El Arzobispado denuncia al Ayuntamiento de Oviedo por la casa rectoral del Naranco

octubre 30, 2019

El negocio inmobiliario y especulativo de la iglesia, ahora con la rectoral del Naranco

Resultado de imagen de casa rectoral en el Naranco

La casa rectoral está situada a pocos metros de Santa María del Naranco

30 de octubre de 2019

En 2017 el arzobispado solicitó permiso al Ayuntamiento para rehabilitar la antigua casa rectoral situada a pocos metros de Santa María del Naranco. Tanto el Ayuntamiento como el Consejo de Patrimonio Cultural mostraron su negativa al proceso, señalando que cualquier intervención urbanística en las inmediaciones de los monumentos «podría poner en peligro la catalogación como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco».

El Arzobispado, según recogía El Comercio, aspiraba “a rehabilitar ese edificio como una vivienda unifamiliar con dos garajes, lavandería, almacén, cuatro baños y tres dormitorios. En total, tendría 189 metros útiles con semisótano, planta baja, primera planta y bajo cubierta. Y podría haberse interesado un comprador. De llegar a hacerse, algo que ha quedado paralizado de momento, la casa tendría un precio de más de 600.000 euros, según estimaciones del mercado inmobiliario actual”.

Ahora, señala la RTPA: La batalla entre el Ayuntamiento de Oviedo y el Arzobispado por la casa rectoral situada en el Naranco llega a los tribunales. El Arzobispado ha presentado un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso contra el Servicio de Patrimonio Cultural y contra el Consistorio por denegar la licencia para restaurar esa vivienda. Lee el resto de esta entrada »


Los negocios de la iglesia: El Cabildo ha duplicado el precio de la entrada a la Mezquita Catedral desde que la inmatriculó

octubre 23, 2019

El coste que pagan los turistas por visitar el monumento cordobés ya es uno de los más altos de Andalucía

Alfonso Alba, Cordópolis, 23 de octubre de 2019

El Cabildo ha duplicado el precio que cobra a los turistas por entrar a visitar la Mezquita Catedral desde que la inmatriculó, en el año 2006. De hecho, la entrada a todo el conjunto de la Mezquita Catedral, incluida la torre-alminar, es ya una de las más caras de todos los monumentos de Andalucía, incluida la propia Alhambra de Granada, cuya visita nocturna es bastante más barata.

El 1 de enero de 2020, los turistas tendrán que pagar un precio unitario de 11 euros por entrar a la Mezquita Catedral. Además, si quieren subir a la torre (con un ticket que incluye también la visita a cualquiera de las iglesias fernandinas de la ciudad), tendrán que abonar otros dos euros más. En total, el abono es de 13 euros. La visita nocturna, en cambio, sigue costando lo mismo: 18 euros por turista que acceda a El Alma de Córdoba.

El Cabildo Catedralicio inmatriculó la Mezquita Catedral en el año 2006, aprovechando la famosa Ley Hipotecaria que el Gobierno de Rajoy acabó reformando tras las protestas ciudadanas. En ese año, entrar a la Mezquita Catedral de Córdoba costaba 6,5 euros para todos aquellos que no residían en Córdoba. Los cordobeses siguen entrando gratis al monumento. En aquel año, el Cabildo aprobó una subida de las entradas hasta los ocho euros. Este precio se mantuvo fijo hasta que en noviembre de 2016 el Cabildo anunció otro incremento: diez euros. Ahora, ha decidido un incremento de otro 10%. En estos años desde que se inmatriculó la Mezquita Catedral, el precio prácticamente se ha duplicado.

Desde el año 2006, los precios y el coste de la vida en España ha aumentado en un 20,6%, según el IPC acumulado desde hace 15 años. Con esa trayectoria, el precio de las entradas de la Mezquita Catedral debería estar en 7,83 euros. Al contrario, alcanza ya los 11 euros. Es algo más de tres euros de incremento con respecto al coste de la vida. Lee el resto de esta entrada »


Fondos buitre por la gracia de dios

octubre 22, 2019

La iglesia está en su derecho de pedir y yo en el mío de recomendar que no lo hagan, escribe Nieves Concostrina

El edificio de Fuencarral 112, uno de los 14 inmuebles que eran propiedad de Fusara.

El edificio de Fuencarral 112, uno de los 14 inmuebles que eran propiedad de Fusara./ VÍCTOR SAINZ

Nieves Concostrina, El País, 22 de octubre de 2019

Si deciden dejar toda o parte de su herencia a alguna organización humanitaria, fantástico. Seguro que destinarán el dinero a salvar vidas en zonas de conflicto, a crear hogares infantiles en países pobres, a fabricar prótesis para niños víctimas de minas antipersona, a hacer pozos de agua en aldeas perdidas… pero piénsenlo muy bien antes de dejarle ni un euro a la Iglesia. Ellos están en su derecho de pedirlo, sí; y yo en el mío de recomendar que no lo hagan.

