El listado de inmatriculaciones, en poder del Gobierno desde 2018, aún no ha llegado al Congreso

noviembre 7, 2020

Miguel Campillo / Europa Laica en Sintonía

Fuente: Sintonía Laica, 7 de noviembre de 2020

A pesar de la noticia de que, al fin, el Gobierno habría enviado el listado de las inmatriculaciones llevadas a cabo por la iglesia católica, el listado aún no está en manos del Congreso, y, además, sigue sin ser retirado el recurso que el Ministerio de Justicia presentó un recurso contra el dictamen del Consejo de Transparencia que señalaba que el Ejecutivo debía hacer pública la lista de más de 30.000 inmuebles inmatriculados desde 1998.

Sobre esto y otros temas relacionados con las inmatriculaciones, en el programa 419 de Sintonía Laica (del pasado 5 de noviembre), Miguel Campillo charla con Antonio Manuel Rodríguez, profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba y con Evaristo Villar, teólogo y cofundador de Redes Cristianas. Ambos, miembros de la ejecutiva de la Coordinadora Recuperando.

Audio

Lee el resto de esta entrada »


No puede haber amnistía con las inmatriculaciones de la Iglesia

septiembre 11, 2020
Lo que debes saber antes de visitar la Catedral de Granada

Catedral de Granada inmatriculada en 2015, meses antes de que fuera derogada la Ley Hipotecaria de Aznar

Antonio Manuel Rodríguez Ramos, InfoLibre, 11 de septiembre de 2020

Esta Transición eterna que nos trajo la segunda restauración borbónica se fundó en cuatro amnistías como los cuatro palos de una baraja: para los políticos, los militares, las grandes fortunas y la Iglesia católica que sustentaron la dictadura. Creímos ingenuos que la ley de amnistía de 1977 sería el principio del final y, casi medio siglo después, confirmamos que sólo fue el final del principio. El franquismo de quienes mantuvieron sus privilegios gracias a estas amnistías, sigue jugando a las cartas con nosotros, guardándose los ases en la manga. Sería necio e injusto no reconocer los innumerables avances democráticos que hemos conseguido entre todos y todas. Tan necio e injusto como negarse a ver que nuestros muertos republicanos siguen en las cunetas, que el emérito se gasta nuestra fortuna patrióticamente con los saudíes, que los bancos jamás nos devolverán los millones que les prestamos y que la Iglesia católica se apropió de nuestro patrimonio histórico por la gracia de Dios.

De las cuatro amnistías, la más sangrante por su valor incalculable y por su opacidad fue la que permitió inmatricular cien mil bienes de toda índole a la jerarquía eclesiástica. Es un tema complejo y oscuro, como un nublao de tiniebla y pederná, del que se aprovechan los obispos para hacernos caer en la ecuación simplista y falaz de que las iglesias pertenecen por definición a la Iglesia. Ni es cierto, ni el escándalo se circunscribe a la apropiación de edificios religiosos que siempre formaron parte de nuestro acervo cultural, porque con el mismo subterfugio también registraron plazas, calles, cocheras, cementerios, murallas, castillos, solares, caminos… y todo ello sin más prueba que la sola palabra del obispo. Lee el resto de esta entrada »


Inmatriculada corrupción

agosto 15, 2020

No podíamos imaginar que precisamente ahora la Iglesia perpetrara el mayor expolio de la historia de España, señala el autor

Rescatamos un artículo que Antonio Manuel publicaba en La Marea en abril de 2015 y que, desgraciadamente, podría haberse escrito todavía hoy mismo, cinco años más tarde.

Antonio Manuel, La Marea, 15 de agosto de 2020

No merece llamarse democracia el sistema político que no democratiza su sistema económico. Que no socializa toda su riqueza mediante una fiscalidad universal y progresiva. Que ampara exenciones injustas y paraísos fiscales dentro de su propio Estado. Todos somos ciudadanos porque todos estamos sujetos al deber de declarar y tributar, pagando más quien más tenga. Ése fue el grito de los revolucionarios norteamericanos contra los colonizadores británicos: “no taxation without representation”. Y por la misma razón murió el feudalismo en Francia, arrastrando su caída a media Europa, cuando las asambleas populares votaron la abolición de los privilegios de la nobleza y el clero. Desgraciadamente, esta revolución siempre fue abortada en España por quienes nos mantienen anclados en la eterna Edad Media de su escudo: la cruz y la corona. En pleno siglo XXI, Iglesia y Estado siguen siendo dos hermanas siamesas cosidas por el bolsillo. Y a cada intento político de separación para incorporarnos a la modernidad, sobreviene una reacción visceral por puro instinto de supervivencia.

