El Supremo obliga al Principado a impartir Religión en Bachillerato

noviembre 9, 2019

El alto tribunal revoca una sentencia de Asturias y da la razón a una familia que reclamaba la asignatura en el último tramo del instituto

Resultado de imagen de aula  religion

La Nueva España, 9 de noviembre de 2019

El Tribunal Supremo ha anulado un decreto del Principado que excluía la asignatura de Religión del currículo de 2º de Bachillerato y que en 1º le otorgaba un reparto horario que los partidarios de la enseñanza religiosa consideraban “perverso para su elección en libertad e igualdad”.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal ha dictado el fallo del recurso de casación que una familia de la Plataforma Asturiana “Religión en la Escuela” presentó contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias del 5 de junio de 2017.

El Decreto 42/2015, de 10 de junio, del Gobierno del Principado de Asturias, por el que se regula la ordenación y se establece el currículo de Bachillerato, dejaba fuera de 2º de Bachillerato la asignatura de Religión y la condicionaba en 1º de Bachillerato.

“Queremos mostrar nuestro agradecimiento a las familias asturianas que siguen ejerciendo su derecho constitucional al elegir la formación religiosa escolar para sus hijos. Nos sentimos especialmente orgullosos por aquellas familias que han perseverado en la defensa de sus derechos a lo largo del tiempo en procesos judiciales lentos y dificultosos”, señala un comunicado difundido ayer por la Plataforma Asturiana “Religión en la Escuela”.

Este colectivo solicita a la Consejería de Educación del Principado “que tome las medidas oportunas para restablecer el derecho de las familias a poder elegir la asignatura de Religión y Moral Católica también en 2º de Bachillerato

 


Tras Extremadura, Asturias y Aragón, Baleares es la cuarta comunidad que recibe el aval del Supremo para reducir las horas lectivas de Religión

noviembre 7, 2019

El alto tribunal respaldó la reducción del horario de la asignatura en Extremadura, Asturias y Aragón alegando que una hora semanal es suficiente para impartirla. El Supremo argumenta también que no se incumple el Acuerdo con la Santa Sede que exige “equiparación” de la Religión con el resto de asignaturas

Imagen de menores en un aula.

Imagen de menores en un aula / Amnistía Internacional

Lara Carrasco. InfoLibre, 7 de noviembre de 2019

Que la Religión -o su alternativa de Valores sociales y cívicos- se imparta una hora a la semana en los cursos de Primaria de las escuelas baleares es suficiente. Así lo considera el Tribunal Supremo, que este martes emitió una sentencia en la que validaba el recorte que hizo el Govern a la asignatura en el año 2016. Rechazaba así el recurso que la Unión Sindical Obrera (USO) interpuso contra la normativa que, sin embargo, fue aceptado en su día por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. Ese tiempo no sólo es suficiente, sino que además no vulnera el Acuerdo con la Santa Sede firmado por España en 1979. Según recoge ese texto, los centros educativos deben impartir la asignatura de Religión católica en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales. Y eso, dice ahora el Supremo, está garantizado.

Pero esta no es una postura novedosa. La realidad es que el alto tribunal lleva algunosaños avalando que las comunidades autónomas que así lo consideren reduzcan la carga lectiva de la Religión en sus aulas. Y en las sentencias en las que así lo ha hecho la afirmación ha sido la misma: la asignatura no necesita más tiempo y los acuerdos con la Iglesia están siendo respetados.

La organización Europa Laica y algunos sindicatos docentes llevan tiempo insistiendo en la necesidad de que la Religión abandone la enseñanza. Pero lo cierto es que, en los últimos años, su fuerza ha crecido. Y eso se debe, fundamentalmente, a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, más conocida como Lomce, que aprobó el Gobierno conservador de Mariano Rajoy con José Ignacio Wert al frente del Ministerio de Educación. Como la también apodada Ley Wert la convirtió en materia evaluable y válida para el acceso a la universidad y las becas, y tradicionalmente ha sido una asignatura en la que obtener un buen resultado es relativamente sencillo, gran parte del alumnado optó por cursarla. En el año escolar 2015-2016 —cuando comenzó la implantación de la normativa—, la asignatura fue escogida por el 38,56% de los alumnos de centros públicos, un 3% más que que en el curso 2014-2015. Fue la primera subida desde el curso 2007-2008. Lee el resto de esta entrada »


Pactos con mil ausentes al fondo y una Manada en el redil

junio 22, 2019

La violencia de género incomoda a la derecha y a la Iglesia, porque los materiales que quedan sobre la mesa cuando se pasa esa violencia por la trituradora apelan enseguida a una sociedad desigual entre hombres y mujeres.

