El lobby religioso toma Bruselas en secreto: más actividad que cualquier empresa y sin huella en el registro

octubre 2, 2019

En los últimos años las iglesias han sumado privilegios que les permiten tener más poder en el seno de la UE sin necesidad de confesarlo públicamente como el resto de grupos de presión.

Primera parte del reportaje “Padre Nuestro que estás en Bruselas”

Lobby religioso

Lobby religioso / Soledad Verduga

Álvaro Merino /Gisella Rojas / Josefina Martí, El Diario.es, 2 de octubre de 2019

Es marzo de 2019. Faltan dos meses para las elecciones europeas y llueve en Bruselas. Hombres de traje y corbata indican el camino a su esperado huésped. Él viste de blanco de pies a cabeza y porta unas gafas metálicas que beatifican su afilada mirada.

En la sala, sus acompañantes se dirigen a él como “padre” o “hermano”, incluida la única mujer presente –la traductora– entre una treintena de hombres. Con un gesto discreto, sostiene la silla mientras su invitado, Jean-Claude Juncker, el presidente y rostro más visible de la Unión Europea, toma asiento. La puerta se cierra y la prensa queda fuera. La tormenta arrecia en la capital belga y Olivier Poquillon, el encargado de vigilar los intereses de los católicos en la UE, sabe que es un buen momento para alargar la sombra de su sotana.

La visita de Juncker a la Comisión de las Conferencias de Obispos de la Comunidad Europea (Comece) subrayó la relación entre el brazo político del Vaticano y el organismo europeo. Poquillon –su secretario general hasta el pasado mes de agosto, puesto que ahora ocupa el español Manuel Barrios– lo tiene muy claro: “Nosotros [la Iglesia católica] llevamos aquí más de 2.000 años; ellos [la UE], 60”, predica este francés, uno de los religiosos más influyentes en Bruselas, en una entrevista concedida para esta investigación el pasado 9 de abril. En su oficina en el distrito europeo bruselense, a tan solo siete minutos a pie del Europarlamento, conviven una foto suya con el papa Francisco, un Mac y una bandera europea.

A unos metros del Berlaymont, el edificio más emblemático de la Comisión, se encuentra también la sede de la Conferencia de Iglesias Europeas (CEC, por sus siglas en inglés). “No estamos buscando privilegios para nuestras iglesias”, defiende allí el reverendo eslovaco Peter Pavlovic, que representa a esta organización a la que pertenecen 114 iglesias ortodoxas, protestantes y anglicanas. Lee el resto de esta entrada »


Medio centenar de lobbies religiosos actúan como grupos de presión en la Unión Europea

diciembre 2, 2018

Hasta 55 organizaciones eclesiásticas se acreditan para influir en las decisiones de la Comisión Europea y el Europarlamento, 24 de cuyos 28 Estados son aconfesionales o laicos

El Papa Francisco en el Parlamento Europeo. Foto: Wikipedia / Público

Eduardo Bayona, Público, 2 de diciembre de 2018

Más de medio centenar de organizaciones religiosas están acreditadas como lobistas ante la Comisión y el Parlamento europeos. Concretamente, el Registro de Transparencia del ejecutivo comunitario recoge entre los 11.913 grupos de presión habilitados para contactar y reunirse con comisarios, burócratas y europarlamentarios la existencia de 55 “organizaciones que representan a las iglesias y las comunidades religiosas“.

Su peso numérico es escaso entre los casi 12.000 lobbies acreditados para tratar de influir en las líneas políticas y de gestión de la UE, entre los que apenas suponen un 0,46%, muy lejos de las 3.161 ONG  de todo tipo de ámbitos, las 1.220 consultorías y despachos de abogados y profesionales, las 4.717 empresas y asociaciones empresariales o los 901 sindicatos y entidades profesionales. Cosas distintas son sus carteras de intereses y la actividad que despliegan, amplias e intensas en algunos casos.

“Los grupos de presión religiosos no son muchos frente a lo que suponen otro tipo de entidades como las empresas o las ONG, pero ¿por qué no iban a poder defender sus intereses como hacen otros colectivos?”, señala el eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi, defensor del sistema de transparencia que se aplica en las instituciones comunitarias, en el que tanto las áreas de interés de cada lobby como las reuniones que sus representantes mantienen con políticos y burócratas quedan registradas y cuya consulta es de libre acceso.

A pesar de ese escaso peso numérico, llama la atención que más de medio centenar de grupos religiosos se hayan registrado para tratar de influir en las decisiones comunitarias cuando 23 de los 28 Estados que integran la UE son aconfesionales y otro, Francia, formalmente laico, mientras únicamente cuatro se definen como afines a una confesión y no aplican la separación iglesia-Estado: el anglicano Reino Unido, en vías de abandonar la UE con el Brexit, los luteranos Finlandia y Dinamarca y la católica Malta. Lee el resto de esta entrada »