ayudar a quienes se han quedado en paro o lo necesitan “es indispensable”, pero sólo mientras dure la crisis del coronavirus pues, en su opinión, “pensar en una permanencia de grupos amplios de cuidadanos que vivan de manera subsidiada yo creo que no sería un horizonte deseable a largo plazo para el bien común”.

Naturalmente, la jerarquía de la Iglesia católica española está en su derecho de mantener las posiciones políticas que desee y es lógico que lo haga, teniendo tantos privilegios heredados de la dictadura que le conviene proteger. Sin embargo, me parece que la declaración que ha hecho su portavoz se puede considerar objetivamente como tramposa, cínica y tan falsa y oportunista que incluso es contraria a la propia doctrina católica y a lo que propone Cáritas, que es la organización a la que los propios obispos españoles confían la lucha contra la pobreza. A continuación, justifico mi opinión.

Declaración tramposa

Los obispos han hecho una declaración tramposa porque la renta básica, ingreso mínimo, renta de inserción… o como se quiera llamar a lo que va a aprobar el gobierno ya existe en todas las comunidades autónomas de España, gobernadas por partidos de distinto signo.

Lo único que ahora parece que pretende hacer el gobierno es establecer en España lo que ya existe en todos los países miembros de la Unión Europea, un ingreso o renta mínima nacional para combatir la pobreza, algo que en nuestro país (y esto sí que es criticable) no existe porque lo que tenemos son rentas mínimas en todas las comunidades autónomas, aunque con distinto nombre, condiciones y contenido y conformando todas ellas un conjunto (más bien una maraña) con grandes deficiencias, inequidades y disfuncionalidades que sí conviene reformar.

Por lo tanto, los obispos españoles hacen trampa cuando se meten en el rifirrafe contra el gobierno con la excusa de estar preocupados porque haya “grupos amplios de cuidadanos que vivan de manera subsidiada”, como ha dicho su portavoz. Lee el resto de esta entrada »


Asturias Laica. “No cargues con la cruz” Campaña IRPF 2020

abril 16, 2020

Quienes marcan alguna casilla o ambas no pagan de más, sino que lo detraen del conjunto de los ingresos del Estado, mientras que quienes no marcan ninguna casilla aportan el 100% de sus impuestos a las arcas públicas para que se puedan atender las necesidades comunes

Imagen base PIXABAY

16 de abril de 2020

La crisis del COVID19 no impidió que la campaña para la declaración de la Renta empezara, como en años anteriores, el 1 de abril.

Y, como otros años, Asturias Laica vuelve a manifestar su oposición pública a que existan casillas en la declaración de la renta que destinen el dinero de todas/os a unos fines ajenos a los presupuestos públicos, y, por ello, animamos a que  no se cargue con “ninguna cruz”, a que no se marque ninguna de la dos casillas, ni la destinada a la iglesia católica ni la de fines sociales.

Por lo que respecta a la casilla de la iglesia católica

Las confesiones religiosas deben autofinanciarse [***]y, consecuentemente, pagar impuestos. Desde Asturias Laica defendemos que, en la libertad de conciencia de cada cual está el adscribirse a la confesión religiosa que considere adecuada (o a ninguna) y, en paralelo, asumir la responsabilidad de mantenerla económicamente.

En el caso de España los anticonstitucionales acuerdos con el Vaticano amparan un privilegio inaceptable consistente en que de los impuestos de TODOS/AS se financien los intereses de una determinada confesión religiosa,. (Mientras sigue sin efecto:

Es inadmisible que una parte de nuestros impuestos se deriven para la oscura financiación de un determinado grupo religioso. Es público que esta X ha venido siendo una financiación encubierta de la iglesia católica. Es una cantidad ingente fuera de todo control y que no se justifica en modo alguno. Hace poco que sabemos, por ejemplo, que han dedicado más dinero a financiar 13TV que Cáritas.