Foto Fernando Sánchez, El Diario.es / Manifestación feminista frente al Tribunal Supremo, 11 de junio de 2019

Enrique del Teso, La Voz de Asturias, 22 de junio de 2019

Los números redondos tienen algo de remanso. Si las cosas que se suceden son algo que fluye, cuando se acumulan hasta juntar un número redondo parece que ese flujo se detiene en remolinos perezosos e invita a la recapitulación y la búsqueda de sentido. Se llegó a mil mujeres asesinadas desde 2003. Un número redondo, que se refuerza con unos pactos políticos en los que se discute si eso es una tragedia, un fastidio o solo cosas que pasan; y con un Supremo que tuvo que decidir si en España es legal violar.

Decir que PP y C’s están pactando con la extrema derecha a veces resulta demasiado abstracto. Concretemos. Están pactando negar que ese número redondo de mujeres muertas constituya un fenómeno del que haya que ocuparse. Pactan dejar de poner medios y esfuerzos para combatir la violencia machista. Por supuesto, nadie va a negar que esas mujeres murieron asesinadas. Lo que pactan es negar que esas muertes tengan algo de particular y que haya un patrón violento específico, negocian el abracadabra que hace desaparecer la violencia machista diluyéndola en hechos inespecíficos (la maldad, la locura, el crimen). Y le añaden algunas mezquindades para simular razonamiento.

Insisten en la obviedad de que es igual el asesinato de una mujer que el de un hombre, como si hubiera alguna ley que diga otra cosa. La violencia machista es muy distinta del terrorismo, en génesis y procedimientos. Pero, como son dos formas de violencia sistémica, el recuerdo del terrorismo ayuda a reconocer lo evidente. Un crimen siempre fue un crimen, lo cometiera ETA o un delincuente común. Cuando las leyes tipificaron cierta violencia como violencia terrorista, no agraviaron a unas víctimas respecto a otras. Simplemente, establecieron que se trataba de una violencia con un patrón diferente que no se podía enfrentar con los recursos normales. Si se hubiera negado la existencia del terrorismo y se hubiera pretendido enfrentar el problema con la vigilancia policial normal, ETA se hubiera hecho con el territorio en unos meses. Que una mujer mate a un hombre es delincuencia común a la que se hace frente con los recursos y procedimientos normales. Que se asesine a una mujer por su condición de mujer (por razones sexuales, de posesión, de dominio o similares), en la familia o fuera de ella, es la reproducción de un patrón muy complejo de violencia que necesita de una acción policial, legal, judicial y educativa específica. Tan crimen es uno como otro, pero uno es sistémico y necesita procedimientos y recursos especiales para ser enfrentado. Esto lo entiende hasta Toni Cantó. Lee el resto de esta entrada »


El Tribunal Supremo desobedece la Constitución: Símbolos religiosos en sus salas

noviembre 9, 2018

Por Demetrio E. Brisset Martín

Carlos Lesmes / Observatorio del Laicismo

Fuente. Observatorio del Laicismo – Europa Laica, 9 de noviembre de 2018

Tras aumentar su descrédito público tras la polémica decisión de favorecer a los banqueros en su contencioso con los millones de firmantes de hipotecas, se puede añadir que el Tribunal Supremo de España (“el órgano jurisdiccional superior” del Poder Judicial, según el Artículo 123-1 de la vigente Constitución que acaba de cumplir 40 años) no la obedece en sus instalaciones.

Sucede que, según el Artículo 16-3 de la Constitución: “Ninguna confesión (religiosa) tendrá carácter estatal”. Ahora bien, en la sede de este Tribunal (plaza de las Salesas, Madrid), tanto en el Salón de Plenos como en otra Sala, se muestran en las paredes símbolos católicos tan evidentes como un crucifijo y un retrato de la Inmaculada Concepción. La vinculación de este alto tribunal con una religión concreta es innegable. Lee el resto de esta entrada »