«Abajo el clericalismo. Viva la libertad»: Primera manifestación feminista en España (10/07/1910)

julio 10, 2021

#TalDíaComoHoy / Un 10 de julio de 1910 tuvo lugar en Barcelona una de las primeras grandes manifestaciones feministas. Convocada por la escritora Ángeles López de Ayala, impulsora de la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona, reclamaba una educación laica, derechos políticos y poner fin a la influencia de la iglesia sobre las mujeres.

Raquel C. Pico, Librópatas, 10 de julio de 2021

A la cabeza iba la comisión ejecutiva, llevando la pancarta de la manifestación. Eran las mujeres de las ejecutivas de las asociaciones feministas convocantes. «Abajo el clericalismo. Viva la libertad», ponía, en un estandarte rojo. Para abrir paso a la apertura de la manifestación, organizada por la Agrupación de Damas rojas la Asociación de Damas radicales y La Progresiva Femenina, pasaba antes «un grupo de socios de las Juventudes radicales», que apartaban a los curiosos y abrían paso. Detrás de la pancarta de apertura, aquel 10 de julio de 1910, seguían las manifestantes. Las crónicas consultadas no dan una cifra exacta, pero eran miles de mujeres.

La crónica que publicó entonces La Vanguardia, el diario más popular de la ciudad que acogía la marcha, Barcelona, apunta que entre las asistentes iban una niña «vestida de República» (iba en brazos de «un individuo»), muchas manifestantes con una caricatura que mostraba a la república dando un puntapié a un fraile prendida con un alfiler o una manifestante que llevaba «un soberbio ganso con el cuello adornado con cintas tricolores» (recibió «muchos aplausos»).  Otra de las noticias de la prensa del momento señala que la mayoría de las mujeres asistentes llevaban insignias que identificaban a que asociación de mujeres pertenecían.

Lee el resto de esta entrada »

Comunicado del Grupo de Trabajo Feminismo y Laicismo de Europa Laica sobre las declaraciones de Báez

junio 18, 2021

Grupo de trabajo Feminismo y Laicismo de Europa Laica, Observatorio del laicismo, 18 de junio de 2021

Estos últimos días andamos consternados por el asesinato  de dos niñas a manos de su padre. Asesinato que tenía como objetivo causar el mayor daño posible a la madre de esas dos criaturas.  Al dolor provocado por este crimen se une el de otra menor que deja un bebé huérfano, mientras no cesan los asesinatos machistas a golpes, atropellos o a martillazos de otras mujeres jóvenes, adultas y ancianas.

Ante toda esta barbarie, aún tenemos que soportar escuchar de la voz de un sacerdote las hirientes acusaciones de culpabilidad achacando los horribles crímenes a la infidelidad de las mujeres.

A las mujeres nos matan y además nos echan la culpa.

Cuesta creerlo, pero no es raro que la culpabilidad recaiga sobre la víctima cuando esa víctima es una mujer, en el momento en el que caes en la cuenta de que estos personajes en sus homilías son el germen machista de nuestra sociedad.

No es tan extraño escuchar alegatos machistas en personas que adoctrinan en una religión declaradamente misógina. La iglesia, y en este caso nos referimos a la católica por ser la más extendida en nuestro país (no en vano padecimos 40 años de nacional-catolicismo) es el sostén del patriarcado.

Lee el resto de esta entrada »

La violencia machista contra las mujeres en todas sus formas, incluido el asesinato de los hijos

junio 18, 2021

2021060809463133174

Manifestación en Granada reclamando el indulto para Juana Rivas. (EFE)

Teresa Galeote, Nueva Tribuna, 18 de junio de 2021

La protección de los hijos es un deber y fue ese deber el que movió a Juana Rivas a separarlos de un maltratador; el italiano, Francesco Arcuri. A pesar que Francesco Arcuri había sido condenado en 2009, por lesiones a su pareja y al que ella volvió a denunciar en el 2016, Juana Rivas fue condenada a cinco años de prisión, en julio de 2018 por dos delitos “sustracción” de sus dos hijos”. Tras su confirmación por parte de la Audiencia de Granada, el Tribunal Supremo rebajó la condena de Juana Rivas a dos años y seis meses de prisión.

Juana Rivas ha sufrido un tortuoso proceso judicial, desde 2017, por negarse a entregar a sus hijos a su expareja. La batalla judicial de Juana Rivas se ha mantenido en distintos órganos judiciales por cuestiones de competencia, tanto de la jurisdicción de España como en la de Italia. La jurisdicción italiana concedió la custodia de los dos hijos al padre, aunque permite que Rivas pueda verlos un fin de semana de cada dos si vivía en Italia, o uno de cada cinco si residía en España.