En cuanto a la casilla de otros fines sociales Lee el resto de esta entrada »


Las entidades católicas reciben más de cinco millones de la casilla de fines sociales del IRPF

abril 13, 2020

Las entidades católicas reciben más de cinco millones de la casilla de fines sociales del IRPF

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (2d), preside a puerta cerrada los oficios de este Viernes Santo en la Catedral de la Almudena, en Madrid. EFE/ Mariscal

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, preside a puerta cerrada los oficios de este Viernes Santo en la Catedral de la Almudena, en Madrid / EFE/ Mariscal

Eduardo Bayona, Público, 13 de abril de 2020

La casilla de fines sociales de la declaración del IRPF también tiene beneficiarios del ámbito religioso: hasta una treintena de entidades católicas han recibido más de 5,32 millones de euros procedentes de esa asignación en el último reparto realizado por el Gobierno, correspondiente a la campaña de la renta de 2018.

Esas treinta entidades obtuvieron subvenciones por valor de 5,3 millones de euros, un dinero aportado por el mismo Estado que con cargo a ese ejercicio transfirió a la iglesia católica un total de 256 millones por la vía de las casillas del IRPF.

Esos 5,3 millones de euros suponen algo más de la décima parte de los 49 que repartió el Gobierno central a través de la Secretaría de Estado de Asuntos Sociales, aunque no fueron los únicos procedentes de esa casilla, cuyo reparto lleva haciéndose desde la declaración de 2017 en un porcentaje de un 20% desde el ejecutivo central y un 80% desde los autonómicos.

Según la Plataforma del Tercer Sector, que agrupa a buena parte de las ONG que operan en el campo de los servicios sociales, el tramo estatal de 2017, de 48 millones frente a una demanda de 207, llegó a 609 proyectos de 230 entidades, mientras que el de 2018, con 49 millones para solicitudes por 194, alcanzó a 673 iniciativas de 258 entes. Ni uno ni otro ofrecen datos de las distribución de fondos de las comunidades, que mueven alrededor de 200 millones.

Dinero de la casilla social para pedir más equis en ella

Entre las organizaciones católicas que más fondos recibieron de ese reparto estatal se encuentran Cáritas, con 1,74 millones (casi la cuarta parte del total) para varios proyectos de ámbitos como las prisiones, los ancianos y las víctimas de violencia machista, aunque también para cuestiones de intendencia y organización; Ymca, que recibió 476.276 euros para programas de inclusión, juventud, empleo y acosos escolar; Accem, al que le fueron asignados 341.551 para actuaciones en materia de migración, jóvenes y exclusión social, o la Fundación Cruz Blanca y la coordinadora de geriátricos Lares, que obtuvieron, respectivamente, 231.315 y 155.134. Lee el resto de esta entrada »


La jerarquía cede el timón a Cáritas: la Iglesia, en edad de riesgo, ante una crisis que desnuda todas sus flaquezas

abril 12, 2020

La pandemia pone a prueba a la institución católica, sin cepillo por los templos cerrados y con un clero envejecido. La cúpula mantiene un papel discreto, aplaza la campaña Xtantos y centra los focos en el buque insignia de su obra social.

Voluntarios protegidos con guantes, mascarilla y traje de plástico en un economato de Cáritas en Madrid.

Voluntarios protegidos con guantes, mascarilla y traje de plástico en un economato de Cáritas en Madrid / Europa Press

Ángel Munárriz, InfoLibre, 12 de abril de 2020

Una Iglesia cansada, envejecida, con su histórico espacio de influencia carcomido por el avance de la secularización, encara la exigente crisis del coronavirus. No son días fáciles para la milenaria institución católica. Lejos ya los días en que era la protagonista y rectora de la vida española, aguanta el tipo aferrada a Cáritas, bastión de su obra social. El virus pone a prueba también a la Iglesia, que demuestra que, aunque mermadas seriamente en número, aún conserva unas bases dispuestas a arremangarse. Una Iglesia con los templos cerrados –lo que implica también unos cepillos vacíos, ojo– y con un clero en edad de jubilación, perfil de riesgo durante la pandemia, ofrece servicio en estos días penosos gracias a los restos de su histórica capilaridad, que ha menguado pero que aún la convierte en una de las pocas instituciones que llegan a casi todos los puntos de España. Con menos fuerza, pero la Iglesia aún está ahí.

