Inmatriculaciones. Algo huele a podrido

febrero 25, 2020

Andrés Valentín, José María Rosell. Publicado en “Tiempo de cerezas”, número 4.
25 de febrero de 2020

Inmatricular un bien es inscribirlo por vez primera en el Registro de la Propiedad.

El problema es que, desde 1946, la iglesia católica ha tenido la prerrogativa de hacerlo sin aportar más justificación que una simple auto certificación eclesiástica. Sin publicitarlo, sin abrir un expediente de dominio, sin verificación  ni control de tipo alguno. Sin ninguna de las garantías propias de un estado de derecho.

Además, la reforma de la Ley Hipotecaria del Gobierno Aznar en 1998 le permitió inmatricular también lugares de culto, algo que ni siquiera la anterior ley franquista se había atrevido a hacer, dado que se entendía que los bienes de especial relevancia cultural, eran del común, de toda la ciudadanía, aunque tuviesen asignado un uso religioso, que nadie cuestiona. Así sucede, por ejemplo, con la catedral de Lisboa, con la de Colonia, con Notre-Dame de París,  o con la abadía de Westminster.

Nuestro país, sin embargo, es un caso atípico. El estado mantiene y restaura, mientras que la iglesia inscribe todo lo que puede a su nombre; gestiona los bienes de manera completamente opaca, sin pagar impuestos  y sin ningún control fiscal. Lee el resto de esta entrada »


¿100.000 inmatriculaciones?

enero 1, 2020

Escribe Andrés Valentín, Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, Coordinadora Estatal Recuperando

Andrés Valentín, Diario de Navarra, 1 de enero de 2019

Nos preguntan estos días: ¿por qué habláis de 100.000 inmatriculaciones en el Estado, de más de 5.000 en Navarra? Antes de entrar en el asunto, será conveniente aclarar un par de conceptos.

Distinguimos entre inmatriculaciones y bienes inmatriculados: una inmatriculación puede contener varios bienes. Un ejemplo paradigmático es la inmatriculación de la Catedral de Sevilla en cuya nota simple leo que incluye la propia catedral, la parroquia del Sagrario y las dependencias anexas (¡sic!) (la Giralda y el Patio de los Naranjos). En muchos casos, una inmatriculación representa varios bienes inmatriculados.

¿Por qué hablamos de notas simples y no de listados? Un listado nos informa, por ejemplo, de que en el municipio de Baztan se ha inmatriculado una finca (nº nnn) dedicada a pastos. No sabemos ni en qué pueblo, ni su superficie, ni cuándo se inmatriculó, ni qué finca es. La nota simple nos deberá aportar esa y más información.

Una inmatriculación es un procedimiento para inscribir por primera vez un inmueble en el Registro de la Propiedad. Es un procedimiento previsto para las administraciones públicas, pero en 1946 el Decreto de 8/2/1946 (franquista, por supuesto) equiparó la Iglesia católica con el Estado para poder utilizar este procedimiento cuando carezca de título escrito de dominio. Lee el resto de esta entrada »


«Inmatriculaciones ¿nos roba la iglesia?», charla de Andrés Valentín (Vídeo)

diciembre 5, 2019

5 de diciembre de 2019

Organizada por Europa Laica/Laikoa de Estella-Lizarra con la colaboración de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro, el pasado 27 de noviembre, en la Casa de la Cultura de Estella-Lizarrase  se organizó una charla-coloquio para tratar y socializar la cuestión de las Inmatriculaciones eclesiásticas.

La conferencia «Inmatriculaciones ¿nos roba la iglesia?» estuvo a cargo de Andrés Valentín de la Plataforma en Defensa del Patrimonio navarro y portavoz de la Coordinadora Estatal Recuperando.

Vídeo Lee el resto de esta entrada »


Andrés Valentín: “En ningún otro Estado se han dado casos de inmatriculaciones por parte de la iglesia”

octubre 26, 2019

Entrevista a Andrés Valentín

Resultado de imagen de catedral de pamplona

Catedral de Pamplona

26 de octubre de 2019

Navarra fue pionera en en investigar las inmatriculaciones de la iglesia. Solo en la Comunidad Foral hay 3.000 bienes inmatriculados.

Sobre las inmatriculaciones, el mayor expolio de bienes del patrimonio de la historia, habla Andrés Valentín, vicepresidente de la Plataforma Navarra para la Defensa y Recuperación del Patrimonio de Navarra, así como miembro de la ejecutiva de la Coordinadora estatal RECUPERANDO, en una entrevista en EITB

Vídeo


Andrés Valentín: “Hablamos de legalidad y de patrimonio, no de creencias ni de fe ni de religión”

octubre 1, 2019

Antigua Escuela de Comercio, 30 de septiembre de 2019

1 de octubre de 2019

Ayer lunes, en la Antigua Escuela de Comercio de Gijón, tuvo lugar una charla-debate a cargo de Andrés Valentín, vicepresidente de la Plataforma Navarra para la Defensa y Recuperación del Patrimonio de Navarra, así como miembro de la ejecutiva de la Coordinadora estatal RECUPERANDO, centrada en las inmatriculaciones de la iglesia católica.