El pueblo siempre supo que esta dependencia parasitaria era culpable de sus males. Pero necesitaban de los ilustrados para elevar su voz y denunciar razonadamente lo obvio. En el Informe reservado de 1787, el conde de Floridablanca alertó del triple fraude a las arcas públicas ocasionado por los inmuebles en las “manos muertas” de la Iglesia: no pagan impuestos, privan de su aprovechamiento a quienes de verdad los necesitan, y su conservación corre de cuenta del Estado. A pesar de la estrategia moderada de Camponanes o Jovellanos respecto a los bienes eclesiásticos, el Rey rechazó sus informes y la Inquisición los condenó por diabólicos. Las sístoles y diástoles del siglo XIX trajeron dos grandes e insuficientes desamortizaciones. La vanguardista ley republicana intentó equipararnos al resto de Estados europeos, pero la Iglesia no tardó en pasear bajo palio al caudillo por la gracia de dios que le devolvió su régimen de privilegio. El Concilio Vaticano II consiguió que muchos cristianos rompieran con su jerarquía, compartiendo trinchera con las fuerzas democráticas en la transición. Lo que no podíamos imaginar, ni en la peor de nuestras pesadillas, es que precisamente ahora la Iglesia perpetrara el mayor expolio de la historia de España. Ilegítimo, inmoral, injusto, inconstitucional, antidemocrático. Y consentido. Lee el resto de esta entrada »


Acerca de los logros de la Plataforma Mezquita Catedral y la Coordinadora Recuperando escribe Antonio Manuel

febrero 7, 2020

Antonio Manuel, Facebook, 7 de febrero de 2020

Desde que denunciamos la inmatriculación sin título de la Mezquita de Córdoba en 2010 y se articuló la causa con la Plataforma a nivel local en 2014 y con la Coordinadora Recuperando a nivel estatal, hemos conseguido:

1. Recuperar el nombre de Mezquita para designar el monumento

2. La retirada de los folletos de naturaleza confesional en la que se la llamaba ‘intervención Islámica de la Catedral’ y la redacción de unos nuevos más ajustados a su realidad histórica.

3. La recuperación de su nombre en Google Maps

4. La publicación unilateral de las cuentas por el Cabildo, donde aparece que dedican más de 10 millones de euros a inversiones financieras

5. El reconocimiento administrativo de la necesidad de un plan Director del Monumento

6. El reconocimiento de que no son donativos sino entradas, con la posibilidad de pagar con tarjeta

7. La apertura al público del minarete

8. La declaración de nulidad del convenio de la visita nocturna

Lee el resto de esta entrada »


¿Por qué no se ha hecho público el listado de las inmatriculaciones?

enero 20, 2020

A partir de hoy, RTVE, 21 de enero de 2020

Pedro Sánchez anunció, durante su discurso de investidura, que recuperaría los bienes indebidamente adquiridos por la Iglesia pero, por otra parte, no ha hecho público el listado de estas inmatriculaciones. El Gobierno asegura que la relación de bienes inmatriculados a favor de la Iglesia Católica sigue “en elaboración” y aún no se ha enviado al Congreso porque se están corrigiendo posibles errores y ultimando un informe jurídico sobre las “posibles actuaciones” que se puedan llevar a cabo.

Entre los entrevistados en el programa está Antonio Manuel Rodríguez, portavoz de la coordinadora ‘Recuperando’. Para Antonio Manuel, y para Recuperando, la razón de que el Gobierno no quiera sacar a la luz este informe está en que ha sido moneda de cambio para poder sacar adelante otra iniciativa.

Vídeo

Lee el resto de esta entrada »


VÍDEO: La Giralda. El Patio de los Naranjos. Recuperando Patrimonio / Entrevista en Andaluzía21tv

noviembre 21, 2019

21 de noviembre de 2019

En el marco de la V Asamblea de la Coordinadora Estatal Recuperando, -que reunió a más de veinte colectivos de todo el país, incluido el Grupo Inmatriculaciones Asturias-, tuvo lugar una concentración ante la Puerta del Perdón que da entrada al Patio de los Naranjos. El acto, en el que participaron más de doscientas personas, estuvo organizado por la Plataforma en defensa del Patrimonio de Sevilla.

La concentración se convocaba para exigir que el Patio de los Naranjos vuelva a ser de la ciudadanía sevillana “como lo fue desde que fue construido en el siglo XII como patio de abluciones de la Mezquita Mayor de Sevilla”. Pero también, tal y como recoge el Manifiesto allí leído, para exigir que el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía investiguen de oficio la inmatriculación de la Catedral y sus dependencias anexas (Patio de los Naranjos y Giralda) y soliciten la reversión de su inmatriculación y su inscripción a favor del Estado; así como que se elabore el Plan de Uso y Gestión del Conjunto Catedralicio que exige la UNESCO pajustifyra los bienes declarados Patrimonio de la Humanidad.