¿Cómo está respondiendo esta Iglesia envejecida y en retroceso social a un virus que exige compromiso en primera línea? José Manuel Vidal, director de Religión Digital, cree que la institución cuenta con un valioso activo. “Los clérigos siguen siendo de los pocos que permanecen en la España vaciada. Cosa distinta es es la edad. El estamento clerical ronda los 70 años en algunas diócesis. Por lo tanto, está muy en riesgo. Hay un miedo lógico”, señala Vidal, que cree que la Iglesia ha llegado “un poco tarde”, pero cuando ha identificado claramente las dimensiones del problema “se ha puesto las pilas”. Y destaca, como hacen todos los consultados, la tarea de la base social y de Cáritas.

La jerarquía, desde el recrudecimiento de la crisis, mantiene un perfil bajo. Ha suspendido su habitual campaña Xtantos, en la que gasta cada año el grueso de los casi 5 millones de euros que dedica a campañas de promoción. “Los plazos de la campaña de este año serán excepcionales, como la situación es excepcional”, señala la Conferencia Episcopal Española (CEE) a preguntas de infoLibre, sin dar más detalles. Es una incógnita si habrá campaña después de Semana Santa. La jugada tendría riesgo reputacional.

Lee el resto de esta entrada »


Los hospitales de la Iglesia compiten con ventaja en la sanidad privada gracias a sus privilegios fiscales

abril 10, 2020

A través de órdenes y movimientos religiosos, controla más de medio centenar de hospitales en España, con cerca de 12.000 camas, un 7,3% del total

Hospital La Milagrosa de Madrid. E.P.

Hospital La Milagrosa de Madrid / E.P.

Vicente Clavero, Público, 11 de abril de 2020

La Iglesia católica ha ido tejiendo en España a lo largo de los años una espesa red asistencial, de la que forman parte decenas de hospitales, pertenecientes a distintas órdenes o movimientos religiosos.

Aunque compiten a cara de perro con las empresas privadas, la mayoría de esos hospitales tienen la consideración de entidades sin ánimo de lucro, lo que les proporciona jugosas ventajas fiscales.

Sobre su número exacto existen algunas discrepancias, que se explican por las distintas metodologías que utilizan las organizaciones que emiten datos al respecto. Según la última Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal, correspondiente a 2017, ese año había en España 66 hospitales de la Iglesia. Sin embargo, el Catálogo Nacional de Hospitales de 2019, que elabora el Ministerio de Sanidad, los cifra en 59.

Esos 59 hospitales representan un 7,3% de los 806 que recoge el catálogo y prácticamente todos son de tamaño medio (menos de 500 camas), como ocurre en general con los hospitales privados. Más de 500 camas sólo tienen actualmente 75 centros en España, de los que 48 pertenecen al Sistema Nacional de Salud, y superan las mil nada más que 17, todos ellos públicos menos uno. Lee el resto de esta entrada »


El eterno debate de las casillas del IRPF

abril 6, 2020

La jerarquía católica se apropia de una parte del impuesto de la renta, con la complicidad del Estado. Al menos, quienes marcan la casilla de la iglesia católica deberían pagar más.

Francisco delgado / Fuente foto

Francisco Delgado | Diario Crítico,  06 de abril de 2020

Que en la Declaración de la Renta siga figurando una casilla específica, para que la jerarquía de la Iglesia católica (Ic) financie los gastos de sus diócesis (salarios y seguridad social de obispos y curas), gastos corrientes, proselitismo y propaganda católica, para sus propios medios de comunicación, para “engordar” sus cuentas de resultados etc. etc. además de una aberración jurídica, es un delito político de primera magnitud, que pervive año tras año, gobierne quien gobierne. Es más, el Gobierno presidido por JL Rodríguez Zapatero, aumento la asignación del 0,52 al 0,7%.

