Desiximos al “Principado” un plan de recuperanza de bienes inmatriculaos pola Ilesia

Andecha Astur desixe al “Principado” la ellaboración d’un llistáu completu y un plan de recuperanza de los bienes inmuebles asturianos inmatriculaos pola Ilesa católica. De nun ser asina, el gobierno del “Principado” sedríe cómpliz del procesu d’aprobación indebía por inmatriculaciones protagonizáu pola Ilesia católica n’Asturies

Pulsar sobre imagen para ampliar

Andecha Astur, 3 de marzo de 2021

El Gobiernu español dio a conocer apocayá un llistáu de bienes inmuebles asitiaos n’Asturies y que foron indebíamente inmatriculaos pola Ilesia católica, lo que valió pa reabrir temporalmente un pequeñu alderique social sobro la custión que, pasáu dalgún tiempu, abocanará comu asocedió otres vegaes.

Énte esta rialidá Andecha Astur, que yá denunciara ente la Unesco l’apropiación del prerrománicu asturianu, y protagonizó estremaes iniciatives al respeutu, quier esclariar dalgunos puntos:

El procesu d’apropiación indebía mediante inmatriculaciones que protagonizó la Ilesia católica n’Asturies ye d’una gravedá tremenda, pos indicios razonables permiten sospechar que la cifra d’inmuebles inmatriculaos ye’l triple de la reconocía pol gobiernu español (sólo 549), incluyendo la mayor parte de los monumentos del Arte Asturianu y fasta bienes inmuebles que nun teníen usu nin vinculación relixosa denguna.

El que los llistaos de bienes inmatriculaos seyan siempre enguedeyaos ya incompletos, débese tanto a la culposa política escurantista que caltién la Ilesia católica pa que nun se conozan les sos apropiaciones, comu a la complicidá del Gobiernu asturianu y del español cola Ilesia católica, cola que nun quieren confrontrar de manera dala.

Asturies nun pue permitise qu’una tema d’esta importancia política, social, cultural y económica, seya oxetu de minidebates intermitentes qu’enxamás algamen una solución política final, que resulte favoreceora pa los intereses públicos asturianos. Nin, por supuesto, de pautos tácitos ente gobiernos cómplices cola Ilesia católica.

Poro, Andecha Astur desixe, tanto al Gobiernu asturianu comu al español, una política decidía que dé acabau a la presente situación y proponemos:

Que los poderes públicos esclarien qu’entrar na reclamación xudicial individualizá de caún de los bienes incautaos pol Vaticanu ye tan imposible ya inabarcable comu impresentable, porque se partiría de reconocer la propiedá eclesiástica.

Que los poderes públicos asuman la so obligación d’aperiar con urxencia un marcu llexisllativu que permita la espropiación de tolos bienes inmatriculaos pola Ilesia católica, convirtiéndolos darréu en bienes de titularidá pública, ensin que proceda indenización denguna.

Que l’Estáu español rescinda darréu’l Concordatu col Estáu`l Vaticanu, dando acabu a les rellaciones privilexaes que dende’l reináu d’Isabel II de Borbón (más tardi Franco, Juan Carlos I y Felipe VI) vien prestando l’Estáu español, vía concordatos, a la sociedá d’intereses y negocios privaos que representa la Ilesia católica.

Andecha Astur denuncia la responsabilidá que nesta situación tien el Gobiernu d’Asturies, que primero nun s’opuso al procesu d’inmatriculaciones, que calló demientres se producía, que fizo por desinformar cuandu dempués se conoció, qu’acabó por reconocelu a la fuercia y ensin asumir responsabilidá denguna nel procesu, y que nun amuesa interés dalu por solucionar.

Adrián Barbón, comu Presidente, Berta Piñán, comu Conseyera Cultura, y Rita Camblor, comu Conseyera Presidencia (con competencies en Xusticia), tienen la obligación ética y política de demostrar que’l Gobiernu asturianu nun ye cómpliz activu d’estes apropiaciones indebíes, cometíes pola Ilesia católica.  Y tienen la responsabilidá de presentar énte la Xunta Xeneral tanto un llistáu completu y correchu de los bienes inmatriculaos, comu un plan específicu pa la recuperanza de los bienes asturianos que la Ilesia católica incautó. En casu de nun cumplir con estes responsabilidaes, los tres prestaríen un meyor sirviciu a Asturies si abandonaren los sos cargos.