La presentación, así como la moderación del debate, corrió a cargo de José María Rosell, coordinador del Grupo Inmatriculaciones Asturias (integrante de Recuperando y del que forma parte Asturias Laica), es miembro de la ejecutiva de Recuperando y de la dirección de Asturias Laica)

El acto, organizado por el Grupo Inmatriculaciones Asturias, contó con la colaboración del Ateneo Obrero y de la Sociedad Cultural Gijonesa.

Concebida la charla con una finalidad divulgadora sobre lo que las inmatriculaciones de la iglesia católica han supuesto para nuestro patrimonio colectivo, privatizado sin más requerimiento que una simple autocertificación eclesiástica al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946, la conferencia cumplió ampliamente su objetivo, reflejado en el debate posterior, en el que Andrés Valentín también dejaría claro que las Administraciones, que por ley tienen la obligación de proteger y mantener los bienes públicos, tienen la responsabilidad de actuar contra las inmatriculaciones.

En la misma línea de divulgación, al finalizar la charla se repartió el texto recientemente publicado con el mismo título, ¡Inmatricula, que algo queda! escrito por Andrés Valentín y José María Rosell, así como un cuadro cronológico, resumen de las leyes que permitieron llevar a cabo este monumental expolio.

Audio

Andrés Valentín Lee el resto de esta entrada »


¡Inmatricula, que algo queda!

septiembre 30, 2019

La publicación detallada de todos los bienes inmatriculados y el conocimiento de la magnitud del expolio son un primer paso necesario para poder abordar la recuperación de lo indebidamente inmatriculado por la iglesia católica.

Resultado de imagen de San Miguel de Lillo

San Miguel de Lillo/ Fuente 

Andrés Valentín-José María Rosell. 30 de septiembre de 2019

Inmatricular un bien es inscribirlo por vez primera en el Registro de la Propiedad. Desde que se aprobó la reforma de la Ley Hipotecaria de 1946 la Iglesia Católica (artículo 206) ha tenido la prerrogativa de inmatricular bienes a su nombre en los Registros de la Propiedad sin aportar más justificación que una simple autocertificación eclesiástica. Sin publicitarlo, sin abrir un expediente de dominio, sin verificación ni control de tipo alguno. Por si esto fuera poco, la reforma de la Ley Hipotecaria realizada por el Gobierno de Aznar en 1998 permitió a la Iglesia inmatricular lugares de culto, algo que ni siquiera la anterior ley franquista se había atrevido a hacer. Es decir, que además de fincas, viviendas, locales, casas rectorales, viñedos, cementerios, murallas, parques… también pudieron poner a su nombre, con el mismo procedimiento, la Mezquita de Córdoba, el prerrománico asturiano, la Giralda de Sevilla y todo tipo de ermitas, iglesias y catedrales.

Lee el resto de esta entrada »


Charla con Andrés Valentín, ¡Inmatricula, que algo queda! / Gijón 30 de septiembre

septiembre 22, 2019

Gijón, 30 de septiembre, 19:30 horas. Escuela de Comercio, calle Tomás y Valiente. Segunda planta

El Grupo Inmatriculaciones Asturias, integrado en la Coordinadora Recuperando, tiene como objetivo fundamental la recuperación de edificios, instalaciones y espacios comunes para el patrimonio público, y ello sin olvidar la tarea divulgadora del monumental expolio inmobiliario y la mayor privatización de bienes de la historia de nuestro país en el siglo XX que suponen las inmatriculaciones realizadas por la iglesia católica al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria de 1946, es decir, con una simple autocertificación eclesiástica.

En esa línea de dar a conocer lo que suponen las inmatriculaciones, contando con la colaboración del Ateneo Obrero y la Sociedad Cultural Gijonesa, el grupo Inmatriculaciones ha organizado una charla en la que intervendrá Andrés Valentín González, vicepresidente de la Plataforma Navarra para la Defensa y Recuperación del Patrimonio de Navarra, así como miembro de la ejecutiva de la Coordinadora estatal RECUPERANDO.

La charla, ¡Inmatricula, que algo queda! tendrá lugar el 30 de septiembre en la Antigua Escuela de Comercio de Gijón, segunda planta, a las 19:30 horas, y en ella Andrés Valentín nos presentará el tema desde sus orígenes hasta la fecha.

Reunión previa Lee el resto de esta entrada »