Elecciones presidenciales en Irán: Doce datos sobre Raisí y la última “república” islámica iraní

junio 12, 2021

Ahora imaginen que en la España franquista el Caudillo hubiera organizado unas elecciones presidenciales con la ayuda del Opus Dei y otras entidades del sistema en las que los candidatos sólo podrían ser hombres, leales, y católicos. Pues, en la RI, sólo los hombres pueden ser presidentes (art. 115 de la Constitución), y sólo los musulmanes, y de estos solo los chiitas, y de estos sólo los duodecimanos (que no los ismaelitas, por ejemplo), y entre ellos sólo los que tienen el certificado de lealtad absoluta hacia el Líder …

IRAN-POLITICS-VOTE

Un partidario del candidato presidencial iraní Ebrahim Raisi camina junto a sus carteles durante un mitin de campaña electoral en la capital, Teherán, el 10 de junio de 2021 / AFP

Nazanín Armanian, Público, 12 de junio de 2021

1. “Es posible que en el futuro no celebremos elecciones, pero la democracia religiosa y la república tendrá otras manifestaciones”, así adelantó el ayatolá Alí Jamenei, el líder de la República Islámica (RI) su intención de desmantelar uno de los pocos órganos “electos” de la teocracia en un discurso sobre las elecciones presidenciales del 16 de junio.

No pretende instaurar el sistema político del islam, el califato, sino el de su rama chiita en la que el poder (i) es propiedad de los descendientes de Mahoma, (ii) se transmite de forma hereditaria, y (iii) exclusivamente a los varones.

En realidad, en 1978, la República Islámica iba a llamarse Estado Islámico como proyecto vital del ayatolá Jomeini para recrear los años del gobierno de Mahoma en Arabia del siglo VI. Fue bajo la presión de su equipo que le acompañó desde París y los reclamos de los ciudadanos, hartos de miles de años de monarquías “designadas por los dioses”, lo que obligaron al ayatolá a aceptar la “república”, inventada por los “cristianos occidentales”, pero solo de cara a la galería. De hecho, introdujo en la Constitución el concepto de Velayat-e-Faqih (Tutela del jurista islámico), inexistente en el chiismo, que concentra en la persona del Caudillo -designada por una curia de chiitas duodecimanos- todas las facultades de un rey absolutista. Jomeini instaló su peculiar nacionalchiismo, apoyándose en dos instituciones: los Guardianes Islámicos, cuerpo militar formado por los hijos de bazaríes y jóvenes desclasados, y unos tribunales asombrosamente parecidos a la inquisición. 

Lee el resto de esta entrada »

El Vaticano, China, Vox y una demoscópica: los tentáculos del presidente de la Universidad Católica de Murcia

junio 12, 2021

La UCAM se ha afianzado en sectores más allá del plano educativo superior con el patrocinio de deportistas, la creación de su propio barómetro, o la estrecha relación con la Iglesia

e6de6c9d-3160-47ba-bcd9-f7b0f081d217_16-9-discover-aspect-ratio_default_1021093

El Papa Francisco, junto con el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, su esposa María Dolores García y su hija María Mendoza con las camisetas del UCAM CF y UCAM CB en la Santa Sede.

Santiago Cabrera/Elisa Rechi, El Diario, 12 de junio de 2021

Mucho se ha hablado sobre José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), y su tendencia a polemizar. Una diatriba de hipérboles que enmascaran el profundo entramado de relaciones que le otorgan un estatus económico y político de primer nivel. Ofrecer una abanico de grados y másteres ‘low cost’ es su principal fuente de sustento, pero no el único.

No en vano recibió hace menos de un mes, y de manos del Papa Francisco, la cruz ‘Pro Ecclesia et Pontifice’, una condecoración que le reconoce su trayectoria de servicio al actual sumo pontífice y los dos anteriores, Benedicto XVI y Juan Pablo II. La buena relación del presidente de la UCAM con el Vaticano es vox populi: en 1996 el obispo de la diócesis de Cartagena, Javier Azagra, firmó un ‘decreto de erección’ que dio la titularidad y propiedad de la Universidad Católica a la Fundación San Antonio, que también es propiedad de Mendoza. Un año después, el presidente de la institución educativa empezó a llevar cheques en persona al Papa para el Óbolo de San Pedro. Uno de esos talones, con una cuantía de 100.000 euros, acabó en manos del mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, a quien acusaron de haberlo robado.

Lee el resto de esta entrada »