Andecha Astur llama a los partíos con representación na Xunta Xeneral a dexase d’alderiques estéticos y de propuestes redautaes con medies tintes, y a sumase a los tres pidíos, claros y direutos, que güei presentamos al Gobiernu asturianu y al español.

 


Exigimos al “Principado”un plan de recuperación de los bienes inmatriculados por la iglesia

Andecha Astur exige al “Principado” la elaboración de un listado completo y un plan de recuperación de los bienes inmuebles asturianos inmatriculados por la iglesia católica. De no un ser así, el gobierno del “Principado” sería cómplice del proceso de apropiación indebida por inmatriculaciones protagonizado por la Iglesia católica en Asturias.

El Gobierno español ha dado a conocer recientemente un listado de bienes inmuebles asentados en Asturias y que han sido indebidamente inmatriculados por la Iglesia católica, lo que ha servido para reabrir temporalmente un pequeño debate social sobre la cuestión que, pasado algún tiempo, amainará como ha sucedido otras veces.

Ante esta realidad Andecha Astur, que ya había denunciado entre la Unesco la apropiación del prerrománico asturiano, y ha protagonizado  iniciativas al respecto, quiere aclarar algunos puntos:

El proceso de apropiación indebida mediante inmatriculaciones que ha protagonizado la Iglesia católica en Asturias es de una gravedad tremenda, pues indicios razonables permiten sospechar que la cifra de inmuebles inmatriculados es el triple de la reconocida por el gobierno español (sólo 549), incluida mayor parte de los monumentos del Arte Asturiano y hasta bienes inmuebles que no un tenían utilización ni vinculación religiosa alguna.

Que los listados de bienes inmatriculados sean siempre enredados e incompletos, se debe tanto a la culposa política oscurantista que mantiene la Iglesia católica para que no un se conozcan su apropiaciones, como a la complicidad del Gobierno asturiano y del español con la Iglesia católica, con la que no un confrontamiento.

Asturias no puede permitirse que un tema de esta importancia política, social, cultural y económica, sea objeto de minidebates intermitentes que jamás alcanzan una solución política final que resulte favorecedora para los intereses públicos asturianos. Ni, por supuesto, de pactos tácitos entre gobiernos cómplices con la Iglesia católica.

Por tanto, Andecha Astur exige, tanto al Gobierno asturiano como al español, una política decidida que dé fin a la presente situación y proponemos:

Que los poderes públicos aclaran que entrar en la reclamación judicial individual de cada uno de los bienes incautados por el Vaticano es tan imposible e inabarcable como impresentable, porque se parte de reconocer propiedad eclesiástica.

Que los poderes públicos asuman su obligación de preparar con urgencia un marco legislativo que permita la expropiación de todos los bienes inmatriculados por la Iglesia católica, para convertirse seguidamente en bienes de titularidad pública, sin que proceda indemnización alguna.

Que el Estado español rescinda seguidamente el Concordato con el Estado de el Vaticano, dando por finalizadas las relaciones privilegiadas que desde el reinado de Isabel II de Borbón (más tarde Franco, Juan Carlos I y Felipe VI) viene prestando el Estado español, vía concordatos, a la sociedad de intereses y negocios privados que representa la Iglesia católica.

Andecha Astur denuncia la responsabilidad  que en esta situación tiene el Gobierno de Asturias que inicialmente no se opuso al proceso de inmatriculaciones, que ha callado mientras se producía, que ha hecho por desinformar cuando después se ha conocido, que ha acabado por reconocer a la fuerza y sin  asumir responsabilidad alguna en el proceso, y que no muestra interés  en dar solución.

Adrián Barbón, como Presidente, Berta Piñán, como Consejera de Cultura, y Rita Camblor, como Consejera de Presidencia (con competencias en Justicia), tienen la obligación ética y política de demostrar que el Gobierno asturiano no es  cómplice activo de estas apropiaciones indebidas, cometidas por la Iglesia católica.  Y tienen la responsabilidad de presentar ante la Junta General tanto un listado completo y correcto  de los bienes inmatriculados, como un plan específico para la recuperación de los bienes asturianos que la Iglesia católica incautó. En caso de no  cumplir con estas responsabilidades, los tres prestarían un mejor servicio a Asturias si abandonaran su cargos.

Andecha Astur llama a los partidos con representación en la Junta General a dejarse  de debates estéticos y de propuestas redactadas con medias tintas, y a sumarse a las tres peticiones, claras y directas que hoy presentamos al Gobierno asturiano y al español.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: