Sanz Montes contra el Gobierno: “si pudieran nos cerraban las iglesias del todo y para siempre”

mayo 4, 2020

El arzobispo denuncia una supuesta persecución religiosa y alerta de los planes para realizar ‘expropiaciones abusivas’.

Jesús Sanz Montes en su controvertido acto religioso en Covadonga.

Fuente: Norte.es, 4 de mayo de 2020

A Jesús Sanz Montes le gusta la política y no rehuye la polémica. Desde el inicio de la pandemia, el arzopispo denuncia que las medidas del confinamiento y el cierre de los templos no pueden convertirse en una excusa para que los cristianos tengan que retornar a catacumbas clandestinas”.

Tras las críticas recibidas por la misa que Sanz Montes celebró, ante un grupo de unas veinte personas, en la Cueva de Covadonga, en un comunicado volvía a cargar contra la presunta persecución de un Gobierno que “si pudieran nos cerraban las iglesias del todo y para siempre. Que sería más barato que volverlas a quemar con hicieron antaño”. El mensaje, que parece interno, ha sido sin embargo publicado por la web El Criterio (también por otras webs)

En el mensaje a los suyos Sanz Montes se despacha a gusto contra un Gobierno y contra unas presuntas “redes podemitas” que habrían organizado “una mini campaña de acoso y pretendido derribo” por celebrar misa en la Santa Cueva con un grupo de personas. El objetivo sería “intentar cerrarnos”. Sanz Montes señala en esta comunicación hecha pública por El Criterio que “fuimos alertados por un alto oficial de la Guardia Civil, que yo agradecí pero no acepté el amedrentamiento por parte de estos terroristas de la censura y extorsión”. Es por ello que la máxima autoridad religiosa de Asturies pide a los religiosos que “seamos prudentes y sigamos las normas, pero no nos amilanemos por miedo”, pues en su opinión, las normativas para el culto y las ceremonias religiosas son “el equivalente a las medidas económicas que están tomando con derecho a expropiación abusiva”.

 


Elegir como gobierno legítimo al bando golpista / #TalDíaComoHoy

mayo 4, 2020

El 4 de mayo de 1938 no fue un buen día para España: El Vaticano reconoce como gobierno legítimo al bando golpista

Elegir como gobierno legítimo al bando golpista | De Buenas a ...

Víctor Lloret, Cadena SER, 4 de mayo de 2020

El 4 de mayo de 1938 no fue un buen día para España. De hecho, España llevaba casi dos años malos…

Todo había empezado en julio de 1936, cuando buena parte del ejército se había levantado contra el gobierno legítimo de la nación para imponer un retorno al oscurantismo y la represión que habían caracterizado gran parte de la historia moderna del país.

Entre las cosas que reivindicaban estos militares liderados por el general Franco estaba un retorno a la posición de privilegio de la iglesia católica en la vida social y política de los españoles. La república, la institución contra la que se habían levantado, estaba intentando que se abriera paso una sociedad más progresista y laica, pero esto enfureció tanto a la iglesia como a los militares.

De hecho, el propio Franco no dudaba en catalogar la matanza de compatriotas que estaba realizando como “cruzada nacional”; una cruzada en la que se había bombardeado a población civil desarmada sin ningún tipo de contemplaciones, y se habían perpetrado matanzas como la masacre de Badajoz, en la que fueron ejecutados a sangre fría miles de ciudadanos, incluyendo a mujeres y niños.

Pero los miles de asesinados del bando fascista no fueron suficientes para disgustar a la iglesia católica. El 4 de mayo de 1938 la Santa Sede tuvo uno de sus días más negros, al reconocer como legítimo gobierno del estado español a los militares dirigidos por Franco. Este, como agradecimiento, siguió mostrando su distancia sideral con los ideales de Jesucristo durante el resto de su cruzada nacional. Ironías de la vida.

Audio
Lee el resto de esta entrada »


Lío monumental con el listado de inmatriculaciones de la Iglesia en Asturias

mayo 4, 2020

El Colegio de Registradores revela ahora que entregó al Gobierno asturiano una relación “actualizada y completa” de bienes eclesiásticos, que rectifica otro polémico inventario presentando en 2018 con tan solo 26 inmuebles y que fue calificado de” burla” por los colectivos patrimonialistas. Lo sorprendente es que la consejera de Cultura compareció hace apenas un mes en el Parlamento regional con la lista antigua, que no incluía ninguno de los monumentos del arte prerrománico.