¿Recuerdan el pisazo en el que se empadronó el arzobispo Rouco Varela cuando se jubiló? Era el octavo derecha de la Calle Bailén, 12, uno de los edificios con mejores vistas de Madrid. Casi 400 metros cuadrados, seis habitaciones, cuatro baños, pedazo de salón y gran terraza. Allí se fue a vivir el sibarita arzobispo Rouco con dos monjas que lo atendían como dios manda y otro cura a su servicio que le librara de dar palo al agua. Esa lujosa casa valorada en 1,3 millones de euros que dejó en herencia una particular, pasó a formar parte de uno de los muchos inmuebles exentos de pagar impuestos, como todas las residencias “de los obispos, de los canónigos y de los sacerdotes con cura de almas”. ¿Cura de almas? ¿En serio? ¿No hay otro eufemismo menos cínico? Quizás esa particular incauta pensó que su acto de generosidad se emplearía en dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, alojar a los enfermos o dar techo al necesitado. Me parto. Lee el resto de esta entrada »


La Iglesia vende 14 edificios en el centro de Madrid: inquilinos a la calle

octubre 17, 2019

El patronato que gestiona Fusara, y que estudia destinar el dinero a un gran proyecto educativo de educación concertada, lo forman seis miembros: el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el alcalde, José Luis Martínez-Almeida; la delegada del Gobierno, Paz García Vera; el decano del Tribunal de la Rota, Carlos Manuel Morán, y dos sacerdotes de la capital. Para la operación se utilizaron 15 sociedades interpuestas

La vecina Maria Isabel Martinez, de 75 años, nació en una de las casas de Fusara.

La vecina Maria Isabel Martinez, de 75 años, nació en una de las casas de Fusara. “Sabiamos que estas fincas no se podían vender porque nos dijeron que las rentas iban para un orfanato” / VÍCTOR SAINZ

Manuel Viejo, El País, 17 de octubre de 2019

Hace dos semanas sonó el timbre de más de 200 hogares repartidos en 14 inmuebles en el centro de Madrid. Un joven trabajador de una empresa de paquetería se presentó con un burofax. “Vino un señor y me dio una carta sin más explicaciones”, cuenta María del Carmen Martínez, de 92 años, en el salón de su casa de la calle Angosta de los Mancebos 2, de La Latina. “Mi hija me explicó que igual nos echan de casa. ¡Y yo pensé que era propaganda!”. Lo mismo le contaron al cocinero Luis Fernández sobre su local de la calle Santa Teresa 9: “No entiendo qué está pasando”. Es el primer paso: los 14 bloques de viviendas pertenecían a Fusara, una fundación tutelada por la Iglesia que contaba con estos inmuebles en propiedad gracias a la herencia de dos familias adineradas. Hasta ahora. El 30 de julio se vendieron todos, pero Fusara no explica los detalles de la operación, la cuantía de la venta y tampoco confirma si el dinero irá en parte para crear un gran proyecto de educación concertada en Madrid.

Lo que parece claro es el negro futuro que les espera a los inquilinos. “Vine a esta casa con un año y ahora no nos quieren dejar morir a gusto”, dice la vecina María Teresa Alonso, de 79 años. Los receptores del burofax son inquilinos con contratos de alquiler en vigor: unos tienen rentas antiguas y otros, en su mayoría, por debajo del precio de mercado. Con sus mensualidades se mantenían los centros educativos con los que aún cuenta la fundación Fusara. Ahora los vecinos de los 14 bloques se están organizando. Su intención es denunciar a Fusara porque siempre les aseguró que sus casas no serían vendidas.

El patronato que gestiona Fusara lo forman seis miembros: el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el alcalde, José Luis Martínez-Almeida; la delegada del Gobierno, Paz García Vera; el decano del Tribunal de la Rota, Carlos Manuel Morán, y dos sacerdotes de la capital. La liquidación y venta de los 14 inmuebles se aprobó el 30 de julio. Los vecinos se preguntan ahora quién es el nuevo propietario y qué va a pasar con sus contratos. Lee el resto de esta entrada »


Los negocios de la iglesia en Orense: el Obispado vendió tres casas rectorales y cinco pisos en 2019

agosto 14, 2019

Hay otras tantas propiedades acordadas para la venta y el destino es turismo rural y viticultura

Fachada de la casa rectoral de Parada de Sil, ahora alojamiento de turismo rural.

Fachada de la casa rectoral de Parada de Sil, hoy alojamiento de turismo rural

Elisabet Fernández, La Región, 14 de agosto de 2019

Los inversores extranjeros que compran edificios antiguos (rectorales, pazos, monasterios…) para montar negocios en el rural ourensano tienen en los bienes del Obispado de Ourense una oportunidad. Las casas rectorales en las que en el pasado vivía el sacerdote de la parroquia y que han quedado en desuso se reparten por centenas en Ourense. El destino es variopinto: hay propiedades en venta cuya rehabilitación tiene potencial para crear un proyecto (hostelería, principalmente); otras que se ceden a asociaciones y actividades vecinales y otras que están en ruinas y que suponen un quebradero de cabeza a la Diócesis de Ourense, que debe mantenerlas. La Iglesia ourensana intenta deshacerse de sus bienes inmobiliarios y el reto no es fácil. Con todo, en lo que va de año, el Obispado de Ourense ha conseguido vender tres casas rectorales, cinco pisos y seis o siete fincas, según la información aportada por el delegado de Asuntos Económicos, Raúl Alfonso González.