En la breve entrevista realizada por Andaluzía21tv a Ezequiel Martínez de la Plataforma en defensa del patrimonio de Sevilla y a Antonio Manuel Rodríguez de la Coordinadora Estatal Recuperando se explican las razones de la concentración y de las exigencias de recuperar un patrimonio que es de todos, de dominio público, inmatriculado por la iglesia católica.

Vídeo entrevista


IV Asamblea de la Coordinadora Recuperando: Una breve crónica de la Jornada de la mañana

noviembre 18, 2019

El Grupo Inmatriculaciones Asturias(del que forma parte Asturias Laica) participó en la IV Asamblea de la Coordinadora Estatal Recuperando

18 de noviembre de 2019

El pasado sábado 16 en Sevilla, en el Centro Cívico Hogar Virgen de los Reyes, tuvo lugar la IV Asamblea de la Coordinadora Recuperando que contó con la presencia de más de veinte colectivos procedentes de distintas partes del Estado, Andalucía, País Valencià, Castilla, Illes Balears, Madrid, Euskal Herria, Aragón, Catalunya y Asturias, así como representantes de Redes Cristianas, Europa Laica y la Unión de Ateos y Librepensadores.

Siguiendo con el programa previsto, la asamblea como tal tendría lugar a partir de lass 17:00 horas, mientras que en la mañana, tras la recepción de participantes, tuvo lugar la ponencia de Antonio Manuel Rodríguez y se completó con la concentración para exigir, principalmente, que el Patio de los Naranjos, inmatriculado por la iglesia católica, vuelva a ser de la ciudadanía sevillana.

Jornada de mañana

La mañana se iniciaba con una rueda de prensa en el patio del propio centro cívico a la que seguiría la ponencia de Antonio Manuel Rodríguez, profesor de Derecho Civil de la Universidad de Córdoba, (al que ya tuvimos ocasión de escuchar en Gijón, en el marco de la  XXIII Semana Aula Popular García Rúa).

Teresa García, de la Plataforma en Defensa del Patrimonio de Sevilla, sería la encargada de dar la bienvenida a las casi 100 personas asistentes así como de la presentación del ponente que centraría su charla en el “Marco jurídico de las inmatriculaciones. Reivindicaciones prioritarias de la Coordinadora”, recordando que las inscripciones son “nulas de pleno derecho” por “inconstitucionalidad sobrevenida” y defendió la conveniencia de promover un marco legislativo que identifique con claridad aquellos bienes de dominio público, que deben ser protegidos jurídicamente.

Audio ponencia Lee el resto de esta entrada »


Antonio Manuel Rodríguez: “El laicismo ante el escándalo de las inmatriculaciones” / VÍDEO

septiembre 17, 2019

Fuente foto, Europa Laica

Fuente: Europa Laica

Las actividades del curso que organizan Granada Laica y el Seminario Galileo Galilei de la Universidad de Granada se iniciaron con una charla de Antonio Manuel Rodríguez sobre el escándalo de las inmatriculaciones, -“El laicismo ante el escándalo de las inmatriculaciones”-, que tuvo lugar el pasado 5 de septiembre en el Salón de Actos del Edificio Mecenas (C/ Prof. Adolfo Rancaño, s/n. Junto al IES Padre Manjón. Granada).

El ponente expuso la situación actual, el escándalo jurídico, financiero y legal de las inmatriculaciones realizadas por los obispos y tras exponer la complejidad histórica y jurídica del tema terminó por valorar el nulo eco por parte de los sucesivos gobiernos, que ni siquiera han cumplido su compromiso de publicar el listado de los bienes inmatriculados, a la vez que se han observado unos compromiso entre el PSOE y el Vaticano. El ponente terminó su exposición haciendo unas propuestas finales en el sentido de evitarse la impugnación individualizada de los bienes inmatriculados y apostar por una decisión valiente del Gobierno para asumir y decretar la nulidad registral de estas inmatriculaciones, así como una Ley de Patrimonio que como en Francia, Portugal o Reino Unido mantenga el carácter de bienes públicos de los templos, catedrales,… históricas.

Tras la exposición se mantuvo un amplio coloquio.

Vídeos

Lee el resto de esta entrada »


¿Cuánto nos cuestan las inmatriculaciones de la Iglesia?

agosto 28, 2019

La Giralda de Sevilla, en una imagen de archivo. FOTO: Francisco Abato Helguera

Antonio Manuel Rodríguez, La Voz del Sur, 28 de agosto de 2019

Iglesia es una palabra polisémica que designa, al menos, tres cosas a la vez: una institucióncompleja con Estado propio; una comunidad de creyentes cristianos; y el lugar donde practican su confesión. Estas acepciones generan la confusión interesada de hacer creer que las Iglesias son edificios que pertenecen a la Iglesia comunidad y, por tanto, a la Iglesia jerarquía. Cuando no es así. Las Iglesias, como cualquier otro edificio, pueden ser públicas o privadas. Y la jerarquía católica, como cualquier otro sujeto de derecho, puede ser titular de Iglesias o de otros edificios.