Iglesia de San Julián de los Prados, en Oviedo. WIKIPEDIA

Iglesia de San Julián de los Prados, en Oviedo / WIKIPEDIA

A. Moreno, Público, 4 de mayo de 2020

El listado de las inmatriculaciones de la Iglesia católica en Asturias, que incluye la práctica totalidad del tesoro arquitectónico prerrománico, va camino de convertirse en un embrollo monumental. El decano del Colegio de Registradores, Enrique Español, acaba de revelar a Público que entregó en febrero de 2019 al Gobierno regional un catálogo completo de bienes eclesiásticos inmatriculados. El anuncio añade un elemento más de confusión a la ya desconcertante gestión de las inscripciones de la Iglesia y compromete no solo la actuación del Ejecutivo asturiano sino también la de la propia institución registral.

La consejera de Cultura, Berta Piñán, afirmó hace apenas un mes en el Parlamento asturiano que “no había evidencias” de la inmatriculación de los bienes del prerrománico y enarboló en la tribuna un listado con solo 26 fincas de un exiguo documento elaborado por el Colegio de Registradores en agosto de 2018.

En esa relación, en efecto, no aparecía ninguno de los Monumentos Nacionales pertenecientes al prerrománico. Días después, sin embargo, Público reveló en sus páginas las notas registrales de, al menos, tres joyas arquitectónicas reconocidas, además, como Patrimonio Mundial por la Unesco: Santa Cristina de Lena, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados.

En el momento de la comparecencia de la consejera de Cultura, y conforme a las declaraciones del decano del Colegio de Registradores, el listado “actualizado y completo” de las inmatriculaciones eclesiásticas de Asturias dormía en alguno de los cajones de la Consejería de Justicia. Por razones no aclaradas, Berta Piñán no hizo mención a ese inventario en su respuesta al requerimiento de Podemos. Por el contrario, y de forma sorprendente, anunció en sede parlamentaria que iba a pedir al Colegio de Registradores las inmatriculaciones de todos los monumentos del arte prerrománico, cuando, presuntamente, ya habían sido entregadas y obran en poder de su colega del Consejo de Gobierno. Lee el resto de esta entrada »


Iglesia, IRPF y aplausos

mayo 4, 2020

…No es coherente reivindicar la sanidad pública y, al mismo tiempo, desviar impuestos para salarios y televisiones de la Iglesia…

La energía de los aplausos | La Verdad

Eugenio Piñero Amendros Levante,  3 de mayo de 2020

Hace ya semanas que gran parte de la ciudadanía dedica desde sus balcones un merecido aplauso a las mujeres y hombres que han estado expuestos al contagio del COVID-19, cajeras, repartidores, transportistas y profesionales de sectores estratégicos para un funcionamiento mínimo de la sociedad. Pero si a alguien se le dedican especialmente los aplausos es al personal sanitario. ¿Pero qué significan realmente estos aplausos?

 Hasta la semiótica más ramplona interpreta en estos aplausos un reconocimiento por el riesgo que corren atendiendo a los enfermos del virus. Pero también es un aplauso solidario por las precarias condiciones en que han tenido que trabajar; y un aplauso reivindicativo de la sanidad pública, la que ha frenado el avance del virus y le ha hecho retroceder. Es un aplauso con mensaje: la sanidad pública es el “salvavidas” imprescindible que, como sociedad, debemos mantener impoluto para cuando nos haga falta. Como ahora.

Con esta pandemia, nos hemos dado cuenta de que la inversión pública en ciencia, investigación, sanidad y prestaciones sociales, son imprescindibles para la supervivencia de la sociedad. No para vivir de manera opulenta. Sencillamente para sobrevivir. Y esa inversión la hace el Estado porque recauda impuestos, de las actividades comerciales a los beneficios del capital, pasando por el IRPF. Aportación colectiva para el sostenimiento de la sanidad pública y otras necesidades sociales. Por eso, toda merma de esa aportación me parece uno de los actos más insolidarios que se pueda ejercer contra la sociedad. Y más en el momento actual. Lee el resto de esta entrada »