Turismo rural de lujo

La rectoral de Parada de Sil, que se estrenó el pasado mes de junio como casa de turismo rural de clase A (valora singulares características y valor arquitectónico),es uno de estos bienes a los que el Obispado de Ourense ha conseguido dar salida. Estaba casi en ruinas y un emprendedor de Mérida, con orígenes ourensanos, apostó por el proyecto. A principios de agosto, el establecimiento celebraba los buenos datos de ocupación y ya tenía un 95% reservado para este mes, esperando llegar al 100%. Es una previsión compartida desde el Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra, que espera un récord de visitantes en los hoteles y el resto de establecimientos. “Las casas rectorales que hemos vendido en lo que va de año están destinadas a ser bodegas, proyectos de viticultura. Otra es para el turismo rural”, explica el delegado de Asuntos Económicos.

Lee el resto de esta entrada »


El negocio inmobiliario del obispo de San Sebastián

agosto 11, 2019

José Ignacio Munilla, uno de los prelados más conservadores, se enfrenta a las protestas de sus parroquianos por convertir edificios del Obispado en apartahoteles.  Una carta pública de los feligreses le acusa de “tiburón de las finanzas”.  Y añade: “¿Qué pretende hacer con tanto dinero?

Concentración de protesta ante la catedral del Buen Pastor / RD

Jaime Bastante, Religión Digital, 11 de agosto de 2019

Diez años de Munilla en San Sebastián: ¿Una diócesis en venta?

A Munilla le ha estallado esta acusación de “operación especulativa” cuando cumple diez años como jefe de la iglesia en San Sebastián.

Iglesia rica o Iglesia pobre. El décimo aniversario de José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián está envuelto en la revuelta (en términos católicos) que se la levantado al prelado conservador en su diócesis. Los primeros movimientos surgieron en diciembre pasado cuando varios centenares de fieles se concentraron frente a la catedral para protestar contra la “actuación autoritaria del Obispado” y su decisión de “embarcarse en el negocio hotelero” al transformar dos edificios de su propiedad en apartahoteles. La ola de protesta contra “el rumbo descaminado que está tomando la dirección del obispado” no ha amainado.

Esta semana, una carta pública ha circulado por la capital donostiarra: “¿Hacia dónde desea ir usted? Actúa solo desde el poder que le da su cargo, sin consultar con nadie. Eso es más propio del siglo XVIII. Hoy vivimos con otros valores como el del respeto, la comunicación, el diálogo, la igualdad, la diversidad, el acuerdo y el amor”.

Munilla –uno de los prelados más conservadores de España– lleva meses en los papeles volanderos de protesta por supuestas maniobras inmobiliarias con propiedades eclesiales: Lee el resto de esta entrada »


El arzobispado de Oviedo vende la casa rectoral de Figueras, en Castropol, pese a la oposición vecinal

febrero 1, 2018

Negocio inmobiliario de la iglesia, casa rectoral de Figueras

Rectoral de Figueras (Im. cedida por F. García) / Fuente

1 de febrero de 2018

A finales de diciembre de 2017, el pleno del Ayuntamiento de Castropol, por unanimidad, había aprobado una moción, presentada por el PSOE, por la que “se instaba al Arzobispado de Oviedo a paralizar la subasta de la casa rectoral de Figueras y buscar otra alternativa a la venta del edificio que permita el uso del mismo por parte de los vecinos” “Nos unimos y respaldamos la petición que hacen los vecinos de Figueras; pedimos al Arzobispado de Oviedo que paralice la venta de la casa rectoral y también que busque solución a otras rectorales del concejo, en la misma situación, para que se puedan seguir utilizando por parte del pueblo y de los vecinos”, (LNE), señalaba la alcaldesa en funciones de Castropol, Teresa Dorado.

Pues bien, a pesar de la oposición de los vecinos, el arzobispado vendió la casa rectoral, fruto de la donación una vecina de la localidad a beneficio de la parroquia, subástándola a un precio de salida de 65.000 euros el pasado 24 de enero.

La Voz de Asturias:

Los vecinos de Figueras (Castropol) se han quedado sin casa rectoral. El arzobispado de Oviedo la ha vendido tras acudir a la subasta que compró un comprador. Lo confirmaron ayer fuentes del Arzobispado, que no han querido informar de la identidad del nuevo propietario ni de la cantidad finalmente desembolsada.

La subasta se celebró el pasado 24 de enero con un precio de salida de 65.000 euros. Desde que se supo de su convocatoria, a finales de diciembre, los vecinos se opusieron radicalmente a la venta de un inmueble que, aseguran, les prestaba mucho servicio. Allí se reunían y guardaban material de las asociaciones. Su pérdida dicen, «ha sido un mazazo». Incluso habían pagado de su bolsillo algunas reparaciones de la casa, por lo que se declaran muy defraudados con el arzobispado.