Calles robadas de Toledo, vías que la iglesia borró del espacio público

octubre 3, 2021

1403017_646916795353272_2111590680_o

Callejones robados: Calle de la Plata; Adarve de la calle de la Plata y plaza de San Vicente: son solo algunos ejemplos / M.P. / Fuente

España Fascinante, 3 de octubre de 2021

Un transeúnte da un paseo por la calle Nuncio Viejo, situada a apenas unos metros de la impresionante catedral de Toledo. De repente, en un pequeño callejón encuentra una inscripción que reza: “Esta calle es de Toledo”. “Obviamente”, pensará el caminante, como tantos otros habrán pensado con extrañeza al descubrir alguna de las placas que se extienden por la ciudad con la misma frase. Sin embargo, este letrero tiene una explicación más compleja. Es uno de los muchos vestigios que quedan de las calles robadas de Toledo.

Una práctica habitual durante más de 200 años

Corría el año 1561 cuando la capital del país pasó de Toledo a Madrid. Esto supuso un punto de inflexión para la ciudad, que inició un proceso de declive. Los nobles abandonaron entonces sus hogares en la urbe manchega tras los pasos de Felipe II. Muchas casas palaciegas quedaron vacías. Es en este contexto cuando los muchos conventos que se situaban a extramuros de la ciudad aprovecharon para adquirir dichos lugares a muy bajo coste. Además, en aquel momento, muchos de aquellos conventos eran cabeza de sus correspondientes órdenes religiosas y poseían grandes riquezas y poderío. Toledo se convirtió en una ciudad conventual. Hasta aquí todo era legal, teniendo en cuenta, además, que gran parte del suelo toledano pertenecía al Arzobispado.

Lee el resto de esta entrada »