El #MeToo de las monjas ante los abusos clericales

julio 30, 2018

Si la iglesia católica no ha tenido más remedio que ir “enterándose” de los innumerables casos de pederastia que se han dado y se están dando en su seno, aún hace “oídos sordos” cuando se trata de la violencia sexual contra monjas por parte de sacerdotes y obispos. De ello se hace eco este breve reportaje de Religión Digital.

Miles de religiosas, reunidas en la plaza de San Pedro / Religión digital

Religión Digital, 30 de julio de 2018

Una monja ya no se confiesa tan seguido como antes, después de que un sacerdote italiano se aprovechara de ella cuando se encontraba en su momento más vulnerable y le contaba sus pecados en un salón de clases de la universidad hace casi 20 años.

En ese tiempo, la monja solo le contó lo sucedido a su superior y a su director espiritual y fue silenciada por la cultura de secreto de la iglesia católica, por sus votos de obediencia y por su propio miedo, repulsión y vergüenza.

Abrió una gran herida en mi interior”, comentó a The Associated Press. “Fingí que no había sucedido”.

Tras décadas de silencio, la monja es una de muchas religiosas que han hecho público un asunto que la iglesia católica no ha aceptado: el abuso sexual de monjas por parte de sacerdotes y obispos.

Una investigación de la AP encontró que han surgido casos en Europa, África, América del Sur y Asia, lo que demuestra que el problema es global y extenso, debido en gran parte a una tradición en la que las mujeres son vistas como personas de segunda clase en la iglesia y a su arraigada subordinación a los hombres que la dirigen. Lee el resto de esta entrada »