Después de entrar voluntariamente en el CIS (módulo de inserción social) Matilde Cantos, de la capital granadina, en la mañana del martes, día 15 d junio, Juana Rivas ha sido puesta en libertad para cumplir el resto de la condena en su casa, por control telemático. El abogado de Juana Rivas y numerosas asociaciones de todo tipo han solicitado el indulto, y esperemos que en breve el Gobierno lo dictamine.

Lee el resto de esta entrada »

El gueto teocrático. Islamismo y laicismo en Europa, por Mimunt Hamido

mayo 27, 2021
bitmap (1)

Fuente imagen original: RTVE

Mimunt Hamido, Observatorio del Laicismo / Cuaderno III de Formación de Europa Laica, 27 de mayo de 2021

Todas las religiones –al menos las monoteístas que tenemos el placer de conocer en el ámbito del Mediterráneo– imponen al creyente un conjunto de valores y actitudes justificados como voluntad divina y, por lo tanto, blindados contra todo debate. Pero mientras poco caso se hace desde los púlpitos a la vulneración de mandamientos del tipo No matarás hay un campo en el que los teólogos han perseguido siempre con dureza todo atisbo de insubordinación: el de las normas sexuales. Y en concreto, las impuestas a la mujer.

En el ámbito de la moral sexual, prácticamente no hay diferencias entre judaísmo, cristianismo e islam, si atendemos a las Escrituras. En lo que sí se diferencian mucho las tres religiones es en la cuota de poder de la que disponen hoy día para imponer sus normas a la población. Desde la Revolución Francesa de 1789, la Iglesia ha perdido su posición como autoridad legisladora. Y este proceso de secularización política es algo que queda pendiente en gran parte de los países de mayoría islámica –Turquía es una honrosa excepción– y especialmente en el llamado mundo árabe.

En este llamado mundo árabe, con la excepción de Líbano y Siria, todos los países proclaman el islam religión del Estado en su Constitución. Esto implica que el ciudadano es por definición musulmán, salvo si pertenece a una minoría religiosa conocida, como la judía en Marruecos, o la cristiana copta en Egipto. La noción de religión (islam) se confunde así con la de ciudadanía: se nace musulmán, se muere musulmánEl derecho a la apostasía no existe: incluso en los países que no la tipifican como delito, simplemente no se contempla que un ciudadano nacido musulmán pueda dejar de serlo. Puede pecar, puede incumplir los preceptos de la fe, pero no puede renunciar a la fe. Y siempre le serán aplicables las leyes dirigidas a la población musulmana.

Un ejemplo que lo ilustra: el artículo 222 del código penal marroquí castiga con seis meses de cárcel a cualquiera que «conocido notoriamente por su pertenencia a la religión musulmana» coma en público durante el ayuno de Ramadán (salvo si es exento según las normas). En la práctica significa que ningún marroquí, salvo si es judío, puede comer en público en su país en Ramadán: la pertenencia al islam es notoria por el hecho de ser ciudadano. Proclamarse ateo en público puede no perseguirse, según el clima político del momento, pero tampoco aceptarse. Y a menudo sí se persigue invocando el artículo que prohíbe «sacudir la fe de los musulmanes»: declararse ateo, se argumenta, es un atentado contra la fe de los demás. Porque demostrar que es posible –concluimos– socava el discurso oficial.

Lee el resto de esta entrada »

Religiones e iglesias en el marco normativo español, por Nieves Montesinos

mayo 18, 2021

Feminismo y Laicismo: III Cuaderno de Formación de Europa Laica

Nieves Montesinos

Nieves Montesinos

Nieves Montesinos Sánchez, Observatorio del Laicismo / III Cuaderno de Formación de Europa Laica, 18 de mayo de 2021

Introducción

Nuestro Estado se configura como un Estado aconfesional, término con el que se supera la tradicional confesionalidad católica, que ha querido entenderse como laicidad, pero que ha dado lugar a muy diferentes y complejas interpretaciones. La laicidad supone la actuación de dos principios jurídicos básicos para garantizar la igualdad y la libertad de creencias en un Estado social y democrático de derecho: la separación del Estado de las diferentes instituciones religiosas, agnósticas o ateas, y la neutralidad del Estado con respecto a las diferentes opciones de conciencia particulares.

Además, si la ponemos en relación con la subordinación estructural de las mujeres, dicha laicidad, no es posible sin una preocupación del Estado por la efectiva libertad e igualdad; supone la necesidad de un debate público plural y racional que enfrente la pretensión de las confesiones religiosas de imponer su percepción de la moral como única y cierta; y, debe suponer una actitud del Estado hacia la igual capacidad efectiva de realizar los derechos básicos.