La trampa de la palabra se convierte en perversión democrática cuando la jerarquía católica se apropia de las Iglesias y de hasta 30.000 bienes de toda índole acreditados desde 1998 (podrían ser más del doble desde 1978), sin aportar título de propiedad y sin declarar ni tributar por los ingresos que generan, con la pasividad cómplice de las administraciones públicas. ¿Sabemos a cuánto asciende esta descapitalización de lo público y cuánto debemos de pagar de más por lo que no pagan al Estado? ¿Por qué el gobierno de Pedro Sánchez no publica la lista de bienes que pidió el propio el PSOE y que guarda en el cajón desde hace más de un año?     

No merece llamarse democracia el sistema político que no democratiza su sistema económico. Que no socializa toda su riqueza mediante una fiscalidad universal y progresiva. Que ampara exenciones injustas y paraísos fiscales dentro de su propio Estado. Todos somos ciudadanos porque todos estamos sujetos al deber de declarar y tributar, pagando más quien más tenga. Ése fue el grito de los revolucionarios norteamericanos contra los colonizadores británicos: “No taxation without representation”. Y por la misma razón murió el feudalismo en Francia, arrastrando su caída a media Europa, cuando las asambleas populares votaron la abolición de los privilegios de la nobleza y el clero. Desgraciadamente, esta revolución siempre fue abortada en España por quienes nos mantienen anclados en la eterna Edad Media de su escudo: la cruz y la corona. En pleno siglo XXI, Iglesia y Estado siguen siendo dos hermanas siamesas cosidas por el bolsillo.

No obedece a la casualidad que Aznar aprobara en 1998 dos reformas para desmantelar el patrimonio público

Lee el resto de esta entrada »


Andalucía expoliada por las inmatriculaciones de la Iglesia

agosto 19, 2019

Las inmatriculaciones de la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla y de otros miles de bienes constituyen el mayor escándalo patrimonial de Andalucía

Resultado de imagen de david roberts mosque cordoba

David Roberts Ra (1796-1864) / Fuente

Antonio Manuel, Portal de Andalucía, 19 de agosto de 2019

Andalucía ha sido expoliada. No hablo de conquistas pasadas sino de ilegalidades perpetradas justo ahora, ante la pasividad cómplice de los poderes públicos. Se cuentan por miles los bienes de toda índole que han sido incautados por la jerarquía católica, aprovechando dos normas franquistas e inconstitucionales, que le han permitido inmatricular de forma clandestina y sin acreditar prueba alguna, bienes inmuebles de incalculable valor histórico y simbólico para Andalucía como la Mezquita de Córdoba o la Giralda de Sevilla, pero también plazas, calles, cementerios, barrios, pisos, locales comerciales, jardines, murallas, cocheras…, e incluso inmuebles que pertenecían a sus órdenes y hermandades como el Santuario de la Virgen de la Cabeza o la Quinta Angustia en Sevilla. Curiosamente, nunca inscribieron ruinas, pero sí que esperaron a que se restaurasen con dinero público para proceder a registrarlas a su nombre.

Se acaba de hacer público que el Gobierno posee desde hace un año el listado enviado por los Colegios de Registradores y que asciende a más de 30.000 bienes desde 1998 a 2015. En un programa radiofónico en el que coincidí con el portavoz de la Conferencia Episcopal, éste reconoce haber llevado a cabo 40.000 inmatriculaciones en todo el Estado. Sin duda, son muchas más. En Andalucía se superan los 5000 bienes, con un valor histórico, cultural y catastral incalculable.Porque no sólo hablamos del coste inmobiliario que ha provocado esta descapitalización patrimonial, más el dinero público invertido, sino del coste social para nuestra educación o sanidad que supone dejar de percibir las millonarias cantidades que no declaran ni tributan por los ingresos que generan. Sólo la Mezquita de Córdoba, unos veinte millones de euros anuales. Sin duda, un paraíso jurídico y fiscal dentro del Estado.

Y junto a esta apropiación jurídica y económica, debemos añadir la simbólica derivada de la manipulación histórica en el relato de los monumentos más trascendentales de Andalucía, cuando no de la amputación directa de su nombre como ocurrió con la Mezquita de Córdoba a la que llamaron sólo Catedral, borrando la palabra Mezquita en los mapas, en la web, en los folletos, o inscribiéndola como marca comercial en todos los sectores de producción con la intención perversa de que nadie más pudiera utilizarlo. A la Giralda, símbolo incuestionable de Sevilla, se la inmatriculó como “dependencia anexa a la Catedral”, en prueba evidente del desprecio a nuestro pasado andalusí y de la colonización castellano-católica de Andalucía. Lee el resto de esta entrada »