Porque esos 285 millones de euros (últimos datos del IRPF 2018) que -año tras año- el Estado le entrega a la Ic provienen de los impuestos que pagamos todos los y las contribuyentes (católicos y no católicos). Por ello, como mínimo, como ocurre en algunos países de centro Europa, ese 33% (más o menos) de personas que -cada año- señalan la casilla, debería de pagar ese 0,7% más, de su propio bolsillo.

Esos 285 millones se detraen del fondo común de toda la ciudadanía que administra Hacienda, para financiar la Sanidad, la Educación, los Servicios Sociales, la Obra Pública… y hasta una parte de las Pensiones…

Hay otra casilla, la denominada para “fines sociales, a la que yo denomino la “casilla coartada” o la “casilla trampa”, … que -en su día- se “colocó” deliberadamente para tratar de “justificar” la casilla de la Ic y, además, porque como la jerarquía católica del dinero que le entrega Hacienda, por su asignación directa, no aporta apenas nada a SU propia Obra de Caridad… por esta otra vía que se vienen recaudando más de 300 millones de euros al año, se financian, también, una muy buena parte de las organizaciones de caridad de la propia Ic, además de otras entidades, como fundaciones y asociaciones sin (aparente) fines de lucro. Y que paganos entre todos, queramos o no, detrayéndolo de la Hacienda Pública. Y para mayor desvergüenza política quienes señalan esa casilla NO DECIDEN a qué entidades desean que vaya esa aportación.

Además de que el impuesto de sociedades, de los actuales PGA (prorrogados de 2018) establece que las empresas puedan destinar -para fines sociales- otro 0,7 y se detrae no de los beneficios de las empresas, sino de las arcas de Hacienda. Un supuesto “compromiso solidario” que también pagamos entre todos y que tampoco decidimos a qué ONGs o fundaciones iría ese dinero. Lee el resto de esta entrada »


Defender lo público: Video-Entrevista a Raquel Ortiz, coordinadora de Valencia Laica

abril 1, 2020
Entrevista a Raquel Ortiz de Valencia Laica 31-03-2020 - YouTube

Fotograma de la entrevista a Raquel Ortiz de Valencia Laica 31-03-2020 – YouTube

1 de abril de 2020

La defensa de lo público es, y esta crisis social y económica causada por la pandemia del coronavirus lo deja en evidencia, garantía de atención y de solidaridad.

Por ello, en la línea de lo que defiende siempre Europa Laica, creemos que hay que exigir que los Presupuestos Generales y la política fiscal tengan como objetivo los derechos sociales, el refuerzo de unos Servicios Públicos universales de calidad y rechazar planteamientos asistenciales caritativos. No se puede admitir que se desvíen impuestos y recursos públicos a organizaciones particulares.

Y en esa misma línea, en la declaración de la renta (hoy empieza la campaña) no debemos marcar ninguna casilla, ni la de la iglesia católica ni la de fines de interés social: la iglesia católica debe autofinanciarse ( y así se firmó en los Acuerdos de 1979 -acuerdo 4, apartado 2.5-: La Iglesia católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades. Cuando fuera conseguido este propósito, ambas partes se pondrán de acuerdo para sustituir los sistemas de colaboración financiera expresada en los párrafos anteriores de este artículo, por otros campos y formas de colaboración económica entre la Iglesia católica y el Estado) y los presupuestos del Estado deben atender los fines sociales.

Si alguien quiere colaborar ya sea con la iglesia ya sea con ONGs, puede hacerlo de modo particular, de su propio bolsillo.

De estas cuestiones, entre otras, habla Raquel Ortiz, coordinadora de Valencia Laica, en la entrevista que le hicieron en Radio i Televisió del Poble, y que ayer martes subieron a su canal de Youtube

Vídeo entrevista

Lee el resto de esta entrada »