Estamos en un sistema en el que existe una discriminación estructural hacia las mujeres, y las religiones contribuyen a reforzar y legitimar la discriminación sistémica de las mujeres en nuestras sociedades.

Por ello, conviene abordar desde el feminismo la cuestión de la laicidad porque todas las religiones, especialmente las monoteístas siempre han tenido un gran interés por establecer lo que las mujeres debemos hacer y dejar de hacer, en particular en los espacios que consideran que nos son propios.

Lee el resto de esta entrada »

Grupo de trabajo Feminismo y Laicismo de Europa Laica: COMUNICADO 8 de marzo-Día Internacional de la Mujer

marzo 5, 2021

¡Por un Estado Laico, por una sociedad feminista!

Grupo de Trabajo Feminismo y Laicismo de Europa Laica,
5 de marzo de 2021

Desde el grupo de trabajo Feminismo y Laicismo de Europa Laica queremos hacer constar la importancia del laicismo en las reivindicaciones feministas.

El 8 de marzo, elegido Día Internacional de la Mujer desde 1975 por la ONU, es el día para reivindicar los derechos de las mujeres en todos los aspectos de la vida: a la igualdad ante la ley, a la participación activa en la vida cultural, política, laboral y económica, a su desarrollo personal libre de imposiciones y violencia, y a su dignidad humana. Este 8M será diferente por las restricciones de la covid-19, pero las mujeres seguiremos luchando por acabar con la opresión patriarcal de la mitad de la población. Las mujeres realizamos en su mayoría las labores de cuidados, esenciales para la supervivencia como hemos visto en la pandemia y ya es hora de ponerlo en valor y reflexionar.

La perspectiva feminista conlleva la crítica política al papel de las religiones:

– En la sociedad y las leyes, presionando y tratando de eliminar y limitar los derechos de las mujeres, como lo son los derechos reproductivos.

– En la escuela: Porque las religiones obstaculizan una educación afectiva y sexual sana y respetuosa; también impiden el íntegro desarrollo físico, deportivo, musical, artístico, etc. de cientos de niñas a las que sus  familias no permiten realizar esas actividades.

Europa Laica defiende una educación pública sin ningún tipo de adoctrinamiento religioso, educadora en derechos humanos y en una ética cívica y laica. Es absolutamente necesario transmitir la importancia de una educación en un entorno de igualdad social sin roles de género ni estereotipos. Lee el resto de esta entrada »


Feminismo y laicismo, derechos humanos

marzo 3, 2021

Una de las necesidades del feminismo es conseguir que la sociedad avance hacia la laicidad, ya que las religiones, como pensamiento alejado de la razón y la ciencia sigue afectando a las mujeres convirtiendo su rol de género, en virtud moral

Nélida Otín, vicepresidenta de MHUEL

Nélida Otín Zamora, AraInfo, 3 de marzo de 2021

A lo largo de los dos últimos siglos de nuestra historia reciente hemos observado como los Derechos Humanos han ido ampliando su abanico de objetivos, obviamente porque no es la misma situación política y social en el siglo XIX que en el siglo XXI.

Algunas personas creen que los Derechos Humanos tienen un tope o techo, pero sabemos que son ampliables y se adaptan a las circunstancias y necesidades de cada momento histórico.

Como ejemplo traigo a la reflexión el feminismo y el laicismo como impulsores de una mejor y más libre sociedad igualitaria. Ambos necesarios y complementarios dado que el androcentrismo de la mayoría de las políticas y la misoginia de la teología de cualquier religión, son la crítica feminista. Las mujeres rara vez aparecen en la teología patriarcal como representantes de la humanidad. Significa que los hombres tanto en la política como en las religiones defienden el derecho masculino a definir y controlar la presencia femenina, lo que hacemos las feministas es poner en tela de juicio la autoridad de esta teología y de sus políticas.

Comprobado está, que las religiones son manifestaciones de poder, se nutren de las interpretaciones que les favorecen y asientan con ellas su legitimidad y control social, especialmente subyugan a las mujeres.

Una de las necesidades del feminismo es conseguir que la sociedad avance hacia la laicidad, ya que las religiones, como pensamiento alejado de la razón y la ciencia sigue afectando a las mujeres convirtiendo su rol de género, en virtud moral. Los hombres desde su posición de poder, deben dejar a un lado los mitos y la irracionalidad misógina, y hacer autocrítica respecto a sus privilegios, que tienen solo por nacer varones y que los sitúan cómo categoría superior a las mujeres. Lee el resto de esta entrada »